Dos tipos de cuidado y sus amigos

|




 pena nieto enrique-reforma-energetica

El socavón de Cuernavaca es la pústula más reciente y visible del encargado de la infraestructura del país, Gerardo Ruíz Esparza, sobre quien recaen denuncias relacionadas con negligencia, sobre precios, asignación de obras a proveedores favoritos. Nada parece convencer al Presidente Peña Nieto para demandarle su renuncia y fincarle responsabilidades. Otro caso. La Secretaría de Marina realiza un operativo en la delegación de Tláhuac en la ciudad de México y desarticula una banda de narcomenudistas con tan amplios poderes que solo hubiera podido operar con la ayuda del delegado identificado con Morena, Rigoberto Salgado, quien se zafa diciendo simplemente que ignoraba la existencia de ese cartel. Su jefe político, López Obrador, no se da por enterado y tampoco nada parece conmoverlo para demandarle la renuncia o deslindarlo de su partido. Por todos lados las amistades y complicidades se imponen en el país. Estamos perdidos.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario