EL ENCUENTRO

|




Sucedió el 8 de noviembre de 1519, hace 500 años.

Hoy es viernes 8 de noviembre de 2019, ¿qué día fue aquel?

Hablo del encuentro entre Moctezuma y Cortés en Tenochtitlan hoy México, hace 500 años.

Jamás me imaginé pensando aquel día como hoy lo vivo y pienso en la Presidentes, Querétaro, México.

¡Cómo le habría gustado a José Emilio Pacheco con 80 años llegar a esta fecha y revivir y escribir este hecho histórico!

¿Desde dónde lo abordaría Cavafis: Cortés o Moctezuma, los nativos o los conquistadores?

¿Qué nos dirían Octavio Paz, Miguel León-Portilla, Rubén Bonifaz Nuño, quien aborrecía a Cortés, José Vasconcelos, quien despreciaba la herencia indígena?

¿Qué puede decir un pobre palabrero?

La fecha no me pasó inadvertida gracias a Héctor de Mauleón y El Universal: “El silencio de Tenochtitlan” y “Moctezuma-Cortés: 500 años”.

Chin, apenas tengo a la mano un compendio de la extraordinaria crónica de Bernal Díaz del Castillo; diferencias, errores, mentiras, sueños, delirios, rencores, venganzas y pasiones aparte.

¿Qué sucedió aquel 8 de noviembre de hace 500 años en Tenochtitlan-México?

El encuentro con el otro.

¿Quién es el otro?

Los otros y nosotros.

Unos distintos y semejantes como nosotros.

Con dioses, valores, historias, tradiciones, problemas, sueños y ambiciones diferentes.

Y de pronto el encuentro, el choque, la guerra, la conquista, la colonización, el mestizaje y la comunión en un mundo extraño y diferente, florido y ensangrentado, espiritual y brutal, radiante y oscuro como el día y la noche.

Moctezuma y Cortés, las primeras miradas, las primeras palabras, el primer contacto humano, las manos, los cuerpos, las emociones, las ideas, los espíritus encontrados.

¡Cruzando el puente tendido por la Malinche entre dos mundos, dos culturas, dos lenguas y otros dioses, guerras y deseos!

¡En el centro de una ciudad rodeada de montañas y agua!

–Desde que vimos tantas ciudades y villas pobladas en el agua, y aquella calzada tan derecha, nos quedamos admirados. Los palacios donde nos aposentaron eran grandes y bien labrados, de cantería muy prima, y la madera de cedros. En la huerta y jardín había diversidad de árboles y olores, y andenes llenos de rosas y flores, y muchos frutales y rosales de la tierra, y un estanque de agua dulce, y otras cosas de ver… todo muy encalado y lucido… Y ahora toda está por el suelo, perdido, que no hay cosa en pie . (Bernal Díaz de Castillo, en el capítulo LXXXVI de su libro, que escribe 30 años después de los hechos).

–No para siempre en la tierra, sólo un poco aquí. Como una pintura nos iremos borrando. ¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra? –El rey poeta azteca, Nezahualcóyotl.

¿Cómo durmieron aquella primera noche?

¿Qué sueños y qué planes fraguaron?

¿Quién es el otro y qué quiere?

Esa fue tal vez la primera pregunta y la primera respuesta cierta y equívoca.

¿Quién es el otro?

La realidad siempre nos sorprende.

El otro, próximo y lejano, es un reto: ¿luchamos contra él o nos abrazamos y comulgamos, lo vencemos o lo convencemos?

El otro nosotros es un semejante distinto, con luces y sombras.

El otro es un enigma, como nosotros.

Y sucedió lo que sucedió o tenía que suceder o pudo ser de otro modo pero no fue.

(Los conquistadores en pie de guerra y los guerreros aztecas con la guardia baja y el enemigo en casa: los españoles y sus aliados indígenas, hartos del sometimiento imperial azteca).

Y desde entonces la desconfianza, la reticencia y la fanfarronería, los gestos, la duda existencial, la inseguridad e inferioridad, la altivez y el servilismo, la generosidad y la transa, el laberinto de los otros nosotros.

Tal vez ponemos en el otro todo lo que admiramos o queremos y todo lo que odiamos y maldecimos.

Los otros nosotros y el laberinto del mundo con sus dioses y demonios, la realidad que siempre da sorpresa y sigue siendo un misterio, Edad Luz.

(Perdón por el desvarío. Otra disculpa: no olvido a los negros africanos y su resistencia, sus cantos y su cachondería, oh Cuba, Brasil, USA, Veracruz).

Qro. Qro., Presidentes, México, viernes 8-Nov-2019.

www.dialogoqueretano.com / juliofime@hotmail.com

Héctor de Mauleón y El Universal de ayer y hoy: https://www.eluniversalqueretaro.mx/content/el-silencio-de-tenochtitlan

(Todavía no está la liga de hoy que seguro será sobre el tema)

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/editorial-el-universal/moctezuma-cortes-500-anos https://www.eluniversal.com.mx/opinion/hector-de-mauleon/el-camino-de-bavispe










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario