EL JICOTE: EL PUEBLO ¿CUÁL PUEBLO?

|




Con el propósito de ironizar los reiterados juicios de López Obrador sobre que el pueblo es sabio, bueno y honesto se ha descrito como esa multitud se puso a nadar, a jugar y a echar relajo con un producto como la gasolina que es de altísimo riesgo. Acciones imprudentes, si me apuran un poco, digamos que fueron estúpidas.

No obstante, no me parece correcto hacer mofa de las más de cien víctimas con tal de contradecir las sentencias, obviamente equivocadas y manipuladoras del Presidente de la República. Lo que sí creo es que la tragedia debe servir para que todos, principalmente López Obrador, rectifique su discurso y por lo tanto, esa política pública dañina y perversa, que se refleja en convocar a la consulta a la menor provocación. La más absurda y tramposa fue la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

El pueblo es un concepto, una entidad ficticia. La visión simplista, unitaria y homogénea no existe. Hablar de pueblo no es hacer mención a unanimidad sino a división; el pueblo puede ser bueno, cruel, sabio, infantil, solidario, egoísta. El pueblo puede realizar las gestas más heroicas, pero también obligar a Sócrates a tomar la cicuta, exigir airado la crucifixión de Cristo, aplaudir la llegada de Maximiliano a México, llevar al poder a Hitler y a Mussolini.

La tragedia de Tlahuelilpan debe llevar al fortalecimiento y revitalización de las leyes y las instituciones representativas, ya basta de cubrir los hoyos producto de la irresponsabilidad y la ineptitud con la demagogia del pueblo sabio, honesto y bueno. Esto es el principio del autoritarismo, después del fantasma llamado pueblo se cuelga el poder político. Un ejemplo es Berlusconi que decía: “Todos me odian: magistrados, periodistas, servidores civiles, amas de casa, estudiantes, profesores, empresarios, obreros, actores, comediantes, doctores, enfermeras, trabajadores, intelectuales…,pero el pueblo, el pueblo me ama”. Mi abuelita diría: ¡Sí Chucha! ¿Cuál pueblo?










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

3 Comentarios en “ EL JICOTE: EL PUEBLO ¿CUÁL PUEBLO?”

  1. Enrique Guerrero Rivera dice:

    He leído con sumo interés su disertación acerca de los planteamientos que AMLO presenta en sus diarias apariciones ante los medios, y que habla de la sabiduría del pueblo, se pueblo que lo escogió de la caterva de Tecnócratas y payaso que buscaban la continuidad del sistema por otros 6 años más, y que el hartazgo de millones no permitió, así que ahora que nos enfrentamos a la realidad de la CORRUPCIÓN con que se manejaron se confirma el buen tino de quienes nos sentimos PUEBLO, QUE SOMOS QUIENES NO TENEMOS PRIVILEGIOS DE VIAJAR EN HELICOPTEROS, NI CHOFERES, NI ESCOLTAS, NI CASAS LUJOSAS CON UN EJÉRCITO DE SIRVIENTES….

  2. Edmundo González Llaca dice:

    Estimado Enrique, me parece muy bien que Usted se sienta pueblo, pero coincidirá Usted conmigo que hay otras personas que difieren de Usted y que también tienen derecho a considerarse pueblo. Decía mi abuelita: “Todos somos iguales y venimos del mismo barro, pero no es lo mismo el bacín que el jarro”Saludos

  3. Enrique Guerrero Rivera dice:

    BUENAS TARDES
    Me causó tremenda emoción el encontrar sus letras en respuesta a mi consideración, lo que me halaga enormemente.

    Debo de mencionar que mi ecumenismo social me hace ser tolerante con quienes difieren de mis conceptos y los acepto como gente que también son del PUEBLO pues no necesariamente deben de ser gentes con el estatus económico cultural similares o iguales al mio.

Envía tu comentario