Desconcierto.

|




1. Estoy desconcertado. No atino a caracterizar bien a bien al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO). No sé si se trate de un político con una concepción de la forma de gobernar democrática plebiscitaria, cuyos fundamentos son, (los extraigo de su discurso clásico): democracia permanente, dado que el demos no es tonto, tonto es el que lo considera tonto, esto es, el pueblo (los de abajo) son “ buenos y sabios”, mientras que los de arriba son entreguistas y malos, etc., etc., por lo tanto se les debe consultar cada rato para que digan cómo quiere ser gobernados, o de un hombre público con un colmillo retorcido que acude e invoca el apoyo del pueblo para legitimar decisiones previamente tomadas. Me explico enseguida.

2. En fechas recientes, AMLO publicó el denominado Plan de Paz y Seguridad, donde traza en líneas muy generales su estrategia para combatir la inseguridad y reconquistar la paz, pues se argumenta que sin ella no es posible el desarrollo y bienestar de México.

En dicho documento se prevé, entre otras muchas cosas, crear la Guardia Nacional, integrada por los Policías –subrayo Policías- Militares, Navales y miembros de la Policía Federal, quienes estarán adscritos a la Secretaria de la Defensa Nacional, en calidad de una nueva fuerza, cuya misión será prevenir y combatir los delitos con estricto respeto a los derechos humanos.

3. También se anunció la conformación de un Consejo Asesor Empresarial, y el perdón para todos aquellos funcionarios públicos –incluidos los ex presidentes- que hayan cometido actos de corrupción y que no se encuentren sujetos a un proceso judicial.

4. Dichas medidas a tomar por el próximo Gobierno federal, suscitaron inmediatas reacciones. Así por ejemplo, de la Guardia Nacional, organismos no gubernamentales de derechos humanos, nacionales y extranjeros, expresaron que se trata de continuar y profundizar la estrategia militar echada a andar por Felipe Calderón y continuada por Enrique Peña Nieto, misma que ha convertido a nuestro país en un Panteón con aproximadamente 250 mil muertos y arriba de 30 mil desaparecidos y que constituía algo muy diferente de lo que se había ofrecido en campaña.

5. También provocaron descontento dentro de algunos círculos de la opinión pública, algunos nombres de personajes que conformarían el Consejo Asesor Empresarial, y sobre todo, el anunciado borrón y cuenta nueva respecto de actos corruptos cometidos en la actual Administración Pública Federal y en las pasadas, sobre todo el perdón a los ex presidentes.

6. Ni tardo ni perezoso, AMLO expreso públicamente que tanto el asunto de la Guardia Nacional, como el referido al citado Consejo Asesor y el perdón para los ex presidentes, serán sometidos a consulta popular. Y es esto precisamente lo que me genera desconcierto y temor, puesto que si en dicha consulta la mayoría de gente que acuda, manifiesta no estar de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional, se asentaría un severo golpe a su estrategia de seguridad en un punto fundamental.

7. En el mismo sentido, si la mayoría de la ciudadanía que eventualmente exprese su voluntad en la consulta de marras, le dice no al perdón propuesto para el actual Presidente y a los que han encabezado el Poder ejecutivo federal años atrás, Peña Nieto podría acusar a AMLO de traición porque se me hace factible suponer que tal perdón fue uno de los acuerdos que tomaron para que el mexiquense no orquestara una elección de Estado e hiciera imposible el arribo del tabasqueño al Poder.

Por lo que ve a los ex presidentes (Echeverría, Salinas de Gortari, Zedillo, Fox y Calderón), pero sobre todo Salinas de Gortari quien construyo todo un Imperio político-empresarial, en caso que se abran hostilidades, quiero decir, se entablen causas jurídicas en su contra, si podría ser un factor grave de desestabilización política.

8. En suma, el síndrome de la Chimoltrufia en política puede generar costos políticos altos para un Gobierno que apenas está por comenzar. Amén, de que la consulta popular continua –en menos de un mes, aparte la que ya se registró sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, se anuncian dos más por venir: la que estamos comentado y la que se llevará a cabo este fin de semana, sobre programas sociales y el Tren Maya-, se puede convertir en una propia trampa en la cual AMLO puede caer. Es decir, supongamos que se reducen los requisitos para que pueda ser convocada una consulta popular, los viejos lobos de mar priistas y panistas, pueden azuzar a sus huestes, ante un posible escenario donde las cosas no le salgan bien al nuevo Gobierno, o por el simple desgaste natural que produce el ejercicio del mando, para utilizar esta noble figura de la democracia directa, como un medio para sembrar y promover ingobernabilidad.

Como dijera don Venustiano Carranza, la democracia es cuestión de mores, es decir, de costumbres, y estas no se crean de golpe y porrazo. El quid del problema radica en encontrar el justo medio, o en otros términos, saber fortalecer de forma pragmática, democracia representativa con instrumentos de la democracia directa, evitando lo máximo, que estos últimos se tornen fuerzas que después no se puedan controlar, lo cual equivaldría a un suicidio político.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario