¡El poder los transforma!

|




 Alondra_Vazquez_Mota_PAN_elecciones

Vaya espectáculo el que están escenificando los panistas. Felipe Calderón Hinojosa, Ricardo Anaya Cortés, Margarita Zavala Gómez del Campo, Juan José Rodríguez Prats, Rafael Moreno Valle Rosas y otros tantos más, han sacado a la luz lo que todos sabían pero no reconocían: el poder los envilece. El sábado pasado en plena reunión del Consejo Nacional del PAN, las deliberaciones subieron de tono y terminaron en insultos entre algunos “distinguidos” panistas. Lo menos que se dijeron Felipe Calderón y Juan José Rodríguez, que son afectos al “Dios Baco”.

EL periódico El Universal, dio a conocer un audio en donde se pueden escuchar con claridad las acaloradas discusiones. Después de los sucesos en el Consejo Nacional, en los que amenaza Felipe Calderón con la frase: “no lo hagan tomar una decisión que no quiere tomar” –dejar al PAN-. Le pidió a Ricardo Anaya que tomen decisiones por la vía democrática no por la vía del “mayoriteo”.

Le dijo a Juan José que le iba a contestar, pero no le iba a “pegar”, sin embargo lo tundió en calificativos, diciéndole: insolente, majadero e irresponsable; una voz femenina dijo a Calderón: “no que no le ibas a pegar”; siguieron risas burlonas de los consejeros.

Tuvieron que llamarlos al orden ante el desorden. Tenme respeto, espetaba Calderón, a Rodríguez, recordándole que él lo había invitado al PAN y que le dio trabajo cuando fue Presidente; a lo lejos se escuchó la voz de Rodríguez, diciéndole a Felipe que no era cierto. Juan José le dijo -en voz alta- a Felipe: “mentiroso estabas tomado”.

Calderón comentó que hay mucha gente que lo ha insultado y eso no lo iba a permitir, ni de los de afuera ni de los de adentro; nos has ofendido a mí y a Margarita -le dijo a Rodríguez-, no tienes dignidad, calumnias a Margarita. El discurso de la unidad. Felipe insistía: “quiero que salgamos unidos, yo quiero que gane Margarita y creo que es la mejor, por lo menos es la que está más avanzada en las encuestas”. Vamos, pide la unidad a favor de su esposa. Vaya cínica unidad.

Después corrigió y dijo que, no importa que sea Ricardo, Rafael, el que sea, o que seas tú –refiriéndose a Juan José- , siempre y cuando el método nos una; Ricardo, Santiago, dialoguemos, no lo hagamos por “mayoriteo”, porque nos va a dividir; -insistía- “no me ayuden a tomar una decisión que yo no quiero tomar”; no puedo aceptar ni insultos ni prácticas antidemocráticas como las que sabemos las hay; ¿Cómo vamos a llegar unidos a la presidencia? Felipe Calderón concluyó su participación con la reiterada amenaza: “no me hagan tomar una decisión que yo no quiero”.

Por supuesto que en entrevistas por separado, con Ciro Gómez, Juan José Rodríguez, no cesó en descalificar a Felipe Calderón y acusar a Ricardo Anaya de parcialidad hacia su persona. En la entrevista Rodríguez, dijo claramente lo que todos suponen pero nadie afirma, todos saben de la gran división que existe por la sucesión adelantada de las candidaturas, sobre todo para la Presidencia de la República. Los ánimos están muy caldeados entre los panistas y en Querétaro sucede lo mismo, también niegan que exista división entre ellos, pero la hay.

¿Qué insinúa o qué pretende afirmar Felipe Calderón cuando dice que lo hagan tomar una decisión que no quiere tomar? Muy sencillo. Prácticamente adelantó que renunciaría al PAN e impulsaría la candidatura de su esposa, Margarita Zavala: por la “libre”; a través de una candidatura independiente, según él, su esposa es la mejor posicionada en las encuestas. A eso se refiere Calderón, precisamente a tomar una decisión que no quiere tomar. La ambición obnubila la mente de Felipe, no se conformó con 6 años en la Presidencia de la República, ahora quiere otros 6 más con su esposa al frente del Poder Ejecutivo.

Los panistas piensan que pueden ganar la Presidencia de la República en las elecciones del 2018 y no les falta razón, las encuestas así les indica. De ahí que Ricardo Anaya, no deja de utilizar la propaganda político electoral del PAN en su favor; solo él es el beneficiario de los millones de espots del PAN, la reiterada presencia en los medios televisivos de su persona lo han hecho que se posicione mejor que sus contendientes de partido como candidato de su instituto político a la Presidencia de la República. Lo mismo hacía Rafael Moreno Valle con el presupuesto público poblano cuando era gobernador, compró espacios televisivos para difundir los logros de su gobierno a lo largo y ancho del país, gracias al dinero del gobierno de Puebla.

Todos los aspirantes hacen uso de los recursos públicos en su beneficio político y patrimonial. Ricardo Anaya, después de haber hecho un pésimo papel en la LVI Legislatura del Estado; sí supo aprovechar los 6 años del gobierno de Francisco Garrido -2003-2009-, tan solo en el último año manejó 1,500 millones de pesos, sin rendir cuentas, además de los 70 millones que tenía cada año a su disposición como secretario particular del gobernador. Así ha hecho su meteórica carrera; su capacidad de oratoria ha hecho creer a más de alguno que se trata de una eminencia, pero la realidad lo desmiente. Claro que es un hombre brillante en la oratoria y con grado académico, sin embargo es un peligro para los mismos panistas: no cumple sus promesas; en Querétaro dejó huella de ello.

Y Rafael Moreno, otro tanto cuando gobernó a los poblanos, miles de millones de pesos estuvieron a su disposición en los 6 años de su administración. Por eso las enormes, hasta ahora, divisiones al interior del PAN, el poder los transforma hasta convertirlos en personas diferentes, obsesionadas con el poder. Y la pobre de Josefina Vázquez, en sus discursos asegura que el PAN está unido ¿En qué mundo vivirá Doña Josefina?

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario