Depresión universal

|




Según los psicólogos chinos la población de ese país está aquejada de una profunda depresión, en otras palabras, a la menor provocación se agachan y se van de lado. Le llaman “síndrome olímpico”. Tienen razón, después de esa luna de miel de los juegos donde hubo a raudales color, fuerza, belleza y toda la intensidad de las emociones, regresamos a la cotidianidad: obscura, fea, andrajosa y desfalleciente. Sin ser chinos, nosotros también estamos deprimidos.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario