Diálogo Queretano SUPRIMIR LA COMPLEJIDAD Y ALIMENTAR LOS PREJUICIOS EN NOMBRE DE LOS FIELES Y NO DE LOS CIUDADANOS.

|




José Woldenberg en El Universal de México:

–Hace unos días, en una de sus conferencias mañaneras (7-VIII-2019), nuestro Presidente refiriéndose a los científicos dijo:

–“No salen de las oficinas, de los cubículos. Los investigadores, los académicos, no van al campo, no conocen la realidad y no se puede transformar una realidad que no se conoce. Entonces se opina de todo, son todólogos, saben de todo, pero están en las nubes, levitan, no tienen los pies sobre la tierra, no tienen información”.

Woldenberg, científico social, sociólogo y crítico político, acota muy bien al señor presidente:

–En unas cuantas palabras se descalifica a un universo complejo, numeroso y diverso, en el cual hay de todo:

–Tenemos investigadores de excelencia, buenos, regulares, malos y aún simuladores, y suelen ser sus propios colegas los que los señalan.

–¿Para qué necesita un historiador del siglo XIX ir al campo? Ni modo, un astrónomo deberá estar laborando pegado al telescopio.

–La inmensa mayoría de los científicos normalmente opinan de asuntos ligados a su campo de especialidad, aunque como ciudadanos tienen todo el derecho a expresarse en relación a cualquier materia.

–Y en efecto, hay quienes opinan de (casi) todo, pero no son precisamente los científicos, sino aquellos que participan en el circuito del debate público, donde destacan los políticos a los que se les dificulta decir simplemente “no sé”. (El Universal, 13-VIII-2019).

Liga: https://www.eluniversal.com.mx/opinion/jose-woldenberg/suprimir-la-complejidad

Palabrero:

–Andrés Manuel López Obrador de un brochazo suprime la realidad compleja del mundo y la simplifica hasta la ignominia, alimenta el prejuicio y habla como un pobre diablo en nombre de México.

–El señor presidente no quiere ciudadanos con conciencia crítica diversa e independiente; quiere fieles, Él es el Salvador de la Patria.

–¡Viva la Razón de Estado Morena en nombre del Bien Supremo! ¡Fuera las conciencias ciudadanas que no comprenden, no saben y no están alineadas en la ruta de Obrador!

–¿Qué pensaría un Tomás Moro en México en tiempos de Andrés Manuel López Obrador, querido Efraín?

–Tal vez simplemente se apartaría y marcaría la diferencia con su silencio. No sé.

Julio F.

Qro. Qro., Col. Presidentes, México, miércoles 14-VIII-2019.

–En el cumpleaños de Dersu, hijo querido.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario