Columna Semanal: Y nos dieron la una… las dos… y la próxima.

|




protesta_IPN_Mexico_DF_2014

Por. Jovita Zaragoza Cisneros.

De este lado de la parte literaria que ayuda con su crítica sutil a darle calidez y alma a lo que de otra manera sería frío, lejano, se encuentra uno con escritos entrañables.

“¿Qué hay en un nombre?”, preguntó Shakespeare. El miércoles 20 de enero de 2016 pasará a la historia como el día en que el Distrito Federal se convirtió en Ciudad de México. ¿El cambio de nomenclatura modifica el objeto que define?

Borges se ocupó de este enigma en su poema “El Golem”:
Si (como afirma el griego en el Cratilo) / El nombre es arquetipo de la cosa, / En las letras de rosa está la rosa / Y todo el Nilo en la palabra Nilo
Así empieza el magnífico artículo de Juan Villoro publicado hace unos días en El Reforma sobre el reciente cambio de Distrito Federal a Ciudad de México y que ha generado toda una disertación. Cómo nombrar ahora a sus habitantes. ¿Mexiqueños? como sugiere el gobierno actual de la ciudad y cuyo gentilicio no parece gustar a una mayoría. ¿Mexicas? como prefieren muchos otros.

- ¿Y para qué tanto alboroto por eso del nombre? Chilango es un apodo tan bonito. Suena tan alegre, tan vivo. Tan cercano. Déjenlo así. Todo lo defeño cabe en la palabra Chilango. Remite a una identidad definida. – sugiere Niniane, azuzando con el azadón la leña de la chimenea.

No nos detengamos en escribir todos los nombres que a manera de chunga, siempre a flor de piel en nuestra cultura, sugieren por aquí y allá. Vayamos a la inquietud por saber en qué incide, para bien o mal, la reforma política de la otrora defeña ciudad, hoy Ciudad de México. El cambio de nombre es también importante, claro. Pero está el cambio jurídico que estructura su desarrollo político, social, cultural para los habitantes.

Una ciudad de esta magnitud, enferma de sobresaturación de espacios y con un tránsito vehicular que amenaza colapsar, tiene que regularse de manera que mantenga un orden razonable. Por lo pronto, las medidas que el gobierno capitalino acaba de lanzar ya están causando escozor en la ciudadanía. Y ¡claro! la oposición ( principalmente MoRena) está capitalizando esa inconformidad, revolviendo las aguas a su favor ¡faltaba más!

Convertida en botín político y empresarial, esta ciudad parece caminar sobre rieles frágiles y tambaleantes de una discusión política que parece buscar extraer todo de ella, menos buscar la solución de origen a sus problemas acumulados a lo largo de su crecimiento. Y desde ese caos en el que, pese a todo, aún se mueve esta ciudad, se escuchan voces sensibles a su problemática. “¿Cuáles instituciones necesita la ciudad y cómo imaginamos su futuro? Hasta ahora el proceso responde más al interés partidista que a sus necesidades. Se atiende más a los cálculos electorales que definir ¿A dónde va esta urbe?, en la que — desde hace medio siglo— su destino lo modelan proyectos que le impone el desarrollismo y el negocio urbano, como ahora el nuevo aeropuerto, en vez de la planeación ordenada que garantice su viabilidad”, escribe José Buendía Hegewich, periodista comunicólogo y sociólogo.

¿A dónde va esta ciudad de México?

El asesor político del gobierno de la ciudad de México, Carlos Flores Vargas, destaca cuatro puntos centrales:

-Autonomía con respecto al régimen federal.

-Nuevo esquema de coordinación metropolitana

-Mejor esquema de coordinación fiscal

-Una oportunidad única para definir la competencia de las alcaldías con respecto al gobierno central.

Gran reto constituye este paso que obligará a repensar la forma de gobierno que tenga el otrora nombrado D:F.

Reto para el gobierno y para la ciudadanía, toda vez que llevará a esta a elegir también la oferta que reciba de quienes deseen tener el timón de su mando.

Por hoy, caótica, de grandioso e histórico origen, de vestigios arquitectónicas, hacen esfuerzos por permanecer digna, de píe, ante los embates de la demanda habitacional con todo lo que ello trae consigo esta ciudad amada por tantos y repudiada por otros. Ciudad generadora de grandezas, cómplice de miseria humana también. Ciudad tramposa, despatarrada, esquizofrénica y, sin embargo, generosa a borbotones, con los brazos siempre abiertos a tantos y tantos, hoy protesta ya por la sobreexplotación en sus recursos materiales y humanos y sus chipotudas calles claman orden urbano.

Qué este cambio sea para bien. Ojalá.

DE LO PRIVADO A LO PÚBLICO Y DE TELEVISA A LA UNAM.

Cada que escucha el nombre de Nicolás Alvarado, Niniane hace un gesto como si acabara de dar una probada al limón agrio. Sacude la cabeza de un lado a otro y suspira profundo. Opina sobre la sorpresiva designación de Nicolás Alvarado Vale cómo director de TV UNAM.

- Su acervo cultura está fuera de duda. El que caiga o no bien es irrelevante. Ni que tenga sangre pesada que se acentúa por su actitud sobrada o percibida como arrogante, snob y nada natural. Pero la imagen que da es de estar más preocupado por demostrar su erudición, que por compartir cultura. Además, ¿es lo mismo tener cultura que tener pulso social? ¿sabrá distinguir entre la televisión privada y pública? Ese es el punto -, opina Niniane, sin más.

No es la única que así opina. La reciente designación del cargo desató toda una serie de comentarios; la mayoría de rechazo a su nombramiento, mismo que –por cierto- se supo por el mismo Alvarado.

Allí frente a su auditorio del programa de Televisa, Primero Cultura con inocultable complacencia, señaló que el mismo Rector Enrique Graue le había hablado para ofrecerle el puesto. De allí las primeras dudas en torno a su designación. Dudas comprensibles. Y sobre ello, Marcela Portillo, investigadora de comunicación y medios de la Universidad Iberoamericana cuestionó: “Es un tema de comunicación institucional, un problema de la UNAM por dejar que sucediera algo así. ¿Cuándo pensaban darlo a conocer? Esto levanta suspicacia”.

De inmediato, desde su puño y letra, Nicolás Alvarado publicó un artículo en Milenio diario dando a conocer toda su biografía.

Nicolás Alvarado es un joven egresado de la Universidad Iberoamericana. El se asume hijo de Tere Vale y Miguel González Avelar, escritor, político priista y quien, entre otros cargos, fue presidente del Senado y luego Secretario de Educación Pública en tiempos de Miguel de la Madrid.

Sobre su plan de trabajo en esta tarea designada, ha señalado la creación de una plataforma digital que permita construir un contenido que acerque a los usuarios jóvenes a TVUNAM y forme nuevos públicos para la televisora “esta plataforma reunirá audio, video, texto, listas de reproducción, galerías, cuentas de redes sociales, es decir, todos los lenguajes de la era digital, con el fin de provocar que los usuarios decidan acercarse a las pantallas de televisión”

Pero recelo y suspicacia hacía su nombramiento, siguen. Algunas opiniones apuntan que el rechazo viene de militantes políticos que se han apropiado de los espacios de radiodifusión. Pero, sin duda, hay otras que responden a una genuina preocupación porque la UNAM siga conservando sus espacios propios. Una de las reacciones más destacadas fue la del investigador en temas de política y comunicación Raúl Trejo Delarbre : “La designación de Nicolás Alvarado para tvunam fue anunciada en Televisa antes que por la Rectoría de la Universidad . Pésima señal”

Abundó. “Me parece deplorable la designación de Nicolás Alvarado para dirigir tvunam. No tengo nada en contra suya, pero si de la TV privada de dónde proviene. Valores, formatos y propósitos son distintos a los de la televisión pública”.

A partir de su designación, varios especialistas en medios públicos piden que TVUNAM opere con un consejo que oriente la política de la emisora y funcione como contrapeso. Coinciden en formar una estructura que dé orientaciones de mayor profundidad y mayor alcance a un proyecto. No se trata de hacer una barra pragmática distinta o continuar con ella.

EN pocas palabras, Nicolás Alvarado tendrá la mirada de muchos académicos y especialista s en medios, atentos a qué la programación de TV UNAM siga fiel a su espíritu universitario.

- Mmmm…v eamos_ tengo dudas. Dudas de que anden por allá arriba , haciéndole manita de puerco a Graue o que busquen influir en el libre espíritu que debe prevalecer en esta institución a la que poco a poco han querido restarle fuerza y liderazgo-, opina Niniane, atenta a las brazas que chisporrotean ya en la chimenea.

Veamos, NIniane. Veamos.

- Así dijo el ciego. Y nunca vio.

Mal gusto tu broma Niniane. Mal gusto.

-Es metafóricamente hablando.

Te dejo con tus metáforas. Total…¿nos leerá alguien Niniane? ¿Cuántos más , al igual que nosotros, preguntan por Mireles?. ¡Ay doctor Mireles… ! Usted en una cárcel … y otros afuera de una celda, pero presos de sus codicias, amasando bienes materiales para llenar el vacío que traen cargando desde quién sabe cuándo.

Hasta la próxima…

zaragaozacisneros.jovita@gmail.com

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario