La Caja Negra. El muro de la discordia

|




 Camiones_Frontera1

POR Carlos Ricalde | Pues la primera semana del Pato Donald como Presidente del Mundo, transcurrió con pena y sin gloria: a ratos como tragedia y otros cuál comedia; firme en sus propósitos de campaña y cómico en la forma de comunicarnos. Fiel a su estilo provocador y extravagante hizo lo que de él se esperaba y reconociendo méritos a su show, ha mantenido al público en desconcertante suspenso al punto de no saber si llorar o reir. Aguas con Horny el payaso del mal.

Llore o ría o todo lo contrario, apreciado Lector, pero nunca tome a broma lo que diga o tuitee Don Pato (ya debiera haber el verbo tuitear) y jamás le dé la espalda porque tiene facha de entrarle a todo, a lo que más vale no dejarlo avanzar y rayarle las espuelas en las costillas.

Al respecto, hace pocos días un ex presidente le advirtió que “somos chiquitos (?) pero picosos” y claro, modestamente, hay que decirle con franqueza que también tenemos grandotes y pendejos. Como allá.

Quizá la habilidad para lograr ventaja en los negocios es el fuerte de Mr. Donald. Mire si no es un vivales: firma a la vista del ciudadano un Decreto (en realidad es un papelito garabateado sobre las rodillas) ordenando la construcción de un muro imbatible para que la raza de Moctezuma y de Atahualpa no ingresen ilegalmente al país más ilegal del mundo (invaden por la fuerza de las armas al que les venga en gana) y con eso demuestra al pueblo que cumple su palabra inmediatamente y queda bien. Ah, pero si el Congreso no le autoriza el presupuesto necesario, sin duda vocifera que el Congreso es una cueva de traidores a la patria! Y vuelve a quedar bien con el pueblo. Pero no se confíe, le puede ir como a Nixon.

Por lo pronto no hay que hacerle el juego y a lo sumo aguantarnos el miedo. Los que lo tengan. Parece que le escribieron un libro y en él asegura que se debe ser duro con la contraparte, asustarlo, aflojarlo y rematarlo. Puede ser, pero no parece necesario darle una zarandeada con su propia receta. Hay Leyes que nacen muertas porque van contra la corriente. Por ejemplo, atacar a los indocumentados se parece a la fábula de la Tela de Penélope o quién engaña a quien. Por alto y grueso que sea el muro (el tamaño no importa), los necesitados de trabajo y pan buscarán con éxito la forma de superarlo.

Otro caso: quiere asustarnos con la posibilidad de terminar con el TLC. A 20 años de estar funcionando, el TLC ya camina solo, de modo que si el Gobierno de USA anuncia su retiro, las empresas seguirán haciendo negocios. Ahora, si prohíben la importación de mercancías, sería un golpe real y muy grave para las empresas exportadoras mexicanas pero, al mismo tiempo, sería una enorme oportunidad para México de acabar con la dependencia que se tiene de los Estados Unidos. Vale más seguir solos que mal acompañados.

Hay muros por todo el mundo. Algunos de concreto, otros de alambre con púas, los menos de piedra y lodo, pero todos con alma de rencor y odio. Ese es el Muro que la humanidad por siglos y siglos no ha podido derribar y que los países “civilizados” se empeñan en levantar una y otra vez. Trump quiere dejar huella, levantar un kilométrico monumento que separe América del Norte ( Estados Unidos y Canadá) de Resto América, la de los pobres, la de las migajas, la de la mano extendida, la de los que tienen todo y no poseen nada. El Monumento de Trump será el Muro de la Discordia cuyo verdadero propósito será recordarnos a todos los Restoamericanos, desde el disminuido Río Bravo hasta los gélidos confines de la Patagonia que no somos bien vistos y mucho menos bienvenidos a la mansión de nuestros vecinos. Eso sí calienta.

Rendijas

1. Algunas personas de los medios se burlan: ¿Dignidad? ¿Qué es eso? Hay que decirles: Dignidad es rechazar desprecios, humillaciones, sobras como ayuda, migajas pisoteadas con la punta de las botas.

2. El Muro más sólido, el que impide la migración, es el de la creación de empleos en el lugar de origen de los ciudadanos.

3. Propongo que Restoamérica se llame Paises Unidos de Indoamérica y que sea un solo país con capital en San José. Muy pronto seremos una poderosa región.

Querétaro, enero 28 del 2017.

Correo-e: pibihua2009@gmail.com

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario