Grafiteros

|




Yo también tengo razones para condenar a los grafiteros, pues mi lujosa mansión (nada de que su pobre casa) ha sido víctima de sus pintas, sin embargo, no estoy de acuerdo con la ley que aprobaron los legisladores que los condena a prisión y a multas. Es necesario aceptar que los jóvenes tienen necesidad de expresarse y exhibir lo que consideran su arte ¿Por qué no darles también salida a estos requerimientos? ¿Por qué no ofrecerles espacios públicos? Nada de esto, los políticos pretenden resolver todos los problemas con leyes y castigos. ¡Claro! Nunca terminan por resolverlos.

Publicado en Noticias el 17 de julio de 2008










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario