Estados Unidos -I-

|




Estoy en el aeropuerto de Houston, el agente aduanal gringo prácticamente nos ha encuerado a los turistas mexicanos que llegamos. Una grabación por el altavoz dice: “Evite hacer alguna broma sobre las medidas de seguridad, pues será tomada en su contra en caso de un posible juicio”. A los vecinos el terrorismo les arrebató el sentido del humor, como para cualquier amargado, la risa se ha convertido en objeto de molestia. Por entrar a Estados Unidos nos cobran, de entrada, el alto tributo de compartir la angustia de su guerra.

Publicado en Noticias el 13 de Enero de 2009










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario