La crisis de la educación

|




 educacion_mexico

Tanto el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), coinciden en los resultados de sus encuestas: en los diversos niveles educativos existe un rechazo masivo a la escuela. La estadística es dramática, menos del diez por ciento de los alumnos estudia por gusto. En la transición de secundaria a educación superior se pierde el cuarenta por ciento de la matrícula. Las autoridades atribuyen la deserción escolar a la falta de recursos, pero se niegan ver cara a cara que los métodos pedagógicos tampoco hacen atractiva la escuela; los alumnos no están contentos en las aulas; se aburren y no hay nada más cercano a la muerte que el aburrimiento y nada más contrario a la juventud, que es vida. Al dejar la escuela, los jóvenes optan por dedicarse a la vagancia, al consumo de drogas y al alcohol.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario