El Café con piquete. ¿Debate o Debacle?

|




cafeteria Marron Portales Queretaro
POR Carlos Ricalde

Antes de entrar en materia, muy respetado Lector, le diré que el nombre general de esta columna se debe a una persona y no a un complemento alcohólico que suele agregarse a bebida tan grata como el café. Piquete es el sobrenombre de un amigo que tiene por oficio el aseo de calzado y por profesión la plática sobre todo cuanto ve, escucha y lee, en el pequeño espacio que su estratégica posición, junto al acceso de una empresa bancaria, le permite. Al paso de varios años hemos entablado una cordial amistad. El suscrito lo visita una vez por semana.

Me encaramo en la silla de bolear con dos vasos de café en la mano -por supuesto uno es para mi amigo-, mismos que saboreamos con cierta calma, al tiempo que nos ponemos al corriente sobre los sucesos de la semana. Tomar el café con Piquete, es un privilegio.

Cómo estás Piquete. Bien mi estimado, ¿y usted? – Se resiste a tutearme, aunque tenemos casi igual de blanquecino el remanente de pelo que nos queda- Bien amigo, muy bien. Que hay de nuevo Piquete -Le hago la pregunta de rigor que él ya espera desde el momento en que me mira tomando turno- Pues lo que todo el mundo sabe, el pueblo comiendo frijoles y los candidatos repartiendo a discreción billetes que no son suyos en todo tipo de publicidad. Ya se perdió la vergüenza. Hoy en corto, todos aseguran que una cosa es la campaña y otra es gobernar.

- ¿Viste el segundo debate?

– Claro Don, lo apunté, lo esperé, lo vi y nunca como ahora lamenté todo el tiempo que perdí.

- Caray Piquete, te salió en verso. Eso indica que estas enojado. ¿Pues que viste?

- Bueno Lic. -aparte de Don también me dice Lic. y a veces jefe-, creo que todos los vieron. Vi una debacle de tres personas que quieren gobernar a nuestro país, charloteando y ofendiéndose entre ellos, como si estuvieran en una mesa de cantina y no dirigiéndose a millones de mexicanos que estamos ansiosos y desesperados por saber que van a hacer con nosotros.

– Oye Piquete, los que charloteaban era cuatro, no tres.

- Pues yo solo vi tres: a Meadin, a Canallín y a Obradín. No puedo aceptar que pierdan el tiempo ventilando sus diferencias en lugar de enfocarse con seriedad y respeto a plantear alternativas de solución a tanto problema que nos ahoga y lo digo igual para los que tienen mucho como para los que nada tienen, como no sea el santo de espaldas. Dirán que soy un viejo pobre y anticuado, pero ver a ese muchacho tutear con ostentación y publica falta de respeto a sus adversarios me dio vergüenza y coraje y ganas de asestarle un par de bofetadas. ¿Ese muchacho irrespetuoso quiere ser ejemplo y dirección para un país como México? Ya lo imagino en el Despacho Presidencial dando puñetazos y mentando madres en pleno delirio del Poder. Creo, por si las dudas, que ya se le pueden tomar medidas para confeccionarle una camisa de fuerza ¡que lo maniate a la Silla Presidencial!

– Pues sí Piquete. Y de los otros dos que opinas.

- Por lo que se ve y se oye, tan malo el rojo como el plateado. El rojillo habla y se voltea poniendo cara como si todos lo entendieran. Se da un golpe en la barbilla y se dice: “Que bueno soy”. Claro, con otras palabras, pero se oye muy mamón y no cae en cuenta de que le habla a un pueblo sin escuela con muchas necesidades. Ha de creer que todos estudiamos en una Universidad y que por cruzar el Bravo a nado sabemos decir pulgas en inglés. Dígame Lic., ¿inglés lleva acento?

– Amigo, más vale que lo lleve, si no se pueden confundir las pulgas con un insecto denominado anopluro, cuyas picaduras dicen que son muy molestas. Y qué con el plateado.

- Pues igual Don, parece disco rayado con el agravante de los discos de 78 RPM. El si le habla al Pueblo con palabras sencillas, si se le entiende, lo que no me cuadra es ¡si él entiende lo que dice! Todos los Candidatos ofrecen tapar los baches, hacer escuelas, llevar luz y agua a cada jacal, chamba para todos, frijoles y tortillas baratos, pero nadie, salvo este gallo, ofrece que duplicará las pensiones y contratará con 3,600 pesos mensuales a cerca de 2 millones 300 mil ninis en el país, aunque el INEGI dice que son 7.5 millones y, lo peor Don, dice que encabezará un gobierno ¡honesto! ¿Cuándo, donde se ha documentado que exista un gobierno así? La honestidad no se cacarea, simplemente se practica y eventualmente se reconoce. ¿Y usted jefe, vio el Debate?

- Debacle, querrás decir, informado Piquete. Te recuerdo que tu empezaste. No solo vi la debacle del debate, si no los comentarios en las mesas televisadas con los jefes de campaña de cada Candidato. Sinceramente me causó pena y vergüenza escuchar a Nuño, Castañeda, Tatiana y Torres, moderados por Loret, destacar las excelsas cualidades y talentos de sus Candidatos que solo ellos vieron y que, si los hay, deben estar muy escondidos. Fue triste observar como sus bocas que pronunciaban loas sin moderación ni recato, no coincidían con sus miradas cínicas que traslucían la tarea de los auténticos mercenarios. Debe ser terrible defender lo indefendible a cambio de una paga o de un favor futuro. Mi estimado Piquete, lo bueno de esta debacle es que anuncia el colapso del sistema partidista cuyas alianzas entre ideologías antagónicas derivó en el secuestro de una joven democracia, en la pérdida de confianza en todo acto de gobierno y en la desvalorización absoluta del voto Ciudadano. Dime Piquete, ¿ya decidiste por quien vas a votar?

- No jefe, después del segundo debate quedé como al principio. ¿Y usted?

– Yo tampoco

Trapazos

1. No importa quien gane, si importara no sería Democracia

2. Que votemos todos si importa, hará que ocurran cosas mejores

3. Para tener Líderes mejores, los Ciudadanos debemos ser mejores

Querétaro, Mayo 25 2018

Pibihua2009@gmail.com

TWITTER: @ricalde_carlos

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario