La crisis de las campañas

|




 elecciones_mexico_queretaro_2015
La crisis de los partidos políticos es la crisis de las ideologías y la crisis de las ideologías es la crisis del pensamiento, es decir, la crisis de las universidades. Cuando me inicié en el interés por la vida pública era fundamental el conocimiento ideológico, mis referencias eran frases como: “Sin teoría no hay práctica revolucionaria”; “Sin ideología la participación política se vulgariza”; “La ideología son los lentes de la acción política”. En las contiendas electorales lo primero que averiguaba el ciudadano era saber si el candidato era de izquierda o de derecha, socialista o capitalista. La ideología representaba los valores y principios a través de los cuales el aspirante a representar a la sociedad observaba su entorno, sus problemas y las soluciones que proponía. Ahora el gran ideólogo de los candidatos es Groucho Marx, que decía: “¿No le gustan estos principios? No hay cuidado, tengo otros”. Esta es la gran crisis de las campañas.









Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario