LAS TRAMPAS DE LA FE POLÍTICA y la PASIÓN CRÍTICA.

|




Como en los mejores tiempos del PRI presidencialista, digamos hasta los años 70-80, los fieles del presidente moreno Andrés Manuel López Obrador pueden cuestionar, criticar y dudar del partido-movimiento en el poder, así como de los diputados, senadores, gobernadores y demás funcionarios y candidatos morenos, en suma de la nueva vieja clase política en el poder, pero no del señor presidente, el cual es infalible y no se le toca ni con el pétalo de una flor, sólo se le aplaude y se le santifica:

–¡Es un honor estar con Obrador!

Y quienes se atreven a manifestar su pasión crítica en libertad sobre la sagrada misión política y redentora del Santo Patrono Político de nuestro tiempo mexicano, AMLO, inmediatamente son condenados y maltratados verbalmente como parte de los enemigos identificados del pueblo.

Protesto. Protesto. Protesto. Protesto. Protesto.

–El espíritu crítico es la gran conquista de nuestro tiempo.

–Nada hay sagrado o intocable para el pensamiento excepto la libertad de pensar.

–Un pensamiento que renuncia a la crítica, especialmente a la crítica de sí mismo, no es pensamiento.

–El pensamiento crítico de los revolucionarios y los marxistas, por caso, cuando deja de ser crítico, deja de ser marxista y revolucionario.

–Sin crítica, es decir, sin rigor y sin experimentación, no hay ciencia, no hay arte, no hay literatura, no hay sociedad sana, pura ideología y odio de clase de los buenos contra los malos, y viceversa.

–Los escritores, los intelectuales y los artistas no son los servidores naturales del Estado, la Iglesia, el Poder, el Capital, la Patria, el Pueblo o la Moral, sino las conciencias dubitativas al servicio del saber y el conocimiento, la vida, la verdad, la creación y la propia conciencia.

–La mirada crítica es la vacuna contra la peste emocional y autoritaria, ideológica y creyente, fanática y tramposa, de nuestro tiempo.

–Un régimen político democrático y una sociedad madura deben tener la capacidad de soportar la crítica pública de sus mejores conciencias.

–No apuñalarnos entre nosotros mismos. Las diferencias pueden enriquecernos.

–Por supuesto: la crítica del otro comienza con la crítica de uno mismo y desemboca en otra creación.

–Y por último: la crítica no es una negación absoluta del otro nosotros. Criticamos lo que amamos y nos duele. La crítica nos religa. Los contrarios no somos tan diferentes, con nuestra pesada o ligera carga de defectos y virtudes.

–La fe no anula los errores ni los horrores humanos.

Perdón por el rollo y amén.

El actual poder de Obrador puede avasallarnos con su gente y sus votos; pero de lo que se trata es de convencer con los hechos.

Con mis saludos de luz viva, mortal y falible.

C. palabrero Julio Figueroa.

Qro. Qro., Presidentes, México, domingo 3 de noviembre 2019.

EL VERDADERO AMLO Y LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

–De miradas críticas y miradas perdonavidas…

Escribe el periodista queretano Fernando Paniagua hoy en El Universal Querétaro (sábado 2-XI-2019):

–Sin seguridad, sin transparencia, sin honestidad, sin verdad y sin congruencia, no habrá cuarta transformación y hoy, todo eso no existe.

–El AMLO de las mañaneras, el de los mítines con sus arengas, el de los eventos públicos; el de los mensajes en redes sociales, el de la campaña, el de los debates, el mesías tropical que arenga a su clientela; ese Andrés Manuel López Obrador es un personaje; un montaje creado para caer bien, para atraer votos, para generar simpatías, para sacar de quicio a sus adversarios.

–Al verdadero AMLO lo conocimos el 31 de octubre de 2019; un hombre iracundo, fuera de sí, amenazante, intolerante e incapaz de dialogar cuando no se le da la razón.

–Ese jueves, luego de que los colegas que cubren las mañaneras tuvieron que ponerse de pie, levantar la voz, gritar y preguntar sin micrófono, tras los pases a gol que le dan todos los días presuntos periodistas al titular del Ejecutivo Federal, emergió el verdadero Andrés Manuel. (…)

(Ver el texto completo en la columna “Con-textos” del periodista).

Liga: https://www.eluniversalqueretaro.mx/content/de-cuando-conocimos-al-verdadero-amlo

Agrego por mi cuenta: sin mirada crítica (intelectual, ciudadana y periodística) sobre el poder en turno, no hay avances democráticos y la cuarta transformación es una peligrosa enajenación y un engaño de algunas de las mejores conciencias del país.

¿La mirada crítica sobre el poder o la mirada perdonavidas sobre la Misión redentora política y religiosa de Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional y no bíblico de México?

Por supuesto que hay enemigos serios del actual gobierno que intenta la transformación, pero no creo en “los enemigos identificados” del Mesías bueno frente a los otros nosotros todos malos.

Con mis saludos de luz viva, mortal y falible.

C. Julio Figueroa.

Qro. Qro., Presidentes, México, sábado 2 de noviembre 2019.

PREGUNTA CIUDADANA DEMOCRÁTICA

¿Toda la prensa de ayer fue silenciosa y corrupta y todo el poder de entonces fue un hijo de la tiznada, y la nueva prensa hipercrítica de izquierda de hoy “inaugurada” por la presidencia de Obrador y el mismo poder del gobierno de AMLO son el maná rumbo al cielo en la tierra?

Con mis saludos de luz viva, mortal y falible. Diferencias aparte, querido Agustín Escobar.

Cordialmente, Julio Figueroa.

Qro. Qro., Presidentes, México, sábado 2-XI-2019.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario