La nueva configuración del escenario político nacional

|




 elecciones_2015_queretaro_boletas
Por José Javier Ledesma.

Para el Sr.Dr.Don Edmundo González Llaca, hombre y amigo excepcional. Con afecto. Dedico.

1. Sin lugar a dudas los hechos más importantes que se han registrado desde que escribí mi último artículo de opinión para este blog (hace aproximadamente dos meses), lo constituye el rompimiento de la alianza política entre el gobierno federal y la dirigencia panista encabezada por el llamado “joven maravilla”, Ricardo Anaya Cortés, así como la escisión registrada al interior del PAN, entre el grupo de Anaya y la facción calderonista, al grado de propiciar la salida de doña Margarita Zavala, esposa del ex-presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

En el presente trabajo me propongo analizar la situación coyuntural por la que atraviesan, el denominado “Frente Ciudadano” (compuesto por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano); el PRI, para finalizar con el tratamiento de Andrés Manuel López Obrador y el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

2.Deciamos entonces, el rompimiento entre Ricardo Anaya y Enrique Peña Nieto (después de una excelente relación iniciada desde la firma del “Pacto por México”,-2012- hasta las elecciones del Estado de México, verificadas a principios de junio de este año), provoco la intempestiva furia del Presidente del CEN panista, al comprender que el Presidente Peña Nieto era ante todo un militante absolutamente leal a su partido, dispuesto a utilizar todos los recursos, lícitos e ilícitos, con tal de conservar el Poder, y que si por la mente de Anaya Cortés había pasado alguna vez la idea peregrina en el sentido que el Presidente EPN lo apoyaría para relevarlo al frente del Ejecutivo Federal, estaba totalmente equivocado.

El primer gesto que mandó Anaya Cortés al Gobierno de Peña Nieto, en el sentido de que había acusado recibo del mensaje producido en las elecciones arriba citadas, fue bloquear en el Senado el nombramiento automático como nuevo Fiscal General –y la consiguiente restructuración de la PGR- del Dr. Eduardo Cervantes Andrade, así como amenazar en provocar una crisis constitucional al obstaculizar la instalación de la Mesa Directiva en la Cámara Federal de Diputados, si el Presidente Peña Nieto insistía en imponer a su amigo Cervantes Andrade como titular de la nueva Fiscalía General de la República. La susodicha Mesa finalmente se instaló, al precio de no obtener la protección transexenal por parte del equipo de Peña Nieto por no haber podido nombrar a Cervantes Andrade como cabeza del nuevo órgano para la investigación y persecución de los delitos en el fuero federal, por un periodo de nueve años, como era el plan inicial.

En este combate la victoria la obtuvo Ricardo Anaya, quien mostró musculo y carácter de líder; empero la gente de Peña Nieto, y el Presidente mismo, interpretaron tal suceso como una más de las traiciones del joven maravilla, quien no parece guardar lealtad y agradecimiento a nadie que lo haya impulsado en su carrera política; Anaya Cortés, pues, solo reza para su santo, y el trato, ayer terso, se volvió duro y seco de parte del Gobierno federal (en este contexto deben interpretarse las filtraciones a el Universal, sobre la fortuna económica acumulada por parte de la familia política de Anaya).

Una vez declaradas abiertas las hostilidades entre el actual dirigente panista y el Gobierno presidido por el Señor Peña, vendría la conformación anti natura entre dos Partidos que se reclaman de “izquierda” (el PRD y MC), con un partido a todas luces de derecha (el PAN), bajo el supuesto objetivo de impedir la llegada al poder presidencial de AMLO, a quien acusan de populista y mesiánico, como de impedir que el PRI conserve tal cargo.

Seamos honestos y hablemos a las claras: el llamado Frente “Ciudadano”, responde ante todo y sobre todo, a las ambiciones personales de los tres dirigentes de los partidos referidos. Es decir, a Ricardo Anaya (del PAN), le interesa ser Presidente de México; a Dante Ranauro Delgado, (de MC), Jefe de Gabinete –esta sería una nueva figura en un posible rediseño de nuestra forma de gobierno o del nuevo régimen político que piensan impulsar en caso de que ganen las elecciones el próximo 1 de julio de 2018; y a Alejandra Barrales, dirigente del PRD, le interesa encabezar el gobierno de la Ciudad de México.

Si estoy equivocado, en la inteligencia de afirmar que tal alianza electoral es anti natura, que me hagan favor de explicarme cuál es la postura del Frente “Ciudadano” sobre estos puntos concretos: aborto, medios anticonceptivos, uniones entre personas del mismo sexo, familia, educación sexual, política económica, y política exterior (sobre todo que nos digan cuál sería su posición ante el gobierno de la isla de Cuba, del de Venezuela, del de Ecuador, Bolivia, el de Brasil de Temer, etc., etc.).

Hablan de combatir la corrupción, pero si nos atenemos a lo que dice el maestro Lorenzo Meyer, en términos de que para creerle a una persona, sobre todo si se trata de un político, se debe acudir a su biografía, no encuentro absolutamente ningún dato en la historia personal de estos tres dirigentes, que me permita suponer que hablan en serio, más bien todo parece indicar que se trata de mera propaganda electorera, al estilo del inefable Vicente Fox. Do you remenber?

Huelga decir, que no todos los problemas está resueltos al interior del Frente, no de ninguna manera, falta ver como deciden elegir a su candidato presidencial, y es ahí, donde la puerta va a torcer el rabo, porque Rafael Moreno Valle, no va a permitir que lo excluyan de una manera autoritaria de la oportunidad de ser él, quien abandere el multicitado Frente; lo mismo haría por su parte, Miguel Ángel Mancera, si le ocurre cosa idéntica, de tal suerte que de ser así, estos dos políticos moverían sus piezas de modo que causaran respectivas rupturas al interior, tanto del PAN, como del PRD, con el objetivo de debilitar a Ricardo Anaya Cortés, en el caso, de que como todo apunta, sea él, el candidato presidencial del Frente “Ciudadano”.

3. Unas pocas horas antes de escribir estas líneas, se ha producido la renuncia de José Antonio Meade, a la Secretaria de Hacienda, acompañado de un breve discurso elogioso por parte del Señor Presidente Enrique Peña Nieto. Muchos medios periodísticos lo han interpretado como su destape formal en busca del máximo cargo público en el país, incluso, la CTM, la CNOP y la CNC, como en los viejos tiempos, se fueron a la cargada. Yo tengo otra humilde interpretación. Y es esta.

Primero. Por disposición de su Consejo Político Nacional, el PRI elegirá a su abanderado presidencial mediante una Convención de Delegados, esto es, el candidato priista será aquel que cuente, claro está, con la bendición de Peña Nieto, pero que también tenga ascendencia y simpatía dentro de la militancia tricolor, quienes reclaman ser tomados en cuenta, tal y como lo ha expresado la ex gobernadora de Yucatán, la Señora Ivonne Ortega, el también ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, y el ex Diputado federal César Augusto Santiago, entre otras mucha voces de destacados priistas. El Presidente Peña debe justipreciar el valioso apoyo y respaldo de las bases y cuadros de su partido en un eventual ajuste de cuentas por parte de sus enemigos declarados (Anaya Cortés o AMLO), es caso de que cualquiera de ellos ganara en los comicios del año próximo.

Segundo. Meade, no es priista, de forma que si EPN lo impusiera por la fuerza, le podría costar caro: un apoyo masivo de las bases priistas hacia su ex compañero de Partido y más cercano a lo que fue el ideario histórico del hasta hace poco denominado Partido de la Revolución, hago referencia, pues, a Andrés Manuel López Obrador, amén de dejarlo solo y desprotegido ante una eventual ofensiva por parte de un nuevo gobierno emanado de un Instituto Político distinto al PRI. Luego tal decisión resultaría a todas luces totalmente contraproducente para los propios intereses personales de Enrique Peña Nieto.

Tercero. Cierto, José Antonio Meade tiene una buena hoja de servicios a México, es honesto, capaz en materia económica, y buena persona. Sin embargo, ese mismo día lunes 27 de noviembre, tuvo la oportunidad de ver y oír, durante el programa “La hora de opinar”, transmitido por el canal Foro TV de Televisa (con horario de 10:00 a 11:00 p.m.), la crítica más demoledora y fundada que haya escuchado hasta el momento sobre José Antonio Meade, en voz del genial analista político e ilustre profesor de la Universidad de Nueva York, Jorge G. Castañeda. Sintetizo la crítica en cita: Castañeda dijo que Meade, no está del todo limpio por lo que hace a la corrupción, dado que en las tres Secretarias de Estado que ha ocupado la ha tolerado. Sigue diciendo Jorge G. Castañeda: por ejemplo cuando ocupo la titularidad de la Secretaria de Desarrollo Social, encontró un cochinero –contado por los propios trabajadores de la Sedesol, dejado por la señora Rosario Robles Berlanga y sus cuates, quienes barrieron incluso con los ceniceros. Como abogado que soy, lo más adecuado –y a lo que estaba obligado jurídicamente Meade- era dar vista a las autoridades competentes para que iniciaran las investigaciones correspondientes, de lo contrario José Antonio Meade pudo haber incurrido en responsabilidad penal por omisión. Eso es justamente lo que expresó Castañeda: Meade fue cómplice de Rosario Robles al no haberla denunciado penal y administrativamente.

Cuando ocupo –sigo relatando los señalamientos del güero Castañeda- la Secretaria de Relaciones Exteriores, como jefe que era debió enterarse de la transferencia que realizo EPN, hacia las cuentas de la ex candidata presidencial panista Josefina Vázquez Mota, por la cantidad de 100 millones de dólares. Y Meade, tampoco dijo esta boca es mía. Finalmente cuando fue secretario de Hacienda, debió de enterarse de los presumibles sobornos de la empresa brasileña Orbredech destinados al entonces Director General de PEMEX, Emilio Lozoya, y también guardo silencio. De modo, que digo yo, al flamante aspirante presidencial aludido se le podría aplicar perfectamente lo dicho sobre Venustiano Carranza en tiempos de la Revolución Mexicana: el viejo no roba, pero deja robar.

Cuarto. Meade no es definitivamente un político con sensibilidad social que haya hecho trabajo de base, ni mucho menos es un gladiador. En un debate en cadena nacional frente a Anaya o AMLO, dos peleadores de verdad, a Meade lo harían pedazos en cuestión de segundos. Con él puede pasar como el caso que le oí contar alguna vez al filósofo español Fernando Savater, en una conferencia dictada en el Patio de los Naranjos de nuestra Universidad Autónoma de Querétaro. Nos contó el célebre español, que en una ocasión un paisano suyo vino a nuestro país a contemplar una pelea de gallos. Como era un neófito en estos menesteres, le pregunto a una persona que se suponía que si sabía, cual de los dos gallos, el giro o el colorado, era el bueno, con objeto de apostarle una cantidad determinada de dinero. La persona consultada, le respondió: el bueno es el giro. Los amarradores soltaron los gallos y empezó la pelea. Le han puesto una soberana paliza al giro, que le costó la vida. Muy contrariado, el español aquel le reclama a su interlocutor: no que el bueno era el giro. Si, tú me preguntaste por el bueno, y yo te dije que era el giro, pero el otro era el cabrón. En suma, Meade no está hecho para estas lides sino para dar certeza a los mercados y controlar la inflación desde la dirección del Banco de México.

¿Entonces quien sí podría encabezar al PRI en las elecciones de marras? ¿Aurelio Nuño? Tiene un hándicap en contra: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CENTE), lo responsabiliza de la implementación de la Reforma Educativa, aduciendo que no fueron tomados en cuenta para su confección. Y los profesores disidentes podría serle un fuerte dolor permanente de cabeza en caso de que Nuño fuera el candidato presidencial del PRI. Amén de que sería el hazme reír en la redes sociales por aquello que dijo de “ler”, en lugar de leer.

¿Entonces en ante qué situación estamos? No queda más que un prospecto del cual echar mano: el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Él si es un priista de cepa, con una larga trayectoria en el servicio público, anda en estos trotes desde que tenía 17 años, según ha declarado recientemente, es absolutamente leal al Presidente Peña; tiene un estilo de peleador respetable, como lo demostró en su más reciente comparecencia ante la Cámara Alta, donde manifestó humildad al aceptar que la estrategia de seguridad implementada –y él es el responsable de coordinarla-, ha tenido algunas deficiencias, como lo apuntaron varío senadores y senadoras. También tuvo la oportunidad de exhibir talante combativo al responder como se merecía la siempre rijosa Layda Sansores. En suma, si Peña Nieto realiza un ejercicio racional de la coyuntura por la que pasa el PRI, se podría inclinar por Osorio Chong, y este tendría que hacer su mejor esfuerzo en una campaña que se antoja desde ahora cuesta arriba, para quien quiera que sea el candidato presidencial del PRI.

Si el Presidente Enrique Peña Nieto toma la decisión sugerida y promueve a su Secretario de Gobernación para que busque candidatura en comento, entonces lo que paso ayer 27 de noviembre por la mañana (la renuncia de José Antonio Meade), haría ver al Presidente Peña Nieto como un verdadero estratega político, colocando a su Partido como el único que eligió de manera democrática a su candidato presidencial, sin haber metido la mano abiertamente.

4. Andrés Manuel López Obrador y MORENA. Hay algo que siempre me ha gustado de AMLO: su inmensa sensibilidad social, y también algo que me disgusta: su discurso es básicamente el mismo desde que lo conozco. Amén, de que es muy obsecuente con los errores o faltas de sus aliados o amigos y muy duro con sus enemigos. Para muestra bastan dos botones. Me explico. Recientemente, la PGR inicio carpetas de investigación por un posible delito de fraude cometido presumiblemente por la esposa del dirigente sempiterno del Partido del Trabajo, el señor Alberto Anaya y algunos militantes petistas más, en el Estado de Nuevo León. Sin tomarse la molestia de investigar esas graves acusaciones, Andrés Manuel, las descalifico de plano. Son artimañas urdidas por la “mafia en el poder”, manifestó, en virtud de que el PT, me apoya y nosotros vamos arriba en las encuestas. Lo cual denota, entre otras muchas cosas, un endeble compromiso de combate en serio a la corrupción, a la cual le achaca el tabasqueño, todos los males existentes en el país. Visión unidimensional, por decir lo menos. El apoyo brindado a la dirigencia petista, constituye además, una mala lectura de la realidad real por parte de AMLO, quien parte del supuesto de que como todos sus principales adversarios van en coalición, él también debe ir así, o de lo contrario no gana. O sea, está sacrificando lo más por los menos. En otras palabras, no valora la posible simpatía que despertaría entre los nuevos ciudadanos para su causa, que le son imprescindibles si en verdad quiere ganar la Presidencia de la República, en esta tercera vez que la busca, y respalda al PT, que lo acompaña por mera conveniencia: de no ser por los votos que le pueda traer AMLO, su registro (y con él, sus prerrogativas económicas y políticas), estarían en serio peligro.

En cuanto a MORENA, concretamente en lo que pasa en nuestro estado de Querétaro, su construcción no ha estado exenta de vicios. Militantes destacados y honestos, algunos de los cuales tengo el gusto de conocer desde hace muchos años, acusan a la dirección estatal (Carlos Peñafiel y compañía), de incurrir en actos de corrupción, autoritarismo, represión política y agandalle de las candidaturas a puestos de elección popular. Esos graves señalamientos se los hicieron saber a López Obrador, quien como ya es costumbre respondió: se trata de provocaciones del gobierno estatal panista. En suma, AMLO, de pronto manda señales que me desconciertan y me llenan de dudas.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

3 Comentarios en “ La nueva configuración del escenario político nacional”

  1. Julio Figueroa dice:

    Muy interesante repaso del escenario nacional político en vísperas del año electoral 2018.
    El escenario del PRI parece al mismo tiempo el más claro, con el presunto “destape” de Meade, y el más complejo por la hipótesis del amigo analista Javier Ledesma El tiempo y sólo el tiempo nos dará la verdad de los hechos.
    Como gente crítica de izquierda, pienso que es tiempo de ahondar y no anular nuestra mirada crítica sobre Obrador y Morena. Es decir, lo que repudiamos y condenamos de otros partidos y políticos, no podemos pasarlo por alto con los más cercanos.
    Corre el tiempo y es implacable y hay que estar muy atentos.
    ¿Qué va a pasar en 2018? No lo sé. Pero el mismo Savater citado por Javier diría: ¡¿Qué hacemos y qué queremos que pasé, contribuyendo a ello?!
    Esa es la cuestión.
    Qro. Qro., México, martes 28-XI-2017.

  2. Si Osorio Chong no hubiera renunciado a inscribirse en el proceso interno del PRI, la sospecha se sostendría. Todo apunta a que lo doblaron. Respecto de AMLO, sabe que la forma más eficiente de tronarlo es internamente, por eso no aceptará cuestionamiento alguno acerca de sus aliados, por eso controló los daños que podría causar Monreal. Es pura estrategia. De MORENA en Querétaro, mejor ni hablar, hay que considerar que no se llega al 2 por ciento del padrón electoral, por eso no le atrae mucho meterse en sus broncas.

  3. Julio Figueroa dice:

    HIPÓTESIS POLÍTICA DE JAVIER LEDESMA
    (Qro. Qro.,fin de noviembre 2017)

    Hipótesis política de Javier Ledesma: ¿Va por delante Meade para luego pasar a Osorio Chong? ¡El poder suele engañar con la misma verdad!

    Dos videos capitales de Jorge Castañeda:

    JOSÉ MEADE VISTO POR JORGE CASTAÑEDA
    –¿Quién es José Antonio Meade Kuribreña?
    –Lo de menos es cómo el #PRI haya escogido candidato, es más importante saber quién es y qué representa ese aspirante.
    –Meade es el candidato de la complicidad. Ha sido secretario en dos de los gobiernos más #corruptos y sanguinarios de la historia moderna de México.
    Dos videos, dos ligas:
    https://www.facebook.com/295234854263830/videos/377283592725622/
    https://www.facebook.com/jorge.castanedagutman/videos/1575143922553246/

Envía tu comentario