EL JICOTE “MAURICIO KURI”

10 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

No se sabe bien si Mauricio Kuri es más político que empresario o más empresario que político; no se sabe tampoco si sus preocupaciones y actividad en el Senado están más concentradas en su responsabilidad como coordinador de la fracción de su partido o como representante de los queretanos. Lo más claro es que su informe fue más un destape como candidato a la gubernatura que una crónica seria de su actividad como legislador. En esta ceremonia estuvo acompañado por personalidades de otros partidos. Mostró un músculo partidista y plural que fulminó a sus posibles contrincantes dentro del PAN. Consciente de que estaba ante una audiencia que lo apoyaba y que si decía por ahí alguna mentirijilla se harían de la vista gorda y el oído sordo. Así afirmó: “Promovimos 224 iniciativas”. ¿Promovimos kimosabi? , Los números dicen que en sus dos años como legislador sólo en cinco aparece como promovente en la Gaceta del Senado. En otras palabras, reclama derechos de autor en toda actividad que realiza su fracción. En cambio, sí personaliza cuando afirma: “Tuve más de 300 intervenciones en medios de comunicación”. Por cierto, no recuerdo ninguna en la que haya utilizado semejante capacidad de propagación de sus ideas en la que abordara algún problema de Querétaro, como por ejemplo el debate sobre el peligro de Los Arcos, símbolo histórico de nuestro Estado. Noticia nacional y de competencia federal. Guardó un absoluto silencio, tal vez, para no hacer la más mínima sombra a la intervención del Gobernador. Lo que realmente llama la atención es que en los logros de su tarea como legislador, Kuri no haya hecho ninguna mención a su intervención en la política exterior de México, lo que es absurdo y sorpresivo, cuando una de las responsabilidades fundamentales del Senado es analizar la política exterior del Ejecutivo. Los panistas se quejan de la ausencia del Presidente en los foros internacionales, pues también quéjense de que su coordinador no hace manifestaciones públicas definidoras contra tantas agresiones de Estados Unidos. ¿Alguien sabe, por favor desmiéntame, de algún posicionamiento del Senador Kuri, por ejemplo, en contra del tráfico de armas en la frontera con Estados Unidos? ¿Alguna propuesta concreta para que ambos países eviten la entrada de millones de armas a nuestro país, y que obviamente adquiere el crimen organizado? Kuri no es solamente el único que muestra una gran tibieza para criticar y denunciar al vecino, en general la oposición en México es blandengue y esquiva tanto en este tema como en criticar a López Obrador. ¿La causa? Algunos temen que se les abra a ellos mismos, o a sus correligionarios, algún expediente por corrupción; otros, quizá, les preocupa que les quiten la visa para viajar a Disneylandia o que ya no puedan hacer shopping. En el único tema en el que Kuri se ha mostrado fogoso y determinante es en la designación de Rosario Piedra en la CNDH, por lo demás su discurso es más insulso que una dieta sin carbohidratos. Algunos sostienen que la política es como el golf, gana quien da menos golpes. Kuri es un apóstol de esta corriente. Un legislador mediocre, ausente de compromisos, un buen negociador al interior de su partido y un publirrelacionista digno de ocupar el cargo en alguna empresa trasnacional.


La usurpadora

10 Dic 19 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Toda esa noticia del relevo en la CNDH comenzó durante la ceremonia de la presea “Belisario Domínguez” cuando el tabasqueño la entregó a la hija de la Sra. Rosario Ibarra de Piedra quien, desde hace muchos años ha luchado por saber qué ocurrió con el hijo desaparecido. Presea merecida que la hija, en gesto simbólico, le devolvió al todopoderoso -y al propio tiempo- impotente inquilino de Palacio Nacional, acicateándolo para que se investigue sobre esas y otras muchas desapariciones. Y simbólico digo porque de esa tragedia, pasados tantos años, verdad nunca sabremos. Lo que resulta obvio es que Rosario Piedra Ibarra ya estaba en la mira de su alteza colérica Andrés Manuel para crear su “Defensoría del Pueblo”, organismo genuflexo, en vez del otro que, mal que bien, ha cumplido sus deberes de proteger al ciudadano.
Así pues, la Sra. Piedra Ibarra fue incluida en la terna cuya decisión dependía del Senado. El desaseo ha sido bochornoso, como corresponde a todo lo que pasa por las manos de la inefable mayoría de MORENA.
Y lo digo porque Piedra Ibarra estaba legalmente impedida para asumir el cargo, no por pertenecer al partido hegemónico, sino por haber sido funcionaria del movimiento liderado por su Alteza como consejera 148, situación que ocultó hasta momentos antes de la espuria elección, pero bien entonada con la partitura inmoral del tabasqueño.
En este sentido, Piedra Ibarra ha manchado la trayectoria de su madre que, está vez, a no ser que haya perdido el juicio, debió haberle aconsejado renunciar a tan alta encomienda, lo que parece no haber ocurrido. Así, el hecho de aceptarla, sin remordimiento alguno, por no decir que desvergonzadamente, la convierte, con pena y respeto a su cabellera enmarañada, lo digo, en una usurpadora, si por usurpación entendemos, en una de sus acepciones, el disfrutar atribuciones indebidamente, desde el punto de vista ético y jurídico.
Mal inicio para ella y, sobre todo para el ciudadano, pues ya hilvanada a la voluntad de su Alteza, dudo yo que Piedra Ibarra pueda conducirse con la autonomía que exige la recta defensa de los derechos ciudadanos frente a los abusos del poder.
* * *
Sufragio efectivo, no reelección. Respeto a la división de poderes y a los ciudadanos. Sí a la vida y a la libertad de expresión.


TRAS LA VERDAD “CONSULTAS POPULARES, PERVERSOS ENGAÑOS DEL PRESIDENTE”

09 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Seguramente han olvidado el encargo que le hiciera López Obrador, a uno de sus subordinados, para que lleve a cabo la consulta popular sobre la construcción del tren Maya, aquel día que anduvo de campaña por el sur del país, cuando los originarios de aquellos lugares le reclamaron por no ser tomados en cuenta, en el caso lo hizo patente Rosalía Pool Pat, en Temozón, Yucatán. Hasta entonces, el Presidente (para engañar a los mexicanos de aquellos lares), ofreció una consulta para decidir si va o no la construcción de la obra, dependiendo del resultado de la misma, la que llevarán a cabo los días 14 y 15 de este diciembre. Claro, no les dijo que fue un ofrecimiento desde campaña; ya hay proyecto, 20 mil millones de pesos de presupuesto y están trabajando para ello. Total, se trata de un doble engaño. Primero, bien sabe Andrés Manuel, que la obra la va a realizar, tope donde tope; y dos, la supuesta consulta (que ya realizó) es para justificar la ejecución de aquello que está decidido hace mucho tiempo. Como dice el mismo Andrés Manuel López Obrador, les da “atole con el dedo”.

Por supuesto que el Presidente no les dijo a los originarios de aquellos lugares por donde pasará el tren, que la consulta popular la realizó en noviembre del año pasado, durante los días 24 y 25, habiendo votado 946 mil, 081 personas de una lista nominal de electores que casi llega a los 90 millones de mexicanos; tampoco les comentó que la fundación predilecta del Presidente, denominada “Arturo Rosenblued”, llevó a cabo la consulta “patito”, con el resultado el Presidente dio luz verde para la obra. Antes de tomar protesta como Presidente, ya había decidido la construcción. Pero, para no generar problemas durante su visita en los Estados de Yucatán y Campeche, ofreció realizar otra consulta para decidir si va o no la obra ¿Por qué se burla de los indígenas el Presidente de la República?

Trayendo a la memoria la orden presidencial de noviembre pasado, ya todo está listo para que el próximo fin de semana se lleve a cabo la “consulta popular”, sin reglas, sin ley que norme el procedimiento, por lo que debe presumirse, mejor dicho afirmarse, la ilegalidad del procedimiento y del resultado que arroje la “consulta popular”. Parecen olvidar, cuando les es conveniente, que son autoridades y solo pueden hacer aquello que les permite la ley; y en el caso particular, quien realizará la consulta carece de atribuciones legales y no existe marco normativo que permita conducir el procedimiento jurídico. Todo será acorde a lo que más convenga al gobierno de la 4T. La obra tendrá un costo de entre 120 y 150 mil millones de pesos; ese dinero, que sale del presupuesto público, no estuvo a consulta. Así de simple y sencillo.

En ciernes los problemas en la zona. Lo que sucedió este fin de semana. Fueron convocadas por el Congreso Nacional Indígena (CNI), región Peninsular, diversas agrupaciones, quienes se reunieron en la localidad de Nuevo San Antonio Ebulá, Campeche, para participar en el Encuentro en Defensa de la Vida y del Territorio, en donde acordaron articularse para la ejecución de diversas acciones que frenen el megaproyecto. No todo es miel sobre hojuelas para el caprichoso proyecto del Presidente.

En la reunión emitieron el siguiente acuerdo: “Declaramos nuestro total rechazo a la construcción del denominado Tren Maya, megaproyecto territorial de la 4T, como modelo de desarrollo económico en la Península de Yucatán”. “Rechazamos la consulta que se pretende impulsar desde el Gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, los días 14 y 15 próximo, que justifica la construcción de este proyecto de muerte, pues creemos que no cumple con los requisitos necesarios para considerarse una Consulta Indígena”. Así lo comentó Geno López, de Calakmul, quien dio lectura a los acuerdos. Por su parte, la señora Sara López, del Consejo Regional Indígena Popular de Xpujil (Cripx), enumeró las violaciones cometidas en agravio de los pueblos originarios, durante el proceso de Consulta. Y, en concordancia con la postura grupal, dijo que la Consulta Indígena no ha sido previa, libre, informada, culturalmente adecuada y de buena fe, como lo marca el acuerdo 169 de la OIT. También agregó que, la información que el Gobierno ha transmitido, principalmente a comisarios ejidales, más no a las comunidades, es incompleta y sesgada, ya que solo se enlistan los supuestos beneficios del proyecto, sin mencionar los perjuicios. Recalcó: “No hay verdadera información y es incompleta. En las comunidades no hay información. Solo nos hablan de lo bueno, pero no dan más elementos que nos permitan analizar y tomar decisiones”. También comentó que la elaboración del Protocolo para llevar a cabo la Consulta Indígena y el ejercicio participativo, fueron impuestos por el Gobierno, pese a que las comunidades debieron participar en su diseño. El ambiente crispado de los pueblos originarios, hace prever problemas para la ilegal consulta popular del fin de semana, sobre todo para quienes la implementarán.

Por si todo lo anterior no fuese suficiente, el encargado de conducir la consulta, por la ocurrente orden presidencial, Juan Manuel Sandoval, del INAH, ha confirmado su severa preocupación y del personal que labora para el Instituto Nacional de Antropología e Historia, toda vez que la región por donde han trazado la ruta del Tren Maya, está plagada de vestigios arqueológicos, los que serían destruidos. De esto nada ser ha dado conocer, como lo sucedido con el aeropuerto de Santa Lucía, ocultan la información. ¿Sabe o no sabe el Presidente de todo lo que está sucediendo por aquella región del país? Lo razonable, lo sensato es que no realice la obra, se olvide de su capricho. Lo lamentable, de acuerdo a la personalidad obtusa de Andrés Manuel López Obrador, quien se ha manifestado como “terco”, seguramente continuará con su desatino, con su disparatada idea. Los pueblos que conforman el EZLN, por el lado de Chiapas, también se manifestaron inconformes con la obra, advirtieron al Presidente que no permitirán la realización de la misma.

Muy lamentable situación la que ha creado Andrés Manuel López Obrador, en el sur del país. Como si no tuviéramos bastante con tantos problemas que aquejan a los mexicanos, muchos de ellos ocasionados por el mismo Presidente de la República. No se sabe de ningún negociador que en su representación se encuentre convenciendo a los inconformes, a quienes no les falta razón de estar molesto, a quienes les asiste la razón histórica, moral y legal ¿Será capaz el Presidente de suspender su proyecto en beneficio de los lugareños o seguirá adelante a pesar de la manifiesta inconformidad? La necedad presidencial podría desatar, una vez más, la violencia en aquellos lugares hasta ahora alejados de la salvaje tierra delictiva que priva en otros lugares ¡La prudencia debe vencer el capricho presidencial!

Héctor Parra Rodríguez


DEFENSA Y CRÍTICA DEL GOBIERNO DE OBRADOR.

09 Dic 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

–México hechizado, crítico e hipnotizado

Veo la defensa racional y justa, política e histórica de Lorenzo Meyer, buen estudioso de la historia de México y cercano a López Obrador; destaco los párrafos centrales:
–Es en el campo de la relación gobierno-mayorías populares donde se han centrado los esfuerzos iniciales de la llamada IV Transformación. Desde hace tiempo el presidente (AMLO) concluyó que para hacer de México una nación menos injusta y bárbara, había que revertir una parte muy arraigada: la gran distancia entre el mexicano común y el sistema de dominio. La separación entre ambas partes se basa en una distancia histórica de desconfianza mutua y oposición entre los intereses y formas de vida de las élites y las no élites.
–Para mostrar la cercanía de esta administración con las capas en la base de la pirámide social mexicana, AMLO redujo las remuneraciones y privilegios propios y de la cúpula del gobierno y empezó a limitar drásticamente el campo de la corrupción de los altos mandos del sector público.
–Sin decidirse a reformar una estructura fiscal para hacerla congruente con su gran proyecto, AMLO rediseñó el gasto para otorgar becas, pensiones y otras ayudas a una amplia capa de mexicanos particularmente vulnerables como jóvenes, ancianos o comunidades indígenas y personas sin seguridad social. A la vez, el nuevo gobierno marcó distancias con el gran capital (cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco y no cancelación de deudas al fisco), aunque manteniendo zonas de encuentro con inversionistas y evitando un choque frontal.
–Pese a sus obvias diferencias, el presidente mexicano también ha logrado evitar una colisión con el brutal e impredecible presidente norteamericano, lo que no es poca cosa dada la compleja agenda bilateral entre México y su vecino del norte.
–Los cambios de la llamada 4T se iniciaron rápido pero aún deben echar raíces y sobre todo, continúan pendientes en dos frentes cruciales. Por un lado, la violencia del crimen organizado sigue in crescendo —en 2018 los asesinatos dolosos sumaron 36 mil 685 y la cifra este año será mayor. Por el otro, el crecimiento de la economía simplemente es cero. Así pues, en estos campos las promesas siguen teniendo el carácter de promesas y las millas por avanzar aún son muchas. A partir de ahora, la cuesta se hace más empinada.
Todo por la vía formal democrática, tras el desgaste del sistema elitista, sin violencia, con “un gobierno con respaldo mayoritario, libre de la sombra del fraude y dispuesto a emplear las instituciones en favor de la mayoría”. (“Promesas que cumplir y millas por andar”, El Universal, 8-XII-2019).
Liga: https://www.eluniversal.com.mx/opinion/lorenzo-meyer/promesas-que-cumplir-y-millas-que-andar

El problema es que parece ser el proyecto de un solo hombre, pendenciero, unipersonal y tradicional, el caudillo infalible y absoluto, y no vemos el peso, la pluralidad y riqueza de las cabezas del Estado y las instituciones que forman la nación. En contrapartida Francisco de P. León ve un “México hipnotizado” por el Mesías de la Edad Luz:
–La capitulación de la capacidad crítica de un pueblo… nunca será una virtud liberal y mucho menos democrática por el hecho de que esta suerte de aprecio exagerado evoluciona en una subordinación rayana en una veneración cuasi sagrada…
–En la experiencia histórica, esta acrítica conducta, impregnada de un tufo de fundamentalismo religioso… abraza una cruzada incontestable de verdades sin contrapesos… Y el líder sin darse cuenta, inexorablemente transita desde el difícil camino de la izquierda militante hasta abrazar las mejores prácticas de la ultraderecha más acabada.
–AMLO en una pesadilla inimaginable: la de un día despertar y descubrirse encarnado en un lobo feroz de ultraderecha, camuflado con una conveniente piel de oveja de izquierda.
En suma y síntesis, Francisco de P. León (¿quién es?) observa “una nueva polarización entre los totalitarismos ideológicos y la lucha de eternidades de los imperfectos modelos democráticos”.
Y apuesta No por “una batería desordenada de iniciativas justicieras y progresistas”, sino por “la construcción colegiada de un nuevo proyecto de nación en el marco de la vida constitucional de la república”. Fácil.
No el gobierno fácil y autoritario de un solo hombre sino el difícil gobierno democrático de los varios poderes y contrapoderes. (“México hipnotizado II”, Proceso 2249, 8-XII-2019, pp. 48-50).
Aquí la liga de la primera parte del “México hipnotizado” de Francisco de Paula León: http://mxpolitico.com/cdmx/opinion/mexico-hipnotizado-en-la-opinion-de-francisco-de-paula-leon-0

Entre esas dos posiciones, el México histórico y crítico, falible, humano, imperfecto, discutible y democrático, y el México hipnotizado, hechizado por el Caudillo de terracería de la Edad Luz, escribo y suspendo el juicio.

–Nada los desengaña, el Peje los ha hechizado.
–Nada me engaña, el mundo es un desastre.
–Nada es como antes, pese a todo, todo se mueve.
–Nada ha cambiado y ya nada es como antes.
–Nada nos cambia, somos barro humano.
–¿La mirada ideológica o la mirada crítica de sí misma?
Q, Presidentes, México, lunes 9 de diciembre 2019.
www.dialogoqueretano.com.mx / juliofime@hotmail.com


El puente

08 Dic 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

Si los hombres son producto de sus circunstancias, aunque ellos también las crean, ¿en nombre de qué los podemos juzgar?
¿Los procesos sociales, materiales e históricos o los individuos?
Los liberales ponen el acento en la biografía y los marxistas en los procesos históricos. Sin duda se cruzan y combinan historia y biografía.
Las circunstancias condicionan pero no siempre determinan. La historia no es lógica ni ilógica, ni ciega ni loca, ni racional ni irracional.
Como en un encuentro deportivo, hay datos estadísticos que dan las tendencias posibles y hay sorpresas, imponderables, accidentes, aciertos y errores, extraños poderes que no se pueden predecir hasta que suceden.
Los individuos tienen un mínimo de libertad (cinco centímetros, cien gramos) y caprichos, pasiones, fantasías, sueños, locuras, voluntad.
En nuestro caso, ¿cuál es la responsabilidad histórica y personal de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña, Obrador? ¿Cómo se conjugan sus decisiones personales y los procesos sociales, su biografía y la historia?
Si los otros no tienen parte de razón en hacer lo que hacen, ¿están totalmente equivocados y toda la razón es nuestra?

Octavio Paz tuvo parte de razón al apoyar los cambios de Carlos Salinas de Gortari y sin duda terminó equivocado. Como muchos buenos críticos tienen buenas razones para apoyar hoy a López Obrador; no sabemos cómo acabarán estos políticos e intelectuales.
En su momento, Paz escribió su Pequeña crónica de grandes días (FCE, 1990) y “Lo que creo, pienso y quiero” / “Tela de juicios” (Proceso 885, 18-Oct-1993; Obras completas, t. 15, FCE, 2003, pp. 552-584) en donde expone sus razones e ideas sobre el gobierno de Salinas y la historia de México. Con sus errores y equivocaciones, esos textos siguen siendo un referente enriquecedor, por su mirada histórica.
Escribe en el libro:
–Se dice que el costo social de la reforma económica ha sido alto y doloroso. Es cierto, pero era irremediable y, creo, será transitorio. Si crece la producción, aumentan las exportaciones y se aminora el servicio de la deuda, se elevará el nivel de vida del pueblo. Es lo que ha sucedido en otras partes del mundo. A los que utilizan las penalidades actuales como un arma en contra de la política del gobierno, hay que preguntarles: ¿conocen otros remedios? ¿Quieren una imposible vuelta a la imposible situación anterior? ¿Qué proponen?
Y en su conversación o autoentrevista con Julio Scherer expresa:
–La economía mexicana, gracias a las privatizaciones, se ha puesto en movimiento. No niego que muchos han sufrido a consecuencia de los cambios; añado: habrían sufrido más sin ellos. Y estoy seguro de que, si el crecimiento económico continúa, los beneficios de la reforma de la economía alcanzarán a la mayoría. Es lo que ha ocurrido en otros países… Las reformas económicas nos conducen a la reforma política… Las privatizaciones, aparte de vitalizar a la economía, han contribuido indirectamente, al proceso de democratización.

Hoy sabemos que no fue así, por desgracia. El crecimiento no fue desarrollo, la reforma económica nunca alcanzó y menos fue vigilada por la reforma política, las privatizaciones concentraron la riqueza y aumentaron la desigualdad, los negocios y el amasiato entre los empresarios y los políticos, el patrimonialismo histórico del poder, la masa fue el paisaje social de siempre… Entre dos monstruos: el Estado y el gran capital. Los zapatistas al fondo y en primer plano. Llegó el asesinato de Colosio en 94 y la guerra oscura por el poder desangrado, la crisis del error de diciembre, el Fobaproa…

Octavio, ya muy enfermo, desencantado, dictó su “Nota de noviembre de 1997”:
–El proyecto del presidente Salinas fue modernizador, pero algunos no tuvimos claridad suficiente para ver ciertos rasgos arcaicos de su gobierno. (…) No es posible ostentarse a uno mismo como modernizador e incurrir simultáneamente en prácticas que desde hace más de un siglo han sido calificadas de arcaicas e inmorales. (Obra citada, t. 15, p. 574).

¿Qué nos dicen hoy los mejores estudiosos y simpatizantes de Obrador, como Lorenzo Meyer? ¿Qué país tendremos, con los partidarios y los políticos del gobierno actual a la vuelta del sexenio?
¿Para bien de todos o al menos de los más, cruzaremos con fortuna el puente del cambio o caeremos al abismo o quedaremos colgados?
Los palabreros no somos la conciencia social sino apenas los mendigos en los poros de la sociedad. ¿De qué lado estoy? De la mirada crítica.
Si Obrador es hoy la voz del pueblo, mi amigo Efraín ¿es hoy la voz del sistema? Lo escribo con respeto y pienso en Cioran, escribo y reescribo sus palabras sobre el barro humano:

–Bajo cualquier circunstancia debe uno ponerse del lado de los oprimidos, incluso cuando van errados, pero sin perder de vista que están amasados con el mismo barro de sus opresores.
–Debe uno ponerse del lado de los oprimidos, sin perder de vista que están amasados con el mismo barro de sus opresores.
–Oprimidos y opresores, amasados con el mismo barro…

¡Amasados con la misma masa del bien y del mal!
Cuidémonos los unos a los otros con la mirada crítica, fraterna y democrática. Esto también es democracia política en la vida diaria.


Aforismos ad hóminem para ya saben quién.

08 Dic 19 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.
Aristóteles

Así como es pena del mentiroso que cuando diga la verdad no se lo crea, así es gloria del bien acreditado el ser creído cuando diga mentira.
Miguel de Cervantes Saavedra

El mentir es propio de esclavos.
Apolonio

La mentira engaña al que la dice.
D’Hondelot

Lo que me anonada no es que me hayas mentido, sino que en lo sucesivo no podré creerte.
Friedrich Nietzsche

Nada es tan difícil como no engañarse.
Ludwing Wittgenstein


Zócalo, mirada crítica.

07 Dic 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

¿Cómo mantener la mirada crítica sobre las posiciones críticas sin pasarnos a la posición opuesta, sin puritanismos y sin miedo a darle armas al adversario y ser tachados de reaccionarios y traidores?
¿Cómo tender puentes entre las partes que tienen parte de razón?
Todo me desborda y dudo pero debo arriesgarme.

Ocupar y llenar el Zócalo no acaba con la inseguridad social, los desaparecidos y las muertes violentas en el territorio nacional, no activa el crecimiento y el desarrollo económico y la distribución del ingreso, con menos desigualdad, no empieza la ardua, difícil y necesaria reforma fiscal (cobrar un poco más a los que más tienen y un poco menos, a los que menos), no pone fin al neoliberalismo y no inaugura la concordia universal, por lo menos entre los mexicanos.
Es el poder de la palabra y la persona de Obrador.
Es parte del combate ideológico del activista hoy en el poder.
Vence a medio México y convence a una tercera parte del país.
Las ceremonias del poder, que fascinan a unos e irritan a otros.
AMLO feliz entre los suyos y en “la comodidad de sus certezas”.
¿Y los otros y sus serias dudas, que se chinguen?
¿El país de los otros, hoy es de ellos?
¿Y los otros nosotros que no somos ellos ni los otros?
¿Refundación del Estado social benefactor o nueva edición del presidencialismo caudillista?
El Estado, el Mercado y la conciencia. Qué combates.
Enrique Krauze:
–Si el gobierno persiste en acosar a la prensa independiente, difamar a los críticos, y debilitar hasta doblegar al Instituto Nacional Electoral, nuestra democracia entrará en proceso de demolición. Habrá que resistir ese atropello histórico. Y, de ser necesario, reconstruir la democracia desde los cimientos.
–Debemos resistir el acoso a las libertades y el asalto a las instituciones autónomas. (“El deber de Casandra”, Reforma, 1-XII-2019).
–“Los espíritus estrechos acusan siempre a los clarividentes de desear las desgracias que prevén. El deber de Casandra es el más triste que puede recaer sobre los amigos de la verdad”. Ernest Renan, citado por EK.
¿La verdad o la vida, Casandra, los ideales puros o la realidad sucia?
En nombre de la libertad y la democracia se han cometido grandes infamias y atrocidades, como en nombre del socialismo, la revolución y el pueblo.
Juan Carlos Canales, profesor poblano de Filosofía, me manda un mensaje: –Después de leer Proceso de hoy (domingo 1-XII-2019) quedé impávido… herido: caminamos hacia una dictadura…
Le respondo, JF:
–Más que nunca hay que mantener el aliento con Ricardo Rapahel, Agustín Basave, Javier Sicilia, Edna Jaime… y dialogar y discutir con razón con Lorenzo Meyer, estimado Juan Carlos Canales. Un abrazo fraterno.
–La enseñanza de Eduardo Nicol en El porvenir de la filosofía: –Y si todo estuviera perdido, por razones de fuerza mayor, hay que mantener el temple, para seguir siendo lo que somos al menos en nuestra morada interior (cito de memoria).

No veo al Estado democrático ni al nuevo gobierno benefactor sino al caudillismo de Andrés Manuel López Obrador. El hipercrítico de las instituciones del Estado esculpe su nombre en el tiempo.
Simplifica la realidad hasta hacerla falsa, en un mundo en que la realidad es cada vez más compleja y difícil de asir. ¡Él tiene el País en sus manos! Nace una nueva burocracia y una administración errática.
Pero cuánta razón tiene Jesús Silva-Herzog Márquez (2-XII-2019):
–El liderazgo caudillista de Obrador tiene su base y sustento en el reconocimiento de los excluidos de la historia, simple masa o paisaje de fondo de los depredadores de la misma historia, los beneficiarios de la libertad, la desigualdad y la democracia.
–AMLO ve lo que muchos decidieron ignorar: reconoce al país negado, la masa, y señala al país privilegiado o gandalla, las élites. (“A un año”).
Octavio Paz tampoco vio a la masa en tiempos de los cambios de Carlos Salinas de Gortari. Y reparó muy tarde en el nuevo patrimonialismo del poder político-empresarial.
El sociólogo EMZ está del lado del político Obrador, poder emergente, porque está en contra del poder histórico del gran capital.
Yo no estoy con el político ni con el capital ni con la masa ni con el pueblo ni con la sociedad ni con las iglesias… apenas puedo con mi puta conciencia.
¿Es posible mover el país sin partirlo?
¿Sin la tiranía de la mayoría sobre la minoría?
¿Sin aplastarla, porque hace falta?
¿Sin reproducir lo que se condena?
¿Echando a andar otro orden menos desigual e injusto?
Q, Presidentes, México, diciembre 2019.


ECONOMÍA SIN CERA N239 AMLO, UN AÑO DE GOBIERNO.

06 Dic 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Fue primer aniversario,
De un cambio trascendental,
Existe mucho adversario,
Dicen que todo está mal,
Urge un debate que a diario,
Propicie el bien nacional.
.
El día primero de los corrientes se cumplió el primer año de gobierno de AMLO el cual estuvo lleno de claroscuros, mismos que se vieron reflejados en dos acontecimientos contrastantes, por un lado la ceremonia oficial en el zócalo en la que AMLO informó sobre sus principales logros y compromisos cumplidos ante mucho más de cien mil personas congregadas en el lugar, las que no dejaban de vitorearlo, ya que nadie puede negar que el propósito de cambio que propuso desde sus campañas va en serio, el poder público está experimentado una transformación sin precedente, desgraciadamente con mucha improvisación, errores y excesos, basada principalmente en el combate a la corrupción y en la implantación de la austeridad republicana y por la otra, una serie de marchas desarrolladas en varias ciudades del país, para manifestarse contra la inseguridad y contra AMLO. Los simpatizantes de cada una de estas posturas acusa a la otra, sin pruebas, de haber llevado “acarreados” por lo que considero pertinente revisar el significado de ese término: “un acarreado es quien es presionado para asistir a un acto público o que lo hace a cambio de recibir una compensación”. Yo he asistido a muchos mítines y eventos en los que el convocante facilita medios de trasporte, por ejemplo autobuses, para que los interesados podamos asistir, yo los he usado y no me considero “un acarreado”, ya que ni fui presionado para ir, ni recibí compensación alguna por hacerlo; no obstante, no descarto que haya habido acarreados de ambas partes, pero no basta con acusar mostrando fotos de autobuses transportando a los asistentes. En la marcha en contra que tuvo mayor afluencia, nada despreciable, que se congregó en el Ángel de la Independencia, desde mi punto de vista se vio desvirtuada ya que lo que fue anunciada como una congregación de ciudadanos inconformes deseosos de manifestarse, robaron escena los líderes del PAN y del PRD y Margarita Zavala, quien está organizando un nuevo partido político junto con su marido y además, me pareció patético ver por la televisión las principales consignas de los asistentes expresadas en gritos y pancartas diciendo “Fuera AMLO”, “Fuera Evo”, “No al comunismo”, o sea que muchos de los asistentes, incluyendo a la familia Le Barón fueron engañados, fueron de buena fe para exigirle al gobierno acciones para disminuir drásticamente la inseguridad y la violencia, con lo cual estamos todos de acuerdo, e incluso el representante de la familia Le Barón, expresó con toda justificación su dolor y su enojo por lo sucedido a su comunidad, pero tuvo que señalar reiteradamente que ellos no iban contra AMLO. .
La llegada de AMLO a la Presidencia de México tuvo una importante repercusión en el impulso a las luchas anti neoliberales en América Latina y el Caribe y la posible vinculación de México con América Latina es una de las cosas que más me agradan, ya que casi siempre ha estado olvidada, vinculación que se nota ahora por un lado, con la operación de rescate y asilo político en México de Evo Morales y Álvaro García Linera, Presidente y Vicepresidente de Bolivia, ya que, a pesar de lo que digan los detractores que hubieran preferido que Evo terminara como Allende asesinado en su oficina, ha sido un hecho que ha engrandecido y ganado un enorme respeto a nuestro gobierno en tierras americanas y por otro, el hecho de que México asumirá la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños a partir de enero de 2020, lo que constituye una oportunidad para buscar la unidad e integración de nuestra región y así tratar de contrarrestar la ofensiva de Trump contra nuestros países, queriendo imponer sus intereses.
Curiosamente, el mismo día de los acontecimientos, o sea, a principios de este mes, se publicó una encuesta realizada por el periódico Reforma, del que nadie puede decir que sea Pro AMLO, en la que se señala que el Presidente cuenta en la actualidad con una aceptación del 68% de los encuestados y quiero recordar que llegó a la Presidencia a través de un proceso democrático obteniendo una votación arrolladora y contundente. ¿Cómo es posible que líderes de partidos políticos de oposición, en lugar de ponerse a trabajar en propuestas para mejorar las condiciones del país y en organizarse, después de hacer un serio ejercicio de autocrítica, para convencer a la gente de sus buenas intenciones y participar en los próximos procesos electorales se les ocurra marchar para exigir la salida del Presidente? En democracia, si quieren derrotarlo lo tendrán que hacer con propuestas y con votos.
Los sectores y personas que no votaron por AMLO siguen sin resignarse y sin aceptar el resultado, al igual que los que han sido afectados con las medidas adoptadas por el gobierno, y no dejan de vociferar criticando todo lo que hace el nuevo gobierno. Yo coincido en que hay muchas fallas en el gobierno que deben criticarse y debemos exigir que se corrijan, pero cuando en lugar de escuchar propuestas para lograrlo oigo “Fuera AMLO”, “Fuera Evo”, “No al Comunismo”, me desanimo, no hay oposición seria, ni dentro del propio MORENA y menos en los partidos de oposición.
Los que votamos por AMLO tenemos que ser los más críticos, nos está quedando a deber, habla de corrupción en diversas actividades y prácticamente no hay detenidos y menos encarcelados; insiste en su propósito central de Atención a los Pobres y no plantea una reforma fiscal que le ayude a darle permanencia a los programas sociales y ayude a disminuir las desigualdades; quiere rescatar al sector energético y no coloca a las mejores personas disponibles, en cuanto a conocimiento y preparación, al frente de PEMEX y de la CFE; descalifica a los opositores con calificativos que no corresponden a un Jefe de Estado. Es bueno tener funcionarios honestos, pero no basta, es necesario que también conozcan perfectamente de los temas encomendados y estoy convencido de que existen, es cosa de voluntad para encontrarlos. ¿Usted qué opina?
memo_cas@yahoo.com


EL JICOTE “LÓPEZ OBRADOR Y LA POPULARIDAD” III y último.

06 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El Estado abarca cada día más competencias, sólo para poner un ejemplo personal, desde antes de nuestro nacimiento ya estamos regulados y seguimos bajo su marco jurídico después de muertos. Ante un espectro tan absoluto de control de la vida personal y colectiva, todo gobierno tiene necesariamente claroscuros. De acuerdo con las encuestas la opinión pública inclina la balanza del lado positivo a favor del Presidente. No se trata de regatear esta importante legitimación, pero si vale la pena recordar que no es el único elemento de evaluación. El pueblo sabio llevó a la muerte a Sócrates y a Cristo, y aplaudió a Hitler y a Mussolini, más cercano a nuestra experiencia, Lázaro Cárdenas no fue un Presidente muy reconocido por sus contemporáneos y ahora es identificado como el mejor Presidente después de la Revolución. Quienes consideramos que la mejor forma de ayudar al país y al Presidente es destacando los prietitos en el arroz, debemos de reflexionar los motivos de la aprobación mayoritaria a su forma de gobernar. En entrega pasada abordamos los cambios estructurales e históricos que explican tan buena fama pública. Pero hay también otras decisiones francamente populistas, es decir, escenográficas, que despiertan juicios favorables, sin importar lo relativo y hasta lo negativo de la medida. El ejemplo más claro es la venta del avión presidencial, que era una auténtica majadería en un país con más de sesenta millones de pobres, y lo positivo que se recibió la determinación de López Obrador de viajar en líneas comerciales. Lo cierto es que el ahorro no existe ante lo que cuesta la renta del avioncito y, por si fuera poco, las molestias y peligros para quienes tienen la mala fortuna de viajar con el Presidente. En un breve recuento de lo que considero ha ganado la devoción presidencial, podemos señalar: la eliminación de las pensiones a los ex presidentes, todos convertidos en villanos perfectos; la apertura de Los Pinos y la transformación en un Centro Cultural amplios espacios de Chapultepec. De su estilo personal destacan su trabajo intenso y su cercanía con la gente, tanto físicamente, selfis incluidos, como en comunicación directa en las mañaneras. A la gente no le importa si éstas son una farsa donde no existe un auténtico diálogo, su entusiasmo se finca en lo que es una realidad: el Presidente da la cara. También estimula la aprobación presidencial la utilización de una retórica religiosa, concretamente cristiana. El Presidente exuda un lenguaje que la gente siente sincero y amoroso, aunque veces se le chisporrotea y dice que los pobres son como mascotas. Su tolerancia oscila entre encarnar al buen samaritano y luego transmutarse en furibundo inquisidor. Personalmente me pareció digno de aplauso el reconocimiento que hizo de personalidades de izquierda al incluirlos en la Rotonda de los Hombres Ilustres. Me atrevería a ponderar la euforia empalagosa de los morenistas por las encuestas. El gobierno otorga dinero, contante y sonante, dádivas, a cerca de 23 millones de personas. No critico esta forma de compensar los desequilibrios, pero no podemos irnos con la finta y pensar también que el Zócalo fue abarrotado por simpatizantes espontáneos. El amor pagado es dudoso, los apoyos de la clientela y el entusiasmo patrocinado, son igualmente sospechosos.


TRAS LA VERDAD “EL PRESIDENTE Y SUS FALACES COMPROMISOS”

05 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El Presidente de la República, dio a conocer el pasado domingo que de sus 100 compromisos, ha cumplido 89 de ellos, le faltan por cumplir 11. En la página oficial de Morena, perdón, del gobierno federal (se presta a confusión por logos y colores: mismo formato) muestran la lista de los compromisos. De los cumplidos no hace falta referirnos a ellos, “ya están cumplidos”, según López Obrador. Sin embargo, valdría mencionar que, dese que ganó las elecciones, el entonces triunfador de la contienda electoral de 2018, se comprometió a cambiar mucho de lo que para él era el origen de la corrupción; a la fecha, no solo no ha cumplido, se caracteriza por ser simple “slogan”, dado ha corrompido más el problema a resolver ¿Cuáles? ¡Patentes! Uno de ellos fue que haría abiertas, públicas las licitaciones, sin embargo no solo no las hace abiertas, las ha eliminado contraviniendo las normas que rigen las licitaciones públicas. De tal suerte que la manipulación mediática del Presidente sigue viento en popa, no solo no cumple, ha empeorado lo que antes, según él, eran focos de corrupción. Ahora no hay licitaciones, son asignaciones directas o si bien les va, licitaciones restringidas, como la de la refinería de Dos Bocas, Tabasco; esa licitación fue restringida a empresas internacionales “honestas y profesionales”. A unos cuantos días de aquella “licitación” surgió información totalmente contraria, son empresas corruptas que fueron investigadas y castigadas; Rocío Nahale, Secretaria de Energía, se deslindó y ya nadie se acuerda de ello ¿Otra de las promesas incumplidas? El Presidente de la República ofreció que ya no habría más deuda pública. Para asegurar la construcción de la refinería, contrató con 3 Bancos internacionales, deuda por varios miles de millones (7 mil millones) de dólares, con la salvedad de que, dijeron, solo “por si acaso”, que no era un préstamo; quedaría la cartera abierta por si México necesitaba dinero. La simple firma ya es compromiso de deuda. Una de las principales características del Presidente López Obrador, es la desinformación, resultó experto en la manipulación mediática, lo que hoy es noticia promovida por el mismo Presidente, al siguiente día deja de serlo al generar otra el propio mandatario; verdades a medias, mucha de la información vertida por Andrés Manuel López, simplemente no es comprobable y ahí queda en el olvido.

¿Austeridad republicana? ¿No más gastos superfluos? El mismo día de la toma de protesta del Presidente de la República, su gobierno gastó poco más de 41 millones de pesos en comidas, hospedajes y transportes ¿Cuál austeridad? Simplemente son selectivos los compromisos y su cumplimiento. Así es el Presidente Andrés Manuel. Nadie lo cuestionó, todos pasaron por alto, se trata de los primeros abusos e incumplimiento de las promesas presidenciales que lucen en el portal del gobierno federal.

Entre otro de los compromisos incumplidos (hasta ahora) del Presidente, es el esclarecimiento de la verdad en los hechos de Ayotzinapa, lugar en donde fueron asesinados 43 normalistas ¿Por qué se compromete el Presidente a cumplir algo que no está dentro de las atribuciones de su gobierno? Simple. Pocos son los observadores y analíticos. La espectacularidad y la manipulación privilegian la verdad, la sentencia jurídica que reza: la autoridad solo está facultada a todo aquello que le autoriza la ley”, para el Presidente no vale ¿Será por desconocimiento jurídico? Tampoco se vale: la ignorancia de la ley no beneficia al infractor su incumplimiento. No puede actuar como cualquier particular, salvo que incurra en abuso de autoridad al ejecutar acciones fuera del marco jurídico. Bien, resulta que la causa penal está en manos de la autoridad judicial y el ministerio público, no depende del gobierno federal ¿Entonces? ¡Las falacias del Presidente! El tema es eminentemente político y de trascendencia mediática, por eso López Obrador, tomó ese asunto como un compromiso de gobierno, a pesar de no estar a su alcance. Lo más grave del asunto. El “responsable” de coadyuvar en las investigaciones del caso, era, sí era, ya no lo es, Alejandro Encinas, personaje acomodaticio que ocupaba una de las subsecretarías en Gobernación, desde ahí operaba políticamente. Resulta que ayer martes 3 de diciembre, le tomaron protesta como nuevo y brillante “consejero del Poder Ejecutivo”, en el Consejo de la Judicatura, órgano del Poder Judicial de la Federación. L siguiente quincena la cobrará como consejero. Encinas, es quien, de forma irresponsable dijo a los padres de familia de los normalistas asesinados, que ya sabían en dónde estaban los “desaparecidos”, que estaban en algún lugar del Estado de Guerrero ¿Será por eso que lo quitaron? Se llevó la “verdad histórica de la 4T”.

El Presidente de la República, burla los compromisos y todos lo pasan por alto ¡Las falacias del Presidente! En este caso, la Fiscalía General de la República, órgano constitucional autónomo, responsable de la investigación, persecución de los delitos y delincuentes ¡Ya no depende de López Obrador! Luego entonces, cómo puede López responsabilizarse y pretender cumplir aquello que no es de su resorte jurídicamente competencial. Parece ser que a nadie le interesa, se trata del Presidente y su palabra es “ley”. Así no se puede cumplir legalmente ningún compromiso, son solo falacias del Presidente de la República, acostumbrado a la difamación, a la desinformación y a la calumnia. Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado, probado ser experto en la manipulación. Así los compromisos del Presidente de la Cuarta Transformación, en su primer año de gobierno.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE LÓPEZ OBRADOR Y LA POPULARIDAD II

05 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

La cruzada contra la corrupción es uno de los cambios estructurales impulsados por el Presidente que apuntalan su popularidad. Hasta el momento no han afectado mayormente las terribles anomalías de su proyecto anticorrupción que despiertan muchas dudas sobre su eficacia y sinceridad. En la entrega pasada, destacamos su angostura ideológica cuando sostiene que la experiencia no es importante y pretende olvidar que la ineptitud es una forma también de corrupción. Todo indica que el Presidente está más preocupado por la lealtad a su persona que por los valores institucionales. También provocan muchas dudas su política a favor de la honestidad cuando el setenta por ciento de los proyectos y las compras de su administración se realizan sin licitación sino por asignación directa. La corrupción es una planta de sombra y las asignaciones directas son su vivero más propicio. También provoca mucha desconfianza su convicción en contra de la corrupción, pues en el sexenio pasado, con el acuerdo de todos los partidos políticos y después de un amplísimo debate, se creó el Sistema Nacional Anticorrupción. La ley correspondiente exige un sinnúmero de cambios legislativos y la creación de otros organismos. Nada se ha hecho, lo que ha propiciado que la lucha contra la corrupción no sea general sino discrecional y selectiva. Por supuesto que ya no se hace mención a los 50 mil millones de pesos que se consideraba se podrían obtener de las ganancias ilícitas, mismas que servirían para los programas sociales. Ni tampoco se recuerda su promesa de que, si la ciudadanía lo pedía, se juzgaría a los ex Presidentes. Todo lo anterior, es necesario reconocer, no ha incitado una disminución sensible en la popularidad presidencial. Otro cambio estructural e histórico que le ha proporcionado grandes simpatías al Ejecutivo es la austeridad. Los lujos y dispendios faraónicos del sexenio anterior, ahora ampliamente difundidos, han enmarcado muy positivamente los ahorros de una austeridad realmente republicana. Lamentablemente la austeridad ha sido llevada a extremos que algunos analistas la han bautizado como “Austericidio”, pues ha afectado a programas sociales importantes, por señalar sólo dos, las guarderías y los centros de cuidado y protección a las mujeres maltratadas. Lamentablemente un claro subejercicio del gasto público se ha pretendido encubrir con la idea de que se trata de ahorro. Esta austeridad tuvo su garrafal excepción en el cambio de la sede de aeropuerto, donde ya se habían gastado 140 mil millones de peso. Otra cuestión que permite que López Obrador mantenga niveles de beneplácito fue el aumento en el salario mínimo, subió más que en los últimos treinta años. Otra decisión que quizá no tiene tanta trascendencia nacional pero que me permití aplaudir en forma entusiasta, fue el cambio de destino de las Islas Marías, de prisión a un centro de investigación ecológica. Le comento a un amigo de Morena, lo lamentable que resulta que el Presidente boicoteé, él mismo, cambios muy importantes, con tantas metidas de pata, me dice: “Es la curva del aprendizaje”. Le comento ¿Curva del aprendizaje? Curvas del aprendizaje, a cada recta política viene la Cuesta China. Yo me río pero a él no le hace ninguna gracia.


TRAS LA VERDAD “LÓPEZ OBRADOR PROMOTOR DEL ENCONO SOCIAL”

03 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

 

Un día después del enésimo informe del Presidente de la República, en el Zócalo capitalino, en la conferencia “mañanera” de ayer lunes, volvió a la cargada en contra de aquellos que no comulgan con su política de destrucción; descalifico las marchas que en 14 estados de la República Mexicana, llevaron a cabo miles de mexicanos hartos de la violencia y el desmantelamiento del Estado, del debilitamiento de las instituciones constitucionalmente autónomas. A todo aquel que no aplaude las decisiones presidenciales, de inmediato es calificado como conservador, reaccionario, corrupto y demás epítetos con que ha venido calificando a sus detractores desde su toma de posesión. Para después decir que es respetuoso, que respetará las libertades de manifestación y de expresión ¿Respetar? Su obligación es cumplir la Constitución que consagra esos derechos humanos y en su caso brindar protección cuando son vulnerados esos derechos. El Presidente no está para respetar, está para cumplir la Constitución y leyes secundarias. A un año de distancia y de incumplir con muchas de sus promesas, cuando ofreció cumplir un tanto una vez que tuviera el presupuesto en el bolsillo o medio año para dar resultados en el combate a la delincuencia, reducir la violencia, vuelve a darse el mismo, otro año más; así se la llevará cada vez que no cumpla sus promesas, pero antes justifica y echa culpas. El Primer Presidente en la historia que deriva su responsabilidad en terceros que ya no gobiernan; aunque esa política le da resultado y sus seguidores continúan confiando en las promesas; otros más felices por recibir dinero de los programas sociales, muchos más confían en que los medios de producción pasen a manos del “pueblo”. Andrés Manuel López Obrador, utiliza y manipula el concepto “pueblo” para hacer de las suyas, engaña a quienes de buena fe han depositado su confianza en el Presidente, al asegurar que el pueblo manda, el pueblo decide, cuando en realidad quien todo decide es él mismo, sin tomar en consideración al pueblo, bajo su concepción, el pueblo es el mismo López Obrador, él es quien “encarna al pueblo y al poder del Estado”, pero hace creer que las decisiones son del “pueblo”, por ello, ese pueblo se siente feliz, feliz, feliz, pensando que ellos son los que decide, manipulación social perversa; una vez que fue electo López Obrador, él es quien tiene la potestad legal para decidir, vivimos en un régimen representativo y el Presidente, nos guste o no, es quien nos representa, debe cumplir con el mandato constitucional, por eso es una falacia que sea el pueblo quien decide, cuando las decisiones son tomadas por López Obrador de manera unipersonal y no por el pueblo.

Se trata de un juego perverso de la semántica de las palabras, así mantiene su popularidad y el apoyo de ese sector social que se ve beneficiado por sus programas de obsequios monetarios mensuales o bimestrales. Hasta hoy le ha funcionado la siembra del encono social que ha plantado en aquellos mexicanos con mayores necesidades, así como de aquellas sabandijas que se ven beneficiadas con trabajos bien remunerados, ya que no han requerido tener mayor conocimiento en la actividad que desempeñan, no más del 10% del 100 que se requiere para cualquier otro empleo, así lo ha reconocido el mismo Presidente de la República, es su política de contratación.

Aquellos ciudadanos y ciudadanas que se movilizaron en marchas en 14 estados de la República mexicana, incluso los que apoyan a López Obrador, están en contra de la extrema violencia que se ha desatado desde el inicio del gobierno de la 4T; tan solo en el pasado mes de noviembre, se registraron 2,370 homicidios dolosos; el domingo 1º de diciembre, 127 homicidios en el territorio nacional; casi 35 mil homicidios en el primer años de gobierno. Cualquier mexicano sensato debe estar harto de la situación. La economía estancada, el crecimiento del Producto Interno Bruto, en ceros. No hay creación de empleos, no hay inversión privada ni pública. La República va directa a la banca rota; estos y muchos más problemas, no son causados por el “pueblo”, claro que no, son causados por la mala política del Presidente de la República, es fácil engañar a quien quiere ser engañado, no así aquel ciudadano pensante y reflexivo, ese y millones más que no salen a las calles, son los que se manifiestan inconformes con la situación que priva en el país, situación creada por Andrés Manuel López Obrador; pero, el mismo Presidente, experto en mentir (lo ha demostrado con creces, no lo digo yo) hace creer a sus seguidores que todo es problema de los conservadores, de aquellos que no “aplauden”, sin dificultad el mismo López lo reconoce en sus conferencias de prensa, cuando se muestra agradecido con “pseudoreporteros paleros”; en contraposición, el mismo Presidente ofende a todos aquellos que lo cuestionan y no le aplauden, los descalifica, no sin antes reiterar: “con todo respeto” y va el golpe, para después aseverar que garantiza el derecho a disentir, como si se tratase de una graciosa concesión presidencial. La política del encono hasta ahora le ha dado buenos resultados para conservar la simpatía de sus seguidores, así lo prueban las tendenciosas encuestas que arrojan increíbles resultados, como la aprobación a sus políticas, cuando las decisiones (también las omisiones son decisiones) presidenciales han causado muertes y problemas muy serios a la economía personal de millones de mexicanos y la quiebra nacional, con nulo crecimiento, entre muchos otros. El encono como herramienta política de López Obrador es buena, le ha dado resultado; como fin para dividir a los mexicanos es perversa.

Héctor Parra Rodríguez