La Caja Negra. Lógica política

|




Jose-Antonio-Meade

POR Carlos Ricalde | Se puede decir que la lógica es un acto del pensamiento que permite, después de ocurrido un hecho, inferir de inmediato el siguiente. Si alguien le quita la comida de la boca a un pitbull, lo que sigue es que le muerdan la mano. Lógico. Pero no siempre ocurre así. Hay quien estudia para abogado y economista y termina como Director General del IMSS. También quien estudia administración de empresas y acaba al frente de SAGARPA. Ambos casos dicen mucho a favor de la capacidad intelectual de los funcionarios, pero destruyen el concepto de la lógica más básica. Esto ocurre porque entre otras circunstancias se entremete la política, un ente amorfo que se mueve por intereses personales y de poderosas minorías. Lástima.

Los ciudadanos, a la expectativa, como chinitos no más “milando”. Muchos años ofrecieron al cautivo público elector un circo de una sola pista. Bastaba con el puro destape para saber quien sería el próximo Presidente. En los últimos años mejoraron el espectáculo y crearon un circo de dos pistas asegurando que eso produciría una sana alternancia del poder y haría posible una sólida democracia. Ahora nos obsequian con un evento grandioso al presentar un ¡circo de tres pistas! (derecha, centro e izquierda), en el que se garantiza mediante un temible domador llamado INE que volverá mansas a las fieras y hará que la más aplaudida por el público de galería, sea la que encabece el desfile de la farsa sexenal. Pueblo, pan y circo.

La publicidad arrecia y el camino se despeja. El ciudadano ya avizora a una morena muy aplaudida, un frente frío, muy frío y un dragón exhausto, sin el fuego de otros años, pero que aún mueve la cola con fuerza. De la morena no diremos más, lógica y políticamente ya todos la conocen. Sobre el frente frío mejor no perder el tiempo, solitos se destapan, lo cual es humanamente ilógico, pero políticamente correcto. El que ahora nos ocupa, eso sí, por lógica política, es entender al candidato que impulsará el Partido en el poder. ¿Sin la base? Nunca ha habido base, puros acarreados. La base es de todos y de nadie.

Se ha dado gran importancia y difusión al hecho de que el candidato de facto no es priista. A quien le importa o quien se ofende con eso, si desde hace mucho tiempo no hay militantes en ningún partido. Vamos ni siquiera simpatizantes. Lo que hay son oportunistas y busca chambas de cualquier nivel. Los partidos como los supermercados solo son membretes, todos persiguen lo mismo, clientes. Han perdido su ideología y los “militantes¨ han mutado de chapulines de chamba a chapulines de partido y recientemente a chapulines sin partido. En otros tiempos, no tan lejanos, se les podía caer la cara de vergüenza o mejor volársela de un tiro antes de ondear la bandera de otro partido. Esa vergüenza, ese amor por la camiseta se perdió. Hoy prevalecen la ligereza de convicciones y la indiferencia por el signo del partido. Facilones.

El PRI ensayó un destape invertido y habrá que reconocer a su líder la precisión de cirujano con que se ejecutó. Recuerdo el destape de López Portillo cuando la CTM convirtió su oficina en la SHCP, en un tumultuoso carnaval y el interminable besamanos de los días posteriores. Usted recordará apreciado Lector que en esa ocasión JLP se paseó solo por todo el país como candidato sin oposición. Esta vez fue al revés. Apenas el Presidente dio el banderazo de salida, el aspirante salió disparado a despedirse de los cuates de la SHCP, a inscribirse con el líder del tricolor quien le dio su bendición y montando un patín del diablo inició desaforada carrera para visitar todas las sedes de las organizaciones que integran el PRI y al día siguiente aparecer en cuanto noticiero de televisión existe. Lo sorprendente es que en las organizaciones del Partido ya lo estaban esperando sin importarles que fuera un advenedizo. El trabajaba para el Presidente, nunca trabajó para el Partido, ¡y ahora le pide al Partido que trabaje para él! ¿Qué pensarán Ivón Ortega, Eruviel Ávila, Manlio Fabio Beltrones o Miguel Ángel Osorio, entre tantos otros, independientemente de que tengan o no las capacidades para desempeñar tan alta responsabilidad? ¿Sentirán coraje? Por lógica no se pondría al frente a una persona que no es del Partido por muy fregón que sea. Y si hubo besamanos, vía Twitter.

¿Cuál puede ser entonces la razón para apoyar a un hombre ajeno al Partido y reconocer con ello que entre cientos de “militantes” que por años se han disciplinado con los designios del mandamás, no haya uno suficientemente capaz? ¿No es eso una humillación para todos sus miembros? Cada distinción para el Candidato es lo opuesto para un destacado priista. ¿Se le escogió porque es modesto? ¿Porque no ha robado? ¿Por qué es inteligente y preparado? ¿Porque es obediente? ¿Porque no tiene una ideología si no objetivos? ¿Porque lideró el gasolinazo? ¿Porque en su última comparecencia ante la Cámara de Diputados respondió a pregunta expresa que votó por Peña Nieto siendo en ese momento funcionario de Calderón? ¿No es acaso el colmo del arrastre? ¿Se vive un exceso de democracia o un premio a la traición? No sé. Pero sí sé que en entrevista televisiva declaró: ¡Quiero que los priistas me hagan suyo! Romántico.

Rendijas
“Busco coincidencias no diferencias” -Eso dijo- Ergo, lo que no me guste lo mandaré a la finca de Obrador. Creo que se debe poner, más atención y cuidado, a las diferencias -Eso digo-. Lógica Política.

La selección del Candidato del PRI no parece justa para los priistas y si otro ejemplo de simulación democrática. Pero si gana puede ser bueno para México porque su gobierno tal vez no será priista ni panista ni perredista. ¿Será de huevos? Harán falta.

pibihua2009@gmail.com

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ La Caja Negra. Lógica política”

  1. JavIer Rivera dice:

    Excelente descripcion del nuevo “modelo” del destape presidencial y como siempre, favoreciendo al que a conveniencia del mandamas del poder le asegure su perpetuacion en el mismo. Interes personal no por el pueblo, como siempre

Envía tu comentario