FRASE DE LA SEMANA

|





RICARDO MÉNDEZ-SILVA
JULIETA MARTIN DEL CAMPO

El insomnio tiene algunas ventajas, destaco una reciente: Las Obras Completas de Jorge Luis Borges (EMECÉ Editores, Buenos Aires, 1974) me guiñaron el ojo. Aclaro, su nombre de pila era Jorge Luis y no José Luis como lo llamó un ex-presidente mexicano cuyo apellido es de tres letras. La velada forzosa se iluminó entonces. Ese libro prodigioso me lo había obsequiado hace ya muchos años Andrés González Pages, amigo entrañable, a quien sin razón he dejado de buscar.
Hubo un tiempo en el que hice profesión de fe Borgiana, atrapado por su imaginación y su prosa exacta y motivante. Un día fui invitado a una comida del Centro de Lenguas Extranjeras de la UNAM y me instalé en una mesa en la que ninguno de los comensales nos conocíamos entre sí. Un psicólogo, sabio por las artes de su profesión, trataba de romper el hielo. Comentó que había asistido a un paciente que durante muchas noches no había podido dormir, le dedicó varias sesiones de psicoanálisis hasta que una noche pudo conciliar el sueño pero a cambio él fue quien se pasó en vela toda la noche. Intervine diciéndole “eso parece una historia de Borges” y el repuso entusiasmado yo utilizo la obra de Borges para psicoanalizar.
Las anécdotas de su vida, obviamente, no aparecen en sus obras completas pero un buen día hallé algunas en un reportaje periodístico: Una tarde se encontraba impartiendo su clase de literatura en una Universidad de Buenos Aires cuando ingresaron súbitamente unos alumnos conminándolo a que concluyera su exposición en reclamo de un movimiento estudiantil. El egregio escritor, sin más, se negó al tiempo que uno de los huelguistas lo amenazaba: si no accede vamos a apagar la luz del salón. Sin inmutarse, Borges respondió pueden hacerlo, soy ciego.
Una más: un jóven escritor en ciernes se acercó al Maestro y muy ufano le confió que había escrito un cuento y procedió a relatárselo. Palabras más, palabras menos, el ilusionado jóven relató su historia esperando una respuesta alentadora: Soñé que mi madre muerta me veía desde el fondo de un espejo y me saludaba. Borges respondió: ¿Su madre muerta lo saludaba desde el fondo de un espejo? ¡Qué atenta su señora madre!
Una noticia periodística narró su visita a México, acompañado por María Kodama, su tardía esposa. Lo llevaron a visitar las Pirámides de Teotihuacán, paseo por demás fascinante. El guía les explicaba la historia de los colosales monumentos prehispánicos y del conjunto arqueológico, sin embargo, no faltó uno de esos especialistas en la impertinencia, quien lo inquirió sobre lo que le significaban las explicaciones siendo como lo era una persona invidente. Repuso con tranquilidad: Yo veo las cosas de otra manera.
Un cuento que no aparece en sus obras completas porque es posterior a la edición de 1974 y que encontré en la sección cultural de algún periódico, rezaba: En un sueño fui a visitar por la noche a mi enemigo, nos hicimos de palabras y luchamos, yo resulté mas diestro en ese pleito y lo maté. Antes de huir me llevé un libro de su biblioteca que me llamó la atención. Desperté sobresaltado y desde esa noche nunca se ha vuelto a saber nada de mi enemigo y, en su biblioteca, falta un libro.
Pasaron los años, un día fatal vi por la televisión su entierro en Ginebra, había dejado atrás a Mi Buenos Aires Querido. Me estrujó el alma ver el feretro del pobre ciego descender a la oscuridad inapelable de la tumba.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

3 Comentarios en “ FRASE DE LA SEMANA”

  1. Enrique Guerrero Rivera dice:

    Buenas tardes
    Me ha resultado su escrito sumamente placentero, desprovisto del tema actual que muchos de sus compañeros escritores en éste espacio han entrado al deporte de moda llamado “PÉgale a AMLO” con ello refresca mi interés de continuar revisando Dialogo Queretano….

  2. dialogoqro dice:

    El Blog Diálogo Queretano agradece su constante interacción con los articulistas y colaboradores. Como usted ha constatado el Blog es plural y está abierto a las opiniones y colaboraciones de quienes quieran manifestar sus opiniones o sus colaboraciones, en forma razonable y respetuosa.

  3. dialogoqro dice:

    De Ricardo Méndez Silva: Gracias por tus palabras. Uno escribe y no sabe a quien llega un texto ni que efecto produce. Fui compañero de la carrera de Licenciado en Derecho de Edumndo González Llaca. Te estoy hablando de la prehistoria pero la amistad se ha mantenido y compartimos gustos e intereses semejantes, al punto que me ha invitado algunas veces a escribir en su página. Estoy convencido de lo afortunados que somos de habernos acompañado en la vida. Te deseo la mayor ventura y que sigas cultivando lo que tu vocación profesional y humana te dicten. Ricardo MS

Envía tu comentario