El fetiche

|




candidatos_PRI-PAN-MORENA

POR Augusto Isla | Conforme transcurren estas horas mexicanas, la contienda por la presidencia de la República se encarniza más y más. Los tres principales aspirantes, como aurigas en el circo romano, acicatean a sus caballos para alcanzar el gran fetiche. Quien será el Judá Ben-Hur que abrace primero ese objeto al que se le atribuye alguna facultad de orden superior que una vez que la persona – en este caso el combatiente- se apropia de él le proporcionará toda clase de venturas: poder, riqueza, dicha colectiva. Eso es un fetiche.

La pista es estrecha. Es normal que las cuadrigas se golpeen, como en “Ben-Hur”, la novela cristiana más influyente del siglo XIX, escrita por Lewis Wallace (1880) y filmada en su mejor versión por William Wyler (1959). Y por la estrechez misma solo habrá un vencedor. Yo me divertiría mucho de no ser porque está en juego el presente y el futuro de mi país.

Mi escepticismo me exige cautela. Dos de esos guerreros mueren por alcanzar el fetiche, pues que eso es la presidencia en el imaginario social. Esos dos –Anaya y López Obrador- pugnan sin escrúpulos. El uno enzarzado en sus recovecos patrimoniales; el otro, concediendo todo, prostituyéndose. Ambos culpando a otros de sus inconsistencias; proyectándolas fuera de sí, en el entorno: el PRI implacable, la desalmada ‘mafia del poder’. Ambos charlatanes: Anaya con su visión futurista, más cercana a “Blade runner” que a una idea de justicia social; López Obrador con su delirante república amorosa.

Y un tercero, José Antonio Meade, que participa en la carrera por encomienda, sin demasiada convicción. Aquellos arremeten con furia; éste responde con moderación, sereno, sin vender ilusiones, anclado en la realidad.

Pero admitamos, de llegar al poder cualquiera de los tres tendrán poco margen de maniobra. Anaya y López Obrador, prometen lo que no podrán cumplir. El fetiche no da para eso. Son grandes los conflictos a resolver. Meade sujeta sus palabras y, por ello, puede resultar menos atractivo para una masa que en las urnas depositará su indignación, su enojo, su sed de justicia.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

2 Comentarios en “ El fetiche”

  1. Julio Figueroa dice:

    Letras chiquitas 23 Juegos perversos (p. 4)

    MIRADA PÚBLICA CIUDADANA
    Plaza de Armas de Querétaro
    Sergio Arturo Venegas Alarcón

    EL FETICHE Y LA ENCOMIENDA
    A la opinión pública ciudadana abierta

    Leo ya tarde, después de comer, con atención y tocado por un rayo, el artículo de Augusto Isla: “El fetiche / Gota a Gota”, Plaza de Armas, primera plana, 9-III-2018). Liga: http://plazadearmas.com.mx/augusto-isla-54/

    Isla se ocupa de los tres candidatos presidenciales hoy centrales, y me detengo en el suyo:

    –Y un tercero, José Antonio Meade, que participa en la carrera por encomienda, sin demasiada convicción. Aquellos arremeten con furia; éste responde con moderación, sereno, sin vender ilusiones, anclado en la realidad.
    –Meade sujeta sus palabras y, por ello, puede resultar menos atractivo para una masa que en las urnas depositará su indignación, su enojo, su sed de justicia.

    Destacado intelectual queretano, pregunto al estimado Augusto Isla:
    –¿De quién es la encomienda aceptada sin convicción por Meade?
    –¿En qué realidad está anclado?
    –¿José Antonio Meade sujeta sus palabras como no ha sujetado los dineros públicos del poder que han pasado por sus manos?
    –Si Anaya y Obrador persiguen el fetiche de lo que no tienen, ¿Meade persigue mantener la encomienda del poder?
    –¿Augusto Isla Estrada no siente indignación, enojo, ni sed de justicia en el sistema político del México actual del siglo XXI?

    Pienso que la erudición no salva de la corrupción de la mirada partidista.
    Dialogar, discutir y diferir es humano y democrático.
    Con mis saludos de luz democrática, cordial y falible a los hermanos Isla, Augusto, Juan Antonio y Eugenio.
    Atentamente,
    Julio Figueroa.
    Qro. Qro., La Presidentes, viernes 9-III-2018.

  2. Mónica Moreno dice:

    Don Julio: me encantaría hacerle una entrevista. ¿Me podría escribir para ver esa posibilidad?

    Mi correo: monica.moreno.rubio@gmail.com

Envía tu comentario