DICHA Y FATALIDAD DEL AMOR

|




+ Luis Cernuda, poeta español, Sevilla 21 de septiembre 1902 – México, Coyoacán 5 de noviembre 1963 +

Cernuda, Pessoa y Cavafis fueron de los primeros poetas que leí a fondo en los años 70 del siglo pasado y desde entonces me acompañan.

 

Los dos primeros gracias al “Cuadrivio” (México, Joaquín Mortiz, tercera edición, 1972) de Octavio Paz: “La palabra edificante” y “El desconocido de sí mismo”. ¿Y quién o qué me llevó a Octavio? La pasión amorosa y la soledad. La mirada crítica de mi profesor ERG. Es la cadena del ser.
Todo Cernuda está en un solo libro de título hermoso, preciso y fatal: “La realidad y el deseo”, editado por el Fondo de Cultura Económica.
Paz sobre Cernuda en “Cuadrivio”:
–Un poeta es aquel que tiene conciencia de su fatalidad, quiero decir: aquel que escribe porque no tiene más remedio que hacerlo –y lo sabe. Aquel que es cómplice de su fatalidad –y su juez.
–Cernuda es un poeta solitario y para solitarios.
–Es ya una costumbre decir que Cernuda es un poeta del amor.
–Para amar deberíamos vencernos a nosotros mismos, suprimir el conflicto entre deseo y amor –sin suprimir ni al uno ni al otro. Difícil unión entre amor contemplativo y amor activo.
–Hay que decirlo una y otra vez: el amor, todo amor, es inmoral.
En fin, amigos interlocutores, no los ahogo con más palabras. Tres breves poemas de Luis Cernuda de “Poemas para un cuerpo”.X / CONTIGO¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
Para mí están adonde
No estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida.
¿Qué es, si no eres tú?

XII / LA VIDA

Como cuando el sol enciende
Algún rincón de la tierra,
Su pobreza la redime,
Con risas verdes lo llena,

Así tu presencia viene
Sobre mi existencia oscura
A exaltarla, para darle
Esplendor, gozo, hermosura.

Pero también tú te pones
Lo mismo que el sol, y crecen
En torno mío las sombras
De soledad, vejez, muerte.

XIII / FIN (fragmento)

Morir parece fácil,
La vida es lo difícil:
Ya no sé sino usarla
En ti, con este inútil
Trabajo de quererte,
Que tú no necesitas.

Q, lunes 5-XI-2018.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario