EN DO MAYOR.

|




El caso de Daniel Goldin fue visible por ser una figura conocida y apreciada en el ámbito cultural. Pero no es el único.

El pasado jueves me enteré de viva voz y directamente por una persona a la que conozco desde hace más de 35 años, lo que está sucediendo en estos momentos con ella y los profesores del programa “DIF, niños talento”, instaurado en 2008 por Marcelo Ebrard y su entonces esposa, Mariagna Prats, nombrada Presidenta del DIF- DF (como se llamaba a la ahora CDMX)

Un programa que nació con la idea de apoyar con $3000 mil pesos a los niños con promedio mayor de 9 en nivel primaria y Secundaria y ofrecer en sus centros de capacitación diversos cursos de Matemáticas, Física, Danza, Natación, Expresión Literaria, Computación, Artes Plásticas, entre otras. El programa opera con aproximadamente 80 Centros ubicados en las diversas alcaldías y trabajan en él alrededor de 350 profesores que hoy están en la zozobra y el temor.

En el caso de la persona de la que hablo conozco su origen humilde y muy digno. Doy testimonio y Fe de su honestidad. Abrazó una carrera que terminó a base esfuerzo y un tesón encomiables. Divorciada y madre de dos hijos, en ese entonces pequeños, trabajaba doble jornada para pagarse sus estudios. Poseedora de un carácter firme, diariamente recorría largas distancias de su casa al trabajo, escuela, trabajo, casa. Nada doblegó su determinación de continuar superándose, sin descuidar su responsabilidad de madre y cumplir con la manutención de sus hijos. Por fortuna, contó con la ayuda de su familia así como de compañeras de trabajo. La ayuda no fue con dinero, sino con comprensión y apoyo moral para que ella continuara en su legítimo y loable anhelo de superación. Fuimos muchas personas las que vimos su tesón y su entrega.

La suya es, pues, una historia de digna superación.

Le perdí la pista muchos años. A través de las redes sociales nos volvimos a encontrar y en algunas reuniones de café nos pusimos al corriente de nuestra vida profesional y familiar. Sus hijos ya crecieron y están casados y son gente de bien.

Ella tiene años dedicándose a la literatura. Corrige textos, y algo que me hace admirarla y respetarla más: Esta persona se inscribió como maestra al de Expresión Literaria del DIF y desde entonces trabaja con niños de escasos recursos acercándolos a la literatura. Es un trabajo de años. Lo hace con verdadera entrega y pasión y mucho respeto.

Apenas recibe sueldo que le ayuda a sobrevivir. Pero es feliz con su labor. Su trabajo es por honorarios y no cuentan con ninguna prestación. Les pagan por horas de clase.

Hoy lo que están viviendo la plantilla de maestros la mantiene en la zozobra total. Con la nueva administración le ha tocado presenciar una serie de atropellos a los que no le encuentra explicación. Todo empezó con un recorte de su sueldo que se le hizo a su nomina, así nomás sin previo aviso y sin explicación alguna del descuento. No es la única, ese recorte fue con todos los maestros que están en esa labor. Preguntaron y reclamaron al subdirector del área y él mismo compartió su asombro ante lo que estaba pasando y prometió investigar. La inquietud se hizo presente y después de unos días los maestros recibieron un citatorio para una reunión en la que se les explicarían.

“En medio de la reunión llegó el nuevo encargado del área y – sin más- delante de todos y a viva voz, para que todos se enteraran, espetó al hasta entonces encargado : ¡Tu quedas fuera ya de esta administración. No eres de los nuestros y ya no te harás cargo de esta área!”, cuenta.

Agrega: “El rostro de nuestro compañero se puso pálido, apenado, asombrado ante esa exposición injusta y humillante. Asombrados, no acertamos a decir nada, porque no sabíamos a qué obedecía. Y, porque también, en el fondo de nosotros, tenemos miedo. Están instaurando eso: el miedo”

Después de eso, comenta, un grupo de maestros pidió entrevistarse con la actual directora del programa del DIF, Esthela Damián Peralta, antes militante del PRD y luego Morena, quien entre los muchos cargos desempeñados tuvo el de Subdirectora de Recursos Materiales y Jefa de la Unidad Departamental de Establecimientos Mercantiles y Espectáculos Públicos, en la Delegación Venustiano Carranza. Al DIF llegó nombrada por la actual Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. De la actual directora no han recibido respuestas claras. Únicamente les dice “hay corrupción en los programas”, es la razón que esgrime Damián Peralta.

“No queríamos exponer esto al público hasta no saber qué está sucediendo. Aunque empieza a despejarse ya el panorama y podemos vislumbrar por dónde va todo: están tomando de pretexto la corrupción para allegarse recursos, no importa de donde sea. No importa que existamos gente trabajadora que hemos entregado años a trabajar y no tenemos otra cosa más que esto. Todos lo que vivimos en una alcaldía que no tiene su filiación formamos parte de sus enemigos”, concluye.

Un caso más del terror que se está instaurando y que tiene permiso de ejercerse desde cada pequeño escalón de la retorcida escalera que se construye con ambición de poder.

EL ÁRBOL Y SUS FRUTOS.

¡Ay Niniane, Niniane! Nada peor que la palabra vana, el insulto que nace del resentimiento e intolerancia.

En el tiempo que tengo escribiendo mi columna para dialogoqueretano he hecho criticas serias y sustentadas sobre el sistema priista y su forma de incidir en mucho en nuestra formación cívica y ciudadana. He hablado de su corporativismo clientelar y todo lo que ya sabemos. Lo he hecho también del PAN y no repetiré lo tantas veces señalado por mí y por tantos más. He hablado del PRD y de cómo aglutinó a una serie de personajes nefastos, oportunistas también y que hoy militan en Morena, “El fruto no cae lejos de su árbol”, ¿Mauricio Toledo no les basta, entre tantos más? En fin, he hablado de cada uno de los partidos políticos.

He dicho de los presidentes y sus partidos políticos, de la pérdida de límites desde el mismo centro del poder, de la codicia, el descaro y cinismo sin pudicia alguna. Del festín que han hecho de la política .

Hace mucho que dejaron de cumplir con su papel de Estado regulador. La vida educativa, social, espiritual de México se fue empobreciendo a los niveles que hoy tenemos. Todo esto no progresó por si sólo. Los individuos que formamos parte de esta sociedad tenemos una parte de responsabilidad.

Como periodista he insistido en no entrar en los juegos perversos de los políticos que a través de sus partidos nos han dividido e impedido centrarnos en un objetivo en común: ser una sociedad equilibrada y de contrapeso en los excesos del poder que se han construido en sociedades como la nuestra.

He abogado por una sociedad critica y madura en sus opiniones. He hablado de la responsabilidad que los periodistas tenemos en nuestro hacer y de lo necesario que es mantenernos alejados del poder. De allí he partido para alzar la voz y con ella, desde cualquier espacio contribuir en el equilibrio contra todo aquello que sea utilizado para fines mezquinos de partidos o de individuos empachados de soberbia.

¿No es la crítica sin carga ideológica o apartidista lo que ayuda a equilibra a una sociedad? ¿No es así cómo se hacen los contrapesos a los excesos tan presentes en una sociedad poco participativa en el plano de las decisiones, infantilizada, construida a base de dádivas y controlada con promesas inviables? ¿No es esa la deontología del periodismo? ¿Un periodismo partidista, es periodismo? ¿Es justo? ¿Sirve a la sociedad? ¿Cómo se pueden denunciar desde el poder mismo los excesos que se viven dentro de él ?

He dicho de dónde vengo. He hablado de mi Estado, donde viví en carne propia y presencié las injusticias. He visto desfilar a gobiernos que han abonado a la división social. Basta con observar y documentarse sin apasionamientos y ver cómo todos los partidos han terminado por replicar el modelo original. AMLO y su partido no son la excepción. No lo son.

Baste observar sin apasionamientos sus discursos de ayer con los que ahora da. Observar el no siempre perceptible regodeo que asoma a su rostro cuando está frente a lo que él llama “pueblo”. Analizar el contenido de su discurso y lo insubstancial de él ; su tono , el énfasis, sus contradicciones, ese apelar a las emociones tan a flor de piel, ese continuar echando sal en las heridas, ese continuo afán de dividir. Y ese estar haciendo campaña para su partido.

Pero -lamentablemente – no parece haber voluntad de reparar en ello. Lo más fácil para muchos de sus seguidores es injuriar a todo aquel que no piense como ellos. Prestos están a la palabra procaz, al insulto y la descalificación.

¿Qué hubieron criticas hacia EPN? ¡Claro! Al PRI todo. Pero un pequeño detalle: nunca hubieron expectativas hacia él. Estaba claro para millones de ciudadanos a qué intereses obedecía su mandato. Estuvo claro su talante frívolo y su incapacidad de gobernar. ¿José Antonio Meade?, dijeran lo que dijeran, los mexicanos lo vimos como un comodín del PRI. ¿Ricardo Anaya? ¿El joven ambicioso que basó su éxito en el manejo de las redes sociales y en prometer programas de dádivas inviables? ¿AMLO? ¿El que capitalizó todo ese hartazgo y prometió lo imposible y que – pese a todo- muchos decidimos darle el apoyo del voto, creyendo que lo suyo era estrategia y que una vez estando en la presidencia fijaría posturas más claras? ¡Vaya sorpresa!

Allí están dos de sus discursos de ayer y hoy como muestras. Uno de Morelos en 2015 y lo que dijera con relación a la Termoeléctrica y el que apenas diera en enero en el mismo lugar y que irritara tanto a aquellos a los que llegó diciéndoles lo que convino a sus intereses de campaña, en ese entonces. Otro, el discurso en Chiapas un poco antes de las elecciones y el reciente ya electo en su visita de la semana pasada.

Hoy, muchos de sus seguidores, antes que tener la madurez y seriedad de documentarse y observar sin apasionamientos, lo que está ocurriendo , recurren a la parte más cómoda y fácil: injuriar, decir infundios y justificarse con lo que antes hicieron mal los otros, ¡Vaya argumentos! Se enojan con el mensajero porque no les traen las noticias que ellos quieren escuchar. ¿Cómo se puede construir dialogo desde allí? ¿Cómo responder a respuestas surgidas del enojo y la intolerancia? Callar, no siempre es aceptar. Es no subirse al carril de los iracundos y los necios. Ante eso no hay nada que decir. Pero si mucho por hacer: seguir ejerciendo un periodismo en apego a hechos que están allí, a la luz de quien los quiera ver. Es la critica sustentada, el reconocimiento a lo que se hace bien, pero sobre todo la exposición de opacidades y mentiras o verdades a medias de los que ejercen el poder es lo que hace caminar a una sociedad hacia la búsqueda del bien común. En nuestro país el camino es largo aún.

zaragozacisneros@gmail.com










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

2 Comentarios en “ EN DO MAYOR.”

  1. Duele el país del cambio moreno.
    Sigamos atentos y pensando en voz alta.
    Un abrazo, querida Jovita.
    Julio.
    Q, Presidentes, México, 27-II-2019.

  2. Continuar caminando mi estimadísimo, Julio.
    Detenerse un momento, respirar , observar atentos. Y decir lo que se tenga qué decir.

    Otro abrazo para ti, Julio.

Envía tu comentario