La austeridad

27 May 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »


Durante los años que dediqué al servicio público, me acostumbré a esa palabra: austeridad. Pues cuántas veces se me negó recurso humano o material. Incontables. Hasta que aprendí a conformarme con aquello que disponía. Pero, ¿qué es lo austero? Lo reducido a lo necesario. ¿Y qué es la necesidad? Salvo la muerte o lo esencial para la vida como la planta que necesita la tierra y el agua, o el niño a sus padres, lo demás es siempre relativo: depende del tiempo y el espacio. Y que es la austeridad republicana que a diario, incansable, repite el efímero huésped de Palacio Nacional. Recientemente, ese lengualarga nos ha dado una pista: “si tienes un par de zapatos, ¿para qué quieres otros?; si tienes un auto modesto, ¿para qué uno de lujo?” ¿Qué república está imaginando este desquiciado personaje? Tal vez en la república popular China de la era de Mao en la que cada ciudadano tenía derecho a un par de zapatos y dos overoles. De ser así, ¿por qué no pone el ejemplo? ¿No le bastaría un trajecito encorbatado para lucir deslumbrante en sus mañaneras? Al parecer, no. Pues él, por ser quien es, el que manda, se cuece aparte. Ahí está la variedad de sus atuendos para echarnos en cara la excepcionalidad de sus sedas. Aunque mono vestido de seda, mono se queda.
Pero, curiosamente, la austeridad tiene un envés: el derroche, amargo fruto del capricho. El aeropuerto de Texcoco, el avión presidencial, el tren maya, la refinería, las dádivas clientelares. Miles de millones a la basura. Y mientras esto ocurre, médicos y enfermeras que atienden a los pacientes del Covid-19, se quejan de su indefensión: a uno de ellos, precisamente, lo he visto sostener un respirador manual durante varias horas, hasta quedar exhausto. Heroica vulnerabilidad. Y mientras ese señor pretende continuar sus giras, las muertes se multiplican. O bien se da el lujo de declarar como “municipios de la esperanza” (¡vaya estupidez!) a aquellos donde no ha habido contagios, sin tomar en cuenta el altísimo riesgo en el que están, entre otras causas por el hacinamiento en el que viven sus habitantes.
¿Pagará el vástago de Macuspana su frivolidad e incompetencia? Mi gratitud a esos heroicos servidores de la salud. Mi desprecio al señor que prefiere sus juguetes a comprometerse con la vida de los mexicanos. El tiempo lo dirá. Por lo pronto, está bien. Que salga, que grite. Aunque bien sabemos que “el grito es el alma de los cobardes”.


EN DO MAYOR.

27 May 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »


Si hay un Estado donde abundan los personajes ocurrentes y se dan las frases espontáneas, es en Guerrero. Ya conté aquella anécdota de cuando el padre de Jorge Campo, Álvaro Campos, fue liberado del secuestro que sufriera en Acapulco. En esa ocasión, al momento de llegar a su casa, la prensa le abordó: ¿ Sufrió maltrato durante su secuestro, don Álvaro? ¿Cómo lo trataron?, fueron algunas de las preguntas que cayeron sobre el padre de tan célebre portero de la Selección. La respuesta fue inmediata: “¡Muchacho, con decirles que me trataban mejor que mi mujer y me daban de comer mejor que ella!”. La carcajada de los allí presentes estalló espontánea. Pero es apenas una muestra de esa manera de ser costeña donde se juega con situaciones dramáticas.
La vida de Guerrero pudiera ser envidiable. La generosidad de su naturaleza, la disposición de sus habitantes a la buena charla, su gusto por jugar con las palabras, el asombro manifiesto hacía las pequeñas cosas de la vida, su conexión con lo natural y su lejanía con la solemnidad; así como una sensibilidad e inclinación hacia expresiones como el canto, la poesía, son un remanso. El espíritu comunitario todavía persiste en quienes se reconocen herederos de su legado familiar. Sin embargo, su historia de décadas de ausencia de justicia, despojos de tierras , impunidad, explotación y menosprecio de las autoridades a las necesidades de sus habitantes, es una herida que está viva y ha roto los asideros que sostienen el fluir de ella en relativa calma. Hoy la invasión de agentes extraños y relacionados con actividades del narcotráfico la hacen insostenible. Guerrero languidece en la desesperanza y la angustia de ver a sus jóvenes y niños atrapados por la violencia. El ánimo oscila entre el desaliento y la ira. Se saben abandonados a la buena de Dios. Demasiado engaños de políticos que han prometido soluciones, les ha enseñado que la historia es la misma: uso y desecho por una clase de políticos oportunistas e insensibles. Más carreteras, más caminos hacia las comunidades, pero la misma situación de despojos de tierra y miserable pago a su cosecha, en muchos casos, obligados a sembrar en ellas, productos ilícitos. Habitantes de rancherías desaparecidos, el terror que parece haber llegado para quedarse.

A pesar de ello, aún hay asomos de ese carácter dicharachero y juguetón. Si el drama de la vida está dentro de sus casas y fuera de ellas el horror de los asesinatos y ejecuciones , pues hay que conservar eso que les pertenece: ocurrencia que arranca la carcajada, jugar un poco con los absurdos humanos. Catarsis que salva. Por eso se coquetea tanto con situaciones y juegan con las características de ciertos personajes. ¿Cómo puede moverlos a respeto figuras como las de los políticos, Gobernadores y Presidentes en turno del país, si cada uno de ellos arriba para clavar espinas a su situación, cada vez más cercana a la miseria? Se saben ya la trama y el guion: discursos encendidos prometiendo solucionar eso, lo otro y más allá. El eterno bla bla bla .

El desfile de personajes folclóricos ha sido y es grande. Desde aquel violento Cacique, que regó por todos lados Caciquitos e inspiró a tantos otros a seguir sus pasos, Rubén Figueroa Figueroa , hasta el actual Senador, Félix Salgado Macedonio son muestra de políticos que Guerrero ha padecido. Por supuesto que la figura del actual gobernador no escapa. Siempre lo han tenido ubicado como personaje servil y opaco, al servicio del rancio PRI. En cuanto a la del actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador , desde que andaba en campaña uno de los chistes locales que había en torno a él era que de tan listo, en el apartado de su acta de nacimiento donde dice : “ y presentan____” para especificar estado del recién nacido, tiene inscrita : “niño vivo vivo vivo. Tanto que ¡hasta se pasa de vivo!”. Hoy, si acaso alguna expectativa pusieron en él está desapareciendo para dar paso al desdén. “Es pura labia… más marrullero que ninguno…desde siempre se le vio la pinta…para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo… ahí está vivo vivo vivo… a mañas no hay quién le gane”, son algunos de los comentarios en torno a él.

HONOR NO, SÓLO GLORIA.
Y ya lo estamos viendo. AMLO no necesitó un aparato publicitario para mantener la atención en él. Su astucia , su olfato y la agudeza de sus sentidos le dijeron que era a través de mover las emociones de la población, esas que antes ningún político supo leer o conectarse con ellas para reconocer sus necesidades. A grito abierto, su rostro descompuesto por la supuesta indignación que le causaba ver tanta corrupción, AMLO convenció a todos los que se sintieron representados en él . Lo que antes ninguno se atrevió a mencionar con tal energía, él lo hizo. Caminando a ras de los demás, sudando, vistiendo ropa sencilla, lenguaje llano, actitud y lenguaje disruptivo fueron, entre otras las herramientas que usó. Se encargó, y continúa haciéndolo, de echarle sal a las heridas y vendió la idea de que el encarnaba la solución a los males de tantos años; pero que una vez él en el poder se encargaría de enfrentar y solucionar. Gran vendedor de una imagen salvadora, astuto como pocos, nunca entró en terrenos donde pudiera perder. Al desmarcarse de los demás candidatos hacía carambola en su jugada: su formación básica no le permitirían sostener un debate de altura, por eso recurría a chistoretes y ocurrencias, mandando con ello el mensaje a su “pueblo” de que él era de ellos, estaba con ellos. Era, por tanto, distinto a todos los demás. Dio la imagen de ir enfrentando sólo, sin respaldo alguno, su candidatura y resaltaba su falsa indefensión.
Por supuesto que agregó y explotó, y continúa haciéndolo, una de las características que está enquistada en nuestra idiosincrasia y que hoy se encarga de mantener viva: la victimización.
Uno de los periodistas que siguió paso a paso su carrera y de los primeros en advertir la personalidad del hoy Presidente y lo que estaba por enfrentar, es Jorge Zepeda Patterson, quien desde abril de 2008, escribió en su portal : “¿Qué hacemos con López Obrador?”
Abunda en su artículo de entonces:
“ Ciertamente no es Hitler o Mussolini, pero es sorprendente la capacidad que tiene López Obrador para provocar ronchas a muchos ciudadanos, particularmente entre los sectores conservadores. Una y otra vez reaccionan de tal manera que terminan por vigorizar la figura pública de El Peje….El spot de televisión transmitido en horario triple A en que se le compara a Victoriano Huerta, Pinochet y similar calaña por haber ordenado tomar el salón de sesiones de la Cámara, es tan desproporcionado y abusivo que ha resultado contraproducente. Para El Peje ha sido oro molido, pues confirma la noción de que existe una suerte de conspiración de odio en su contra. De verdugo del Congreso ha pasado a ser víctima de la derecha todopoderosa…”

El desmenuzamiento de las condiciones de ese momento que hace Zepeda Patterson en su artículo es irrefutable. Coherente de principio a fin, el periodista ahora observa asombrado el desdoblamiento de una personalidad en la que él antes confió seguiría una línea relacionada con la búsqueda de la justicia. Un hombre que ha vendido la idea de que fue víctima de fraude electoral en 2006 y dijo tener pruebas. Nunca ha comprobado nada de sus acusaciones. Labia, astucia, maña.

Hoy Zepeda Patterson sabe que está ante un hombre que nunca persiguió honores, porque ¿hay algún político que la tenga y conserve en su camino hacía esas alturas del poder? Sería ingenuo creer que sí. Pero Andrés Manuel López Obrador persigue una cosa también ambiciosa: La gloria de ver su nombre inscrito en una historia que ahora está construyendo a modo, usando todas las herramientas que tiene consigo: el máximo poder.

¿Lo logrará? El tiempo dirá. Pero ya lo estamos viendo. Desde su mañanera marca agenda, centra la atención en él, maneja las emociones también de amigos y adversarios. Construye enemigos para continuar vendiendo su imagen de indefensión. Y sobre este punto, habría que reflexionar sobre qué tanto estamos siguiendo su juego a un experto y astuto en sacar cartas a modo. Profesional en el arte del ilusionismo lanza busca píes para medir reacciones y, así, dar sesgos inmediatos o volteretas sin empacho alguno. Valdría la pena reflexionar qué tanto le estamos permitiendo llevarnos a los terrenos que él sabe muy bien manejar. Quizá es momento de cambiarle la jugada, sacarlo de su zona de confort. No centrar la atención en todo lo que diga. Por hoy parece tener a todos en un puño. Somos varios los que ya nos estamos dando cuenta de ese juego.
“Pero al final, todo gira en torno al presidente: lo que dice o lo que no, lo que hace y lo que no. Y eso para él es oro puro; es su droga. El reflector es totalmente suyo y lo sabe, lo aprovecha. Vive de ello…” dice el autor de un articulo titulado “¿Y qué pasaría si ?”, publicado en la revista Expansión y firmado por quien utiliza el seudónimo de Porfirio Salinas. Agrega el autor: ¿Y qué pasaría dejáramos de girar en torno al presidente y sus dichos? ¿Qué pasaría si los medios de comunicación dejaran de enfocarse en la mañanera permanentemente y no la hicieran su única fuente de contenidos?…¿Qué pasaría si la cobertura fuera tan amplia para otro tipo de noticias, incluso pasando los dimes y diretes diarios presidenciales a páginas internas? ¿Si se resaltaran todas las demás noticias, sobre todo las más positivas? ¿Si se pusieran más agendas sobre la mesa?…Eso sí desencajaría al presidente. Es lo único que realmente le molesta: que alguien más tenga el reflector”.
Para reflexionar.
zaragozacisneros.jovitamail.com


TRAS LA VERDAD “SIN LÍMITES EL CINISMO DE LÓPEZ OBRADOR”

27 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

“Cada quién interpreta los datos como los entiende”, esa fue la respuesta de Andrés Manuel López Obrador, al conocer la información del Inegi, institución que reportó que, en el año 2019 –gobierno de Amlo-, se registró la mayor corrupción de los últimos años, alcanzando la escandalosa cifra de 12 mil, 770 millones de pesos. Ante fulminantes datos, el Presidente intentó defenderse, como suele hacerlo –sin datos duros, solo argumentos banales, tal cual “coyote” en los juzgados-; se fue por otra información de la misma institución, en la que refiere que la “gente tiene más confianza en el actual gobierno, porque no se permite la corrupción, para rematar con la frase que seguramente será acuñada para la historia: “Cada quien interpreta los datos como los entiende”. Con esa frase se puede tratar de comprender, la forma de pensar, si se puede inferir: razonar, del Presidente de la República y colegir con otro de sus dichos “populacheros”, cuando afirmó en varias ocasiones, encontrando como escurrir su irresponsabilidad o su torpeza al referir: “yo tengo otros datos”. Ambas frases resumen su “política pública”, traducida en absoluta irresponsabilidad en su manera de gobernar y cómo no, para todo tiene una falsa salida y elude sus errores constantes; total, el Presidente de la República, tiene otros datos y él interpreta los datos como los entiende, no como son. Con esa actitud displicente y forma de gobernar, pretende compararse con verdaderos estadistas ¡Pobre iluso!

El juego de la distracción que acostumbra Andrés Manuel no se hizo esperar, así que su información para los periodistas fue lo siguiente” “Hay algo también de eso, vamos de arriba para abajo como se barren las escaleras y abajo todavía hay extorsión y gobiernos locales que todavía siguen sin entender que esto ya cambio, por más que les mando telegramas avisándoles: ‘situación cambio, cero corrupción, cero impunidades, ten cuidado no vayas a terminar en el bote’. Les mando los telegramas, pero a veces no escuchan” ¿Escuchan o leen? Por supuesto López no abordó el tema de los Bartlet, tampoco lo de la compra de las pipas para Petróleos Mexicanos, mucho menos sobre la asignación directa de contratos millonarios a sus allegados o, sobre la constante violación de amparos por parte de su gobierno, ni sobre la liberación de Ovidio Guzmán; eso y más es corrupción a primer nivel del gobierno de la 4T.

Para el Presidente es más importante la simple “percepción” de honestidad, que los datos duros de la corrupción de su gobierno, corrupción que la traslada a gobiernos estatales y municipales, hasta allá “bateó la bola”, lo malo que su “bola” se salió del campo y no cuenta. La corrupción es una realidad, está en el gobierno de la 4T, la información del Inegi contiene y se nutre de datos duros. La frase desgastada de Amlo, que repite según le conviene, aquella que refiere: “las escaleras se barren de arriba hacia abajo”, seguramente es muy cierta en el vulgo de la gente; sin embargo, parece ser que López Obrador, no sabe barrer bien o deja intencionalmente mucha basura junto a él, aquella que le conviene dejar en cada escalón, solo así se puede entender la enorme suciedad que existe en su gobierno, debe comprender entonces la estratosférica cifra de más de 12 mil millones de pesos en corrupción en el primer año de gobierno de la 4T, cantidad que rebasó la corrupción de años anteriores. Así es la terquedad de Andrés Manuel, no en balde se justifica con: “cada quien interpreta los datos como los entiende ¿Retrasado mental o mañoso?

De tal suerte, a 18 meses de haber iniciado el gobierno lopista, sigue imaginando la creación de 2 millones de empleos; la descarnada y dura realidad es otra, en lo que va de la pandemia, el IMSS, por medio de la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó que se han perdido 346 mil, 878 fuentes de trabajo; más otro tanto que se perdieron el año pasado. Con la derrama del presupuesto público, López Obrador, sigue creando castillos en la arena, que se derrumban ante la primera oleada. Si en verdad López quisiera generar empleos, no tendría de “albañiles” a los elementos de las fuerzas armadas, quienes ya cobran su salario en la Secretaría, pocos son los empleos temporales que crean, los soldados acaparan los puestos de mando; y sí impide obras como aquella que ordenó suspender de una cervecería en Baja California, varios miles de empleos se fueron a la basura, el miso Presidente desalienta el crecimiento económico.

Otro de los engaños de Andrés Manuel, quien juega con datos. Los siguientes números fueron obtenidos de la información que brindó en su conferencia de prensa; dentro de los 27 programas prioritarios, Manuel López dijo que creará 47 mil, 791 empleos en el programa de sus Bancos de Bienestar ¿Cómo? Veamos. Encargó a la Secretaría de la Defensa nacional, la construcción de los inmuebles, por lo tanto no habrá creación de empleos, salvo los de albañilería, esos serán temporales; ahora que, si se refiere al personal burocrático que laborará en las nuevas oficinas, seguramente el número no compensa los miles de empleados que ha despedido el señor López en lo que va de su mandato. Esta vez haré uso de una de sus frases celebres: “cada quien interpreta los datos como los entiende”.

Otra desfachatez del Presidente. Informó que creará 230 mil, 872 empleos de su programa: “Jóvenes construyendo el futuro”. Que alguien le informe al Presidente que esos no son empleos formales, son “apoyos económicos” de sus programas sociales. Más. Contrataciones en la Sedena 26 mil, 714 empleos ¡Otra vez! ¿Y los empresarios no crearán empleos? Los empresarios son los únicos que generan empleos formales, pagan salarios, generan riqueza y enteran los adorados impuestos, aquellos ingresan el dinero para pagan todos los programas de López Obrador. Así de simple. Por esa razón, el cínico del Presidente agradeció a Carlos Slim -esta mañana-, el pago de 8 mil millones de pesos en impuestos que debía. Caso muy especial el de Slim, empresario que por años y años ha lucrado con los mexicanos, desde que Salinas de Gortari le vendió la empresa de los mexicanos, generando por muchos años, entonces, un monopolio, robando a todos aquellos que hacen uso de Telmex y Telcel ¿Recuerdan cuando Slim cobraba al usuario que llamaba y al que recibía la llamada? Los minutos los cobraba a su antojo y lo sigue haciendo ¿Agradecerle pagar impuestos? Claro que no. Carlos Slim, es protegido de López Obrador, recibe contratos multimillonarios del gobierno federal, por asignación directa del mismo Presidente. Simplemente devuelve el favor ¿Plena y llana corrupción! Esa es la basura que no barre el Presidente de la República Mexicana, la guarda para él.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE  “EL BORRAS”, IDEÓLOGO DE LA 4T

26 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »


“El Borras” es un personaje trágico, representa lanzarse a hacer algo sin importar medios, costos ni consecuencias de la acción. En otras palabras, sin pensar, a lo loco, considerando que la realidad es una plastilina que se modifica con la puritita voluntad del Presidente. “El Borras” es el gran ideólogo de la 4T. Cuando el Presidente López Obrador realiza el ajuste de cuentas de la administración pública y de sus programas, no lo hace para corregir el pasado sino para descreditarlo. Las denuncias de corrupción es el ajonjolí de todas las manchas de la mafia del poder; pudiera tener razón, pero nunca pondera ni matiza las acusaciones. Como dicen en mi rancho, todo es negro a la de ahuevo.
Algunos ejemplos: El Banco de Comercio Exterior, BANCOMEXT, que en el año de 2017 fue declarado el mejor Banco de Desarrollo, López Obrador hizo intentos por desaparecerlo, los economistas de izquierda hicieron toda una campaña en la que destacaban que era una incongruencia que un gobierno, que presume de progresista, enterrara una de las mejores instituciones financieras creadas por el cardenismo. Por el momento está en el limbo.
Retiró los recursos a las organizaciones no gubernamentales, otra vez la ráfaga de protestas, de la misma forma reconoció que algunas sí trabajaban bien, pero argumentó: “Ni modo, pagan justos por pecadores”. Se ubicó en el error que los politólogos describen como tirar la bañera con el agua sucia y con el niño.
Para cambiar la sede del aeropuerto de Texcoco acusó a los concesionarios de corruptos, le pidieron que diera nombres y proporcionó una nueva hipótesis; el cambio se debía a que el aeropuerto estaba asentado en un lago. Zigzagueante organizó una encuesta patito para justificar su decisión. Por cierto, a los concesionarios que acusó de corruptos, ahora les otorgó otras obras en los nuevos proyectos del gobierno.
En la última “Borrazada” ordenó la desaparición de todos los fideicomisos que reciben recursos federales, entre otros el Fidecine, fideicomiso que tiene como tarea la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes mediante la inversión de capital de riesgo. Los mexicanos merecedores del Óscar, principalmente Guillermo del Toro, le recordaron que ellos habían aprovechado este fideicomiso. Y que, no por restregarle su afición, pero el cine mexicano le había dado al país más reconocimientos internacionales que el beisbol. Una vez más el gobierno se tuvo que echar para atrás. El problema es que gran cantidad de víctimas de El Borras les piden a los ganadores del Óscar que intercedan y defiendan sus causas.
Lo he sostenido en repetidas ocasiones, el “priísmo” no significa pertenecer al PRI, sino que es parte del genoma de la clase política nacional. Las consignas de este partido, al que pertenecí, en el caso de decisiones conflictivas, eran: “Platica y negocia con los interesados para “planchar el asunto” y que todo salga “muy aseado”. En estos casos ni siquiera se ajustan a estas políticas. Mientras “El Borras” siga siendo el ideólogo de la 4T será un gobierno torpe, ignorante y errático. Sentado en un rincón dándole la espalda al pueblo y con orejas de papel. Se lo ha ganado.


TRAS LA VERDAD “4T CÍNICOS E INCOMPETENTES EN MATERIA DE SEGURIDAD PÚBLICA”

25 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

En la comparecencia –virtual- del Secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, ante los integrantes de la Junta de Coordinación Política del Senado, volvió a dejar patente su cinismo, falsedad y falta de conocimiento en materia de seguridad pública. Bastó con la respuesta que dio a los senadores, referente a Ovidio Guzmán. Aseguró que sí existe una orden de aprehensión –extradición-, luego ¿Por qué lo dejó en libertad cuando fue aprehendido en el Municipio de Culiacán, Sinaloa? Si ya estaba detenido, ya habían ejecutado la orden ¿Por qué lo dejaron en libertad? Esa fue una conducta delincuencial que se sanciona en el Código Penal, auxiliar o facilitar la fuga de un delincuente y, si se trata de autoridad, se castiga con pena agravada. Pero el Secretario simplemente “bateó” a los senadores y ya. Seguramente todos recordarán lo sucedido en aquella ocasión en la que, vergonzosamente el Secretario tuvo que dejar en libertad al delincuente que es reclamado por la justicia estadounidense, sí, debido a que se vieron superados en todo por la delincuencia organizada, tanto en táctica, como en armamento y en el número de fuerzas. En la videoconferencia el senador Kuri preguntó a Durazo ¿Por qué no han detenido a Ovidio Guzmán? Aquel simplemente respondió “Seguirá siendo un reto”. Mal y de malas.

Está otro grave delito impune que cometió al no prevenir la explosión del gasoducto en el pueblo de Tlahuelilpan. Los delincuentes hacían fiesta con el combustible que robaban, lo extraían del ducto propiedad federal: de Pemex; las fuerzas del “orden”, simplemente observaron a distancia el descarado robo, no lo impidieron, no hicieron nada hasta que explotó y mató a 136 personas. Ese hecho fue un delito conocido como: ilícito de comisión por omisión; no hicieron nada las fuerzas de seguridad para mantener la “seguridad pública”; no, solo fingieron y fungieron de espectadores ¿Algún responsable por la muerte de las 136 personas? Por supuesto que no. Curiosamente no hubo presuntos responsables, nadie fue consignado; según las autoridades los responsables del hecho murieron en el incendio que devoró muchos cuerpos humanos. Los movilizadores, los agitadores sociales de antes, hoy desaparecidos, inactivos, desactivados, ya no protestan de nada, todo lo aceptan, toleran los abusos de las autoridades del gobierno de la 4T. Pronto cambiaron las conductas de esos grupos –subversivos- sociales que protestaban por todo, movilizaciones y manifestaciones eran la herramienta que usaba la izquierda, los alimentaba –económicamente- para fastidiar a los gobiernos neoliberales; hoy, esos inquietos grupos permanecen “sedados”, el gobierno al cual pertenecen ya no motiva movilización alguna a pesar de lo deleznable de muchos de los actos que han cometido funcionarios de la 4T, antes proactivos, hoy inactivos, son coparticipes al guardar silencio. Así funciona la seguridad pública de Durazo.

Referente al índice delictivo, el Secretario Durazo, dio el capotazo para salir con una “verónica” simulada. Un día bajan los homicidios y el otro suben; otro día se reducen los robos y al siguiente repuntan; y así sucesivamente con los demás ilícitos. Cuando bajan los delitos, aplauden como si se tratase de acciones orquestadas y organizadas de la autoridad. No, no se engañen, así trabajan los delincuentes, hoy matan a más personas y al otro día no; hoy roban más que mañana, son acciones delincuenciales incontrolables. Mas no se trata del éxito del programa de seguridad pública nacional. Los hechos son circunstanciales, los actos no, esos sí se programan. Durazo presumió el apoyo del personal de las fuerzas armadas, argumentando que su participación cada vez es menor en acciones de combate a la delincuencia. Lo cierto que las fuerzas armadas son las responsables de esa acción; pero tampoco están debidamente capacitadas para ello; sin embargo los legisladores federales facultaron constitucionalmente al Presidente de la República, como a ningún otro jefe de Estado, para hacer uso de las fuerzas armadas en actividades de seguridad pública. De tal suerte que la misma Guardia Nacional, es dirigida por un militar, así como la mayoría de sus integrantes fueron asignados o transferidos del Ejército y la Marina, a la Guardia Nacional. Esa es otra de las grandes razones por las que no han podido deducir los índices delictivos, no tienen la inexperiencia en el ramo, igual que Durazo, a quien incorporaron al “vapor” a esa dura y fea tarea. Año y medio de gobierno de la 4T y no cumplen con el compromiso que adquirieron: reducir la frecuencia delictiva. Es tan grave la situación en ese medio, que la delincuencia organizada empieza a sustituir al gobierno federal, hace “labor social” en comunidades pobres obsequiando despensas, acción de “beneficencia” que supuestamente debería estar realizando el gobierno de López Obrador y no los delincuentes, así ganan simpatías de los pobladores. Eso se traduce en falta de seguridad pública –municipal, estatal y federal-, los delincuentes trabajan con desparpajo.

Durazo informó a los senadores que hay 50 mil, 979 militares apoyando en acciones para combatir la pandemia del Covid-19 ¿Por qué tuvo que informar de las acciones de las fuerzas armadas el Secretario Durazo? Nada, el señor simplemente proporcionó datos que corresponden al área del General Luis Crescencio Sandoval González, Secretario de la Defensa Nacional, simplemente para entretener a los senadores de la JuCoPo. Y así los distrajo con información que acontecerá probablemente hasta el año 2024, comentando que la Guardia aspirará a tener en sus filas a 200 mil efectivos. No pasó por alto que personal de la Guardia Nacional, también apoya las acciones en contra del Covid-19, con 10 mil 470 elementos; claro que no mencionó cuántos más de esa corporación trabajan en la contención de inmigrantes, de tal suerte que miles de policías de la Guardia Nacional, se encuentran realizando acciones ajenas a la responsabilidad principal de esa institución: la seguridad pública; en junio del año pasado asignaron 15 mil elementos de la Guardia a esa responsabilidad, razón por la cual Donald Trump está feliz, feliz, feliz; 20 mil 470 elementos de la Guardia Nacional, en funciones que no son de seguridad pública. Sumado a la estrategia ordenada López Obrador, de observar el respeto de los derechos humanos de los delincuentes, la política de los abrazos y no balazos, y con escasos policías, podemos entonces deducir algunas de las razones del por qué no bajan los índices delictivos. Parecen acciones deliberadas del Presidente de la República. De ahí que los elementos del orden prefieren no combatir a los criminales; la autoridad puede cometer algún delito que lastime los derechos de los delincuentes, luego sean acusados, dados de baja y procesados. Conclusión. Alfonso Durazo Montaño, dio su espectáculo mediático a los senadores, en tanto que la situación de la inseguridad pública en el país, sigue viento en popa; prevalece el cinismo y la incompetencia en esa área.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “NO CONCLUÍA EL FESTEJO MORENISTA Y SUSPENDEN LA FIESTA”

23 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El pasado 2 de abril el Presidente de la República, emitió un Decreto inconstitucional, ilegal, nulo, apócrifo, alejado del Estado de Derecho, por medio del cual “decretó” la desaparición, como por arte de magia, de todos los fideicomisos que se alimentan con recursos federales, dentro de los cuales hay varios fideicomisos importantísimos, como el que opera el Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. Hasta entonces, todos suponían que el “golpe” estaba dado y nadie podía revertir la orden presidencial, como suele suceder con muchas de las ilegales e irresponsables órdenes del titular del Poder Ejecutivo

El Decreto de López Obrador, ordenó que a más tardar el 15 de abril pasado, los dineros de los fideicomisos deberían estar concentrados en la Secretaría de Hacienda. En conferencia de prensa, el Presidente adelantó que pensaba obtener aproximadamente 3 mil millones más para sus desmanes. Después de atroz orden, nadie discutió, Andrés Manuel, simplemente esperó la recolección del dinero. Mario Delgado, coordinador de la bancada de diputados, advirtió que el dinero de los fideicomisos está calculado en 91 mil millones de pesos ¿Bárbara diferencia de recursos públicos? Los millones los manipulan como si se tratase de canicas. López Obrador, pidió el dinero recaudado en Hacienda y nada, nadie regresó el dinero; la orden del Decreto había sido incumplida, nadie devolvió el dinero, entonces el Presidente preguntó la razón de ello. La respuesta: ¡Su Decreto no sirve, señor Presidente! Se debe reformar la ley para quitarle el dinero a los fideicomisos, antes sería ilegal con consecuencias desastrosas para los ejecutores, también para quien dispusiera de tantos miles de millones de pesos, sin facultad para ello, consignados en la ley, superior al Decreto de Egresos de la federación. López entonces ordenó realizar inmediatamente la iniciativa de ley que le permitiera sacar -saquear-, cuando antes el dinero de los fideicomisos.

Más pronta que expedita, la lacaya de Dolores Padierna, presentó la iniciativa el miércoles pasado. Los morenistas iniciaron el festín, pronto más dinero para su Presidente. Quienes antes no se opusieron al Decreto presidencial -¿Sabrían de su inoperancia?-, de pronto saltaron ante la iniciativa de Dolores Padierna. Se les vino encima el mundo de críticas ante aberrante iniciativa. Todos ignoraron que Padierna solo cumplió la orden de Andrés Manuel, que había quedado varada, aquel exigía el dinero que no había ingresado a la tesorería de Hacienda. Todo un margallate entre morenistas. Muchos de sus adorados seguidores izquierdistas del deporte, cineastas y demás, con influencia política, materialmente se les fueron encima; y más allá llegaron las inconformidades, también gobernadores hicieron lo mismo, por pretender eliminar el dinero para apoyo en favor de la población –siempre los más pobres- en caso de desastres.

El inepto de Mario Delgado, literalmente acorralado por sus propias huestes, consultó de inmediato con López Obrador y estas fueron sus palabras, que pretendieron justificar la enorme torpeza de López Obrador y sus legisladores: “Se va a la congeladora la iniciativa, vamos a formar grupos de trabajo en parlamento abierto con las comisiones correspondientes, con el gobierno, con Hacienda, con Función Pública, con Consejería Jurídica y con los sectores involucrados para que no haya falta de información o incertidumbre. No estamos en contra y no se van a eliminar los recursos para protección de periodistas, los recursos para investigación en desarrollo, ciencia y tecnología, los recursos para apoyar a deportistas de alto rendimiento y los recursos para apoyar y financiar a nuestro cine mexicano y por supuesto no estamos proponiendo dejar a este país sin un fondo de desastres naturales” ¿Qué les pareció la respuesta que dio este viernes Mario Delgado Carillo, coordinador de Morena en Diputados? Fatal.

Para no “descobijar políticamente” a Padierna, el anuncio lo dio este mismo viernes Mario Delgado -líder morenista- en conferencia de prensa virtual; acompañado de Dolores Padierna, autora de la iniciativa y vicepresidenta de la Cámara; aquel intentó explicar –justificar- que su intención era que “recursos ociosos”, que son guardados en fideicomisos, se utilicen para enfrentar la crisis económica generada por el COVID-19. Calculaban embolsarle a López Obrador, dijeron, 91 mil millones de pesos.

Siguió la inútil perorata que pretendió borrar la torpeza de cálculo político. “No hay ninguna mala fe, no queremos lastimar a nadie, queremos eficientar el tiempo. Nos presiona por un lado que sí se requiere mucho recurso ahorita para tender las crisis y por el otro lado, pues que no tenemos ni siquiera periodo extraordinario ni condiciones para reformarla” ¡Ah bárbaros! Siguieron empeorando el asunto, lo complicó más. Mario Delgado agregó: “Entonces, pensamos que se iba a entender rápidamente y no fue así, nos equivocamos. Yo me equivoqué –alguien tiene que cargar con la culpa-, en todo caso, pensé que iba a ser… como el tema de fideicomisos, sobre todo en medios de comunicación le han dado seguimiento a estudios, investigaciones, cuentas públicas, etcétera, han estado con nosotros en todo esto, pues pensamos que no iba a tener ninguna repercusión, pero la tuvo. Bueno, entonces no nos precipitemos, hagámoslo de una mejor manejara de modo que satisfaga a todos”. Pretendiendo corregir el error que se origina con el Decreto presidencial, al cual nadie refiere, también dijo que las reglas tienen que cambiar en tema de fideicomisos, pues “no ayudan a la transparencia, se prestan a la opacidad y la Cámara de Diputados no puede ejercer su facultad de fiscalización”. El inepto olvida que la Cámara de Diputados no fiscaliza, esa función está a cargo de la Entidad Superior de Fiscalización.

Enormes errores en la gobernanza de los izquierdistas de la 4T, evidencian su voracidad, ignorancia y torpeza. Solo les interesa conseguir más dinero para los proyectos de Andrés Manuel, utilizan de pretexto al Covid-19, para todo. El año pasado saquearon todo, este año quieren más. El Presidente no quiere reconocer que ha quebrado las finanzas del gobierno por sus abusos, por sus excesos de torpeza, a 4 meses de ejercicio del gasto público de 2020, el dinero ya no le alcanza para mantener a su millonaria plantilla de seguidores y mantener sus obras de “relumbrón”. No le fue suficiente con quitarles el aguinaldo a empleados de gobierno, tampoco reduciendo sus salarios, ni cerrando la mitad de las oficinas gubernamentales para que solo gasten el 25% del presupuesto asignado a ellos. El castillo de naipes que formó, poco a poco se va derrumbando por falta de cimiento que él mismo socavó. López Obrador, encarna la torpeza en su máxima expresión.

Héctor Parra Rodríguez


TRAS LA VERDAD “MORENA CUMPLE ORDENES DE AMLO VA POR MÁS DINERO”

22 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

El pasado 2 de abril, el Presidente de la República, por simple Decreto dispuso la extinción de los fideicomisos públicos, para conseguir, según los cálculos del miso Andrés Manuel López, poco más de 3 mil millones de pesos, para destinar ese dinero a sus programas prioritarios. Seguramente López Obrador, pidió dinero al Secretario de Hacienda, para “redireccionarlo” y ¡Oh sorpresa! No le han transferido esos preciados miles de millones de pesos. El ignorante del Presidente de la República, olvidó que en varios de los supuestos, existen normas legales que protegen ese dinero y no lo puede “jalar” por simple Decreto presidencial, antes deben reformar varias leyes.

Así que, a casi 2 meses de distancia, varios legisladores de Morena, en la Cámara de Diputados, presentaron en este periodo de receso las iniciativas de ley, al menos para que no se acusado el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, de disponer ilegalmente del dinero. Otorgarán la facultad legal al Presidente, para que gaste el dinero a placer. Apenas hace unos días la oposición evitó reformar la Ley de Presupuesto, para que López Obrador pudiera mover las partidas presupuestales a su antojo; impidieron mayoría en la Comisión Permanente, para que abriera periodo extraordinario para ello, como no lo lograron, ahora van por partes, veremos si vuelven a boicotear un nuevo periodo extraordinario o simplemente esperar al periodo ordinario de sesiones.

Seguramente que el Secretario Herrera, ya dispuso del dinero de algunos fideicomisos, solo que, ahora tienen que adecuar las normas para evitar acusaciones futuras y la Entidad Superior de Fiscalización, no los observe y obligue a Herrera a regresar el dinero mal habido o de plano lo castigue. Gran escándalo se generó por las iniciativas morenistas, algunos reporteros como Joaquín López-Doriga, se espantó por la iniciativa presentada por la señora Dolores Padierna Luna; por cierto, la legisladora se ha mantenido del presupuesto público desde los inicios de los años 70as, ha ocupado muchos cargos públicos, no suelta; incluso formó parte de la banda que encabezaba su esposo “El señor de las ligas”, René Bejarano, entonces secretario particular de López Obrador, siendo Jefe de Gobierno del Distrito Federal; Bejarano recibía grandes fajos de billetes del empresario Carlos Ahumada, como pago del “diezmo” por las obras públicas que ejecutaba en el DF. Doña Dolores, de larga y negra historia, ha desempeñado varios cargos en el ala de la izquierda, incluso formó parte de la nómina de la CNTE, cuando era docente normalista. Bien, la experredista, líder izquierdista desde su juventud, ahora bajo las órdenes de Andrés Manuel, olvidó que deben legalizar las transferencias presupuestarias que realiza el Presidente de la República, por lo tanto reformar el marco normativo. Parece que no han aprendido en tantos años de legisladores.

Ahora van directo por miles de millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales –Fonden-, así como los dineros de los Fideicomisos de Fidecine y Foprocine. El sector cinematográfico siente el jalón presidencial, quitándoles el dinero de los fideicomisos. Sergio Mayer, actor y diputado federal de Morena, se comprometió ayudarles ¿Cómo? ¡Imposible! Para paliar el problema con el sector crítico de actores de izquierda que tanto apoyaron a López Obrador en campaña y ahora como Presidente, no hayan qué hacer. La Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, no le quedó más remedio que “interceder” ante los diputados de Morena, asegurándoles que el dinero ellos lo seguirán teniendo –los cineastas-, pero ya no lo van a manejar; bonita manera de engañar; seguramente fracasará. Lo mismo hizo la Directora General del Instituto Nacional de Cinematografía, María Novaro, quien apurada se comprometió en apoyar a los cineastas mexicanos, promesa que no podrá cumplir; aseguró que los 170.6 millones de pesos que tiene en la bolsa son para la industria cinematográfica. López Obrador no hará excepciones, quiere todo el dinero posible. Aunque podría esperarse alguna negociación con el sector de la farándula cineasta, “comprando” voluntades para recibir, como contraprestación, apoyos de artistas proclives a López Obrador, algunos tienen influencia en el electorado como los izquierdistas de la familia de Damián Alcazar, recalcitrante lopezobradorista, no olvidemos que muchos de ellos han sido y son legisladores por parte del sector, actualmente lo es Sergio Mayer. La moneda de cambio está en el aire.

Si ello es molesto y grave para la industria cinematográfica, lo peor está en el Fideicomiso del Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. López Obrador dejará a Estados y municipios sin apoyos, sin recursos económicos, cuando por causas de desastres naturales sufran alguna desgracia. Las iniciativas de reformas propuestas por Padierna, curiosamente solo dejan subsistente para que, los Estados y municipios sufraguen todos los gastos cuando su población sufra algún desastre: la federación se deslinda. No en balde algunos gobernadores proponen rescindir el convenio fiscal con los Estados, la federación usa y abusa de la mayor parte del dinero que recaudan los Estados. Las bancadas de la oposición se organizan para impedir reformas a la ley que deje sin recursos económicos –protección- a la población en casos de desastres naturales, seguramente poco podrán hacer el PAN, PRI, MC y PRD, dado que el control absoluto lo tiene Morena en ambas Cámaras, junto con sus aliados PT. PES y PVEM; ellos alcanzan más del 50% de los votos, suficientes para todas las reformas a leyes secundarias.

Brisa Michelle Beltrán Directora General para la Protección de Riesgos, de la Secretaría de Gobernación, encargada de ejecutar y otorgar apoyos en casos de declaratorias de emergencias y declaratorias de desastres, amargamente se quejaba el año pasado por los escasos recursos que les fueron asignados, apenas 5 mil millones de pesos, cuando en la práctica necesitaban 27 mil millones. Por esa razón, el año pasado fue con los diputados federales, de la Comisión de Protección Civil y Prevención de Desastres, para conseguir más apoyos en el presupuesto; para este año 2020, no hizo nada, “la calmaron”, no enfrentará a su jefe superior, a López. Lo malo cada vez peor. Está claro que al Presidente de la República, poco o nada le preocupa la seguridad de los mexicanos, ni en casos de prevención, mucho menos en los de desastre, tampoco para procurar la seguridad de la población. Está visto que prefiere a sus refinerías, su aeropuerto, su trenecito y mantener viva la plantilla de sus electores, a los que procura le den la reelección en las elecciones del 2021, dándoles dinero en mano, para que pueda continuar con la depredación del país. López Obrador, lo advirtió en su ilegal Decreto, ahora los legisladores federales deben corrigen la plana para que legalmente pueda disponer de más de 3 mil millones de pesos de los fideicomisos.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” VIII

21 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Los que pretendemos hacer análisis político creo que nos hemos equivocado en forma deplorable al hacer la evaluación del Presidente de la República. Esta grave metida de pata ha provocado el desaliento de los lectores, que no comprenden como la 4T parece alimentarse de las críticas. A más críticas más simpatías al Presidente, según las encuestas. El error de los columnistas ha sido considerar que el terreno propicio para el diálogo y el debate son los argumentos y los hechos, pero el Presidente se desenvuelve en el espacio de la pasión, la irracionalidad y la fantasía. Cuando demostramos algo en forma empírica y lógica, el Presidente responde parafraseando al filósofo cuando dice; “Hay razones del corazón que la razón no conoce”, El Presidente lo adaptó a su dialéctica personal: “Hay datos de las estadísticas que las estadísticas no conocen”. El hecho duro: amplios sectores de la población, por recibir su dinerito, por estar en la nómina, por compartir resentimientos, por fe o, por real convencimiento, lo siguen apoyando. ¿Qué hacer? Pues seguir ejerciendo la crítica, convencidos de que el diluvio de la realidad no lo detiene ninguna mañanera, ni tampoco sus partidarios que, igual que su líder, consideran que desmienten las críticas con textos empachados de calificativos y ayunos de hechos y razones.
Dice el Presidente que no gobierna con ocurrencias, bueno fuera, hasta las ocurrencias tienen una trama creíble, gobierna con caprichos, mentiras y vaciladas. La última es para inscribirla en la famosa sección: “Aunque Usted no lo crea”. Los antecedentes son los siguientes: parte esencial de su plataforma electoral la basó en su promesa de aumentar el crecimiento económico al cuatro por ciento, los datos lo desmintieron y entonces, en una espectacular maroma ideológica, digna del Circo Atayde, dijo que el crecimiento no era importante sino el desarrollo humano. Cuando observo su modito me imagino a un adolescente, después de la lluvia, brincando desenfadadamente los charcos de un lado para otro. El último charco fue los militares a las calles, cuando su promesa electoral fue exactamente lo contrario. Ahora va contra los neoliberales materialistas.
En su reciente documento: “La Nueva Política en los tiempos del Corona Virus”, afirma que los organismos internacionales han fomentado paradigmas y recetas para enfrentar las crisis económicas, que lo único que han hecho es que los países tengan crisis recurrentes. Remata: “Es necesario buscar un paradigma que sea todo nuevo” Cuando lo dijo al aire, pensé que podría ruborizarse de semejante falsedad. No, lo dijo y siguió tan campante con su sonrisa socarrona.
El concepto de no medir el avance de un país exclusivamente por el progreso material tuvo su origen en 1990 y es un Índice de Desarrollo Humano, creado por un organismo internacional, la ONU. Por cierto, con metodología y variables de evaluación aprobadas por México. El Presidente tiene una vocación adánica, en todo quiere ser el primero, el que inicia todo, si nos descuidamos se va a declarar el inventor del hilo negro y el agua tibia. ¡Shh! ¡No lo desmientan!


EN DO MAYOR.

20 May 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

Yerma está nuestra esperanza y hay personajes violentos que traen dentro el fuego para incendiarla. ¿Exagero acaso?
En el fondo es uno de nuestros dramas. Quizá el más grave. La falta de cohesión ciudadana, falta de crítica seria, desapasionada y nuestra incapacidad para enfrentar la realidad desde la mesura. Crecer en nuestras emociones, aceptar nuestras carencias y observar que caminamos con las heridas a flor de piel. No hemos salido del Laberinto de la Soledad y no hemos desafiado al tutelaje de Pedro Páramo y su desoladora sombra que aún persiste sobre el país y sus habitantes.
Continuamos entregando el timón que maneja nuestro destino como país y sociedad a individuos de discursos delirantes y pobre desempeño, otorgando cualidades inexistentes a personajes a los que luego culparemos de nuestra desilusión. ¿Qué nos lleva como sociedad a aceptar tantas mentiras y cinismo de la clase gobernante? ¿Qué culpas nos han inoculado como para soportar y comprar tanta falacia disfrazada de buenas intenciones? ¿Cuándo hemos de salir de esta indigna forma de vivirnos como sociedad? Más preguntas que respuestas. Más inquietud que crece día a día y siempre la misma historia. Acaso no pueda ser de otra manera, porque, al fin y al cabo, cada Presidente representa una porción de la sociedad. Cada uno ha reflejado un fragmento de su electorado. El conservador, intolerante y autoritario, Gustavo Díaz Ordaz; el servil, mustio y serpenteante, Luis Echeverria Álvarez; el seductor, impúdico y melodramático, José López Portillo; el tibio y mesurado, Miguel De La Madrid; el siniestro y perverso, Carlos Salinas de Gortari; el callado y nerd, Ernesto Zedillo; el dicharachero y ocurrente, Vicente Fox; el “desobediente” y fascista, Felipe Calderón; el frívolo y hueco, Enrique Peña Nieto; el vendedor de ilusiones y falacias, porfiado, Andrés Manuel López Obrador. Pero digámoslo y reconozcamos, ninguno fue tan lejos en sus promesas de cambio a fondo como este último. Ni tan populista y limitado como él. Es inobjetable su astucia, pero no necesariamente inteligencia. Maña y manipulación. Miras cortas y controlador. Absolutista y regador de enconos.
Todos ellos han pasado por el escenario político donde afloran los ideales más altos, o los más bajos de lo humano. A ese grado, el más más alto de la política, han arribado individuos impulsados por un genuino deseo de servir a los demás, pero han terminado sirviéndose del poder y ,a través de él, compensar carencias que subyacen en la parte más profunda de un frágil Ego.
¡Ah el poder y sus tramposos meandros! ¿Quién escapa a su seducción? Dice Dante que “la carne de los mortales se corrompe tan fácilmente, que no dura en buen estado el tiempo que tarda una encina en crecer para dar bellotas”. Hay que ver cómo entran y cómo se transforman quienes se atreven a transitar por sus laberintos. Hoy mismo veo a un hombre como el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, un servidor antes mesurado, ecuánime, poco a poco transformarse en un político al servicio del actual régimen. Ha aprendido ya los atributos requeridos. Obediencia y sumisión: “lo que usted diga Presidente”. Sabe ocultar información, manipular cifras de enfermos del coronavirus y no exponer la realidad a la que se están enfrentando los médicos y su equipo de salud en los hospitales. Habla de “picos y descensos de la enfermedad”. Da fechas ¿cómo lo sabe, si este ha sido uno de los países con más bajas pruebas del Covid19 aplicadas?
El actual funcionario está instalado ya en las alturas de un ladrillo. Sus dislates y cantinfleadas, dichas al principio con amable sonrisa y un incipiente rumor en sus mejillas, daban un poco de esperanza de que no se perdiera en las aguas turbias disfrazadas de mieles que el poder construye a capricho y modo. Ese rubor me llevó a pensar que había en él un pudor que no tienen ni AMLO ni los demás políticos que le rodean y que han saltado de partido en partido y hoy circulan por allá y más allá sordos a las demandas reales. Transitan en una burbuja que no les permite ver que van mostrando sin pudor alguno sus colgajos de piel curtida por las mentiras y que el cinismo ha enterrado en lo más profundo de ellos.
López Gatell está a tiempo de escapar a ese virus de la soberbia y no sucumbir a las trampas de la molicie. ¿Podrá?

EL LABERINTO DEL PRESIDENTE.
¿Qué viene para México? Nada alentador el escenario que priva en este país de los violentos multiplicados, herederos de historias de dolor y represión y que hoy, bajo el pretexto de defender a quien se han encargado de echar sal a las heridas que creíamos cicatrizadas, vociferan iracundos contra todo lo que no refleje su YO. A través del Presidente aflora todo lo que ha estado allí agazapado en las capas de la historia mal contada. En las mentiras completas y las verdades a medias. Este Laberinto de la Soledad del que no hemos salido porque estamos atrapados en los espejos distorsionados que tapizan los muros del Palacio donde vive. Espejos y ecos que lo han seducido con la resonancia de su propia voz: Yo Yo Yo…Mi Mi Mi ¿Y ellos, aquéllos, los otros? ¿Existen acaso? Si. Si existen. Para culparlos de un ayer del que el también formó parte. Todo lo que no esté dentro de él es culpable. La perfección en el YO; la imperfección afuera de él.
Enfrentado diariamente a enemigos ciertos e imaginarios, continúa midiendo por igual a unos y otros. Por supuesto que no podemos perder de vista que el Presidente tiene enemigos que financian a una prensa que antes guardó silencio y que hoy están a la caza de cualquier error de su administración. Y ojalá hubieran sido así de agudos e implacables críticos en gobiernos anteriores. Pero ¿No sucedió así en el periodo de Vicente Fox? ¿No estuvieron a la caza de sus gazapos? ¿Alguien recuerda lo de “toallagate”? ¿No andaba ya el hoy Morena y antes PRD obstaculizando espacios y trabajo del Presidente? ¿Qué esperaba AMLO? ¿Qué se le aplauda de manera incondicional a su administración?
Nada me une a quienes antes callaron con las injusticias cometidas y hoy se lanzan feroces al denuesto. Tengo ubicado a muchos de ellos y no posteo ni comparto o cito su trabajo. Pero también ubico a quienes defienden a ultranza al Presidente y su partido y atacan a todo el que disienta de ellos. Feroces y agresivos fueron los grupos que se encargaron de horadar de manera mustia y manipuladora los cimientos de lo poco que estábamos consiguiendo los ciudadanos como avance para el país. Crearon células de individuos que se encargaron de regar el rumor de que nada funcionaba ya en México. Organizados en grupos fueron apostando en lugares estratégicos a sus incondicionales para ir carcomiendo lo que de bueno había aún en algunas instituciones. Se apropiaron del movimiento de los 43. Manipularon y agitaron aguas para enrarecerlas más. Epigmenio Ibarra, uno de sus propagandistas que no tuvo empacho en crear televisión de contenido violento para ir enrareciendo más el escenario con sus series apologistas del narcotráfico. Nada de inocente tuvo aquel acto donde desde la Universidad Iberoamericana abuchearon a Enrique peña Nieto. Dentro de ella había ya individuos haciendo trabajo. Cualquier movimiento social ciudadano era captado por gente de la hoy Morena que, atenta, se metía en ellos para saber qué se estaba gestando y apropiarse también de esos movimientos. Exactamente lo mismo que toda la vida hizo el PRI que no dejó florecer organizaciones ciudadanas. Dividir fue su arma. Es lo que hoy hace el gobierno en turno, pero con mayor ferocidad y abusando de la buena Fe que tantos ciudadanos pusieron en ellos. Hoy, continúa ese trabajo divisorio al amparo de una voz y una herramienta informativa más poderosa por su alcance: El Presidente y su mañanera.
El radical talante de Ackerman haciendo lo propio en la UNAM y hoy tiene en la nómina a parientes directos de la esposa, Irma Eréndira Sandoval. ¿Qué de diferente ofrecen? ¿No corrupción? ¿De modo que la corrupción es mero asunto de dinero?
En un trabajo oculto y silencioso inoculan su ideología, vendiendo la idea de paraísos como Cuba o Venezuela. De súbito, alumnas quinceañeras quieren ir de viaje de cumpleaños a Cuba. Quizá no esté diciendo nada que se ignore, pero hay allí un trabajo cuyos efectos empezaron ya a cosecharse.
Acabar con todas la instituciones para el control absoluto del poder. Notimex tuvo en los problemas sindicales y las mafias que se fueron posicionando el pretexto para despedir por igual a aquellos que estorben sus planes de controlar , desde allí, la información oficial. Es el filtro desde donde se controlará la información estatal y del país. Despidieron y contrataron a gente incondicionales a Morena. Intolerantes y absolutistas se convierten en hordas cuando sienten el peligro de que alguien renuncia a la farsa. Los ataques de todo un contingente de Morena y sus bots se encargaron de hacer el #ApagaAristegui, para desacreditarla. Una manera de enviar el mensaje a Aristegui de no tocar a Sanjuana Martínez.
¿Qué viene para México? A Grosso modo este es el escenario que tenemos enfrente. Hoy, más que nunca, se necesitan contrapesos verdaderos. Ciudadanos vigilantes de un México que no merece un retroceso de la magnitud de la que estamos viendo. ¿Exagero acaso?
Zaragozacisneros.jovita@gmail.com


TRAS LA VERDAD “MÉXICO SE DESANGRA CON LÓPEZ OBRADOR¡PRESIDENTE INDOLENTE!”

20 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Entre homicidios dolosos y fallecidos por el Covid-19, según cifras oficiales, México ha registrado 18 mil, 338 muertos de enero a la fecha. El gobierno de la Cuarta Transformación, da muestras claras de su total ineptitud para gobernar. No ha cumplido con lo que ofreció, reducir, al menos, a la mitad los homicidios que se cometen en México, a manos de los delincuentes, su programa de seguridad todo un fracaso, ni con el apoyo de los elementos de las fuerzas armadas puede diezmar las acciones delincuenciales; la pandemia agudizó el creciente número de muertes, López Obrador, en mayor medida responsable de ello. Ni con el uso de las fuerzas armadas logra apaciguar a la delincuencia, prefiere entretenerlas haciendo negocios en la construcción que atendiendo sus responsabilidades constitucionales, indolente actitud del Presidente que aprovechan los delincuentes, por eso los homicidios han ido en aumento.

La pandemia fue menospreciada por el Presidente de la República, no le dio la importancia necesaria, no preparó a su gobierno para la oportuna contención, por el contrario azuzó a la población para que no tomara ninguna precaución sanitaria, esa actitud irresponsable de López Obrador, provocó el incremento de los contagiados y de los muertos ¿Recuerdan el buque trasatlántico o crucero que arribó en Cozumel? Por ordenes directas del Presidente, cuando la pandemia ya se esparcía por todo el mundo, fue permitir el arribo a territorios de los extranjeros, algunos con síntomas de la enfermedad. Ello se suscitó el 27 de febrero. El argumento de Andrés Manuel lo sustentó en el “humanismo” –él no lo practica-, cuando otros países habían ordenado el cierre de las fronteras para evitar contagios, al barco no le permitieron atracar en ningún otro puerto; en México, sin embargo, abrieron las puertas para recibir extranjeros. Todo lo tomó a broma el Presidente de la República. Para colmo, dejó sin recursos económicos al sector salud, literalmente saqueó el presupuesto, transfiriendo dinero del IMSS, ISSSTE y del naciente Insabi, a otros programas. Nunca esperó la magnitud del problema, su irresponsabilidad fue mayúscula. Todo un desastre sanitario. El conjunto de irresponsabilidades recaen directamente en el Presidente de la República, en gran medida es el causante del alto número de fallecidos, aunque el gobierno lo niegue. Este día, la Asociación Civil, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, desnuda la irresponsabilidad de las autoridades en la CDMX, en el relación a los fallecidos por Covid-19, lo que bien podría replicarse en toda la República Mexicana. Obtuvieron 4 mil, 577 actas de defunción de la Dirección del Registro Civil, para analizar la causa de muerte de los fallecidos, utilizando métodos científicos y estadísticos para obtener el resultado que a muchos podría asustar; concluyen en que, los muertos por Covid-19, suman 3 veces más de la cantidad que reporta diariamente Hugo López-Gatell. En las actas de defunción aparece la causa de la muerte como confirmada o probable: “Covid-19 o Coronavirus o Sars Cov 2”; es decir, 3 veces más muertes de las reportadas oficialmente. De tal suerte que, si al día de hoy suman 5 mil, 666 muertos, según Hugo López, la suma debe incrementarse a 16 mil, 998 fallecidos por Covid-19. La misma regla se aplicaría a los infectados; Si López-Gatell, registra 54, mil 346 infectados, la cifra se incrementaría a 163 mil, 068 mexicanos infectados. Claudia Sheimbaum, gobernadora de la CDMX, de inmediato se defendió y rechazó lo afirmado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, quien a su vez, por medio de la vocera detalló en conferencia de prensa el procedimiento que los llevó a tal resultado.

Las evidencias son contundentes, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es un total fracaso. La grave situación parece no importarle al Presidente de la República, su principal objetivo es seguir adelante con sus programas prioritarios, que no se detengan sus obras públicas que anticipan más problemas que soluciones y la repartición de dinero en mano para ampliar su plataforma político-electoral, su base clientelar; no le importa violentar cualquier norma jurídica, sigue adelante, a pesar de la serie de amparos que han obligado a su gobierno suspender sus arbitrariedades, amparos que viola sin tapujos; el último que recibió se relaciona con su acuerdo que modifica las reglas de inversión en materia de producción de energías limpias, si bien ese acuerdo entraría en vigor en un año, sienta las bases para modificar contratos con empresas internacionales y la eliminación de inversiones multimillonarias –en dólares y euros-, creación de empleos, vamos cancela la generación de riqueza; política de creación de empleos por parte de la iniciativa privada con la cual parece no estar de acuerdo Amlo y así dice que con el T-MEC, habrá más inversión ¡Falso! Por el contrario, López Obrador, ahuyenta las inversiones cambia las reglas sin sustento jurídico. Un gobierno sin rumbo cierto, un gobierno perjudicial, un gobierno que divide, un gobierno que frena crecimiento y elimina fuentes de empleo, un gobierno que promueve la inseguridad, se colude con la delincuencia y provoca muertes intencionalmente –por omisión- al no tomar las medidas apropiadas. La Cuarta Transformación, lleva a México y a los mexicanos, a la debacle. Todo parece indicar que es tiempo de frenar a López Obrador, por sus acciones atroces que violentan el marco constitucional y legal, sus actos reprobables, abusivos están fuera del marco legal y eso merece, en cualquier otro caso, ser sancionado ¿Por qué habría de gozar de impunidad el Presidente de la República?

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” VII

19 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

Después del trabajo informal, que ha sido golpeado en forma despiadada y descomunal, el turismo es el sector de la economía que más daños ha sufrido con ese perverso paquetito envuelto en grasa llamado Corona Virus. Según datos divulgados el turismo genera 8.7% del PIB y 4 millones de empleos, entre los directos y los indirectos. Consta de 454,000 pequeñas empresas. Es el mayor generador de oportunidades laborales para las mujeres en el sector privado y un foco de crecimiento que reduce la marginalidad en las comunidades donde trabaja.
La crisis del turismo ha arrastrado a otras empresas como, por ejemplo, la aviación. Hasta el momento no se conoce un plan de apoyo al sector frente a la crisis del Corona virus. Ni siquiera en declaraciones, el Secretario de Turismo está, junto con Romo y otros funcionarios, en calidad de desaparecidos. Pero en virtud de que no se mueve una sola hoja del árbol de la política pública sin la anuencia del Presidente, para evitar que los desmienta ni se aparecen ni nadie los busca.
El Presidente ha presentado el ensayo: “La Nueva Política Económica en Tiempos de Corona Virus”, Causa horror y estupefacción la serie de mentiras que dice El Presidente, evoca su cumplimiento al Estado de Derecho, cuando lo que ha demostrado es precisamente su falta de respeto a la Constitución que juró cumplir y hacer cumplir. Pronto se le olvidó cuando con un memorándum quiso cambiar una reforma constitucional o cuando con esperpénticas decisiones cambio leyes a su gusto y medida. Tres ejemplos, las designaciones del Fondo de Cultura Económica y la CNDH¸ las hizo atropellando leyes y reglamentos internos de las dos instituciones; la Ley Bonilla que ampliaba el término de la gubernatura de su amigo y que apoyó con la Secretaria de Gobernación, Gracias a la decisión y valentía de la Suprema Corte que unánimemente se echó abajo la afrenta constitucional. De exasperante cinismo la afirmación que ha respetado la división de poderes, cuando hace apenas unos días la oposición y hasta diputados de Morena, batearon las posibilidades de restarles facultades a los diputados en el manejo del presupuesto.
Resulta hasta divertido que su diagnóstico contra el neoliberalismo lo apoye con gráficas de instituciones públicas a las que siempre ha desmentido. Con la desgracia, según los especialistas en estadísticas, que la gráfica en la que supuestamente prueba que la desigualdad creció en lo que llama período neoliberal, demuestra precisamente lo contrario. (Reforma 17 de mayo). Con estridencia reiterativa afirma; “La sociedad debe participar de manera activa en los asuntos nacionales”. ¡Qué curioso! Nadie sabe que para la redacción de este documento tan importante haya invitado a nadie. Comparto la sugerencia, no solamente de líderes de opinión sino hasta de miembros de su partido, para que el Presidente, en un ejercicio incluyente convoque a un acuerdo nacional a gobernadores, empresarios y líderes sociales. Lo veo casi imposible, Robinson Crusoe y el Llanero Solitario, eran “socialités”, ante López Obrador que todo lo hace “solititito”. Al cabo que, como él dice, “gobernar es fácil”.


TRAS LA VERDAD “PRESIDENTE DE MORENA AGITADOR PROFESIONAL”

18 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin comentario »

Desde la época de estudiante Alfonso Ramírez Cuellar, ha participación en política; varias veces legislador local y federal, acostumbrado a vivir del sistema político mexicano, del erario. Aquí algunos ejemplos. En los momentos álgidos de la problemática económica y financiera generado en el sexenio de Ernesto Cedillo Ponce de León, Ramírez se apoderó de la dirigencia nacional de la organización denominada el Barzón –deudor que no pagó lo que debía-, sin que nada tuviera que ver con el campo. Siempre de izquierda, vividor de los movimientos sociales, de profesión antropólogo. Probablemente con raíces más profundas en el socialismo que sus antecesores en la dirigencia de Morena; por supuesto -en su momento-, también disfrutó de la membrecía del PRD, antes del partido Mexicano Socialista. Hoy día, diputado federal de Morena en la cámara baja y transitorio dirigente de su partido, en tanto ingresan a un proceso democrático para elegir a la dirigencia de Morena; indudablemente antidemócrata. Este dirigente radical -de izquierda-, no desaprovecha la oportunidad de dirigir al partido político sin un verdadero rostro ni ideología –lo conforman de derecha, de centro, de izquierda y sin ideología política, como lo fuera Lily Tellez-, ayer domingo emitió, individualmente, sin apoyo de nadie, una propuesta personal que consta de cinco párrafos, por medio de la cual promueve reformas a la Constitución y leyes secundarias, para crear la “Gestapo mexicana”.

Desde ayer domingo ha sido tendencia en los medios de información y redes sociales. Morena, literalmente dormida, despertó ayer con tremendo escándalo que puso los “pelos de punta” a millones de mexicanos con su descabellada y absurda propuesta. Impulsa que el Inegi, en sus campañas nacionales, cada 2 años, cuando recabe datos para emitir sus estadísticas, se le otorguen facultades inconstitucionales para ingresar “legalmente” a los domicilios particulares, den fe de todo lo que ven en el interior de los domicilios, en franca violación a los derechos humanos, violentando la privacidad e inviolabilidad del domicilio. Disparatado, absurdo, insensato, irracional como todo fanático de la izquierda. Incita a la “CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO ESTADO, que habrá de emerger de la crisis que estamos viviendo”. Así de fatuo su razonamiento.

Quiere que el Inegi tenga atribuciones para medir la concentración de la riqueza. Asegura que existen miles de millones de dólares que constituyen una riqueza totalmente inobservada ¿Por qué tasa la riqueza en dólares y no se basa en nuestra moneda de circulación nacional? Izquierdista que vive con las comodidades de la odiosa derecha, conservador camuflajeado. De acuerdo a la agresiva propuesta del dirigente de Morena, ya en el interior de un domicilio, el personal del Inegi, podrá meter mano en todo para “medir la riqueza en el domicilio que encuesten”. El objetivo es por demás inconstitucional, absurdo. Van en contra de la reducción del patrimonio de los mexicanos para después repartirlo entre sus seguidores. Según Ramírez, las ilegales acciones serían para medir la pobreza en México. No les basta con las declaraciones fiscales, tampoco el terrorismo impuesto por la Unidad de Investigación Financiera de Hacienda. El izquierdoso pretende meterse hasta la cocina de los domicilios, que “urgen” debajo del colchón para saber qué guardan en los domicilios; franca violación al artículo 16 Constitucional ¿Por qué no propone acabar de tajo con el sistema delincuencial –con el que se asoció Amlo- que tiene asolado a los mexicanos con miles de delitos, entre ellos miles de homicidios? No.

El legislador y presidente de Morena prefiere que el gobierno persiga a los ciudadanos de bien, fustigar a los que no causan problemas, en lugar de atender el fondo los problemas más serios que impiden el crecimiento y la inversión, generan la temible inseguridad, otra pandemia que no ha podido resolver el gobierno de izquierda ¿Por qué no propone castigar al Presidente de la República, por realizar acciones verdaderamente inconstitucionales como la cancelación de las obras del aeropuerto de Texcoco? ¿Por qué no impulsa el castigo por gobernar por medio Decretos inconstitucionales que acostumbra Andrés Manuel López? El Morenista pretende fortalecer la presidencia de López.

¡Que paguen los que más tienen! Lo dice Ramírez en su propuesta de 5 párrafos: para alcanzar “EL ESTADO DE BIENESTAR”. La fútil e inútil propuesta ya existe en la ley y así se aplica para el pago de los impuestos, al menos para los que sí están bajo la lupa de Hacienda, por medio del Sistema de Administración Tributaria ¿Por qué no propone regularizar a los millones de comerciantes que no pagan el impuesto sobre el trabajo o impuesto sobre la renta? Más de la mitad de los que pagan impuestos están fuera del Sistema de Administración Tributaria, son protegidos del gobierno amloista; sobre de ellos deben encausar la absurda pretensión que ahora impulsa e instituir como violación constitucional, esos millones de evasores de impuestos viven tranquilos. Inconcebible, absurda la propuesta del insensato radicalista. Fastidiar al pueblo, es lo que pretende el morenista ¿Qué le interesa si unos u otros tiene un patrimonio superior a él? El odio, la envidia, la frustración social y económica del “antropóloco” saltan a la vista. Los coordinadores de las bancas legislativas de Morena en el Senado y Cámara de Diputados, no se han pronunciado al respecto. Hasta hoy es propuesta lanzada al aire, esperando que alguien la acoja y haga suya.

El inepto propone la creación de un Consejo Fiscal, dependiente de la Cámara de Diputados, para que evalúe al gobierno ¿Y la Entidad Superior de Fiscalización para qué sirve? Esa pretensión del presidente de Morena, solo serviría para tapar todas las atrocidades que comete López Obrador, en el abuso de los recursos públicos. Hasta hoy no ha emitido cuenta pública la ESF, para saber cuál será el criterio de evaluación ¿Solapará los abusos de Amlo, o lo observará para que aclare el desastre en los gastos del Presidente de la República? Quien hace uso y abuso del dinero público, cancela programas, elimina estructuras burocráticas, regala dinero a países, quita presupuesto al sector salud y mucho más. Hasta este momento no hay quien limite los abusos de López Obrador; por el contrario, ahora Ramírez, pretende darle más poder y en su caso, ellos, los morenistas que controlan la Cámara de Diputados, sean los que evalúen las acciones depredadoras de Andrés Manuel López. Obvio que le aplaudirán y no lo observen. La ESF sería un elefante blanco.

Alfonso Ramírez, también propone darle mayor poder a la Comisión Federal de Competencia Económica, para ir eliminando la participación de empresarios particulares en actividades económicas, para que sea el Estado quien controle todas las actividades, una de ellas en manos de la CFE; López Obrador, lo confirmó, ellos quieren tener el monopolio, el control y producción de la energía eléctrica, por eso tantas trabas para la inversión de particulares, acción que contraviene la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. A tontas y a locas, sin embargo, el ala radical de la izquierda quiere avanzar en su propósito de eliminar derechos de los ciudadanos y empoderar cada vez más al gobierno izquierdista, por algo el Presidente lo ha dicho, harán reformas para que nadie pueda cambiarlas en lo sucesivo. Solo falta que el pueblo lo permita tanto abuso, por ello millones de mexicanos ya se organizan para quitarle el poder en la Cámara de Diputados, en las elecciones del 2021, por ellos los radicales apuran sus absurdas propuestas. Hoy lunes el Presidente de la República volvió a fustigar a inversionistas particulares, en el púlpito presidencial, como parte de su hábito diario. Más fuerza al Estado, menos derechos para los particulares, objetivo de la izquierda. Por lo pronto, 22 gobernadores no le hicieron caso al Presidente, en relación a su último acuerdo sobre la pandemia, incluso varios municipios llamados “de la esperanza”, literalmente lo mandaron por un tubo. La molestia de las autoridades en contra de Andrés Manuel López Obrador, se fortalece, la inconformidad aumenta, es evidente la molestia a virtud de los abusos del Presidente.

Héctor Parra Rodríguez