LÍMITES Krauze

|




–Tal vez el historiador liberal Enrique Krauze pone demasiado en los individuos y deja de ver los procesos sociales e históricos.
–Elimina o pasa por alto o es demasiado bondadoso con las contradicciones personales y los procesos materiales.
–El historiador de la libertad mira poco la historia de la injusticia, la desigualdad y las ignominias que la misma libertad puede producir en el choque de valores personales y universales de la vida y la historia.
–Marx no es un absoluto, pero tampoco lo es Freud. ¿Cómo combinarlos junto a los escritores, poetas y artistas?
–Con todo, para mí, el saldo de la mirada crítica, amorosa y dubitativa del humanista Enrique Krauze es muy positivo. Es un benefactor de la cultura mexicana en el mundo. Por supuesto, no es el único.
–Y su crítica al presidente historiador Andrés Manuel López Obrador es muy pertinente y necesaria. ¿Cómo viviremos el 2021 y el 2024?
–Krauze no es un enemigo del pueblo. Es un liberal disidente que no quiere perseguir hasta el fin del mundo a la ballena blanca Moby Dick, al lado del capitán enloquecido Ahab.
–El amor como la crítica son un vínculo.


Q, Presidentes, viernes 28-VI-2019.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario