Tríptico

13 Nov 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Van dos textos-archivos juntos: el México “caótico y siniestro” del sociólogo Efraín Mendoza Zaragoza y un llamado ciudadano de este palabrero. Luego los separo y hacen tres.

Octavio decía que José Emilio veía preferentemente el lado oscuro de la realidad. ¿Octavio sólo veía el lado solar? No, su mirada era luminosa y subterránea, lunar y solar. Nadie como él, entre nosotros, encarnó el abrazo de los contrarios. Creo que era lo que más reconocía Carlos Monsiváis de Paz. En su última intervención en público antes de morir, el día de la Fundación Octavio Paz que ya no existe, el poeta quiso ver y vio el México solar entre las nubes grises. *

¿Andrés Manuel López Obrador, sus detractores y sus admiradores representan la luz y la oscuridad pero separadas, poniendo toda la luz de un lado y la inmensa oscuridad del otro?

El Gobierno de AMLO camina, legítimamente, con pros y contras, ¿entre los detractores empecinados y los partidarios y admiradores duros y suavecitos?

¿Dónde estamos, de dónde venimos y a dónde vamos? (JF).

____________

* Las palabras improvisadas el 17 de diciembre de 1997 fueron recogidas en texto y bautizadas como “Nube y sol”. (Anuario de la Fundación Octavio Paz 1999-1. Guillermo Sheridan, Ciudad de México, 1999).

Llamado ciudadano

Como ciudadano, hago un llamado a los ciudadanos de todos los colores y tendencias, apasionados y escépticos.

No hay que dejar que las cosas lleguen a tanto.

En toda sociedad moderna conviven personas con ideas, creencias y costumbres diferentes. La uniformidad hace una dictadura.

No llevemos al extremo las diferencias y cuidemos los límites de la disputa democrática. Romperlos es pasar a la agresión física y verbal.

Expresemos mejor y con más altura nuestra crítica a los contrarios, aceptando que los otros tienen el mismo derecho de ejercer la crítica sobre nosotros. Es de ida y vuelta, hacia abajo y hacia arriba.

Sin sacarnos los ojos ni el corazón.

No todo es relativo pero tampoco hay verdades absolutas (salvo morir).

La hora es delicada. No rompamos la liga mexicana, como sucedió en Chile en 1973, viene sucediendo en Venezuela y sucede ahora en Bolivia.

Nadie gana en la guerra civil. Todos perdemos.

¿Podemos comprender esto?

MOCTEZUMA y CORTÉS, el tlatoani y el conquistador

Yo no sé si Moctezuma fue un cobarde frente al conquistador del otro imperio. Si fue muerto acusado de traidor por los mismos indios o por los españoles cuando éste ya no les servía. Si el malinche Hernán Cortés es el primer enemigo identificado de nuestra historia, cargando todos los males habidos y por haber.

Algunos especialistas afirman, en estudios recientes, que el dubitativo emperador Moctezuma lo que intento hacer fue negociar con Cortés para evitar la destrucción del imperio mexica. No lo consiguió y murió. Siguieron al frente los tlatoanis Cuitláhuac y Cuauhtémoc, su hermano y su sobrino. Quienes fueron a la guerra total (quizá ya no había otra alternativa), y fueron derrotados, aplastados los mexicas y destruido el imperio, la gran ciudad de Tenochtitlan. Cuitláhuac murió en la peste de viruela y Cuauhtémoc fue ahorcado.

Si la transición del imperio mexica al imperio español se hubiera dado con Moctezuma, piensan algunos especialistas, tal vez la destrucción de la gran Tenochtitlan no hubiera sido total, como fue.

PALABRERO

Sigo palabreando lo mejor posible en esta hora crispada y envenenada por las diferencias políticas.

Sin renunciar a la conciencia y la mirada crítica, hacia todos lados, mas procurando entender las cosas, no tirando balazos verbales.

No sé si logre algo, aunque sea poco.

Me siento cansado pero todavía entero, sin esperanza pero con ánimo, con menos energía pero toda puesta en mis palabras.

No soy la voz de la tribu (JEP), sino un latido del tiempo, una vibración (PAZ), un desvarío.

Con mis saludos de luz viva, falible y mortal.

-Nada los desengaña, el Peje los ha hechizado

“Caótico y siniestro”, Efraín Mendoza Zaragoza ,

Voté por Andrés Manuel López Obrador. En 2006. En 2012. En 2018. Y si se abre la consulta de revocación de mandato votaré, por supuesto, porque continúe al frente. Votaré no por el caudillo ni por el mesías ni por el hombre apasionado, votaré por el proceso que abrió, que encabeza y encarna con toda vitalidad. Un proceso lleno de impurezas, lleno de equívocos, lleno de trompicones, pero un proceso genuino y potente, al que se le resisten núcleos poderosos, visibles e invisibles, que con tal de darse a sí mismos la razón festejan puerilmente sus tropiezos.

¿Qué querían sus detractores? ¿A un dios o a un santo sin defectos? Esos están en los cielos y no en el mundo. Tal vez querían a un mudo. No está de más recordar el repudio que cosecharon las otras opciones: 78 por ciento el PAN y 85 por ciento el PRI. Así lo resolvió el electorado no por ser pueblo bueno y sabio, sino por haber llevado al tope el aguante social ante la exasperante acumulación de abusos e incompetencias. Con la eliminación de los privilegios de las élites y la transferencia de riqueza hacia los jodidos, que ya están en curso, mi voto está más que satisfecho. Con que durante el sexenio se coloquen firmes cimientos para la paz y una nueva economía, con eso me es suficiente.

Con agresiva candidez, no pocos lo acusan de polarizar al país. El presidente no polariza, es él mismo un síntoma de una polarización múltiple y compleja, anterior a su presidencia y por la que, de en buena medida, se explica su ascenso al poder. Le hace un útil servicio al país ese político que pone las cartas sobre la mesa y ejercita entre sus métodos la explicitación del conflicto y las contradicciones que están en la base del orden social.

Que la opinocracia lo masacra ad nauseam , todos los días y a todas horas, eso parece. Los medios tampoco son vírgenes puras, son voceros de los intereses de sus dueños y patrocinadores. La mayoría de los medios renunció al periodismo y sirve a causas que sería benéfico explicitaran. Deberían rendir ante sus lectores su 3de3. Bien vistos, más allá del tonito arrogante y el severo juicio que deliberadamente pasa por alto el terrible legado sobre el que se fundó el actual gobierno, pueden ser útiles al proyecto transformador al exacerbar la vigilancia, incluso sobre los agentes de la transformación.

Más allá de eso, pensemos en la novedad de lo que estamos viviendo. En medio del vendaval y del vértigo que trae consigo todo cambio, es preciso recordar lo que el siglo pasado escribió William Burroughs a Kerouac: “México no es sencillo ni festivo ni bucólico. Es un país oriental en el que se reflejan dos mil años de enfermedades y miseria, degradación y estupidez, esclavitud y brutalidad y terrorismo físico y psicológico. México es siniestro y tenebroso y caótico, con el caos propio de los sueños. A mí me encanta”. emendozaz@hotmail.com

El sociólogo. Liga del audio:

https://www.facebook.com/presenciauni/videos/1544919442316250/

EMZ / Palabrero:

–La posición clara y enérgica de un lado, sin ningunear ni exterminar al contrario. Si borráramos a todos los malos, ¿cuántos buenos quedarían? El poder político tiene el poder legal para proceder legalmente, si tiene las pruebas en la mano, no con toneladas de palabrería sin consecuencias. Más que el linchamiento mediático. Pienso, cordialmente. Q, noviembre 2019.


TRAS LA VERDAD “FRAUDE MAQUINADO EN EL SENADO ¿RECULA MORENA?”

12 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Inició el proceso electivo en el Senado de la República, el pasado 30 de octubre, para designar al titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; de la primeras 2 votaciones, ninguno de los tres propuestos logró votación calificada de las dos terceras partes de los senadores presentes. Debido a ello, convocaron para el jueves 7 de noviembre, para llevar a cabo la tercera ronda de votaciones entre los competidores Arturo Peimbert, Jesús Orozco y Rosario Piedra. Es esta sesión tampoco lograron la mayoría calificada, por lo que el coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal Ávila, “maquinó el fraude electoral”, pensando que pasaría sin ser notado por los senadores de las demás bancadas; no contaba con que sería filmado cuando depositó su voto en la urna, filmación que se volvió “viral” en las redes sociales, en la que se aprecia con toda claridad como el senador Monreal, introduce su voto en la urna y se desprende, al menos, otro voto, como por arte de magia “un voto parió otro voto” en el interior de la urna. Las cuentas no salían, el cómputo real arrojaba que Piedra no podía haber llegado a la votación calificada, sin embargo la morenistas que preside la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, dio por buena la votación y rechazó tajantemente que hubiese fraude, adelantando que no habría otra votación, ganó Rosario y así se queda. También cuestionaron el voto de otro senador como parte del fraude que no estuvo y fue introducido.

La Presidenta del Senado no imaginó lo que vendría después. La bancada panista literalmente cerró las oficinas y el Salón de Pleno del Senado de la República. La presión social y política nunca la esperó la bancada de Morena, de suerte tal que este martes el coordinador de la bancada Ricardo Monreal, decidió, a contrapelo, que se repitiera la votación, a pesar de no existir norma alguna que faculte a nadie para anular el acto legislativo y reponerlo. El traidor de Germán Martínez, hizo la observación. Pero en el Senado todo se vale. Bien sabe Ricardo que cometió una “cochinada, verdadera puercada legislativa”, sobre todo, que su falta quedara grabada, su sucia actitud fraudulenta al “embarazar la urna”. La supuesta votación había quedado de la siguiente manera: Peimbert 24 votos, Orozco 8 y Piedra 76, de un total de 114 asistentes, informó el Senado. Pero, hubo 2 votos de abstención, sí asistieron, cuentan para el computo. Si no se alcanza la votación, en tercera ocasión, la propuesta se regresa a la Comisión y esta envía otra propuesta, con candidatos distintos. Así debe ser el procedimiento, pero no cumplen. La información oficial aparece en la página del Senado de la República. Incluso fijaron fecha, para la toma de protesta a la señora Rosario Piedra, quien próximamente cobrará en la nómina de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Se trata de la candidata del Presidente de la República, militante de Morena, inclusive. Lo obscuro de lo más obscuro en el Senado.

La Presión de la bancada panista, así como la exigencia política y social, fue tal que Monreal reculó, no podía llegar Piedra a la Comisión cuya única autoridad es de carácter moral, sin moral alguna aceptaría su llegada a la CNDH, preñada de manipulación fraudulenta, misma que quedó evidenciada; tenían que limpiar el “cochinero morenista”; así que, unilateralmente decidió se repitiera la votación, quien entre otras cosas debía lavarse la cara de vergüenza, sin aceptar culpa alguna, Monreal dijo: “ Una nueva elección porque no queremos que haya dudas, porque nosotros somos hombres limpios  y Morena como grupo parlamentario no puede estar sometido a la duda y a la desconfianza”. Siguió con su vergonzoso discurso: “ No tiene precedente histórico, no hay incluso ningún fundamento jurídico para hacerlo, es de voluntad política  con el riesgo de que no se logre la mayoría, pero es una nueva elección”, argumento el morenista. Y pretendiendo cerrar con broche de “oro” su “cochinero”, también dijo: “no es aceptar que hubo error, ni siquiera discutimos eso, lo que estamos aceptando es la conveniencia de no dejar dudas, que no haya suspicacia, que no haya desconfianza, no lo merece ni el Senado ni la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”. Para la risa, cerró diciendo: “ Morena está actuando con responsabilidad y mesura,  no hay precedente en la historia, en el pasado nunca se hubiera presentado porque a las minorías las excluían y pisoteaban, las ignoraban, ahora la mayoría legislativas ha aceptado debatir un tema que estaba agotado”. “Vamos a demostrar a la población que no se equivocó cuando voto por nosotros; ni somos tramposos, ni somos rateros, ni cometimos fraude”. “Es perversa toda esta campaña desatada y hoy estamos demostrado que es conveniente que se repita la elección, independiente de los resultados”. Vaya cinismo extremo del morenista.

Ahora bien ¿Por qué aceptó Ricardo repetir de nueva cuenta la votación? Independientemente de la inexistencia de norma alguna que los faculte para tal efecto. Muy simple, todo indica que Monreal logró conseguir, ahora sí, los votos necesarios para alcanzar la mayoría calificada en favor de la militante morenista Rosario Piedra. Seguramente tuvo que acceder a conceder algunas prebendas para los que aportarán los votos necesarios (extras) y alcanzar la ansiada votación calificada de las dos terceras partes de los asistentes. Una vez más, queda demostrado con creces la manera tramposa de trabajar de los morenistas y su descarnado cinismo. En esta ocasión tuvo que ceder y acceder Ricardo Monreal Ávila, no se podía darse el lujo de empañar la llegada de la enviada de López Obrador, a la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, le quitaría, antes de su arribo, la “autoridad moral” a doña Rosario Piedra, quien, por cierto guardó silencio todo este tiempo. A tal grado llega el descaro de los actores políticos que mandan en México, que la semana pasada el mismo Presidente de la República, festejó la llegada de su enviada al organismo autónomo; sí, felicitó a Rosario. Ahora, aunque no reconocen el “fraude maquinado”, Ricardo se ve en la necesidad de recular y repetir la votación. Así que, López Obrador tendrá que volver a felicitar a su candidata, una vez que legalmente sea electa (aun así su llegada quedó empañada, ensuciada) ya que la anterior felicitación no valió ¿Así o más cínicos?

Pero, las cosas no paran ahí, los senadores morenistas no aceptan la nueva votación, no quieren la propuesta de su coordinador, se rebelan, no olviden que Ricardo sigue confrontado con su compañero de bancada, Martí Batres, vamos ni siquiera el recuento de votos aceptan sus compañeros, presionan a Ricardo Monreal, para que continúe y arrolle a la oposición. Al cierre de esta Columna, los senadores continuaban con la discusión (a gritos) en la tribuna del senado, aun sin ponerse de acuerdo. Pase lo que pase, los morenistas empecinados en nombrar a la señora Piedra, a como dé lugar, todo hace suponer que designarán a la candidata del Presidente de la República, fuerte activista de Morena ¡Es un tema de constitucionalidad lo que está en juego! El procedimiento realizado está viciado de origen. Procede regresar el Dictamen a la Comisión, doña Piedra no podría volver a participar en una cuarta ocasión, luego entonces la candidata presidencial no sería la titular de la CNDH y no creo que lo permita López Obrador. Por cierto, la Presidenta del Senado acusó a los medios de comunicación, calificándolos como los malos, al haber difundido el fraude cometido por Ricardo Monreal.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “AHÍ VIENE EL GOLPE DE ESTADO”

12 Nov 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 2 Comentarios »

Me comenta un amigo que si el Presidente no informa a la opinión pública cuáles son las pruebas que tiene sobre un golpe de Estado, no va a poder escaparse de que se piense que consumió una bebida o algún producto ilegal, antes de hablar. Por supuesto que no creo en esta sospecha, es una de las tantas estrategias del Presidente, quizá una de las más socorridas, lo que señalábamos en un texto anterior, estimular la animadversión, el odio entre los diversos sectores de la sociedad; el cainismo nacional, en este caso, contra algunos generales. Su discurso binario y estereotipado, parece sacado de las loterías de pueblo: el catrín, el diablito, el borracho, el valiente, la dama. En este caso: los golpistas, los institucionales; los traidores, los leales. Al general que advirtió sobre un descontento en las filas del Ejército primero lo desestimó, ante la solidaridad de otros generales lo desautorizó; luego lo denunció de formar parte del equipo de Calderón y, finalmente, lo tachó de golpista. Si cómo él mismo ha dicho enfáticamente: “No hay condiciones para un golpe de Estado”, lo que deseaba era provocar entre la gente el dilema bíblico: quien no está conmigo está contra mí, es decir, con los golpistas. Creo que no solamente los que votaron por López Obrador, sino la inmensa mayoría de los ciudadanos país, estamos en contra de la posibilidad de una ruptura violenta de nuestras instituciones. Personalmente me opondría con todo lo que soy capaz para impedir semejante barbaridad que haría retroceder al país cien años. No prometo irme de guerrillero, porque soy demasiado burgués y comodino para remontarme a la sierra, pues como soy cara pálida, tendría que llevarme protector solar y repelente contra mosquitos. Me atraparían los golpistas cien metros delante de donde se termina el asfalto. Mi heroicidad es esencialmente civil, pero la llevaría al límite. Si el Presidente no da pruebas del golpismo y resulta tan imaginativo como el pastor del cuento, que amenazaba gritando que ya venía el lobo, cuando realmente vino y lo gritó ya nadie se lo creyó. La estrategia es sumamente riesgosa. Los opinadores coinciden que el despropósito del golpe de Estado es un distractor para no enfrentar el asunto de Culiacán, donde salió a relucir lo peor de la ineptitud de la Loca Academia de la Cuarta Transformación. Lo de la masacre de la familia LeBarón, ubica en la inutilidad y hasta en la bobería su actitud ante el crimen organizado. Alguien puede defender que ante los miserables que asesinaron a mujeres y niños, se hubiera podido detener la masacre gritándoles: “Fuchi, guácala. Los voy acusar con su mamá y con sus abuelitos”. El Presidente tira pifias como con ametralladora. La última en relación con los periodistas, dijo: “Siempre los he respetado a todos, no los veo como enemigos, sino como adversarios…”, La distinción la hizo Reyes Heroles, destacaba que los opositores políticos no eran enemigos sino adversarios. Los periodistas no son adversarios del Presidente, pues son diferentes sus responsabilidades y tareas: los periodistas informan, opinan, buscan la verdad; el Presidente defiende el poder y las diferentes formas de ejercerlo y ampliarlo. Lo más incongruente, a los periodistas les ha dicho: chayoteros, fantoches, conservadores, hipócritas, doblecaras, alquilados, vendidos. Claro, lo ha dicho con todo respeto.


TRAS LA VERDAD “MÉXICO RÉGIMEN JURÍDICO DE LIBERTADES”

11 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

La tarde de este lunes, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Caausaubon, oficializó la concesión del derecho de asilo al ex presidente de Bolivia, Evo Morales, quien renunció al cargo que pretendía ocupar por cuarta ocasión, había violado las reglas más elementales de la democracia; sí, por medio del fraude que realizó en los últimos comicios electorales de aquel país boliviano. México, Estado cuyo régimen de libertades jurídicas, le garantiza seguridad y tranquilidad a Evo Morales, presidente renunciante ¿Por qué no pidió asilo a la hermana república de Cuba? Muy sencillo, en ese país no existen libertades, esas las restringe el Estado cubano. Andrés Manuel López Obrador, haciendo uso del régimen jurídico que le dejaron los gobiernos neoliberales, acogerá al izquierdista de Morales. Toda una tragicomedia política.

El “sabio pueblo” de Bolivia, no estaba dispuesto a soportar otro periodo más de un régimen izquierdista, fraudulento que había cancelado un sinnúmero de derechos ciudadanos. En cambio, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, le garantiza a Evo Morales, vivir en un régimen de libertades, denominadas garantías individuales, hoy conocidas y consignadas en la ley como derechos humanos. De ahí que Marcelo Ebrard, oyendo la opinión de la “Ministra Olga Sánchez Cordero”, México abre las puertas y le da la bienvenida al auto derrocado, a quien su propio ejército le dio la espalda debido a los abusos cometidos en su patria, al igual que a la enorme mayoría de su pueblo. El “lapsus” de Ebrard, imperdonable, en su conferencia de prensa, olvidó (o la quiere regresar a la Corte) que Sánchez Cordero, ya no es Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la señora está retirada, se jubiló y goza de doble salario; ella ejerce el cargo de Secretaria de Gobernación y cobra salario como tal, también recibe jubilación en el Poder Judicial, uno de los abuso, de los excesos de vivir en un régimen jurídico de las libertades, régimen que pretende cambiar el gobierno de la Cuarta Transformación, a golpe de trampas, como lo sucedido en el gobierno morenista de Baja California, solo por citar un ejemplo.

La familia de Evo Morales, también abandonó el país que gobernó durante casi 14 años. Uno de los hermanos fue ofendido por pasajeros del avión en que viajaba rumbo al estado de Miami, EUA. “Boludo, sin vergüenza” y demás epítetos recibió el hermano de Evo, durante el trayecto ¿Por qué el hermano no se fue a Cuba, régimen político y jurídico de izquierda como el que impuso su hermano en Bolivia? ¿Por qué huir a un país cuyo gobierno es el representante de la derecha a nivel mundial con Donald Trump, al frente? La misma respuesta, el señor busca vivir en libertad, lo que no podría hacer en el régimen cubano, conocido mundialmente como aquel que cancela derechos humanos más elementales del pueblo, pueblo cubano que ha vivido sojuzgado por más de medio siglo bajo el régimen comunista impuesto por Fidel Castro, propiamente desde el 1951, cuando derrocaron a Fulgencio Batista; en la isla de Cuba no existen elecciones democráticas de sus gobernantes, el pueblo no sabe qué es eso; en más de 60 años solo han tenido dos presidentes, Fidel y Raúl, ninguno de ellos electos por el pueblo. De suerte tal, que la búsqueda de la comodidad y la libertad es fundamental para vivir en paz. Por eso Evo prefirió México, aunque, a decir verdad, otros gobiernos del cono sur impidieron, rechazaron que el avión de Morales aterrizara en aquellas tierras, de ahí que gustoso aceptó la invitación que le ofertó López Obrador.

Sin duda alguna, México ha sido considerado desde hace muchos años, como el régimen que acoge a refugiados; recordemos la época franquista, después de haber sido derrocado Franco, miles de españoles relacionados con aquel régimen opresor, llegaron a México, gracias a la apertura que entonces mostró Lázaro Cárdenas del Río, hombre de pensamiento de izquierda, que se enriqueció como cualquiera de derecha. Dejó a su familia con la suficiente herencia para vivir sin problema alguno, ahí está Cuauhtémoc y el nito de Lázaro, quienes han gobernado su Estado natal, Michoacán. La doctrina Estrada tiene mucho que ver en el otorgamiento del derecho de asilo, vamos por aquello de la libre determinación de los pueblos. El artículo 11, párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, otorga la concesión del derecho de asilo, basado en los tratados internacionales. De suerte tal que, al menos en cuestión del respeto al Estado de Derecho, que suele no observar López Obrador, en esta ocasión sí hace efectivo el derecho de asilo en favor de Evo Morales.

Por supuesto quedan muchas preguntas sin respuesta.Aaquí algunas de ellas ¿Tendrá seguridad gubernamental el asilado? ¿En qué trabajará Evo Morales? ¿Lo acompañará su familia? ¿Traerá a México su riqueza, considerada en varios millones de dólares? ¿El gobierno de México, además de darle asilo político, le dará manutención? ¿Evo Morales podrá desplazarse por toda la República Mexicana, sin problema o será limitado su ámbito de tránsito? ¿Deberá reportarse periódicamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores para saber de su paradero? ¿Además de Evo, el gobierno lopista dará derecho de asilo a más bolivianos? ¿El asilo político será temporal o permanente? ¿Evo Morales trabajará de asesor para el gobierno de López Obrador, considerado de izquierda? ¿Evo traerá a su equipo de trabajo cercano? ¿Qué hará la administración de López, si el nuevo gobierno legítimo de Bolivia, reclama la extradición de Evo Morales, para ser juzgado en su país? Habrá más preguntas cuyas respuestas quedan en el tintero, se irán respondiendo, dilucidando con el paso del tiempo.

Lo cierto, muchos mexicanos no estuvieron de acuerdo con el “beneplácito” del gobierno de la 4T, de ofrecer y recibir a Evo Morales, quien demostró, como todo “ilustre pensador de izquierda”, demasiado amor al poder político, proclive a mantener, conservar con toda clase de argucias la presidencia del Poder Ejecutivo, lo que sabiamente el pueblo boliviano ya no estuvo dispuesto a permitir, los militares le retiraron el apoyo. Andrés Manuel López Obrador, seguramente estará pensando no realizar lo mismo que llevó a Evo Morales, huir de su propio país; López deberá evitar sus ansias locas de quedarse más tiempo al frente de la Presidencia de la República, para no tener que pedir asilo el día de mañana. Los mexicanos no se lo permitirán, ya bastante hace con estropear día a día al país con sus tonteras, de echar culpas de sus ineptitudes al pasado; López simplemente no sabe gobernar un país que gran parte de la población se debate entre la vida y la muerte, por falta de seguridad pública, por haber puesto el freno a la economía, por negar derechos a madres solteras, a enfermos, a discapacitados, por mentir día a día, por vituperar a cualquiera que considere su enemigo político y mucho más que le permite el abuso de poder, raya en el delito a diario. Lo embrutece el populismo, agobia a los mexicanos con sus erráticas políticas de gobierno. Elementos del Ejército Mexicano, lo han advertido, no toleran más ser sujetos al escarnio de las políticas de inseguridad que les ha impuesto y los ha expuesto el Presidente de la República, frente a la delincuencia, todo tiene un límite. Evo Morales, deberá estar eternamente agradecido de llegar a un país como México, cuyo régimen jurídico de libertades, emergió en gobiernos considerados de derecha por el sedicente izquierdista de Andrés Manuel López Obrador, lo que, por supuesto nunca sucede en gobiernos de izquierda. Bienvenido Evo Morales, a un país de libertades: México. Cuyo pueblo estará siempre dispuesto a defender a costa de lo que sea.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “AMLO OLVIDADIZO Y MENTIROSO”

10 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Este fin de semana, en Campaña por estados del sur, en Campeche, Andrés Manuel López Obrador, a mano alzada preguntó a los asistentes a su mitin, si estaban de acuerdo con la construcción del tren Maya. Por supuesto que sus invitados apoyaron la moción y todos levantaron la mano, faltaba más. Sin embargo, todos olvidan (a eso le apuesta Andrés Manuel López) que el hoy Presidente de la República, el mismo López Obrador, en noviembre del año pasado, 24 y 25, para ser exactos, cuando aun no protestaba el cargo de Presidente, realizó su consulta popular, relacionada con sus mega obras, entre ellas la del aeropuerto de Texcoco, así como la construcción del tren Maya, consulta al margen de toda norma jurídica, a la que acudieron 946, 081 (menos de un millón de electores), de los 87 millones que conforman la lista nominal de electores. La consulta la llevó a cabo la fundación desconocida y patrocinada por el mismo López Obrador, “Arturo Rosenbueth”, las escasas mesas directivas que montaron en algunos estados (solo en algunos lugares), las conformaron con personal de la organización lopista, a los que bautizó como “siervos de la nación”. El costo de aquella encuesta, dijeron, fue absorbido por la misma fundación, ascendió a 2 millones 400 mil pesos. En aquella ocasión sometió a consulta 10 de sus principales programas. Con base en aquella aberración de consulta, ordenó la ilegal detención de la obra del aeropuerto de Texcoco, la canceló con enormes pérdidas económicas para el erario de la Nación, más de 100 mil millones de pesos.

A un año de distancia, mes de noviembre, ahora como Presidente de la República, vuelve a proponer lo mismo, una nueva consulta. En Yucatán, una persona originaria de ese Estado, Rosalía Pool Paat, de la comunidad de Tmozón, le dijo que primero consultara a los originarios de ese lugar, así que López improvisó y les dijo que los tomaría en cuenta, que realizaría una consulta. Lo que no les dijo López Obrador, que ya realizó esa consulta, ahora se ve en la necesidad de volver a manipular la voluntad popular, debido a la fuerte oposición de pueblos originarios de aquella zona del País, incluso los miembros del autodenominado “Ejercito Zapatista de Liberación Nacional”, amenazaron con impedir la realización de la obra. El Presidente volvió con la propuesta que ya fue resuelta hace un año, lo cual significa que aquellas personas no saben de la perversidad presidencial ¡La consulta ya la realizó! Pero a ellos no los consultó. Si esto no es mentir y manipular, entonces ¿Qué significa? ¿Por qué insiste en lo mismo? ¿Se le está terminando el discurso? Ahora hizo el encargo de la consulta a quien nada tiene que ver con el asunto de encuestas, responsabilizó a un delegado, además de no existir norma alguna para sustentar la consulta popular, de suyo será inconstitucional e ilegal ¿Quién pagará el costo? Suponemos que ahora el costo lo absorberá el erario federal ¿A qué partida presupuestal cargarán el costo de la consulta? Por supuesto el INE, órgano legalmente competente, no participará.

De aquella consulta de noviembre de 2018, López Obrador, también ofreció consultas médica y medicinas gratuitas, para personas de bajos ingresos, 2 millones 600 mil becas para “ninis”, un millón de árboles, becar a un millón de personas con discapacidad, etcétera ¿Cuáles de esos programas ha cumplido a un año de distancia? ¡Ninguno! No hay medicinas, mucho menos atención médica, va sobre la desaparición del Seguro Popular; en el programa de las becas a los “ninis” se detectó un gran número de “fantasmas” y nunca cubrieron la meta planteada; apoyo a discapacitados no lo hay, por el contrario, todos aquellos que la recibían dejaron de percibirla, bajo el argumento de regularizar el padrón; no han sembrado árboles. Todo un fracaso bien orquestado por parte del Presidente de la República.

A un año de distancia, el Presidente volvió a repetir el compromiso fraudulento de la consulta popular que ya realizó. En el discurso en Kalakmul, Campeche, ante sus “fieles”, no dejó de fustigar a sus “enemigos” políticos, a los que, sin embargo, para tamizar su odio, los califica de adversarios, a esos los volvió a llenar de epítetos, no los bajó de corruptos, sobre todos a todos aquellos que interpusieron por las viales legales y democráticas juicios de amparo, a esos los calificó de corruptos. Un Presidente corrupto lleno de resentimiento, de odios que no puede disimular, aunque diga lo contrario. En su discurso, también les refirió lo de la revocación de mandato, la que ya se aprobó, afirmó; asegurando que él no se va a reelegir, dado que el “pueblo pone, el pueblo quita”, pero, vuelve a interponer esa palabra, pero, el pueblo manda ¿Qué significa ese doble y truculento mensaje? Significa que si en la consulta sobre la revocación de mandato (consulta que él no puede promover), el pueblo decide que no le revoca el mandato, hará hasta lo imposible por quedarse, bajo el argumento: “el pueblo manda”. Ese es su soporte demagógico, dirá: “yo no quiero, pero el pueblo manda”.

Conclusión. El Presidente de la República, sigue con su intensa campaña política de mentiras, ofensas; y vuelve a mentir, aunque tenga que recular y no cumpla con sus compromisos ¡Presidente olvidadizo! La consulta ciudadana que, literalmente “se sacó de la manga”, además de ilegal, ofrecida a los originarios de la zona por donde pasarán las vías del ferrocarril de tren Maya, ya la realizó y con menos del uno por ciento de la lista nominal de electores, decidió que “va la obra” ¡No consultó a los afectados! Pero Andrés Manuel López Obrador, no podía evidenciarse ante los indígenas de Yucatán y Campeche, no podía quedar como mentiroso y decirles que la consulta ya la realizó hace un año, por supuesto sin consultar a los directamente afectados con las obras de destrucción de la selva lacandona de aquella zona del País ¡Ah Presidente olvidadizo y mentiroso”

Héctor Parra Rodríguez


¿Qué pasa con la violencia en la frontera?

10 Nov 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Es evidente que el asunto de la violencia tiene crispado al país. Todos los días, a cualquier hora, se habla en los medios de casos cada día más terribles y sangrientos, cada uno es considerado único, inédito, evitable. Son estremecedoras las imágenes de niños calcinados de la comunidad mormona. El miedo de estar en el lugar fatal, en el sitio inadecuado, en el momento no deseado nos lleva muchas veces a juicios apresurados, o a dar fuerza a apreciaciones de diversos grupos de interés o a opiniones de comunicadores llenos de miedo o de una verdad mediática solamente, así como a supuestos redentores o provocadores del caos.

Si queremos entender qué es lo que pasa con la violencia tendremos que abordarla desde muy diversas perspectivas, una de ellas está en intentar ver el contexto en que se da. Más en el caso de la violencia en la frontera, donde es útil incluir el ámbito de los intereses de la seguridad de Estados Unidos prevalecientes sobre otros intereses económicos, sociales o fronterizos desde el fatídico 9/11. En todos los casos es necesario investigar a fondo, no sólo el por qué, sino el para qué, el contexto, la historia, las motivaciones, las causas profundas, las relaciones cercanas y lejanas.

Es preciso ver todo el panorama y verlo también como un fenómeno utilizable dentro de las estrategias de política exterior de Estados Unidos. No es la primera vez que se provocan hechos violentos para buscar la intervención en un país. El caso de la familia Le Baron podría ser entendido dentro de esta perspectiva. La historia nos obliga a considerar esta posibilidad.

Existen informaciones de conflictos de esta comunidad mormona con otras vecinas por problemas del agua y de enfrentamientos constantes entre ambas, por eso es obligatoria la investigación, para ver los contextos. Las conclusiones o juicios de políticos y de la prensa estadounidenses pueden tener un interés específico para hacerlos.

Derivar calificativos como los expresados, por ejemplo, por políticos republicanos de considerar como “terroristas” a los perpetradores de este crimen y al crimen organizado, es volver a expresiones del siglo XIX y principios del XX en donde numerosas voces de políticos y editoriales de prensa calificaban a los gobiernos mexicanos de incapaces de gobernar para buscar anexarse nuevos territorios de nuestro país. Intervencionismo trasnochado, para buscar logros políticos. No hay que olvidar que está muy cerca el inicio de la contienda electoral y Trump busca reactivar el discurso antimexicano. Este caso constituye una excelente excusa para él. Se trata de ciudadanos con ambas nacionalidades. Una comunidad binacional, claramente un asunto de política exterior.

La crítica a la frase “Abrazos, no balazos” que el senador republicano Tom Cotton calificó como cuento de hadas, se inscribe dentro de este contexto. Es preciso tener en cuenta que los intereses políticos y del crimen organizado estadounidense sólo ven el lado de la oferta, no de la demanda de drogas, sólo ven la corrupción del lado mexicano y no la del estadounidense, la DEA no es una blanca palomita, ni tampoco está exenta la organización del Rifle. La venta de armas es un negocio muy lucrativo para los estadounidenses y un beneficio financiero para el Tea Party. Requieren de situaciones como las que analizamos ahora para su conservación y crecimiento.

Ha surgido mucha información sobre este caso específico, que por lo menos hay que ponerla en el radar de la investigación para enfocar adecuadamente el suceso. La presencia coincidente del embajador estadounidense en Sonora, el asunto de los pozos y la sequía de las comunidades circundantes, el papel de las autoridades locales y federales y el activismo partidista de algunos de los miembros de la familia Le Baron, en el ojo de huracán desde hace más de diez años, la constitución de grupos de autodefensa, la presencia de carteles para el tráfico de drogas y de armas, el robo de combustible, historias de enfrentamientos anteriores de la comunidad con organizaciones como el Barzón, la lucha entre cárteles, el trasiego de armas y de drogas en la zona.

Todo lo anterior combinado con las respuestas inmediatas tanto de parte de funcionarios mexicanos como estadounidenses, que responden a los más diversos intereses. Entre estos, se dan los enfoques diferentes de la lucha contra el crimen organizado y de la Iniciativa Mérida. A tal grado que el editorial del Wall Street Journal insiste que si México no puede es necesaria la intervención de Estados Unidos. Magnífica oportunidad para distraer la atención del impeachment.

Esto puede explicar las respuestas violentas de la prensa norteamericana contra las autoridades mexicanas. Se ha buscado presionar a México para que acepte la “ayuda” estadounidense a través de la Iniciativa Mérida que ha rechazado claramente López Obrador. La prensa de ambos países ha criticado a las autoridades mexicanas por la política adoptada en la lucha contra los cárteles. México pone el acento en la escasa atención de las autoridades estadounidense para detener el tráfico de armas. En parte eso explica la presencia de Marcelo Ebrard en el sitio de la masacre. Hay un acuerdo reciente derivado de la matanza de mexicanos en El Paso, Texas, en el que se autorizó a México a participar en la investigación. Ahora, en reciprocidad, posiblemente intervenga el FBI en la investigación del caso de la familia Le Baron.

Otros elementos que se consideran en el contexto nacional han sido los discursos y entrevistas de prominentes generales del ejército mexicano, desde el discurso del General Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor del Ejército, en presencia de funcionarios mexicanos y estadounidenses, en el que admite que el ejército experimenta un fuerte desgaste por la multiplicación de sus tareas en relación con el crimen organizado y la seguridad pública, pasando por las críticas del General Gaytán Ochoa a las políticas de López Obrador y las opiniones del General retirado Sergio Aponte Polito, por la actuación en el caso Culiacán, que llevaron al presidente López Obrador a referirse a la imposibilidad de un golpe de estado, que motivó alarma en muchos comunicadores y editorialistas. Existe una clara confrontación de López Obrador con lo que ha representado Calderón para la lucha contra el crimen organizado.

Está claro que el “momento” de esta disidencia militar es aprovechado por la inteligencia estadounidense para rematar con el caso de la familia Le Baron y la ejecución de 10 personas en Ciudad Juárez, junto con el abandono de la captura de Ovidio, el hijo del Chapo, solicitado por Estados Unidos, que hacen viable la exigencia de retomar la “guerra” contra el crimen organizado y la necesidad de implantar la Iniciativa Mérida. Aparece reiteradamente la palabra guerra. La visión de Calderón contra la de López Obrador. No admiten el cambio.

Tanto la exigencia de extradición del hijo del Chapo, y la estrategia de ir por las cabezas del narco, como la de intervenir para “acabar de una vez por todas” con el crimen organizado de parte de Estados Unidos, son elementos de la guerra de baja intensidad que ha desplegado este país desde hace décadas. Una serie abrumadora de exigencias, críticas y acciones para presionar hacia la consecución de sus propios intereses. Es la política de Trump de alta presión para empujar a sus límites toda situación que le sea favorable. Esto ha hecho en Turquía, Irán, Siria, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Venezuela. Lo hace ahora en México.

Esta es mi interpretación del contexto que pongo a su consideración amable lector.


Los otros nosotros

09 Nov 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | 1 Comentario »

 

En alguna parte Ortega y Gasset cuenta que pasó la mitad de su vida defendiéndose (de los ataques y las críticas seguramente injustas y justas), y que se arrepentía. Pensaba que hubiera sido mejor dedicarse más y mejor a pensar, que era su vocación, oficio y don, en vez de haber perdido el tiempo en pelear contra fantasmas.

Algo semejante quizá podría decírsele a Andrés Manuel López Obrador. Señor presidente, dedíquese a ser presidente, a gobernar, a dirigir el país, a cumplir sus planes, no a pelear y a confrontar la sociedad que no está con usted, y que está en su derecho diferir y cuestionar.

¿Pero qué tal si su vocación y su don como activista social es pelear, confrontar, dividir, ganar seguidores y crear enemigos identificados?

Se habla ahora de lo que le pasó a Madero en 1913 y lo que le puede pasar estos años a Obrador, por el papel crítico e hipercrítico de la prensa. Que hablen los que saben, los especialistas, los que tienen los datos duros y precisos, los historiadores, el presidente, los militares.

¡Pero la apertura plural y crítica de la prensa es uno de nuestros logros democráticos de las últimas décadas!

Y lo cierto es que la prensa no es monolítica y Madero no tuvo los recursos ni los medios que sí tiene Obrador, como sus conferencias mañaneras, por ejemplo.

Entre el drama y la farsa, diría Marx, hay un paso.

Los otros, aunque sean unos canallas, pueden tener razón y algunas verdades, y seguir siendo unos canallas. Los otros nosotros, salvo excepciones, no son tan distintos a nosotros. Salvo en sus intereses, que pueden ser legítimos. ¿Podemos comprender y aceptar esto?

Los adversarios no son necesariamente enemigos a muerte. Y nuestras mentadas sin ton ni son a Calderón, Peña, Salinas, Diego, el PAN, el PRI, Morena, el Peje, el neoliberalismo, el populismo… no les hace ni cosquillas arriba y nos envenenan abajo. ¿Cómo convivir y confrontarnos democráticamente los ciudadanos en la sociedad abierta, empezando por estas redes de luz?

Los buenos adversarios se respetan porque se reconocen; los malos enemigos se insultan sin conocerse.

No hagamos pan y circo de este espacio de luz, que es nuestro y de todos, y menos una cantina de borrachos tirando balazos. Hay muchas cosas buenas que es preciso conservar, acumular y transformar.

Por supuesto, los periodistas y los medios, los contrarios y los otros, tienen intereses. Como los tienen el preciso y los morenos, los otros nosotros. Mientras esos intereses sean y se diriman democráticamente, vamos bien. No el autoritarismo del poder y no la mayoría aplastando a la minoría. Sería repetir la vieja historia sin avanzar.

Andrés Manuel López Obrador, un campeón nacional o mundial no puede andar peleando en cada esquina. Es usted el presidente de México, no el activista de Tabasco o del Zócalo. No se trata de avasallar a los adversarios políticos con sus partidarios, los votos y las palabras del poder, sino con los hechos y los resultados.

Guardadas las naturales distancias, el político y el palabrero sufrimos la misma incontinencia verbal. Bien decía Martí que las grandes cosas se hacen sin grandes palabras y con pies de paloma.

El país es un laberinto de sangre desde hace siglos. ¿Buscamos la salida común entre todos o nos despedazamos?

Fraternalmente escribo.

juliofime@hotmail.com / www.dialogoqueretano.com.mx

 

 

 


TRAS LA VERDAD “NO APLICA PARA AMLO REVOCACIÓN DE MANDATO”

08 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Legisladores federales crean la figura jurídica de la revocación de mandato, ambas Cámaras lo aprueban con múltiples modificaciones a la propuesta lopista. Las reformas a la Constitución, seguirán la tramitología legislativa, serán enviadas para su aprobación en las legislaturas de los estados, diputados locales seguramente aprobarán la enésima adición a la Constitución; figura jurídica y populista, más que democrática, cuyo fin teóricamente será para remover al inútil, inepto, corrupto o incapaz Presidente de la República, durante su mandato. Pero ¡No se equivoquen! Constitucionalmente López Obrador no podría ser removido, aunque esa sea su bandera, la perversidad está en el fondo de la intención política. Andrés Manuel López, fue electo en el año 2018, de acuerdo a las normas vigentes hasta este momento, las cuales no contemplan la figura de la revocación del mandato popular; López protestó cubrir un periodo constitucional de gobierno de 6 años, ni un día menos ni un días más, artículo 83 de la Constitución, de paso contempla la no reelección; Andrés Manuel solo puede renunciar por causa grave y no lo hará, a pesar de estar enfermo, artículo 86; y, actualmente el Presidente solo puede ser acusado de traición a la patria o por delito grave, artículo 108, en su caso para removerlo de su encargo.

Ninguna ley tendrá efectos retroactivos en perjuicio, dice el artículo 14 de la misma Constitución; principio de la irretroactividad de todas las leyes. Luego entonces, acorde con la lógica jurídica, la jurisprudencia y la Constitución, la adición solo se aplicará en la siguiente administración, para el próximo Presidente de la República. Sin embargo, López Obrador, insiste en inaugurar la figura de la revocación de mandato y ser sometido a consulta popular, a pesar de que no le aplica; mas le interesa que su popularidad no decaiga e insiste en volver a estar en alguna boleta electoral en la que aparezca su nombre, es un sujeto que vive de actos populistas, sin ellos se siente “desnudo”, por eso la terquedad de su pretensión. De acuerdo a la próxima adición, se pondrá en práctica en el año 2021, mes de agosto, pasando las elecciones constitucionales; le concedieron el gusto en el artículo Cuarto Transitorio; López incluso puso fecha, cuando la adición establece que es la sociedad la titular de la facultad para promover la consulta para la revocación, no el Presidente, no las autoridades, no Andrés Manuel López. Las adiciones al artículo 35, fracción X son muy claros al respecto. Y la facultad para desahogar el procedimiento de consulta queda en manos del INE. No cede el cinismo presidencial, que insistir en que la consulta popular sea cuando él quiere ¿Pata qué si no puede ser removido del cargo? Ni en los artículos transitorios contemplan la posibilidad de que participe el actual Presidente, iría en contra de la norma de la irretroactividad. Eso lo sabe y lo entiende cualquier lego en materia de Derecho, no entiendo el por qué López no lo asimila de la misma manera.

Requisitos mínimos de procedibilidad. Que los ciudadanos organizados lo promuevan, necesitarán, al menos, 3% de solicitantes inscritos en el Lista Nominal de Electores. La misma proporción deberá estar distribuida proporcionalmente, al menos en 17 estados; nada fácil. Solo tendrán la capacidad de promover la petición la sociedad bien organizada que puedan alcanzar esa meta, ronda en varios millones de firmas, tomando en consideración que para entonces la lista alcanzará los 90 millones de inscritos, después de las elecciones de ese mismo año; los formatos para promover la revocación los proporcionará el INE. Parece, por lo tanto, incongruente que el mismo López proponga cuándo deberá realizarse el primer ejercicio, si la titularidad de ese Derecho quedará en manos de los electores, no del Presidente de la República ¿Moverá a su ejército de “siervos de la Nación”? Esta figura no es “popular” en países democráticos, apenas en algunos del sur de América Latina. En países más desarrollados democráticamente, simplemente renuncian cuando no pueden con el cargo; y, curiosamente esos regímenes son parlamentarios, no presidenciales. De ahí que sea una figura más populista que democrática. La frase suena bien: “revocación de mandato”, solo en el discurso de López Obrador se aplica: “el pueblo pone, el pueblo quita”. En la práctica está por verse si no es argucia para buscar la prolongación y no la reducción del mandato, como ha sucedido precisamente en aquellos países en los que han acogido la figura de la revocación, como son Venezuela, con Chávez, luego Maduro o Bolivia, con Evo Morales, quienes se aferran al poder, a pesar de la existencia de esa figura jurídica de la revocación de mandato, vamos en la práctica el pueblo no los puede revocar; los regímenes de izquierda la usan como medida populista para prolongar su periodo constitucional, no para que les revoquen el mandato; luego promueven más reformas para asegurar la reelección permanente. En el fondo es la misma pretensión la de López Obrador: la permanencia en el Poder de quienes “se visten de demócratas”, manipulando aquella frase populista “del pueblo pone, el pueblo quita”. Esos regímenes son proclives a controlar el voto de las grandes masas sociales, por medio de dádivas que dan a los desposeídos, quienes son la mayoría de los pueblos, resulta evidente que se trata más bien de una manipulación y no del fortalecimiento del sistema democrático de un país ¡Es el riesgo que se corre! Por lo pronto, próximamente México tendrá esa figura jurídica que podrá ponerse en práctica en el año 2021, en el mes de agosto, para ser exactos. Faltará la ley secundaria que pormenorice la tramitología y reformas procesales para precisar los mecanismos legales de promover nulidades, revocaciones, reposiciones, etcétera. Falta saber si el mismo Presidente en funciones podrá promover algún recurso legal.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “LÓPEZ OBRADOR. SIN ESQUINA NI OÍDOS”

07 Nov 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Bien se sabe que la política es como la casa del jabonero: quien no cae resbala, por ello no deben sorprendernos las pifias, salvo cuando, como en el caso del Presidente, desde hace días prácticamente se la pasa en el suelo. Antes de abordar el análisis político me permito narrar lo siguiente. El sábado pasado, después de que el “Canelo” Álvarez ganara el campeonato de box, lo entrevistaron. La conversación se desarrolló así: Periodista: “A la mitad de la pelea retrocediste y le diste toda la iniciativa al ruso; realmente no te fue bien”. “Canelo”: “Efectivamente, retrocedí y me fue muy mal, pensaba desorientar al rival pero no fue así. Al llegar a mi esquina me regañaron, me dijeron, lo tuyo es atacar, con la estrategia de retroceder vas a perder la pelea”. Periodista: “En el onceavo round vimos a otro “Canelo”, más agresivo. ¿Qué sucedió?”. “Canelo”: “En el descanso del round diez en la esquina me dijeron, la puntuación está muy apretada, los rounds que vienen son los de campeonato, aunque arriesgues tienes que atacar con todo. Eso hice y pude noquearlo”. El 31 de octubre pasado en la conferencia mañanera el Presidente le pidió al Comandante de la Guardia Nacional, general Rodríguez Bucio, que diera el nombre del responsable del operativo de Culiacán. Bucio buscó con la mirada al Secretario de la Defensa, al General Crescencio Sandoval, quien tomó el micrófono y dio el nombre, no contento lo repitió, casi lo deletreó y poco faltó para que pusiera una fotografía del supuesto responsable. Me quedé helado ante la escena, más frío debe haberse quedado el Teniente Coronel mencionado. No solamente le arruinaron su carrera militar sino que le dieron el pasaporte para el riesgo permanente de su vida y de su círculo familiar. No hubo nadie que le dijera al oído al Presidente el grave riesgo que se ponía al mencionarlo; si se hubiera visto mal el cuchicheo, tampoco nadie tuvo la imaginación, para darle una salida airosa. Decir algo como: “Señor Presidente en este tipo de operativos”. Y viendo fijamente a López Obrador, agregar: “Por seguridad, no hay nombres, sino sobre nombres. Por ejemplo: Apolo, Centauro”. Lo que hizo el Presidente y participantes, no era transparencia sino imprudencia. Un ventaneo cruel y despiadado. Además de torpes, chivatones. Una hipótesis de esta magna metida de pata es que el Presidente no tiene esquina; nadie le advirtió, aunque sea un conocimiento básico y hasta de elemental cultura cinematográfica, que en la delincuencia la “vendetta” es parte del código de honor, a lo que debe corresponder un anonimato institucional también sagrado, más aún de los operadores. Del oído depende no solamente parte importante de nuestro equilibrio físico, sino también nuestro raciocinio, a tal punto que en Siria y Mesopotamia consideraban que la inteligencia no radicaba en el cerebro sino en el oído. No es fortuito que la palabra “absurdo”, provenga del latín” surdus ”, sordo. La otra hipótesis de la pifia es que el Presidente simplemente no escucha a su esquina; no le interesa. Para terminar una humilde petición, al pobre teniente coronel ventaneado que el gobierno le pague la cirugía plástica, que le dé nuevos papeles de identificación y lo mande con su familia a recorrer el mundo. Es lo menos que el gobierno puede hacer después de la irresponsable, tontísima y riesgosísima indiscreción.


TRAS LA VERDAD “ABRAZOS Y NO BALAZOS ALIENTA AL CRIMINAL A DELINQUIR “

06 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Otra masacre cometida por la delincuencia organizada. Ahora acaecida en Chihuahua, en donde perdieron la vida 9 integrantes de una familia, crimen que deja en claro el rotundo fracaso de la política de contención criminal que viene aplicando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, durante 11 meses de su gobierno. El Presidente de la República ha reiterado hasta el cansancio, que no perseguirá por medio de la violencia a la delincuencia organizada, de ahí que los delincuentes puedan actuar con brutal impunidad. Asesinar a personas inocentes, niños entre ellos, obliga a cambiar la mecánica de combate al crimen, sobre todo al organizado. Dado que los integrantes de la familia asesinada son considerados más norteamericanos que mexicanos, el mismo Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, ofreció a López Obrador, ayudarle a combatir a las bandas delincuenciales, para ello permitir la entrada de soldados norteamericanos para acabar de una vez por todas, con la brutal e irracional violencia con que actúan los delincuentes; López, sin embargo desdeñó la ayuda y simplemente se concretó a decir: “le agradecemos mucho al presidente Trump y a cualquier gobierno extranjero que quiera ayudar y cooperar, pero en estos casos nosotros tenemos que actuar con independencia, de acuerdo a la Constitución”. Mientras que Trump dijo lo siguiente: “este es el momento para que México, con ayuda de Estados Unidos, libre una guerra contra los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra”.

Sin embargo, López sigue empecinado en no actuar en contra de de los bárbaros delincuentes. En este caso (una vez más), de forma ridícula el Presidente envió el pésame a la familia de los LeBarón, quienes perdieron 9 miembros de su familia (de forma brutal, asesinados y quemados hasta dejar cenizas de sus cuerpos), por medio de Trump. El simplismo presidencial. El gobernador panista Javier Corral Jurado, guardado silencio al respecto, quien 10 horas después de los sucesos entró en acción. Según los antecedentes, ya antes habían sido asesinados 2 miembros de la familia LeBarón, quienes fueron secuestrados por no acceder a la entrega de dinero. Ahora masacran a 9 inocentes, la mayoría de ellos menores de edad.

Las masacres cometidas durante este gobierno, literalmente son permitidas y alentadas por la inoperancia e ineptitud de quienes están a cargo de combatir, de frente, a los criminales que actúan como terroristas. De antemano la “batalla la tiene perdida el gobierno de la 4T”. La desfachatez presidencial sin límites. En la conferencia mañanera de este martes dijo: “Ya tenemos resultados, ya se ha podido detener la escalada de violencia, el ascenso de cómo iba creciendo la incidencia delictiva, cómo hemos estabilizado primero, y yo espero que empecemos a disminuir la incidencia delictiva”. Declaraciones muy parecidas a lo que sucedió en Michoacán, cuando la delincuencia organizada masacró a 14 policías, entonces tanto López como Durazo, refirieron a un “punto de inflexión” en la comisión de los delitos de homicidios violentos, aseguraron que van la baja. Unos cuantos días después, la delincuencia ejecuta otra masacre, ahora en agravio de la población civil (han ejecutados muchas más), en donde asesinan a 9 personas y nada pasa, recordemos las palabras de la misma Secretaria de Gobernación: eso es cosa de todos los días. ¡Gobierno de cínicos!

Ahora bien, lo sucedido en Chihuahua, no fue cualquier cosa, 9 norteamericanos fueron masacrados. De ahí que, por órdenes del Presidente, los miembros del gabinete de seguridad se trasladaron de inmediato hasta aquella localidad para enterarse personalmente, para saber qué fue lo que sucedió y cuáles serán las acciones a seguir, EUA, lo exige; un senador estadounidense, derivado del multihomicidio, expresó su preocupación de estar próximos a un “Estado fallido en México” ¡Y cómo no! En esta ocasión los asesinados son de nacionalidad norteamericana, por esa poderosa razón el mismo Trump, ofreció el apoyo al gobierno de López, para “borrar de la faz de la tierra” a los miembros de la delincuencia organizada ¿Cómo hacerlo? Como lo sugirió el mismo Trum, combatiendo de frente, con inteligencia, con estrategia y, sobre todo, con armamento.

Los delincuentes no dejarán las armas por una “beca”, es lo que ofrece López a los delincuentes a cambio de dejar las armas. Presidente, esos piensan y actúan de manera diferente, son mercenarios y lucran con el vicio, con el dolora de la gente, negocio por el cual obtienen cantidades multimillonarias en dólares; además, se trata de verdaderas mafias cuyo poderío económico y de fuerza doblega a cualquiera, ahí está el “culiacanazo”, el mismo gobierno, por orden presidencial, se vio en la obligación de dejar en libertad a Ovidio Guzmán, para “evitar derramamiento de sangre. Esa fue la justificación a la ineptitud mostrada por las fuerzas de seguridad pública. López Obrador no ha entendido, no quiere entender que trata con personas irracionales o ¿Acaso les debe algo? Quiero pensar que López Obrador no les debe nada, mas sus acciones son tremendamente sospechosas. Además de incumplir con las obligaciones que le impone la Constitución y leyes secundarias, que son las de proteger a la población por medio de seguridad pública eficaz y eficiente, pero no, el Presidente prefiere la continuación del derramamiento de sangre, antes que doblegar su terquedad. La seguridad fuera de control, gobierna la inseguridad. Hace meses prometió que en los primeros 6 meses de su gobierno, habría resultados favorables; entonces Durazo dijo que en un año. A unos días de cumplir el primer año de gobierno lopista, ahora pide otra prórroga: un año más; y así se la va llevando el Presidente, no cumple, solo promete y alarga el cumplimiento de sus compromisos, abre la esperanza, de suerte tal que le permite seguir maniobrando con sobrada irresponsabilidad, además de continuar echando culpas de todo lo malo que sucede en su gobierno a pasados gobiernos. Y López Obrador, tranquilamente sigue evadiendo su responsabilidad.

Conclusión. El programa de seguridad de Andrés Manuel López, para combatir la inseguridad que trae azolado a todo el país, ha sido y sigue siendo un rotundo fracaso. Continúan las masacres, no hay punto de inflexión a la baja en materia de delitos; ahora se suma la presión de Donald Trump, para que de verdad haya un combate en serio en contra de (principalmente) la delincuencia organizada. La terquedad presidencial se impone, lo que hace presumir que las cosas pueden empeorar, envalentonados los delincuentes, arrecian sus ataques a la población, ahora emplean el “terrorismo civil”, en contra de la desprotegida sociedad mexicana. El colmo, el Presidente ha pedido un año más para acabar con lo que prometió terminar hace 6 meses.

Héctor Parra Rodríguez


LUTO NACIONAL

05 Nov 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

Señor Presidente Constitucional de México,

Andrés Manuel López Obrador:

Brevemente le informo: hay 12 muertos 12 asesinados de la familia LeBarón en el noreste del país, entre Sonora y Chihuahua. Gente trabajadora y productiva. No tuvieron la seguridad del Estado, que se supone debe brindar a todos los ciudadanos y pobladores del país.

No pregunto por quién doblan las campanas.

Sé que doblan por México.

¿No siente usted el luto nacional?

Atentamente,

C. palabrero Julio Figueroa.

Qro. Qro., Col. Presidentes, México, martes 5 de noviembre 2019.

–Estimado presidente López Obrador: no sobra decir que voté por usted y que hoy, pese a todo, todavía sigo votando por AMLO.

www.dialogoqueretano.com.mx

juliofime@hotmail.com


TRAS LA VERDAD “PREOCUPACIÓN, ADVERTENCIA, MIEDO O DISTRACCIÓN. LÓPEZ OBRADOR VIGILA POR MEDIO DE REDES SOCIALES”

05 Nov 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Andrés Manuel López Obrador, sí que ha incomodado a las fuerzas armadas de México, aunque no lo comprenda; pero, en privado sí lo acepte y lo descalifique públicamente. Cierto, el Presidente de la República, el pasado fin de semana, menospreció, pero no dejó pasar por alto, el comentario del General Carlos Gaytán Ochoa, ex Secretario de la Defensa Nacional, que diera en su discurso en un desayuno; lo cual originó que sumara a sus críticos al General, respecto de quien se refirió despectivamente: conservador, son todos aquellos que considera sus enemigos. Solo en la mente calenturienta del primer mandatario, surgió la idea de “un golpe de estado”, por parte de las fuerzas armadas ¿Tendrá miedo y por eso la autodefensa? No están dadas las condiciones para un “golpe de estado”, espetó el Presidente. O simplemente es parte de su estrategia publicitaria que frecuentemente utiliza para desviar la atención de temas tan importantes como lo del estruendoso fracaso de la detención y liberación de Ovidio Guzmán; o lo de su aeropuerto que no recibe apoyos de empresas aeronáuticas; o bien, sobre la inundación del terreno en donde se construye la refinería de Dos Bocas, Tabasco. Para todo tiene el Presidente, por eso el pronto desgates que algunos defienden como falsa mentira.

Casi de inmediato lanzó otro distractor, los ataques en su contra por medio de las redes sociales, las cuales, por si usted no se acuerda, están controladas por la empresa que creó desde agosto pasado, dependiente de la Comisión Federal de Electricidad, de suerte tal que a todos los usuarios los (nos) tienen vigilados. Otra esgrima, como dijera la cínica de Olga Sánchez Cordero, con aquello de el espaldarazo al delincuente de Jaime Bonilla, gobernador de Baja California. En este nuevo caso, son esgrimas de desprestigio, de golpeteo político, de censura a la libertad de expresión, de creación de fantasías, etcétera. El demócrata de López cada vez más déspota en sus dichos y acciones, el autoritarismo en toda su magnitud que debe cuidarse al extremo, a López Obrador le gusta abusar de él, se divierte, irascible ante todo y ante todos, bajo el disimulo de su descaro, por eso el adjetivo de cínico le viene. El Presidente ha dado la orden de investigar a quienes causaron una tendencia virtual en Twitter (en su contra), para proceder en su caso. No sin antes acusar sin fundamento alguno (salvo lo que su empresa le arroja como información: ya tiene sus propio datos) a 3 personas de influencia política, como lo es Aurelio Nuño, a quien lo destrozó con sus comentarios, sin saber si es o no actor en el asunto; Aurelio le respondió de inmediato, López ha callado; a uno de los hijos del matrimonio Calderón Zavala, también lo identificó como uno de los supuestos mal informadores en redes sociales; Calderón salió en su defensa y López también calló y cayó; por último, Andrés Manuel, también embistió al senador por Guanajuato, Juan Carlos Romero Hickcs, quien por supuesto no se quedó callado. Por medio de un comunicado advirtió: “ Nunca le he faltado al respeto a la investidura Presidencial. Quien quiera investigarlo no encontrará un solo mensaje o un discurso en ese sentido. Lo que sí quiero y deseo con toda convicción es tener un Presidente que nos convoque y que nos una, que sea Jefe de Gobierno y Jefe de Estado”. “Siempre me he guiado en mi vida con una máxima en la política, que es la de la prudencia y eso obliga a la verdad, a la legalidad y la institucionalidad”. López, por supuesto también ha callado. También relacionan a un twitero que se hace llamar “TumbaBurros”, como iniciador de #hashtag, a quien el gobierno lopista lo acusa de promover la desestabilización, estar vinculado con los acusados por el gobierno de la 4T. El colmo, el Subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, llamó al asunto como terrorismo twitero, lo que se puede configurar delito que merece pena de prisión, hay visos golpistas, dijo el funcionario, terrorismo politiquero, así lo califica en su columna en el periódico Excelsior; Peralta, golpeador oficial incrustado en los medios de comunicación. ¡Están desaforados! Y así van logrando el cambio de tendencia en las notas informativas, dejando el caso Ovidio, para irse por estos 2 temas.

Insisto, el “espía presidencial”, utiliza abierta y descaradamente el poder del Estado, para espiar, de aquello que tanto criticó, él lo hace abiertamente y lo presume como “transparencia”; no es más que otro de tantos de sus abusos. Para abrir este frente de “esgrima político”, López utilizó al “análisis de redes de vínculos en redes sociales”, presentado aquella mañana por el mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que Luis Calderón Zavala, hijo del expresidente Felipe Calderón, Aurelio Nuño, exsecretario de Educación y Juan Carlos Romero Hicks, actual senador del PAN fueron señalados en la conferencia matutina como precursores de ataques contra el gobierno federal con uso de bots en Twitter ¡El extremo del cinismo presidencial! La oficina dependiente de la CFE, es manejada por Alejandro Mendoza Álvarez, titular de la Unidad de Información, Infraestructura, Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Este sujeto afirmó que hubo un ataque con granjas de bots para infundir sentimientos negativos hacia el gobierno de AMLO. De ser cierto ¿Está prohibido por la ley? Claro, si la idea es torcer la ley, López y su equipo encontrarán la forma, cuando que la idea principal parece olvidarse, haber ordenado la libertad de Ovidio Guzmán, ese sí fue un verdadero delito previsto y sancionado por el Código Penal, el mismo Presidente favoreció la fuga de la persona que es reclamada por la autoridad judicial de los EUA. La nube de mentiras fue creada para crear distracción de los temas torales.

Y Andrés Manuel López continuó con sus distracciones: “Por eso lo de mi mensaje,  para que nadie esté pensando que hay condiciones para dar un golpe de Estado, no existen condiciones, eso es lo que digo, no hay esas condiciones . Para que no se caiga en esa tentación”. Así lo mencionó en su conferencia mañanera. Y es que, el pasado 30 de octubre, el periódico La Jornada  filtró el discurso que dio el general Carlos Gaytán en las instalaciones de la Sedena, en donde, entre otras cosas, dijo que: nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados” , “ hay una ideología dominante, pero no mayoritaria, que se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda “. A este discurso, el Presidente lo calificó como poco mesurado y bastante conservador . Nada le acomoda a López Obrador. Y, por supuesto surgen los t witts con referencia a un golpe de Estado , por la declaración del general López siguió con su arenga política, dijo: “e s pues imprudente, tiene todo su derecho a manifestarse , pero si leen ustedes el texto hay una actitud poco mesurada . Recuerdo algo que dice que hay una ideología dominante que no mayoritaria.  Un lenguaje bastante conservador, y estamos enfrentando eso también con la transformación “. Y siguió con sus disparatadas ideas al manifestar que la mayoría del pueblo no permitiría un golpe de Estado y que en esa mayoría también están los militares . Literalmente comentó: ” Cuando hablo de la mayoría del pueblo de México, por supuesto incluyo a los soldados, que son pueblo uniformado ; sin embargo, se creó ese pensamiento autoritario reaccionario durante el periodo neoliberal”. Al final de toda esta escaramuza, s puede claramente concluir que el peligroso es el mismo Presidente, tergiversa, amenaza, ofende, agrede, inventa y utiliza el aparato del Estado para espiar y acusar ¡Todo eso es lo verdaderamente peligroso Presidente!

Héctor Parra Rodríguez