Juaritos (14 y último)

|




–Si yo lo pudiera matar, lo mataba. Mi papá, espero no verlo nunca más, y si lo veo lo mato.

Mejor no llegar hasta el fin.

Vino a verme, radiante, estoy más solo que nunca.

(…)

–Sueño que estoy trabajando, y que no se acaba el trabajo nunca. Cambiando ruedas. Haciendo tuercas. Estoy sudando pero contento. Pensando en la raya. / Quisiera ver a los políticos de México viviendo aquí en Juárez a la intemperie como nosotros andamos en la calle, sin protección alguna, a pesar de tantos policías.

–Estoy aquí de paso. Trato de no comprometerme con nada. Hago mi chamba y me retiro a mi casa. Esperando irme pronto. Esto no se arregla con nada y es el infierno. Procuro que no me alcancen las llamas. Eso es todo lo que hago en Juárez.

–Yo sí creo que es mejor la policía federal que la municipal. Sí hace falta. Si así estamos como estamos, ¿se imagina si no hubiera policía en las calles?

Ayer hubo 12 muertos y hoy temprano ya van 2.

–Maldita vida. / Sueño con trabajar. / Ver a mis hijos. / Llegar a viejo sin grandes achaques.

–Quiero una ciudad en paz y con trabajo y que haya futuro para los jóvenes.

Afilar las palabras.

–La vida es una fregonería mientras dura, lástima que sea tan corta. / Volver a vivir y volver a empezar, jajajajaj. / Quisiera conocer España. / La policía nomás te baja la feria. No te cuida de los malosos. Trabajan para su santo.

–Ya me la puso difícil. Yo vivo al día. Acostumbro no meterme con nadie. / Sólo pido que Dios me cuide y seguir adelante, con no estar enfermo, a mi edad, con eso me conformo. / Soy originario de Guanajuato. Llegué aquí chico. No, ya aquí me quedo. 77 años. / Desde hace veinte años vendo aquí periódicos. Vea, sí, esto está muy triste. ¿Qué podemos hacer?

–Tener trabajo. Tener salud. Ver a mis hijos del otro lado. Tener dinero. Pasar al otro lado. Juntar la familia. Que no le toque a uno una bala perdida. No tener problemas con la policía. Irla llevando.

–Soy maestra de primaria en El Paso. Allá vivo. / Aquí se acabó todo. No hay nada que hacer. Más que irse. / Quisiera que se acabara toda esta matazón de todos los días. Dios no lo quiera, cualquier día le puede tocar a uno, aunque uno no se meta con nadie. / La policía de este lado es muy prepotente. La asustan a una.

Helicópteros en el aire, es el operativo nacional. Sensación de guerra. No estamos en guerra pero…

–La raíz está podrida en los cuerpos de seguridad. No es de ahora, es de siempre. Y ahora con el narco y el llamado crimen organizado, pues todavía más.

Las huellas de las manos de Juan Gabriel en el Paseo de las Estrellas en la Avenida Juárez, diciembre de 1999. Nadie las pela. Parece una basura en el camino. No, él ya no viene para acá. Ni que estuviera loco.

En mis subjetivas cuentas el 51 por ciento de los juarenses se quieren quedar y el 49 se irían a la primera oportunidad.

Agotado tiempo y dinero en Juárez. ¿Podré escribir lo que viví? ¡Imposible decirlo todo! El miedo íntimo a ser robado, a perder el dinero, a perder mi tarjeta de banco (mi válvula de seguridad), a que no funcionara cuando hoy la necesité, que se la tragara la máquina y no me diera el dinero que necesitaba para el regreso, siempre caminé aquí con un poco de temor por estas cosas. Nunca me paró la policía, creo que alguien me cuidó, gracias. Nunca me metí ya oscuras al hotel, no anduve la noche de Juárez, la vi desde la ventana del hotel. Nunca me emborraché, pagué todas mis cuentas. Preferí ir con las putas que a la puta Internet. Por eso se interrumpieron los comunicados. Y porque estaba desbordado por la vida en Juárez. No por la muerte. Ni el miedo. Ni la parálisis. Fue un viaje bueno para mí. Apenas una semana.

Gracias hotelito Imperial, la pasé a todo dar contigo, aunque dormí poco, jajajaj. Me diste seguridad. Familiaridad. Amabilidad.

Gracias señor Tecate y muchachos de La Michoacana y cuate de los burritos.

(Perdón a los que dejo afuera sin querer).

–La vida está en la experiencia divina que se usa para el bien o para el mal, según el libre albedrío de cada quien. La verdad no está en la Biblia sino en lo que se vive. Aquí están mis raíces, más allá sólo mis ramas. Yo fui un vago y Dios me transfiguró, me dio la luz del mundo. Deseo que en el corazón de los hombres surja la palabra de Dios y los transfigure. Que aprendamos de nuestros errores.

Adiós Montaña Sagrada de la Biblia.

–Aunque se han realizado varias manifestaciones ciudadanas en Ciudad Juárez a lo largo de estos años, siguen sin lograrse grandes concentraciones, siguen dándose marchas sin lograr prender y convencer al grueso de la ciudadanía a pesar de las grandes convocatorias. Los juarenses siguen sin volcarse de manera masiva a las calles a la hora de las definiciones, esto a diferencia de otras partes de la república mexicana. Lo que ocurre en estos momentos en esta frontera tiene que ser materia de estudio en los años siguientes. (José Ignacio Gallardo, analista político).

–Juárez, del epicentro del dolor a tierra del consuelo, eso quiero para mi ciudad. (Sergio Conde, abogado).

–Aun cuando se han reducido los índices de ejecuciones, los delitos colaterales siguen perjudicando y ofendiendo gravemente a la sociedad. (Gallardo).

–Para nosotros los pacíficos la paz no es un camino… ¡Es el único camino! No podemos aspirar a un mundo mejor, esclavizando y destrozando la humanidad de los demás. Los pacíficos queremos justicia, no venganza. Somos miles y estamos saliendo de nuestro dolor y nuestro encierro. (Gustavo de l Rosa, defensor de los derechos humanos).

–Si esta caravana sirvió para que a su paso una sola familia mexicana recobrara el consuelo, la fe y la esperanza, valió la pena. Si esta caravana sirvió para sacar del anonimato y de la invisibilidad a tantos y tantos que tienen un dolor muy grande y necesitan mucho consuelo, hay que aplaudirla. Si sirvió para que las víctimas salieran de su dolor y su duelo, hay que reconocerlo… Lo importante es que sirvió a mucha gente para exigir y demandar un cambio de rumbo respecto a la situación en México. (Gallardo).

–La autoridad castiga al inocente y da la libertad al culpable. Vea usted el caso de Hank Rohn y el de Marisela…

Julio Scherer García en Historias de muerte y corrupción:

–No hay herida sin sangre y en la violencia que envuelve al país resultaría imposible ocultar a los muertos. Detrás de cada víctima hay un nombre, un apellido, una historia, pero llegará el día del rendimiento de cuentas por parte de quienes, de una forma u otra, se vieron envueltos en la tragedia que no cesa. (Grijalbo, 2011, pp. 113-114).

Gracias, Juárez, Juaritos, Sicilia, Sandra, hotel, bar, putas, policías cordiales, malandros ausentes en mi camino… gracias, ciudad del dolor, el placer y el trabajo.

Sandra, ¿volverán mis ojos a contemplar tu cuerpo y a tocar tu espíritu? Dos satélites en órbitas diferentes. Abiertos al azar y al centímetro cúbico de suerte.

Los sueños del libro de Baudoin y Troub’s son que vuelva la paz a Juárez, que haya trabajo, que regrese la prosperidad. Y el trabajo y la prosperidad en Juárez tienen que ver con la putería, el placer y el vicio.

Los sueños de Baudoin y Troub’s:

–Seguir viviendo en movimiento y amar un poco más.

El palabrero:

–Empalabrar los días, empalabrar la vida. / Enamorarme otra vez y ser correspondido. / Levantar acta, aunque sea inútil. Dar fe de vida en peligro de muerte.

Adriana:

–Una espera y desea tener todo, pero nunca pensamos en lo que desean los demás; lo mejor sería que algún día brindáramos un poco de amor.

Roxana:

–Más vale un palo rápido, que un palo largo y aburrido. Si yo pudiera dar paz, te daría paz y paz. Quisiera salir y gritar a los cuatro vientos, y es triste que nadie te escuche. Si yo creciera, quisiera ser un hada para hacer feliz a todo el mundo. Hay pocas personas que saben amar, y para mí el que da amor da vida, esperanza. Tengo un corazón tan grande que lo compartiría contigo.

Sandra:

–Te necesito porque te quiero, pero no te quiero porque te necesito. Te quiero porque has sacado lo mejor y hasta lo peor de mí. Quiero darte las gracias, ven.

De la nota roja a la nota de sociales. ¿Cómo anda la vida bonita en la Zona Dorada de Juárez? ¿Hay vida bonita? No la conocí.

De Juárez a Chihuahua platiqué muy a gusto con una joven maestra de primaria, en su primer año de clases. Y de Chihuahua a Querétaro conversé mucho con uno de los choferes de la unidad. Pero ya no hay espacio para más.

–Las gentes de fuera, que somos muchas, nos comprometemos poco con Juárez. Esa es la realidad. Y es una lástima. Hacemos lo mínimo y sólo estamos pensando en marcharnos. Yo espero estar allá no más de un año.

–Ya no hacemos la ruta de Chihuahua a Durango por Parral sino por Torreón. En Durango están cabronas las cosas. Igual en San Fernando, Tamaulipas, ya no vamos para allá. Los federales son culeros. Antes veíamos un vehículo de federales y nos íbamos con ellos, sabiéndonos protegidos. Hoy los dejamos que se vayan, porque sabemos que ir cerca puede traer problemas. El gobierno también es culero. Yo nunca he votado ni pienso hacerlo. Lo que le quiero decir es que las autoridades están metidas en este pedo. Los Zetas son unos hijos de la chingada, y la guerra entre los narcos y los Zetas está cabrona. Los narcos dan trabajo a la gente y ayudan a sus pueblos. Yo los he visto. Yo sí legalizaría la droga, al menos la mariguana. Para acabar pronto, señor, aquí todo el mundo es culero y yo también soy culero, jajajaj, pero en buen plan, jajajajaj. 19 años de chofer. Está culera la cosa, mi jefe, en serio. No, que ha bajado ni que ha bajado. Sigue el mismo pedo. A mí me asaltaron hace dos semanas. A todo el pasaje, allí en el crucero. Está cabrón. / Manejar bien y sacar adelante a mi familia, que estudien mis hijos. / Que no me pase nada en la carretera. / Ni madres, yo no viviría en Juárez. Soy de México y vivo en la Balbuena.

–Ejecutan en Torreón a 14 personas en 24 horas. (El Mexicano, 13-VI-2011).

–Inseguridad corta clases. Escuelas adelantan vacaciones por ola de violencia. Planteles en zonas de riesgo cierran sus puertas. Adelantan un mes el fin de cursos y dan por terminadas las clases en Torreón. (El Siglo de Torreón, 14-VI-2011).

¿Qué tejido social puede haber donde hay tanta matazón?

–Yo leo Proceso y Sicilia tiene razón: todos los códigos de ética implícitos se han roto entre los criminales y los federales. Y el gobierno tiene una gran responsabilidad en primer lugar con la seguridad de los ciudadanos. No sólo salvaguardar al Estado mexicano.

Annie Le Brun, pensadora francesa:

–No creo en el mal, el mal es una noción cristiana. Creo más en lo que Freud llamó la pulsión de la muerte o en la ferocidad que Sade asocia al deseo, precisando que las fuerzas nos pertenecen a cada uno.

–Hay una violencia en el mundo, una violencia que existe dentro y fuera del hombre. Uno de los grandes descubrimientos de Sade es haber mostrado que la naturaleza es muy parecida a la violencia existente en los seres humanos.

–Adentro de nosotros está esa parte de inhumanidad. Las sociedades tecnológicas producen seres humanos que son como un artificio; en Estados Unidos, por ejemplo, hay personajes que toda su vida vivieron sumisos a la sociedad y un día explotaron y comenzaron a matar. (Milenio, 7-VI-2011, p. 43).

Llegamos a SLP. El autobús está parado. Arranca suavemente, y en seguida un enfrenón. Una persona que iba al baño se cayó en el pasillo. ¿Qué pasó? ¡El tren casi nos agarra! De veras. Más tarde platiqué con el chofer. Me dijo:

–Yo oí una campanita como de paletas. No el silbato del tren. Y que volteo a la izquierda y veo al gusanote de fierro a unos metros. Enfrené con todo. Lo bueno es que iba quedito él y nosotros. Uf.

Jajjajjjajjaja. ¿Se imaginan? Palabrero que fue a Juárez muere al regresar atropellado por el tren en SLP. Jajajajaj. Pobres de los demás pasajeros, qué culpa tendrían.

–Las palabras tienen la palabra.

Estoy en Querétaro (5:57 a.m., 16-VI-2011). Estoy bien. Gracias. ¿Podré escribir y armar esto y amar desvergonzadamente? Por ahora quiero dormir como un oso un mes. No escribir. “Pensamientos en guerra quieren romper mi frente”.

–Palabra somos y en palabras y silencio nos convertiremos. Amén.

F i N

Qro. Qro.

Miércoles 6-julio-2011.

juliofime@hotmail.com

www.dialogoqueretano.com.mx

Todavía falta, si puedo, un último texto:

“Diálogo del Castillo de Chapultepec”.

Y queda pendiente:

el mes 22 de José Calzada.

–Al acabar todo es comienzo.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ Juaritos (14 y último)”

  1. Luisa dice:

    Como dice al inicio la película de Andrew Adamson y Vicky Jenson basada en en el libro infantil ilustrado Shrek!, de William Steig (1990): pura mmmmi…o sea demagogia de compa prangana. Fuiste a tu elemento y de ahí eres, no le contaste a tus “entrevistados” que andabas de vagaciones y que vives en esta bella ciudad de Querétaro gratis, a costa de todos? que eso de trabajar en ti es extraño y que lucras siempre con la desgracia ajena?Y que ya nos tienes hasta la madre con tu frasesita de “Todos nos sostenemos entre todos”, verdad?
    No te da vergüenza entrevistar a gente que solo pide trabajo y paz?

Envía tu comentario