Duarte, Responsabilidad compartida

|




 miguel-angel-osorio-chong_javier_duarte

A mi amigo Antonio Pérez de la Peña, que en paz descanse.

No fue de la noche a la mañana que Javier Duarte quebrantó el patrimonio de su Estado en cerca de 200 mil millones de pesos; no fue de la noche a la mañana que desaparecieron dos mil quinientas personas; no fue de la noche a la mañana que se cavaron cerca de doscientas cincuenta fosas clandestinas. Ni tampoco viajó por todo el mundo en un mes ni en un año. Fueron cinco años de saqueo, crímenes, abusos y violación permanente de la ley. Fueron cinco años en los que Duarte tampoco actuó solo y fueron cinco años de impunidad gracias a que contó con la complicidad de autoridades locales y federales. Ahora todo el mundo se rasga las vestiduras pero no solamente él debe estar en el banquillo de los acusados. Que se juzgue también a los funcionarios que cerraron los ojos ante toda esta información y no hicieron caso a las denuncias que durante estos cinco años también se hicieron.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario