COMO VEO DOY DEMOCRACIA SIMULADA

|




El ejercicio de la democracia a la mexicana, más parece el de un colectivo tribal que el de una sociedad moderna.
__________________________________________

Varias veces he pensado, estimado Lector, que al menos una parte importante de nuestros ciudadanos nos exigimos, como país, más de lo que podemos y de lo que la evolución histórica nos permite. No recuerdo donde leí que a la civilización maya, cuyos avances astronómicos, el uso de la abstracción matemática denominada cero y la arquitectura del arco falso, entre otras características intelectuales, los ponían a una distancia de 400 años de alcanzar el nivel de la antigua cultura griega. Tengamos paciencia.

No es aquí el momento de revisar las causas que interrumpieron el desarrollo de los mayas. Así que me quedo solo con la supuesta distancia temporal de 400 años y suponer también que nos falta ese tiempo para alcanzar el nivel de desarrollo económico, social y político que hoy tienen los países de Europa, eso, sin contar que México ya no tiene la opción, y que bueno, de invadir y saquear la riqueza de otros pueblos que dieron impulso y mayor ventaja a dichas naciones.

Esta observación viene al caso, debido a los múltiples comentarios y conflictos entre los que se alzan como defensores de la democracia y advierten que la 4T se precipita a un régimen dictatorial, versus los que hoy gobiernan y luchan por imponer su Proyecto de Nación que, por cierto, también creen que es democrático.

En medio de esta batalla, calentada por las campañas electorales, la desmedida participación de los medios informativos y el fuego cruzado disparado desde las redes sociales, nuevo e influyente actor, nos encontramos ¡84 millones! de empobrecidos espectadores milando, como el chinito, como se golpean, se ofenden y se acusan, con el único y noble propósito de defendernos y sacarnos de tanta pobreza. Seamos tolerantes a la evidencia del golpeteo, por ser algo de naturaleza primitiva, recuerde que nos faltan unos 400 años de educación, y eso, considerandonos en el rango del coeficiente intelectual alto.

Hasta ahora, vamos en el round 4 de la pelea electoral. Se siguen dando con todo. Esta semana nos mantuvieron al filo de la butaca, emocionados al tope, viendo sillas por los aires, patadas voladoras y la aplicación violenta de nuevas llaves: el artículo transitorio a la SCJ, el padrón de la telefonía móvil, el amparo masivo, la inoperancia del espacio aéreo con tres aeropuertos próximos, el descalabro de Macedonio y como 50 candidatos más, el gran ejemplo de Biden, la sobre-representación en la Cámara y la alarmante falta de vacunas, entre otros golpes espectaculares. Buen agarrón de tribus fratricidas. Entre hermanos, pues.

Bueno, así las cosas, los 84 vamos de gane, pues cualquiera de las democráticas tribus que se alce con la mayoría de los codiciados votos, lo hará pensando en nuestro beneficio: con diferentes palabras, ¡ambos contendientes buscan que el salario mínimo alcance para mantener una familia dignamente!. ¿Entonces, por qué tanto brinco estando el suelo tan parejo? Pues quizás porque nuestra democracia es una simulación más que busca cubrir lo que nuestra débil organización social aún no puede alcanzar. Nos faltan muchos años para entender y actuar como una República Democrática. Tal vez no 400, pero sí unos 200 años.

Siendo así, más vale reconocer que formamos parte de una República Tribal, lo cual no tiene nada de malo que así sea. Tal vez estamos como nación en la etapa de la adolescencia donde se forman grupos (o tribus) que piensan en lo mismo pero se cierran a la opinión de los otros, se acaban golpeando y, algunos, hasta se matan. Entonces, mientras vamos madurando como sociedad, es necesario para ir construyendo el bien común, tender puentes de comunicación, promover la libertad de expresión sin atacar al que exponga ideas contrarias a lo que nos gustaría oír. Puentes donde las creencias o las emociones o las ideologías, eviten denostar a las personas y no se impongan a las evidencias.

Entre tantas trompadas y alusiones a la santa madre de los contrincantes electorales, algo bueno ocurrió esta semana. Circuló un documento anónimo denominado Manifiesto México que, salvo su mejor opinión, me pareció muy bien elaborado tanto por su contenido como por su lenguaje, digno, incluyente, viable y congruente con la extensa diversidad de nuestra mexicanidad. Lealo, no pierde nada.

En dicho Manifiesto, que percibo como una rendija de conciliación ciudadana, se vislumbra que la democracia no solamente puede operar como estructura jurídica y régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo. ¿Puede ser? Usted, amable Lector, tiene la palabra y el voto.

RENDIJAS

Dalai Lama: “Al hablar, solo se repite lo que ya se sabe; pero cuando se escucha, quizás se aprende algo nuevo”. ¿Anillo al dedo para los políticos mexicanos? O pura coincidencia.

Sinónimo de democracia en México: simular, fingir, encubrir, reproducir, representar, falsear, engañar, disfrazar, desfigurar, aparentar, ilusionar, …

Sinónimo de democracia en Guerrero: ¡a huevo!










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario