TRAS LA VERDAD ¡FALLAN Y VUELVEN A FALLAR!

17 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

A poco menos de un año, el 11 de abril de 2019, López Obrador, en su conferencia de prensa mañanera presumía el nombramiento de Patricia Rosalinda Trujillo Mariel, como titular de la Dirección General de Inteligencia, de la recién creada Guardia Nacional con (supuestamente) 12 doctorados (con minúscula) e infinidad de diplomados, poseedora de reconocimientos nacionales e internacionales. Toda una carera en el ámbito policial la señora Trujillo, previamente investigada para ser lanzada al estrellato de la investigación denominada “inteligencia”. Bien por la designada en ese entonces.

Mientras México libra la batalla en contra del coronavirus, el 2 de este mes, sin aviso previo, destituyen a la galardonada Patricia Trujillo Mariel, por supuestos actos de corrupción descubiertos por la Auditoría Superior de la Federación, al detectar que adquirió equipo con millonario sobre precio cuando ostentaba el cargo de la jefatura de la División Científica de la Policía Federal. Trujillo por supuesto niega los hechos de corrupción. Vamos, lo que apenas es una presunción derivada de una cuenta pública, sin que haya terminado el periodo procesal de la aclaración de las observaciones, para demostrar si es no responsable, el Secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, decide despedirla sin juicio previo, con violación de todos sus derechos constitucionales; pretendiendo disimular el despido, argumentan que se trató de una licencia solicitada por la acusada administrativamente; quienes deben observar el cumplimiento de la Constitución, una vez más violan los derechos humanos de una ciudadana, violentando la presunción de inocencia. Una semana antes las mujeres protestaron por abusos cometidos en su contra, vaya infortunio. El medallero que ostentaba Patricia Trujillo, fue arrojado al suelo sin que se demuestre previamente su culpabilidad. Apenas irá a enfrentar el desahogo del pliego de observaciones, un trámite administrativo; por cierto, toda la documentación obra en manos de la desaparecida Policía Federal, así que, deberán intensificar la búsqueda de toda la documentación para que pueda defenderse legalmente la señora Trujillo ¿Le darán la información o la hundirán con el carácter de “chivo expiatorio”?

Pronto encontraron la sustituta que se responsabilice de la Dirección General de Inteligencia de la Guardia Nacional y este día, ya sin tanta alharaca, designan a Gabriela Tapia Palacios. La Ley que crea la Guardia Nacional, es omisa y no contempla la Dirección en comento. Por lo que hay que remitirse al Reglamento de dicha Ley. Resulta verdaderamente interesante la lectura de las atribuciones que competen a la Inteligencia de la guardia Nacional, previstas en el artículo 33. Le abotagan LI atribuciones a la Dirección, de las cuales no se desprende coordinación alguna entre esta Dirección y las áreas competentes de los Estados que integran la Federación. La bien orquestada coordinación solo es con las policías internacionales, vamos de otros países pero no con las de los Estados. Una de tantas fallas de las legislaciones que crean los ineptos legisladores mexicanos. Esta área es fundamental para perseguir a las bandas delincuenciales, por lo tanto es indispensable la coordinación de las áreas de inteligencia de los gobiernos de los Estados y, por supuesto compartir dicha información. Pero no, prefieren que no haya coordinación alguna. Si acaso en la fracción XLVIII del Reglamento se menciona la relación de coordinación con las policías locales; pero, pero solo en lo referente a asuntos policiales internacionales ¿Y los locales? Nada. Como si las cosas estuviesen tan bien como para despreciar la colaboración institucional entre los cuerpos policiales. Por lo tanto ¿Cuál es la información que diariamente analiza el Presidente para la toma de decisiones en materia de seguridad? Un dato más que nos permite, con toda precisión, confirmar que López Obrador, solo pierde el tiempo en sus reuniones de “madrugada” que tanto presume, no tiene toda la información necesaria de seguridad nacional ni de seguridad pública; se le olvida que nuestra nación es una República compuesta por Estados libres y soberanos, con quienes tiene la responsabilidad de coordinarse, sin subordinación alguna. Ahora se entiende mejor el por qué del fracaso en materia de seguridad pública, más de 35 mil homicidios el año pasado ¡Abrazos!

Y sin información veraz ni suficiente ¿Por qué el Presidente de la República, ha reiterado el fracaso de un supuesto golpe de Estado en su contra? Se trata, eso sí, de “golpes publicitarios” de Andrés Manuel López Obrador, no como lo sucedido con el bombazo en Celaya, Guanajuato, que ese sí fue un atentado real y López lo calificó de “acto publicitario”. Le fascina al Presidente jugar con información falsa, en este caso haciéndose la víctima, para desviar los temas de mayor envergadura, como el que hoy se vive, la pandemia del coronavirus, la que menospreció el Presidente, la que ninguneó y le restó importancia. Dilema que ya empezó a generar grandes problemas a los mexicanos y todo por la displicencia presidencial. Ahora hay suspensión generalizada de clases, cierres de empresas, cierres de instituciones de educación superior, el Poder Judicial Federal anunció la suspensión de la impartición de justicia y lo que se avecina. No quiso ver el Presidente lo que estaba sucediendo en otras naciones, prefirió seguir de gira política en sus mítines proselitistas, besando y abrazando, antes que atender los asuntos de emergencia de salud de los mexicanos.

Para distracción, como es su costumbre, recordó lo sucedido en tiempos de Felipe Calderón, acusándolo de exagerado por aquello de la influenza. Ahora te tocó a él y no quiso atender el encendido de los focos rojos, la alarma internacional, la pandemia iba a llegar a México y llegó como se pronosticó, muy pronto, cuestión de días; ahora se expande exponencialmente, otro fracaso del gobernó federal, sin la capacidad para atender la problemática, los hospitales públicos colapsados por su ineptitud, sin medicamentos suficientes, sin los médicos y enfermeras necesarias, sin equipo y todo por reducir los presupuestos a la salud pública. Hoy martes dará conferencia de prensa por la noche con todo su gabinete, legal y ampliado, no será para dar buenas noticias, seguramente será todo lo contrario ¿Echará culpas una vez más a los conservadores como responsables de la pandemia? Es capaz ¿O incapaz? Todo por no atender con eficiencia y eficacia su responsabilidad. No en balde miles de mexicanos ya piden su renuncia al cargo de Presidente.

Total, Andrés Manuel López Obrador, prefiere distraer la atención con otros temas. En el caso se trató del despido y contratación de la titula de la Dirección General de Inteligencia de la Guardia Nacional, que de inteligencia resultó que no tiene nada, más bien le carece de inteligencia, todo por culpa personal y directa del mismo Presidente de la República, quien no fue capaz de saber a quién contrató y puso al frente de la institución de inteligencia, con mentiras de 12 doctorados y múltiples diplomados, con reconocimientos de Honoris Causa; al menos eso da a entender, mientras la destituida tendrá que enfrentar la acusación de supuesta corrupción, seguramente por no formar parte de su equipo de sobajeros que todo le aplauden, como fue el caso de Manuel Bartlet Díaz, quien fue exonerado por su inútil Secretaria de la Función Pública, quien supuestamente imparte justicia administrativa y no tiene conocimientos de Derecho; la señora Irma Eréndira, de suyo es corrupta por desempeñar un cargo respecto del cual no tiene experiencia ni estudios necesarios para un eficiente desempeño. Ahora Patricia Trujillo, la destituida, queda en manos de la inepta y perversa Irma Eréndira Sandoval.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “AMLO EMPUJA PARA SUSPENDER GARANTÍAS INDIVIDUALES”

15 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Mientras que los gobiernos de la mayoría de los países toman medidas preventivas para evitar que la pandemia del coronavirus provoque muertes innecesarias en su población, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hace exactamente lo contrario. Incluso gobiernos de varios países han prohibido el ingreso de extranjeros para cuidar a su pueblo, en cambio el primer mandatario mexicano abre las puertas para que aterricen aviones provenientes de países en los que se ha declarado la existencia de la terrible enfermedad, por lo que aquellos se han visto en la necesidad de tomar medidas extremas para cuidar la salud de su población. Andrés Manuel López, irresponsablemente promueve y no prohíbe concentraciones populares, espacios proclives para la transmisión masiva de la enfermedad, hecho declarado por los especialistas en epidemiología. El Presidente conscientemente induce a la población para que adquiera la enfermedad que, hasta hoy no tiene cura, la cual lleva al enfermo a una muerte casi segura ¿Por qué actúa de forma irresponsable el Presidente de la República? ¿Qué pretende?

Este fin de semana López Obrador se lució en uno de sus mítines en los que convoca a sus seguidores, da abrazos, besos y provoca tumultos de sus seguidores que buscan el favor del Presidente. Actúa en contrario a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su conducta es demencial. Actitud que podría considerarse delincuencial ya que induce a miles de mexicanos para que adquieran la mortal enfermedad. Sabemos que nada le pasa, tiene el control del Congreso de la Unión, incluso del Poder Judicial, ya no digamos de la supuesta Fiscalía que goza de “autonomía” constitucional, por eso abusa de sus funciones y actúa fuera de la ley. De ahí la displicencia e irresponsabilidad, sin importar que cometa delitos en su accionar, se sabe protegido por el “fuero” y el mismo Poder Público, que tiene bajo su absoluto control.

Si el Presidente de la República logra que la pandemia provoque enormes daños a la población mexicana, abre las puertas para que declare la suspensión de las garantías individuales, acorde con el artículo 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ¿Sabrá eso el Presidente? Seguramente que sí, por eso actúa de manera irresponsable sin importar que, por su negligente actitud puedan morir miles de mexicanos, ya lo viene haciendo y no se responsabiliza de ello. Abriría aún más las puertas de la intolerancia y el abuso que ha venido cometiendo durante su mandato. Parece incluso coincidente que en estos momentos cientos de patrullas de la Guardia Nacional se estén distribuyendo por toda la República Mexicana. Si el Presidente promueve la suspensión de las garantías individuales, requiere la autorización del Congreso de la Unión y sabe que lo tiene en el puño de su mano; luego vendría la revisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, también la tiene bajo su control. De ahí que no sea descabellada la idea de la promoción de la suspensión de garantías individuales, bajo el pretexto del grave problema de salud pública generado por él mismo, sí por el Presidente de la República. Seguramente sus seguidores aplaudirían la medida, la ignorancia supera cualquier conocimiento, eso los distingue y aquellos que logran entender medianamente la medida le son fieles sabuesos a su disposición dispuestos a todo. La conjunción de acciones perversas del Presidente, abren la puerta para que promueva la suspensión de las garantías individuales en perjuicio de la totalidad de los mexicanos, aún de sus adoradores.

La suspensión de garantías conlleva la posibilidad de evitar concentraciones masivas, coartar la libertad de expresarse, de tránsito, de imprenta; vamos, se trata de prohibir el ejercicio de los elementales derechos humanos, todo por orden del Presidente de la República. Se constituye de inmediato en el Estado represor que caracteriza a los gobiernos de izquierda, el ejemplo más claro de un Estado de tales características es Cuba, país al que adoran los morenistas.

De tal suerte que, todos los problemas que ha generado el Presidente hasta esta fecha y que de todo culpa a los fantasmas neoliberales o conservadores, trataría de ocultarlos, remachar y culpar a la pandemia como causante de ellos ¿Cuáles problemas ha causado? Son muchos hasta hoy. La quiebra de la economía nacional, la falta de inversión pública y privada, la falta de empleos, el incremento de la inseguridad, el aumento desproporcionado del índice delictivo, el aumento en los homicidios y feminicidios que supera a sus antecesores por mucho, el abuso del uso los recursos del Fondo de Estabilización, se ha gastado 150 mil millones de pesos, más de la mitad; baste de ejemplos. El Presidente lleva al traste al país entero. Por eso la oportunidad que se le presenta y está aprovechando con su irresponsabilidad le abre la posibilidad de suspender el goce de las garantías individuales, de tal suerte que López ya tendría el pretexto perfecto para culpar a otros de sus abusos y torpezas. Para nadie es desconocido que está usando y abusando del presupuesto público, miles de millones de pesos, para afianzar su campaña político electoral del año venidero; de ahí sus masivos mítines, va y ofrece dinero que disimula en “becas” o ayudas sociales a los más pobres; manipula a los más necesitados; por eso insistió la semana pasada a los legisladores para que aprobaran su propuesta de revocación de mandato y adelanten la fecha de la realización de la consulta popular, lo que le permitiría prolongar su estancia en la Presidencia, aunque lo firme y lo niegue.

López Obrador nunca se ha distinguido ni se caracteriza por cumplir su palabra, él se justifica con el argumento de obedecer al “sabio pueblo” y si ese pueblo le pide que se quede, no le quedará más remedio que obedecer al pueblo. Andrés Manuel sí se distingue por perverso y mentiroso, eso está demostrado. Por eso no es descabellada la idea de la suspensión de las garantías individuales, las condiciones le son propicias, son adecuadas para que López se aproveche de ellas, tiene todo a su favor. La perversidad por conservar el poder no tiene límites, eso está demostrado cuando no hay respeto al Estado de Derecho y Andrés Manuel López Obrador, se ha caracterizado por no respetar el Derecho, más bien por “mandar al diablo a las instituciones”.

Los mexicanos deben estar al acecho y evitar que la perversidad del Presidente continúe creciendo, después no habrá tiempo de arrepentimientos y pasarán muchos años para que las cosas vuelvan a cambiar, mientras tanto controla al pobre pueblo con dádivas de “dinero en mano”, bajo el amparo de programas sociales en favor de los más pobres. Las revoluciones siempre se han aprovechado de los más pobres y eso viene haciendo Andrés Manuel López Obrador.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “INEPTITUD, NEGLIGENCIA Y MALA FE DE AMLO”

13 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Mientras que en países como EUA, han suspendido vuelos internacionales, realización de eventos masivos, suspensión de clases presenciales en universidades; en México el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, insiste en dar abrazos, afirmando que no pasa nada ¡Total y absoluta irresponsabilidad del mandatario! Su demente actitud demuestra ineptitud, negligencia y mala fe, debe ser denunciado y castigado por ello. No es posible que ponga en riesgo la vida de millones de mexicanos, ante la real amenaza de la existencia un nuevo virus que se multiplica, se propaga exponencialmente en todo el mundo y causa LA MUERTE; llegó a México llegó el coronavirs en diciembre pasado, a la fecha se ha expandido por varios Estados de la República Mexicana y los expertos en epidemiología aseguran que hay muchos más casos que están en incubación, no detectados aún; otros más que son confundidos con gripa. Este día el Presidente dijo a sus seguidores: “No pasa nada, hay que abrazarse”. La conducta de Andrés Manuel López Obrador, raya en actos eminentemente delictivos, induce a millones de incautos a la enfermedad que no tiene cura y provoca en mayor medida la muerte.

El coronavirus hace su presencia en 122 países y lleva más de 128 mil infectados, aseguró el Doctor Internista en epidemiología del Centro Médico ABC, Francisco Moreno Sánchez. Contrario a lo que afirma el Presidente, el experto en epidemiología asegura que no hay “inmunidad” en el ser humano ante el coronavirs. Se multiplica fácil y rápidamente; de tener una epidemia en México, no habría capacidad hospitalaria para atender a los enfermos. Sobre todo, porque no hay síntomas específicos que definan al coronavirus para poderlo diferenciarlo, no sin pruebas de laboratorio, es imposible su diagnóstico certero a la vista.

Dijo el experto en epidemiología, que la educación es la mejor manera de combatir al coronavirs; precisamente hacer lo contrario a lo que sugiere el inepto de López Obrador, no hay que dar abrazos; reiteró el experto: prohibido dar abrazos, saludar de beso o de mano. Limpieza, higiene, no asistir a lugares públicos, ni masivos. La Institución educativa Tecnológico de Monterrey, desobedeciendo la jocosa indicación del Presidente, acordó suspender las clases presenciales a 150 mil alumnos, 30 mil colaboradores en 25 ciudades; tomarán clase por línea precisamente para evitar contagios. El Presidente irresponsable, aseguró en los primeros días en que surgió la noticia del coronavirs, que Felipe Calderón, había exagerado con aquello de la influenza, sin embargo fue preferible tomar extremas medidas como no realizar eventos masivos, que inducir a la población entera a sufrir una peligrosa epidemia, precisamente porque el Estado no tiene capacidad para atender esta clase de problemas de salud. Entonces actuó bien el gobierno de Felipe Calderón. Pero, el simplista e irresponsable de Andrés Manuel López, no solo no prevé la toma de medidas por parte de su gobierno; no, por el contrario induce a la población a que se contagie, que continúen con una conducta desinhibida ante la peligrosa enfermedad que provoca el coranovurs, que conlleva la muerte. Adelantó el Presidente que no habrá medidas extraordinarias por parte del sector salud, así de simple. Solo falta que el inepto culpe de la pandemia a los conservadores. A López Obrador políticamente no le conviene cancelar actos masivos, dejaría a un lado sus mítines de inducción política, sus conferencias mañaneras; de por sí su popularidad va en picada, ahora si deja de aparecer en los medios de comunicación y en actos masivos, terminaría perdiéndose y eso, eso es lo que no quiere, por eso se resiste a tomar esta clase de medidas que son necesarias y urgentes para evitar males mayores, pero la personalidad egocéntrica del Presidente se opone a ello.

Italia, España, EUA y muchos otros países han tomado medidas extremas para contener la expansión del coronavirus, en tanto que el gobierno de López Obrador, no ha adoptado medida alguna. Ante su extrema ignorancia continúa impávido, como si nada pasara; por el contrario, confronta, se burla y toma decisiones como la del crucero que atracó en Cancún con cientos de turistas extranjeros, por órdenes del Presidente, atracó; justificando la medida como “humanitaria, cuando en otros países les negaron atracar por el riesgo de ser portadores del coronavirus. Con la suspensión de vuelos internacionales de Europa a los EUA, acto ordenado por Donald Trump, López Obrador de inmediato ofreció utilizar de forma alterna el pobre aeropuerto internacional Benito Juárez, para que sirva de “trampolín”, cuando ha quedado probado que de Europa los paseantes, estudiantes o de negocios importan a México el coronavirus. Para empezar, el aeropuerto no tiene capacidad y segundo, por orden presidencial aumentan las posibilidades de incrementar, más aún, la pandemia en México ¿Estará bien de la cabeza el Presidente de la República?

Conclusión. Depende de todos y cada uno de los mexicanos tomar las medidas de higiene y movilidad para evitar que el virus nos contagie, se propague con mayor rapidez y se multiplique exponencialmente. Si bien dijo el especialista en epidemiología Francisco Moreno Sánchez, que será imposible contener el virus y que el 80% de la población estará en riesgo de enfermarse, puede evitarse que en mayor medida ello suceda, depende del cambio de conductas, cuidados en extremo, fundamentalmente la limpieza, el lavado constante de manos, usar gel antibacteriano, evitar saludos, abstenerse de acudir a eventos masivos y, en cuanto se note cualquier sintomatología que haga pensar que se trata del contagio del coronavirus, notificar de inmediato a la autoridad del sector salud, evitando ir a los hospitales, precisamente para eludir más contagios, en casa es más seguro, dijo el Jefe de Infectología. Por supuesto, hacer caso miso a la recomendación del irresponsable del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha demostrado que gobierna para perjudicar, no para beneficiar a los mexicanos.


EL JICOTE “EL PRESIDENTE Y LAS MUJERES”

13 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Ante el movimiento de las mujeres el Presidente al principio fue vago, indiferente, errático; regateando legitimidad a la indignación y justificada impaciencia de la cruzada feminista, ahora francamente les declaró la guerra. La hostilidad no es nueva, tiene como origen el rechazo que tiene López Obrador a la sociedad civil a la que considera parte de la mafia en el poder. Es necesario recordar que cuando era jefe de gobierno de la Ciudad se celebró una manifestación a favor de la paz, en la que los participantes asistieron vestidos de blanco. Aunque la causa era inobjetable, minimizó la marcha afirmando que sólo se trataba de grupitos de pirrurris ociosos. Uno de sus primeros actos como Presidente fue cancelar todo tipo de recursos a las organizaciones de la sociedad civil, la más grave, las Estancias Infantiles.
Dos argumentos ha expresado el Presidente para justificar la dolorosa punzada que le provocan las organizaciones no gubernamentales: la corrupción que existía en su financiamiento y la vocación conservadora de la sociedad civil. La primera hipótesis no dudo que tuviera razón, sí había desviación de recursos. En el registro de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) al principio de su sexenio era de 41,300 y algunas de ellas eran francos negocios particulares. En su estilo de gobernar a machetazos a todas les canceló el financiamiento. Aún es más discutible que el “pueblo sabio” se transforma en conservador en el momento en el que decide organizarse; todos se convierten de príncipes en sapos neoliberales. El Presidente olvida las grandes colaboraciones que ha tenido la sociedad civil en su principal bandera: la lucha contra la corrupción. El Presidente ha borrado de su información que la “Estafa Maestra” fue descubierta por un portal de noticias apoyado por una organización de la sociedad civil: “Mexicanos contra la corrupción”, Recientemente la organización de periodistas Quinto Elemento Lab investigó que se crearon 171 empresas entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019, empresas que recibieron dinero por 366 millones de pesos, en contratos de adjudicación directa siete de cada diez, es decir, sin licitación. Todo en la administración de López Obrador y en su “honestidad valiente”.
A pesar de su culebreada estrategia el movimiento feminista se percató de todos los intentos de López Obrador de boicotear su movilización y así lo manifestaron en sus pancartas: “Presidente, disculpe si desviamos la atención de la rifa”: “¿A cómo el cachito de empatía?”; “AMLO macho”; ° ¿A cómo el cachito de justicia?”. También hubo gritos y pancartas afirmando: “No se va a caer lo vamos a tirar”. El Presidente lejos de responder con mesura, por su tradición opositora o simplemente por su vocación de bravero de barrio, las retó a que promuevan la revocación de mandato. Un problema tan complejo como lo es la violencia de género el Presidente lo redujo a una pelea: ¡En esta esquina, el Peje, con treinta millones de votos, en esta otra, las mujeres, las que por cierto le dieron la mayoría de esos votos”!. La sugerencia es que más que llamar a la confrontación, debería analizar las peticiones de la movilización para integrarlas a su agenda de gobierno. Por cierto en ese análisis Señor Presidente; “flojito y cooperando”.


Carta a Obrador

12 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Señor Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador:

Si frente a la puerta de Palacio Nacional se pueden lanzar bombas y no hay detenidos ni responsables, sino impunidad, ¿qué seguridad social contra la violencia podemos esperar los ciudadanos que vivimos lejos del centro?

¿Hemos pasado de la profunda corrupción del país y del poder a la violencia atroz en sus narices y la misma impunidad por la ineficiencia de la seguridad y la justicia del Estado?

Deje usted de acusar de todo a los conservadores, y detenga y someta al imperio estricto de la ley a los culpables de la violencia, la corrupción y la impunidad, sean conservadores, revolucionarios, narcos, humanistas u obradoristas.

Atentamente,
Ciudadano Julio Figueroa.
Qro. Qro., Colonia Presidentes, México, jueves 12 de marzo 2020.
juliofime@hotmail.com
–En el sexenio del patriarca, ¿cuál es la función ciudadana?


TRAS LA VERDAD “AMLO CONFÍA EN LA SUERTE Y NO EN LA PLANEACIÓN”

10 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

A un tris de caer el gobierno federal en problemas financieros. López Obrador presume la no contratación de deuda para evitar endeudar al país, pero está consumiendo a pasos agigantados las reservas del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, que rondaban los 300 mil millones de pesos. El año pasado el gobierno de la 4T, consumió más de la mitad, transfiriendo parte de ellos a Pemex, a fin de que no se endeudara, lo cual resulta una ofensa a los mexicanos; no pide prestado, pero se acaba los ahorros, en esencia es lo mismo. Se trata de su acostumbrado engaño a que nos tiene acostumbrados el Presidente de la República.

Por instrucciones de Andrés López Obrador, los legisladores federales aprueban un presupuesto superior a los ingresos tributarios y petroleros, así que no le alcanza el dinero que programan gastar. Para este año 2020 será exactamente igual, repetirán el engaño. Presumen un crecimiento del PIB y a fin de año resulta que decrece, luego hay menos recaudación de impuestos. Para este año que corre, pretenden que el PIB crezca al 2%, sin mayor sustento que la buena suerte; quienes saben de finanzas aseguran que el crecimiento apenas podrá llegar al 1% del PIB, luego los ingresos nuevamente serán inferiores a lo presupuestado. López también juega perversamente con el engaño; por ejemplo, aquello del combate al huachicol, López Obrador aseguró que el año pasado le dejaría ingresos a Pemex (ya no le robarían), hasta por 32 mil millones de pesos. Perversa conclusión, nada puede probar que sea cierto; sin embargo esa cantidad millonaria López la incluyó en los ingresos de forma oficial. La realidad, a finales del año Pemex arrojó la enorme pérdida de 346 mil, 135 millones de pesos. Así que la paraestatal consumió más de la mitad de las reservas del Fondo y no recuperó nada en el combate al huachicol, dilapidó dinero de los mexicanos ¡Ah! Pero no se endeudó. Eso sin sumar lo que se está invirtiendo en la construcción de la refinería de Dos Bocas, habiendo firmado con Bancos extranjeros créditos hasta por 8 mil millones de dólares, por si acaso.

Para noviembre del año pasado, el gobierno había dejado de recabar el 4.5% por concepto de impuestos, lo que significó hasta entonces 218 mil millones de pesos que no ingresaron a las arcas del gobierno federal de la 4T. También se dio la pérdida de ingresos petroleros, hasta noviembre pasado, por concepto de no ingresos se ubicaba en el 3.7%, que significaron 97 mil millones de pesos que no había recibido acorde con las cifras alegres de López Obrador. Mientras el gobierno recauda menos, gasta mucho más en sus programas sociales, por esa y otras razones no hay crecimiento económico, no hay inversión en infraestructura, no hay creación de fuentes de empleo y López Obrador no incentiva el desarrollo, en cambio cancela contratos con la iniciativa privada, por ello los empresarios tampoco invierten y como no hay producción de riqueza, no hay dinero; de ahí que el Presidente de la República, ahora se dedica a realizar rifas para conseguir más dinero en lugar de programar y administrar con eficiencia los recursos y el desarrollo del país. 982 mil millones de pesos fueron destinados a los programas sociales prioritarios de Andrés Manuel López, para el 2019, lo afirmó Alfonso Ramírez Cuellar, hoy presidente de Morena y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. Mucho gasto. Así no hay dinero que pueda alcanzar, peligroso el camino escogido por el Presidente de la República: la mentira, gastar más y recibe menos, producto del populismo de la izquierda. Eroga más de lo que recauda. En este caso López Obrador se está comiendo los ahorros de los mexicanos, el Fondo de Estabilización multimillonario que le dejó Enrique Peña, lo está dilapidando debido a la pésima programación presupuestal.

Los nubarrones para este 2020 prevén más catástrofes financieras por segundo año consecutivo. Los conflictos internacionales agudizan el problema, la caída del precio del petróleo, el coronavirus, la depreciación (devaluación del peso) del peso mexicano, nos llevan directo a un destino irremediablemente negativo. Y el Presidente López Obrador, dada su extrema ignorancia para gobernar, solo atina a decir que “espera que las cosas no sean tan graves”, sin que por su cerebro pase la idea de anunciar medidas contingentes para combatir los problemas; nada, simplemente espera a ver qué sucede, a la espera de la “buena suerte”. Ya lo dijo, referente al coronavirus, que eran exagerados, mientras países como Italia y España, han tomado medidas extremas para evitar que la pandemia no les afecte de forma drástica; cuarentena para los italianos y cierre de escuelas en España. Manuel López todo lo toma a la ligera y como no, así ha sido toda su vida, nunca ha sido capaz de crear riqueza, ha sido un parásito, solo sabe gastar, nunca generar. Él mismo lo afirma orgullosamente cuando muestra su cartera sin dinero.

De nada ha servido “apretarse el cinturón”, recortes “homicidas”, si no hay ingresos hacendarios suficientes para satisfacer su vanidad. La salida es antipopular y López no desea realizar lo que ha prometido no hacer, entre ellas está la reforma fiscal, gastar en infraestructura, respetar el Estado de Derecho, combatir de frente a la delincuencia con toda la fuerza del Estado, dar seguridad al inversionista local y extranjero, reducir sus ambiciosos programas electoreros de “dinero en mano”, dejar de seguir inyectando más dinero a la paraestatal de Pemex, abrir las puertas a la inversión privada en Pemex y la CFE, olvidarse de su trenecito, etcétera. La necedad e ineptitud de un hombre que no sabe gobernar, “terco”, pone en peligro la viabilidad de toda una nación, éste confía en la suerte y no en la planeación y adopción de medidas para resolver problemas y prever cualquier incidencia no deseada; López no tiene otra opción. Sin embargo él prefiere la revocación de mandato, figura que le permitiría permanecer engañosamente en el poder: si el “sabio pueblo lo decide”.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “AMLO Y SU LÓGICA DE CABEZA”

10 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El Presidente tiene una rara inclinación, cuando quiere corregir una metida de pata, la amplía, es algo así como quien quiere tapar un hoyo y usa como estrategia mejor hacer un socavón. Tal parece que el Presidente comparte la misma apuesta que Quevedo le hizo al Rey de España: “Una disculpa puede ser más grave que la ofensa”. El Rey dijo: “Imposible, una disculpa nunca puede ser más grave que la ofensa”. Quevedo decide comprobarlo. Estaba Quevedo asomándose por una ventana de Palacio y llega el Rey y le empieza a acariciar en forma procaz las pompas. El poeta, permanece viendo afuera de la ventana y dice: “Así, así, ¡Qué rico! Adelante”. Ante las risas del Rey el poeta voltea a ver a sus espaldas y dice: “Perdón su Majestad, mil disculpas, pero creí que era la Reina”.
El Presidente fijó para la venta de cachitos de la rifa del avión el mismo día programado para la manifestación feminista, al percatarse de ello para disculparse, bueno es un decir, López Obrador dijo: “Yo ni me di cuenta, ni tenía en mente que el lunes era el día del paro del movimiento feminista. Y por eso dije aquí que se empezaría a distribuir los boletos “. Su ignorancia es extrema, pues según las empresas encuestadoras se había constatado que la fecha la conocían más de la mitad de los entrevistados. Desconocimiento que era también testimonio del poco aprecio y reconocimiento que le tiene a la cruzada, El Presidente no esperó mucho por la respuesta, las organizadoras de la movilización escribieron: “¿A cuánto el cachito de madre? ¿No es más grosera la indiferencia y la indolencia de ignorar a todas las mujeres que haremos un paro para que se nos escuche, para que se reconozca que la violencia de género nos está rebasando? El Presidente sigue pensando que pedir atención es un ataque”. En esa extrañísima forma de defenderse metiéndose autogoles el Presidente comentó: “De repente, en las redes sociales un grupo vinculado a un partido de… ¡se ofenden!: que por qué van a empezar a distribuirse los boletos. Además hasta groseras. Entonces, no. No va a ser el lunes (sino) el martes. No se puede caer en ninguna provocación. El conservadurismo está muy irritado, muy molesto por los cambios, por la transformación…” El Presidente no quería dejar la menor duda, no bastaba desdeñarlas era necesario hacer más fuerte la insolencia, por supuesto disfrazada de disculpa, y les dice: groseras y conservadoras.
Ojalá que el Presidente manifieste con quién apuesta que las disculpas bien pueden ser más graves que ofensas. Ojalá que sea por una buena causa, pues martillar los tropezones es francamente demencial. Otra opción es que, a pesar de que la anécdota de Quevedo es muy conocida, el Presidente no quiso comprobar la tesis del poeta y lo que pasa es que tiene el mismo defectito de Peña Nieto: argumenta en sentido contrario a lo que quiere comprobar. Cuando era Presidente y al hablar con los reporteros en un viaje en avión, señaló: “Creo que aterrizaremos en uno o dos minutos, no, por supuesto que no, en menos, en unos cinco o seis minutos”. Con esta lógica presidencial con razón las diferencias políticas, lejos de conciliarlas las profundiza; con razón el país está de cabeza.


TRAS LA VERDAD ¡AMLO NO PUEDE Y NO QUIERE!

09 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Mientras que, por segundo día en México las mujeres muestran su total repudio a la violencia de que son objeto, a López Obrador, se le viene el mundo encima y menosprecia los sucesos. Ayer en Celaya hizo explosión un “coche bomba” y el Presidente apenas atina a balbucear el argumento de: “fue un acto propagandístico” ¿De quién fue ese acto propagandístico? Si fue propaganda, como dice López ¿Qué significa esa violenta y mortífera publicidad? Por supuesto que no tiene información verídica alguna. Mientras se desarrollan las marchas de miles y miles de mujeres en la conmemoración internacional del día de la mujer, López Obrador, declara la minusvalía de las movilizaciones, argumenta que se desarrollaron en orden y no hubo violencia ni detenciones. Solo eso faltaba, que hubiese detenciones ¿Qué no hubo violencia? Sí la hubo, frente a Palacio Nacional, mujeres violentas lanzaron “bombas molotov”, varias personas salieron lesionadas con quemaduras, en tanto el Presidente echa la culpa a los conservadores vestidos de feministas, criticando a los medios de comunicación por difundir los actos de violencia. La violencia se enseñorea y López Obrador, hace caso omiso a las razones que la generan.

Por si lo anterior no fuese suficiente, el dólar hace que el peso mexicano se deprecie, llegó a rebasar los 22 pesos por dólar por la madrugada; a esta hora está en 21 pesos 27 centavos por un billete verde de dólar. A la par se deprecia el precio del petróleo y se lleva entre los pies las finanzas mexicanas, aun que está protegido el barril hasta por 49 dólares. Bueno, incluso el coronavirus afecta la economía nacional. El gobierno de la Cuarta Transformación, por medio de López Obrador, menosprecia el asunto y no adopta ninguna medida para contener la pandemia; mexicanos que arriban por el aeropuerto internacional se muestran ofendidos y sorprendidos al no encontrar medida alguna para contener la llegada del coronavirus, no son revisados, dicen, por autoridades de salud; y argumentan que por todos los países que visitan encuentran diversas medidas de seguridad sanitaria para verificar que no sean portadores del virus, en México no hay nada al respecto. Por ejemplo, hoy anuncia como España la suspensión de clases, para evitar propagaciones.

Y el Presidente solo argumenta que México tiene finanzas sanas y pronto se recuperará. Pero cita a su gabinete económico para analizar la delicada y grave situación (a él no le parece), entre ellos acudirán a la reunión los Secretarios de Hacienda y de Energía, el Director de Pemex y Alfonso Romo, Jefe de la Oficina Presidencial. Andrés López Obrador si bien citó a su gabinete económico, no adelantó para qué los citó. Todos se preguntan ¿Y la Secretaria de Economía? Parece que no tiene importancia en la toma de decisiones. La situación es delicada, el Presidente la menosprecia. Se abren varios frentes que afectan el funcionamiento del mal gobierno de la 4T, por supuesto deteriora la vida de los mexicanos; pero López confía en que hay finanzas sanas y no afectará la baja en el precio del petróleo ni la depreciación del peso mexicano; que la bomba es acto propagandístico y la violencia es ocasionada por los conservadores; que las manifestaciones de las mujeres están vestidas de conservadores. Total que el gobierno parece un simple espectador, no le preocupa nada. López es indolente ante los problemas, se cruza de brazos.

Para demostrar que así es, Andrés Manuel, se fue de “pinta” el fin de semana a Zacatecas para continuar con su propaganda política. En sus tradicionales mítines, invitan a los beneficiarios de sus “programas sociales, dinero en mano”; estudiantes, personas con discapacidad, personas de la tercera edad, productores del campo, vamos a todo aquel que recibe dinero gracias a él, al Presidente de la República. En esta ocasión López fue más allá, ofreció “cachitos” de la rifa para 170 mil escuelas, para ver si se sacan el premio y el dinero lo destinan a mejorar las escuelas; dijo, son boletos que compraron los empresarios (a los que obligó por medio de trueque, tamales por 20 millones de pesos cada uno), unos le dejarán los “cachitos” al gobierno para que este los reparta. Total desprecio por los grandes problemas, prefiere su campaña, ofrecer regalo de dinero que aportan los contribuyentes para la compra de votos (campaña político-electoral), en lugar de atender y resolver los enormes problemas que reclaman solución. Muestra evidente que al Presidente no le interesa y no puede con las grandes dificultades, los conflictos que vive México. Ha dejado al “garete” la seguridad pública, el crecimiento del empleo, el crecimiento económico, la salud pública y más. Este fin de semana un periódico de circulación nacional, dio cuenta de la opinión de científicos sobre la depredación que causará la construcción de la vía para que transite el tren Maya, informe científico que ha ocultado el gobierno de la 4T. Primero los caprichos del Presidente, sin importar los daños al ecosistema; lo mismo sucede con la construcción de la refinería de Dos Bocas, destruyeren miles de manglares, mientras el precio del petróleo cae por la sobre oferta de Arabia Saudita, la que amenaza con vender 12 millones de barriles diarios. López Obrador prueba con sobrada incapacidad que no puede gobernar, está hecho para “campañas políticas”, no para conducir los destinos de una enorme Nación, que reclama conocimiento para la gobernabilidad, valor para la toma de decisiones y reconocer los problemas para atajarlos; México no necesita un Presidente como López Obrador, que solo atina a culpar a los conservadores como los causantes de los problemas, mientras el país se desmorona. Un día sin mujeres, es una muestra clara de la incapacidad presidencial, se manifiestan pacíficamente “desapareciendo” a virtud de la violencia (en todas sus manifestaciones) que no atiende ni resuelve el gobierno de la república, no hay la menor voluntad de Andrés Manuel López Obrador, él prefiere seguir en campaña; ya prepara su segundo triunfo electoral cometiendo delitos, por medio del uso descarado de recursos públicos aplicados, encubiertos de forma cínica en “programas sociales”; compra anticipadamente voluntades. Por cierto, van dos semanas que López Obrador, pierde el control sobre el manejo de la agenda mediática, por eso su molestia, las mujeres le han arrebatado esa agenda; luego se han sumado los problemas exteriores, estos también han determinado la agenda política. López Obrador ha entrado en un estado de depreciación política, sigue a la baja su popularidad

Héctor Parra Rodríguez


La degradación

08 Mar 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Entrevistado en “Financiero Bloomberg”, Epigmenio Ibarra, el conocido fundador de Argos, empresa de comunicación televisiva, se quejaba amargamente del linchamiento que en redes sociales, sufre el señor que ocupa Palacio Nacional, por quien, dicho sea de paso, se desvive. Como si el mandamás, no lo provocara con su cotidiana agresividad matutina. No obstante, Ibarra no deja de considerar al tabasqueño estridente como un ‘fenómeno comunicacional extraordinario’. ¿En qué consiste lo extraordinario? Solo Dios sabe. Pues que ni siquiera resulta original. Ya hace años, Chávez, el dictador venezolano gritaba ante la turba. “Yo no me pertenezco, soy del pueblo. Amor con amor se paga…”. ¿No ha dicho lo mismo exactamente el mexicano, líder de MORENA, gemelo retórico de quien, en su momento, se creyó el heredero de Simón Bolívar? Paso por alto su descarado plagio. Lo preocupante es que, día con día, la mente del “Mesías tropical”, como le llamó Enrique Krauze, se degrada hasta el punto de que en cualquier situación frustrante o traumática –crítica mediática, protestas callejeras– no deja de asomarse al pasado inmediato arrojando sobre este culpas, las tenga o no. Simplemente se trata de lanzar escupitajos a una realidad que no sigue el curso de sus expectativas narcisistas. Se trata de una fijación que se mantiene inalterable, de una insistencia que no tiene más término que su retiro o su muerte. Una fijación asociada a una vuelta a la infancia que va del ‘fuchi guácala’ para interpelar el crimen organizado, al ‘fuchi caca’ en plena consumación de un infantilismo patético.
¿Habrá advertido el presidente lo que esto significa? ¿O pensará que es gracioso? ¿Eso es lo extraordinario como afirma el lisonjero Epigmenio Ibarra, la indiferencia ante la violencia contra la mujer? Y mientras esto ocurre, los padres de los niños con cáncer padecen el desabasto de medicamentos, al igual que las mujeres con cáncer de mama, las que han perdido el refugio para huir de la violencia intrafamiliar. El machismo de ese hombre será su ruina.
¿Qué hacer en esta crisis política? ¿Abandonarse al escarnio, a la burla de quienes ya le apodan “El cacas”? ¿O resistir tales despropósitos solidarizándonos con los dolientes? Opto por lo segundo. A fin de cuentas, la historia juzgará a este hombre incorregible que, creyendo hacer el bien, nos condena al abismo, verdadero destino de la mal llamada 4T.
* * *
Un día le pregunté a Hugo Gutiérrez Vega, amigo y maestro, simpatizante del tabasqueño, qué era lo que más le dolía de esta humanidad. “Los niños y las mujeres”, respondió. ¿Qué estará pensando de todo esto?


EL JICOTE “NO ERA TELETÓN ERA EXTORSIÓN” II y último

06 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

En el caso de la venta del avión presidencial se cumple lo afirmado por Óscar Wilde: La realidad supera cualquier imaginación. El problema es que esta puntada, delirio o como se le quiera llamar, pero que al llevar a los límites del absurdo las veleidades e irresponsabilidad del Presidente, prende los focos rojos, me apena escribirlo, de su salud mental. ¿Qué le pasa al Presidente? Se ha convertido en enemigo de sí mismo. Ya se le olvidó su aspiración de estadista que prometió escribir una hazaña para la historia y se ha convertido en un guionista de un capítulo de la barra humorística de la televisión. La películas cómica: “La risa en vacaciones”, tiene un capítulo más: “Distrayendo con el avión presidencial”. Las repercusiones políticas son graves. Desde el punto de vista de la congruencia de su actuar público, la mayoría de la 4 T surgió y ganó simpatías pues sostenía su indignación contra una “minoría rapaz y depredadora”, pues ahora da la casualidad que los convoca para pedirles una limosnita. El Presidente se desautoriza, a los empresarios ya no les puede reclamar que tengan ganancias responsables, como reiteradamente lo ha dicho, los empresarios bien le pueden responder: “Sí, Señor Presidente, tiene razón, nuestras ganancias son irresponsables, pero tenemos que hacer nuestros guardaditos para luego apoyar sus convocatorias”. El Jefe de un cártel solicita moches, cuernos, cooperaciones, sablazos, un Presidente de la República convoca a una reforma fiscal seria y a fondo que atenúe las graves desigualdades sociales. Organizar una tamaliza para pasar la charola es testimonio de una impotencia institucional y es optar por la política de la presión oficiosa y extra legal. La cena y la pasada de charola exhiben, con absoluto descaro, lo peor de un presidencialismo: autoritario, demagógico, discrecional, amenazante y caprichoso hasta el berrinche. El papelito que les pasaron a los empresarios era: “Me comprometo a participar de manera voluntaria en la compra de billetes”. Lo de voluntario era una burla absoluta, cuando llegó el Presidente a la cena, inició con un: “Vamos a saber quién es quién”. Por si fuera poco el escarnio, asistió a la cena Raquel Buenrostro, Jefa de la Policía Fiscal. Sólo faltó que López Obrador dijera ante los aterrorizados empresarios: “A la Jefa de la Policía Fiscal, además de pasarle los registros federales de causantes de los aquí presentes, no le sirvan atole, sino Tehuacán y chile piquín”. Una cena que es un ejemplo de la política más baja, exaltación de la hipocresía, de la intimidación y una lamentable sumisión empresarial con la esperanza de salvarse de alguna auditoría y hasta chance de obtener una obra. En las mañanas el púlpito presidencial se convierte en patíbulo y en las noches en tienda de raya o descarada venta de seguridad. Renegando de su bandera de la corrupción, el Presidente garantizó a los empresarios que todo quedará en lo “oscurito”, pues no se transparentarán sus “voluntarias” donaciones. Comprar un cachito es colaborar con un grano de arena a favor de la política del engaño, de las ocurrencias, de la extorsión, de la tontería y de la impunidad presidencial. Comprar un cachito es decir: “Señor Presidente Usted ganó con treinta millones de votos, puede Usted hacer del país lo que se le dé la gana”. ¡No!, Por favor.


EL JICOTE “NO ERA TELETÓN ERA EXTORSIÓN” I

05 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 2 Comentarios »

¿Cómo extraño a López Obrador? Me invade una nostalgia gruesa y, como los malos comunicadores, no tengo palabras cómo expresarla. Tengo que recurrir a la poesía de César Vallejo cuando escribe: “Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé! Golpes como del odio de Dios”. ¿Cómo no voy a estar triste? Si López Obrador ya no está en la oposición. A veces me lo imagino criticando a un Presidente cuando éste reclamara; “A la autoridad se le respeta”. Lo que no le diría, inventaría palabras, giros populares, frases rancheras. ¿Cómo se burlaría López Obrador de un Presidente de la República que se disfraza de marchante para ofrecer la venta de un avión? De seguro imitaría al Presidente provocando las risas incontrolables de la audiencia: “Presidentes Trump y Trudeau, les traigo un ofertón que ni Julio Regalado, llévense un avión que no tenía ni Obama. Páguenlo a plazos, con tarjetas de crédito a mensualidades y sin intereses”. Además de las ironías correspondientes, López Obrador deslizaría observaciones humillantes como: “Señor Presidente, esperamos que cuando haga este triste papel de comerciante de mercado sobre ruedas de avión, al menos en ese momento no haya traído la bandera nacional cruzada en el pecho”. ¿Cuántas manifestaciones organizaría llevando como tema de convocatoria la pésima estrategia comercial del Presidente de enviar el avión a Estados Unidos y derrochando un dinero que necesitan los más pobres de México. Ya no le sigo con mi nostalgia pues se me hace un nudo en la garganta, ahora que López Obrador ha convocado a la compra de cachitos, de quinientos pesos de una rifa de un avión, que no rifa un avión. Ni modo, ahora que como Presidente perpetra los actos que de seguro destrozaría como opositor, es a nosotros los que nos toca hacer la crítica. De ante mano reconocemos que no tenemos su capacidad brillante, imaginativa y humorística de un López Obrador en la oposición. Empecemos. Cuando creíamos haberlo visto todo del Presidente: pifias, resbalones políticos, broncas gratuitas, errores históricos, metidas de pata, pues saca una que puede sintetizar todas: organiza una cena con empresarios para pasarles la charola. En mi próxima colaboración pretendo analizar las consecuencias políticas de esta reunión de ópera bufa, por el momento quiero destacar algo importante que se desprende de los tamales de chipilín: el avión no se va a vender. Sin importar que se transgredan todas las normas de la publicidad y seguirá apareciendo el Boeing. No se sabe cuál será su destino, pues el Presidente manifestó que por curiosidad se subiría e incluso podría organizar alguna mañanera. Aplaudo esta decisión, que el avión no se venda y, como siempre en todas las críticas procuramos presentar una propuesta. Mi sugerencia es que se estacione al lado de la Estela de Luz que conmemora el aniversario de la Revolución. ¿Por qué al lado de la Estela? La Estela es el símbolo de los gobiernos post revolucionarios: corruptos, frívolos, despilfarradores, mentirosos: el avión presidencial símbolo de una Cuarta Transformación errática, improvisada, caprichosa, falsa, manipuladora, socarrona y, lo peor de todo, polarizadora del país. Dos grandes símbolos y ni a cuál irle.


TRAS LA VERDAD “FRAUDE CONSENTIDO POR SEGUIDORES DE AMLO”

04 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Los “desinformados”, seguidores de López Obrador, ya buscan los boletos de la rifa de dinero, método que tradicionalmente realizaba la Lotería Nacional. Dicen los amlovers que comprarán “cachitos” para ayudar al Presidente. Seguramente utilizarán el dinero para la compra de los boletos de la suerte, el mismo que reciben de sus pensiones o “becas”, para la adquirir los boletos de la rifa; o sea, el dinero que entrega el gobierno federal regresará a sus arcas. Todo un largo cuento de caricaturas cuyo final es de todos conocidos.

La manipulación de la ignorancia no tiene límites por parte de Andrés Manuel López Obrador. Este día martes anunció en la conferencia mañanera que la venta de los boletos daría inicio el lunes próximo, 9 de marzo, día en la que habrá una cerrada competencia por la atracción de los reflectores políticos y mediáticos ¡Medirán fuerzas! ¿Quién tendrá más éxito ese día? El movimiento del “Nueve, nadie se mueve” o la venta de boletos para rifar millones de pesos, que serán entregados el 15 de septiembre. La perversidad presidencial no tiene límites. En política nada es casual, mucho menos por parte de Andrés Manuel, quien al ir a la baja en su popularidad, según las encuestas, lanza otro anzuelo para recuperar terreno perdido y sus seguidores no lo olviden ¿Cómo? Afianzando la mentira de la rifa del avión presidencial, rifa que no se llevará a cabo, sin embargo los boletos traerán impresa la fotografía del avión para llamar la atención, cuestión meramente de mercadotecnia, tal cual es utilizada por los vendedores de cualquier producto comercial: la publicidad. Como esta no le cuesta al Presidente, suele utilizar el poder de las conferencias mañaneras, abusando de la mediatización que le otorga el abuso del la mercadotécnica de la comunicación.

Entre la ignorancia y el abuso de poder, legisladores y Presidente de la República, llegaron al extremo de abrogar la Ley de la Lotería Nacional, que prohibía rifar bienes, para poder rifar el avión; más, como ignoraban que el gobierno federal no es propietario de la nava, no pudieron cumplir el capricho, incluso ofrecían estacionamiento y cambio de aceite gratuito para el ganador. López condicionaba al beneficiario a que no malbaratara el avión, condición ilegal. El jolgorio se les vino abajo, nada de rifa de avión. Así que, solo le quedó al Presidente el gusto de usar la imagen del avión y engañar así a sus seguidores; el producto de la ganancia de la rifa, se compromete el Presidente, a utilizar ese dinero para la compra de insumos hospitalarios, sobre todo ahora que hizo millonarios recortes al presupuesto de salud, dejó a los hospitales sin material. Juega con la desinformación y, como suele suceder, sus seguidores nunca están bien informados y creen todo lo que dice el Presidente, a pesar de que diariamente lance más de 10 mentiras en sus conferencias. No sé por qué este acto populista de Amlo, me hace recordar lo hecho por el General Lázaro Cárdenas, cuando expropió la industria petrolera, la gente humilde regaló hasta sus “pollas” para pagar la deuda. López pretende emular el acto que en nada se parece, sin embargo, su obnubilada mente así lo refleja.

Abrogada la Ley de la Lotería Nacional, que para nada sirvió, el gobierno utilizará la Ley de Pronósticos para la Asistencia Pública, creada hace ya algunos años; el acto que realiza el Presidente y que pretender hacerlo parecer como novedoso, tanto la Lotería Nacional, como Pronósticos, por medio de rifas, ya es añejo y la obligación sobe el uso del dinero no es caprichoso. Pero López Obrador, logra engañar a sus fieles seguidores, es fin de sus actos truculentos, así de simple, seguirlos engañando como hasta ahora. El objetivo y fin de Pronósticos, es la asistencia pública, por lo tanto, lo ofrecido por el Presidente es otra más de sus mentiras, no puede destinar el dinero que se recaude de la rifa, a otro fin distinto, obligada y necesariamente se destina a la “asistencia pública”. Otro engaño de López Obrador ¿Y los 1,500 millones de pesos que les quitó a los empresarios para lo mismo? Fraude maquinado y consentido.

Así las cosas, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, una vez más demuestra su perversidad. Primero engaña a los ignorantes de sus seguidores, haciéndoles creer que su rifa es novedosa; y, segundo, lo más perverso, el lunes próximo pretenderá restarle fuerza al movimiento del “Nueve, nadie se mueve”, lanzando a la venta los boletos el mismo 9 de marzo. Para perverso sí se estudia, no cualquiera tiene esa habilidad, ese conocimiento, esa sensibilidad de la que hace gala el Presidente, quien desprecia y menosprecia todo aquello que no le satisface y el movimiento feminista no le place en lo más mínimo. Y no le puede agradar, a razón de que su gobierno ha sido incapaz de apoyar institucionalmente a las mujeres, a quienes parece despreciar, las ha desprotegido eliminando programas y quitando presupuestos cuyo objetivo era para y en favor de la mujer. El gobierno de la 4T, ha demostrado con creces que el apoyo a las mujeres no es de sus prioridades; solo basta observar la importancia de sus programas sociales, el propósito es regalar dinero y ejecutar las obras de su capricho, en eso se gasta la mayor parte del presupuesto público. Todo lo demás es innecesario y secundario; si algo opone resistencia, como es el caso del movimiento feminista, no solo lo desdeña, lo minimiza, trata de eliminarlo para que no, como dijera el mismo Presidente, lo distraigan de sus prioridades. Lo mejor hasta hoy, el movimiento “El nueve, nadie se mueve” se ha fortalecido, ya es un éxito y aun no se ejecuta; la tendencia crece y se fortalece. El grupo ¿A cuánto el cachito de madre? Cuestiona el colectivo “Brujas del Mar”, a López Obrador.

Héctor Parra Rodríguez