Francisco Domínguez y Ricardo Anaya ¿Humanistas?

|




Ricardo_Anaya_Camara de Diputados_Queretaro

Un amigo panista me reclama por haber sostenido que las ideologías están en crisis: “Me permito recordarte –afirma airado- que ya el gobernador Domínguez dijo que su ideología es el humanismo”. Respondo. Identificarte como humanista ya no significa nada. Hace algunos años los liberales económicos se defendían diciendo que era un liberalismo con rostro humano. Yo preguntaba ¿cuál rostro? ¿El de Slim? ¡Ay nanita! Ricardo Anaya creó una fundación: “Por más humanismo”. El precandidato presidencial confesó que el objeto social era: “Adquirir por cualquier título legal la posesión o propiedad de todo tipo de muebles e inmuebles y edificar”. De acuerdo con esta tesis para ser más humanista se necesita tener más fraccionamientos y construir más edificios. Un humanista es un compulsivo corredor inmobiliario. Más que un humanista parece un monstruo salido de una película de Guillermo del Toro. Lo peor, sin ninguna gracia.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario