EN DO MAYOR.

|




He de comenzar este articulo con un comentario que obedece a una mera inquietud personal: el fin de semana dejé escrito este material , pensando en revisarlo el domingo por la noche y enviarlo al blog para su publicación en este lunes 29. Me encontraba en Morelos, cuando el sábado 27 me llegó (vía msn) el texto denominado “Edmundo González Llaca/Tríptico “ que mi estimadísimo Julio Figueroa escribiera. Comenté con él esta coincidencia.

Retomo mi material y lo envío a consideración, esperando que Edmundo no crea que acabamos de formar un club de elogios. Es un acto de justicia reconocer y compartir una modesta y personal opinión sobre su obra . Coincidencias o diferencias ideológicas aparte, su agudeza, claridad y capacidad de síntesis son inobjetables.

DE EROTIXMO

“El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía”, dijo alguna vez Anaís Nin. Por su parte Octavio Paz , al hablar sobre Erotismo y Poesía , sostuvo : “ El primero es una metáfora de la sexualidad, la Segunda una erotización del lenguaje”.

Y de Edmundo González Llaca he leído diversos artículos y obra publicada sobre el tema de corrupción, democracia , así como ensayos y parte de su obra literaria. Y a menudo leo sus artículos y comentarios en este espacio y disfruto su fina pluma y estilo para abordar los diversos temas. La forma cómo dice tanto con tan poco es un arte que pocos dominan. Supongo que eso es un reflejo de una mente clara y bien templada; pero también un resultado de su formación académica y vasta cultura. Su tono lúdico es un agregado de su inteligencia

Acabo de terminar de leer DE EROTIXMO, título del libro de su autoría.

Debo decir que primero me dejé atrapar por su bien cuidada presentación y por las plumas invitadas para hacer los comentarios y que están en la contraportada. Cuatro las voces reconocidas y prestigiadas. Armando Fuentes Aguirre (CATÓN), María Luisa, La China, Mendoza (1930-2018), Andrés de Luna y Lazlo Moussong.

Sobre DE EROTIXMO, Lazlo Moussong dice: “Es un libro pleno de frescura, novedoso, ilustrativo y de continua amenidad acerca del erotismo, El autor convence de que saber más del erotismo conlleva ineludiblemente a saber disfrutarlo mejor, más inmensamente y a cerrarle la boca a “la voz de la moral”, esa vigilante severa y frustradora. Tan sólo su lectura ya es una delicia”.

Dice bien Moussong. Y me permito agregar que amén de su tinte lúdico y fina ironía, su libro me habló también de su generoso deseo de compartir cómo fue el mundo de un niño que, rodeado de las mujeres de su familia educadas en un entorno propio de la sociedad ultraconservadora de la época y con los marcados matices de la cultura Queretana, hubo de enfrentarse a las primeras preguntas sobre la sexualidad y las inquietudes que sobre ello acompañan a todo ser humano.

“Edmundo González Llaca un hombre versado, nos ofrece un libro delicioso en el que desfilan sus dotes literarias…” , escribió sobre él Andrés de Luna.

DE EROTIXMO es abordaje desde lo masculino. Un recorrido cronológico. Un viaje a través de la mirada del niño, su tránsito por la adolescencia y su arribo a la adultez. Conocedor de la naturaleza humana, González Llaca nos comparte conceptos profundos que permiten diferenciar el significado entre la vulgaridad de la pornografía y la sutileza del erotismo. Diferencias abismales entre uno y otro, pero finísima la línea que divide a ambas. Como si se tratara de un diálogo con el lector, fluyen sus conceptos y comparte sus reflexiones sobre la importancia del erotismo, punto de encuentro entre lo que de animal y racional nos habita. El erotismo como pulsión de vida, expresión y desafío humano para conservar vivo nuestro encuentro con el otro.

“ El espíritu sin erotismo envejece, se marchita, se debilita su flujo natural de conservación, antes que nada, de la vida. Decae su vocación creativa y revolucionaria y su ímpetu para elevarnos más allá de la realidad. La crisis del erotismo es la crisis del amor, de la filosofía, del arte y de la política”, dice en uno de sus apartados.

Abunda también el autor sobre la tecnología y su fría e impersonal amenaza, presente en la vida moderna y que nos lleva a olvidarnos de la parte sustancial de nuestra condición humana. Reflexiona sobre ello y nos recuerda la importancia de preservar nuestra esencia , porque sólo somos esto que de humano tenemos si conservamos la capacidad de oponernos a ser devorados por esta tecnología que nos despersonaliza y nos atrapa en espejismos evanescentes. “Los abusos de la nueva tecnología, en la que el encuentro con el otro está alejándose cada vez más de nuestra esencia humana. … El ciberespacio tiene tres “P” que lo invaden: Promiscuo, Pornográfico , Pederasta… el sexo ha pasado de la conquista al consumo, del contacto al aislamiento. Del encuentro a la soledad. En la eterna guerra de los sexos se ha impuesto la comodona paz y asepsia que ofrecen las máquinas y la electrónica”.

EROTISMO Y MUERTE.

“El erotismo no tiene que ver con la muerte, sería más bien el triunfo sobre ella”, dice una de sus frases entre pasajes de declaración de amor a Marilyn Monroe, una de las figuras más polémicas e inspiradoras de la cinematografía, musa de tantas generaciones y cuya imagen persiste como emblema del erotismo . Resulta conmovedor la confesión y pasión con la que González llaca nos comparte su amor a esta emblemática figura del cine y la forma en que la sublima con su letras. El suyo es un sentimiento que ha desafiado al tiempo y le ha acompañado por las diferentes etapas de su vida.

Hay en este capítulo un cúmulo de reflexiones. Entre ellas la mención al Marqués de Sade con quien NO comparte esa desenfrenada búsqueda de placer. “Recordemos que el erotismo es la inteligencia dentro de la sexualidad. Si la política redime al hombre de su egoísmo, el erotismo humaniza la bestialidad sexual. La inteligencia no puede admitir los excesos, no van con ella. No puede haber algo más alejado del erotismo que una orgía, especie de rastro, donde todos los participantes son pedazos de bistec, cóncavos o convexos, a disposición de los instintos sin consciencia”.

Un capítulo profundo es también el de Eros y Tánatos. El papel que en la concepción del amor y sufrimiento ocupan las figuras de Helena de Troya y Paris. Isolda y Tristán. El papel de los Montescos y Capuleto, bajo cuya enemistad a muerte no lograron separar a Julieta y Romeo. Los giros de la historia si Dante hubiera conocido a Beatriz y Petrarca hubiera desposado a Laura.

Concede también el autor, un apartado a RISA Y EROTISMO, ese puente de complicidad que se establece entre los amantes o como despliegue de ingenio seductor. “ …Los amantes saben que después de que se ha dicho y dado todo, se han experimentado todas las caricias, los roces, los besos; si el juego de las lenguas está henchido y exhausto, el lenguaje de las palabras es una amenaza de vulgaridad. Lo único que puede mantener la intensidad de la intimidad es una risa”

Aligera e ilustra el tema con un repertorio de chistes que y anécdotas relacionados al tema, antes de transitar luego a los demás capítulos.

EL EROTIXMO, de Edmundo es, pues, un compendio bien escrito. Un despliegue de reflexivo ingenio y realidades de un tema tratado por quienes son capaces de comprender que en nuestro ser habita una fuerza viva que se manifiesta en la expresión sutil de lo amoroso , y en el clamor del deseo humano se encuentra la perfección de los instantes que nos constituyen como obra maravillosa de un dios o dioses que dotaron a nuestra naturaleza de la capacidad del goce supremo, sublimado por y con la delicadeza del espíritu humano.

Agradezco a Edmundo González Llaca toda la obra de un profesional serio, respetuoso de la palabra y que nos regala con esa elegancia tan propia de él , así como su calidad humana y los aportes que continúa haciendo a través de su obra .

Un goce leer también EL JICOTE, espacio en el que esa pequeña avispa ronda con su fino aguijón y cuyo zumbido ha de poner atento a más de uno cada vez que aparece en los burdos cielos de la política mexicana, para ver hacía quién va dirigido el piquete.

Zaragozacisneros.jovita@gmail.com










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ EN DO MAYOR.”

  1. Edmundo González Llaca dice:

    Estimada Jovita, muchas gracias por tu comentario, estoy ruborizado y si usara rebozo lo estará mordiendo. Te comparto una convicción, cuando uno escribe hace un strip tease intelectual, pero cuando alguien comenta el texto también lo hace. Tu comentario habla mejor de tí que de mí, eres una lectora inteligente, sensible y aguda. Supiste leer, interpretar y enriquecer lo escrito. No es corresponder al halago, es decirte la verdad. Doy gracias a todos los dioses y hasta la cuarta transformación, por si las dudas, de que escribas en el blog y que seas mi amiga. Un abrazo muy afectuoso y agradecido.

Envía tu comentario