EN DO MAYOR.

|




(Primera de dos partes)

NUESTRA TRAGEDIA .

La lejanía geográfica que hay con entidades ubicadas al norte del país y que nos hacía pensar y sentir que todo lo que ocurriera tan lejos de las ciudades del centro nos era ajeno, hace tiempo terminó. Ya no hay distancia territorial, ni emocional entre unos y otros. Y no ha sido solamente la tecnología la que las ha acortado, no. Ha sido y es, sobre todo, la consciencia de compartir esta indefensión, esta zozobra ante la cruel realidad que rebasa nuestra comprensión humana. Son sentimientos experimentados por todos los habitante de este país.

Hace tiempo que todos compartimos esta sensación de abandono e indefensión ante los cruentos embates de la violencia .Aquí estamos, vulnerados, rotos, fragmentados. Compartiendo las zozobras y una sola certeza: se ha roto ya el eslabón que conecta lo más fiero, la parte del animal que se alimenta de carroña, con la parte humana que hemos creído estaba habitada, también, por una esencia espiritual.

¿Qué se rompió? ¿Cuándo? ¿Dónde y cuándo perdimos nuestra capacidad de apreciar las cosas sencillas de la vida, para sumergirnos en este fango que solo se puede entender ( si es que acaso se puede) desde la parte más infrahumana que se alimenta de lo escatológico? ¿Cuándo de manera tan vil y cobarde encubrimos nuestros miedos e ignorancia para no aceptar que estamos aterrados de que eso que ocurrió a la familia LeBarón está a la vuelta de cualquier sitio cercano a nosotros? ¿Cuándo la fiereza e insensibilidad se adentró en nosotros para sentenciar sin misericordia alguna juicios lapidarios sobre la supuesta culpabilidad de las mujeres y niños, víctimas de esta tragedia?¿Cuándo algunos se volvieron tan miserables que con tal de mantener en ascenso la cifra de seguidores en tuiter, o sintiéndose empoderados ya, lanzan frases como “ esos bueyes se lo tenían merecido…? ” ¿Cuándo nuestro pensamiento se obnubiló de tal manera que ya no vemos quién nos la debe, sino quién nos la paga? ¿Desde cuándo y por qué?

No diré más. Ni haré una cronología de los hechos que, por otro lado, han sido ya bastante abordado por diversos medios. En esta ocasión me permito compartir uno de los trabajos profesionales que, sobre este caso, hiciera el equipo del programa radiofónico “Primer Movimiento de Radio UNAM”. Los conductores de este espacio informativo, BERENICE CAMACHO y MIGUEL ANGEL QUEMAIN, entrevistaron al Reportero y Conductor de Radio Universidad de Chihuahua, ANTONIO VARGAS, quien habló sobre esta comunidad LeBarón y su historia con Chihuahua.

Al no poder compartir el podcast de esta entrevista ( pero que se puede consultar, si así lo desea usted lector) y por ser el punto de vista de un reportero de un espacio de análisis y objetividad y que conoce la realidad que se vive en el norte, su historia y los retos que, en todos sentidos, enfrentan Chihuahua y Sonora, comparto aquí de manera íntegra la esencia de la entrevista, trasmitida este jueves 7 de noviembre.

Antes de ello, aclaro que a fin de sintetizar, he quitado a preguntas de los conductores y respuestas del reportero solamente las comprensibles muletillas que solemos usar cuando hablamos. Por lo demás la transcripción va fielmente realizada del audio.

BERENICE CAMACHO: ¿Cómo podemos enmarcar, cuál es tu lectura que podemos tener respecto a esta familia LeBarón y lo que ha significado para Chihuahua en todo este sentido, en toda esta diversidad que significa un estado como ése, Antonio?

REPORTERO: Chihuahua como bien lo sabes es un estado que al igual que la mayoría de los estados del país tiene una diversidad inmensa, primero que nada de territorio , después de personas, de habitantes. Ya que es muy diferente, claro, la gente que habita los municipios del norte como la que habita hacia los municipios del sur o el noroeste. Debido muchas veces a la diversidad de clima, de ambiente y como lo mencionas ahí en donde los MORMONES actualmente radican que es en los límites que se encuentran entre Chihuahua y el Estado de Sonora, municipios como Galeana y del lado de Sonora, Bavispe , entre otros. Es una región que desde siempre se ha sabido que está en disputa. No solamente con grupos del crimen organizado, sino también con otros movimientos sociales como son los Barzonistas, quienes por años, por muchas generaciones han mantenido una disputa; principalmente por temas que tienen que ver con el agua, con la tierra y con todo lo que allí se puede llegar a producir, ya que son tierras muy fértiles, pero también muy complicadas por lo difícil de acceso que son.

M. A CAMAIN: Es un grupo muy hermético, ¿cómo llegó a las tierras mexicanas, cómo se establecieron? Y mucha gente los aprecia. Leía una entrevista del Presidente Municipal de Bavispe, señalando que entre la población hay como una sensación dividida frente a ellos; por una parte gratitud y respeto porque son una fuente de trabajo muy importante, por otra de reserva frente a costumbres que son distintas de los grupos predominantemente católicos en la región. ¿Cuál es el origen, cómo entender la presencia de este grupo en un contexto tan complejo como el de esa comunidad del noreste.

REPORTERO : Si mira, son cerca de dos generaciones ya, hablando de cerca de 30 años, en lo que ellos se establecieron por aquellas regiones, son unas diversificaciones de las colonias Menonitas que habitan más para la región de Cuauhtémoc. Ellos en cierto punto decidieron separarse de estas costumbres que tenían los Menonitas e inician su propio movimiento y todo lo que tiene qué ver precisamente por su modo de vida. En cierto momento muy cerrado, muy hermético en cuanto a sus costumbres, sus religiones; pero también abierto hacia otras cuestiones. Ellos por siempre han sido personas trabajadoras, personas de mucho esfuerzo que saben muy bien como es la tierra en ese lugar, cómo se debe trabajar. Y, por supuesto, han hecho crecer mucho la economía en esa región. Y han estado en disputa constante con varios grupos y también grupos delincuenciales que han intentado invadir su espacio y que han visto que ellos saben producir la tierra, entonces han dicho “Bueno ellos tienen tierra fértil, allí nos gustaría llegar e intervenir ¿no? ”. Ellos (la comunidad) se han negado por años y en ciertos momentos decidieron iniciar su propia, llamémosle así, autodefensas, sus propios esquemas de seguridad. Y ante la falta de capacidad que han tenido gobiernos anteriores de protegerlos, de garantizarles que pueden estar seguros y tranquilos en su lugar, decidieron, de alguna manera, enclaustrarse en su territorio y no permitir que haya una relación más allá que lo que tenga que ver con trabajo con el mundo exterior. Se han dedicado a vivir su religión, sus costumbres de una manera cerrada, pero también hasta cierto punto tranquila, hasta cierto punto de no molestar a nadie, dedicarse a lo suyo. Y – hay que decirlo-, han sido una fuente de ingresos, de empleo para personas que no pertenecen a su comunidad, pero que son de regiones de ranchos y de ciudades cercanas, y que allí encuentran un punto para laborar porque es mucho el trabajo que tiene el campo en Bavispe. Todo lo que ellos hacen, todo lo que realizan son una fuente de ingresos. Pero también ha habido denuncias a lo largo de los años y está esa parte donde se les ha satanizado, porque se ha dicho que son personas o grupo que, precisamente por esta extensión que han hecho de su territorio, de su legado, han cometido abusos en contra de quienes menos tienen, en contra de los más necesitados con el despojo de tierras o con la explotación de quienes trabajan con ellos. Pero en si son una comunidad respetada por la comunidad Chihuahuense, por las personas que habitan en Chihuahua y los demás municipios. Porque son personas trabajadoras y que regularmente no se meten con nadie, salvo los conflictos que, comento, han tenido con otros grupos sociales.

B. CAMACHO : También sería interesante que nos comentaras, Antonio, para quienes no conocen el Estado, para quienes no están habituados a un Estado con estas características ¿cómo ver, cómo entender, por ejemplo, la administración pública, en cuestión de salvaguardar la vida de las personas, la seguridad de las personas, de un Estado que , además, tiene comunidades distintas, algunas muy cerradas con una cultura muy arraigada, muy propia que generalmente no se comparte hacia afuera, hacía el exterior; sino que se acendra, se va yendo hacia la propia comunidad? . ¿Cómo entender la administración política del Estado en comunidades que son tan distantes en un territorio, comunidades distantes unos de los otros, en un territorio también de difícil acceso en muchos de sus lugares ¿Cómo entender esto? cómo se vive de esta manera la vida cotidiana en Chihuahua.

REPORTERO: Precisamente sobre esto que te decía, es un Estado muy grande, con mucha extensión que a veces tienen que recorrer cerca de dos horas en carro, en una unidad, para poder trasladarse a otros puntos. Y, hablando de esta región, la zona noroeste, es particularmente desértica, comparte mucho de los ambientes, de los climas del desierto del norte de México, como con el inicio de la Sierra Tarahumara. Se divide el territorio, o el ambiente, el clima que hay en la región. Pero es particularmente seco, desértico. Entonces, si no hay una buena capacidad, o un buen conocimiento de la tierra, de cómo se debe trabajar, no cualquiera puede utilizar las propiedades que tiene la tierra para poder sacarle algún fruto. Es donde ellos han sabido trabajarlo muy bien y al darse cuenta de eso y hacer crecer tanto la economía. Y hay que recordar que su particularidad también comparten una nacionalidad americana-estadounidense. Ellos siempre han tenido territorio, sus comunidades, tanto en el Sur de Estados Unidos como aquí en Chihuahua, en el norte. Entonces, así es como lo dices. Hay comunidades que tienen que recorrer dos horas para poder llegar de un punto a otro. Como en el caso de la Comunidad de “La Mora” en el municipio de Bavispe, Sonora, que para poder llegar a los pueblos que están en GALEANA ,( ya en el Estado de Chihuahua) , precisamente el traslado que la familia quería realizar; pero su objetivo general era llegar a Tucson, Estados Unidos.

(fin de primera parte)

dialogoqueretano.com










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario