Estados Unidos -II-

|




Estoy sentado en una banca a la orilla del río de San Antonio, saboreo un alimento que está en la canasta básica de cualquier queretano: comer prójimo. Los americanos aportaron al mundo occidental la práctica masiva del deporte, en general son delgados, pero ahora observo algunos con cuerpos paquidérmicos, todos ellos con tipo latino, tal vez la mayoría mexicanos. Es lógico, su metabolismo y estructura ósea estaba formado en la austeridad, de pronto acceden al progreso y a la comida chatarra, el resultado son cuerpos de película de monstruos.

Publicado en Noticias el 15 de Enero de 2009










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario