¿Fin del neoliberalismo y principio del obradorismo? (II y última)

|




20- ¿Fin del neoliberalismo y principio del obradorismo? ¿Qué es el obradorismo? ¿Qué utopía encarna o quiere encarnar en el espíritu de la sociedad y el gobierno?
Pienso y escribo desde una banca en un jardín público:
–¿Honestidad y fraternidad?
–¿Sin corrupción y con eficiencia?

–¿Primero los pobres sin matar a los ricos?
–¿Fin del régimen de privilegios y comienzo de un régimen de bienestar social popular?
–¿Con un gobierno pulcro y transparente?
–¿Sin hacer negocios con el poder económico sino vigilando y cuidando, democráticamente, las relaciones y las acciones?
–¿Con verdadera separación y vigilancia recíproca de los poderes políticos y económicos y mediáticos de la Edad Luz?
–¿Con una buena conexión en general entre sociedad y gobierno, cosa que pocas veces ha existido, haciendo que circule buena corriente social y política de ida y vuelta, protegiéndose unos a otros?
–¿Sin anular la crítica y respetando las diferencias?
–¿Aprendiendo de las diferencias y ganándose adversarios?
–¿Conjugando lo mejor posible los valores de la justicia, la igualdad y la libertad, con honestidad, eficiencia y fraternidad?
–¿Con la fuerza de los hechos y la humildad de los resultados?
–¿Qué cosas del ayer acaban y qué cosas comienzan hoy?
–¿Fin del neoliberalismo y principio del obradorismo?
–¿Qué es y qué quiere ser el Movimiento de Regeneración Nacional?
–¿Por principio de cuentas se va a regenerar a la clase política en el poder y a sus partidarios y simpatizantes en la sociedad abierta?
–¿Será capaz de hacer una nueva política la vieja clase política?
–¿Abrir el horizonte y pasar del desaliento del país y del nocturno de la democracia a la esperanza morena, encarnar un nuevo ideal?
–¿Qué quiere ser y qué será la cuarta transformación de México?
–La historia patria no es de bronce ni lineal.

21- Creo que hacia allí apunta la utopía del obradorismo. Para los que aman y quieren una nueva utopía y otra visión de futuro. Las utopías no tienen método ni lógica racional; tienen magia creadora o no son nada. Tienen fuerza social. Si hay conexión y buena corriente entre sociedad y gobierno, todo es posible en comunión, todo lo humano posible.

22- Fácil, acabar con la corrupción y con la impunidad. Barriendo las escaleras del poder y de la sociedad de arriba hacia abajo. Sin perseguir a nadie. Aplicando la ley de la honestidad. Sin hacer circo ni simulaciones. Movilizando a la gente y haciendo consultas populares. “Convocando, desde el poder, el respaldo al poder y la militancia del entusiasmo”, escribe JSHM. La sangre devota hacia el nuevo poder de AMLO y contra los enemigos identificados de siempre, hoy sumados en el neoliberalismo.

23- AMLO hace casi lo mismo que el PRI en sus años dorados: no encubre el pasado negro del poder, sólo lo exhibe sin castigarlo. Tal vez ese es el castigo y su fuerza moral. Los señala y no se desgasta en perseguirlos. Sigue adelante y hace su gobierno, la parte de historia que le corresponde. Quizá porque tratar de castigar el pasado sería la guerra y la destrucción de todos; buenos y malos y neutrales. Quiere regenerar el presente y abrir el futuro a la esperanza de México. Es su ideal. No olvida pero sí perdona y quiere construir otra realidad aparte.

24- Tras el desastre del poder neoliberal, ¿qué sigue? ¿Fin del sistema en su conjunto operando para la corrupción? ¿Barriendo Los Pinos y el Palacio de Gobierno y el mismo Zócalo de arriba hacia abajo? ¿Separando en serio los poderes políticos de los económicos y edificando un verdadero Estado de derecho? ¿Nada al margen de la ley y nadie por encima de la ley? ¿Fin del Estado para el uso y abuso de intereses particulares? Esta es la utopía. Soy hombre de palabra y lo vamos a lograr. Me canso ganso. Pide tres años de gracia. ¿Qué México tendremos en 2024? –Vamos a hacer las cosas de tal manera que no sea fácil “retrogradar”, dijo.

25- “Nada material me interesa, ni me importa la parafernalia del poder”. No voy a fallar, no tengo derecho a fallar, voy derecho a mis fines. “El poder es sabiduría y humildad, y sólo tiene sentido al ponerse al servicio de los demás”. Con entrega total a la causa pública. Trabajaré 16 horas diarias. Tres piezas: un pueblo trabajador, nuestras riquezas naturales y un buen gobierno. Hacer en 6 años lo de doce. Haré cuanto pueda. El pueblo tiene las riendas. El pueblo pone y el pueblo quita. En dos años y medio habrá una consulta popular sobre mi mandato. Acepto el reto. No buscaré la reelección. Que viva México.

26- Una transición de poderes tersa y cálida, en la superficie. Un discurso cantado. Signos nuevos entre sociedad y gobierno. Contacto popular. Recuperación de los símbolos históricos. Mirada nacionalista, ensimismada, sin calibrar el mundo exterior en que se vive. Recuperar la fuerza del Estado. Sin ponderar el poder de los mercados, nacional y trasnacional. Mirada interior, en la cultura del pueblo. Pueblo tenaz, luchón, emprendedor, honesto, fraterno. Ya estamos en el camino y bajo el clima del optimismo. ¡Vamos a ser modelo y potencia económica! ¡Por el esplendor y la grandeza futura de México! ¡Viva México!

27- Himno Nacional. Mexicanos al grito de Obrador, Obrador, Obrador, ¡Sí se pudo! ¡Sí se pudo! ¡Sí se pudo! Y contra Obrador. La sangre devota y la sangre enemiga. Si no hay lucha de clases, sí hay lucha de sangres.

28- Por lo que vi y oí, quedé con buen sabor de boca. Sintiendo la enorme carga del gobierno y pensando lo que nos corresponde hacer como sociedad. No creo en las utopías y veo la realidad del mal por todas partes. Hoy más que nuca luchar contra el mal es luchar contra nosotros mismos y cuidarnos unos a otros. No apanicarse ni desbocarse.

29- Diferencias aparte, buen principio. AMLO no está solo. Hoy no está solo. ¿Cómo sostener y aumentar esa conexión y buena corriente entre sociedad y gobierno? No hay que esperar que sucedan las cosas; hay que hacer que sucedan. Este es el centro. Que ya nadie diga que ganó AMLO. El partido del sexenio apenas empieza. Faltan los goles. Hay que meterlos. ¿Fin del neoliberalismo y principio del obradorismo? ¿Qué es el obradorismo? ¿Una nueva utopía de la Edad Luz? ¿Obrador es la desacralización del poder y la creación del mito? ¿Podremos regenerar la vida pública de México? ¿Mataremos al fantasma del fracaso y vuelta a lo mismo? ¿Qué país tendremos con la cacareada cuarta transformación en diciembre de 2024?
Las respuestas aparecen cuando se esfuman las preguntas.
Religarse, si no con lo sagrado al menos con lo humano.
Sociedad y gobierno:
–Y hay conexión o no circula corriente.
El sábado vimos un presidente de carne y hueso querido por gente de carne y hueso. Conectados por un espíritu de cambio. La vida sigue igual, múltiple y contradictoria sobre una realidad picuda. (Sábado 1-XII-2018).

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario