EL ESPEJISMOS (III Y ÚLTIMO)

16 Sep 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Uno de tantos insensatos que han elevado a la categoría de Mesías –en parte debido a una crítica contraproducente de Enrique Krauze–, ha tenido a bien calificarme como “intelectual orgánico del Antiguo Régimen”, mimética expresión de su líder, acuñada una y otra vez cuando de denigrar a sus adversarios se trata. Antiguo y nuevo. Dónde está el uno y dónde el otro. Con apego a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, solo hay uno consagrado en el artículo 40 que así reza: “Es voluntad del pueblo constituirse en una República representativa, democrática, laica, federal, compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental”. ¿Dónde está pues el otro? ¿Será posible que los ciudadanos mexicanos no hemos advertido esa nueva realidad institucional, que subrepticiamente, como si se tratase de una mudanza de la monarquía a la república en los tiempos de la Revolución Francesa, se haya derogado el artículo 40, por obra y gracia de una mayoría adicta al mandamás tabasqueño, fatigado ya de ese republicanismo caduco? ¿O bien estamos frente a una realidad ‘fáctica’ cuyo rostro es el de ese nacionalismo rancio –como el de los chocolates que mi abuela sustraía del hermoso ropero para repartir entre sus nietos–, tan nostálgico como el tiempo del ‘Tata’ Lázaro que nacionalizó el petróleo o el de Don Adolfo López Mateos que lo mismo hizo con la Comisión Federal de Electricidad? ¿O bien estaremos, ¡ay de nosotros, ingratos! ciegos ante la grandiosa devastación de los amargos nogales de un neoliberalismo, sentenciado ya cada mañana en Palacio Nacional en que una circense retórica pertinaz lo declara muerto, no obstante la fidelidad a sus principios y por ende más vivo que nunca? ¿O bien será que nos resistimos a ver las maravillas del espectáculo que nos brinda el retablo cervantino protagonizado por el de Macuspana, o a deleitarnos con el nuevo traje del emperador que encabeza la procesión engalanada por su arrogante desnudez? Pues bien, en conclusión, me declaro incompetente para dilucidar los prodigios del ‘Nuevo Régimen’. Y me conformo con el goce ofrecido en cada amanecer cuando abro la ventana de mi habitación y contemplo los rayos benditos del sol. Y aspiro el aroma del café que me regalan los afanes de los hombres-dioses. Pero no dejo de compadecerme de Antonio Gramsci que, justo, en la cárcel forjó aquello del ‘intelectual orgánico’ y a dónde vino a parar la luz de su pensamiento. En los labios de cualquier charlatán.


EN DO MAYOR

16 Sep 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Presencio el duelo de acusaciones y declaraciones que están saliendo a la luz entre dos bandos opuestos entre sí. Cada uno sosteniendo sus verdades. Ventilando lo del contrario y callando lo de su propio bando o interés. Leo, me documento sobre las declaraciones de uno y otro. Enrique Krauze, Aguilar Camín y simpatizantes de un lado. Del otro, la actual administración con todas las herramientas del poder para acusar y/ o construir inocentes o culpables a modo y desdoro. Nada nuevo si tomamos en cuenta que así ha sido nuestra vida pública en México y la historia de la aplicación de la justicia a conveniencia de los grupos que ascienden al poder para, desde allí, marcar agendas e ideologías.
No es cosa menor ni reduccionismo alguno decir que el viejo PRI está de vuelta. Y que eso es preocupante. Porque desde ese viejo priismo hasta el 2018 habían pasado cosas. Cambios impulsados por hombres y mujeres que favorecieron los avances y fortalecimiento de instituciones. Nadie ignorábamos que requerían de una buena revisión y depuración porque estaban contaminadas por la corrupción. Pero, con todo, estábamos consiguiendo salir de esas formas añejas del presidencialismo que usaba su figura como culto máximo del poder y control absoluto de las voluntades. Para decirlo claramente del Caudillismo que creímos acabado.
Hoy estamos de regreso a ese Caudillismo del viejo PRI que creó mentalidades conformistas y acríticas, dependientes del sistema. Por eso coincido con quienes señalan que el viejo PRI está de regreso y respaldado por grupos empresariales que de limpios y honrados u honestos tienen lo que López Obrador de justo e ingenuo. Hoy, aquel que viene de activista y férreo crítico de los últimos gobiernos, está en el poder acompañado de una clase política intolerante e incapaz de aceptar un disenso y dispuesta a lo que sea para tomar el control del país en sus manos, no para mejorar la vida pública; sino para implementar un pensamiento único y someter voluntades a través de una narrativa que él y su grupo califican de conveniente para el país.
LAS TRAMPAS DEL LENGUAJE.
Venimos de un proceso donde la forma de hacer política y aplicar la justicia eran con disimulo o venta de verdades disfrazadas, o medias verdades que es lo mismo o hasta peor. La falta de claridad que propiciaron el rumor y sospechosismo. Funcionarios que hacia afuera daban la imagen de impecabilidad en el manejo de las instituciones, callando lo que dentro se vivía. Ostentación del uso del poder y sus privilegios. Entrar a formar parte del sistema se volvió aspiracional. Mucho tiempo duramos en esa inercia, hasta que el deterioro fue de tal magnitud que nos alcanzó con su tufo y empezamos a movernos en consecuencia demandando ser vistos y escuchados. Las injusticias, la violencia, las desigualdades, el deterioro fue sentando sus reales ante la indolencia de gobernantes cada vez más sordos, cínicos y ambiciosos.
Este escenario era observado y capitalizado por el hombre, del que hoy dicen algunos de sus incondicionales, vino a airear la vida pública nacional. Conocedor de las entrañas del sistema hizo su trabajo con sectores acostumbrados a ser reserva de voto a cambio de prebendas y con ciudadanos vulnerados que antes nadie tomó en cuenta. En estos últimos supo mirar y sembrar un lenguaje básico y elemental que caló en el ánimo de los que hoy lo ven como suyo y de un gran porcentaje de su base que lo sostiene en el poder.
El actual presidente hizo un trabajo de años. Creó y tejió alianzas con grupos de hombres y mujeres, incluidos integrantes de su familia que trabajaron a ras de suelo preparando el gran salto que le daría el resultado deseado y que logró. ¿Quién podría negarle a aquel hombre la verdad de lo que decía cuando hablaba de corrupción, de injusticia, de abandono? Nadie. El supo comprender el sentir de lo que flotaba en el ambiente. Pero, sobre todo, supo agitar los escenarios de por si lastimados y usarlos para sus fines que cada vez quedan más claros. Unos fines que tienen relación con una forma y personalidad donde se pierden los linderos de la verdad y mentira. Arropado por una base militante agresiva y que, como él, manejan a conveniencia el lenguaje. Hoy, como ayer y siempre, no cesa de echar sal a las heridas en la piel de los mexicanos para que estas se mantengan abiertas. Y lo hace desde un foro con mayor alcance y resonancia.
El presidente y los suyos saben perfectamente darle volteretas al lenguaje. Si los antecesores lo usaron para seducir a un México dado a las formas, los actuales lo usan para manipular sentimientos enconados. Cuando fungían como oposición y hacían alharacas tomando calles y provocando, hablaban de libertades y derechos sociales. Hoy en el poder, cualquier señalamiento de la ciudadanía o de sus adversarios les llaman “actos que responden a intereses políticos, económicos, ataques de los liberales…machuchones…” y toda la sarta de expresiones que conocemos. Y así podemos seguir.
El presidente sabe dónde está parado. Sabe que hay quienes ven con simpatía y le compran un comportamiento que quiere hacer pasar por el de cualquier ciudadano. Pero el presidente NO es cualquier ciudadano ya. Es un hombre que tiene en las manos gran parte de la responsabilidad de un país y un aparato de poder a su disposición. Habita un Palacio que ninguno de los ciudadanos comunes tenemos. Tiene acceso a información de privilegio que ninguno tenemos. Y tiene, hasta hoy, un cuerpo legislativo que está a su servicio. Basta con una palabra y los cambios de Ley necesarios para colocar a sus incondicionales, se hacen. ¿Acaso tan pronto se olvidó el cambio que ordenó para que Paco Ignacio Taibo 2 tomara la dirección del Fondo de cultura Económico (FCE)? ¿caso se olvida cómo el actual director fanfarroneó al respecto?: “Yo hablé con AMLO y me dijo que eso no es problema, lo arreglamos… y le dije que no voy a cambiar mi camiseta por el traje…”, dijo aquella ocasión en que la prensa mencionara los candados en la Ley que obstaculizaban su designación al frente del FCE. Las críticas a la forma cómo se diera la dirección a ese organismo no se hicieron esperar. Con su estilo displicente y retador, Taibo 2, molesto, contestó: “si permitieron cosas peores con los asesinatos y atropellos del anterior sexenio ¿de qué se espantan ahora?”.
¡Vaya lógica! Desde entonces, esa ha sido la tónica de la comunicación y discusión publica y ciudadana. Aquellos afines e incondicionales al actual gobierno encontraron en esa lógica distorsionada, la respuesta a cualquier reclamo o critica a esta administración, como si tuviéramos la obligación de aceptar el mismo tufo, disfrazado su olor con perfumes de piratería.
¿FRENTE A QUÉ Y A QUIÉN ESTAMOS?
¿ En qué terminará este conflicto que – sin duda- nada tiene que ver con un deseo de hacer justicia, sino de revancha por quienes no tienen empacho en mentir y tampoco son mejores que aquellos a los que enjuician desde un pulpito donde se hace escarnio de sus oponentes?
¿En qué parará esto, si diariamente vemos a un presidente hacer del espacio máximo un gran plaza pública donde sus simpatizantes le llaman informar, a lo que para muchos de nosotros es mero chismorreo y entretenimiento con anecdotarios que sacian el morbo de quienes se alimentan de él y que son meros distractores de los temas importantes? ¿En que parará el legítimo descontento de muchos ciudadanos que no se conforman con una narrativa que se insiste sea aceptada por el solo hecho de decirlo él?
Nadie queremos ver a un presidente callado. Qué hable, si; pero con responsabilidad de lo que dice y que actúe en consecuencia desde la ley. Que no repita la fórmula utilizada cuando fue jefe de la Ciudad de México que blindaba toda información que le comprometiera y nunca transparentó sus operaciones. Eso queremos.
Una cosa más: ¿cómo va la venta de cachitos de lotería para el avión?


EL JICOTE LA MAÑANERA DEL PRIMERO DE SEPTIEMBRE III

15 Sep 20 | dialogoqro | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Edmundo González Llaca
Sería una horrible calumnia afirmar que el texto que leyó el Presidente el primero de septiembre eran puras mentiras, por supuesto que no, también dijo medias verdades. Afirmó: “Hemos decidido cuidar el medio ambiente como nunca lo hicieron los anteriores gobiernos ni lo demandaron los pseudo ecologistas”. No comparte su afirmación Víctor Manuel Toledo, que renunció por “la falta de interés del Presidente en los temas ecológicos”. Prueba de ello es que a pesar de que el mundo se ha pintado de verde el Presidente trae pleito casado con las energías limpias y promueve el uso de energía de fósiles; no esconde su gusto e impulso por la utilización del carbón. Aberración para cualquier ecologista.
Al llegar a leer el texto se le observó con la pila baja, su voz carecía de brillo, de energía; estaba seco. No era el López Obrador que se pavonea disfrutando el poder. Ahora lo sufría. Tener el poder para no poder. Sin embargo es megalómano, requiere en forma permanente de masajes a su ego, pero cuando no es posible porque hay una inopia en los logros, López Obrador inventa su propio SPA. Afirmó como un gran éxito: “El precio del petróleo subió de cero a 40 dólares”. La auto adulación es falsa, el precio del petróleo no lo determina su gobierno. Luego hizo caravana con sombrero ajeno, socarronamente se atribuyó el aumento de remesas, dijo: “A pesar de la pandemia en Estados Unidos, las remesas han crecido en 10 por ciento en relación con el año pasado y estimo que van a llegar a 40 mil millones de dólares a finales de año, un récord en beneficio de 10 millones de familias”. Parece que hubiera estado trabajando en la pisca de algodón.
Afirmó que su gobierno es “ejemplo mundial” en la respuesta a la pandemia del Covid 19. ¡Sopas y recontra sopas! Con todo respeto, pero se necesita tener cara dura para considerarse ejemplo y mundial, El diagnóstico presidencial de una gripita sin importancia ya mató a más de setenta mil personas; superando las predicciones más fatalistas. Todavía no está convencido ni siquiera de usar permanentemente el tapabocas. Ejemplo mundial, pero de irresponsabilidad. México está entre de los países que menos pruebas realizan. La cifra de fatalidad es de aproximadamente el 10.7%, cuando la tasa mundial es del 3.3%. Y eso de que se trata de cifras maquilladas, el Wall Street Journal hizo un reportaje sobre la escasez de actas de defunción.
Donde realmente se voló la barda fue cuando el Presidente citó una “encuesta internacional”, obviamente no dijo ni quién la hizo, ni cuándo, ni la metodología. Esa misteriosa investigación lo ubica, afirmó, como el segundo presidente mejor evaluado del mundo. Me atrevo a considerar que en esa encuesta el presidente mejor evaluado del mundo fue, por supuesto, Maduro. Si hubiera habido un médico honesto en la sala, se le hubiera acercado para tomarle la temperatura, el Presidente, estaba delirando. ¿Por qué? Hay un portal que se llama “Hottests Heads of State” que realiza una encuesta calificando a los gobernantes y su prestigio internacional, Este año López Obrador aparece en el lugar número 87. Un poco más abajo del segundo lugar que se atribuye. Solamente mintió por 85 lugares. Nada más.


Krauze y Camín y los dineros públicos

13 Sep 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

–¿Corresponden los dineros recibidos a los trabajos y servicios realizados personal y colectivamente?
Bien a bien yo no lo sé.
Pero veo que sus trabajos visibles son de primer nivel. Diferencias políticas al margen. Que desde luego pueden y deben discutirse y ser sometidas a examen crítico, no panfletario. Son parte de nuestra cultura nacional y allende nuestras fronteras, guste o disguste.
Los dineros por publicidad son otra cosa. Los dineros de los medios que todos han recibido, unos más y otros menos, cosa que también puede y debe cuestionarse. Hay predilectos y marginados, igual que ahora.
¿Acaso La Jornada no ha recibido grandes o medianas cantidades de recursos (para sobrevivir, cosa que aplaudo) por parte de los gobiernos de Carlos Salinas a Enrique Peña? ¿Y ahora no recibe ni un peso del gobierno del patriarca? Por favor. Es uno de sus grandes micrófonos.
–¿Corresponden los trabajos teóricos, culturales y políticos, de análisis y reflexión, de difusión y publicidad, de Héctor Aguilar Camín y de Enrique Krauze a los privilegios públicos y privados recibidos?
Es la ecuación que habría que plantearse en serio. Investigar y evaluar rectamente. Sin juzgar de antemano. Sin sentencias absolutas.
Hasta donde sé, los trabajos de Letras Libres como antes los de Vuelta, de Nexos y Cal y Arena, de Clío, son bien pagados y son muy buenos. Y algo más: diversos y plurales. Libres y críticos, en general.
La cultura y la difusión social y política cuestan.
Nos hacen falta buenos empresarios culturales como buenos empresarios en general. Quiero decir: en equilibrio entre los servicios prestados y las ganancias obtenidas. Con humana voluntad de ganancia y voluntad de servicio, las dos son humanas.
Entre nosotros, ¿es un delito tener éxito empresarial y triunfar por el talento indudable aplicado, y no ser un prángana como yo –túélnosotros?
Protesto. Protesto. Protesto.
El poder ejecutivo se ha convertido en el poder judicial mediático. Cuando es quien debe ser sometido a examen ciudadano constante. Tiempos del patriarca.

Lo demás es envidia y resentimiento, el regreso de las anteojeras ideológicas de los falsos rrrevolucionarios. Que no matan ni una mosca ni echan a volar una idea que valga la pena. Más tóxicos que nutrientes. Perdón.
Por supuesto que estoy con Krauze y Camín frente a los pedorros del nuevo régimen que es el mismo viejo régimen revolcado y obsoleto. Perdón.
Los justicieros e inmaculados y los hombres de las manos sucias; ¡que les corten las cabezas! ¿Y el patriarca del sexenio? Sonriente en La Jornada.
Con mis saludos de luz democrática y falible, señor patriarca del sexenio. Fraternalmente.
Por cierto: Octavio Paz alguna vez fue el patriarca de la cultura mexicana. Y fue demolido y quemado en efigie. Y hoy persiste en México y el mundo.

Posdata: “Las manos sucias” de Sartre, habla Hoederer:
–¡Cómo te importa tu pureza, chico! ¡Qué miedo tienes de ensuciarte las manos! ¡Bueno, sigue siendo puro! ¿A quién le servirá y para qué vienes con nosotros? La pureza es una idea de faquir y de monje. A vosotros los intelectuales, los anarquistas burgueses, os sirve de pretexto para no hacer nada. No hacer nada, permanecer inmóviles, apretar los codos contra el cuerpo, usar guantes. Yo tengo las manos sucias. Hasta los codos. Las he metido en excremento y sangre. ¿Y qué? ¿Te imaginas que se puede gobernar inocentemente?
–Tú conviertes todo en cuestión de principios.
–Tú no quieres a los hombres, Hugo. Tú sólo amas tus principios.


EL JICOTE LA MAÑANERA DEL PRIMERO DE SEPTIEMBRE II

10 Sep 20 | dialogoqro | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Edmundo González Llaca
El drama de llegar al poder para no poder; el poder en toda su impotencia. Ese mensaje enviaba el semblante de López Obrador al leer la mañanera del primero de septiembre. Sus mentiras son del tamaño de una pirámide, su optimismo absurdo, a tal punto que, como alguien escribió, ojalá que el Presidente nos invite al México donde vive, porque ese no es el que conocemos en la realidad, no es congruente ni con los datos de su gobierno.
“Estamos avanzado en el combate a la delincuencia”. Falso. Las carpetas de investigación por delitos aumentaron en el 2020 en un 37 por ciento comparado con Fox; en un 23 por ciento con Calderón y un 16 por ciento con Peña Nieto. “Hay menos feminicidios”. Mentira. Su información no coincide ni con las cifras oficiales, que reportaron 566 de enero a julio de este año, un aumento del 5 por ciento con respecto a 2019. Algunas organizaciones feministas afirman que el incremento es de 7.9%. “Ya no hay torturas ni masacres”. Sólo dos ejemplos. Le Baron le recordó que, en el año que informa, tres mujeres y seis niños de su familia fueron masacrados. Hace unos días acribillaron a siete en Cuernavaca. Dijo; “Se respetan los derechos humanos”. En un video se escucha la voz de un militar, ante una señal de vida, afirma: “Remátalo”.
El PIB caerá por dos años consecutivos, el 10% en 2020. El CONEVAL afirma que el número de personas en situación de pobreza se incrementará con 10 millones. El Presidente dice que la crisis económica será transitoria, la recuperación será rápida como una ‘V’. Difiere el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, que considera que hacia el 2021 viene lo peor. La revista The Economist proyecta que será hasta 2025, que la economía mexicana recupere los niveles de producción y dinamismo que alcanzó en 2018. El Presidente miente otra vez, la recuperación no será en “V”, sino en “U” mayúscula. Nos quedaremos un buen lapso columpiándonos en el fondo.
Soflamero el Presidente dice: “En el peor momento contamos con el mejor gobierno”. El Presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, está en desacuerdo: “Tenemos el peor gobierno en el peor momento”. Personalmente considero que, como cualquier gobierno, tiene sus claroscuros, la diferencia es que en el caso de la 4T son especialmente contrastantes, Veamos: Se han hecho cambios importantes en las leyes, las instituciones y en las prácticas políticas. Su líder, López Obrador, es astuto, desafiante y con vocación social, ha impulsado significativos programas en beneficio de las clases más necesitadas.
Lamentablemente es un gobierno inepto, dividido internamente; contradictorio y con graves sospechas de corrupción. El Presidente es ignorante, mentiroso, megalómano y centralista; tiene alergia a la conciliación y a los acuerdos con otros factores sociales de poder; es obcecado, está blindado a la crítica y no conoce la autocrítica. Sus resentimientos, complejos y deseos de venganza los proyecta creando una peligrosa polarización de la opinión pública. Ha hundido al país en la peor crisis de su historia.


EL JICOTE LA MAÑANERA DEL PRIMERO DE SEPTIEMBRE I

08 Sep 20 | dialogoqro | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Edmundo González Llaca
Cualquiera que diga que la mañanera del primero de septiembre no tuvo nada bueno se va a tener que enfrentar conmigo en una plaza pública. No lo voy a permitir. El Segundo Informe tuvo, en primer lugar, la gran bondad de la brevedad. En segundo lugar, vale reconocer que, bueno, pues, digo, insisto, en primer lugar, fue breve. Releo el discurso pues estaba seguro que tenía otras aportaciones que merecían un elogio. ¿Dónde están? ¿Dónde están? Me rindo, lo único aceptable de ese bodrio de lugares comunes, mentiras y repeticiones es que la tortura duró poco tiempo.
Víctor Toledo, el Secretario que recientemente renunció, acusó al Presidente y a la 4T de hacer política en la contradicción. En la mañanera del primero de septiembre el Presidente se aplicó en darle la razón. En el texto subyace, efectivamente, la contradicción. López Obrador rizó el rizo sin importarle la incongruencia. Algunos ejemplos. El Presidente oscila entre su anhelo de ser una especie de Ricardo Flores Magón o de Fidel Castro. Bueno, pues de las pocas menciones a autores en el texto del primero de septiembre, hizo una cita especial a Adam Smith, el filósofo escocés quien en el siglo XVIII fijó los principios, de la doctrina que se ha pasado denostando López Obrador; el liberalismo económico. Un disparate absoluto, negación ideológica de todo lo que afirma es su proyecto social. Es como si la Madre Teresa de Calcuta, confesara que su libro de cabecera es Maquiavelo.
Otra contradicción hasta chusca. Dijo el Presidente: “Invité al fiscal general de la República y al presidente de la Suprema Corte de Justicia y no pudieron asistir. En otros tiempos eso no pasaba, porque ellos tienen la arrogancia de sentirse libres”. El Presidente llamó públicamente la atención, sobre el hecho de que ninguno de los dos estaba presente. Mi opinión es que el Presidente se hizo una a una con los ausentes. ¿Con qué motivo?. Para proyectar la impresión de que tanto Gertz como Zaldívar, no solamente se sienten, sino que son independientes y autónomos. Ergo, si no proceden contra su hermano Pío, él no tiene nada que ver. Simulación burda, que no es creíble ni en la grilla universitaria. Fundamento mi hipótesis en el hecho de que ninguno de los aludidos ha declarado nada al respecto, cuando lo menos que podían hacer era defenderse. Argumentar que no son arrogantes, simplemente guardaban las formas que exige la división de poderes.
Supongamos que estoy inoculado del virus del “sospechosismo”. Procedamos entonces a interpretar el texto. A los mencionados, me pregunto: ¿Les reclamaba o los reconocía? ¿Los ofendía o los felicitaba? Pues los acusaba de arrogantes, es decir altaneros, soberbios, en términos coloquiales, para el Presidente “eran unos mamones”, sin embargo, pardójicamente, se vanagloriaba de la ausencia, pues representaba el cambio y la transformación. Su contradictorio texto me recuerda a los niños maleteros de Alvarado, al llegar a la estación de autobús, se acercan y dicen: “Te cargo la maleta, huevón”. La cortesía y la ofensa mezcladas. El puro estilo presidencial.


EL JICOTE LA CONSULTA, OTRA AMLOCURA II Y ÚLTIMO

03 Sep 20 | dialogoqro | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Edmundo González Llaca
La unidad y la congruencia no son propiamente características del discurso del Presidente López Obrador. Recuerdan cuando minusvaloraba la gravedad del Corona virus, ufano decía que hasta una gripita ocasionaba más decesos; luego invitaba a abrazarse y llevar a la familia a comer a una fonda; después, con desenfadada irresponsabilidad y crueldad, dijo que la pandemia “nos había caído como anillo al dedo”. Bueno, para no perder la costumbre de su zigzagueante palabra, en su segundo informe, que fue más bien una mañanera leída de corridito, reconoce que la pandemia es una circunstancia para el país realmente muy infortunada. Prendemos una veladora para que en su permanente descarrilado discurso deseche su propuesta de realizar una consulta popular para juzgar a varios ex presidentes.
En la entrega pasada hicimos un recuento de algunos de los obstáculos para llevar a cabo ese proyecto: la violación a la Constitución; la complicada búsqueda de consensos en el Congreso; la riesgosa cruzada que requeriría la convocatoria del Presidente para que sea la ciudadanía la que presente la iniciativa. Y no lo es todo, vale incluir que para que el resultado de la consulta sea obligatoria se necesita que participen al menos el 40% de los electores de la lista nominal, es decir, 35 millones 968 mil. Un dato, casi la misma cantidad de los que votan en las elecciones intermedias.
El desatinado proyecto golpea sin discriminación a la vida pública. Sería terrible el desgaste político para el país, pues la consulta tendría que ser la primera semana de agosto, es decir, dos meses después de las elecciones del 2021. Para empacharse de política. Además, los cuatro ex presidentes, que son el kit de la propuesta de López Obrador, ya es de por sí toda una injusticia, pues a todos los coloca en el mismo rasero. Será cuesta arriba que la Suprema Corte de Justicia apruebe esta barbaridad, pues se viola el principio de presunción de inocencia. Pero pongamos el caso que López Obrador les hace manita de puerco a los ministros y la acepta. Pensará López Obrador que los acusados se quedarán mudos y amarrados. El país se convertirá en un inmenso palenque.
El Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, ya hizo pública su opinión, dijo: Para llevar a cabo la consulta se tendría que hacer la misma organización de unas elecciones, con el número de casillas, funcionarios y ciudadanos. El Presidente del INE concluye: “Se tendría que modificar “dramáticamente” el presupuesto. El costo sería de ocho mil doscientos millones de pesos”
El Presidente en su mañanera leída, disfrazada de segundo informe, sostuvo: “La austeridad republicana es una realidad. Son hechos, no palabras. Ya no hay lujos en el gobierno”. ¿Y los ocho mil doscientos millones de pesos? Es una gran mentira que haría ruborizarse a Pinocho. La otra interpretación es que la mañanera del martes tiene una letra chiquita, ciertamente no hay lujos del gobierno, pero la austeridad se va al caño cuando de lo que se trata es de darle satisfacción a una AMLOcura.


El JICOTE LA CONSULTA, OTRA AMLOCURA I

01 Sep 20 | dialogoqro | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Edmundo González Llaca
Cuando Germán Dehesa, ¡caray! como lo extraño, quería manifestar lo complicado de una tarea, decía: “Eso es tan difícil como quitarle la virginidad a una queretana”. Cuando los académicos describen un proyecto muy peliagudo recurren a la mitología y sostienen: “Eso es tan imposible como limpiar los establos del Rey Augías”, que estaban repletos de estiércol. Bueno, pues la iniciativa del Presidente de hacer una consulta popular para juzgar a los ex presidentes, es igualmente de difícil que los ejemplos anteriores. Antes de ponerme a trabajar en el éxito de la consulta, personalmente me inclinaría mejor a limpiar las porquerizas del rancho del Señor Gobernador. Además le haría menos daño al país ¿Por qué la consulta ofrece tal grado de incongruencia y dificultad?
Todos los especialistas en derecho constitucional lo han dicho, y en todos los tonos, la consulta es una aberración jurídica, se lo tendrían que grabar en la frente del Ejecutivo con buril de fuego: la aplicación de la Constitución, que se comprometió acatar, no requiere someterse a consulta popular o a encuestas. Coloquémonos en la situación del absurdo, la gente le hace caso al Presidente, que ha dicho que votará para que no se juzgue a los ex presidentes, y gana el no. Las autoridades y el ministerio público, aunque hayan descubierto todas las violaciones a la Constitución ¿Ya no podrán iniciar ningún proceso penal? Sigamos en la línea del absurdo. Si la oposición, realiza un milagro y hace otra encuesta sobre si se debe juzgar a su hermano Pío sobre la recaudación de fondos ilegales pero, como los votantes que quieren tanto al Presidente, pues todavía tiene un amplio grado de aceptación, votan por el no. Ministerio público y jueces ¿Deberán olvidarse de sus responsabilidades y ser piadosos con Pío? En un Estado de Derecho todo esto es tan grotesco como demencial.
Si la iniciativa la presentan los legisladores se necesitaría el 33% de los integrantes de cualquier Cámara. Esto significa 164 de los quinientos diputados, para la Cámara de senadores se requieren 43. El Presidente López Obrador ha invitado a la ciudadanía a que presente la iniciativa de la consulta. En ese caso se requerirían el 2% de los 89 millones 920 mil ciudadanos inscritos en la Lista Nominal de Electores; es decir, un millón, 798 mil firmas, Con un pequeño problema de tiempo, las firmas tienen que entregarse antes del 15 de septiembre del año previo a la realización de la Consulta, en prácticamente dos semanas.
Los simpatizantes y los mártires, perdón, los militantes, de la 4T, vivirán jornadas intensísimas. Tienen que salir a la calle, y en plena pandemia, acercándoseles a los ciudadanos, por favor al menos lleven tapa bocas, buscando firmas y vendiendo boletos para la rifa del avión sin avión. La insensatez del Presidente no tiene límites, deberá tener preparada la iniciativa para que pongan la bandera a media asta en honor a los héroes anónimos, caídos promoviendo la consulta y la rifa. Pido por adelantado justicia para ellos.


EN DO MAYOR

31 Ago 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Ustedes perdonen si recurro a difícil “idioma”
para decir algunas cosas con la efe de por medio,
pero hay ciertos personajes que no tienen remedio
y eso de nombrar al presidente es por hoy un axioma.

Prohibido citar sus iniciales como referencia
so pena de hacernos acreedores a tremenda sanción,
su nombre es ya una marca ¡y cuidado con hacer mención!
por eso diré AFAMLOFO para evadir cualquier sentencia.
La reciente noticia del registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) de las iniciales del nombre del presidente, causaron asombro. Esta vez no vino de la mañanera. Fue el periódico El Universal quien documentó el trámite llevado a cabo por su secretario particular, Alejandro Esquer Verdugo. La gestión quedó concluida y sus siglas ya son una marca con clasificación internacional y, como tal, podrá utilizarse como publicidad; claro, previo consentimiento de su propietario. Inspirada en tal acción, también su esposa Beatriz Gutiérrez Müller busca hacer lo propio; es decir: patentar sus siglas.

¿Cuál es la lógica de esta acción que despierta el asombro de algunos? (incluido el mío, desde luego). Intento entender y concluyo: hacen bien. Tienen razón. Ellos, la pareja presidencial, está segura que las proezas realizadas por ambos son de tal magnitud que pasarán a ser parte de una historia. Leyenda pura. Los juglares del futuro llevarán relatos de sus hazañas. Y al registrarlas cooptan cualquier intento de que algún “vivito” – de esos que abundan, ya sabe usted lector- le dé por lanzar al mercado un producto con sus siglas. Imaginemos que uno de esos vivales pretendiera usarlas para echar a andar algunos de los rubros que menciono a continuación:
. En alimentos: lanzamiento de una nueva bebida: refresco, vino, cerveza, por ejemplo.. En moda: promocionar la marca de ropa de vestir y deportiva: camisetas, accesorios diversos.
. En lo político: el lanzamiento de un nuevo partido.
. En deporte: la construcción de un estadio de beisbol, allá por los rumbos donde pase el tren maya.
. Negocios: la creación de un despacho de consejería múltiple sobre economía y finanzas exitosas. Asesoría a empresas para alcance internacional de un producto. Sugerencias para lidiar con tiburones de los negocios, inspirado este último en el encuentro reciente del presidente de México con TRUMP. (por el idioma no debe preocuparse, el lenguaje a señas es igual de efectivo en la comunicación)
. Escuelas: creación de academias de superación. (desarrollo de habilidades en oratoria, lectura veloz en tres pasos, la importancia de la presentación personal…etc)
. Cultura: creación de institutos culturales y de memoria histórica. Cursos repartidos en diversos módulos: México Prehispánico. México Moderno. México Actual. Un apartado especial para analizar los diversos periodos presidenciales (con énfasis en el periodo Juarista y Calderonista (No está incluido EPN, que él no se preocupe).

En fin. De acuerdo al significado del registro de las siglas aventuré estas sugerencias. Así que ya sabe el lector: cuidado con usarlas de hoy en adelante. Incluso en mencionarlas o hacer alusiones directas sobre ellas, no vaya a ser que no le guste a su propietario.
Así que demos gracias, Niniane, a este salvador “idioma de FE la FA e FE”. Gracias a eso podremos escabullirnos para evitar sanciones, que no se nos olvide decir las siglas con la efe: A fa M LO fo.

EL SEGUNDO INFORME ENVUELTO EN PAPEL CELOFÁN.
En su edición de ayer por la tarde uno de sus reporteros de la revista Proceso, Juan Carlos Cruz Vargas, en su reportaje “Desempleo, incertidumbre …EL GRAN COLAPSO”, documenta la situación económica actual del país. “El confinamiento mundial acabó por hacer trizas a la enferma economía mexicana, que en 2019 cayó -0.1% y que para este año espera un desplome de más del -10 %, según diversos analistas, con una recuperación que tardará hasta cinco años en volver a los niveles de crecimiento promedio antes de la Pandemia de covid-19”. Además de ilustrar el tema con testimonios de algunos ciudadanos afectados por esta crisis, el reportero recoge la opinión de Manuel Espinosa Maurer, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil, quien habla de la situación de esta industria y la incertidumbre que ha dejado el colapso económico,
La confirmación de las afectaciones para el país en materia de economía circuló con mayor resonancia más tarde en los diferentes y principales informativos. No provino de una fuente directa a los medios. Fue a través de un audio que se filtró sobre el reporte o informe que el titular de Hacienda, Arturo Herrera, diera a los diputados de Morena, con relación a lo que se viene en el 2021. “Ya no habrá guardaditos”, documentan los diferentes medios una de las frases del secretario de Hacienda. Abundan en el contenido del audio los reporteros Roberto Garduño y Enrique Méndez de La Jornada: “Y aunque no se contrate nueva deuda , ésta se incrementará entre 10 y 17 puntos del PIB por efecto del tipo de cambio. Entre este año y el próximo, México vivirá la crisis más fuerte desde 1932; es casi el peor momento económico para el país en el último siglo”, dijo Herrera.
¡Ufffff !, lector, esto se llama llover sobre mojado.
¿Pero hay sorpresa en ello? No tanto. Más bien penosa confirmación de lo que diversos analistas pronosticaron que vendría, una vez que vieron el panorama internacional financiero y la manera errática cómo ha manejado la actual administración la economía. Nada tranquilizador el escenario de los próximos años.

Hoy circula una inquietud que a estas alturas resulta válida al saber, por propia voz del titular de Hacienda, que se ha echado mano de ese fondo de estabilización heredada por las administraciones pasadas y que ascendía a 300 mil millones. No olvidemos que en Septiembre de 2018, el actual presidente de México declaraba: “Recibo un país estable y sin crisis económica”.

Cuestionado con relación a las finanzas heredadas, afirmó entonces que “tras seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto, en el país hay estabilidad y no hay crisis financiera. Y aunque reconocía que eran insoslayables los problemas en el país, reconvenía que “No tenemos una crisis financiera, no nos está pasando lo que está sucediendo en Argentina. Eso también hay que considerarlo. Sí tenemos problemas graves, hay mucha pobreza, mucha inseguridad, violencia, pero hay condiciones también, hay ánimo, esperanza en la gente de que las cosas van a mejorar; vamos a estar a la altura de las circunstancias”.
Claro, hablamos de Septiembre 2018. El ánimo parecía dispuesto. Hablaba entonces de unión y hacía llamados a la concordia. Conminaba a los legisladores, a ser “críticos” pero “respetuosos”.

Solamente dos años han pasado y las cosas han dado un inesperado giro. Promesas, contradicciones constantes, opacidad que causa más incertidumbre es lo que ha prevalecido. La realidad se estrella ante las hoy nada inocentes ocurrencias del presidente, lanzadas envueltas en ruidoso y colorido papel celofán, como si fueran golosinas de alta repostería que disfrazan el amargo sabor de una realidad preocupante.

Cierro columna de hoy con los mejores deseos de que el segundo informe presidencial de mañana martes esté aterrizado sobre una realidad, que aunque nada grata ni fácil, tenemos que enfrentar con la mejor voluntad de unión y esfuerzos conjuntos. Nos toca hacer gala de una madurez que hoy este país necesita con urgencia. A nosotros, ciudadanía, corresponde exigir a la clase política una altura que hasta hoy no han mostrado por estar enfrascados en sus juegos políticos que, como siempre, terminan afectándonos a los ciudadanos. ¡Basta ya de diputados y senadores perdidos en vulgares ambiciones! ¡A legislar para el bien de México y no para beneficio de ustedes, señores (as) ! ¡Seriedad y respeto para la grave situación que estamos viviendo! ¡Basta de discursos! ¡Basta de estar haciendo campaña! ¡Queremos resultados, no distractores!


AMLO:Dos años.

30 Ago 20 | José Javier Ledesma | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

1. El paso del tiempo es inexorable. Todo empieza y todo acaba. ¿Quién puede detener su marcha? Apenas fue ayer cuando Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales, y este primero de septiembre deberá presentar al Congreso de la Unión su Segundo Informe de Gobierno.
2. Los que nos dedicamos a la tarea de estudiar la política, tenemos ante sí, -particularmente frente a este Gobierno- la tarea de explicar, entender y comprender sus acciones y sus políticas públicas, más allá de las filias y de las fobias, esto es, los analistas políticos tenemos la obligación moral de construir un discurso racional, sino neutral (cosa que es imposible), si lo más objetivo y mesurado posible, de modo que irradie un poco de luz para mejor justipreciar los fenómenos estudiados, en este caso, el sexenio que corre bautizada como “La Cuarta Transformación” (4T).
3. Todo parece indicar que un cambio histórico de la envergadura de la Independencia, la Reforma y de la Revolución Mexicana, le queda muy grande a la 4T. Entonces, ¿de qué tipo de cambio político estamos hablando? Para responder a esta pregunta axial, es conveniente remitirnos a los hechos y al pensamiento moral y político que guía y orienta tales hechos.
4. En este sentido y dada la propia naturaleza del actual Gobierno Federal, conformado por un amplio abanico de fuerzas e intereses económicos sociales y políticos, producto de la gran alianza que permitió a AMLO conquistar la victoria tras dos campañas fallidas, el vértice, eje aglutinador y fiel de la balanza, es precisamente el presidente López Obrador. En otras palabras, es el presidente tabasqueño quien detenta y concentra el gran Poder, por lo cual para entender su gobierno, tenemos que tener presente su cosmovisión política y moral, misma que define en gran medida lo que Daniel Cosío Villegas, llamó el estilo personal de gobernar.
5. Cosío Villegas, en su ya clásico libro El estilo personal de gobernar, (reflexión y análisis crítico de los tres primeros años del sexenio echeverrista), sostuvo que el presidente Luis Echeverría, era un gran predicador y que aprovechaba la menor ocasión para hablar en público. Quizá ese sea un rasgo común que lo une con el presidente López Obrador, con la diferencia de que aquél era un predicador laico, mientras que éste es, o se comporta, como un predicador religioso.
6. Es decir, sin olvidar ni por un segundo que AMLO es un político profesional, con una enorme sensibilidad social y política a flor de piel, creo que su pensamiento religioso nutrido del cristianismo, determina en muy buena medida sus actos y su quehacer político y social.
7. Pongo solo cuatro ejemplos para ilustrar mejor lo que trato de decir. a) La política social. Sin duda es la compasión y la misericordia por los que sufren –primordialmente los pobres y oprimidos- el sentimiento más sublime de Jesús de Nazaret, el Cristo. Coincidentemente, es la atención preferente hacia los sectores más desfavorecidos económicamente, a quienes están destinados los programas sociales del gobierno actual. Vale recordar que AMLO inició su carrera política en los años 70´, como delegado del Instituto Nacional Indigenista en su estado natal, a lado de los indios chontales, y que desde 2006 su lema de campaña haya sido “Por el bien de México, primero los pobres”.
8. Como ya dijimos (supra párr. 6), Andrés Manuel López Obrador, es también un político profesional, esto es, un hombre con vocación de poder, en tal tenor es lógico comprender que sus programas sociales le sirven también para constituir la base social de apoyo del nuevo régimen (la 4T), y en tiempos electorales, sean esos mismos sectores votos potenciales destinados a sufragar por Morena, su Partido. Sin embargo, hasta el momento, puedo percibir –es eso, una percepción personal que puede estar equivocada o no- el sentimiento religioso juega un rol primordial en el pensamiento y actuar del titular del Poder ejecutivo federal.
8.b) Más allá de que el combate a la corrupción (el gran cáncer de México), este orientado por una racionalidad económica y política de Estado, también tiene como fin lo que AMLO llama la purificación de la vida pública, o sea, una suerte de regeneración moral. Volver a la etapa mítica antes de la caída, que en términos de la jerga oficial, es antes de 1983 justamente antes de la época neoliberal; época en que predominó y fue alentado desde las esferas gubernamentales – AMLO, dixit- el individualismo en detrimento de la solidaridad.
9. c) Su estrategia de seguridad pública. No quiero ocuparme aquí en desmenuzar más a fondo la estrategia citada, baste señalar sólo uno de sus principios básicos, resumido en: “abrazos no balazos”. Una vez más aquí se puede palpar fácilmente la impronta cristiana en el pensamiento de López Obrador. No matar, no dañar al prójimo, son dos de los grandes mandamientos dados por Yahveh Dios a Moisés en el monte del Sinaí, con objeto de regular la convivencia colectiva. Aún y cuando este ofrecimiento de AMLO no ha tenido el éxito esperado, ni gran recepción por parte del crimen organizado, quienes se viene comportando de la misma manera violenta desde que Felipe Calderón declaro la guerra contra las drogas a finales de diciembre de 2006. Insisto, a pesar de su fracaso, AMLO mantiene inamovible su propuesta.
10.d) El modelo de vida sugerido por el presidente López Obrador. Tal modelo caracterizado grosso modo, por la empatía por los desheredados de la tierra, la solidaridad, el altruismo, la austeridad, la fraternidad, la honestidad, etc., son a todas luces de una raigambre evangélica innegable. No en balde, son grupos de jóvenes integrantes de Iglesias de este corte -cosa que ha provocado el disgusto de la Iglesia católica, dicho sea de paso-, quienes están llevando a cabo los talleres de formación ética destinados a otros jóvenes beneficiarios de los programas sociales a lo largo del territorio nacional, utilizando La Cartilla Moral de Alfonso Reyes, como libro de texto. Huelga decir, en dicha Cartilla también resuenan ecos evangélicos.
11. En la concepción de López Obrador, la riqueza no es mala, siempre y cuando ésta sea producto del esfuerzo y trabajo honrado.
12. A los empresarios les ha manifestado al respecto: Si a las ganancias lícitas, No al tráfico de influencias. El slogan de que el que no tranza no avanza, debe ser descartado definitivamente de la mentalidad de los mexicanos, ya que a juicio del presidente ha contribuido a la descomposición del tejido social.
13. En suma, la 4T pretende ser un cambio de régimen, simultáneamente busca ser una revolución moral, en la inteligencia que lo primero no puede ser viable ni efectivo sin no va acompañado de lo segundo. Luego, podemos caracterizar el cambio político que estamos viviendo, más o menos en los siguientes términos: una gran concentración de poder político en la persona del presidente de la República, lo cual hace que AMLO tenga una actitud de desconfianza hacia los órganos constitucionales autónomos, creado justamente para limitar el poder omnímodo de la otrora Presidencia Imperial, (la elección para renovar a la cabeza de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, de donde resultó electa la señora Piedra Ibarra, fue un espectáculo denigrante, que le resta legitimidad en sus labores básicas: defender y promover la cultura de los Derechos Humanos, amén de las propuestas que ha formulado López Obrador para integrar otros organismos de esa naturaleza, sean llevado a cabo anteponiendo la lealtad política sobre el conocimiento y capacidad técnica). Agrego otros rasgos de la 4T: un componente religioso fundamental en la cosmovisión y planes del actual inquilino de Palacio Nacional, un compromiso esencial con los sectores populares que dote al nuevo régimen de pilares sociales necesarios para su concreción fáctica, reconstruyendo la alianza que caracterizó a los Gobiernos de la Revolución, una política de austeridad aplicada a raja tabla, con resultados en muchos casos contraproducentes y una óptica maniquea que divide el mundo político mexicano entre conservadores (malos) y liberales (buenos), sin posibilidad de advertir claroscuros. O estás conmigo, o estás contra mí. A los amigos paz y gracia, a los enemigos la ley a secas, diría el presidente Benito Juárez. Contémplese desde esta perspectiva el trato dado a Rosario Robles y el brindado a Emilio Lozoya Austin.
14. Para concluir este trabajo expreso mi disenso fundamental respecto del gobierno liderado por el oriundo de Macuspana, Tabasco. Mi diferencia sustancial con AMLO responde o tiene que ver principalmente con las diversas filosofías políticas y antropológicas que sostenemos y con los actos que en ellas tienen su inspiración. Él se afilia a una antropología filosófica idealista (ver, José Antonio Crespo, AMLO EN LA BALNZA, Grijalbo, México, 2020, pp. 137-150), misma que afirma: el hombre es bueno por naturaleza, son las condiciones sociales, -la civilización, diría Rousseau- lo que lo hacen malo, la tarea del hombre político bueno, es precisamente regenerar a sus gobernados y hacerlos felices, por lo tanto cualquier oposición que tenga el político bueno, es un obstáculo pernicioso per se, que debe ser combatido en nombre del Bien. En tanto que yo simpatizo con una antropología filosófica y política pesimista, la cual sostiene: en el hombre laten pulsiones –Eros y Tanatos, según S. Freud-, que hacen imprescindible la existencia del Estado, (cuando hablamos del Estado, estamos hablando inevitablemente de la coerción), y cuando hablamos de coerción nos estamos refiriendo al medio utilizado por ese ente para evitar el predominio del más fuerte, la guerra de todos contra todos y el caos por razón del descontrol humano. La función principal del Estado no es hacer felices a los hombres, sino crear las condiciones de seguridad para que en tal marco podamos cada quien buscarla como queramos, tampoco es su tarea ni papel imponer doctrinas ni dogmas, sino respetar el libre desarrollo de la personalidad, y utilizar la violencia legítima cuando el orden y la estabilidad de la sociedad y del Estado estén en peligro.
15. Dos axiomas básicos dentro del pensamiento político liberal rezan: Todo poder tiende naturalmente a degenerar; el Poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. De ahí nació la idea de la división de poderes de Montesquieu, y más recientemente, la idea de los organismos constitucionales autónomos: que el Poder detenga al Poder, es la consigna. Y si ello no bastará o no fuera eficaz por determinadas circunstancias, tenemos otros dos instrumentos: la prensa libre y la sociedad civil. En tal sentido a sido una verdadera desgracia no haber aprovechado hasta el momento el gran bono democrático con que empezó este gobierno para dialogar y llegar a acuerdos con los grupos de la sociedad civil democrática con el objetivo de robustecer y/o transformar las instituciones de la República que nos permitan consolidar un Gobierno de Leyes, pues es éste y no los Gobiernos encabezados por un hombre providencial (sujeto como todos los mortales a las mismas tentaciones y atravesado por las mismas contradicciones), la única herramienta que existe para vivir en democracia y libertad, así como ha sido un grave error la descalificación sistemática de los medios de comunicación críticos, como el periódico Reforma o las Revistas Nexos y Proceso.


El desliz pornográfico

27 Ago 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Un periodista, reconocido por su seriedad crítica, ha tenido a mal publicar, con aires edificantes, una nota nauseabunda sobre Víctor Manuel Toledo, un académico de gran prestigio en el ámbito de la biología, llamado a colaborar con la administración federal, no tanto por las convicciones ecologistas del tabasqueño como para adornar su gabinete, pues una vez designado parece abandonarlo a su suerte, de modo tal que el Dr. Toledo se ha impelido a sortear mil escollos en su gestión tutelar del medio ambiente y recursos naturales, hasta el punto que, decepcionado por el desorden imperante en el seno de los altos mandos, explicable después de todo en razón de que el presidente, en vez de dictar su política en la materia, malgasta su tiempo en un ir y venir por los senderos de la república para asegurar el voto ciudadano en favor de su movimiento en las elecciones del próximo año. Exasperado por su impotencia, Toledo ha declarado públicamente que la supuesta transformación deseada por el ‘nuevo régimen’, no existe. Por el contrario, es un nido de contradicciones.
Lo extraño es que, después de tales enunciados, el periodista se haya solazado en exhibir las debilidades de la vida privada del Dr. Toledo, dejándonos ver que es un viejo perverso que se mueve en el bajo mundo de los masajes con servicios sexuales, como si nos importaran tales proclividades.
En este sentido, el periodista, amén de entrometido en la vida privada de los demás, se ha convertido en un pornógrafo, en un escritor que parece disfrutar su propia obscenidad, como la de esossacerdotes que anhelan el momento de ocupar el confesionario para excitarse morbosamente con los dichos de los pecadores. Y la verdad sea proferida: más que poner en evidencia el comportamiento obscuro del pecador, el periodista realza su perversa condición emocional. Por mi parte, ese pornógrafo ha perdido un lector. Y creo que muchos más que, antes que nada, respetan y admiran a Toledo, cuya única debilidad consistiría en haber aceptado un alto encargo oficial, sin la intuición de que se han servido de él para decorar la imagen de un ineptócrata.


EL JICOTE “El ESCÁNDALO DE LA MENTIRA”

27 Ago 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política, Uncategorized | Sin comentario »


En este estercolero de la política nacional ya no se sabe que es más denigrante, si las pillerías, los audios, los videos, o la excusas que utilizan los actores para salvarse. Lo que afirman con toda majestad es un guion para la barra cómica. El cese fulminante del Señor Gobernador, de su secretario particular y viejo amigo, para exorcizar cualquier maledicencia de que el dinero era para él, es hasta divertida. Se puede alguien imaginar que el secretario particular llegó al edificio de Pemex y se produjo este diálogo: Toc, toc. De adentro de la oficina: “¿Quién es?” Secretario particular: “Vengo por una lana”. Recepcionista: “Sí, pase. Aquí la tiene”. Obviamente previa entrega del dinero han habido acuerdos puntuales: identificación de quién y a qué horas se recogerá. Después de entregado el dinero, verificación de la recepción, ajuste de cuentas de lo entregado, de lo que falta y calendario. Pues no fue así, el secretario particular se fue a su casa y no le avisó nada a su jefe. Toda esta narración que se ha dicho por el Señor Gobernador puede tener como música y letra de fondo un cuento de Cri Cri: “La patita, con sombrero y rebozo de bolita, va a PEMEX…a cobrar el moche para el mercado”.
La sociedad percibe la terrible burla y se desquita en las redes sociales. Aparece una foto del Señor Gobernador y el diálogo: “Sr. Gobernador: “¿Está Usted involucrado en las acciones de su secretario particular? Señor Gobernador_ “Lo niego calderónicamente”. El caso del Presidente López Obrador es más triste y dramático, lenguaraz como es, cae en contradicciones y agrega otras mentiras. Afirma que no sabía del dinero recibido, pero además era poquito; que no está seguro si ese dinero lo declararon ante las autoridades; que no eran sobornos sino aportaciones. Lo único que le faltó decir es que la llamada “Biblia” que cargaba su hermano y donde apuntaba lo recibido, era efectivamente una Biblia y que la llevaba para convencer a los donantes de que ya no cayeran en el feo pecado de: “No hurtarás”.

Tanto el Señor Gobernador como el Presidente se olvidan de responder con argumentos, en forma lógica. A sus mentiras le ponen los reflectores de una gesticulación vergonzosa. Sin posibilidades de desmentir invocan a que la ciudadanía les crea como un acto de fe. Pobre opinión tienen de la inteligencia de sus gobernados. Ante la clara intención de vernos la cara el desquite es siempre la burla. Una fotografía del Presidente con sus hermanos. Arriba: “¡La novela que está haciendo llorar a los chairos!”. “LOS LÓPEZ TAMBIÉN ROBAN”. Otro meme. Una foto, al fondo las columnas de los fallecidos por el corona virus, en la parte de adelante la imagen de López-Gatell que dice: “NO SON MUERTES, SON APORTACIONES AL MÁS ALLÁ”.
Afirmaba Platón que el conocimiento nace bajo el auspicio de la sorpresa y del escándalo. Está bien la catarsis de la risa, pero no podemos perder de vista  que la indignación, la mentira y la burla son inaceptables. Decía Marx: “La verdad es tan indiscreta como la luz”. En México se prendió la luz y cachamos a nuestra  clase política con las manos en la masa. Dan ganas de decir como los argentinos: “Que se vayan todos”.