TRAS LA VERDAD “EDUARDO MEDINA MORA ¿CHIVO EXPIATORIO, VERDAD, MENTIRA O CALAMBRE? VENGANZA PRESIDENCIAL”

06 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

No cabe duda que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, hace todo lo posible por tener el control del Poder Judicial, por medio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; varios intentos ha hecho y no lo ha logrado hasta ahora, en eso está. Con el golpe a uno de los Ministros todo indica que será un ejemplo enorme para todos los demás integrantes de la Corte. Evidenciarlo mediáticamente, destruirlo, aún en contra del principio constitucional de inocencia, acusarlo a grado tal de obligarlo a presentar la renuncia es algo jamás visto. Eduardo Medina Mora, ex Ministro, renunció a uno de los cargos más prestigiados en la impartición de justicia, todo indica que requiere tiempo para defenderse de la acusación de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, a cargo del Santiago Castillo Nieto, ahora fiero defensor de la honestidad, con hambre tremenda de popularidad. Muchos lo hacen candidato natural a la gubernatura del Estado de Querétaro. Funcionario que fuera vergonzosamente despedido en la pasada administración federal, por trabajar al lado del PRD (Partido Político que lo propuso para Fiscal), después de Morena, en la Fiscalía Especializada en materia de Delitos Electorales; una piedra para el gobierno de Peña Nieto, ahora férreo investigador de todo aquello que lo lastimó; no olvidemos que Santiago Nieto se fue, incluso al amparo para que no lo despidieran de la FEPADE, perdió en el Poder Judicial. Primer enlace del por qué de la persecución en contra de Medina Mora, al menos eso parece.

Hasta ahora, nadie ha colegido la relación entre Medina Mora y López Obrador ¿Recuerda de la persecución judicial de que fue objeto Andrés Manuel, cuando fue Jefe de Gobierno en el DF? Bueno, en ese entonces Medina Mora, era el encargado del CISEN, de suerte tal que conoce bien todos los trapos sucios del Presidente. Luego fue Procurador General de la República, en sus manos estuvo el expediente que se integró para que fuera enjuiciado Andrés Manuel López Obrador, por violar resoluciones de juicios de amparo. A pesar de que el entonces Jefe de Gobierno perdió el fuero constitucional en la Cámara de Diputados, López Obrador se salvó de ser enjuiciado ¡Los corruptos tienen suerte! Bueno, Medina Mora, seguramente sabe de todas las tropelías cometidas en ese entonces por el hoy Presidente de la República; después, insisto, ya como Procurador, Medina Mora, pudo consignar a López Obrador, someterlo a la justicia, en sus manos estuvo el expediente de la violación del amparo y de enjuiciamiento del desafuero en la Cámara de Diputados. Conclusión, López Obrador se está desquitando de sus enemigos políticos; ahí está otro ejemplo, Rosario Robles, hoy en la cárcel, también le conoció el basural que le dejó López cuando fue en busca de la Presidencia. Nada es casual. Bajo este mismo criterio, mientras Medina se defiende de la acusación, podría pisar la cárcel, tómelo en cuenta. Por eso no es raro que ahora haya sido el ex Ministro el perseguido por la furia presidencial, de paso sigue afianzando el poder para controlar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin el afán de defender al ex Ministro, Santiago Nieto encontró datos para la consignación a la Fiscalía General de la República. Otro elemento que abre de capa la real manera de gobernar de López Obrador. Utiliza a placer la estructura gubernamental e investiga a los incómodos, a sus enemigos, para consolidar su fortalecimiento en el Poder Público. La razón que argumentan para perseguir a Medina Mora, que en sus cuentas bancarias (se metieron hasta la cocina y así lo deben estar haciendo con los detractores del gobierno de la 4T o enemigos políticos) encontraron transferencias “sospechosas” millonarias. Ahora lo ligan con el narco, con la trata de personas y más; el amarillismo y la consigna es enjuiciarlo mediáticamente, destruirlo es la meta. El mismo Presidente de la República, haciendo gala su ignorancia (que lo caracteriza en materia jurídica y en muchas otras áreas) dijo a los medios, este fin de semana en Puebla, que la UIF revisó las transferencias (¿bajo qué criterio investigan a cuentahabientes? Vaya que es peligroso todo Estado Fascista) ahora corresponde a la Fiscalía la investigación y serán los jueces los que definan si se juzga o no. El ignorante Presidente hace una mescolanza de funciones de distintas autoridades; utiliza el púlpito presidencial para golpear a sus enemigos y bien que lo hace, abusa del poder que no le concede ninguna ley, eso es corrupción; pero, el Presidente hace caso omiso y no obedece nada ni a nadie, viola leyes a placer sin responsabilidad, hasta ahora.

La persecución de Medina Mora, ha distraído la atención de las nuevas leyes en materia educativa; así como a la traída y llevada iniciativa de la revocación de mandato por medio de la cual pretende prolongar su mandato; la inconstitucionalidad de la reforma en Baja California; o el incremento de la delincuencia; la bajísima inversión; el nulo crecimiento económico; los padrones alterados de los “ninis” que reciben becas; los despidos masivos de burócratas, trabajadores que dejan sin derecho alguno; los amparos en su contra por las ilegales construcciones de sus obras; los desmanes en la CDMX, causados por los anarquistas; etcétera. La nota mediática que domina, la importante, es la corrupción del ex Ministro de la SCJN (sin que haya pruebas que lo demuestre); situación que seguramente habrá puesto a temblar a varios de sus ex compañeros. Sin lugar a dudas, sea cual sea el resultado, lo que pretende Andrés Manuel López Obrador, es debilitar al Poder Judicial, apoderarse de éste, por medio de sus enviados ¿Se imagina usted? El Presidente ya no será molestado por resoluciones incómodas del Poder Judicial. Tiene bajo su control al Poder Legislativo, va sobre el tercer Poder Público. A los organismos autónomos también los está debilitando. El Poder absoluto de López Obrador, será el destructor de libertades, de derechos humanos, civiles, laborales; será el capricho absoluto del Presidente el que gobierne, legisle e imparta justicia. Para nadie es desconocido que los Ministros de la Corte, llegan a propuesta del Presidente de la República, ya lleva varios impuestos, va por otro más; también va por el Consejo de la Judicatura. Pretende todo el paquete. Por cierto, Medina Mora, junto con su familia, ha sido empresario mucho antes de haber ingresado a gobierno federal. Nadie sabe el por qué fue consentido por 3 Presidentes, empezando por Fox. Sin carrera política ni administrativa, llegó pronto a la máxima magistratura. Ahí les dejo el comentario.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “LAS IMPROVISACIONES CUESTAN MUCHO”

04 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

Para nadie fue desconocido que la experiencia de Jesús Orta Martínez, era nula en materia de Seguridad Pública y combate a la delincuencia, que su relación política con Marcelo Ebrard Causaubón, lo catapultó al delicado cargo burocrático equivocado. Desde el 5 de diciembre pasado lo hicieron Secretario de Seguridad Ciudadana en la CDMX. Por tratarse de la capital de la República Mexicana, requirió de la aprobación del inepto en esa misma materia, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y por supuesto el nombramiento a cargo de la pelele de Claudia Sheinbaum. 5 meses de fracasos en materia de Seguridad Pública en la capital dieron como resultado la salida, sin mayores pretextos, de Jesús Orta, por asuntos personales. Si a la inexperiencia de Orta le sumamos las flacas ocurrencias de Sheinmbaum y López Obrador en materia de seguridad pública, las cosas se han agravado más en la CDMX, en agravio de los capitalinos. Los delincuentes han hecho de las suyas en terreno de nadie, terreno fértil para delinquir.

La primera torpeza en materia de Seguridad Pública, fue la eliminación del cuerpo de granaderos, bajo en supuesto de que se trataba de un grupo policial de represión, curiosamente lo pasaron por alto cuando el mismo López Obrador, fue Jefe de Gobierno en el Distrito Federal. Luego tuvieron que crear otros cuerpos de coadyuvancia en materia de “inteligencia y operatividad”. Los tiempos y la política cambia, hoy el ridículo de la seguridad pública, son los abrazos y no balazos, mientras la inseguridad creció en esa enorme ciudad; después, esa misma política de seguridad pública implementada por el gobierno federal, seguida a pie juntillas por el gobierno de la CDMX, se aderezó con “fuchi, guacala” como estrategia para disuadir a los delincuentes, anunciada y publicitada por el mismo Presidente de la República, así como el apoyo de las “mamacitas y abuelitos para que regañen a los delincuentes”. Así las cosas, el área de seguridad pública, función primordial de cualquier gobierno, ha estado a cargo de payasos ignorantes de la materia. Echando un vistazo a la carrera profesional de Jesús Orta, no encontramos antecedentes en materia de seguridad, siempre su responsabilidad ha sido en el ámbito meramente administrativo. La cuerda que rompió el lazo, fue la “seguridad” implementada para el 2 de octubre pasado, armar, por ordenes de la gobernadora de la CDMX, un cordón de seguridad a cargo de 12 mil burócratas, con camisetas blancas que los distinguieran como guerreros de la seguridad, con los emblemas de “2 de octubre no se olvida”, en el pecho; y “Cinturón de Paz”, por la espalda. Así, de forma por demás irresponsable, delincuencial y sin atribución legal alguna, el gobierno de Claudia Sheinbaum, expuso a miles de burócratas en la marcha del 2 de octubre. Como era previsible aún para el más neófito en la materia, el “cordón de paz” sirvió para dos cosas; una, gastar casi un millón de pesos en la compra de las camisetas y, dos, para que muchos de los “guerreros de la paz” a la primera provocación de marchistas violentos, se quitaran la camiseta y pasaran desapercibidos, aunque muchos de ellos no lo lograron y fueron agredidos por la nefasta muchedumbre que delinque en el anonimato cubiertos del rostro.

El discurso de los vencidos, Sheinbaum y López Obrador, fue de triunfo al usar de escudo a humanos, civiles para hacer frente a la inseguridad y peligro que representan muchos de los manifestantes anarquistas, llamados malévola y despectivamente por el Presidente de la República, como conservadores. Aquellos anunciaron que implementarán la misma medida en próximas ocasiones, con algunas correcciones. Ante esta representación satírica y caricaturesca de lo que significa la seguridad pública en la capital de la República, Jesús Orta Martínez, lanzó la toalla en el encordado, no quiso saber más de los problemas delincuenciales de la CDMX, no quiso seguir siendo el bufón de los delincuentes. El exfuncionario se curó en salud al inicio de su responsabilidad, anunciando que dejaría el cargo de no dar resultados, se tardó en hacerlo; cómo no hacerlo, cuando en su área, de por si la más delicada, meten mano otros inexpertos que juegan a la seguridad, la barbaridad de poner a ciudadanos como “cordón de seguridad” para contener a la muchedumbre, no tuvo nombre (madre), experimentos caricaturescos, que solo empeoran el de por sí estado de inseguridad en la que a diario viven los capitalinos. Pero la mediatización “apaga” los ridículos, dueños de la agenda mediática, al ridículo y la derrota, ellos la llaman “triunfo”. Vaya vergüenza de Claudia y Andrés Manuel.

Lo autorizado por Claudia Sheinbaum y consentido por Jesús Orta Martínez, de sacar a las calles a 12 mil burócratas para realizar actividades ajenas a su responsabilidad, es una cínica y artera falta administrativa; claro, también constituyó un delito. Para evadir responsabilidad (antes no culparon y acusaron a los conservadores como los ideólogos del desastre), como lo acostumbran tanto López Obrador, como Claudia Sheinbaum, cínicamente advirtieron que fueron “voluntarios” los que asistieron, ninguno de los burócratas fue enviado en contra de su voluntad, solo “voluntarios”. Cuando los “voluntarios”, fueron entrevistados, por supuesto que debían responder lo mismo (so pena de perder el empleo), otros más no respondieron a las preguntas de los reporteros. Así están las cosas en materia de inseguridad en la CDMX, por eso los delincuentes se “mueren de risa”, las autoridades juegan a proteger a los desprotegidos ciudadanos de la Capital de la República, total aún continúan en la borrachera de su triunfo electoral ¿Hasta cuándo despertarán los irresponsables ebrios de poder?

Omar Hamid García Harfush, nuevo Secretario de Seguridad en la CDMX, sí cuenta con estudios y experiencia en materia de seguridad pública. No se sabe de sus éxitos, pero sí tiene carrera policial. Lo interesante del caso, Omar viene de las filas de la Policía Federal, corporación siempre odiada, desprestigiada, vilipendiada y calificada de corrupta por el Presidente de la República. Una más de tantas incongruencias de las autoridades del gobierno de la 4T. Deseable cumpla bien su responsabilidad en beneficio de millones de capitalinos, solo esperemos le dejen manos libres y no le impongan “cinturones de seguridad”, tampoco “cinturones de paz”, para poder cumplir eficaz y eficientemente con su delicada responsabilidad, su objetivo será: llevar a la eficiencia la seguridad pública. Resolver con eficacia las enormes dificultades que representa el problema d la inseguridad, la que se ha incrementado en los últimos 10 meses. En otro artículo comentaremos la renuncia del Ministros de la SCJN, Eduardo Medina Mora, consentido de Fox, Calderón y Peña ¿Fue amenazado por el delincuente de López Obrador?

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “LÓPEZ OBRADOR Y LA OPOSICIÓN” (2 y último)

04 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

El Presidente en campaña pegó en el centro del blanco de la lucha por el poder al marcar su línea entre él y su proyecto frente a todos los otros partidos. Ya de Presidente ha mantenido su política de descrédito a los partidos, sus programas y su clase política. La estrategia ha tenido evidente provecho, pues ha sido posible facturarles todas las culpas pasadas e inmediatas. Ha reiterado hasta el cansancio que le han dejado un cochinero y no es posible tener resultados inmediatos. Había razones para esta estrategia, pero ya ha pasado un buen tiempo y en su Informe mantuvo su discurso en el que agudiza y crispa su relación con los opositores, donde lo que menos de que los acusa es de inmorales. Sólo le faltó de denunciarlos por propiciar el calentamiento del planeta por el sudor de su frustración. Ese discurso está agotado y ya es un franco error, No se puede mantener la postura de que en la sociedad sólo conviven los que lo apoyan y los equivocados. En esta tranquiza la oposición no ha metido ni las manos. Arrinconados, como para no ser perseguidos de pecadillos anteriores o para proteger a sus correligionarios que ya dejaron el poder, se mantienen taimados El peor drama los partidos opositores es que están fuera de lo que llaman los estudiosos: “el tempo” de la política. Mientras López Obrador todos los días presenta un nuevo proyecto, una nueva política o mete una pata con gran desenfado, los opositores tardan en las respuestas o en las críticas. Mientras López Obrador viaja en Ferrari los opositores andan en triciclo. Si fuera verdad de que la calidad de un gobierno depende de la calidad de la oposición, México sería un caso perdido. Es una oposición que no está a la altura de López Obrador ni de la Cuarta Transformación, la jibarización de los partidos políticos es de tristeza. Alejados de la sociedad han acotado su participación a la arena del Congreso donde no han tenido mayor relevancia. Por conveniencia misma del Presidente y de la Cuarta Transformación se debería, en primer lugar, dejar de vapulear a los adversarios, abrirles canales de participación, dialogar y escuchar las críticas, vengan de donde vengan. Un estadista como Churchill no se quejaba de la crítica, al contrario, la agradecía. Afirmaba: “La crítica es como el dolor del cuerpo, previene y alerta de peores males. El político debe responder a la crítica, cuando no tenga respuestas, reconocer y dar las gracias. Otro le está ayudando a hacer mejor su trabajo”. El Presidente y sus simpatizantes deben reconocer que los críticos no cometen un crimen de “Lesa Patria”; no están pagados por el villano favorito del país: Carlos Salinas. No debe acusar a los críticos ni con sus mamás, papás ni abuelitos. Si López Obrador mantiene ese discurso de descrédito y de exclusión de sus adversarios, que ya no parece tener justificación, podría responder a dos hipótesis: Primera, mantener a los opositores en el banquillo de los acusados para demandar mayores facultades constitucionales, única forma de vencer a los corruptos. Segunda hipótesis, no se ha podido avanzar en las conquistas sociales porque los adversarios han boicoteado, obstaculizado, puesto piedras en el camino, necesito más tiempo para cumplir mis compromisos de justicia, en otras palabras: es indispensable la reelección. Nada desearía más que equivocarme en las dos hipótesis.


TRAS LA VERDAD “LA IRRESPONSABILIDAD DE CLAUDIA SHEIMABUN NO TIENE LÍMITES”

03 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

A unas horas de que inicie la marcha de los “festejos” de la conmemoración del 51 aniversario de los hechos acaecidos en la Plaza de las Tres Culturas, todo es incertidumbre para las autoridades capitalinas, evitar que causen daños los anarquistas, literalmente blindaron y sitiaron el Centro Histórico de la CDMX. Ni el Presidente de la República ni Claudia Sheimbaum, han querido absorber la responsabilidad constitucional y legal de cumplir con la prestación del servicio de seguridad pública, como protección a la sociedad; en contrario, a los cuerpos policiales los concentran para evitar que “repriman” al pueblo; los titulares de los 2 gobiernos, el federal y el local, piensan y actúan igual, nada de represión. Por esa razón la delincuencia hace de las suyas.

Para la conmemoración de este día, la orden está dada, nada de policías en las calles del Centro Histórico por donde pasarán los marchistas hasta llegar al Zócalo capitalino. Calles, casas y negocios “tapeados”, con metal o madera, a la espera del “huracán humano”, deseando los menos destrozos posibles, que no los haya, solo es un buen deseo; no hay acciones de disuasión por parte de la autoridad, mucho menos de contención ni represión legal; para la autoridad es mejor esconderse que enfrentar a los anarquistas, que la sociedad se auto proteja como pueda. Enfrentamos un vacío legal en esos momentos, y en muchos otros por supuesto. La autoridad literalmente desaparece.

El cínico del Presidente de la República, advierte a los potenciales delincuentes, como medida disuasiva, que los acusará con sus “mamacitas” si cometen algún delito, para que sean regañados. Así de inepto, torpe y burlón el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Con justa razón tiene un salario tan bajo, con esa incapacidad e irresponsabilidad manifiesta, resulta mucho pagarle 108 mil pesos mensuales, voluntariamente renuncia a cumplir con las obligaciones que emanan de la Constitución y leyes reglamentarias; lo mismo sucede con su pupila Claudia Sheimbaum. Solo son buenos para el derroche del presupuesto, para regalar el dinero público, para eso no tienen rivales. Ambos, un par de manifiestos ineptos en la gobernanza. Andrés es y ha sido la causa de gran parte de los delitos que se cometen en México, ya no digamos lo que administrativamente también realiza, eso incrementa el caos en los actos de gobierno, de ahí que el país no crezca en 10 meses de gobierno lopista y la inseguridad se haya incrementado desde su llegada al gobierno.

Lo que no tiene nombre, es lo que anunció la gobernadora de la CDMX, que este día utilizará de escudos humanos a 12 mil burócratas que sacará a las calles, en lugar de policías, para que formen un “cinturón de paz” ¿Habrá sopesado los alcances de sus abusos? Primero, no es su facultad legal obligar a la burocracia a salir a las calles a contener a manifestantes, muchos de ellos delincuentes que se filtran en la marcha. Segundo, pone en riesgo la integridad física de esos 12 mil burócratas quienes, afirmó Claudia, harán un cerco a los manifestantes, marchistas, anarquistas para evitar causen daños o destrozos; compró 12 mil camisetas blancas y mandó les imprimieran “el 2 de octubre la se olvida”, otra falta, otro abuso, compra directa e innecesaria, derroche de dinero ¿Qué instrucciones ajenas a la responsabilidad de los burócratas recibieron para que realicen en las calles trabajo de seguridad? ¿Correrán ante cualquier intento de agresión a sus personas? ¿Responderán a las agresiones? ¿Harán el cerco tomados de las manitas? Además los obligaron a vestir la camiseta blanca en son de paz ¡Por favor! ¿Qué autoridades son las que hoy gobiernan? Desconocen sus obligaciones, las trastocan, las modifican y sin autorización legal orden se cumplan, solo son ordenes de palabra, no son legales, como aquella que López Obrador diera a sus subordinados de no cumplir con la Constitución y leyes reglamentarias en materia de educación, por medio de su simple memorándum administrativo. Son violadores consuetudinarios de la ley, escudados en injustificadas argucias sin fundamento, vamos ni siquiera son legaloides, no, solo ocurrencias de los gobernantes.

La orden dada por Claudia Sheimabu, indudable e inequívocamente es ilegal, carece de fundamento jurídico. Por lo tanto, la orden de la gobernadora de la CDMX, es constitutiva de falta administrativa y por si fuera poco, de un delito; por lo pronto son tentativas, una vez que sean ejecutadas, se materializarán ¿Alguien acusará a Claudia Sheimabum? ¿Se atreverá el Ministerio Público a iniciar carpeta de investigación oficiosamente y la persona responsable del área de la administración de justicia administrativa a iniciarle proceso y juicio administrativo a la señora? Seguramente nada va a sucederle, tampoco a López Obrador, actúan con total impunidad, se burlan del Estado de Derecho, no en balde el hoy Presidente de la República dejó grabada su frase: “al diablo con las instituciones”. Ahora como autoridades hacen lo que les place, no lo que la ley les mandata. Ellos son la justicia, encarnan el Estado de Derecho. Voluntariamente renuncian a brindar seguridad pública a la sociedad, en cambio usan como escudos humanos a los burócratas para que enfrenten a la delincuencia. Maldad extrema en las autoridades mexicanas. Y lo anuncian, no lo hacen con discreción, no, lo publican en los medios para que se conozcan los abusos que cometen y con sobrada impunidad nada les sucede, no hay consecuencias de los abusos legales. Eso sí, son honestos, diferentes a todos sus antecesores, no son corruptos; cuando que, los hechos los desmienten y exhiben su ignorancia, a la par de los abusos. Deseable que nada les suceda a los 12 mil burócratas que fungirán como escudos y los manifestantes se conduelan, los respeten y nada pase. Todo es zozobra hasta ahora, falta poco para saber qué sucederá. Por lo pronto, la prueba de los abusos quedó para la historia, veremos si en algún momento son denunciados y sancionados, deberán recordar que el poder no dura toda la vida.

Héctor Parra Rodríguez.


EL JICOTE “LÓPEZ OBRADOR Y LA OPOSICIÓN”

03 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

La existencia de oposición es indispensable para la dinámica y la salud de la democracia. De lo que no parece estar muy convencido el Presidente, que a sus adversarios los trae, a pesar de que diga lo contrario, como el payaso de las cachetadas. López Obrador d efinitivamente no comparte la opinión de Gianfranco Pasquino, que sostiene que la calidad de la democracia depende no sólo de las virtudes de los gobiernos, sino también de la calidad de la oposición. Y es que entre otras muchas ventajas que tiene para el mismo gobierno, es que la oposición puede ser de una gran ayuda en la formación de consensos. Ampliar el apoyo de las decisiones para que simpatizantes y adversarios cooperen y sumados lleven a buen puerto las políticas públicas. Pero a López Obrador n o le interesa la formación de consensos con la oposición, ¿Qué necesidad hay de conciliar intereses y valores si se tiene el suficiente poder institucional para imponer los de él y su partido? Además los antecedentes le han dado el triunfo y la razón a su postura. Todo se inició en 2012, el PAN, el PRD y el Verde firmaron el “Pacto por México” con el PRI y el entonces Presidente Peña Nieto. En ese pacto se acordó cooperar con el Presidente y, por lo tanto con los priístas, en una serie de rubros, no vale la pena ni recordarlos, simplemente los partidos opositores olvidaron su papel de opositores, de su obligación de ejercer algún contrapeso y se convirtieron en partidos cooperativistas. López Obrador erigió su liderazgo nacional, ya no como un antipriísta o anti gobierno, sino anti sistema y toda la clase política. Acertó en la estrategia. El electorado, harto y desilusionado de partidos y de un gobierno corrupto, no dudaron en volcarse a favor de López Obrador. La cuestión es que López Obrador ya ganó las elecciones y sigue con su política de ruptura, de un antagonismo irreductible con los opositores. Ciertamente no los reprime, pero no los pela, salvo para zarandearlos. Morena viene a substituir a un PNR, PRM y un PRI, en sus tiempos originales, como un partido hegemónico, sin titubear para imponer un mayoriteo implacable. ¿Qué está pasando? El Presidente ha convertido a la política en un duelo del viejo Oeste, en la calle solitaria camina Kid Peje, con la pistola humeante y gritando ofensas; a su encuentro se dirige Adversarios Bad boys, temblorosos buscan piedras para su resortera. Resultado: las militancias se han radicalizado, y las pasiones exacerbado entre los testigos de este pleito de callejón. ¿Cómo se aterriza esta cerrazón en el que un contendiente sale sobrando? En la entrega pasada destacamos que para su sobrevivencia los partidos buscan alianzas; los empresarios no confían en ninguno de los dos duelistas, a uno por errático y zigzagueante y a otro por debilucho y sin ninguna credibilidad. Por el momento están de franco tiradores y se apuntan para participar en forma más protagónica en la contienda. La peor de las desgracias de la polarización: los niveles de tolerancia del país se han disminuido. Cada día son más los comunicadores que prefieren renunciar ante el tono agresivo y amenazante que se respira. Siguiendo la comparación del Oeste, la pradera está seca y su principal actor de la política, el Presidente, se pasea con la antorcha de la intolerancia encendida.


TRAS LA VERDAD “AMLO: AMBICIOSO, CÍNICO E IRRESPONSABLE”

02 Oct 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

No cabe duda que el Presidente de la República, además de ambicioso, es cínico e irresponsable. Veamos el por qué hago la afirmación, no es pregunta; no, es afirmación. Tal vez resulte ocioso recordar que López Obrador, a pesar de haber cometido varios delitos cuando fue militante priista siempre evadió la justicia, ya como perredista hizo lo mismo, rebasando todas las expectativas cuando fue Jefe de Gobierno. Ni como autoridad se contuvo para seguir delinquiendo, baste recordar las violaciones a varias sentencias de amparo, no solo no las cumplió, violó las ejecutorias y nada le pasó, volvió a evadir la acción de la justicia. Como militante y dirigente de Morena hizo exactamente lo mismo, cometió varios delitos, mas siempre al amparo de la política, nada le sucedió, volvió a evadir la aplicación de la justicia; en este último ejemplo, recordemos la creación del fideicomiso en las elecciones que lo llevaron a la Presidencia de la República, mecanismo que le sirvió para recibir muchos millones de pesos de forma por demás fraudulenta, supuestamente para apoyar a los damnificados, dinero que se fue directo a las manos de candidatos de su partido y los millones de pesos se esfumaron; el INE lo salvó. Sin embargo quedó bien documentado las enormes cantidades de dinero que ilegalmente recibió, nunca se supo cuál fue el origen de los dineros que depositaron en su fideicomiso, las cantidades que personalmente varias personas depositaron en la cuenta, rebasaron lo permitido y los mismos sujetos hacían los depósitos por más de 200 mil pesos, tipo “ratón loco”; en este caso se trató de dinero, no de boletas electorales. Enorme “lavandería”, López Obrador volvió evadir la investigación; dinero sucio que fue a su campaña, no a las manos de los damnificados, posteriormente, de manera por demás infantiloide pretendió justificar el fraude, aludiendo que el dinero lo entregaron en mano a damnificados, expidieron unos simples recibos, lo dijo el mismo López. Así de cínico el Presidente de la República.

Aunque Andrés Manuel López Obrador, no se reconozca como ambicioso, los hechos lo desmienten. Tres veces fue candidato a la Presidencia de la República, si eso no es ambición ¿Cómo puede llamarse? Abandonó las filas del Partido Revolucionario cuando no le dieron candidatura al gobierno de su Estado; crearon, él y otros priistas, con varios militantes de izquierda de otro partido, uno nuevo al que llamaron Partido de la Revolución Democrática, el cual lo llevó a la jefatura del gobierno del Distrito Federal; exprimió al PRD, del cual fue dirigente nacional. Cuando vio cancelada su oportunidad de volver a ser, por tercera vez, candidato a la Presidencia de la República, creó otro partido político, llamado Movimiento de Regeneración Nacional; una vez más, la ambición lo cegó; esta vez, desangrando al partido que le dio la oportunidad de ser Jefe de Gobierno y dirigente nacional. Queda claro que, primero debe cumplirse su ambición, después lo demás. Andrés Manuel López Obrador, jura y perjura que es honesto y por ello no es corrupto: la historia lo desmiente; cuando fue Jefe de Gobierno, su Secretario Particular, recibía enormes cantidades de dinero, las evidencias quedaron grabadas; para construir los segundos pisos junto con Claudia Sheimabum, en el DF, guardaron los expedientes para que nadie supiera el costo de las obras, por supuesto no hubo licitaciones; rampante corrupción, fue a parar a la cárcel su Secretario, López volvería a “lavarse las manos”; lo mismo sucedió con quien fuera su Tesorero, se iba a las Vegas a gastar el dinero, también fue a la cárcel y el hoy Presidente se deslindó de la raterías. Demasiadas coincidencias, López Obrador trabaja con corruptos, pero él no lo es. Sin embargo, al paso del tiempo aquellos corruptos vuelven a trabajar para él, como el profesor René Bejarano, conocido como “el señor de las ligas”, personaje de negros antecedentes que hoy se desempeña para el gobierno de la 4T. Ambición sin límites, acompañada de un buen baño de cinismo. López Obrador no ha tenido impedimentos para cumplir su ambición, ha pasado sobre la ley y las personas hasta lograr, no por inteligente, sino por incisivo, la Presidencia de la República, para conseguirla, hizo alianzas de las más sucias, perversas (con la CNTE, entre otros), que le permitieran alcanzar su objetivo. El Presidente de la República, es mentiroso de grado 43. Miente, miente y miente hasta lograr lo que se propone, así ha venido gobernando estos 10 meses, a base de mentiras, en tanto su ineptitud ha salido a flote. Y si las mentiras no le son suficientes, amenaza para lograr sus propósitos; es el caso de los amparos interpuestos que han detenido sus mega proyectos, como el aeropuerto, la refinería y el tren Maya ¿Sabía usted que su grupo de mafiosos (tiene un grupo especial) amenaza personalmente a jueces para que fallen a favor del gobierno de la 4T? Sí, amenaza a las autoridades judiciales y no hay autoridad que pueda hacer nada. Eso se llama delincuencia organizada. Por eso ha insistido en doblegar al Poder Judicial Federal, promoviendo reformas a su estructura para quedarse con el control de ese Poder, que hasta ahora no ha podido manipular a placer. Es perverso y peligroso el Presidente de la República. Utiliza el pulpito presidencial de las conferencias mañaneras para amenazar, intimidar, ofender a quien se cruza en su camino, luego de ello, lanza un “con todo respeto”; mas la amenaza es pública, abierta, el Presidente se burla de sus “enemigos conservadores”.

Irresponsable en un alto grado ha probado ser el Presidente de la República, no cumple con las responsabilidades emanadas de la Constitución y leyes reglamentarias. La más sentida es no hacer uso de la fuerza pública para evitar la comisión de hechos delictivos, prefiere trivializar las miles de muertes y demás delitos antes que imponer la autoridad que le demanda la sociedad y le exige la normatividad. Varios ejemplos son evidentes de la alta ineptitud de que hace gala ¿Recuerdan los muertos de Tlahuelilpan? Fueron 137 muertos. La tragedia se pudo evitar si hubiese ordenado a las fuerzas armadas evitaran que el pueblo de esa localidad dejara de robar el combustible; en el lugar estaban las fuerzas armadas para actuar, López Obrador nunca dio la orden, supuestamente para evitar una reyerta entre militares, policías y ladrones de combustible. La irresponsabilidad de López Obrador, devino en tragedia al incendiarse, después de varias horas de saqueo de combustible, en el lugar del ilícito; una vez más, el Presidente de la República evadió la responsabilidad, murieron 137 personas. Para salvar su ineptitud y se diluyera su irresponsabilidad, de inmediato giró instrucciones para que ayudaran a las familias de los muertos y a los heridos, ofreció becas en dinero, vamos, como es ya su costumbre, dar dinero para evitar quejas; otras autoridades simplemente dejaron pasar la tragedia que pudo evitarse, Andrés Manuel López Obrador, siendo el indiscutible responsable de los hechos, volvió a evadir la acción de la justicia, habiendo cometido una injusticia La irresponsabilidad es su aliada.

La última de sus cínicas declaraciones, fue dejar la responsabilidad de los disturbios que pudieran ocasionarse mañana 2 de octubre, por aquello de las marchas y desmanes, en manos de la misma ciudadanía; advirtió López Obrador, la autoridad no intervendrá, los mismos manifestantes deberán cuidar que no haya desmanes ni se infiltre persona alguna, a ellos derivó la responsabilidad de la seguridad pública; ni que decir de la inepta de la gobernadora de la CDMX, Claudia Sheimabum, solo repite lo que manifiesta su jefe político, si acaso le agrega que habrá un “cinturón de la paz” ¡Por favor! ¿Qué es eso de cinturón de la paz? Así de irresponsables las autoridades del gobierno de la Cuarta Transformación. Por eso afirmo que AMLO es un cínico, ambicioso e irresponsable. Existen muchas más pruebas para demostrar la aseveración, no es hipótesis, es verdad absoluta.

Héctor Parra Rodríguez


La Cartilla Moral

01 Oct 19 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Hace 75 años, el gran escritor Alfonso Reyes escribió una “Cartilla Moral” dedicada a la formación de los escolares mexicanos, que el gobierno de la República ha vuelto a editar. La edición fue retocada por José Luis Martínez (S/F), ‘en busca de mayor sencillez’, pero sin apartarse de ‘la intención y el espíritu’ del texto. La actual edición abre con una presentación del presidente López Obrador que es muy poco afortunada. Pues que sus primeras líneas nos hablan de ‘la decadencia’ que hemos padecido por la corrupción y la falta de oportunidades de empleo, amén de la pérdida de valores… Y añade que la Cartilla es su propuesta para lograr “el renacimiento” de México. Si la decadencia supone un esplendor, ¿cuándo se dio?; si la pérdida de valores es una verdad, ¿cuándo acompañaron nuestras vidas?; si se busca el renacimiento, ¿cuándo ocurrió la muerte? Como puede advertirse, la palabra es importante y no puede proferirse así nomás.

Pero vayamos al contenido de la Cartilla. Somos hombres porque tenemos conciencia del bien. El bien es el conjunto de nuestros deberes. Desobedecerlos es el mal. El discurso de Don Alfonso se desenvuelve en un plano de universalidad tal que no hay lugar a cuestionamiento alguno, aunque él esté pensando en la sociedad moderna, pues remite el bien a la rectitud, la verdad, el aseo, el decoro, la cortesía, la benevolencia, la laboriosidad. “El bien nos obliga a sí mismos a ser discretos, cultos y educados en lo posible”.

Como el aficionado al helenismo que fue, encuentra en los griegos, particularmente en Aristóteles, su fuente de inspiración. El bien es la virtud; la virtud, la felicidad. Su guía corre de la mano de la “bondad natural” que emerge de un instinto, pero también de la educación. Aunque yo diría que más de la educación que del instinto. Pues que de manera natural, el ser humano no es bueno ni malo: somos vástagos de una historia, de una circunstancia. Así pues, el naturalismo de Don Alfonso no es del todo convincente. Crecemos en un entorno que es nuestra moldura: nos conduce al bien o al mal, a la empatía o a la sociopatía, al amor al otro o a su destrucción. El predominio de Eros o Tanatos, de las pasiones alegres o tristes, son frutos sociales que encarnan aquí y allá, en el cuerpo y el alma de cada persona.

* * *

Y si digo ‘aficionado’ es porque Don Alfonso no conocía el griego. De hecho yo lo sabía desde hace muchos años, cuando Elvira Gascón, magnífica pintora, dibujante y grabadora –amén de entrañable amiga mía–, me lo comentó por lo bajo. Ella, que ilustró la edición del FCE traducida al castellano por Don Alfonso, bien enterada estaba que la traducción procedía de la lengua francesa.

Y vuelvo al asunto de la Cartilla. Dice Reyes que “la moral humana es el código del Bien. La moral nos obliga a una serie de respetos. Estos respetos están unos contenidos dentro de otros. Van desde los más próximos hasta el más lejano”. Y en efecto, van del respeto a nuestra persona hasta la naturaleza, pasando por la familia, la sociedad humana en general y la que nos toca vivir: urbanidad, cortesía, lo cual implica evitar abusos y violencia; respeto a la patria, respeto que es amor, sentimiento solidario, paz y armonía; respeto a la especie humana que redunda en el cuidado de los productos del esfuerzo individual y colectivo.

En términos generales, nada hay de reprochable en esta constelación de respetos. Pero también hay puntos de inflexión: la mudanza del tiempo deja fuera la diversidad del concepto de familia que prevalece hoy día: la monoparental, la que forman parejas del mismo género…; una mudanza que ni siquiera imagina asuntos de la bioética como el aborto, la clonación… En este sentido, la Cartilla, más que una guía para la vida contemporánea, resulta una reliquia, por no decir una antigüalla. Como un precioso vestido de novia hecho de sedas, adornado con perlas pero que no se ajusta a un cuerpo social más opulento. El cuerpo de la abuela era menudito. Y el vestido es sólo relativamente aprovechable. Como la idea del respeto.

* * *

Con su habitual pereza intelectual, AMLO ha desempolvado la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, escrita hace tres cuartos de siglo, y varios sentidos, anacrónica, como ese cruzar de brazos en pleno balcón de Palacio Nacional, una señal masónica al grito de ‘Viva la fraternidad Universal’.

De la Cartilla suscribo la urbanidad, la cortesía, la solidaridad, el respeto al otro. Pero no por recomendación de ese texto, sino porque he tratado que me acompañen esas virtudes a lo largo de mi vida. Pero más allá de lo personal la Cartilla servirá para muy poco. Pues que si consideramos que el educar comienza con predicar ejemplo en mano, el tabasqueño da muestra de todo lo contrario al sentido de la homilía Alfonsina: ¿Será que para él no aplica tal discurso edificante, que por ser quien es, dueño y señor de México, se permite declararlo letra muerta, leña para el fuego? Cada comparecencia matutina es un granero de denuestos: sus adversarios son corruptos, farsantes, conservadores, manipuladores.

Lejos de un Jefe de Estado que busca la paz, declara la guerra por doquier. Me pregunto cuántos críticos de su mal llamada 4 T han puesto a dormir su pluma por temor al nuevo ‘Santo Oficio’.

La Cartilla es sólo un simulacro pacificador, un inútil gesto que el otrora líder laico y hoy aprendiz de teólogo iracundo, tal Calvino, abona en una patria manchada por la sangre que a diario se derrama en el cuerpo de sus hijos. Líquido sacrificial como los de tiempos aquellos, que imaginábamos haber dejado atrás para siempre.

* * *

Sufragio efectivo, no reelección. Respeto a la división de poderes y a los ciudadanos. Sí a la vida y a la libertad de expresión.


Diálogo Queretano / Tribuna Q / Lupa Q / Libertad bajo palabra CRÍTICA Y AUTOCRÍTICA DE LA VIOLENCIA   NOTAS Y NOTICIAS ÚLTIMAS DE SEPTIEMBRE

01 Oct 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

LA RAZÓN DE LOS OTROS

–Los adversarios también tienen razón.

–Por astucia política y por reconocimiento del otro, es preciso tratar de ver y aceptar las verdades y las razones de los otros distintos, cuando las tienen, como nosotros, pues nunca son absolutas.

–Es necesario ceder un poco en nuestros valores, por flexibilidad, sin perder la firmeza. Lo inflexible se rompe y el castillo de la pureza apesta.

LA CRÍTICA DE LAS ARMAS Y SUS CONSECUENCIAS

Elías Orozco Salazar, guerrillero y revolucionario, autocrítica:

–“Con el paso del tiempo veo que tomar las armas fue una vía errónea. Pero estábamos arrinconados y echábamos manos de lo que fuera. Fue sobrevivencia política. No teníamos razón, aunque no lo pudimos evitar. Pero históricamente no era necesario hacer ese tipo de actividad en la que todos íbamos a perder. Se cometieron muchos errores de parte de ellos y de nosotros, pero fuimos víctimas de la polarización que ellos causaron”, Elías Orozco Salazar, uno de los revolucionarios que participó en el frustrado secuestro y el asesinato del empresario Eugenio Garza Sada, el 17 de septiembre de 1973 ( Proceso 2239, “Fue un error la lucha armada, pero éramos jóvenes arrinconados”, reportaje de Luciano Campos Garza, pp. 8-12, cita de la p. 12).

–“Qué bárbaros, qué mal nos vimos” (Ibíd., p. 9).

–“Más que ser valientes o cobardes, este asunto se trató de una juventud arrinconada y desesperada frente a la violencia extrema del Estado mexicano…” (Ibíd., p. 10).

–“No éramos un grupo de bandidos ni de asesinos. Éramos jóvenes revolucionarios arrinconados ante tanta injusticia; no nos quedaba otra que arriesgarnos a lo que fuera, a jugarnos la vida para que hubiera apertura, y creo que sí se fue dando, a un precio muy alto”. (Igual).

–“Tuvimos que luchar por nuestra vía, que además no es nueva. Éramos adolescentes, veníamos de la lucha estudiantil y quisimos pasar a la lucha política grande”. (Igual).

–“Me disculpo con la gente en general, la que vivió el sobresalto y el dolor; con mi familia y mis amigos que esperaban mucho de mí porque era un joven sensato y prudente, y al final ya ves cómo nos orilló la violencia”. (Ibíd., p. 12).

–¿Qué dicen a todo esto quienes aplauden y/o justifican la violencia de izquierda en sus múltiples formas, mientras que ellos mismos difícilmente serían capaces de ejercer y practicar esa violencia radical o vandálica?

–“Fritz Glockner: Hay que reconocerse en la historia para curar las heridas”, Proceso 2239, pp. 12-15.

–“Exguerrilleros exigen el reconocimiento de su lucha, amnistía total y castigo a expresidentes”, Proceso 2239, pp. 15-17.

IDEALES Y DESASTRES

–Sueños e ideales revolucionarios que acaban en el infierno no sólo de uno sino de los otros.

–Uso y abuso de la fuerza pública del poder violando todas las leyes constitucionales y los derechos humanos.

–Malas lecturas de la realidad, por decirlo suavemente, y crímenes y asesinatos atroces de todos lados.

–Porque la fuerza del poder es muy superior a la violencia revolucionaria, su violencia brutal es mayor y sus violaciones a la ley y sus atrocidades son superiores, y ahí queda su impunidad bajo el manto sagrado de la legalidad como una mentada de madre cristiana.

–Frente a las buenas razones de las palabras bien templadas de Diego Fernández de Cevallos (ver y oír su video de Milenio), opongo las imágenes nítidas y sobrias de la película “El Violín” que encuera al sagrado Ejército Nacional Mexicano. Desde los años revolucionarios y el tiempo posrevolucionario las infamias de los militares están documentadas. Se acaba la música y siguen las balas.

LEER EL MUNDO

–Antes de querer cambiar el mundo, hay que leer bien el mundo. Pero no sabemos leer el mundo, nos leemos a nosotros mismos en el mundo. Somos parte del mundo, claro, pero no somos todo el mundo. Eso hizo Marx: leer el mundo, interpretarlo. No hizo otra cosa. Y acertó y se equivocó. Dejó un método y una concepción de mundo, no una ideología vuelta religión.

–Recogí los dos libros que me dejó Rodolfo en la Zacatecana: uno sobre la corrupción del poder de Zaid y el otro sobre El Cid de Pérez-Reverte. Mil gracias. Ya los hojeo y saboreo.

–Mi Tarjeta para el Bienestar en Efectivo sigue sin ser activada. Mucho tiempo para ser recogida y más tiempo para que sea activada. Así las cosas, amigos. Espero no estirar la pata esperando.

La opinión de Diego Fernández de Cevallos:

VIOLENCIA REVOLUCIONARIA y VIOLENCIA DE ESTADO

Escucho, reflexiono, miro hacia todas las partes (guerrilleros, empresarios, militares, gobierno, Estado), pienso en la buena y mala lectura de la realidad, la lucidez y la simplificación, y suspendo el juicio dubitativo y doliente. / Q, Presidentes, México, lunes 30-IX-2019.

La opinión de Diego Fernández de Cevallos:

— “ La Transformación de Cuarta, con sus ideas de izquierda, deben tomar en cuenta que también hay idealistas de derecha perdidos en su mente que son capaces de atrocidades. Y los de derecha, también matan.”

–“El gobierno de México, voluntaria o involuntariamente, está llamando a la violencia”.


EL JICOTE “PRIMER INFORME. EL ERROR”

01 Oct 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

México parece vivir el peor de los mundos en la convivencia política. Por un lado el voluntarismo de López Obrador, quien considera que con una simple frase cambia la realidad y que 35 millones de votos le otorgan una carta en blanco para hacer de la política lo que considere su voluntad personal. Por otro lado, el voluntarismo de los opositores, quienes todavía no terminan de asimilar el triunfo abrumador del Presidente y actúan como si para ser de oposición bastara con obstruir las políticas presidenciales y poner piedras en el camino a los proyectos de gobierno, y eso bastará para ganar las próximas elecciones. Tiene razón el Presidente cuando afirma: “Lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados…Están moralmente derrotados porque no han tenido oportunidad de establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último periodo neoliberal, caracterizado por la prostitución y el oprobio, que se ha convertido en una de las épocas más vergonzosas en la historia de México”. Lo que no observa López Obrador es que la verdadera oposición no está exclusivamente, ni siquiera la oposición más fuerte, en los partidos políticos, sino en la clase empresarial. El Presidente parece guiarse por la idea de que ya vencimos a los partidos tradicionales y todo el poder se nos ha dado y seguirá dando por añadidura. Error, de principio los empresarios sí están conscientes que para derrotar al gobierno, lo primero es representar ante la sociedad una opción diferente a las políticas de López Obrador. No es circunstancial que su proyecto de trabajo se denomine: “Alternativa por México”. Los empresarios tienen una estrategia clara de agenda política y una táctica específica, la que incluye para impulsar su proyecto reclutar a mil 320 líderes. La organización promotora es la Confederación Patronal de la República Mexicana, la Coparmex y su presidente Gustavo de Hoyos. Los partidos y una clase política ya jubilada, incluyendo a los ex presidentes Fox y Calderón, coinciden en la necesidad de formar un frente amplio, lo que más distrae este movimiento es la elección de liderazgo y no la alternativa política frente a la cuarta transformación. Dan la impresión que su bandera es simplemente quítate tú para que me ponga yo. López Obrador, y creo que es un grave error, mantuvo en su informe lo que le sirvió en su campaña para ganar votos, en lo que llamaría Ortega y Gasset, su majestad: el odio. El que explotó en todas sus vertientes: rencor, rabia, indignación, resentimiento, despecho, furia. Mantuvo en su Informe su visión binaria de la realidad: son “ellos” y somos “nosotros”. El país dividido entre buenos y malos, entre policías y ladrones, morales e inmorales. Su intolerancia se ha reflejado en una oposición a la que ha reducido a un papel meramente testimonial, que no tiene ninguna trascendencia en las políticas públicas. Si López Obrador mantiene la cerrazón, la polarización y el desprecio a los partidos de oposición, abona el camino al poder a los dueños del dinero. El Presidente no parece darse cuenta para quién trabaja.


EN DO MAYOR.

30 Sep 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Solamente un suceso fue capaz de lograr una pausa en las enardecidas redes sociales, donde la indignación, insultos y comentarios perduraban un día después de los fuertes hechos de vandalismo ocurridos el viernes 27, durante la marcha por Ayotzinapa: la muerte del cantante José José.
La noticia de su fallecimiento ocurrida este sábado, cimbró a las generaciones que venimos de un México gobernado por Gustavo Días Ordaz y la industria de la radio y televisión se ceñían al gobierno en turno. José ( Pepe ) Sosa, un jovencito cuya extraordinaria voz fue reconocida desde siempre por su calidad fuera de serie, pero poco comercial y, por ende, poco difundida en ese entonces.
Cuando la carrera artística de José, Pepe, Sosa despuntó, fue en los 70s. Díaz Ordaz y la matanza de Tlatelolco era una herida abierta y viva aún. Luis Echeverria en el poder mostraba ya sin disimulo alguno su verdadero rostro de crueldad. En este contexto irrumpe ya como José José, el joven de talento sin igual cuya fama lograría alcances internacionales.
La huella que dejó en generaciones de jóvenes que abrazamos el romanticismo al compás de su voz y sus canciones , se hizo presente tan solo al saberse su muerte. Las redes sociales reflejaron las variadas manifestaciones de despedida. Ya no hubo más tema que José José por el resto del día.
Hasta antes de conocerse la noticia de su fallecimiento, en las redes los insultos y acostumbrados denuestos se centraban en el enemigo favorito de esta administración y sus incondicionales : “Los Conservadores”. El espacio virtual , desde hace tiempo enrarecido a causa de la procacidad, la fiereza en el lenguaje hacia quienes ya el mismo Presidente de la República, fiel a su costumbre, alude cada que puede. Esta vez los señaló de estar atrás de los actos vandálicos que se dieron durante la marcha.
Ante la noticia de la muerte del cantante, se hicieron a un lado las inquietantes, por violentas, imágenes de los provocadores que arremetieron contra espacios significativos por su riqueza arquitectónica y por su función y simbolismo. Penoso ver a los comerciantes del primer cuadro armados con tubos y palos, haciendo frente común a la amenaza de vándalos que intentaron entrar a sus comercios para realizar pintas y más destrozos. Otra de las agresiones : la de los jóvenes quemando librerías en Avenida Juárez, gritando “¡leer es para burgueses!”. Nuevamente la ausencia del Estado para poner orden a esta situación, es por demás preocupante. Y nuevamente, igual que ayer, el hoy Presidente echando culpas a los otros. Hace años el menosprecio a la marcha por la paz cuando él era Jefe de Gobierno de la Ciudad fue evidenciado con una frase: “eran fifis”. Los del pasado viernes 27, eran – según dijo- infiltrados enviados por “los conservadores”…¡Uffffff, Niniane ….uffff!
No pueden ser más irresponsables los señalamientos del Presidente y las respuestas de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien no sale un mínimo de su consabida frase: “no caeremos en provocaciones”. En un ambiente tan exaltado en las emociones que no deja espacio para que se imponga el sentido común, resultan graves estas actitudes de quienes tienen la responsabilidad con una ciudadanía que se ve vulnerada frente a hordas de vándalos que – sin duda- responden las órdenes de vaya usted a saber quién o quiénes.
Pero no cabe duda alguna que si el avispero anda alborotado es a causa de las constantes alusiones que el Presidente hace a sus enemigos favoritos. Y las respuestas que dieron sus incondicionales a través de las redes se sintetiza en una frase : “Los conservadores, fueron ellos. Están provocando al gobierno para desestabilizarlo…”.
Lo que hay detrás de todo esto es preocupante. La narrativa del Presidente de este país , de culpar a los otros, es el recurso facilón e irresponsable. Habla de una carencia de herramientas individuales que encuentran en el campo de lo político la más baja expresión.
Cabe preguntar: si -como señalan sus seguidores – los Panistas están detrás de estos grupos que alteran el orden ¿por qué arremeterían contra negocios de empresarios? Si leer es para burgueses ¿por qué la quema de librerías? Si los Panistas son – como también se dice- mochos y doblemoralinos- ¿ cómo se le puede llamar a un gobierno que como oposición fue feroz, denostadora y tiene más de 20 años operando en una ciudad cuyos vericuetos geográficos y humanos ellos conocen y en cuyas colonias la violencia, los asaltos no dan tregua a la ciudadanía? ¿Qué les detiene para poner orden? Si -como tantos de nosotros y ellos señalan, con razón – los gobiernos Priistas fueron los corruptos de la historia ¿por qué hay opacidad en esta administración y no se sabe dónde está el dinero de los recortes de los programas que hasta hoy han hecho y continúan haciendo sin miramiento alguno ? ¿Es verdad que mucho de esos recortes tienen como fin ahorrar dinero para destinarlo a la compra de apoyos para el voto? Y dos preguntas más: ¿No está entre las potestades y obligaciones de un gobierno el poner orden e impedir la destrucción? ¿La omisión a los actos que presenciamos, no es una manera de alentar la violencia?
Quién siembra dudas hacia los otros cosecha también para sí las de otros. Y hay quienes se preguntan si esos grupos de choque pertenecen a la izquierda ultra, donde ubican al gobierno de hoy. La duda sobre los nexos de estos grupos con gente que blinda al Presidente, están también del otro lado. ¿Dónde -entonces- el punto de encuentro para salir de una vez por todas de esta forma arcaica de hacer política en un país lastimado ya por tanta violencia?
¿YA LO PASADO…PASADO?
En este contexto surge la noticia de la muerte del interprete. Ardieron las redes en homenajes al recuerdo de quien caminó por la vida cantando con esa voz maravillosa, impecable, única y un carisma que le abrió las puertas de la fama en los tiempos donde las familias se congregaban frente al televisor. Raúl Velasco era la figura en cuyas manos se decidían los destinos artísticos. La radio difundía las canciones del momento. Los discos de acetato , llamados “long play” ocupaban las salas de la casa, encima de tornamesas o consolas. Los rumores de que corría alcohol y droga en la televisa de entonces, no existían. No hacia afuera, por lo menos. Pasado el tiempo, veríamos y sabríamos lo que sabemos.
José José entró a un medio que lo atrapó entre sus falacias y que enfrentó perdido en el alcohol . De allí salió desnudo frente a un público que se solazaba en el cotilleo y los chismes faranduleros. Lenta caminaba la critica hacia el sistema político. Se coqueteaba con la libertad. Se avanzaban dos pasos, se retrocedía uno.
Saltaron este sábado letras de sus canciones. Se compartieron momentos vividos en esa época donde su impecable voz acompañó romances, rupturas, encuentros, desencuentros. Aquel joven de portentosa voz , nacido dentro de una familia tan característica de nuestra mexicanidad ( alcoholismo, abandono, sumisión femenina, maltratos, disimulos) fue acogido sin más en ese ambiente farandulero, tan fascinante como enceguecedor, para muchos . Fue una de las figuras más queridas, pero también usada para depositar en él los fantasmas voraces que rondan a las sociedades siempre prestas a sumergirse en las emociones y encuentran acomodo en quienes ceden a la vorágine de las demandas que los otros les dictan. Uso cuando están en la cúspide. Desecho cuando van en picada.
El prodigio de su voz atrapó y garantizó su permanencia durante años en el público, pero después resultó doloroso verle y saberle sostenido en ese show de mal gusto en que se convirtió su vida. Dicen que la fama atrapa. El ya no pudo vivir sin ella. Y a fin de mantenerse allí, él mismo y quienes le rodearon, hicieron de su vida ese show descarnado, lastimoso. Buitres del dolor aletearon a su alrededor posando junto a él en los momentos propicios.
Para los que nos despedimos de él hace tiempo, su muerte no fue noticia. Si acaso un DEP y un rescate significativo de títulos de canciones a manera de respetuosa despedida.
“ Esta es una de esas noches en que Estados Unidos suena como si fuera dos países distintos; millones de Latinos y latinoamericanos están cantando canciones de José José y el resto del país puede que no tenga idea de quien era”, escribió Jorge Ramos, ayer por la noche, mientras aquí, en México, se pasaban imágenes de gente reunidos en su natal colonia, Claveria, donde está una estatua. Los cantos de acordes desafinados , pero con mucho sentimiento se reunieron allí. Las convocatorias para cantar sus canciones, claro está, acompañados de alcohol , circularon en las redes. El espectáculo grotesco en que , a veces, se convierte el drama en México, no tiene igual. Así despidieron a quien dio tanto con su voz y mostró y permitió a otros mostrar el tormento interno que fue su vida.

Este domingo , el oportunismo político se hizo presente en un tuiter:
“ La mejor manera de hacerle homenaje a José José, símbolo de nuestra Ciudad, es abriendo el micrófono para que la ciudadanía cante sus canciones.
Los invitamos el 4 de octubre al #ViernesDeKaraoke en el kiosko de la Alameda Central para conmemorar al Príncipe de la Canción”, escribió Claudia Sheinbaum en un tuiter.

Ojalá que lo que venga , sean recuerdos u homenajes dignos de su dimensión como artista y le sea dada la paz a su memoria. Una paz, por lo que se sabe, nunca lograda.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


TRAS LA VERDAD “GRANDES MENTIRAS DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR”

29 Sep 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Ha quedado demostrado que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es un mentiroso compulsivo, tal vez sufra del trastorno de la mitomanía, problema mental que requiere tratamiento psiquiátrico. Si se tratase de cualquier persona no sería mayor problema, lo serio del caso es que hablamos del Presidente de la República y sus grandes mentiras generan serias perniciosas consecuencias en la vida del país, las más de las veces perjudiciales para millones de personas, ese es el verdadero problema. De ahí que estimé importante traer a esta columna solo algunas de las más de mil mentiras que ha externado no solo en sus conferencias mañanera, también fuera de ellas, López es adicto a pretender cambiar la realidad de los hechos, crea sus “propias historias”, lo que conlleva a influir en la voluntad de los millones de sus seguidores que creen a pie juntillas, las mentiras del Presidente, los engañados generan otra realidad que dista mucho de la verdad, defienden las mentiras de Andrés Manuel López, general toda una historia para sustentar la mentira que, como supuesta verdad, lanzó López Obrador, para defender la mitomanía, muchas mentiras rayan en la ilegalidad; pero, como se trata del Presidente, pocos son lo que se atreven a desmentirlo, como ha sido Claudio X González (hijo) y el grupo de asociaciones civiles que valientemente se han sumado a la defensa de la verdad, incluso acudiendo a las instancias judiciales para soportar la veracidad y combatir las mentiras de Andrés Manuel López Obrador, quien no queda satisfecho y contraataca para defender sus mentiras, haciendo uso del “poder presidencial” de manera por demás cínica y abusiva; él mismo confiesa ser “terco”, luego entonces procede a defender su mentira. Si se tratase de cualquiera otra persona no trascendería; pero, insisto, lo grave que hablamos del Presidente de la República, esa condición vuelve sumamente peligrosa y dañina la mentira presidencial.

Una de las más grandes mentiras de Andrés Manuel López, es y ha sido el haber creado una ficción con el vaso de lo que fuera el lago de Texcoco. Inventó que en ese lugar había agua, flora y fauna en la zona lacustre, había que defender a toda costa la agresión de que era objeto por la construcción del aeropuerto en el vaso de Texcoco. Sus seguidores, por supuesto le creyeron, unos por ignorantes, otros por perversos igual que el mismo Andrés Manuel. Por orden presidencial se detuvo la construcción. Acompañó su mentira con más artimañas, las falacias se incrementaron; argumentó que los empresarios que participaban en la construcción eran unos corruptos, coludidos con las autoridades neoliberales (su desgastado discurso) para hacer millonarios negocios al amparo de la corrupción. Ninguna de las dos afirmaciones resultaron ciertas.

El lago de Texcoco, en épocas precolombinas, formaba una conexión con los lagos de Chalco, Zumpango, Xaltocan y el de Xochimilco. Desde entonces causaban problemas de inundaciones, por lo que en 1606 empezaron a construir diques y desagües para irlo desecando, en 100 años casi lo secaron. Incluso Lucas Alamán, en 1824, promovió la desecación del lago de Texcoco. En los años 50as debido a las intensas lluvias volvió a acumular agua, pero por órdenes del gobierno federal se construyeron acequias para desahogar el lago. Vamos, incluso en el gobierno de Porfirio Díaz, se volvió a promover el desagüe, por lo que la mancha urbana literalmente empezó a comerse el terreno de los lagos, incluyendo el de Texcoco. De tal suerte que en el año de 2014, cuando se proyectó en ese lugar la construcción del aeropuerto ya no había agua, si acaso algunos encharcamientos en tiempos de lluvias. El Presidente de la República, López Obrador por supuesto, urdió una gran falacia para tratar de soportar la teoría de la existencia del lago y necesidad de suspender la obra. Una mentira que quedará para la historia. Por eso le urgía al Presidente de la República inundar parte de lo que fura el vaso del lago, así las cosas ordenó a Conagua, inundara el lugar, para que quedara bajo el vital líquido todo lo construido para intentar demostrar que sí había agua, de paso desaparecía la enorme obra que hoy se encuentra construida, como es la torre, una de las pistas de aterrizaje y más obras. Pensaba gastar suma millonaria por su capricho, con la loca idea de rescatar el lago. La oportuna interposición de los juicios de amparo, echaron por tierra lo aseverado por López Obrador, Claudio X González y demás organizaciones de la sociedad civil, tienen por lo pronto la suspensión definitiva a favor para que no se afectara la obra, falta la sentencia de fondo. Legalmente cabe la posibilidad de que se continúe la obra, si la autoridad judicial federal así lo ordena, con base en lo promovido por las organizaciones de la sociedad civil.

La negra historia creada por el Presidente Andrés Manuel López, de la existencia de una gran corrupción en esa mega obra, nunca la ha podido probar, nada ha demostrado; su gobierno ha tenido que indemnizar a los inversionistas, los miles de millones de dólares han tenido que ser pagados, más sanciones por el incumplimiento. A los empresarios de la obra, antes señalados como corruptos, les ofreció similitud de obra de construcción en el aeropuerto del capricho del Presidente, el de Santa Lucía. Hubo un daño millonario al erario por la pésima decisión de Andrés Manuel López Obrador, quien a pesar de haber sido descubierta su mentira, insiste que la construcción del aeropuerto de Texcoco no era la idónea, que se iban a hundir las pistas por aquello del lago que dejó hace muchos años de existir. Menos reiterativo, pero cada vez que puede insiste en que hubo mucha corrupción en esa mega obra; más nunca hubo denuncia alguna, jamás acusación en particular que, al menos, intentara demostrar que su mentira era verdad. Para colmo del cinismo, uno de los empresarios multimillonarios, Carlos Slim, dentro del grupo de los supuestos corruptos, es ahora asesor del Presidente y le ha empezado a dar obras importantes el gobierno de la 4T. Quedó demostrada, a plenitud, la gran mentira del Andrés Manuel López Obrador. Si se reinicia la obra de Texcoco, López Obrador estaría en libertad de hacer negocio con nuevos empresarios y él se queda con todo, como en el juego de la “pirinola”.

La obra del tren Maya, otra enorme mentira que ha quedado al descubierto. El Presidente juró que no se afectaría la selva del sur de México, por donde pasará la vía del tren. Falso. En más de 300 kilómetros de la línea por donde pasará la vía, no hay vía; así que, si se necesitan 40 metros de ancho (solo por esos poco más de 300 kilómetros), serán más de 12 millones de metros cuadrados de selva virgen que será destruida para dar paso a las vías del ferrocarril, más el espacio para las maniobras de otros 20 metros (al menos), se suman otros miles de metros más; la suma rebasa los 18 millones de metros cuadrados de devastación de la selva en la que se albergan cientos de especies de animales. López Obrador, afirmó que ya tenía los permisos correspondientes; todo resultó falso, de ahí que la obra se haya retardado, no tenía permiso de autoridades ni de los dueños de tierras que serán afectados por el paso del tren, quienes por supuesto se han mostrado sumamente inconformes. A ello debemos sumar al llamado Ejército de Liberación Nacional, quienes amenazaron al Presidente de impedir la construcción de las vías del ferrocarril; por eso el mismo López Obrador, hizo lo propio y los amenazó. Gran mentira del Presidente de la República, que no tiene forma de soportar la veracidad de su dicho. Todo cayó por su propio peso.

Continuaremos comentando con ustedes, en otras columnas, más de las mentiras “institucionales” del Presidente de la República, lo que resulta sumamente delicado dada la ligereza con que miente, además de pretender convencer a los mexicanos de que, su mentís, es verdad. Esa conducta refleja con claridad meridiana una enfermedad mental que debe ser atendida por los especialistas en la materia, los psiquiatras para ser exacto, antes de que cause más problemas de los ya generados. Solo refiero brevemente la última escandalosa mentira del pasado 26 de septiembre, al haber calificado a los anarquistas de conservadores, anarquistas que causaron intencionalmente daños materiales valuados en millones de pesos. De mal en peor López Obrador. Ahora resulta que los anarquistas son conservadores, sin duda alguna se trata de una nueva tesis política que no ha sido demostrada.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “LA 4T TAMBIÉN LUCRA CON LA MUERTE”

27 Sep 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Ayer se cumplieron 5 años de la masacre de 43 estudiantes normalistas, “cachorros de la CNTE”. Desde entonces, los normalistas no han cesado en culpar al gobierno federal, no al municipal ni al estatal; no, al federal, como el responsable del homicidio colectivo de los estudiantes quienes previamente, por la noche de aquel 26 de septiembre, habían robado autobuses para trasladarse a la CDMX y participar en los tradicionales desordenes del 2 de octubre del 68. Los estudiantes robaban productos menores para abastecerse de alimentos para el viaje, fueron confundidos con banda de delincuentes; hay quien afirma que, en uno de los autobuses había droga del “cártel de los Rojos”, razón fundamental por la cual fueron detenidos por la policía municipal de aquella localidad, policía coludida con el cártel. Después de la detención de los estudiantes que habían abandonado la norma Isidro Burgos, lugar de estudio, fueron masacrados por los narcotraficantes, quemados sus cuerpos hasta convertirlos en cenizas y lanzados los restos a un pequeño río para desaparecer cualquier vestigio. Las investigaciones de la Procuraduría General de la República (de entonces), llegaron a esa conclusión después cientos de pruebas e indagatorias de rigor, que los jóvenes fueron asesinados e incinerados. Los padres, ya asesorados por grupos de izquierda, disidentes al gobierno federal, principalmente de la CNTE, han aprovechado la situación para convertir en “mártires” a los estudiantes, echando culpas al gobierno federal; han generado, desde aquellos días, un verdadero movimiento político explotando el asesinato de los normalistas; recorrieron toda la República Mexicana, en demanda del esclarecimiento de los “desaparecidos” (los muertos); incluso recorrieron varios países para sumar simpatías, siempre culpando al gobierno de Enrique Peña Nieto. Inculparon sin cesar al Ejército Mexicano, como autor material de la desaparición de los estudiantes; “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, desde entonces representa la frase de lucha política de los disidentes. Han adoctrinado a los padres de familia para convertirlos en activistas del movimiento. Solo ellos saben de dónde han obtenido tanto dinero para recorrer miles de kilómetros en demanda de la aparición de los estudiantes asesinados ¿A qué se dedican? ¿Quién los subsidia? Cinco años manteniendo la “lucha” por la aparición de los muertos.

Ahora que el gobierno federal es presidido por Andrés Manuel López Obrador, han capitalizado el mismo movimiento, lo patrocinan, lo promueven y lo alientan. Han destinado cientos de millones de pesos para el movimiento, disfrazando los recursos como apoyo para la investigación de los desaparecidos; han creado una fiscalía especial para la investigación y Alejandro Encinas, que nada sabe de derecho penal, atiza políticamente la supuesta “búsqueda de los muertos”, llegando al absurdo de declarar que ya sabían en dónde estaban los “muchachos”, se localizaban en Guerrero. Mentira imperdonable. Así otro engaño institucional del mismo gobierno. Con el aniversario de la muerte de los estudiantes, realizaron diversas ceremonias, como la apertura de la tribuna en la Cámara de Diputados, para exigir la aparición de los muertos y los gritos de consigna, no sin antes levantar la mano izquierda (frente a la tribuna), símbolo izquierdista de los activistas. La evidencia del movimiento político sobre los cadáveres de los 43. El púlpito presidencial, también sirvió de escenario para dar cuenta de los trabajos sobre la supuesta búsqueda de los “desaparecidos”, de los muertos; el Presidente de la República, Andrés Manuel; Alejando Encinas, Sub Secretario de Derechos Humanos y el Fiscal Especial, Omar Gómez Trejo, dieron cuenta de los supuestos avances en la nueva investigación. El mismo Presidente alentando las esperanzas de localizar vivos a los muertos.

El mega escenario que montaron sirvió para exigir la presencia de autoridades de la pasada administración, muchos de ellos, dicen, serán citados a declarar en la nueva investigación que realizan, empezando desde “cero”, para esclarecer los hechos ¿Y los procesados por ese delito? ¿Y el Fiscal General? Alejandro Gertz Manero? Simple títere del gobierno de la 4T, calla y otorga. Pretenden llamar a declarar, incluso, al Presidente Enrique Peña Nieto, de ser necesario, si le resulta citación.

Toda la parafernalia confirma el cinismo del movimiento político, que han montado y es aprovechado por Morena, ahora gobierno, por supuesto por Andrés Manuel López, que a todas va; en este caso no ha manifestado “Fuchi ni Guacala” en contra de quienes cometieron el atroz crimen de los 43, no puede, sepultaría el movimiento y desean mantenerlo vivo mientras les sea útil. El nuevo gobierno teje su “propia verdad histórica” del caso. Ahora ellos mandan. Nuevamente involucraron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, secuaz de la izquierda, para sumarse a los trabajos de investigación. Una de las madres de los estudiantes asesinados confesó públicamente que ella no cree en ninguna prueba científica, ella quiere de vuelta a su hijo vivo. Bajo esta voluntaria y necia tozudez, es imposible que crean en la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República. A ellos no les interesa la verdad, quieren vivo el movimiento, por eso lo prolongarán durante todo el sexenio, lo mantendrán vivo; incluso lo utilizan como herramienta político electoral en contra de la oposición ¡Imposible dejar que muera el movimiento y los estudiantes deben estar vivos en algún lugar!

¿Recuerdan la masacre de las 72 personas en San Fernando Tamaulipas? Asesinaron a 58 hombres y 14 mujeres, en el mes de agosto (22 o 23) de 2010. Nadie se acuerda de ello, los responsables quedaron en el olvido ¿Por qué no explotó al igual que la masacre de los 43? Simple, no hubo políticos con el interés de explotar la muerte de 72 personas que fueron “fusiladas” en un local. Sin embargo, la CNTE, es un verdadero brazo político magisterial, molesta desde entonces la coordinación magisterial, inconforme y cómo no, les mataron 43 “cachorros”, además han aprovechado oportunamente el asesinato colectivo, en tanto que el gobierno federal que encabezó Enrique Peña, no supo como terminar con el asunto, por el contrario, obedeció todo lo que le ordenó la disidencia, incluso pagó muchos millones de pesos a la CIDH, para que se involucrara como enemigo en las investigaciones; desdeñaron los resultados científicos de la Universidad de Insbruck, Austria, análisis en donde determinaron que los restos de 2 de los incinerados correspondían a 2 de los estudiantes, tampoco creyeron en la confesión de los asesinos y coparticipes, nada los dejó satisfechos; casi 200 detenidos, hasta ahora procesados (muchos de ellos liberados por deficiencias en la investigación); nada les importa. Por eso el gobierno de la 4T, se ha subido en la muerte de los 43 para continuar explotando el homicidio colectivo. El espectáculo mediático de ayer lo dice todo. Incluso sirvió de escenario para que un grupo de anarquistas hiciera su aparición y causara millonarios destrozos en la CDMX, sin que la autoridad interviniera ¡El caos institucional en plenitud de perversidad!

Héctor Parra Rodríguez