EN DO MAYOR.

|




 

¿Y qué nos importa a los mexicanos que los hijos de ex presidentes estén inmiscuidos en un escándalo que tiene relación con el líder de la secta (NXIVM)? ¿Qué nos importa y a qué abona a nuestra vida ciudadana enterarnos de las perversiones de un embaucador que encontró en familias de altos empresarios y en Emiliano Salinas Occelli a un fiel portavoz y defensor de su proyecto? ¿Por qué nos importaría que éste último haya sido un enlace para reclutar a jovencitas de la clase adinerada, quienes por voluntad propia, permitieron ser laceradas como reses a las que hay que herrar para dejar asentado el dominio de su dueño? ¿Qué nos importa a esta clase social a la que pertenecemos una mayoría de mexicanos y que nos movemos en una realidad años luz de distancia de esas jovencitas que suelen viajar por el mundo, tener a disposición servidumbre y asistentes personales y viven en esa zona de confort en la que la otra realidad de los mexicanos está ausente de su mirada?

La noticia sobre la secta Nxivm sacudió a la opinión pública nacional e internacional. Los involucrados en esta trama construida por un sociópata, hábil estratega y embaucador, que analizó a fondo las debilidades de gente con poder económico y bien relacionadas en altos círculos sociales y supo cautivar a jóvenes que cayeron a sus pies como insignificantes palomillas que giraron alrededor de su luz y luego sometió a sus caprichos sexuales.

Y no. No se trata de un asunto meramente privado. El tema tiene sus aristas. Entre otras cosas está cercanamente relacionada al vacío, en todos los estratos sociales, de valores individuales, familiares, colectivos de una sociedad como la nuestra. Y relacionada , también, con toda una concepción de la mujer como objeto de uso y cosificación, de distorsión del poder y de impunidad.

Al respecto, el analista político e historiador Dr. Lorenzo Meyer comenta en su red social : “El mundo en que se formaron los hijos de Salinas y de otras familias de élite que terminaron en la secta Nxivm ¿fue derivado natural del gran mundo autoritario y corrupto mexicano del que surgieron y medraron esas familias? Es pregunta”, inquiere el doctor Meyer.

El comentario y pregunta mueve a reflexión. Y si bien Nxivm fue creada por un hombre que planeó su estrategia para erigirse líder único de esta secta, disfrazada de empresa sostenida en altos valores, del otro lado están los personajes que cayeron en la locura de Raniere quien sometía y usaba de manera tan vil a las mujeres que elegía para que pertenecieran a su círculo cercano y supo hacerlas sus incondicionales.

Raniere fundó una empresa cuyo credo fue el éxito. Supo ver los huecos de una sociedad burguesa dócil y complaciente, capaz de dejarse embaucar en unos casos y, en otros, ser cómplices de sus ambiciosas y enfermas pretensiones. Porque Raniere estaba informado que en Monterrey, Nuevo León, existe una élite mexicana con gran influencia política y económica, presa en un provincianismo de doble moral. Y allí decidió implantar su negocio. Y no se equivocó, porque encontró en esa sociedad eco a su venta de promoción de “valores , éticos y morales” .

¿VENID A MI!

Las prácticas de la secta creada por el Neoyorkino, líder del NXIVM, fueron ventiladas por el New York Times a finales del 2017, cuando se le acusó de abusos sexuales. Un año más tarde, marzo de 2018, fue detenido en Puerto Vallarta, México. Hoy está preso y a buen resguardo bajo la justicia estadunidense.

La biografía documentada sobre Raniere le describe como un hombre practicante de deporte y apasionado por la música. Dominaba varios instrumentos musicales y tenía facilidad extraordinaria para matemáticas. No le fue difícil diseñar programas en las que la palabra “éxito”, es una de las más utilizadas y deseadas en una sociedad utilitarista y pragmática como la estadounidense . Encontró en el sistema de ventas piramidal o multinivel la clave para ello y en su socia de negocios, Nancy Salzman, una aliada y más tarde cómplice para fundar, en 1998, la compañía Nxivm.

Raniere decidió crear diez años más tarde una fundación sin fines de lucro. “Los Fundamentos Éticos del Consorcio Mundial (FECM) responden a una iniciativa dirigida sin fines de lucro que promueve la comprensión y aplicación de la ética en la comunidad mundial. Nuestros distinguidos miembros son individuos que demuestran un alto grado de ética y un compromiso con la humanidad – ética compasiva- y una experiencia en al menos una rama de la comunidad”, rezaba una parte del logo de su empresa.

Con su fundación, Raniere pretendió llegar a las altas esferas económicas de Estados Unidos. Tuvo parcial éxito en ello, pero vio en Monterrey, Nuevo León, un potencial para impulsar su proyecto, mismo que fue aceptado por acaudalados personajes del lugar, a quienes convenció de las bondades de su “ producto”.

Un entusiasta Emiliano Salinas, fue el encargado de la representación en México. Desde su sitio de privilegio y sus numeroso contactos, promovió a la empresa entre diversos sectores de la sociedad mexicana. Gremio artístico, políticos, empresarios con alto poder adquisitivo pagaron su cuota de pertenencia al programa conocido como Executive Success Program (ESP).

El sentido de pertenencia a este sistema, al que solo accedían aquellos con cierto status, despertó en numerosos integrantes el interés por estar en tan selecto circulo. “Se sabía que era un programa ‘secreto’ en el sentido de que no muchos sabían de él y que la mayoría no tenía acceso a este programa. Además del dinero, tenías que tener cierta recomendación, porque alguien de adentro le contó a su amigo o a su conocido cómo funcionaba…La entrada al selecto programa tenía una cuota inicial de unos US$1.500, pero para continuar en los siguientes niveles de los talleres había que pagar cantidades mayores”, documenta el equipo de redacción de BBC News Mundo, en un artículo publicado en mayo de este año.

El negoció creció. Y la filosofía de Raniere se extendió en selectas escuelas para niños, una de ellas fundada por dos de los hijos del ex presidente Salinas de Gortari y llamada Rainbow Multicultural Garden.

Los reporteros Juan Omar Fierro y Sebastián Barragán, del equipo de Carmen Aristegui, documentaron: “ El sistema educativo está basado en enseñar siete idiomas diferentes a niños que apenas comienzan a dominar su lengua materna, lo que supuestamente ayuda a comprender el mundo de siete maneras diferentes… las cuotas podían alcanzar hasta los 60 mil pesos mensuales y los niños tenían que someterse a un régimen 100 por ciento vegetariano, incluyendo a los menores de un año, todo con el objetivo de que los niños experimentaran “múltiples idiomas y culturas con el propósito de convertirse en ciudadanos del mundo…Los testimonios que ahora revela Aristegui Noticias indican que Emiliano Salinas estaba vinculado directamente en el reclutamiento de los menores, que los padres de familia no tenían acceso a las instalaciones educativas ni forma de supervisar el aprendizaje de sus hijos, además de que se les prohibía de manera expresa conversar con los maestros”.

Agrega la investigación: “Al menos tres niños inscritos en Rainbow Multicultural Garden enfrentaron problemas de lenguaje tras asistir a la escuela que opera bajo la filosofía de Keith Raniere, el líder de Nxivm quien fue declarado culpable de cargos como tráfico sexual, fraude, robo de identidad y trabajos forzados por una Corte de Nueva York….Inicialmente el kínder operó en la Ciudad de México mediante una asociación civil encabezada por los hermanos Emiliano y Cecilia Salinas Occeli, hijos del expresidente Carlos Salinas de Gortari…Un vocero de la familia informó a este medio que la inversión de los hermanos Salinas en este proyecto invirtieron 4.5 millones de pesos en el proyecto y fundación de un Kinder en la zona de Cuajimalpa”.

El resto ya lo conocemos. En marzo de 2018 fue detenido en Puerto Vallarta, México, donde se encontraba refugiado y bajo el cobijo de tres prominentes mujeres, esposa e hijas de alto empresario. Raniere enfrentó acusación de siete cargos, entre ellos, abusos sexuales, asociación delictuosa, tráfico sexual, fraude.

El pasado 19 de junio de este año, Keith Raniere fue declarado culpable de todos los cargos. Y será en septiembre cuando se dicte la sentencia definitiva.

Mientras tanto, continúa saliendo información sobre las prácticas de esta secta. La defensa apasionada que al principio hicieran sus integrantes fue menguando a medida que fueron saliendo a la luz toda la trama de esta historia. Un entramado construido por un solo hombre que vio en ello la forma de erigir un templo de poder y culto a su persona, poniendo como fachada una empresa sustentada en sembrar conceptos humanitarios y de éxito.

¿Cuántos de sus adeptos de México sabían de las verdaderas prácticas y aberraciones que han ido saliendo a la luz? Existen testimonios que afirman que el circulo cercano a Rainere sospechaban, o conocían, lo que había detrás de todo esto. Pero los señalados insisten en negarlo. Entre ellos, Emiliano Salinas Occelli, a quien se ve en un video de hace tres años, participando en un numero musical para festejar el cumpleaños del líder. Junto a él, su hermana Cecilia, así como otras integrantes de la alta sociedad de México.

Entre sus adeptos se encuentran apellidos como Garza Dávila, jóvenes que fueron sus incondicionales y que, más tarde le cobijarían, cuando en 2017 se dieron a conocer las primeras denuncias de abusos. Aunque los más sonados fueron los nombres de la familia del dueño del periódico Reforma y el de los hijos del ex presidente Salinas de Gortari.

Emiliano Salinas , el joven proveniente de un clan con gran penetración en la vida política y social de México, y cuya concepción distorsionada del poder le ha sido heredado por hombres de una familia relacionados a hechos oscuros, violentos y que, sin miramiento alguno, han usado los sitios de privilegio en los altos cargos para enriquecerse a niveles inimaginables. Y sobre todo, Emiliano Salinas Occelli, a quien su padre, Carlos Salinas de Gortari, solía presumir como estudiante sobresaliente del ITAM. Emiliano asumió desde la infancia que en México, la impunidad es un sello labrado con hierro macizo e indeleble.

Lo estamos viendo. Administraciones de diversos colores políticos van y vienen, y nada pasa. Sabe que le cobija una sombra de poder e intocabilidad. Sombra más negra que luminosa. Pero ¿eso qué importa? ¿Acaso el dinero no es capaz de comprarlo todo en nuestro país? ¿Acaso toda nuestra vida social y política no está sustentada en el influyentismo e impunidad?

Zaragozacisneros.jovita@gmail.com

dialogoqueretano.com










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario