La diversidad

|




 Iglesia_de_Santa_Clara,_Queretaro_Mexico
POR Augusto Isla

Mi madre se llamaba Dolores. Su mundo éramos sus hijos, su esposo; en fin su familia. Vivíamos en una casa pequeña, otrora las caballerizas de la casa del abuelo. Nuestra economía era modesta. El lujo, sus plantas, siempre vivas, gracias a sus cuidados, a sus manos amorosas. En la primavera, la buganvilia era un incendio de color. Sin importar las estrecheces, el viernes de Dolores, pintaba sus macetas, preparaba helados de mango y mamey y galletas para recibir a sus visitas, unas cuantas. Era la gran fiesta. Así de simple.

Pero ocho días después, todo era luto. El ayuno, los oficios en el templo de la Merced, el pésame a la Virgen. El silencio, el recogimiento. Querétaro era otro. Sin procesiones callejeras, sin altares en las plazas públicas. En fin, sin atracciones turísticas. Catolicismo sincero, verdad entrañable.

Hoy, Querétaro es distinto. Ruido, violencia, pero también pleno de diversidad. Tolerante con la otredad, abierto a la idea de que una buena comunidad es la que permite a todos buscar a Dios a su manera, consciente de que cualquier ortodoxia equivale a lo que Roger Williams, en el siglo XVII, denominó en los Estados Unidos, “una violación del alma”; un Querétaro respetuoso, sabedor de que sus minorías religiosas pueden, sin sufrir imposiciones odios, practicar su libertad de conciencia. Minorías que pueden convivir, en condiciones de igualdad con la mayoría católica; seguras de que el clima espiritual, después de tantos conflictos, protege su dignidad, su libertad de conciencia.

Hoy recuerdo a mi madre, firme en su fe, en sus creencias religiosas, pero también sensible, incapaz de censurar a miembros de su familia, que descubrieran otros caminos que nos pueden conducir a la paz interior. La evoco entregada a sus afanes: los alimentos bien sazonados, el bordado en su vieja Singer, la preparación de niños del barrio para la eucaristía. Ordenado universo cotidiano. Sencillo reino de la belleza, del amor sin medida, de ese amor que nos ayuda a vivir.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

2 Comentarios en “ La diversidad”

  1. Julio Figueroa dice:

    ¿Qué es la queretanidad?
    MÉXICO-QUERÉTARO-ANEXAS, SIGLOS XX Y XXI
    Augusto Isla escribe hoy en Plaza de Armas un sentido artículo sobre su madre y su Querétaro entrañable: “La diversidad” (jueves santo 29-III-2018, primera plana). Liga: http://plazadearmas.com.mx/augusto-isla-58/

    Abre y cierra con su madre Dolores y hacia la mitad nos dice Augusto:
    –Hoy, Querétaro es distinto. Ruido, violencia, pero también pleno de diversidad. Tolerante con la otredad, abierto a la idea de que una buena comunidad es la que permite a todos buscar a Dios a su manera, consciente de que cualquier ortodoxia equivale a lo que Roger Williams, en el siglo XVII, denominó en los Estados Unidos, “una violación del alma”…

    ¿De veras son tolerantes la sociedad y el enclave del gobierno queretano del Estado mexicano? Tengo mis serias dudas.
    Pero es cierto que Querétaro como todo México ya son hoy otros distintos al del siglo pasado. ¿Para bien o para mal? Tal vez las tres cosas, Avanzamos, retrocedemos y damos vueltas en círculos rotos.
    Se habla mucho con razón del tejido social roto. ¿Y el tejido político de las clases en el poder hecho de corrupción, transa e impunidad?
    ¿Qué Estado tenemos hoy, legado del PRI y el PAN en el poder?
    En “Nadie les pidió perdón” (Daniela Rea, Ediciones Urano, 2015) veo no sólo un Estado que no nos brinda seguridad sino un Estado criminal.
    Antes y después de Obrador, con Obrador y sin Obrador, ¿qué Estado queremos mañana y qué sociedad civil hacemos y haremos los ciudadanos de todos los colores políticos, religiosos y filosóficos?
    En fin. ¿Qué es la queretanidad?
    No sé. Sólo sé que la convivencia y la tolerancia no impiden la mirada crítica pública. Son valores de la democracia junto con la diversidad y la pluralidad. Además, la vida está llena de contradicciones vitales.

    Con mis saludos de luz de semana santa y no diabla.
    Julio Figueroa.
    Qro. Qro., México, jueves santo 29-III-2018.
    –De Letras chiquitas 2018-29.

  2. Enrique Guerrero Rivera dice:

    Maravillosa descripción de la vida de los queretanos del siglo pasado, en que el misticismo era el pan de cada día..

Envía tu comentario