El maratón de los tramposos

|




maraton_cdmx

El maratón de la Ciudad de México tuvo más de treinta mil participantes, de ellos un poco más del diez por ciento hicieron trampa. Sea porque cortaron camino o porque no iniciaron la carrera. La cifra de deshonestos es preocupante, no solamente por la gran cantidad, sino porque decidieron engañar teniendo como único motivo ganar una medalla para después presumirla. ¿Qué haría este torrente de deshonestos si lo que estuviera en juego fueran el triunfo de unas elecciones o dinero? Obviamente corromperse. Debemos los mexicanos, en todas las áreas de la vida, denunciar las trampas, pero más en el deporte, una actividad que debe ser limpia y desinteresada. Mi propuesta sería que se haga una lista de los deshonestos y que se publique. Que los corruptos tengan el castigo de la ley y, cuando no sea posible como en el caso del maratón, someterlos a la vergüenza y al escarnio público. Se lo merecen.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario