Del Querétaro posmoderno y morir en la calle.

|




Días como el de ayer en que el tráfico de la ciudad de Querétaro colapsó por sus cuatro costados, se repiten con frecuencia desde que la pasada administración municipal invirtió gran parte del dinero para obra pública, en cancelar un carril al tráfico vehicular para pintarlo de verde y alentar con ello el transporte en bicicleta.

Inundar la ciudad de semáforos sin ton ni son y así eliminar la buena costumbre de pasar uno y uno, también agregó grados de dificultad a todos los que transitan por las calles, sea a pie, en moto, en bici, en coche o en cualquier tipo de transporte. Nadie se salva.

El pasado día 18 se celebró el día mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico, al respecto INEGI publicó que en 2017 se registraron en nuestro país 367,789 accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas, que ello ocasionó la muerte de 4,349 personas, mas de 91 mil heridos y que en día domingo murieron 1,025 y más de 16 mil resultaron heridos, porque en este día de la semana es en el que más accidentes se registran, siguiéndole el sábado y el lunes.

Entre las 6 de la tarde y las 12 de la noche es cuando más accidentes mortales hay y entre las 12 del día y las 6 de la tarde los que provocan más heridos. El tipo de accidente que arroja más decesos es el de colisión con vehículo automotor, le sigue el de atropellamiento, el de volcadura y el de colisión con motocicleta. Las causas, dice INEGI, velocidad excesiva, falta de uso de cinturón de seguridad y sillas protectoras de niños, conducir en estado de ebriedad y falta de casco protector en los motociclistas.

No se usted, amable lector, al menos en Querétaro y zonas conurbadas como El Marqués y Corregidora, yo veo como causas de accidentes, esto, precisamente, el caos vehicular que se forma por absurdos como los carriles cancelados para ciclovías cuando para los ciclistas pueden habilitarse camellones u otras vías, por el exceso de semáforos e irregularidad en su funcionamiento, por falta de estrategias para atender a quienes se les descompone su vehículo o sufren pequeños alcances y desbloquear rápido las avenidas o circuitos periféricos; que las calles alternas para descongestionar las principales están intransitables por tanto bache, o eventualmente por ferias populares, por tianguis, por velación de difuntos y de “Santitos” que sacan a la calle cancelando el tránsito.

A esto agregaría que muchos, pero muchos conductores de cualquier tipo de vehículo no pueden separar su vista del teléfono celular. ¡Híjole¡ hasta se enchina la piel cuando ves que el conductor más imprudente, el que se te cierra, el que quiere rebasarte a toda costa aunque sea para ganar unos centímetros, NO VA MIRANDO ALREDEDOR SINO A SU CELULAR. Hay intolerantes de todo tipo. Señoras, lamentablemente señoras y mujeres jóvenes a quienes les urge rebasar al tiempo de bajar su vidrio solo para lanzarte una majadería, les urge, eso les hace el día. Hombres y mujeres de cualquier edad que conduzcan cualquier tipo de vehículo ebrios, empastillados, histéricos, mensajeros de comida o refacciones o simples ejercitadores en aplicar su mini poder.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario