¡La “Casa Blanca” queretana!

|




 casa_blanca_qro_marcos_aguilar

Para nadie es una sorpresa la acumulación de riqueza del presidente municipal de Querétaro, en unos cuantos años, a partir de que entró a trabajar en la administración de Armando Rivera Castillejos, con quien hoy tiene grandes diferencias políticas. Entre otras propiedades tiene su “casa blanca” queretana, la que teóricamente –dicen- tiene un costo de al menos 20 millones de pesos. Parte de esta información no es nueva, iniciando su mandato dio datos precisos de cómo s ha enriquecido en poco tiempo, gracias a los créditos que ha adquirido; o sea, es rico “a medias”; en este entonces –diciembre de 2015- ante los medios aceptó que en seis meses su patrimonio había pasado de 6 a 16 millones de pesos (La Silla Rota).

Ya seguro del salario que recibiría como presidente municipal, primero adquirió a crédito una camioneta blindada -700 mil pesos- después unos terrenos –tres- para construir su nueva casa y un salón de fiestas –uno de 4 y otro de 5 millones de pesos- por aquello de la célebre frase: “político pobre, pobre político”. Por eso hoy en día Marcos Aguilar Vega ya es rico, aunque todo lo debe. Además en ese entonces –diciembre de 2015- fue inquirido por los medios de comunicación en relación a su 3 de 3; fue entonces que el presidente desglosó lo que para ese entonces había acumulado de riqueza, sumando los bienes a crédito.

Ahora se difunde una información que pareciera nueva, pero no lo es. Sucede que al poco tiempo todo se olvida y lo mismo sucederá en unos días más, ni quien se acordará de la millonada que ha podido acumular el presidente municipal de Querétaro, en tiempo record ¿Será por eso que todos quieren dedicarse a la política?

Ejemplos hay muchos, de militantes de todos los partidos políticos que han ocupado posiciones de elección popular o buenos cargos administrativos, ejemplo de ello son varios exfuncionarios queretanos que ha desfilado por la Oficialía Mayor, la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Planeación y Finanzas, entre otros. Y no se digan exgobernadores, esos no vuelven a sufrir hambre. Llegan a los cargos perteneciendo a la clase media y terminan como prósperos empresarios, los cuales no pueden abstenerse de mostrar su riqueza y cambian de colonia para nivelar su nuevo “status social”. Y a nadie le importa, solo los rumores pululan por doquier.

Eso mismo le ha sucedido a Marcos Aguilar Vega, ahora que literalmente estrena casa con valor de muchos millones de pesos gracias a los “créditos” bancarios que le han permitido incrementar su patrimonio. Otros suponen que ha “robado”; yo simplemente hago referencia a lo que el mismo presidente dio a conocer a finales del año 2015 y la casa que fue construida en los predios que adquirió por medio de créditos ¿Cómo le hace para pagar tanto crédito? ¿Le alcanza el salario de presidente municipal? ¿Pidió otro crédito paa construir? Eso, hasta ahora sigue siendo una incógnita.

Le corresponderá al Presidente Municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, aclararlo en su próxima declaración patrimonial. Ahí tendrá que explicar cuánto paga mensualmente por cada crédito que ha adquirido, en contraste con sus ingresos y su gasto diario para la manutención de su casa y familia.

Si las cifras cuadran –ingresos y egresos-, entonces se reconocerá que todo es nítido en sus finanzas y transparente –repentina- elevada y fortalecida riqueza patrimonial. Hasta ahora no se sabe que haya recibido herencia alguna, lo que de inmediato haría caer por tierra cualquier malévola y diabólica interpretación; por lo pronto son muchas las dudas sobre el rápido incremento de su patrimonio.

No se sabe nada del crédito para la construcción de su nueva casa y su salón de fiestas o ¿Acaso fueron construidos con el salario de presidente municipal? Todo puede suceder, sin embargo la sospecha es duda y la duda mata, dice un dicho popular. Lo cierto e inequívoco es que la riqueza patrimonial de Marcos Aguilar Vega, ha crecido desproporcionadamente en comparación con sus ingresos; pero, solo es sospecha ¡Eh! Por lo pronto, en eso sí no hay la menor duda: Querétaro ya tiene su “casa blanca”.

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario