TRAS LA VERDAD “AMLO PEOR QUE LA PANDEMIA. GENERA MAYOR POBREZA CON MÁS DINERO RECAUDADO”

31 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Reinicia la campaña el Presidente de la República por 6 Estados del sur del país, en aras de recuperar su deteriorada popularidad y la de su partido político, promueve la movilidad social en pleno auge de la pandemia del Covid-19, la que, hasta el cansancio impulsaron con el slogan de: “Quédate en Casa”; sin sentido van en contrasentido. El traslado es por tierra, genera enorme movilidad social, todo el personal que lo acompaña promueve mayor movimiento, entre ellos los Secretarios de Estado, que no viajan solos, al igual que las concentraciones populares, dice López, no serán de más de 50 personas, en cada acto que lleva a cabo en cada uno de los Estados. Las serias contradicciones en las acciones de gobierno de la 4T, están a la vista; Hugo López, coordinador –descoordinado- de los actos de contención de la pandemia, anunció que solo entrarán en funcionamiento a partir del próximo lunes, acciones que contengan “valor social y bienestar”, las que se acompañan, como requisito, con el número de personas –no dijo cuántas-, eso son actos que generan “desarrollo y bienestar”. La pregunta salta de inmediato ¿Los paseos de López Obrador cubren las condiciones que ellos mismos imponen para evitar movilidad social y mayores contagios o rebrotes del Covid-19? ¿Los mítines de Andrés Manuel generan valor social y bienestar? ¡Por supuesto que no! ¿Entonces por qué el Presidente hará un recorrido de 3 mil, 492 kilómetros por tierra, en 6 Estados? Contradicciones aberrantes que no pueden explicar los “servidores de la nación”.

Sin embargo, sí puede deducirse la desesperación de López Obrador, por volver a la calle y continuar con los mítines a que está acostumbrado, en los que promociona sus “programas sociales”, la entrega de dádivas, el anuncio de los beneficiarios de sus programas, la puesta en marcha de obras, los anuncios espectaculares, los logros de su gobierno, las tundas a los “neoliberales”, los golpes a los medios de comunicación conservadores y corruptos ¿Eso genera desarrollo y bienestar? En fin, la concentración mediática de mentiras que satisfacen y aplauden sus seguidores, es el objetivo del Amlo. Esa es la justificación que ha obligado al Presidente a volver a salir a las calles, a pesar de que sus paseos no cumplan con los requisitos que ellos mismos imponen, sus giras mediáticas no tienen ningún valor social, son de corte eminentemente político-electoral. Y la razón que lo lleva de nueva cuenta a las calles, es la baja de su popularidad en todas las encuestas, sigue en caída libre; le urge reposicionarse ¿Cómo? Con el torpedeo mediático a sus enemigos y el anuncio de sus logros ¡Más mentiras!

Visitará Quinta Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz ¡Pero qué necesidad! Pronto darán el banderazo de inicio del proceso electoral 2020-2021 y los bonos de López Obrador, siguen a la baja, como la descalificación que dan las calificadoras internacionales al gobierno lopista, por la toma de pésimas decisiones que alejan las inversiones, los cambios de reglas en quienes han apostado en México, han molestado a gobiernos de la Unión Europea y Canadá; en cambio, derrocha el dinero a manos llenas, está feliz por la alta recaudación de impuestos, superando el 13% de lo programado en el primer trimestre, doblegando al IVA, al ISR y al IEPS; por otro lado, haciendo manita de “puerco” a empresarios incumplidos que han entregado más de 16 mil millones de pesos en adeudos de impuestos, más el dinero que se ha embolsado por pedinche. Mientras esto sucede, los muertos siguen en aumento por el Covid-19, exprimió el presupuesto del sector salud –entre otros más-, dejándolos sin insumos ni medicamentos.

Razonablemente ¿Cómo se puede explicar la profunda contradicción de acciones del mismo gobierno? Simplemente no hay explicación lógica. La campaña de reposicionamiento mediático la volvió a iniciar, esta vez, con su amigo Epigmenio Ibarra, ese que se siente cineasta, no es periodista; Ibarra promovió un video de López Obrador, subiéndola a las redes sociales, en las que cometió tremendo e irreparable error el “experto” en comunicación, al difundir, en voz del mismo Presidente, que “ellos tienen el control de los grandes medios de comunicación”, luego vendría la torcida justificación: “sacaron de contexto las palabras del Presidente” ¡Pamplinas! El video ya se reproduce por millones de veces en todos los medios de comunicación virtual o digital. No cesa la cauda de mentiras.

Razones hay muchas más del por qué el Presidente decidió volver a las calles a pesar de las advertencias y recomendaciones de expertos en epidemiología y de la misma OMS. Andrés Manuel López, se encuentra literalmente aterrado, no quiere perder las elecciones intermedias del año próximo, sabe que perdería el poder sin el apoyo mayoritario y caprichoso de los inútiles legisladores de la Cámara de Diputados, quienes todo le aprueban. Por todo ello, imprudentemente apresuró el paso, sin interesarle que viole sus propias reglas, sin importarle poner en riesgo la salud y vida de miles de mexicanos; seguramente seguirá culpando a la terrible oposición neoliberal, la que, muy a pesar de López, sigue creciendo; este sábado –ayer- mostró el músculo social, sin invitación de partido político alguno, la sociedad organizada salió en su vehículos a protestar en contra de Amlo, pidiendo su dimisión al cargo por la serie de torpezas que ha cometido y sigue cometiendo; miles pidieron la salida de Amlo de la Presidencia, millones en redes sociales se suman.

Las acciones lopistas, en su conjunto, ponen en riesgo la viabilidad del país; simplemente no cede la violencia, no crece la economía, no hay inversión, se pierden miles de empleos, ahuyenta la inversión; la pandemia vino a agudizar los problemas, no han sabido manejarla, a grado tal que los gobiernos de los Estados, tuvieron que aplicar sus propios mecanismos de protección para su población, la sociedad hizo lo propio, varias medidas de contención fueron puestas en práctica mucho antes que el gobierno federal iniciara con la desorientada responsabilidad de proteger la salud de los mexicanos. Lo que sí ha prosperado, sin lugar a dudas, bajo el cobijo y protección del gobierno de la 4T, es la pobreza de los mexicanos que se suman y se incorporarán a las enormes filas de desempleados, en esa acción negativa sí han mostrado ser eficientes los de la 4T: generan más pobreza, en eso no fallan.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “AMLO Y SU JUEGO PERVERSO DE LOS NÚMEROS, HÁBIL MANIPULADOR DE LA DESINFORMACIÓN”

29 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Anuncia el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en plan de “magnanimidad”, que dará a los Estados 60 mil millones de pesos, de un fondo de contingencia para estabilizar presupuestos de gobiernos estatales. Pero, el Presidente no informa que previamente hizo recortes a los presupuestos de los Estados, de alrededor de 98 mil millones de pesos, versión que confirmó el senador Erandi Bermúdez Méndez, dinero de las participaciones a Estados y municipios, afirmando que la Secretaría de Hacienda dio a conocer el recorte. Además, los 60 mil millones de pesos que ofrece dar a los Estados, en “abonos”, no alcanzan la cifra que previamente recortó de 98 mil millones de pesos. Información parcial y manipulada del Presidente de la República.

Por cierto, el senador comentó que el dinero de esos recortes se va a los programas sociales y obras prioritarias de Andrés Manuel. El Presidente tampoco da a conocer que en lo que va de su mandato ha enviado a la calle a 8 mil burócratas, en aras de su “austeridad valiente”. Tampoco da a conocer que en el presupuesto de este año, hizo más recortes, a los órganos autónomos les quitó 4 mil, 182 millones de pesos, dinero que se embolsó. Rasuró el presupuesto al INE, a la Fiscalía, al Poder Judicial y a la CNDH. Tampoco informa el Presidente que al campo, sector agropecuario, recientemente le recortó 8 mil millones de pesos. Literalmente un barril sin fondo la ambición de Andrés Manuel López.

No da a conocer que los miles de millones de pesos también se van a las Secretarías que suele consentir. Por ejemplo, la Secretaría de Bienestar, ganó 8 mil, 365. 3 millones de pesos más; entidad burocrática que alimenta el fondo de los programas “sociales” del Presidente; maneja un presupuesto de 181, mil, 365 millones de pesos. Para nadie es desconocido que estos programas “sociales”, son eminentemente de promoción política del gobierno de la 4T, específicamente de Andrés Manuel López; por eso le urge salir a la calle, para seguir ampliando su clientela política. La Secretaría de Hacienda se embolsó 2 mil, 500 millones de pesos más, aumentó lo presupuestado, por supuesto para las contingencias del Presidente, de tal suerte que Herrera manipula un presupuesto de 23 mil, 356 millones de pesos. Otra de las “consentidas” de López, es la Secretaría de Energía, a Rocío Nahle, le aumentó su presupuesto hasta en un 70% más de lo programado el año anterior; esa Secretaría aplica gran parte de ese presupuesto a los programas “estrella” de Amlo, que son la rehabilitación de las refinerías, la construcción de una nueva y el apoyo a Manuel Bartlet Díaz, Director de la CFE. No Podía faltar el incremento al presupuesto de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, a cargo de la Licenciada en Derecho que carece de experiencia laboral, a ella le aumentó el presupuesto en 0.36%, que equivalen a 1 mil, 401. 9 millones de pesos. Así de fácil puede manipular el dinero del presupuesto público, el Presidente de la República; se lleva millones y reparte pesos.

Nada que apoyará a los Estados con 60 mil millones de pesos, extras, cantidad que no alcanza a igualar el recorte previo de los 98 mil millones de pesos, a que se refirió Erandi Bermúdez Méndez. Tremenda la manipulación de la información que hace López Obrador, por algo varios gobernadores han manifestado su inconformidad y la posibilidad de modificar las reglas del convenio de colaboración fiscal. Aunque el tramposo y manipulador de la información de Andrés Manuel López, afirme que él no puede reducir los presupuestos de los Estados. Defendiéndose –mediáticamente- recomendó: “A los gobiernos que están en quiebra, aplicar medidas para ajustar el presupuesto y salir adelante: primero ser austeros, no viajar en aviones privados, helicópteros, reducir sueldos, asesores, alcahuetes, lambiscones y frenar ya su promoción, la publicidad de la que siguen haciendo gala”. Dice el dicho: “El burro hablando de orejas”. Lo curioso que los Estados más castigados fueron los de oposición, entre ellos Colima, Nayarit, Tlaxcala, Campeche, Baja California Sur, entre otros. No conforme con lo anterior, en esa conferencia mañanera López fustigó con uno más de sus “slogans publicitarios” al afirmar que: “Se dicen muchas mentiras. Algunas elaboradas y difundidas por quienes cometen los abusos, así como por los medios de comunicación conservadores”.

La mitomanía del Presidente de la República, no tienen límite ni pudor; para combatir la desinformación presidencial, resulta necesario y prioritario estar bien informado para no caer en su red de “Amlomentiras”. Los datos duros son contundentes, muchos de ellos pueden consultarse en los Presupuestos de Egresos, de la federación; en tanto que López Obrador, solo se basa en su propia información, aquella de “yo tengo otros datos” desinformación que la refuerza con otra de sus cantinflescas frases que dice: “Cada quien interpreta los datos, como los entiende”.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” IX

28 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »


La recesión económica mundial que ha provocado el aumento del desempleo y la pobreza han hecho considerar a algunos estudiosos que estamos en el umbral del fin del capitalismo, mientras otros afirman que es al contrario, el Corona Virus catapultará la acumulación del capital; que cuando regresemos a la nueva normalidad, la ambición, el consumo y el ahorro se verán beneficiados. El becerro de oro será una vaca en el que toda la gente, sin discriminación alguna, peleará para colgarse de su ubre.
El problema es que los profetas estén en hundidos en una profunda crisis y ya es más seguro creer en el servicio meteorológico, que en los especialistas en el futuro de la sociedad. Mejor incursionemos en las experiencias que ya estamos viviendo y que se avizora se ampliarán y profundizarán. De aquí en adelante el prójimo es sospechoso y, eventualmente, hasta un enemigo. Las empresas que implican en sus servicios contacto humano entrarán en crisis o desaparecerán. Abrimos la época de la automatización, la robotización y la inteligencia artificial. Con el consiguiente aumento del desempleo, pues las empresas optarán por robots que no se sindicalizan ni se quejan por el pago de horas extras. El auge será para el comercio electrónico y la mensajería.
El contacto humano será un privilegio de los círculos más cercanos, la amistad, las relaciones familiares y, por supuesto el amor, crujirán desde sus bases. ¡Qué tiempos aquéllos! Cuando el amor, como escribía Lizalde, era el camino más corto entre dos cuerpos. Fatal consecuencia: el concepto de que un hombre sólo se hace hombre hasta que se ve en los ojos de una mujer, será obsoleto. Los sexólogos ya recomiendan diversas posturas en las que el contacto cara a cara es algo prohibitivo. Beber el aliento de la pareja puede ser mortal. Si Usted practica los nuevos nudos de carne, tendría la posibilidad de reciclarse profesionalmente y trabajar en un circo como contorsionista. Si tiene problemas de columna o no puede parado tocarse la punta de los pies con las palmas de las manos, mejor no aplique. Tendrá que recurrir a los avances tecnológicos para establecer relaciones físicas y emotivas. Los robots sexuales serán una opción.
Los programadores futuristas sostienen que la línea entre el sexo digital y el real es cada día más tenue, y que desde antes del Corona Virus ya representaba una alternativa erótica. Es casi seguro que las nuevas generaciones ya no buscarán a su media naranja sino un software que les acomode.
Un amigo decía que una mujer que no se queje, no reclame o no amenace es como una Coca Cola sin gas. Muy su opinión, pero el machismo con los robots deberá buscarse otros lamentos. Yo prefiero a la antigüita, aún pensando en ese duro momento: Hombre: “Amor, ¿Qué tienes? Has estado muy callada en la reunión. ¿Te pasa algo?” Respuesta: “No, nada”. Hombre: “Casi no has platicado con mis amigas. ¿Qué tienes?” Respuesta. “Nada, tú sigue gozando tu reunión. Ya cuando lleguemos a la casa platicamos”. ¡Ay Nanita! Pues aún así, prefiero todos los riesgos del contacto humano, como era desde endenantes.


La austeridad

27 May 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »


Durante los años que dediqué al servicio público, me acostumbré a esa palabra: austeridad. Pues cuántas veces se me negó recurso humano o material. Incontables. Hasta que aprendí a conformarme con aquello que disponía. Pero, ¿qué es lo austero? Lo reducido a lo necesario. ¿Y qué es la necesidad? Salvo la muerte o lo esencial para la vida como la planta que necesita la tierra y el agua, o el niño a sus padres, lo demás es siempre relativo: depende del tiempo y el espacio. Y que es la austeridad republicana que a diario, incansable, repite el efímero huésped de Palacio Nacional. Recientemente, ese lengualarga nos ha dado una pista: “si tienes un par de zapatos, ¿para qué quieres otros?; si tienes un auto modesto, ¿para qué uno de lujo?” ¿Qué república está imaginando este desquiciado personaje? Tal vez en la república popular China de la era de Mao en la que cada ciudadano tenía derecho a un par de zapatos y dos overoles. De ser así, ¿por qué no pone el ejemplo? ¿No le bastaría un trajecito encorbatado para lucir deslumbrante en sus mañaneras? Al parecer, no. Pues él, por ser quien es, el que manda, se cuece aparte. Ahí está la variedad de sus atuendos para echarnos en cara la excepcionalidad de sus sedas. Aunque mono vestido de seda, mono se queda.
Pero, curiosamente, la austeridad tiene un envés: el derroche, amargo fruto del capricho. El aeropuerto de Texcoco, el avión presidencial, el tren maya, la refinería, las dádivas clientelares. Miles de millones a la basura. Y mientras esto ocurre, médicos y enfermeras que atienden a los pacientes del Covid-19, se quejan de su indefensión: a uno de ellos, precisamente, lo he visto sostener un respirador manual durante varias horas, hasta quedar exhausto. Heroica vulnerabilidad. Y mientras ese señor pretende continuar sus giras, las muertes se multiplican. O bien se da el lujo de declarar como “municipios de la esperanza” (¡vaya estupidez!) a aquellos donde no ha habido contagios, sin tomar en cuenta el altísimo riesgo en el que están, entre otras causas por el hacinamiento en el que viven sus habitantes.
¿Pagará el vástago de Macuspana su frivolidad e incompetencia? Mi gratitud a esos heroicos servidores de la salud. Mi desprecio al señor que prefiere sus juguetes a comprometerse con la vida de los mexicanos. El tiempo lo dirá. Por lo pronto, está bien. Que salga, que grite. Aunque bien sabemos que “el grito es el alma de los cobardes”.


TRAS LA VERDAD “SIN LÍMITES EL CINISMO DE LÓPEZ OBRADOR”

27 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

“Cada quién interpreta los datos como los entiende”, esa fue la respuesta de Andrés Manuel López Obrador, al conocer la información del Inegi, institución que reportó que, en el año 2019 –gobierno de Amlo-, se registró la mayor corrupción de los últimos años, alcanzando la escandalosa cifra de 12 mil, 770 millones de pesos. Ante fulminantes datos, el Presidente intentó defenderse, como suele hacerlo –sin datos duros, solo argumentos banales, tal cual “coyote” en los juzgados-; se fue por otra información de la misma institución, en la que refiere que la “gente tiene más confianza en el actual gobierno, porque no se permite la corrupción, para rematar con la frase que seguramente será acuñada para la historia: “Cada quien interpreta los datos como los entiende”. Con esa frase se puede tratar de comprender, la forma de pensar, si se puede inferir: razonar, del Presidente de la República y colegir con otro de sus dichos “populacheros”, cuando afirmó en varias ocasiones, encontrando como escurrir su irresponsabilidad o su torpeza al referir: “yo tengo otros datos”. Ambas frases resumen su “política pública”, traducida en absoluta irresponsabilidad en su manera de gobernar y cómo no, para todo tiene una falsa salida y elude sus errores constantes; total, el Presidente de la República, tiene otros datos y él interpreta los datos como los entiende, no como son. Con esa actitud displicente y forma de gobernar, pretende compararse con verdaderos estadistas ¡Pobre iluso!

El juego de la distracción que acostumbra Andrés Manuel no se hizo esperar, así que su información para los periodistas fue lo siguiente” “Hay algo también de eso, vamos de arriba para abajo como se barren las escaleras y abajo todavía hay extorsión y gobiernos locales que todavía siguen sin entender que esto ya cambio, por más que les mando telegramas avisándoles: ‘situación cambio, cero corrupción, cero impunidades, ten cuidado no vayas a terminar en el bote’. Les mando los telegramas, pero a veces no escuchan” ¿Escuchan o leen? Por supuesto López no abordó el tema de los Bartlet, tampoco lo de la compra de las pipas para Petróleos Mexicanos, mucho menos sobre la asignación directa de contratos millonarios a sus allegados o, sobre la constante violación de amparos por parte de su gobierno, ni sobre la liberación de Ovidio Guzmán; eso y más es corrupción a primer nivel del gobierno de la 4T.

Para el Presidente es más importante la simple “percepción” de honestidad, que los datos duros de la corrupción de su gobierno, corrupción que la traslada a gobiernos estatales y municipales, hasta allá “bateó la bola”, lo malo que su “bola” se salió del campo y no cuenta. La corrupción es una realidad, está en el gobierno de la 4T, la información del Inegi contiene y se nutre de datos duros. La frase desgastada de Amlo, que repite según le conviene, aquella que refiere: “las escaleras se barren de arriba hacia abajo”, seguramente es muy cierta en el vulgo de la gente; sin embargo, parece ser que López Obrador, no sabe barrer bien o deja intencionalmente mucha basura junto a él, aquella que le conviene dejar en cada escalón, solo así se puede entender la enorme suciedad que existe en su gobierno, debe comprender entonces la estratosférica cifra de más de 12 mil millones de pesos en corrupción en el primer año de gobierno de la 4T, cantidad que rebasó la corrupción de años anteriores. Así es la terquedad de Andrés Manuel, no en balde se justifica con: “cada quien interpreta los datos como los entiende ¿Retrasado mental o mañoso?

De tal suerte, a 18 meses de haber iniciado el gobierno lopista, sigue imaginando la creación de 2 millones de empleos; la descarnada y dura realidad es otra, en lo que va de la pandemia, el IMSS, por medio de la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó que se han perdido 346 mil, 878 fuentes de trabajo; más otro tanto que se perdieron el año pasado. Con la derrama del presupuesto público, López Obrador, sigue creando castillos en la arena, que se derrumban ante la primera oleada. Si en verdad López quisiera generar empleos, no tendría de “albañiles” a los elementos de las fuerzas armadas, quienes ya cobran su salario en la Secretaría, pocos son los empleos temporales que crean, los soldados acaparan los puestos de mando; y sí impide obras como aquella que ordenó suspender de una cervecería en Baja California, varios miles de empleos se fueron a la basura, el miso Presidente desalienta el crecimiento económico.

Otro de los engaños de Andrés Manuel, quien juega con datos. Los siguientes números fueron obtenidos de la información que brindó en su conferencia de prensa; dentro de los 27 programas prioritarios, Manuel López dijo que creará 47 mil, 791 empleos en el programa de sus Bancos de Bienestar ¿Cómo? Veamos. Encargó a la Secretaría de la Defensa nacional, la construcción de los inmuebles, por lo tanto no habrá creación de empleos, salvo los de albañilería, esos serán temporales; ahora que, si se refiere al personal burocrático que laborará en las nuevas oficinas, seguramente el número no compensa los miles de empleados que ha despedido el señor López en lo que va de su mandato. Esta vez haré uso de una de sus frases celebres: “cada quien interpreta los datos como los entiende”.

Otra desfachatez del Presidente. Informó que creará 230 mil, 872 empleos de su programa: “Jóvenes construyendo el futuro”. Que alguien le informe al Presidente que esos no son empleos formales, son “apoyos económicos” de sus programas sociales. Más. Contrataciones en la Sedena 26 mil, 714 empleos ¡Otra vez! ¿Y los empresarios no crearán empleos? Los empresarios son los únicos que generan empleos formales, pagan salarios, generan riqueza y enteran los adorados impuestos, aquellos ingresan el dinero para pagan todos los programas de López Obrador. Así de simple. Por esa razón, el cínico del Presidente agradeció a Carlos Slim -esta mañana-, el pago de 8 mil millones de pesos en impuestos que debía. Caso muy especial el de Slim, empresario que por años y años ha lucrado con los mexicanos, desde que Salinas de Gortari le vendió la empresa de los mexicanos, generando por muchos años, entonces, un monopolio, robando a todos aquellos que hacen uso de Telmex y Telcel ¿Recuerdan cuando Slim cobraba al usuario que llamaba y al que recibía la llamada? Los minutos los cobraba a su antojo y lo sigue haciendo ¿Agradecerle pagar impuestos? Claro que no. Carlos Slim, es protegido de López Obrador, recibe contratos multimillonarios del gobierno federal, por asignación directa del mismo Presidente. Simplemente devuelve el favor ¿Plena y llana corrupción! Esa es la basura que no barre el Presidente de la República Mexicana, la guarda para él.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE  “EL BORRAS”, IDEÓLOGO DE LA 4T

26 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »


“El Borras” es un personaje trágico, representa lanzarse a hacer algo sin importar medios, costos ni consecuencias de la acción. En otras palabras, sin pensar, a lo loco, considerando que la realidad es una plastilina que se modifica con la puritita voluntad del Presidente. “El Borras” es el gran ideólogo de la 4T. Cuando el Presidente López Obrador realiza el ajuste de cuentas de la administración pública y de sus programas, no lo hace para corregir el pasado sino para descreditarlo. Las denuncias de corrupción es el ajonjolí de todas las manchas de la mafia del poder; pudiera tener razón, pero nunca pondera ni matiza las acusaciones. Como dicen en mi rancho, todo es negro a la de ahuevo.
Algunos ejemplos: El Banco de Comercio Exterior, BANCOMEXT, que en el año de 2017 fue declarado el mejor Banco de Desarrollo, López Obrador hizo intentos por desaparecerlo, los economistas de izquierda hicieron toda una campaña en la que destacaban que era una incongruencia que un gobierno, que presume de progresista, enterrara una de las mejores instituciones financieras creadas por el cardenismo. Por el momento está en el limbo.
Retiró los recursos a las organizaciones no gubernamentales, otra vez la ráfaga de protestas, de la misma forma reconoció que algunas sí trabajaban bien, pero argumentó: “Ni modo, pagan justos por pecadores”. Se ubicó en el error que los politólogos describen como tirar la bañera con el agua sucia y con el niño.
Para cambiar la sede del aeropuerto de Texcoco acusó a los concesionarios de corruptos, le pidieron que diera nombres y proporcionó una nueva hipótesis; el cambio se debía a que el aeropuerto estaba asentado en un lago. Zigzagueante organizó una encuesta patito para justificar su decisión. Por cierto, a los concesionarios que acusó de corruptos, ahora les otorgó otras obras en los nuevos proyectos del gobierno.
En la última “Borrazada” ordenó la desaparición de todos los fideicomisos que reciben recursos federales, entre otros el Fidecine, fideicomiso que tiene como tarea la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes mediante la inversión de capital de riesgo. Los mexicanos merecedores del Óscar, principalmente Guillermo del Toro, le recordaron que ellos habían aprovechado este fideicomiso. Y que, no por restregarle su afición, pero el cine mexicano le había dado al país más reconocimientos internacionales que el beisbol. Una vez más el gobierno se tuvo que echar para atrás. El problema es que gran cantidad de víctimas de El Borras les piden a los ganadores del Óscar que intercedan y defiendan sus causas.
Lo he sostenido en repetidas ocasiones, el “priísmo” no significa pertenecer al PRI, sino que es parte del genoma de la clase política nacional. Las consignas de este partido, al que pertenecí, en el caso de decisiones conflictivas, eran: “Platica y negocia con los interesados para “planchar el asunto” y que todo salga “muy aseado”. En estos casos ni siquiera se ajustan a estas políticas. Mientras “El Borras” siga siendo el ideólogo de la 4T será un gobierno torpe, ignorante y errático. Sentado en un rincón dándole la espalda al pueblo y con orejas de papel. Se lo ha ganado.


TRAS LA VERDAD “4T CÍNICOS E INCOMPETENTES EN MATERIA DE SEGURIDAD PÚBLICA”

25 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

En la comparecencia –virtual- del Secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, ante los integrantes de la Junta de Coordinación Política del Senado, volvió a dejar patente su cinismo, falsedad y falta de conocimiento en materia de seguridad pública. Bastó con la respuesta que dio a los senadores, referente a Ovidio Guzmán. Aseguró que sí existe una orden de aprehensión –extradición-, luego ¿Por qué lo dejó en libertad cuando fue aprehendido en el Municipio de Culiacán, Sinaloa? Si ya estaba detenido, ya habían ejecutado la orden ¿Por qué lo dejaron en libertad? Esa fue una conducta delincuencial que se sanciona en el Código Penal, auxiliar o facilitar la fuga de un delincuente y, si se trata de autoridad, se castiga con pena agravada. Pero el Secretario simplemente “bateó” a los senadores y ya. Seguramente todos recordarán lo sucedido en aquella ocasión en la que, vergonzosamente el Secretario tuvo que dejar en libertad al delincuente que es reclamado por la justicia estadounidense, sí, debido a que se vieron superados en todo por la delincuencia organizada, tanto en táctica, como en armamento y en el número de fuerzas. En la videoconferencia el senador Kuri preguntó a Durazo ¿Por qué no han detenido a Ovidio Guzmán? Aquel simplemente respondió “Seguirá siendo un reto”. Mal y de malas.

Está otro grave delito impune que cometió al no prevenir la explosión del gasoducto en el pueblo de Tlahuelilpan. Los delincuentes hacían fiesta con el combustible que robaban, lo extraían del ducto propiedad federal: de Pemex; las fuerzas del “orden”, simplemente observaron a distancia el descarado robo, no lo impidieron, no hicieron nada hasta que explotó y mató a 136 personas. Ese hecho fue un delito conocido como: ilícito de comisión por omisión; no hicieron nada las fuerzas de seguridad para mantener la “seguridad pública”; no, solo fingieron y fungieron de espectadores ¿Algún responsable por la muerte de las 136 personas? Por supuesto que no. Curiosamente no hubo presuntos responsables, nadie fue consignado; según las autoridades los responsables del hecho murieron en el incendio que devoró muchos cuerpos humanos. Los movilizadores, los agitadores sociales de antes, hoy desaparecidos, inactivos, desactivados, ya no protestan de nada, todo lo aceptan, toleran los abusos de las autoridades del gobierno de la 4T. Pronto cambiaron las conductas de esos grupos –subversivos- sociales que protestaban por todo, movilizaciones y manifestaciones eran la herramienta que usaba la izquierda, los alimentaba –económicamente- para fastidiar a los gobiernos neoliberales; hoy, esos inquietos grupos permanecen “sedados”, el gobierno al cual pertenecen ya no motiva movilización alguna a pesar de lo deleznable de muchos de los actos que han cometido funcionarios de la 4T, antes proactivos, hoy inactivos, son coparticipes al guardar silencio. Así funciona la seguridad pública de Durazo.

Referente al índice delictivo, el Secretario Durazo, dio el capotazo para salir con una “verónica” simulada. Un día bajan los homicidios y el otro suben; otro día se reducen los robos y al siguiente repuntan; y así sucesivamente con los demás ilícitos. Cuando bajan los delitos, aplauden como si se tratase de acciones orquestadas y organizadas de la autoridad. No, no se engañen, así trabajan los delincuentes, hoy matan a más personas y al otro día no; hoy roban más que mañana, son acciones delincuenciales incontrolables. Mas no se trata del éxito del programa de seguridad pública nacional. Los hechos son circunstanciales, los actos no, esos sí se programan. Durazo presumió el apoyo del personal de las fuerzas armadas, argumentando que su participación cada vez es menor en acciones de combate a la delincuencia. Lo cierto que las fuerzas armadas son las responsables de esa acción; pero tampoco están debidamente capacitadas para ello; sin embargo los legisladores federales facultaron constitucionalmente al Presidente de la República, como a ningún otro jefe de Estado, para hacer uso de las fuerzas armadas en actividades de seguridad pública. De tal suerte que la misma Guardia Nacional, es dirigida por un militar, así como la mayoría de sus integrantes fueron asignados o transferidos del Ejército y la Marina, a la Guardia Nacional. Esa es otra de las grandes razones por las que no han podido deducir los índices delictivos, no tienen la inexperiencia en el ramo, igual que Durazo, a quien incorporaron al “vapor” a esa dura y fea tarea. Año y medio de gobierno de la 4T y no cumplen con el compromiso que adquirieron: reducir la frecuencia delictiva. Es tan grave la situación en ese medio, que la delincuencia organizada empieza a sustituir al gobierno federal, hace “labor social” en comunidades pobres obsequiando despensas, acción de “beneficencia” que supuestamente debería estar realizando el gobierno de López Obrador y no los delincuentes, así ganan simpatías de los pobladores. Eso se traduce en falta de seguridad pública –municipal, estatal y federal-, los delincuentes trabajan con desparpajo.

Durazo informó a los senadores que hay 50 mil, 979 militares apoyando en acciones para combatir la pandemia del Covid-19 ¿Por qué tuvo que informar de las acciones de las fuerzas armadas el Secretario Durazo? Nada, el señor simplemente proporcionó datos que corresponden al área del General Luis Crescencio Sandoval González, Secretario de la Defensa Nacional, simplemente para entretener a los senadores de la JuCoPo. Y así los distrajo con información que acontecerá probablemente hasta el año 2024, comentando que la Guardia aspirará a tener en sus filas a 200 mil efectivos. No pasó por alto que personal de la Guardia Nacional, también apoya las acciones en contra del Covid-19, con 10 mil 470 elementos; claro que no mencionó cuántos más de esa corporación trabajan en la contención de inmigrantes, de tal suerte que miles de policías de la Guardia Nacional, se encuentran realizando acciones ajenas a la responsabilidad principal de esa institución: la seguridad pública; en junio del año pasado asignaron 15 mil elementos de la Guardia a esa responsabilidad, razón por la cual Donald Trump está feliz, feliz, feliz; 20 mil 470 elementos de la Guardia Nacional, en funciones que no son de seguridad pública. Sumado a la estrategia ordenada López Obrador, de observar el respeto de los derechos humanos de los delincuentes, la política de los abrazos y no balazos, y con escasos policías, podemos entonces deducir algunas de las razones del por qué no bajan los índices delictivos. Parecen acciones deliberadas del Presidente de la República. De ahí que los elementos del orden prefieren no combatir a los criminales; la autoridad puede cometer algún delito que lastime los derechos de los delincuentes, luego sean acusados, dados de baja y procesados. Conclusión. Alfonso Durazo Montaño, dio su espectáculo mediático a los senadores, en tanto que la situación de la inseguridad pública en el país, sigue viento en popa; prevalece el cinismo y la incompetencia en esa área.

Héctor Parra Rodríguez


Oración por Amlo

23 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

–Nueva Política Económica, Nueva Normalidad y Nueva Filosofía Política. Están conmigo o contra mí. No hay más ruta que la 4T. Como en los viejos tiempos. Yo no soy como todos. Yo soy yo, Amlo.

El Estado es Amlo.

La Economía es Amlo.

La Política es Amlo.

La Justicia es Amlo.

La Moral es Amlo.

La Honestidad es Amlo.

La Austeridad es Amlo.

El Bienestar es Amlo.

El Bien y el Mal los define Amlo.

La Democracia y la Libertad son Amlo.

La Historia es Amlo.

La Nueva Narrativa es Amlo.

Amlo es el Verbo Encarnado.

En una palabra: México es Amlo y Amlo es la Patria.

–La vanidad de vanidades se llama hoy Andrés Manuel López Obrador.

Gracias y amén.

Atentamente, Julio Figueroa, palabrero.
Qro. Qro., Presidentes, México, mayo 2020.

Nueva Política Económica.
Amlo, satisfacción y sin problemas de conciencia en tiempos duros.
(Chínguese uno). Retador.

CUADRO del PALABRERO

Temprano por la mañana, en un jardincito perdido de la colonia, quitándome el tapabocas y los lentes, he leído las 30 páginas del ensayo del presidente hablador, historiador y escritor Andrés Manuel López Obrador sobre la Nueva Política Económica durante su sexenio.

Se agradece la claridad de su prosa sin rollos abstractos, salvo sus rollos personales de siempre.

Sus indudables buenos deseos por cambiar la realidad en un mundo harto complejo y cuyo factor humano, el barro de que estamos hecho las mujeres y hombres, es todavía más extraño, canijo y misterioso. Ni hablar de los procesos sociales y económicos de larga duración.

Su seguridad y certeza en un presente y un devenir totalmente inciertos, como son la vida y la historia, y un pasado en claro para él en blanco y negro.

Asombra el poco asombro que se percibe en el presidente del país al hablar de la realidad, el pueblo y la historia de México en el mundo.

No hay dudas ni matices. Hipótesis a probar y comprobar. En él todo parece tan claro como que Dios creó el mundo a su imagen y semejanza y luego se esfumó y nos dejó a los humanos solos aquí en la tierra, con otros dioses, monstruos, diablos y extraños poderes sueltos.

En síntesis, vemos un presidente feliz, gozando de su protagonismo político y lleno de satisfacción por lo logrado, sin contradicciones ni problemas de conciencia (chínguese uno). Todo esto en los tiempos duros que corren. Y lo que falta.

Regresé caminando a mi departamento y mentalmente fui escribiendo algo así como una letanía sobre López Obrador.

Caminé unas cuadras y llegue a mi casa, puse agua para café y me senté con un cuaderno y una pluma en la mesita de la cocina. Y escribí una Oración por Obrador.

Este es el cuadro del palabrero sobre la pintura del mismo por escrito, mal hablador y mediano escritor, palabrero.

Quería escribir una introducción breve, algo así como “el marco teórico”, y aquí ya hay más palabras que en la pintura titulada finalmente “Oración por Amlo”. Perdón y lo siento.

Crece la incredulidad y la desconfianza en la sociedad abierta mexicana hacia toda autoridad de gobierno, como siempre, más allá de los fieles.

AMLO
No sé si será el presidente más recordado, para bien o para mal, pero probablemente será el político mexicano del siglo XX más citado, para bien y para mal, en este siglo XXI de la edad luz, que apenas está en su primer cuarto. Ligado por cierto, pienso, a otro nombre: el historiador liberal crítico Enrique Krauze. Adversarios y contrarios hermanados por México. Como otros críticos y partidarios.

Última cuestión. ¿La realidad que se vive y se percibe desde el Palacio Nacional corresponde a la realidad de la república mexicana, de frontera a frontera y de costa a costa?

Perdón por el rollo y el cuadro.
Atentamente, Julio Figueroa.
Qro. Qro., Presidentes, México, mayo 2020.
juliofime@hotmail.com / @JulioRolling


TRAS LA VERDAD “NO CONCLUÍA EL FESTEJO MORENISTA Y SUSPENDEN LA FIESTA”

23 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El pasado 2 de abril el Presidente de la República, emitió un Decreto inconstitucional, ilegal, nulo, apócrifo, alejado del Estado de Derecho, por medio del cual “decretó” la desaparición, como por arte de magia, de todos los fideicomisos que se alimentan con recursos federales, dentro de los cuales hay varios fideicomisos importantísimos, como el que opera el Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. Hasta entonces, todos suponían que el “golpe” estaba dado y nadie podía revertir la orden presidencial, como suele suceder con muchas de las ilegales e irresponsables órdenes del titular del Poder Ejecutivo

El Decreto de López Obrador, ordenó que a más tardar el 15 de abril pasado, los dineros de los fideicomisos deberían estar concentrados en la Secretaría de Hacienda. En conferencia de prensa, el Presidente adelantó que pensaba obtener aproximadamente 3 mil millones más para sus desmanes. Después de atroz orden, nadie discutió, Andrés Manuel, simplemente esperó la recolección del dinero. Mario Delgado, coordinador de la bancada de diputados, advirtió que el dinero de los fideicomisos está calculado en 91 mil millones de pesos ¿Bárbara diferencia de recursos públicos? Los millones los manipulan como si se tratase de canicas. López Obrador, pidió el dinero recaudado en Hacienda y nada, nadie regresó el dinero; la orden del Decreto había sido incumplida, nadie devolvió el dinero, entonces el Presidente preguntó la razón de ello. La respuesta: ¡Su Decreto no sirve, señor Presidente! Se debe reformar la ley para quitarle el dinero a los fideicomisos, antes sería ilegal con consecuencias desastrosas para los ejecutores, también para quien dispusiera de tantos miles de millones de pesos, sin facultad para ello, consignados en la ley, superior al Decreto de Egresos de la federación. López entonces ordenó realizar inmediatamente la iniciativa de ley que le permitiera sacar -saquear-, cuando antes el dinero de los fideicomisos.

Más pronta que expedita, la lacaya de Dolores Padierna, presentó la iniciativa el miércoles pasado. Los morenistas iniciaron el festín, pronto más dinero para su Presidente. Quienes antes no se opusieron al Decreto presidencial -¿Sabrían de su inoperancia?-, de pronto saltaron ante la iniciativa de Dolores Padierna. Se les vino encima el mundo de críticas ante aberrante iniciativa. Todos ignoraron que Padierna solo cumplió la orden de Andrés Manuel, que había quedado varada, aquel exigía el dinero que no había ingresado a la tesorería de Hacienda. Todo un margallate entre morenistas. Muchos de sus adorados seguidores izquierdistas del deporte, cineastas y demás, con influencia política, materialmente se les fueron encima; y más allá llegaron las inconformidades, también gobernadores hicieron lo mismo, por pretender eliminar el dinero para apoyo en favor de la población –siempre los más pobres- en caso de desastres.

El inepto de Mario Delgado, literalmente acorralado por sus propias huestes, consultó de inmediato con López Obrador y estas fueron sus palabras, que pretendieron justificar la enorme torpeza de López Obrador y sus legisladores: “Se va a la congeladora la iniciativa, vamos a formar grupos de trabajo en parlamento abierto con las comisiones correspondientes, con el gobierno, con Hacienda, con Función Pública, con Consejería Jurídica y con los sectores involucrados para que no haya falta de información o incertidumbre. No estamos en contra y no se van a eliminar los recursos para protección de periodistas, los recursos para investigación en desarrollo, ciencia y tecnología, los recursos para apoyar a deportistas de alto rendimiento y los recursos para apoyar y financiar a nuestro cine mexicano y por supuesto no estamos proponiendo dejar a este país sin un fondo de desastres naturales” ¿Qué les pareció la respuesta que dio este viernes Mario Delgado Carillo, coordinador de Morena en Diputados? Fatal.

Para no “descobijar políticamente” a Padierna, el anuncio lo dio este mismo viernes Mario Delgado -líder morenista- en conferencia de prensa virtual; acompañado de Dolores Padierna, autora de la iniciativa y vicepresidenta de la Cámara; aquel intentó explicar –justificar- que su intención era que “recursos ociosos”, que son guardados en fideicomisos, se utilicen para enfrentar la crisis económica generada por el COVID-19. Calculaban embolsarle a López Obrador, dijeron, 91 mil millones de pesos.

Siguió la inútil perorata que pretendió borrar la torpeza de cálculo político. “No hay ninguna mala fe, no queremos lastimar a nadie, queremos eficientar el tiempo. Nos presiona por un lado que sí se requiere mucho recurso ahorita para tender las crisis y por el otro lado, pues que no tenemos ni siquiera periodo extraordinario ni condiciones para reformarla” ¡Ah bárbaros! Siguieron empeorando el asunto, lo complicó más. Mario Delgado agregó: “Entonces, pensamos que se iba a entender rápidamente y no fue así, nos equivocamos. Yo me equivoqué –alguien tiene que cargar con la culpa-, en todo caso, pensé que iba a ser… como el tema de fideicomisos, sobre todo en medios de comunicación le han dado seguimiento a estudios, investigaciones, cuentas públicas, etcétera, han estado con nosotros en todo esto, pues pensamos que no iba a tener ninguna repercusión, pero la tuvo. Bueno, entonces no nos precipitemos, hagámoslo de una mejor manejara de modo que satisfaga a todos”. Pretendiendo corregir el error que se origina con el Decreto presidencial, al cual nadie refiere, también dijo que las reglas tienen que cambiar en tema de fideicomisos, pues “no ayudan a la transparencia, se prestan a la opacidad y la Cámara de Diputados no puede ejercer su facultad de fiscalización”. El inepto olvida que la Cámara de Diputados no fiscaliza, esa función está a cargo de la Entidad Superior de Fiscalización.

Enormes errores en la gobernanza de los izquierdistas de la 4T, evidencian su voracidad, ignorancia y torpeza. Solo les interesa conseguir más dinero para los proyectos de Andrés Manuel, utilizan de pretexto al Covid-19, para todo. El año pasado saquearon todo, este año quieren más. El Presidente no quiere reconocer que ha quebrado las finanzas del gobierno por sus abusos, por sus excesos de torpeza, a 4 meses de ejercicio del gasto público de 2020, el dinero ya no le alcanza para mantener a su millonaria plantilla de seguidores y mantener sus obras de “relumbrón”. No le fue suficiente con quitarles el aguinaldo a empleados de gobierno, tampoco reduciendo sus salarios, ni cerrando la mitad de las oficinas gubernamentales para que solo gasten el 25% del presupuesto asignado a ellos. El castillo de naipes que formó, poco a poco se va derrumbando por falta de cimiento que él mismo socavó. López Obrador, encarna la torpeza en su máxima expresión.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “MORENA CUMPLE ORDENES DE AMLO VA POR MÁS DINERO”

22 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El pasado 2 de abril, el Presidente de la República, por simple Decreto dispuso la extinción de los fideicomisos públicos, para conseguir, según los cálculos del miso Andrés Manuel López, poco más de 3 mil millones de pesos, para destinar ese dinero a sus programas prioritarios. Seguramente López Obrador, pidió dinero al Secretario de Hacienda, para “redireccionarlo” y ¡Oh sorpresa! No le han transferido esos preciados miles de millones de pesos. El ignorante del Presidente de la República, olvidó que en varios de los supuestos, existen normas legales que protegen ese dinero y no lo puede “jalar” por simple Decreto presidencial, antes deben reformar varias leyes.

Así que, a casi 2 meses de distancia, varios legisladores de Morena, en la Cámara de Diputados, presentaron en este periodo de receso las iniciativas de ley, al menos para que no se acusado el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, de disponer ilegalmente del dinero. Otorgarán la facultad legal al Presidente, para que gaste el dinero a placer. Apenas hace unos días la oposición evitó reformar la Ley de Presupuesto, para que López Obrador pudiera mover las partidas presupuestales a su antojo; impidieron mayoría en la Comisión Permanente, para que abriera periodo extraordinario para ello, como no lo lograron, ahora van por partes, veremos si vuelven a boicotear un nuevo periodo extraordinario o simplemente esperar al periodo ordinario de sesiones.

Seguramente que el Secretario Herrera, ya dispuso del dinero de algunos fideicomisos, solo que, ahora tienen que adecuar las normas para evitar acusaciones futuras y la Entidad Superior de Fiscalización, no los observe y obligue a Herrera a regresar el dinero mal habido o de plano lo castigue. Gran escándalo se generó por las iniciativas morenistas, algunos reporteros como Joaquín López-Doriga, se espantó por la iniciativa presentada por la señora Dolores Padierna Luna; por cierto, la legisladora se ha mantenido del presupuesto público desde los inicios de los años 70as, ha ocupado muchos cargos públicos, no suelta; incluso formó parte de la banda que encabezaba su esposo “El señor de las ligas”, René Bejarano, entonces secretario particular de López Obrador, siendo Jefe de Gobierno del Distrito Federal; Bejarano recibía grandes fajos de billetes del empresario Carlos Ahumada, como pago del “diezmo” por las obras públicas que ejecutaba en el DF. Doña Dolores, de larga y negra historia, ha desempeñado varios cargos en el ala de la izquierda, incluso formó parte de la nómina de la CNTE, cuando era docente normalista. Bien, la experredista, líder izquierdista desde su juventud, ahora bajo las órdenes de Andrés Manuel, olvidó que deben legalizar las transferencias presupuestarias que realiza el Presidente de la República, por lo tanto reformar el marco normativo. Parece que no han aprendido en tantos años de legisladores.

Ahora van directo por miles de millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales –Fonden-, así como los dineros de los Fideicomisos de Fidecine y Foprocine. El sector cinematográfico siente el jalón presidencial, quitándoles el dinero de los fideicomisos. Sergio Mayer, actor y diputado federal de Morena, se comprometió ayudarles ¿Cómo? ¡Imposible! Para paliar el problema con el sector crítico de actores de izquierda que tanto apoyaron a López Obrador en campaña y ahora como Presidente, no hayan qué hacer. La Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, no le quedó más remedio que “interceder” ante los diputados de Morena, asegurándoles que el dinero ellos lo seguirán teniendo –los cineastas-, pero ya no lo van a manejar; bonita manera de engañar; seguramente fracasará. Lo mismo hizo la Directora General del Instituto Nacional de Cinematografía, María Novaro, quien apurada se comprometió en apoyar a los cineastas mexicanos, promesa que no podrá cumplir; aseguró que los 170.6 millones de pesos que tiene en la bolsa son para la industria cinematográfica. López Obrador no hará excepciones, quiere todo el dinero posible. Aunque podría esperarse alguna negociación con el sector de la farándula cineasta, “comprando” voluntades para recibir, como contraprestación, apoyos de artistas proclives a López Obrador, algunos tienen influencia en el electorado como los izquierdistas de la familia de Damián Alcazar, recalcitrante lopezobradorista, no olvidemos que muchos de ellos han sido y son legisladores por parte del sector, actualmente lo es Sergio Mayer. La moneda de cambio está en el aire.

Si ello es molesto y grave para la industria cinematográfica, lo peor está en el Fideicomiso del Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. López Obrador dejará a Estados y municipios sin apoyos, sin recursos económicos, cuando por causas de desastres naturales sufran alguna desgracia. Las iniciativas de reformas propuestas por Padierna, curiosamente solo dejan subsistente para que, los Estados y municipios sufraguen todos los gastos cuando su población sufra algún desastre: la federación se deslinda. No en balde algunos gobernadores proponen rescindir el convenio fiscal con los Estados, la federación usa y abusa de la mayor parte del dinero que recaudan los Estados. Las bancadas de la oposición se organizan para impedir reformas a la ley que deje sin recursos económicos –protección- a la población en casos de desastres naturales, seguramente poco podrán hacer el PAN, PRI, MC y PRD, dado que el control absoluto lo tiene Morena en ambas Cámaras, junto con sus aliados PT. PES y PVEM; ellos alcanzan más del 50% de los votos, suficientes para todas las reformas a leyes secundarias.

Brisa Michelle Beltrán Directora General para la Protección de Riesgos, de la Secretaría de Gobernación, encargada de ejecutar y otorgar apoyos en casos de declaratorias de emergencias y declaratorias de desastres, amargamente se quejaba el año pasado por los escasos recursos que les fueron asignados, apenas 5 mil millones de pesos, cuando en la práctica necesitaban 27 mil millones. Por esa razón, el año pasado fue con los diputados federales, de la Comisión de Protección Civil y Prevención de Desastres, para conseguir más apoyos en el presupuesto; para este año 2020, no hizo nada, “la calmaron”, no enfrentará a su jefe superior, a López. Lo malo cada vez peor. Está claro que al Presidente de la República, poco o nada le preocupa la seguridad de los mexicanos, ni en casos de prevención, mucho menos en los de desastre, tampoco para procurar la seguridad de la población. Está visto que prefiere a sus refinerías, su aeropuerto, su trenecito y mantener viva la plantilla de sus electores, a los que procura le den la reelección en las elecciones del 2021, dándoles dinero en mano, para que pueda continuar con la depredación del país. López Obrador, lo advirtió en su ilegal Decreto, ahora los legisladores federales deben corrigen la plana para que legalmente pueda disponer de más de 3 mil millones de pesos de los fideicomisos.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” VIII

21 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Los que pretendemos hacer análisis político creo que nos hemos equivocado en forma deplorable al hacer la evaluación del Presidente de la República. Esta grave metida de pata ha provocado el desaliento de los lectores, que no comprenden como la 4T parece alimentarse de las críticas. A más críticas más simpatías al Presidente, según las encuestas. El error de los columnistas ha sido considerar que el terreno propicio para el diálogo y el debate son los argumentos y los hechos, pero el Presidente se desenvuelve en el espacio de la pasión, la irracionalidad y la fantasía. Cuando demostramos algo en forma empírica y lógica, el Presidente responde parafraseando al filósofo cuando dice; “Hay razones del corazón que la razón no conoce”, El Presidente lo adaptó a su dialéctica personal: “Hay datos de las estadísticas que las estadísticas no conocen”. El hecho duro: amplios sectores de la población, por recibir su dinerito, por estar en la nómina, por compartir resentimientos, por fe o, por real convencimiento, lo siguen apoyando. ¿Qué hacer? Pues seguir ejerciendo la crítica, convencidos de que el diluvio de la realidad no lo detiene ninguna mañanera, ni tampoco sus partidarios que, igual que su líder, consideran que desmienten las críticas con textos empachados de calificativos y ayunos de hechos y razones.
Dice el Presidente que no gobierna con ocurrencias, bueno fuera, hasta las ocurrencias tienen una trama creíble, gobierna con caprichos, mentiras y vaciladas. La última es para inscribirla en la famosa sección: “Aunque Usted no lo crea”. Los antecedentes son los siguientes: parte esencial de su plataforma electoral la basó en su promesa de aumentar el crecimiento económico al cuatro por ciento, los datos lo desmintieron y entonces, en una espectacular maroma ideológica, digna del Circo Atayde, dijo que el crecimiento no era importante sino el desarrollo humano. Cuando observo su modito me imagino a un adolescente, después de la lluvia, brincando desenfadadamente los charcos de un lado para otro. El último charco fue los militares a las calles, cuando su promesa electoral fue exactamente lo contrario. Ahora va contra los neoliberales materialistas.
En su reciente documento: “La Nueva Política en los tiempos del Corona Virus”, afirma que los organismos internacionales han fomentado paradigmas y recetas para enfrentar las crisis económicas, que lo único que han hecho es que los países tengan crisis recurrentes. Remata: “Es necesario buscar un paradigma que sea todo nuevo” Cuando lo dijo al aire, pensé que podría ruborizarse de semejante falsedad. No, lo dijo y siguió tan campante con su sonrisa socarrona.
El concepto de no medir el avance de un país exclusivamente por el progreso material tuvo su origen en 1990 y es un Índice de Desarrollo Humano, creado por un organismo internacional, la ONU. Por cierto, con metodología y variables de evaluación aprobadas por México. El Presidente tiene una vocación adánica, en todo quiere ser el primero, el que inicia todo, si nos descuidamos se va a declarar el inventor del hilo negro y el agua tibia. ¡Shh! ¡No lo desmientan!


TRAS LA VERDAD “MÉXICO SE DESANGRA CON LÓPEZ OBRADOR¡PRESIDENTE INDOLENTE!”

20 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Entre homicidios dolosos y fallecidos por el Covid-19, según cifras oficiales, México ha registrado 18 mil, 338 muertos de enero a la fecha. El gobierno de la Cuarta Transformación, da muestras claras de su total ineptitud para gobernar. No ha cumplido con lo que ofreció, reducir, al menos, a la mitad los homicidios que se cometen en México, a manos de los delincuentes, su programa de seguridad todo un fracaso, ni con el apoyo de los elementos de las fuerzas armadas puede diezmar las acciones delincuenciales; la pandemia agudizó el creciente número de muertes, López Obrador, en mayor medida responsable de ello. Ni con el uso de las fuerzas armadas logra apaciguar a la delincuencia, prefiere entretenerlas haciendo negocios en la construcción que atendiendo sus responsabilidades constitucionales, indolente actitud del Presidente que aprovechan los delincuentes, por eso los homicidios han ido en aumento.

La pandemia fue menospreciada por el Presidente de la República, no le dio la importancia necesaria, no preparó a su gobierno para la oportuna contención, por el contrario azuzó a la población para que no tomara ninguna precaución sanitaria, esa actitud irresponsable de López Obrador, provocó el incremento de los contagiados y de los muertos ¿Recuerdan el buque trasatlántico o crucero que arribó en Cozumel? Por ordenes directas del Presidente, cuando la pandemia ya se esparcía por todo el mundo, fue permitir el arribo a territorios de los extranjeros, algunos con síntomas de la enfermedad. Ello se suscitó el 27 de febrero. El argumento de Andrés Manuel lo sustentó en el “humanismo” –él no lo practica-, cuando otros países habían ordenado el cierre de las fronteras para evitar contagios, al barco no le permitieron atracar en ningún otro puerto; en México, sin embargo, abrieron las puertas para recibir extranjeros. Todo lo tomó a broma el Presidente de la República. Para colmo, dejó sin recursos económicos al sector salud, literalmente saqueó el presupuesto, transfiriendo dinero del IMSS, ISSSTE y del naciente Insabi, a otros programas. Nunca esperó la magnitud del problema, su irresponsabilidad fue mayúscula. Todo un desastre sanitario. El conjunto de irresponsabilidades recaen directamente en el Presidente de la República, en gran medida es el causante del alto número de fallecidos, aunque el gobierno lo niegue. Este día, la Asociación Civil, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, desnuda la irresponsabilidad de las autoridades en la CDMX, en el relación a los fallecidos por Covid-19, lo que bien podría replicarse en toda la República Mexicana. Obtuvieron 4 mil, 577 actas de defunción de la Dirección del Registro Civil, para analizar la causa de muerte de los fallecidos, utilizando métodos científicos y estadísticos para obtener el resultado que a muchos podría asustar; concluyen en que, los muertos por Covid-19, suman 3 veces más de la cantidad que reporta diariamente Hugo López-Gatell. En las actas de defunción aparece la causa de la muerte como confirmada o probable: “Covid-19 o Coronavirus o Sars Cov 2”; es decir, 3 veces más muertes de las reportadas oficialmente. De tal suerte que, si al día de hoy suman 5 mil, 666 muertos, según Hugo López, la suma debe incrementarse a 16 mil, 998 fallecidos por Covid-19. La misma regla se aplicaría a los infectados; Si López-Gatell, registra 54, mil 346 infectados, la cifra se incrementaría a 163 mil, 068 mexicanos infectados. Claudia Sheimbaum, gobernadora de la CDMX, de inmediato se defendió y rechazó lo afirmado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, quien a su vez, por medio de la vocera detalló en conferencia de prensa el procedimiento que los llevó a tal resultado.

Las evidencias son contundentes, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es un total fracaso. La grave situación parece no importarle al Presidente de la República, su principal objetivo es seguir adelante con sus programas prioritarios, que no se detengan sus obras públicas que anticipan más problemas que soluciones y la repartición de dinero en mano para ampliar su plataforma político-electoral, su base clientelar; no le importa violentar cualquier norma jurídica, sigue adelante, a pesar de la serie de amparos que han obligado a su gobierno suspender sus arbitrariedades, amparos que viola sin tapujos; el último que recibió se relaciona con su acuerdo que modifica las reglas de inversión en materia de producción de energías limpias, si bien ese acuerdo entraría en vigor en un año, sienta las bases para modificar contratos con empresas internacionales y la eliminación de inversiones multimillonarias –en dólares y euros-, creación de empleos, vamos cancela la generación de riqueza; política de creación de empleos por parte de la iniciativa privada con la cual parece no estar de acuerdo Amlo y así dice que con el T-MEC, habrá más inversión ¡Falso! Por el contrario, López Obrador, ahuyenta las inversiones cambia las reglas sin sustento jurídico. Un gobierno sin rumbo cierto, un gobierno perjudicial, un gobierno que divide, un gobierno que frena crecimiento y elimina fuentes de empleo, un gobierno que promueve la inseguridad, se colude con la delincuencia y provoca muertes intencionalmente –por omisión- al no tomar las medidas apropiadas. La Cuarta Transformación, lleva a México y a los mexicanos, a la debacle. Todo parece indicar que es tiempo de frenar a López Obrador, por sus acciones atroces que violentan el marco constitucional y legal, sus actos reprobables, abusivos están fuera del marco legal y eso merece, en cualquier otro caso, ser sancionado ¿Por qué habría de gozar de impunidad el Presidente de la República?

Héctor Parra Rodríguez