EL JICOTE “PRESIDENCIALISMOS Y SAN LUIS POTOSÍ”

23 Jul 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Un amigo de Morena me pregunta si el presidencialismo de López Obrador es diferente al presidencialismo en la época PRI. Agrega en tono burlón: “Después de todo tú fuiste priísta y algo debes de saber”. Sí, fui priísta, siempre pugné por su democratización interna, cuando me negaron el acceso a las asambleas y simplemente no me dejaron ni hablar, decidí renunciar. Respondo. Sí hay diferencias de presidencialismos, el PRI es un partido de cuadros y de masas, de organización territorial y sectorial, como anuncios de la Coca Cola, tenía presencia en todos los estados y municipios del país. Morena no es realmente un partido sino un movimiento que gira en torno a su líder López Obrador; su presencia no cubre todo el territorio nacional. Cuida elecciones y organiza la movilización de sus huestes cuando lo exige alguna visita del Ejecutivo. Y nada más. El PRI era un partido mediador de las causas sociales, una correa de transmisión de las demandas populares. El Presidente priísta tenía la radiografía de las necesidades de la población tanto por los funcionarios como por el PRI. Cuando había un problema pasaba indistintamente por las propuestas de solución del partido y de la administración pública, si el problema seguía irresoluble el Ejecutivo ya lo conocía calado y evaluado, lo que disminuía las posibilidades de error en su decisión. Los funcionarios estaban en comunicación con los priístas, les tomaban la llamada, en algunas ocasiones esos funcionarios provenían de las filas priístas; si no eran militantes, estaban conscientes de que si querían hacer carrera política sería el PRI quien les prestaría el escudo, los colores y la estructura electoral. ¿Qué pasa con el presidencialismo de López Obrador? El Presidente da la cara en vivo y en directo a los problemas. No utiliza a Morena, realiza sus consultas populares, sean encuestas patito o votaciones a mano alzada; si López Obrador pisotea las instituciones de representación popular con mayor razón a su movimiento. La Presidenta de Morena, Lady Consonantes, Yeidkol Polevnsky, a los funcionarios de gobierno no les produce ni frío ni calor, no sé de ninguno que sea militante de Morena, y si lo son, nadie se ufana públicamente de ello. En el presidencialismo priísta era muy poco probable que se hubiera dado el zipizape que sufrió López Obrador en San Luis Potosí. De haber ocurrido, el Gobernador, el Presidente Municipal, el PRI local, nacional y la Secretaría de Gobernación, se hubieran sacudido hasta la renuncia. Los dos presidencialismos son esencialmente autoritarios, pero el priísta tenía más información y, sobre todo, más trabajo político.


EN DO MAYOR.

22 Jul 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

“…A los que van armados con el rigor y el conocimiento, difícilmente se les podrá embrutecer con las ideologías y las mentiras. El conocimiento forma así lo esencial de la herramienta ética. Detrás de todo ello, viene la rapidez, que es una categoría fundamental de la inteligencia” (Ikram Antaki) .

SAN ANDRÉS …SAN ANDRÉS… LIBRANOS DE TODO MAL.

Su mirada suele perderse en un punto imaginario. Parpadea y hace pausas prolongadas y, antes de terminar la frase, recurre de manera continua a la muletilla “este….”. Su mirada pasea por el foro de reporteros que aguardan con la mano levantada a tener la suerte de ser elegidos para hacerle su pregunta.

Su repertorio de palabras es limitado y trata de compensarlo con regionalismos de los que constantemente echa mano. “no me cuquen”. Retazos de refranes que de tanto escucharle resultan cansinos y hasta molestos. Sonríe socarrón al tiempo que pasea la mirada, midiendo el efecto de sus recurrentes “puntadas” en el ánimo de los asistentes.

“Me canso ganso…”, (eufemismo de “soy chingón” o “a huevo”), dice animado mientras sus ojos sonríen. Esta es -quizá- la frase que más alude, después de “fifis … mafia del poder… y pueblo”.

De vez en vez menciona al tigre. Esa figura que saca a pasear cuando conviene dejar claro que hay en el ambiente del país la enorme sombra de una fiera dispuesta a atacar a quienes decidan contradecirle con insistencia. Los reporteros callan. No preguntan, no lo instan a que precise quién es ese tigre al que tanto alude y que -seguramente – él alimenta a conveniencia . Tampoco le piden explicaciones sobre quién tiene la llave de la jaula donde está encerrados el tigre y su manada , listo a saltar a una de sus órdenes. ¿Quién o quiénes , además de él, tienen esa llave: ¿Fernández Noroña? ¿La parejita conformada por Bejarano y Padierna? ¿Martí Batres? ¿Los hijos del presidente? ¿Marcelo Ebrard?

Amo y señor de su escenario, político de la vieja escuela, hijo del sistema, sabe cómo manejar las emociones de ese “pueblo” al que tanto alude. Por eso pudo llegar al puesto máximo del país. Lo suyo es el lenguaje simple, pero “llegador”, el que a algunos nos suena a sobada de lomo; pero que a la gente a la que nunca osaron mirarla los demás presidentes tan lejanos al clamor, tan ausentes de esa realidad, tan insensibles al dolor de los tantos olvidados , usados en tiempos de elecciones y desechados luego, lo sienten y hacen suyo.

Él, López Obrador, sabe eso. Sabe que una amplia base del pueblo camina con sentimientos y emociones a flor de piel. Un pueblo desbordado en generosidad, si; pero que también tiene acumulados resabios hacia una clase política rapaz. Y está enojado. Y tanto, que no ve quién se la debe, sino quién se la paga. Él lo sabe. ¡Vaya que lo sabe! Y administra esos enojos. Se blinda con ellos.

Andrés Manuel López Obrador ha llegado allí después de una larga travesía en la que sorteó escollos, usó a conveniencia a quién quiso. Y se dejó usar también. Guardó silencio e hizo mutis volteando la mirada hacia otro lado, cuando alguno de su grupo transgredió principios que él enarboló con tanta pasión. Hizo pactos que hoy tiene que cumplir. Por eso insiste en defender lo indefendible. Él se sabe una válvula que permite salir el vapor de una olla que amenazaba con estallar. Es una pieza que se sabe necesaria en el engranaje del sistema que persiste en nuestra forma de vivir y que él se encarga de darle respiro.

Para eso ha vendido su imagen de puro. De bueno. Se ha aferrado a esa su verdad y no parece tener problemas con el peso de una autoridad moral auto conferida. Porque es en los otros donde habitan todos los males. En aquellos que le siguen y que se entregan con incondicionalidad y obediencia a su palabra y mandato no existen fallas. Los corruptos son los otros, los que se enriquecieron al amparo de un sistema que hoy el replica en las partes que le convienen.

“No mentir, no robar, no engañar”, dice que son sus pilares morales. Pero usa y solapa a los mentirosos, a los que han robado y han engañado. Como el gran manipulador, o el padre o la madre, ve en los hijos de los otros los defectos, pero no en los que caminan a su lado. En su reino del bien no existen los impuros. Después de todo “cada quién sus corruptos”. Y su “lógica” nos obliga a entender e interpretar los matices que él pone a modo. No es lo mismo ser corrupto, que corruptote o corruptito. No son lo mismo los corruptos de enfrente que los míos o que caminan junto a mí.

Visto así, entonces ¿acaso no es él un claro representante de lo que somos una parte de los mexicanos? ¿No coexisten en AMLO esas partes de nuestra cultura que nos ha conformado como individuos y sociedad?

Su personalidad no es especial, pero si compleja en su simplismo. Porque eso somos: bizarros en nuestra falta de definición, huidizos en nuestros compromisos de fondo, gandallas para sobrevivir frente al gandallismo de los otros, desmemoriados o memoriosos, según convenga. Eso y más. Seductores para caer bien, bullangueros para mostrarle al mundo nuestra alegría, ruidosos para cubrir nuestras carencias internas. Y tremendamente comodinos y reacios a crecer como individuos completos en el desarrollo de nuestros potenciales.

Luces y sombras nos habitan y acompañan. En su complejidad y simplezas están parte de las nuestras. Baste analizar las entrañas de nuestra identidad para reconocer en él representadas algunas de las características. Esa parte pícara y vivaracha que puede caer bien a tanta gente con su forma de caminar por la vida, sin complicaciones y escondiendo su taimadez y mirada pueblerina que no encuentra acomodo en la vastedad del mundo que hoy la tecnología nos muestra en su crudeza y nos mantiene sumergidos y aislados en un individualismo narciso y complaciente.

FE SOBRE RAZÓN.

“La anécdota se promovió al rango de logro nacional y la liviandad se volvió sinónimo de felicidad. ¿Cuál es este misterio que ordena las recesiones?, ¿en qué lo mejor sea vencido por lo peor y lo valioso se encorve frente a lo despreciable? ¿Cuál es el enigma de este pueblo que parece llevar entre las costuras de su alma la fatalidad de su decadencia?” ( Ikram Antaki, “El pueblo que no quería crecer”)

Si en el actual presidente hay rasgos que son comunes a un grueso de los mexicanos, los otros presidentes, los que le antecedieron también fueron representativos. Cada uno en su tiempo y época nos ha representado.

Baste un pequeño recorrido y sentir como se nos desgranan , cual cuentas de un rosario, aquellos rasgos que delinean ciertas características que saltan una vez estando en los puestos de poder.

–¿Quién no recuerda el hipócrita servilismo y acusada gravedad en el carácter de Luis Echeverria Álvarez.

–¿Acaso alguien olvida la frivolidad y actitud melodramática de López Portillo?

–Ni qué decir del talante tibio y “mocho” de Miguel de la Madrid.

– -Indefendible la perversión y desmedida ambición de poder de Carlos Salinas de Gortari, tan presente aún en la vida pública y perseguido por una historia familiar que todos sus millones manchados no pueden limpiar.

–¿Cómo disociar el ascenso turbulento a la presidencia del nerd suertudo, Ernesto Zedillo, de aquel episodio tan obscuro en el México de Luis Donaldo Colosio?

–Y no hay manera de soslayar la mocheria llena de ocurrencias e impertinencias ni el machismo con el que disfrazaba su carácter mandilón Vicente Fox, hoy activo en las redes sociales y en constante confrontación con el actual presidente.

–¿Y la inobjetable inteligencia y carácter dictatorial de Felipe Calderón?

–Y cierra el sine qua non plus ultra campeón de la frivolidad, cinismo, oquedad y carencia de pulso social, propia de la clase política que lo formó, Enrique Peña Nieto.

¡Ah la gran silla mágica del poder! ¡Ah, los presidentes!

Cada uno con sus afanes particulares y sujetos a los intereses grupales. Cada uno atrapado en las trampas de sus luces, sombras y delirios tan de ellos y tan nuestros. Cada uno rodeado de lenguas sibilinas que emiten palabras encantadoras, cantos victoriosos de batallas inventadas. Cada uno llevando entre sus espaldas las esperanzas de una sociedad fragmentada que se niega a tomar también la parte de responsabilidad correspondiente. Una sociedad frenética, llena de trampas y de un pueblo que sostiene con su trabajo el caminar de este país. Un pueblo que es lo mismo masa amorfa o tigre capaz de reír y llorar, al tiempo que ruge con música y busca entre el cementerio de dolor y de sangre justicia para sus muertos y desaparecidos.

Rosario de afanes. De ellos y nosotros. Realidades y pesadillas caminan de la mano en este México, cuerpo de tigre y rostro deforme que el presidente actual insiste en transfigurar y “arrullar” con su voz de cada mañana.

zaragozacisneros.jovita@ gmail.com

dialogoqueretano.com


TRAS LA VERDAD “DELINCUENCIA INCONTROLABLE”

21 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

De acuerdo a los datos que proporciona el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los primeros 6 meses del año, se han cometido (de los registrados) un millón, 4 mil 191 delitos en la República Mexicana. Nada hay que justifique hasta ahora, la altísima incidencia delictiva, ni las evasivas del Presidente de la República, quien criticaba a su antecesor Enrique Peña Nieto, como el responsable de contener la ola delincuencia. Ahora Andrés Manuel López Obrador, echa culpas al pasado y no acepta su responsabilidad. Claro, es mucho más sencillo culpar a otros de la incapacidad probada para atender la problemática, que resolverla con eficiencia y eficacia. Mucho menos cuando el mismo Presidente se conduele de la sentencia impuesta en los EUA al “Chapo Guzmán” y se justifica como un “humanista” ¿Por qué no se ha condolido con las miles de víctimas de secuestros, violaciones y homicidios que se han cometido en México desde que él ejerce el cargo de Presidente de la República? ¿Por qué sí se conduele con uno de los delincuentes más famosos a nivel mundial? Pareciera que esa debilidad de López Obrador, motiva a los delincuentes a seguir en su carrera criminal, total, si el Presidente es un humanista, pensarán los criminales, podría perdonarlos, como lo dijo siendo candidato y cuando ganó la Presidencia de la República: perdón a los delincuentes.

Es un hecho que a la delincuencia debe tratársele con mano dura, para eso están las leyes; mucho más a todos aquellos criminales que cometen delitos considerados como de alto impacto, delincuentes que secuestran, extorsionan, matan, trafican con mujeres, etcétera ¿Por qué condolerse por los delincuentes? ¿Y las víctimas? Las variantes de las incidencias delictivas son una incógnita, hay Estados de la República como Campeche, en los cuales la comisión de actos criminales es muy baja; veamos algunos datos del Secretariado Ejecutivo del mes de febrero de este año, contrastados con el pasado mes de junio. Delitos cometidos en febrero: Campeche, 200; Querétaro, 4 mil, 785; Tlaxcala, 375; Veracruz, 4 mil, 033; Estado de México, 23 mil, 600; CDMX, 19 mil, 986; Jalisco, 13 mil ,364. Para el mes de junio: Campeche, 196; Querétaro, 5 mil, 105; Tlaxcala, 332; Veracruz, 4 mil, 344; Estado de México, 28 mil, 856; CDMX, 19 mil, 959; Jalisco, 12 mil, 893.

Ahora veamos el acumulado de estos mismos Estados en los primeros 6 meses del año. Campeche, 1 mil, 163; Querétaro, 30 mil, 881; Tlaxcala, 2 mil, 341; Veracruz, 25 mil, 860; Estado de México, 159 mil, 635; CDMX, 123 mil, 403 y Jalisco 81 mil, 859 delitos. Terrible el panorama que vive México, de ahí el temor de millones de mexicanos de ser víctimas potenciales de cualquier delito, la inseguridad se ha apoderado de nuestro país. Para colmo, el gobierno federal no puede resolver el problema laboral de los miles de elementos de la Policía Federal. La Guardia Nacional, con los mismos elementos que ya trabajaban en las policías del Ejército y la Marina, no podrán ofrecer mejores resultados si las estrategias de combate al crimen, sea organizado o no, continúan siendo las mismas. El glorioso Ejército Mexicano y la Marina siguen a cargo de la seguridad pública, ahora con mayor apertura al tener una ley que los faculta para ello. La Policía Federal literalmente fue desmantelada. Así que, los Estados y municipios deben hacerse cargo de la responsabilidad de la seguridad pública que les deviene de la misma Constitución. Andrés Manuel López Obrador, ha fallado hasta ahora, aunque no lo reconozca y eche culpas al pasado; el gobierno federal no puede, solo promete, pero los resultados desmientes las promesas. Vamos, ni siquiera entre los responsables se ponen de acuerdo para cuándo irán reduciendo los índices de criminalidad.

Aun está presente el enorme equívoco de Claudia Sheimabaum, cuando disolvió el cuerpo de granaderos en la CDMX, cuerpo de policía que tuvo que ser rehabilitado con dos nuevos organismos policiales, debido al incremento de la violencia. López Obrador y Sheimabum, proclives al populismo, advirtieron que no habría represiones, ahora se ven y se sienten las consecuencias: aumento en el índice delictivo. Nada de concesiones a la delincuencia. La política no aplica en este ámbito; debe existir la “represión legal” en contra de todo aquel que violente las normas en perjuicio de persona alguna, ese es el pacto social, para eso se crean las normas legales, para castigar no solo al que deja de pagar impuesto, también a quienes delinquen y agreden a la sociedad. Los mexicanos no queremos un gobierno que reprima por reprimir; no, pero sí que “reprima legalmente” a los infractores. Hasta en tanto no cumplan con esta obligación las autoridades responsables de la seguridad pública, los delincuentes tendrán toda la ventaja en agravio de la pacifica sociedad mexicana ¡Basta de condolerse de los delincuentes señor Presidente!

Héctor Parra Rodríguez


La crisis en el Golfo Pérsico. Un riesgo mundial.

21 Jul 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

Tener un presidente ignorante, bravucón y temerario al frente de una potencia como Estados Unidos es un peligro para la paz mundial, no sólo pone en riesgo a los ciudadanos de su propio país, sino a los de todo el mundo. El rompimiento unilateral del pacto nuclear con Irán ha sido un desatino por el lado en que se le vea.

Por un lado, encontramos una Europa indolente y dividida, que no acierta a encontrar por si sola las medidas adecuadas y eficaces para sostener el acuerdo nuclear con Teherán. Las instituciones europeas tuvieron un papel trascendental en el proceso de paz iniciado en la conferencia de Madrid en 1991 y luego en Oslo en 1993. Les llevó a los europeos diez años de negociaciones e iniciativas para lograr el acuerdo con Irán al que se sumó Obama en 2015, un acuerdo multilateral sancionado por la comunidad internacional, que había logrado levantar las sanciones estadounidenses y reactivar los intercambios económicos de Irán con Europa y Estados Unidos. Un enfoque de ganar-ganar que estaba rindiendo frutos.

La decisión de Trump de romper este pacto sólo porque fue firmado por Obama es ante todo una derrota para los valores y métodos multilaterales característicos de las instituciones europeas. El golpe trumpeano no fue solo contra Irán, sino principalmente contra Europa, el unilateralismo y la extraterritorialidad estadounidense contra el multilateralismo y las organizaciones internacionales, porque la ONU y la UE están involucradas en la firma del pacto.

El Brexit ha llevado a Gran Bretaña no sólo a separarse de la Unión Europea, sino a plegarse mucho más a Estados Unidos. La intercepción del buque iraní en Gibraltar tiene consecuencias en el recrudecimiento de la crisis y su impacto en los riesgos de que una catástrofe incendie el estrecho de Ormuz. Irán responde a la escalada de la tensión con medidas de defensa, que si se llega a una presión insostenible puede estallar el conflicto bélico.

Los juegos de guerra en que se han involucrado Gran Bretaña, Arabia Saudita, Israel, Iraq, los Emiratos Árabes, Omán, Qatar y por otro lado Irán, Rusia, India y China no presagian buenos augurios. Nadie puede estar seguro de lo que puede hacer el país persa ante una agresión armada. Cuenta con mísiles rusos de última generación para repeler ataques, pero también con mísiles de hechura propia para atacar. ¿Quién puede asegurar que no haya comprado o ensamblado más de alguna bomba atómica, independientemente que sea a través del enriquecimiento de uranio por sus propias centrifugadoras? Muchos países podrían poner un arma nuclear a la disposición de Irán: Paquistán, India, Corea del Norte, China o Rusia o el mercado negro de armas. No se sabe.

La capacidad misilística iraní puede alcanzar no sólo a los vecinos árabes del medio Oriente sino, principalmente, a Israel. Este país presiona a Estados Unidos para acciones armadas contra Irán y ha amenazado con ataques preventivos para destruir las instalaciones nucleares iraníes. Ahora estamos en una situación muy distinta que cuando destruyó las instalaciones atómicas iraquíes, Irán no es Iraq. Los SS300 y SS400 rusos han probado su eficacia y hasta ahora no existe poder que los sobrepase. Irán cuenta con estas armas.

Lo que no ven los halcones de Trump son las capacidades reales de Irán, su ubicación estratégica, su historia y orgullo nacional, el papel que desempeña de gozne entre oriente y occidente, su importancia para India, Rusia y China y también para Europa y su desesperación por sobrevivir.

La irresponsabilidad del actual círculo rojo estadounidense es inaudita por su arrogancia e ignorancia en la toma de decisiones. La irracionalidad puede llevar a una catástrofe no sólo de Irán, sino mundial. Los que deben estar llenos de pánico por esta escalada de tensión son los ciudadanos de Israel, de Arabia, de Londres, además de los de Irán y sus vecinos, el efecto de una sola bomba no se compara con los esfuerzos mediocres por detener la escalada de Trump.

Si existe la posibilidad de que se arroje una sola bomba atómica, el daño es para todo el mundo. Por ello, la comunidad de naciones debe alzar la voz mucho más fuerte de lo que lo está haciendo ahora, principalmente Europa, porque el riesgo de no hacerlo es mucho más alto de lo que se piensa. La irresponsabilidad con que se está manejando este conflicto sobrepasa con mucho el botón atómico que Trump dice tener, es el futuro de la humanidad tal como la conocemos ahora lo que está en juego. El pánico es que siga un tonto arrogante sentado en la silla presidencial de Estados Unidos con un botón nuclear al lado. Es capaz de desatar una guerra para reelegirse, y las consecuencias las cargaría no sólo Estados Unidos, sino un gran número de personas y países inocentes.


TRAS LA VERDAD “PREPARAN LA “CHICANADA” EN BAJA CALIFORNIA”.

19 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

A través del ex senador y ex diputado priista Amador Rodríguez Lozano, no solo defienden lo indefendible de la contra reforma a la Constitución Política del Estado de Baja California, que amplía el periodo de gobierno; ahora preparan la “chicanada” que les permita quedarse en el gobierno los próximos 5 años y no los 2 para los que fue electo el empresario morenista Jaime Bonilla Valdez. Amador, Licenciado en Derecho, fue pupilo de una de las figuras más importantes en Derecho Constitucional, tal vez por eso se siente sobrado en los comentarios que vierte el ex priista, sobre la constitucionalidad de la trampa legislativa que llevaron a cabo 12 panistas, 5 priistas, 3 morenistas, un petista y demás diputados locales. Por supuesto, también los 6 ayuntamientos que validaron la reforma.

La reforma constitucional local, no será publicada de inmediato, esperan a que la puerta casi esté cerrada para actuar perversamente. El día último de este mes, concluyen el periodo de 3 años los legisladores bajacalifornianos. Dejarán el problema a la nueva Legislatura Local, dominada por Morena. Ya no harán nada los actuales legisladores. Para que la reforma entre en vigor, debe ser publicada en el Periódico Oficial del Estado de Baja California, entre tanto no puede ser impugnada, tendrán que esperar para el inicio de de su vigencia quienes ya plantean el juicio de inconstitucionalidad o bien, dijo Porfirio Muñoz Ledo, la controversia. El gobernador o la Legislatura, son los únicos que pueden ordenar la publicación para que entre en vigor el día de su publicación. Hasta ahora los panistas “controlan” el Estado (supuestamente); el gobernador es del PAN y la mayoría de los 25 legisladores son panistas, aun que no cuentan con mayorías relativa ni calificada. Así que requerían de la chiquillada para todas sus reformas. Hasta ahora también controlan los 6 municipios los panistas, bajo el mando del gobernador.

A partir del uno de agosto, Morena tendrá el control de la Legislatura. Ellos, socarronamente, simplemente esperarán el día de la toma de posesión o un día antes de noviembre para que, fatalmente entre en vigor, publiquen la reforma y ese mismo día, primero de noviembre, tome protesta como gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, levantará la mano por el periodo de 5 años, no de 2 como hasta ahora dice la constitución de ese Estado. Pretenderán dar “machetazo a caballo de espadas”, según el constitucionalista y tramposo de de Amador Rodríguez, actual enlace de la transición y próximo secretario de gobierno. Por cierto, Amador perdió como candidato a la gubernatura de su Estado, bajo las siglas del PT. Afirma que no se ha afiliado a Morena, pero se maneja como esbirro de ese partido, da exactamente lo mismo. Si protesta por 5 años, será otro acto de autoridad a combatir, a consecuencia de la reforma.

Amador piensa que, tomando protesta Jaime Bonilla, por un periodo de 5 años, será acto consumado, por lo tanto imposible de revertir. Su perversa apreciación “jurídica” es falsa. Argumenta que el derecho se interpreta, por eso actúa como abogado “chicanero y bandolero”, se la juega, va por todas; total, si gana se lleva 3 años más de gobierno y si pierde cumplen los 2 años para los que fue electo su jefe nominativo: Bonilla. Bien, para el 1 de noviembre próximo, Morena tendrá el absoluto control político del Estado (con sus aliados: Verde y PT). En las elecciones del mes pasado, se llevaron todo, 17 diputaciones de mayoría relativa, los 5 municipios que integran el Estado y gubernatura. Solo las migajas recogieron los partidos de oposición.

Bien vale la pena recordar que Morena y sus aliados ganaron todo, pero no tienen la legitimación popular; apenas votó el 29.9267% de la Lista Nominal de Electores, lista que sumó 2 millones, 811 mil, 075 electores; lo cual quiere decir que al 70% de los bajacalifornianos no les importó el proceso electoral, ni sus candidatos. Bajo el gobierno federal en poder de Morena, emplearon el tradicional “acarreo”, lo que les permitió ganar con una bajísima votación, votos que deben distribuirse entre todos los participantes, por lo tanto su triunfo es legal pero no legítimo. Lo mismo les pasó en el Estado de Puebla. Bueno, eso es historia.

Con el absoluto control de todos los espacios políticos a partir del día uno de noviembre, piensan que podrán burlar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; Amador Rodríguez deja en claro que el límite que establece la Constitución es de 6 años y ese principio no lo violentan. Banal argumento. Por cierto, la Ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, hoy Secretaria de Gobernación, afirmó que la reforma constitucional en Baja California, es inconstitucional. En esta ocasión su criterio es válido, aunque sin ningún valor jurídico ni político. Así las cosas, todo será suspenso hasta la entrada en vigor de la reforma constitucional en Baja California; nada para nadie hasta entonces. La batalla jurídica iniciará una vez que entre en vigor, antes solo especulaciones. Eso les da tiempo a las dos partes en conflicto para preparar sus pruebas.

El socarrón de Andrés Manuel López Obrador, no se ha pronunciado (contrario a su imprudente costumbre), dice que es y será respetuoso (¿Desde cuándo es respetuoso ese señor?). Mal augurio político. La presión política vendrá (ya la tienen encima) en contra de los Ministros, quienes resolverán a final de cuentas con las pruebas que aporten las partes, sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la deformada reforma. Si se declara la inconstitucionalidad, simplemente el ambicioso de Jaime Bonilla Valdez y sus secuaces se quedarán con las ganas de 3 años más de gobierno. Si se declara constitucional la reforma, “agárrense”, otros estados tendrán el mal ejemplo y Andrés Manuel López Obrador abrirá enorme puerta para ampliar su periodo constitucional. De peligro en peligro el orden constitucional mexicano se va perdiendo por los abusos de políticos y abogados mercenarios como Amador Rodríguez, quien solo busca su beneficio personal y político.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “AMLO QUIERE EL CONTROL DE LOS TRES PODERES”

17 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Cuando el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, descalifica las resoluciones del Poder Judicial de la Federación, no hace más que mostrar su impotencia al no poder controlar, como él quisiera, a jueces y Ministros, para que resuelvan de acuerdo a sus intereses personalísimos y no conforme a derecho. Siempre ha mostrado una conducta rebelde, si por él fuera, tendríamos un gobierno autoritario, absolutista. Ya controla al Poder Legislativo y por supuesto es el rey del Poder Ejecutivo, aquel que se atreve a contradecirlo sufre las consecuencias de inmediato, también descalifica a sus subordinados, nadie se le escapa. Al primer “chasquido” de dedos obedecen sus subordinados, sean dependientes del Poder Ejecutivo o del mismo Legislativo, los obliga a violar la Constitución sin vergüenza alguna. Ha logrado el control absoluto del poder, por eso sus conferencias mañaneras, se apodera de los temas mediáticos y marca diariamente la agenda a seguir, no importa que sean mentiras, él crea polémica, muchas de las veces genera discusiones banales para distraer de los temas principales. Hay quienes lo califica de “inteligente”, con lo cual no estoy de acuerdo; es perverso, mentiroso, vengativo, maquiavélico, no es su costumbre el respeto a los mexicanos; en cuanto no están de acuerdo con sus impertinencias, de inmediato los descalifica, los agrede los ofende. Excepción hecha de los mandatarios de otros países, a esos les muestra sumisión, como el caso de Donald Trump. A los mexicanos no les merece respeto alguno.

López Obrador siempre ha sido un disidente, ahora lo es desde el propio sistema jurídico mexicano, no le agrada; él tiene su propia balanza de la justicia, el Derecho no le interesa, la interpretación de ley la inclina hacia a donde le indican sus preferencias, ni siquiera ideológicas, parece que no las tiene; de pronto es de izquierda, luego social demócrata, luego liberal, según su estado de ánimo; al empresario lo golpea, luego le soba para que no deje de invertir; cancela contratos sin pudor, endeuda al país sin la menor prudencia y con alta irresponsabilidad, como lo fue con el aeropuerto de Texcoco. Ahora lo hace con Pemex, saquea las finanzas públicas para echarlas al barril sin fondo, en donde no tendrá problemas de desaparecer el dinero que le plazca; ya lo adelantó, dará a Pemex un millón de millones de pesos para que pueda sanear y volver a empezar a producir, extraer y transformar el producto. Otra mentira más. Será un dinero tirado a la basura, al tiempo. El sacrificio de los ahorros, la exprimida de los presupuestos a todas las dependencias, son para Pemex y otro poco para los centroamericanos ¿En qué piensa Andrés Manuel López Obrador? Su política de los 70as que hundieron al país en la inflación y el endeudamiento, a la vez pretende seguir las políticas chavistas de Venezuela, obsequiando dinero al pobre para que siga igual de pobre en lugar de crear fuentes de empleo; así asegura de por vida el voto de esos pobres que cada mes estiran la mano para recibir las dádivas del presupuesto público, dinero de los contribuyentes.

Grosero y molesto se ha portado el Presidente de la República, con jueces y Ministros, por no convalidar sus atropellos jurídicos. Se irrita cuando fallan en contra de sus abusos y descalifica, como es su costumbre; ofende a los particulares que hacen uso del sistema de justicia, no los baja de corruptos y a las autoridades que resuelven en favor de los que reclaman justicia otro tanto; a las sentencias, si no definitivas, las califica de “sabotaje legal”, cuando que, en el Código Penal, está tipificado el delito de sabotaje; luego los califica de delincuentes, aunque cínicamente diga “con todo respeto”. El Presidente de la República, ha dado muestras de ser abusivamente autoritario, intransigente, abusivo, tramposo y mañoso. Es absolutista, solo él y nadie más. Cuando en sus conferencias mañaneras es increpado por sus mentiras, simplemente cambia de tema o se niega a responder, haciendo uso en la mayoría de las veces de su frase que ya hizo popular por reiterativa y abusiva: “yo tengo otros datos”. Y así “batea” a ls periodistas críticos. No reconoce errores, a pesar de las pruebas y evidencias.

Ahora que ha estado resolviendo el Poder Judicial (parcialmente, no hay sentencias de fondo aún) algunos amparos sobre su aeropuerto, su refinería y su ley de salarios, ha roto en rabia, en ira y no le queda más que desacreditar a las autoridades. A él no le importa que pierda los juicios por falta de pruebas que demuestren que sus actos de autoridad son constitucionales, apegados a derecho; no, lo único que le importa es que no le cancelen sus caprichos, lo otro no le interesa, subordinarse al Estado de Derecho, no le importa. Primero su voluntad, como lo acostumbra hace muchos años, siempre en contra del orden jurídico, ahí están la toma de carreteras, de pozos petroleros, el bloqueo de la Avenida Reforma en el DF, sus abusos como jefe de gobierno en el DF, etcétera. Ese ha sido su estilo, privilegia el caos en su beneficio. La anarquía es su instrumento de trabajo. De ahí que no resulte nada raro que el mismo Presidente de la República, asegure que el Poder Judicial viola la Constitución, cuando que él es el violador; parece sargazo el Presidente, no sirve, ensucia, contamina y huele mal. La ley que crearon sus huestes legislativas para que nadie gane más que él, bajo el pretexto de la austeridad (él nunca ha trabajado, no sabe lo que es sufrir, estudiar, superarse, capacitarse para tener mejores expectativas de vida); el cínico Presidente asegura que violan la Constitución por la sentencia que fuera emitida por la Corte que declaró la inconstitucionalidad de algunos artículos, que fue reformada en el inter del juicio para que no se viniera abajo toda la ley; los mañosos legisladores dieron “chicanazo” legislativo. Y, la sentencia obliga a que los legisladores describan con claridad qué tantos beneficios tienen el Presidente de la República, además de su salario, para lograr el “equilibrio justo”, dado que López Obrador no gasta en alimentos, en vivienda, en viáticos, en transporte, en teléfono, etcétera. Esa sentencia dolió a los legisladores y al mismo Presidente, no quieren desnudarlo, que se conozca no solo de sus poco más de 100 mil pesos de salario; no, también de todo lo demás que recibe como beneficios del ejercicio del cargo, esas son prestaciones que recibe y no paga impuesto alguno, es privilegiado; los mismos beneficios deben ser para otros servidores públicos, no solo para el Presidente ¿Quiere igualdad? Ahora se aguanta. Sumado a lo anterior, la misma Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 94 antepenúltimo párrafo, establece claramente que no podrán ser reducidos sus salarios durante su encargo (jueces, magistrados, ministros). Pero, para el Presidente quien viola la Constitución, no es él, son los que interponen juicios de amparo y las autoridades que les conceden la protección de la justicia federal. Hace uso de la máxima tribuna mediática para tergiversar descaradamente el contenido de la Constitución. Sus obras, por lo pronto suspendidas, no cumplen con los requisitos legales, por eso han concedido las suspensiones en los juicios de amparo, el Poder Ejecutivo no cumple con la ley. Ah, pero el Presidente afirma que sí cumplirá con toda la normatividad, para sanear su cloaca jurídica.

Conclusión. Es peligrosa y altamente autoritaria la conducta del Presidente de la República. Insiste en pretender dominar al Poder Judicial para que se pliegue a sus caprichos, aplauda sus abusos y omita rectificarlo. Otro tanto ha hecho con más instituciones como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a quien calificó de violadora de derechos humanos, vaya pues con la peligrosa y malévola ignorancia presidencial, a punto de llevarnos a un gobierno que pisotea los derechos humanos y garantías individuales sin misericordia. Bien por el Poder Judicial que se ha mantenido firme, no ha cedido a los caprichos del Presidente; bien la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que ha hecho lo mismo. No al autoritarismo, no al desconocimiento del Estado de Derecho. El Presidente, como cualquier autoridad, está subordinado a la Constitución y demás leyes que de ella emanan. Así de simple. No es omnímodo.

Héctor Parra Rodríguez


Bipolaridad

16 Jul 19 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Hoy día, solemos emplear el vocablo ‘bipolar’ para referirnos a una persona que cambia de estado de ánimo, a ese ir y venir de un extremo a otro. En el fondo, todos somos un tanto bipolares. El claroscuro es inherente a la condición humana. Pero cuando ese desgarramiento llega a ser eco de una escasa sensatez, de una patética incongruencia, se convierte en un trastorno mental, diríamos esquizoide, impacta a los demás. A mayor abundamiento cuando ese impacto trasciende a la vida pública. Es decir, cuando la persona portadora de ese desarreglo es un personaje público.

Tal es el caso del tabasqueño que ocupa Palacio Nacional, con toda la legitimidad que el voto mayoritario le ha conferido. Su bipolaridad tiene tres dimensiones. En primer lugar, la anímica, pues que por un lado proclama ‘amor y paz’ y, por otro, monta en el odioso potro de la agresión, calificando al adversario como ‘cretino’, ‘corrupto’, ‘conservador’… En segundo lugar, la política que va del ‘abrazos no balazos’ a la militarización en materia de seguridad; del dictado de la austeridad a la dádiva clientelar derrochadora. En tercer lugar, la ideología que transita del laicismo juarista que podría inspirar una ‘carta cívica’ al patrocinio de una ‘cartilla moral’ que el desdichado ha decidido confiar a las iglesias evangélicas insertando la religión en la ‘polis’ secular; del concepto paupérrimo de un futuro reducido al ‘no hay marcha atrás’ –y como si la democracia no fuese la incertidumbre misma– a la queja infatigable de un pasado inmediato, que, por no matizar, acaba siendo amargo fruto de una imaginación enfermiza, históricamente reaccionaria. A propósito de la cual me permito citar a la poderosa canciller alemana, Angela Merkel: “los presidentes no ‘heredan problemas’. Se supone que los conocen de antemano, por eso se hacen elegir para gobernar con el propósito de corregir esos problemas, pues culpar a sus predecesores es una salida fácil y mediocre”. Pero en el tabasqueño, víctima esquizoide de una falsa creencia de superioridad, sólo habitan el reproche y la voluntad devastadora. Como el legendario Atila que ahí donde pisaba sólo cenizas quedaban.

* * *

Sufragio efectivo, no reelección. Respeto a la división de poderes. Sí a la vida y a la libertad de expresión. No más derroches.


LAS RAZONES DE CARLOS URZÚA EXPUESTAS EN PROCESO.

16 Jul 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

–A pesar de las diferencias que hoy tengo con él (AMLO), estoy convencido de que es, por mucho, el mejor político vivo que existe hoy en México. Es muy impresionante verlo: tiene una inteligencia social extraordinaria.

–Yo diría que soy un neokeynesiano. Si me preguntas qué debería ser México, yo te diría que una socialdemocracia en el sentido nórdico del término. Creo que él (AMLO) también, y en ese sentido somos afines. Nunca he sido un izquierdista de pies a cabeza y creo que en el fondo él tampoco. No creo que tome en serio el marxismo.

–Quizás se asume como un socialdemócrata, o más bien como un intervencionista o un “dirigista”, alguien que está a favor de la rectoría del Estado en la economía. En cuestiones de redistribución del ingreso o combate a la pobreza, mi postura y la suya son similares. En términos ideológicos somos cercanos. Curiosamente, yo soy menos conservador fiscalmente hablando que López Obrador.

–Me preocupaba el hecho de que fuese fiscalmente conservador, y al mismo tiempo colocara un gran énfasis en los programas sociales. Me preocupaba el balance. No es sencillo tener balance presupuestal y al mismo tiempo muchos programas sociales. Es una tensión de todos los gobiernos, aunque en su caso es mayor.

–El presidente no quiere hacer una reforma fiscal. Yo sí, porque creo que es la única manera de abatir desigualdades. No sé por qué no quiere hacerlo. Quizás por no enfrentarse a algunos empresarios, quizás por el costo electoral…

–Me cuesta entender el tipo de relación que tiene (Alfonso Romo) con el presidente. Ideológicamente Romo es un hombre de extrema derecha y en términos sociales oscila entre el Opus Dei y los Legionarios de Cristo. ¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar a Augusto Pinochet y a Marcial Maciel, acabó no sólo siendo amigo de López Obrador, sino incluso siendo el jefe de la Oficina de la Presidencia?

–Un conflicto de interés existe cuando una actividad personal o de negocios de un servidor público podría eventualmente interferir en el ejercicio de sus funciones. (Este podría ser el caso de Alfonso Romo).

–Creo que su fin último (de Alfonso Romo) es renacer. Después de haber estado en la lista de Forbes está buscando ser lo que alguna vez fue. Es entendible que esté tratando de encontrar nuevamente un espacio. Entiendo su postura, lo que no puedo entender es que López Obrador lo tenga en su gobierno.

–Puedo decir que yo sí estuve a favor de que continuara la construcción del aeropuerto de Texcoco. Creo que la obra estaba muy avanzada y había demasiado dinero de por medio.

–Yo no me opongo a los grandes proyectos. Creo que un país como el nuestro debe tenerlos. Tengo mucha fe en algunos de ellos que creo serán exitosos y no serán muy caros. Uno de esos es el Corredor Interoceánico, que en dos años puede empezar a funcionar. La clave es tener una sola empresa que brinde el servicio y no que quede en manos del Estado; ahí sí hay una diferencia dentro del gobierno.

–Yo no hubiera puesto tanto dinero este año para proyectos que no podían despegar rápido. Santa Lucía no empezará sino al menos en tres meses, el Tren Maya sigue en diseño… ¿Para qué poner tanto dinero ahí cuando podría utilizarse para carreteras y otras cosas? Eso explica en gran medida por qué la inversión pública se cayó. Se ha puesto el dinero en grandes proyectos que apenas están empezando a madurar.

–Hacer una refinería como la de Dos Bocas no es óptimo en las condiciones actuales. (…) Tú no puedes persistir en una idea cuando hay empresas que saben más que tú y dicen lo contrario. El problema de este gobierno es su voluntarismo.

–Pemex…

–Bartlett y su visión estatista…

–La política pública debe estar basada en evidencias, no en deseos.

–(Obrador) me dijo que yo era un neoliberal. Para López Obrador, cualquiera que lo critique lo es. También me aseguró que Bartlett es un gran abogado y que cómo me atrevía a cuestionarlo.

–Austeridad. Desde que llegamos al gobierno sabíamos que había que recortar recursos para liberar fondos que pudieran destinarse a los programas sociales. (…)

–Es un problema que quienes están en la Función Pública no tengan un conocimiento claro de la administración pública. Eso puede ser un problema para un gobierno.

(Entrevista de Hernán Gómez Bruera, Proceso 2228, 14-VII-2019, pp. 6-11).

Conclusiones de este palabrero:

–El político presidente AMLO (como casi todos los políticos y no pocos hombres de poder, intelectuales y simples ciudadanos), no aguanta los No a su voluntad. “Sí, señor”, es su encanto.

–¿Cómo distribuir más equitativamente la riqueza social sin una buena, profunda y precisa reforma fiscal?

–No es necesario ser un marxista radical para ver y saber que el Estado mexicano en las últimas décadas ha estado más al servicio del gran capital que de la sociedad abierta y mayoritaria.

–Tampoco se trata de ser un anti-neoliberal absoluto para comprender que junto a la sagrada libertad liberal no han crecido, sino todo lo contrario, la justicia y la igualdad social. Krauze, por ejemplo, habla mucho y bien de la libertad pero nada o muy poco de las terribles injusticias y desigualdades sociales mexicanas.

–¿Dónde está el equilibrio en la convivencia y lucha entre la rectoría política del Estado y la libertad económica del Mercado? ¿Existe ese punto de equilibrio o es preciso inventarlo?

–Ah, el voluntarismo terco o mesiánico de AMLO sin el conocimiento preciso de lo que quiere hacer y cambiar. A puro valor mexicano. Por sus pistolas. Voluntarismo y autoritarismo. Concentración del poder. ¿A dónde vamos a parar?

–Democracia y Revolución. El mandato democrático no es un mandato revolucionario. ¿Es posible una revolución democrática?

Octavio a la entrada de su libro El ogro filantrópico, 1979, la libertad contra la fe, la libertad crítica frente a las trampas de la virtud:

–La libertad no es un concepto ni una creencia. “La libertad no se define: se ejerce”. Es una apuesta. La prueba de la libertad no es filosófica sino existencial: hay libertad cada vez que hay un hombre libre, cada vez que un hombre se atreve a decir No al poder. No nacemos libres: la libertad es una conquista y una invención.

Palabrero:

–Es cierto, la conexión que Obrador hace con la gente en la plaza pública es innegable. Logra la conexión como ninguno y hace que circule pura buena corriente. ¿Es suficiente? ¿Y luego? ¿La magia del verbo hace las cosas?

Q, Presidentes, martes 16-VII-2019.


TRAS LA VERDAD “SEGUNDA AMENAZA DE DESAPARECER PODERES”

15 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Ahora fue el diputado federal y Presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, quien amenaza con desaparecer los poderes de un Estado, en el caso el de baja California, por haber reformado la Constitución de esa entidad federativa, para prolongar el periodo de gobierno del morenista electo, de 2 a 5 años, Jaime Bonilla. Antes, por el mes de febrero pasado, fue el borrachín (también Porfirio) y senador guerrerense Félix Salgado Macedonio, quien proponía la desaparición del Poder Judicial, por no subordinarse a la ley de remuneraciones, misma que fue reformada de inmediato debido a la inconstitucionalidad de muchos de sus artículos, “chicanearon” los juicios de inconstitucionalidad para declarar su improcedencia.

Sorprende de Porfirio su hilarante propuesta, en tratándose de un hombre letrado y conocedor de la materia jurídica, como de los mejores legisladores. No fue así el caso del neófito, ignorante de Salgado Macedonio, a quien nadie siguió en su frustrante intentona de desaparecer al Poder Judicial de la Federación, incluso su coordinador lo tildó de “loco”, Ricardo Monreal, dada la descabellada “iniciativa” en tribuna de comisiones. La torpe propuesta quedó en el olvido y los Ministros declararon la inconstitucionalidad de algunos artículos la ley ahora reformada; no trascendió y su torpe declaración quedó en el olvido, aunque deberá estar en el registro de intervenciones. Por cierto, el neófito recordó que Ernesto Zedillo lo hizo en 1994, lo que de suyo es una falacia; si bien se indemnizó a todos los Ministros de entonces, dado que eran inamovibles y vitalicios, reformaron la Constitución para que los Ministros tuvieran un periodo de duración en el cargo; cierto, fue una canallada de Zedillo y sus huestes legislativas, pero no hubo desaparición del Poder Judicial. Por cierto, una de las beneficiadas de aquella reforma constitucional fue la hoy Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien, vale recordar, viola la Constitución al cobrar 2 salarios; uno como Secretaria y el otro bajo la denominación de pensión, disfraza la violación donando su salario y goza del ingreso más alto; la Ministra en retiro devenga el triple de lo que percibe su jefe inmediato superior, Andrés Manuel López Obrador. Así el doble rasero en la interpretación y aplicación de la ley en el gobierno de la 4T.

Sobre el tema de la reforma Constitucional en Baja California, los políticos pretenden ir más allá; la propuesta del Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, es una vacilada. Es un tema serio, debe someterse al imperio de la ley, de lo contrario caen en lo mismo que hicieron diputados y ayuntamientos de ese Estado, violar la Constitución federal. La competencia de la desaparición de poderes es del Senado de la República, aunque Porfirio hace la acotación; sin embargo, subió a la mesa de debate el tema con mayor fuerza; ese es el propósito, como para que se olviden otros temas también de la misma envergadura (delincuencia, recesión, falta de empleos, nula inversión, mentiras del Presidente de la República, etcétera). Políticos de los partidos del PAN y del PRI, “engordan el caldo” y se suman a la propuesta de Porfirio y cómo no, si la pretensión al final sería que se inhabilite a Bonilla y no ocupe la gubernatura por los 2 años, periodo para el que fue electo. Se nombraría un gobernador interino y convocarían a elecciones extraordinarias. Eso no sucederá. Más prudente Monreal y con ánimo de no friccionarse con Muñoz Ledo, dice que se estudiará el caso.

Es mucho más sencillo y prudente iniciar 2 caminos a la vez. Uno, juicio político para todos los violadores de la Constitución, de naturaleza política, solo eso; inhabilitarlos, destituirlos y pérdida de derechos políticos. No desaparecer lo poderes que no encuadra en el artículo 76 fracción V de la Constitución federal. La otra vía, iniciar los juicios de inconstitucionalidad para declarar nula la reforma y por tanto inconstitucional; aunque Porfirio también sugiere, ante la duda, que podría ser la controversia constitucional. No sabe bien a bien la vía judicial, por eso su pretensión es más política que jurídica ¿Controversia o inconstitucionalidad? Porfirio prefiere echar la moneda al aire, a ver cuál pega. Serán los abogados los que decidan o bien, por si las dudas utilizar los dos juicios. Al final el asunto de la reforma de la Constitución de Baja California, es como el sargazo: contamina y apesta.

La reforma aun no puede ser impugnada hasta en tanto no se publique en el Periódico Oficial de aquel Estado, para que entre en vigor. Pero el juicio político puede dar comienzo; hasta ahora solo alharaca, nadie ha hecho nada en serio, nadie ha iniciado procedimiento alguno, vamos ni el procaz e improcedente que pretende desaparecer los Poderes en el Estado de Baja California. Todo hasta ahora es teatro bien diseñado y montado en escena para entretener a la clase política y a los mexicanos. Y así viene sucediendo desde la salvaje, ilegal e inconstitucional ocurrencia de los legisladores de aquel Estado ¿Podría el gobernador actual de ese Estado imponer el “veto” u observancia para devolverlo a la Legislatura? No. No puede, en tratándose de reformas a las constituciones, los titulares del Poder Ejecutivo, por supuesto también el federal, carecen de la facultad para vetar reformas constitucionales. La escena teatral continúa.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “BANDIDOS DE CUELLO BLANCO DEFRAUDARON A CAJISTAS ¿ABRIRÁN LA CAJA DE PANDORA? “

10 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Política, Querétaro | Sin comentario »

Hace no muchos años, por idea (entre otros) del Contador Agapito, crearon la Cooperativa de Ahorro y Préstamo, conocida como Caja Libertad. Bajo una buena y honesta administración, creció y creció, los ahorradores, entonces cooperativistas, vieron bueno resultados, no había abusos ni fraudes, el Consejo de Administración rendía buenas cuentas y en cada sucursal participaban en la toma de decisiones los cajistas. Las sucursales se multiplicaron, nacieron más alá de las fronteras del Estado, para incursionar en otras entidades. Cada fin de año, los cooperativista recibían obsequios producto de una buena administración, a fin de cuentas no era entidad financiera y las “ganancias” se distribuían entre los cajistas. Cuentan que el Contador Agapito, pretendió remover a los consejeros que ya habían saboreado las miles del dinero ajeno. Grande fue su sorpresa, quien salió de la Caja Libertad fue Agapito. Sin embargo la cooperativa continuó funcionando y los consejeros se enriquecieron bajo la sombra con el paso del tiempo. Los consejeros eran cajistas. Muchos queretanos vimos como creció el patrimonio de todos ellos, conocidos en ese entonces. Cada cooperativitas daba una parte social de no más de 300 pesos, con la cual los ahorradores se podían sentir inversionistas, lo que nunca sucedió.

Compraron inmuebles por doquier para el funcionamiento de la Caja Libertad, la matriz se localizó por un tiempo en el municipio de Corregidora, enorme el predio, enorme la construcción. Las sucursales se dispersaron e hicieron competencia a los bancos; incluso tarjetas de débito expedían, manejaban sus propios cajeros; todo un éxito financiero. El dinero de cajistas era ahorrado en los Bancos. También prestaban dinero, al igual que cualquier Banco, pero a menores intereses. Los deudores empezaron a caer en mora, así que a pagar intereses, después los odiados embargos, los bienes de la Caja seguían creciendo, casas, terrenos, vehículos, joyas, etcétera. De tal suerte que el patrimonio de la Caja, no se los cooperativistas, creció sin control alguno. Fue necesario contratar y contratar más personal, abogados para recuperar créditos vencidos; algunos abogados venidos de fuera se enriquecieron, están bien ubicados. Solo los consejeros sabían cuánto dinero había y el destino del mismo, en qué lo invertían y en dónde se empleaban esos enormes recursos. Reitero, los cajista recibían con singular alegría pequeños obsequios a fin de año, felicitaciones el día de los cumpleaños, se sentía consentidos, más nunca intervenían en la administración, salvo los representantes de cada caja que se abría; y los consejeros felices, a nadie le importaba el destino de la riqueza que ya sumaba cientos de millones de pesos. la Caja Popular Libertad, se convirtió en una mina de oro, sin control de los supuestos dueños: los cooperativistas.

De pronto, cada cooperativista fue llamado a renovar sus contratos de adhesión, esos de letras chiquitas; maquiavélicamente cambiaron la naturaleza jurídica de la cooperativa, para transformarla en financiera; los cajistas dejaron de ser cooperativistas y de un momento a otro, bajo firma de nuevos contratos, recibieron su parte social de 300 pesos aproximadamente, sin saber bien a bien que había sucedido. Esos miles de cajistas únicamente se quedaron con sus ahorros, inversiones y deudas; la Caja pasó a manos de unos cuantos vividores, de aquellos que administraban el dinero de los cooperativistas. Miles de “socios” en total desunión fueron sorprendidos y aceptaron la nueva realidad; todo el patrimonio que se construyó con el dinero de los cooperativistas pasó a manos de particulares. La mima de oro ha servido, incluso, para apoyar campañas de candidatos; los políticos metieron mano; total, nadie sabía cómo se manejaba el dinero de esos miles de ahorradores de buena fe, nadie conocía sobre la administración. El emporio financiero se derrumbó, desapareció de las manos de los ahorradores para pasar a formar parte del patrimonio de los abusivos consejeros y algunos funcionarios de gobierno del estado que “dobleteaban” su función. La mancuerna perfecta. En la zona Centro Sur, de la capital queretana, se yergue un enorme edificio con el emblema de la Financiera, mismo emblema de la caja Popular, pero con diferente siglas. Así que el fraude quedó perfectamente “planchado”. Los ex cooperativistas siguieron con su dinero en la nueva financiera, no hubo desbandada de ahorradores; hasta ahora están seguros los ahorros, se argumentaba. Al poco tiempo, empezaron a salir nombres de los nuevos dueños de la entonces Caja Libertad, algunos de ellos conocidos queretanos, “respetados”, empresarios otros. Se apoderaron fraudulentamente de cientos de millones de pesos sin que tuvieran problema legal alguno. Dejaron de enviar regalos y felicitaciones.

Ahora, con la detención del abogado Juan Collado, “prestigiado”, hoy desprestigiado, cercano a ex presidentes de la República como Carlos Salinas y Enrique Peña, salen nombres que han sido difundidos en actas ministeriales y judiciales; periodistas de corte nacional le han dado una gran difusión al tema (morbosidad) por las personas que se relacionan con el delito de lavado de dinero, fraude y otros, cometidos por Juan Collado ¿Cuántos más? Total, que la ex cooperativa ahora metida en tremendo lio judicial, debido al abusivo hoyanco negro que existe con el manejo de los cientos de millones de pesos surgidos de la nada jurídica. De esto nada comentan los medios nacionales, ignoran el origen de la Financiera. Ha trascendido (en actas), que incluso, fue financiada la campaña del gobernador con 100 millones de pesos sacados de la entidad financiera sin dejar rastro, lo declaró Sergio Hugo Bustamante; el gobernador de inmediato adelantó que acusará de difamación, que él no recibió nada de la Financiera. Más información. Que las cuentas del Contador Antonio Rico, quien fuera administrador de la extinta Caja Libertad y empleado de gobierno del Estado, fueron congeladas por su oscuro origen. Que el senador Mauricio Kuri, ex consejero está relacionado, ha respondido diciendo que él solo fue consejero sin salario, que ni prestamos pidió a la financiera. Que los ex presidentes de México a cuyos nombres aludí, son los dueños de la Financiera. Otros que relacionan con en el delito que se le persigue a Collado, es a Rodríguez Borgio, dueño de gasolineras y casas de apuestas. Mucha de la información que hoy se difunde, ha sido proporcionada, dicen, por el Director General de Libertad, Servicios Financieros, S. A. de C. V SFP, Jesús Beltrán González. La Caja Libertad, convertida en Caja de Pandora y todo por la desmedida ambición de quienes ilegalmente se apoderaron (robaron) del patrimonio de miles de cooperativistas. Ese patrimonio debió ser repartido entre los cajistas a su liquidación; pero no, solo devolvieron la parte social, eso fue todo; el producto, la riqueza que generó, quedó en manos de “cuatreros” ¿Qué todo fue legal? Tal vez. Pero de que fue un mega fraude, lo fue. Obtuvieron un lucro indebido por medio de engaños. Ojalá las investigaciones y acusaciones lleguen al fondo del asunto ¿Cómo y quiénes se robaron el dinero de miles de cajistas? ¿A quién le vendieron la nueva entidad financiera? ¿Quiénes se beneficiaron con el patrimonio de los cooperativistas? ¿Cuánto dinero se robaron de los cooperativistas? Hasta ahora, solo son especulaciones de los posibles defraudadores. Veremos de qué está hecha la Fiscalía General de la República, autoridad que sigue la acusación ya en manos de la autoridad judicial federal, quien decretó formal prisión al famoso abogado Juan Collado, aprehendido en la CDMX, cuando departía con Carlos Romero Deschamps ¿Abrirán la Caja de Pandora?

Héctor Parra Rodríguez


LA RENUNCIA de Carlos Urzúa 

10 Jul 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

La renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Renuncia real y grave, por los motivos expuestos y por la forma, que se acostumbra muy poco en nuestro sistema político en el que impera la simulación.

¿Vuelta a la economía presidencial de los años 70?

¿Cómo nos fue con el presidencialismo económico y dónde acabamos como país en los 80?

¿Qué transformó la política económica verbal de Luis Echeverría Álvarez y de José López Portillo, previa al neoliberalismo y cuyos años admira Obrador, priista de entonces?

¿Estamos de regreso al presidencialismo marca AMLO, quien toma el control de todo en sus manos, a pesar de no saberlo todo, salvo su idea del bien y del cambio por sus pistolas de la 4T y 30 millones de votos?

¿Y los ciudadanos críticos de izquierda de hoy debemos aplaudir lo que antes condenamos: el reciclaje del presidencialismo devaluado?

No veo la lucha del Estado frente al Mercado, sino la vuelta del presidencialismo lleno de grandes palabras y pobre en hechos y realizaciones.

Zaid: –¿Por la boca muere el Peje?

Zaid en La economía presidencial , 1987:

–Se necesita algo más que audacias verbales para tomar decisiones de gran tamaño: una estrategia económica, definida y congruente, que sepa bien qué quiere y qué no quiere, entre las opciones posibles.

–No había estrategia, ni planeación, ni nada: puros abracadabras bien intencionados cuyos efectos mágicos, no se sabe por qué, se negaba a cumplir la despreciable realidad.

–El sobregiro era evidente, y no sólo financiero: se hablaba, se anunciaba, se prometía, sin fondos.

–El prometer milagros no empobrece, cumplirlos (o no cumplirlos) es lo que aniquila.

–La realidad externa no existe. La realidad externa debe ser abolida.

Pero los hechos tienen la cabeza dura y la realidad es picuda. Ay.

Qro. Qro ., Col. popular Presidentes, México, 10-VII-2019.


TRAS LA VERDAD ¡HUYE DE HACIENDA CARLOS URZÚA!

09 Jul 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

El Dr. Carlos Manuel Urzúa Macías, quien hasta ayer fungía como Secretario de Hacienda, tiró la toalla. Por medio de un mensaje de twitter dio a conocer su renuncia. En ella, al igual que Germán Martínez, expuso en una cuartilla las razones que motivaron su salida de la Secretaría. Se confirma y ratifica lo que aseguraba Germán Martínez, cuando dejó la Dirección General del IMSS; este dijo que personal de esa Secretaría, manejaba las políticas económicas de la Institución de salud, señalando que no sería un simple “florero”, vamos, que no estaría de adorno mientras otros manipulan los dineros y hacen de ellos lo que les place.

Andrés Manuel López Obrador, ante la sorpresa de su vida, de inmediato nombró al Sub Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el regañado aquel que, en gira por Inglaterra, dijo que no había dinero para la refinería de Dos Bocas, Tabasco; pero, López Obrador, tuvo que enmendarle la plana, asegurando que él tenía otros datos; aseguró que sí había dinero, lo que resultó mentira, dado que pocos días después el mismo Presidente de la República, firmó con 3 Bancos extranjeros, un crédito por 8 mil millones de dólares. Ese mismo funcionario dijo que podría regresar el impuesto sobre la tenencia de automóviles; por segunda vez López Obrador, le corrigió la plana. Así funciona el gobierno de la 4T, con verdades a medias; se muestra como los automóviles viejos cuando no están bien afinados, prende y se apaga, luego prende pero no tiene fuerza para avanzar y cabecea el motor. “Igualito que un vehículo fuera de tiempo”. Así trabaja el gobierno de la esperanza.

Carlos Urzúa, dijo en su escrito de renuncia: “Estimado Presidente… “Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta puede tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o de izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”. “Aunado a ello, me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”. “Por los motivos anteriores, me veo orillado a renunciar a mi cargo. Muchas gracias por el privilegio d haber podido servir a México”.

La respuesta de López Obrador, no se hizo esperar, llenó de virtudes las acciones de su gobierno, aludiendo a la estabilidad económica del país, al fortalecimiento del peso, a sus políticas de austeridad y combate a la corrupción. Poco más de 6 minutos duró la “perorata” presidencial, para justificar lo injustificable. No quiere mayores comentarios a la segunda y profunda crisis sobre el manejo de los dineros públicos de la hacienda de los mexicanos. Así que pronto nombró al titular de la Secretaría de Finanzas, cuando Andrés Manuel López, fuera Jefe de Gobierno en el DF, después de haber sido evidenciado el entonces titular, gastando y apostando en las Vegas; detuvieron y procesaron por fraude a Gustavo Ponce, entonces su tesorero ¿Recuerda los hechos? Siempre que hay actos de corrupción cerca del Presidente, hábilmente los evade, como ahora, echa culpas como es su costumbre. Hay más sucesos, está el del “señor de las ligas”, el profesor René Bejarano; siendo secretario particular de López Obrador, ocupaba la oficina adjunta del entonces Jefe de Gobierno; el profesor recibía enormes cantidades de dinero, en el caso evidenciado, recibía fuertes sumas de dinero de manos de Carlos Ahumada; empresario que era favorecido con obras públicas. Volvió a evadir responsabilidad el hoy Presidente de la República. Sus allegados son corruptos, él no es. De los casos más recientes, fue el de la diputada morenista en Veracruz, Eva Cadena, quien fuera evidenciada en un video recibiendo dinero para la campaña de Andrés Manuel López Obrador; dinero que, dijo entonces, entregaba a Rocío Nahle García, hoy Secretaria de Energía. También fue descalificada la acusación, se “lavaron las manos” y dejaron a su suerte a la exdiputada local. El fideicomiso que conformaron para recibir donaciones en beneficio de los damnificados del último terremoto fue un mega fraude; recibieron cantidades millonarias y el dinero se fue a las campañas de candidatos de Morena, entre ellas la del mismo López Obrador. Quedó evidenciado y documentado. Semejó a una enorme “lavandería”, recibió millones de pesos y el origen no se supo, mucho menos el destino “social”.

La austeridad ahoga el buen funcionamiento del gobierno federal. El dinero producto de los recortes se pierde, se evapora en un fondo perdido, literalmente es un hoyo negro. No salen del gravísimo problema que generaron con el traspaso de los policías federales a la Guardia Nacional y abren otra “ventana de oportunidad”. Pero López dice que es un cambio, una transformación, no simulación, no más de lo mismo, tenemos que acabar con la corrupción, con la impunidad, no puede haber pueblo pobre y unos ricos. Su política está dando buenos resultados, tiene buenas cuentas. No hay déficit no ha crecido la deuda pública. Acepto la renuncia del Secretario de Hacienda, dijo, cuando aquel ya se había ido. Esos son los datos del Presidente de la República, distintos a la realidad.

Apenas se asoma la punta del “iceberg” de las atrocidades que está cometiendo el gobierno de la 4T, con la economía y las finanzas públicas. Los desatinos son evidentes. A como dé lugar, a raja tabla hacen los recortes al presupuesto, todo para lograr ahorros; han destrozado el Decreto del Presupuesto de Egresos autorizado por la Cámara de Diputados; el ahorro se va directo a la partida secreta del Presidente y él puede gastar ese dinero en lo que le place; un ejemplo de ello, el apoyo de 32 millones de dólares a uno de los 3 países centroamericanos que ayudará el gobierno lopista con dinero de los mexicanos; también para subsidiar todos sus programas sociales que no son más que programas electorales, regalando dinero público bajo el supuesto de ayudar al más pobre, para que baje la delincuencia, lo que ha sido un verdadero fracaso, los delitos han aumentado. Para eso quiere el dinero López Obrador, por esas razones y muchas otras renunció Carlos Urzúa. No soportó que otros metieran mano en su área, personajes “oscuros” que deciden tras “bambalinas” qué hacer con los recursos del pueblo de México; funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública, dijo Urzúa. Sin embargo ¡Andrés Manuel tiene otros datos! Según su apreciación México está en Jauja. Para colmo, este mismo día renunció el titular del área de antisecuestros de la Fiscalía, delito que se ha agudizado ante la complacencia del Presidente de la República.

Héctor Parra Rodríguez.