Del Querétaro posmoderno y el perro más flaco.

|




“Hay un rezago de 100 mil claves catastrales que traen adeudo y equivale a 120 millones de pesos; en El Campanario la deuda es de 32 millones de pesos, en Cumbres del Lago 17 millones y Parque Industrial Benito Juárez con 25 millones. Esto además de Central Park que también adeuda 25 millones por falta de impuesto predial”, informó el secretario de Finanzas del gobierno municipal de Querétaro y lo publicó el diario El Universal (edición Querétaro).

Por qué no nos sorprende que sean los ricos, digo, porque solo los establecidos en la clase económicamente alta, o sea los ricos, pueden tener instalaciones empresariales o fabriles en un Parque Industrial o vivir en cualquiera de las zonas residenciales más costosas y exclusivas de la capital queretana, decía que por qué no nos sorprende que los ricos sean quienes deban el impuesto predial. Evidentemente porque su dinero gana más invertido en la banca o en otro rubro que realizando un pago que puede esperar a que se lo perdonen, sí, porque siempre existe para ellos la certeza de que algún amigo influyente llegue al espacio de poder en donde se tachan las deudas con gobierno o se aminoran y aún si amigo las ley les favorezca.

Por supuesto que es real esta posibilidad en el Querétaro posmoderno, el mismo secretario de Finanzas municipal informa que “en este mes habrá un 80% de descuento en multas y recargos derivados de este impuesto y en diciembre el descuento será del 60%” y con esta oferta y prestación a los ricos ricos, el gobierno municipal puede recuperar entre 50 y 70 millones de los 120 que se adeudan, o sea….¿ Verdad que ganan más que pagando a tiempo aunque la casa pierda?

Esta medida no es justa, no, porque es inequitativa. A quienes tienen propiedades e inversiones en zonas caras no debe dárseles el mismo trato que al que no paga por imposibilidad real y mire usted que los “clasemedieros” y los pobres son quienes le arrancan al aguinaldo o a las ganancias decembrinas un buen trozo para pagar en los primeros días y semanas de enero el predial, lo hacen por responsables, pero también porque saben que la ley no es pareja y al perro más flaco se le cargan las pulgas.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ Del Querétaro posmoderno y el perro más flaco.”

  1. De perros lanudos y perros flacos.
    Igual las empresas de gran capital trasnacional y las pequeñas empresas locales.
    Es el mundo loco y desigual e injusto en que vivimos.
    La Posmodernidad se llama Edad Luz.
    Julio F.
    Q, 14-XI-2018.
    –Qué bueno que escribas tus impresiones y tus datos, estimada Ana María. Diálogo Queretano se hace entre todos.

Envía tu comentario