En Do Mayor

|




 partidos_politicos_mexico_elecciones_2015

Por. Jovita Zaragoza Cisneros.

Dos noticias acapararon la atención la mañana del pasado martes 10 de abril. Una de ellas fue recibida con gracejadas y muestras de simpatía; la otra con profunda indignación ciudadana y preocupación de los analistas de asuntos políticos quienes hablaron de lo delicado de su naturaleza.

La primer noticia se refirió a la captura del bebé mono capuchino, el simpático chimpancé prófugo de alguna casa de la exclusiva zona en Las Lomas y que anduvo paseando durante 15 días muy despreocupado primero y luego nervioso por las ramas de los árboles. No se sabe de cuál casa escapó, porque nadie lo reclamó. Pero todo lleva a suponer que era ostentado como una posesión excéntrica de alguno de los residentes de ese lugar. Vaya usted a saber.

La segunda noticia y que heló la sonrisa que antes provocaran las aventuras del mono capuchino y que fueran monitoreadas por varios medios, es la exoneración que el TEPJF o TRIFE dio a Jaime Heliodoro Rodríguez “el Bronco” y que le permitirá estar en las boletas electorales.

¿Qué tiene que ver una cosa con otra? ¿Qué relación entre el mono capuchino y ese personaje denominado “el Bronco”?, se preguntará usted, lector. Y pido una disculpa ante lo que pareciera una broma de mal gusto o una falta de proporción en la medición de las cosas; pero me explico: ambas representan al más puro surrealismo de nuestro país y son un reflejo del burdo circo que es la vida política de México.

Vea usted: lo del mono capuchino, bien puede representar el rostro de nuestra democracia. Una democracia bebé de pálido color y que hace todo lo posible por escapar entre las ramas de quienes insisten en tenerla cautiva.

La captura del mono capuchino y el estado en que se encontró después de andar huyendo durante dos semanas ocupó titulares de algunos medios y la atención en las redes sociales. Estaba nervioso, desnutrido, con ácaros o insectos que causaron escozor a su piel, pero a salvo, informaron los medios. Hoy, el mono capuchino ya está en Chapultepec, con los de su especie y – esperemos- a buen resguardo. Nuestra democracia no está ni a salvo aún, ni la dejan crecer. Y aquellos que debieran procurar su buen fortalecimiento insisten en pisotearla sin miramiento alguno.

¿Y “ el Bronco” qué tiene que ver en todo esto? Nada y mucho. Según se vea. Por lo pronto, contrario al mono capuchino anda suelto y, quienes simpatizan con el ahora candidato presidencial están tranquilos porque le saben a salvo, bien protegido por los de su especie y listo para “debatir” el próximo domingo 22 en que iniciará la ronda de encuentros ¿y desencuentros? de los cuatro fantásticos y este último “colado”. Aunque quizá más adelante podría integrarse otro “colado”: Armando Ríos Piter. Con eso de que los del TRIFE les da por “repartir amnistías”.

—-¿Serán acaso simpatizantes de ya sabes quién?

¡Noooo, Niniane! No. Pero hasta parecieran. Más bien representan el lado opuesto … en cuanto a posturas partidistas.

¿POR QUÉ PREOCUPARSE… ?

“¿Qué de malo tiene que alguien haya adoptado en su casa un monito capuchino? ¡Son tan tiernos! Y cada quien tiene derecho a tener una mascota”, fueron algunos de los comentarios que se escucharon allá y acá. Y hay mucha razón en ello. Cada quien tiene derecho a tener a su mascota y … a su candidato. … ¿Por qué preocuparse o indignarse que el señor Jaime Rodríguez “el Bronco” haya sido incluido en la boleta electoral?

Porque, entre muchas otras cosas, se trata de más que una tremenda zancadilla a la democracia. O si se quiere una patada voladora lanzada por aquellos que debieran resguardarla. Con su actuar avalaron la candidatura de un personaje nada confiable y que nada más abrir boca evidencia lo que es en forma y fondo. Se trata del franco cinismo de quien llama “travesura” a eso de hacer trampas y alterar boletas para obtener una candidatura que –señalan los que conocen- trae la consigna de pulverizar el voto electoral. De eso y más se trata.

Es tan serio el asunto que no paran las mesas de analistas en torno a lo gravedad del caso y alertan que esa resolución no abona al clima de confianza que debe prevalecer en esta contienda electoral. La más delicada o grave en muchos años.

La Revista Semanal Proceso de ayer domingo 15 de presente le dedica su portada y, sin darle vueltas al asunto, titula: “TRIBUNA FEDERAL ELECTORAL Bajo dominio de Los Pinos”.

Pero no se crea usted que fue solamente el aval para la candidatura de “el Bronco” lo que ha desatado este malestar. Digamos que esto último es la cereza en el pastel, o en términos coloquiales es “el colmo” de una serie de resoluciones que ha venido dando este organismo cuyo honroso papel está más en duda que nunca. Hoy la delicada situación del país es lo que alerta sobre el papel determinante que jugará el TRIFE y, de manera particular, los cuatro Magistrados a quienes relacionan con el PRI.

De los siete votos a que fue sometida la presencia, o no, de “el Bronco”, cuyas inconsistencias presentadas a su candidatura fueron perfectamente documentadas por el INE, cuatro Magistrados del TRIFE, avalaron su inserción, no tomando en cuenta sus “travesuritas”. Felipe Alfredo Fuentes Barrera, Indalfer Infante González, José Luis Vargas y Mónica Arali Soto, son los Magistrados cuyo hacer está en entredicho.

La información que da cuenta de la trayectoria de estos Magistrados está a la mano para ser consultada en diversos medios periodísticos que documentaron las maniobras realizadas por el PRI y el PAN en el Congreso para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y asegurar la presencia de Magistrados afines a ellos en la calificación de esta contienda electoral. Estas reformas efectuada en 2016 llevaban la consigna de prolongar los periodos de dos de los Magistrados Electorales que hoy, precisamente exoneraron a Jaime Rodriguez “el Bronco”.

El reportero de Proceso, Jorge Carrasco Arraizaga escribió en ese entonces al respecto: “ Por lo menos dos de ellos tienen clara filiación al PRI y al PAN: José Luis Vargas Valdez, quien trabajó para el gobierno de Felipe Calderón pero que en las controversias electorales en Colima y Sonora encabezó la defensa del PRI; y Reyes Rodríguez Mondragón, apadrinado por el senador panista Roberto Gil Zuarth y también ex colaborador de Calderón….En la misma semana en la que el presidente Enrique Peña Nieto premió a su antecesor en una ceremonia privada en el ITAM, “por su contribución al desarrollo del país”, los partidos también ampliaron el plazo como magistrado de Felipe Alfredo Fuentes Barrera, a quien durante el jaloneo en el Congreso se le ubicó como cercano a Humberto Castillejos Cervantes, actual consejero jurídico de Peña Nieto en la Presidencia, pero que también trabajó para Calderón en la Procuraduría General de la República (PGR)….El cuarto beneficiado es el ex consejero del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) Indalfer Infante González, promovido por el PRD, pero que desde que el propio Senado lo designó en 2009 en ese cargo del Poder Judicial ha tenido el respaldo del PAN” , señala.

Esta metida de mano a la Ley Orgánica causó escozor en su momento. La iniciativa del Senado y avalada por la Cámara de Diputados se dio en un marco álgido debido al rechazo social y ciudadano. Organismos civiles se movilizaron y juntaron firmas que fueron entregadas a la Cámara de Diputados. Pero ciegos y sordos al clamor general, el Congreso desoyó la petición. “Fue tal el rechazo que el viernes 4 el Senado tuvo que resguardar a los beneficiados para aislarlos de la prensa. Tras su segundo juramento, el personal del Senado los sacó por la puerta de atrás del salón de plenos. Cuestionados a gritos por los reporteros por las modificaciones a la Ley Orgánica del Poder Judicial, el magistrado Felipe de la Mata Pizaña atajó: “Déjennos trabajar”. Y siguió de frente con el flamante magistrado Rodríguez Mondragón”, documentó Carrasco Arraizaga.

En junio de 2017, Jesús Aranda de La Jornada, volvió al tema: “El Senado actuó en forma ilegal al ampliar el periodo , de seis a ocho años, de los Magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ( TEPJF) Felipe Alfredo Fuentes y Reyes Rodríguez, así como los de Indalfer Infante y José Luis Vargas, de tres a siete….”

Lo anterior, ayuda a comprender o dimensionar de dónde viene todo esta inquietud y malestar con relación a la garantía de transparencia en estas elecciones.

Por lo que respecta a la Magistrada Mónica Arali Soto Fregoso, la cuarta en discordia, ha sido identificada también con el PRI. De manera precisa con Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI en el Senado e impulsor de su designación como Magistrada para el TEPJF para el periodo 2016-2025) . Aunque también se habla de su cercanía política con Ochoa Reza. Soto Fregoso ha ocupado cargos magisteriales y es hija de Eligio Soto, ex dirigente y Legislador del PRI en Baja California Sur.

CABALLERO DE FINA ESTAMPA Y FINAS LETRAS.

“Fina estampa, caballero, caballero de fina estampa… ” fue el sonsonete que me vino a la mente al verle entrar aquella ocasión, allá por 1997, en el pódium del Centro Nacional de las Arte, donde acudí a su Seminario de Lecturas Guiadas en el que hablaría de la obra de Anton Chejov. “A don Sergio Pitol nada más le falta el sombrero que dice la canción de Chabuca Granda”, pensé mientras le vi con su figura alta, delgado, sobrio , afable.

De Sergio Pitol había yo leído El Arte de la Fuga y me pareció sobrio y preciso en su narrativa. Sabía que dominaba todo lo concerniente a los autores Rusos. Me anoté al Seminario que constó de 4 clases, con duración de 3 horas cada una. Me simpatizó y me inspiró respeto. Su voz pausada, fluctuaba en una rítmica frecuencia trasmitiendo su pasión por este autor y que me contagió para leerle después.

Más tarde, durante mi paso como maestra de Lectura por la Preparatoria del Tecnológico, conocí a una sobrina suya, Veracruzana ella, que me habló con inocultable orgullo de su parentesco con él. Me contó algo de su historia familiar y cercana.

Un par de veces coincidimos en el aeropuerto Benito Juárez. Se le veía ya mermado en su salud. Una de ellas me acerqué a saludarlo, presentándome con él y diciéndole que en casa me esperaba lectura de algunos de sus libros y que nunca olvidé su guía sobre Chejov. Sonrió agradecido, gentil. Hoy, los expertos y conocedores de toda su obra y su trayectoria le despiden. Hablan de él. Yo no soy ni una cosa ni la otra, pero con el agradecimiento que tengo por habernos regalado su presencia sutil y su impecable obra literaria, despido con un conmovido DEP venerable señor de las letras de grata y educada presencia, don Sergio Pitol Deméneghi.

Zaragozacisneros.jovita@gmail.com

dialogoqueretano.com.mx

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario