La crisis de las formas políticas

|




 la-casa-blanca-mexicana_angelica_rivera

No hay duda que en México desde que consolidó su vida institucional hasta el día de hoy ha padecido la corrupción, la prepotencia y la arbitrariedad de algunos miembros de su clase política. Creo observar una diferencia. Antes todas las violaciones al Estado de Derecho, las raterías y la desviación de recursos públicos para fines personales del político procuraban encubrirse: sea con el artículo de alguna ley; con la respuesta a una solicitud de la gente o con los también supuestos beneficios sociales. Eso ya ni siquiera se considera necesario, las explicaciones son una vacilada. La Casa Blanca, la de Malinaco, las carreteras con provecho exclusivo a los ranchos de un gobernador o a la casa de un ex presidente. Hay indolencia, desprecio a la inteligencia de la opinión pública y/o cinismo por parte de los abusivos. Se ha perdido el pudor de las formas políticas. Se apuesta simplemente al olvido de la sociedad.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario