EL JICOTE: ¡AQUÍ MANDO YO!

|




Había un diputado local en Sinaloa de apellido Magallón que nunca se comprometía en nada; sus compañeros se habían cansado en forzarlo para que tomara partido sobre algún dilema y habían fracasado.

Tuvo la desgracia de estar en una cantina en medio de dos diputados que discutían, uno de ellos sacó la pistola y mató al adversario. ¿Cómo hacer para que Magallón no esquivara la verdad? Idearon hacerle preguntas que sólo admitían un sí o un no, ¿Estaba Usted en la cantina con los diputados fulano y zutano? “Sí”. ¿Escuchó que discutían? “Sí”. ¿Vio cuando el diputado fulano sacó la pistola y disparó? “Sí, lo vi, pero no me consta”.

Dos preguntas a López Obrador ¿Prometió que el aeropuerto de Texcoco seguiría después de revisar las licitaciones? ¿Prometió ante los empresarios que Texcoco sería el aeropuerto si ellos lo pagaban? Con mínima ética respondería que sí, pero de nada valdría, pues finalmente diría: “Sí lo prometí, pero aquí mando yo”.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario