EL JICOTE “CORONA VIRUS. ASÍ LO VIVO”

22 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Editorial | 1 Comentario »

Sin duda que la mayor prueba que he tenido que enfrentar con el Corona virus y el confinamiento respectivo ha sido: la paciencia. Varios factores colaboran a que andemos por la vida como repartidores de pizzas. El libre mercado ha implantado como hábito una actitud permanente a las prisas, a las urgencias. Bajo la consigna de que “el tiempo es oro” la lentitud supone, además de ineficiencia, salirse de la competencia económica y profesional.
Otro factor que se empapa en las prisas es: la tecnología. Las acciones, los procedimientos y los resultados deben ajustarse a unos cuantos clicks. La enajenación es abrumadora, estoy aquí, pero jadeante ya quiero estar en el siguiente paso; no puedo concentrarme en un solo momento ni en un solo lugar. Con la desgracia que ahora debo quedarme encerrado, por más prisas que tengo la lentitud y hasta la pasividad se imponen. Acelerado, quiero mantener el antiguo ritmo cotidiano pero enclaustrado es afanarme inútilmente y, una paradoja, Germán Dehesa, diría una “parajoda”: la inmovilidad me agota más que cualquier intenso trabajo.
El Corona Virus nos ha impuesto su cadencia biológica y avala lo que decía Marx: “Ni la historia ni la naturaleza dan de brincos”. ¡Maldito virus! No tengo su tiempo para que contagie a más gente, o de preferencia que se vaya, pero que haga algo, rápido, aunque sea furioso o aunque sea rápido y pacífico. Y los pachorrudos científicos anuncian que una vacuna, efectiva, puede tardarse al menos un año.
Mochilón, como buen queretano que soy, busco una respuesta o algún consuelo en la Biblia. Lo encuentro en el Eclesiastés. “Para todo hay un tiempo señalado… tiempo de llorar y tiempo de reír” Y algo que parece escrito para el momento actual: “Tiempo de abrazar y tiempo de mantenerse alejado de los abrazos”.
Antes de convertirme yo en un problema para mí mismo, me aplico en encontrar lo positivo de esta tregua. Vivimos permanentemente en el aquí y en el ahora, el presente es un cohete que nos explota en la oscuridad. Sólo con paciencia se puede unir el tiempo: paciencia para recordar el pasado, para meditar la experiencia, el mejor y más dulce de los frutos que nos deja cada vivencia; paciencia y así poder revisar mejor el presente y planear el futuro. Toda esta labor de síntesis del tiempo debe ayudarme a mejorar, a aceptar que debo esforzarme y consciente que al final, en este juego de la existencia, hay alguien que se guarda la última carta y que es imposible de predecir: el destino. El sagrado destino. ¿Hay realmente alguien que haya podido pronosticar que este año nos deberíamos de quedar en la casa?
Este azar, esta fatalidad, no debe orillarme a la pasividad sino simplemente a luchar y a hacer todo lo posible, pero que no puedo violentar las cosas ni a las cosas mismas. Es entonces cuando trato de inyectarme, enterrarme, embarrarme, en todas mis células, en toda mi mente, la palabra más chiquita del diccionario pero de mayor significación, la única que merece tener todas las letras en mayúsculas: FE. FE en que los mejores días están por venir.


El legado de las hermanas Pérez. ¿Comenzará el debate en Diálogo Queretano?

09 May 20 | Edgar Herrera | Clasificado en Editorial, Nacional | Sin comentario »

Desde 1985 ha crecido una de las muchas contradicciones sociales que nos caracterizan como país contemporáneo, como pueblos diversos azotados por esta pandemia invisible, que perfila nuestra identidad barbárica ante nosotros mismos y ante el mundo: los feminicidios.
Este fenómeno no cae del cielo ni surge mágicamente de la tierra como hongos bajo la lluvia. Los feminicidios responden a la existencia de una sociedad violenta; la violencia, a su vez, es el proceso y la consecuencia histórica de nuestra ruina económica, arrastrada desde el peso de nuestro pasado colonial, de nuestro convulso siglo decimonónico, de la Revolución Mexicana, (la primera de América Latina en el siglo XX) y el proceso de construcción y consolidación de un Estado democrático que sigue vigente, pese a su crisis orgánica que está cediendo, desde hace mucho tiempo, a las élites y a los criminales del poder.
No menos importante que estos hitos bien conocidos en nuestros libros de texto, es la existencia de una tradición organizativa de las mujeres que ha acompañado nuestra trama histórica, pero siempre bajo su sombra: Sor Juana Inés de la Cruz en la colonia; Josefa Ortiz de Domínguez y Leona Vicario en la lucha de independencia; las esposas e hijas de los revolucionarios surgidos en 1910; el primer Congreso feminista en Yucatán de 1916, como antecedente del surgimiento de organizaciones civiles para la lucha de las mujeres en materia de derechos humanos y sexuales.
Desde nuestra posición como historiadores, como revolucionarios, como machistas en rehabilitación, reivindicamos la memoria de las hermanas Pérez, asesinadas el 7 de mayo de 2020, en la Ciudad de Torreón, Coahuila, todas pertenecientes al IMSS, todas ellas con un claro móvil criminal (secuestro, tortura, feminicidio), en el contexto de la lucha contra el COVID-19 y la cultura del odio contra el personal médico, sin distinción de género, y en el seno de un país machista, tal como lo describimos en uno de nuestros artículos anteriores.
Este trágico acontecimiento no solo confirma la veracidad de la cultura criminal que intentamos descifrar en aquel artículo, sino que también nos obliga a repensar nuestro enfoque en clave histórica y cultural, el primer aspecto como medida del desarrollo de los hombres y mujeres a través del tiempo y sus respectivos contextos históricos, y el segundo aspecto como una perspectiva interdisciplinar (sociología, economía, ciencias políticas, psicología, geografía, etc.) que nos permitan explicar a esos hombres y mujeres de forma más completa. Pensar es prever, nos lo había advertido José Martí, el pensador más importante de América Latina en el siglo XIX.
Para comenzar nuestro análisis, hoy nos enfrentamos a uno de esos disloques de la historia, como las nombró Karl Marx. Él abordó el estudio de la guerra, la religión, la miseria, la ideología, la ciencia, la violencia, las revoluciones, todas desde la concepción materialista de la historia. Lo anterior implica identificar la importancia del cambio económico en el devenir histórico, expresado en el nacimiento y desarrollo de las clases sociales, en sus luchas y sus alianzas. No podría comprenderse el fenómeno de la plusvalía, en la naciente sociedad capitalista del siglo XIX, sin la existencia de la relación entre el capital y el trabajo, entre los patrones dueños de los medios de producción y los trabajadores asalariados.
Ahora bien, nuestro disloque actual es la existencia del COVID-19, que es una consecuencia y un proceso histórico de nuestra relación humana con la naturaleza, la forma en que nuestras instituciones sociales y nosotros como individuos respondemos a esta pandemia. La prioridad es salvaguardar nuestra salud, pero también nuestras capacidades vitales para afirmar nuestra humanidad. Retomando el caso de las hermanas Pérez, con perspectiva de género, se trata de afirmar nuestro derecho a la vida: vivas nos queremos.
A partir de nuestra capacidad vital de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo, reafirmamos otras facultades indispensables que están interrelacionadas: hasta que la dignidad sea una costumbre, la paz, la justicia social, la democracia, la solidaridad, la sororidad, el acceso a la educación, el ascenso de una economía acorde a nuestras necesidades nacionales, el reconocimiento de la existencia de los pueblos indígenas y las sexualidades diversas, la infancia, los adultos mayores, etc.
Sin embargo, nuestra respuesta al COVID-19, lejos de transformarse en un laboratorio social de una cultura nueva que incluya todos estos valores mencionados, se ha convertido en un ensayo violento para reafirmar el autoritarismo existente, llegando incluso a elevar nuestra escala de barbarie partidista hacia una fase fascista para retroceder nuestras conquistas de derechos humanos, como se ha visto últimamente en el caso de Querétaro y, más reciente, en los feminicidios de las hermanas Pérez como fenómeno estructural que crece invisible en el seno de esta pandemia.
El personal médico, la primera línea de lucha en estos momentos, dispone de salarios que no están a la altura de la canasta básica; sigue expuesta a la violencia de una sociedad como producto de un pobre desarrollo cultural y de una profunda miseria económica. Este escenario es aprovechado hábilmente por el crimen organizado, pese a que este también ha visto reducida sus principales fuentes económicas: el mercado de las drogas y la trata de personas.
En estas circunstancias, no debería ser difícil vislumbrar este disloque mundial del COVID-19 como la partera de múltiples violencias en que las presentes generaciones vean más atractiva la cultura violenta del narcotráfico que la cultura democrática de los pueblos mexicanos. En otras palabras, normalizar el ejercicio de la violencia como motor del desarrollo histórico y como nueva cúspide de la historia de los pueblos mexicanos. Esta conclusión, aterradora en todos sus ángulos, debería empezar a ser debatida en Diálogo Queretano.
A la memoria de nuestras hermanas Pérez, y a la memoria de las hermanas Mirabal, asesinadas en 1960, en la dictadura de República Dominicana encabezada por Leónidas Trujillo, proponemos nuestro diminuto análisis materialista para nombrar lo invisible, para elevar lo normal a su categoría de terror: el primer lugar en América Latina en feminicidios como parte integrante de nuestra democracia mexicana y de esta realidad como verdad histórica que estamos asumiendo de forma cómplice, la forma en que seremos conocidos, con horror, para las generaciones futuras.
Cuando se disponía del secuestro, tortura y asesinato de las hermanas Mirabal, los autores materiales se negaban a ejecutar su misión debido a la presencia permanente de sus hijos; no fue sino hasta que las encontraron solas que fue posible este triple feminicidio, y de ahí el origen del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer; este acontecimiento sucedido en la lógica de una dictadura que llevaba treinta años en el poder. Y ahora, en nuestro contexto mexicano, una transformación de cuarta con apenas dos años en el poder, heredera de casi un siglo de autoritarismo democrático priista, y que claramente ha asumido un falso papel salvador y fraternizador de la tradicional familia mexicana, pero cuyo país ocupa los primeros lugares de feminicidios, abuso sexual infantil y pornografía de menores en la región y en el mundo. Ésa es nuestra democracia representativa de una moral cristiana.
¿Cómo asimilarán nuestros nietos que una dictadura del Caribe haya sido más “humanitaria” con los hijos de las hermanas Mirabal que la violencia ejercida en nuestra democracia mexicana hacia nuestras mujeres y nuestros niños? Pregunta muy difícil de formular, pero casi imposible de prever.
Aun así, nada está decidido. Esa verdad histórica del machismo mexicano, esa ley feminicida que se pretende imponer en las diversidades culturales de nuestros pueblos mexicanos, sigue incompleta y empieza a cuestionarse lentamente. Como lo mencionamos, han existido mujeres solitarias y organizaciones civiles en diferentes etapas de nuestra historia, convirtiendo la ley del feminicidio en una ley válida para el pasado, ya no para el futuro, incluso ahora en donde el análisis de esa ley nos ha revelado nuestros más profundos dolores, pero también la revelación y la posibilidad de transgredir esa ley con nuestras manos: el municipio libre de Cherán, el zapatismo chiapaneco, Pan y Rosas, Católicas por el Derecho a Decidir, etc.
La modernidad feminista, como voluntad histórica, también está incompleta. Sus leyes y sus metas (el derecho a decidir, el derecho al voto, el derecho a querernos vivas) siguen enfrascadas entre su realización y su utopía. La historia no ha terminado y, en ese sentido, podemos prever el futuro legado de nuestras hermanas Pérez como impulsora del cambio histórico, de cambiarnos a nosotros mismos a través de la historia.
Edgar Herrera


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” IV

08 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Editorial | Sin comentario »

Hay una convicción unánime de que el mundo va a cambiar y estamos ante un nuevo orden mundial, pero las posibles salidas son ambiguas y contradictorias. Quienes consideran que con el virus la globalización se fortalecerá, dan las siguientes razones.
– El virus nos obliga a tomar una conciencia planetaria.
– Las fronteras y los muros son inútiles, el virus cruza los artificiales límites creados por los Estados. Tiene visa universal.
– El virus no respeta clases sociales, color de piel, ideologías, existe la conciencia de que compartimos un mismo enemigo y un destino común.
– Por primera vez la humanidad tiene la idea de que es una especie, una gran etnia universal.
– La recesión económica afectará a todos los países, solamente la podremos atenuar si globalmente regulamos la economía
– De la misma forma que el combate al cambio climático nos ha demostrado que sólo será superado con la colaboración internacional, la lucha contra el virus exige una estrategia globalizadora.
– La pandemia será controlada con una vacuna y con un medicamento que no discrimine, pues por uno que se enferma será otra vez el principio para enfermarnos todos. Ningún país se salvará solo.
Pero hay otros pensadores que opinan lo contrario, el virus será una puñalada mortal en el corazón de la globalización. Afirman
* Es un sueño pensar de que después de que hemos estado aislados; que estamos viviendo un mundo de naufragio, de sálvese quien pueda, se van a desarrollar pensamientos solidarios.
* Los nacionalismos tienen el terreno fértil para crecer. La plaga llegó de fuera.
* La recesión económica lejos de estimular la globalización propiciará las soluciones nacionales, regionales y hasta de comunidad. La teología globalizadora será enterrada.
* La migración tiene perdida la batalla, si ya todos somos sospechosos, el extranjero será excluido de inmediato.
Mi impresión es que si las grandes potencias logran controlar la pandemia en sus ámbitos soberanos, dejarán que los países pobres se las arreglen con sus propias uñas, si el peligro sigue viniendo de los países pobres, primero tratarán de ayudar con medicamentos y utilizarán a los organismos económicos y sanitarios internacionales para impulsar la cooperación con dinero y medicamentos.
Si los países pobres no sostienen el encierro y deciden abrir las puertas para que salga la gente a trabajar, sin importar los contagios, las grandes potencias nos impondrán instituciones globales sanitarias. Una globalización paternalista y obligatoria será el nuevo orden mundial que nos espera. Como diría el clásico: la respuesta está en el aire.


EN DO MAYOR.

06 May 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Editorial | Sin comentario »

NO SOMOS HÉROES. SOMOS MÉDICOS.
“Dejemos las cosas claras el día de hoy. Estamos en una de las mayores crisis de salud de la humanidad y los médicos somos llamados nuevamente para salvar a personas, vidas y enfermos, algunos llamados a regresar de nuestro retiro. Les reitero a mis colegas: No aceptemos este discurso de que somos abnegados héroes. ¡Basta! Veo a los medios y al gobierno llamando a los médicos “héroes”, superhumanos, hombres que no duermen y arriesgan su vida, genios ilustrados y hasta aplausos les brindan por la noche, etc.
“¡Héroes pero en un infierno!
Muchos profesionales de la salud han muerto en el mundo durante esta epidemia y nadie se pone a pensar que no somos soldados en guerra, que somos padres y madres, que tenemos hijos, familias, que tenemos cuentas por pagar.

“No veo a un gobierno becando a nuestros hijos ni nadie preocupado por nuestras deudas. Pero eso sí, todos quieren que nuestro trabajo sea gratuito y altruista. Somos masacrados por el estado, abogados, aseguradoras etc. Sufrimos ataques de nuestros derechos y prerrogativas por parte de políticos, directivos empresas e incluso de otras profesiones que dicen que somos ellos, aunque ellos nunca se ofrezcan al sacrificio de ningún tipo.

“¿Dónde están los homeópatas , acupunturistas, curanderos, osteópatas y quiroprácticos en estas horas epidémicas y de gran necesidad para los enfermos? No veo ningún homeópata en terapia intensiva luchando por la vida de un paciente o sí? ¿Dónde están los armonizadores faciales, esteticistas, biomédicos , fisioterapeutas de botox y rellenos, nutricionistas, expertos en inmunoshot , inmunocal y en remedios mágicos tan preciados?

“¿Dónde están los políticos de este país que dicen que un médico es arrogante y que solo queremos privilegios? ¿Las aseguradoras que cómodamente encuentran un gran momento para no gastar y suspenden las operaciones y tratamientos en “aras de la salud”? Entonces, ahora que los médicos estamos en primera línea sin máscaras, sin googles ni equipos de protección personal adecuados, sin gasas o cubrebocas, sin armas terapéuticas, sin ayuda, sin reactivos para detectar enfermedades, y que no se compran por mantener subsidios, becas y apoyos para votantes, chairos, y ninis holgazanes.

“Por eso no hay estudios diagnósticos suficientes en esta epidemia. Mientras un estudiante de especialidad o residencia recibe ayudas ridículas de apenas unos cuantos pesos a la quincena por muchísimas horas de trabajo. ¿Somos héroes? ¡Nada de eso! Entiendo que es una lucha mediática de egos entre los políticos por aprovechar los reflectores, porque de eso viven. Pero es hora que la medicina sea valorada en ese país. Es hora de tener salarios dignos, justos y compatibles con la importancia de nuestra profesión y trabajo.

“Es hora de dejar de malbaratar nuestra profesión ante las compañías aseguradoras, hospitales y administradoras de salud. No somos héroes, somos profesionales igual que todos, ¡imprescindibles! Nos diferenciamos por la naturaleza de nuestro trabajo y la enorme responsabilidad. La mejor de las profesiones.

“Necesitamos dejar de aceptar esto de ser “un apóstol” y un héroe. Esto de del apostolado es un pretexto para que el estado y el mercado médico continúen sin valorarnos, porque debemos ser abnegados y altruistas. Ahora es el momento de cambiar ese juego. Requerimos trabajar con el equipo necesario. No somos soldados, para ir a una guerra y morir…¡no!

“Después de estudiar 20 o 24 años; sólo somos doctores, sólo somos seres humanos, pero también tenemos familia, a la cual diariamente vemos y abrazamos llenos de gérmenes adquiridos en nuestro trabajo, sin que nadie valore esto.

“ ¿Quién no atendió, hizo traqueostomía o le tosió en la cara un paciente con tuberculosis o pseudomona multirresistente? Y después de eso salirse a echar unos tacos, sé que tenemos sistema inmunológico de recolector de basura pero eso es una ruleta rusa, un día una bala nos tocará a ti o a tus hijos o esposa que te darán un beso al llegar de tu trabajo.

“ Después de la crisis y de esta grave contingencia, los convoco a unirnos y exigir un giro radical en la forma en que nos tratan las aseguradoras , hospitales públicos y privados, los empresarios de la medicina y principalmente el gobierno de nuestro país.

“Dejemos de cargar responsabilidad de la falta de medicamentos, suturas, material y estudios, cuando es responsabilidad del estado proveerlos, y soportar que a nosotros nos reclame el paciente y hasta nos demande civil y penalmente. Cuando se destinan cantidades multimillonarias a campañas políticas, partidos, legisladores, gobernadores, policías ineficientes, corruptos jueces y magistrados con sueldos millonarios, y dejen de seguir sacrificando como hoy la salud y la educación del pueblo.

“¡Yo, tú y todos los médicos, levantemos la voz en cuanto esta contingencia pase!
Porque somos médicos, porque somos personas.
¡PORQUE NO SOMOS HÉROES! “
#MovimientoMedico22deJunio.

No estimado lector, no es mío este ilustrativo texto del comprensible enojo y desesperación que ronda en el sector médico. La persona que lo compartió con algunos contactos suyos es doctora y trabaja en Observatorio Nacional de Médicos. Aclara que se lo compartieron también a ella. Y, como se ve al final del llamado, está firmado por #MovimientoMedico22deJunio.
Decidí compartir la copia fiel del original para dejar constancia del profundo y emotivo testimonio de un momento sinigual en la historia de la salud en el mundo y, en particular, de nuestro país.

He estado al tanto sobre el tema médico. Lo sucedido a principios de este año con médicos de respetable desempeño y que han dejado su vida al servicio de la medicina, fue indignante. El trato, el menosprecio, el rasero que sabemos tiene el actual Presidente de México para tamizar los actos a su conveniencia, alcanzó a los médicos. Eso lo vimos todos. Pero lo que nunca vimos en AMLO, fue citar unas palabras de agradecimiento para quienes le atendieron a él cuando estuvo internado en un hospital del sur de la ciudad, victima de un infarto y los cardiólogos de ese hospital hicieron más allá de lo posible para recuperarlo del estado de coma en el que cayó. Hoy, y sólo después de ver las múltiples voces que nos hemos levantado, apoyando la gran labor que en este momento hace el sector salud, AMLO reconsideró unos centímetros, (que ya es algo), su actitud.

Por mi parte, viendo lo que estaba por enfrentar el sector más sometido a presión de estos momentos, sobre todo los médicos quienes son los que toman decisiones vitales sobre los pacientes, convoqué a quien quisiera unirse para que a partir del 16 de abril lanzáramos un post diario, a las 9 de noche, en apoyo a los profesionales de la salud. Expliqué claramente que no omito ni ignoro que son muchos los trabajadores de los diversos rubros que están sacando adelante al país y es ardua su labor, también. Pero en estos momento son los médicos, las enfermeras, los que están en el centro del contagio atendiendo en condiciones limitadas de insumos y de protección a los afectados por el coronavirus. A eso hay que agregar lo expuestos que están a agresiones de ciudadanos irracionales, como hemos visto. Por fortuna la presencia de Fabiana Maribel Zepeda, Coordinadora Nacional de Enfermeras del IMSS, explicando la labor que llevan a cabo y compartiendo el rostro humano de su gremio, ha apaciguado un poco las emociones agitadas. Aunado a lo anterior, las medidas de protección y advertencia de las autoridades de sancionar a los agresores, han terminado por contener actos violentos.

En esa convocatoria hablé de médicos entrañables que han atendido la salud de mi familia, otros que conocemos y que forman parte de nosotros. Lejos estaba de imaginar que cinco días más tarde, el 21 de abril, un sobrino mío, Médico General que tiene su consultorio en la colonia El Molinito y hace una labor altruista de consulta con pacientes de bajos recursos, sería internado en el Hospital en donde se encuentra desde entonces, debatiéndose entre la vida y la muerte. Tiene 55 años y ya le fue practicada una operación de corazón hace 6 años. Es un portentoso ejemplo de esfuerzo y voluntad. En la familia cuentan sus desvelos, penurias y largos trayectos a recorrer para terminar su carrera de medicina que ha venido ejerciendo con total humanismo y entrega . Esa voluntad hoy está en el centro de la lucha por su vida.

Por todo eso y más, compartí integro este llamado de los doctores. Y si bien la reciente medida del gobierno sobre adecuar un área de los Pinos , para albergar a médicos que están laborando día y noche en los hospitales cercanos, es acertada, no podemos ser tan ingenuos y no ver en ello tintes mediáticos y propagandistas.
Todos sabemos las condiciones en las que el actual gobierno heredó este país. No hay nada de la larga lista de quejas que el Presidente menciona cada mañana, que ignoremos. Pero, sabemos también, que él lo sabía. Y que en la memoria de los mexicanos están los agravios que los anteriores han dejado. Una y otra vez tenemos que recordarle a AMLO que por eso ganó la Presidencia. Porque no queríamos ya más de lo mismo. Hoy queremos soluciones; no lamentos de un ayer del que él formó parte también. Asumió la responsabilidad sabiendo el desafío que representaba ser el Presidente de este país. Hizo todo lo posible y más para estar donde está. No queremos más silencios, omisiones y detentores del poder que aplican raseros a modo y a conveniencia. Lo que menos necesitamos es un Presidente que se dedica a quejarse del ayer en lugar de solucionar el hoy. Y peor aún, agravar los problemas sociales a través de continuar con lo que le dio tan buen resultado para llegar: echar sal a las heridas.

Hoy estamos ante un grave problema de salud que durará mucho tiempo aún. Es el momento de que el Presidente se siente con los directores de ese sector, a planificar las bases para el futuro de esa institución. Es un problema que no admite más dilación. Si el Presidente decide destinar los horarios que otorga a las mañaneras, para reunirse con los encargados de ese órgano de salud, lo entenderemos muy bien. Y los ciudadanos se lo agradeceríamos.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


EL JICOTE “EXTRAÑA FASCINACIÓN”

21 Abr 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Editorial | 1 Comentario »

No presumo singularidad, se lo atribuyo a que ya estoy en la fila de la ventanilla final de la vida y no se piensa como el común de las personas, todas más jóvenes que yo, pero realmente me invade una extraña fascinación, mezcla de curiosidad, angustia y asombro. Por estadística ya estoy en la cuenta regresiva, la oportunidad de vivir esta experiencia es un privilegio, es como ser testigos del antes y después de Cristo o el encuentro de Europa con América. Observar este despliegue de imaginación, de solidaridad universal, de humor. Todo es sorprendente y escandaloso, estamos realmente ante una nueva era. La felicidad es nuestra gran meta de la existencia, pero es insulsa e intrascendente, este encierro nos ha llevado al ensimismamiento, a replantear nuestros valores, a pensar. Estamos ante el renacimiento de la filosofía. Todo es gracias a los parteros de siempre: la soledad, el dolor y la posibilidad de morir.


A la memoria de Ingrid Escamilla(1995-2020)

13 Feb 20 | Edgar Herrera | Clasificado en Editorial, Nacional | Sin comentario »

Yo también leí sobre #IngridEscamilla y tampoco puedo dormir. Quemarlo todo, carajo.
Eileen Truax

Antes que cualquier cosa, queremos reivindicar la memoria de Ingrid Escamilla con una fotografía de aquella mujer de rostro sonriente y de ojos de lechuza, maestra en Administración; porque la ternura y la educación también son revolucionarias.
Una vez más la conmoción de los feminicidios en México surge con la intensidad de una gigantesca ola, empujada por la fuerza de un vasto océano; tristemente, el origen de esta ola mediática fue la enferma difusión del cadáver de Ingrid…¡¡por los uniformados responsables de nuestra seguridad!!
Aún más colérica que la indiferencia insólita de AMLO ante los feminicidios, es nauseabundo el circo macabro generado por las redes sociales, los periódicos y los cientos de hombres y mujeres alrededor de este asesinato; el feminicidio ya no solo es una medida disciplinar del Estado mexicano y de ajusticiamiento del crimen organizado, sino que también es la sana diversión de la sociedad civil que se ha despojado el valor de la vida humana.
Ésa es la cultura mexicana de la barbarie que ahora sirve como espacio de poder y consenso de la Cuarta Transformación; hoy asistimos al fracaso y al fraude de las pretensiones de nuestro máximo dirigente en materia de perspectiva de género y, por tanto, del desarrollo social que se desprende de esta cultura de género.
AMLO es culpable de perpetuar esa tradición (anti) democrática nacional sin sus mujeres y sus niñas… es el máximo culpable de que la vida de las ciudadanas no sea reivindicada en este momento trágico que implica el feminicidio… ¡¡Ahora lo sabemos, señores!! ¡¡Pero también son culpables los millones que depositaron su voto ciegamente en su amado líder machista que se incorporó al sistema de partidos, institución por excelencia de la burocracia y el servilismo nacionales!! ¡¡Todos ellos son culpables de la muerte de Ingrid Escamilla!!
¡¡Y también son culpables aquéllos que escriben y se sirven de la apología o el odio desmedidos de esas mismas instituciones y sus dirigentes!! ¡¡Ahí no se jugará el destino de millones de mujeres que viven con miedo todos los días en este país machista!!
La situación actual en la UNAM, una institución caduca para los nuevos tiempos feministas, es un poderoso estimulante para pensar y prever la necesidad de esa cultura de género, esa democracia construida entre hombres y mujeres en el contexto educativo; es impensable la elección de esa república de género sin la formación consciente de esos nuevos hombres y mujeres que tomen realmente el estandarte de la perspectiva de género como futura línea del desarrollo de los pueblos, pero también de un cambio de paradigma de las relaciones sociales basadas en la violencia machista entre hombres y mujeres.
Vacilando entre las asambleas estudiantiles y los grupos separatistas feministas, el futuro de la educación feminista y la educación feminista del futuro no podrá siquiera vislumbrar como una necesidad; sin despreciar ni mucho minimizar los resultados y victorias conquistadas por esos separatismos feministas, esas fracciones engendran y renuevan el espíritu antidemocrático educativo que ha perpetuado la UNAM desde 1945 y, en lugar de reivindicar el feminismo como fuerza creadora del siglo XXI, lo dotan de todas las calumnias necesarias y listas para traducirlas en choques porriles contra las y los estudiantes.
Desde el horizonte social, es bien conocido el primer lugar de feminicidios que ocupa el país en América Latina, pero también la responsabilidad y el peso que adquieren las y los colectivos feministas para cambiar el curso de esta realidad trágica.
Red por los derechos sexuales y reproductivos (ddeser), Católicas por el Derecho a Decidir, Aborto Legal México, Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), Alianza Nacional por el derecho a decidir (ANDAR), Pan y Rosas, el feminismo zapatista, entre otros, son algunos de los colectivos que convierten en realidad los principios de la sororidad, es decir, la alianza política entre mujeres, y la solidaridad, entre hombres y mujeres que comparten la misma condición social de barbarie, tanto en la mercantilización de sus cuerpos a través de largas jornadas laborales como la violencia feminicida que diariamente se ensaña con la vida de hombres, mujeres y niños.
La barbarie no se detiene en los cuerpos mutilados de mujeres y niñas, se extiende en carne viva de las y los huérfanos; de las madres y los padres que han sido obligados a buscar e identificar los restos de sus seres queridos; la barbarie de género también tiene el potencial de normalizar este culto a la violencia desde el trabajo y la escuela a través de la precarización, la explotación, el acoso y el despido de las trabajadoras y estudiantes. Si el poder patriarcal reproducido en todos los espacios disponibles es la clave para perpetuarlo, es necesario fundar un nuevo poder desde la unión y organización de hombres y mujeres para destruirlo.
¿Qué se necesita? Un nuevo orden social fundado en las tradiciones progresistas de los pueblos mexicanos: la solidaridad que surgió entre los escombros de 1985; una nueva educación popular resultado de las luchas estudiantiles de 1968 y 1999-2000; la sororidad de este nuevo milenio; el activismo feminista de los años noventa; la disposición de lucha y resistencia en el capítulo más oscuro de nuestra guerra sucia de los setenta y ochenta, etcétera.
¿Cómo desarrollarlo desde la perspectiva de género? La construcción y planificación de nuevas ciudades y pueblos que garanticen una nueva concepción democrática del libre tránsito de hombres y mujeres en contextos urbanos; calles y avenidas bien iluminadas, creación de organizaciones civiles que cumplan con las funciones de seguridad, pedagogía sociológica en las calles para diagnosticar y promover el cambio social, de atención a la ciudadanía desde los ciudadanos; casas y licencias de maternidad acordes a una disminución de los horarios de trabajo y reduzcan la carga histórica de las mujeres como madres, esposas, presas, locas, monjas y prostitutas; la reivindicación de sus derechos reproductivos como derechos humanos mediante un proyecto nacional de educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir; no menos importante en este esbozo de desarrollo social que implica la cultura de género a nuestro país, es la lucha por una verdadera, compleja y larga transformación de los pueblos mexicanos por eliminar hasta el último vestigio de un chiste machista; las relaciones sociales nuevas, en este sentido, también son un disputado objeto de las mujeres y los hombres del futuro para garantizar la revolución feminista permanente.
Este proyecto nacional ético-político necesita abrazar la causa de una república nueva, creada desde el seno del paradigma de la cultura de género; un proyecto del país fiel a las realidades, necesidades y contradicciones de nuestro territorio, compartiendo el curso de su desarrollo histórico con los avances y retrocesos de las otras latitudes latinoamericanas y del imperio estadounidense; estamos convencidos de que mujeres como Ingrid Escamilla y Raquel Padilla hubieran aplaudido y abrazado este modesto proyecto.
Ingrid quería vivir más de los veinticinco años que fue asesinada; las heridas en la cabeza de su feminicida son la evidencia sangrienta de su última resistencia por seguir existiendo felizmente; la confesión de su asesino, el proceso penal que ahora lucha por condenarlo a 60 años de cárcel, las cifras de una decena de mujeres asesinadas al día, sin dejar de visibilizar a las desaparecidas, a las explotadas, a las secuestradas, no parecen datos suficientes para el sentido común machista, tanto de hombres como de mujeres, y cuya lógica es continuar normalizando y justificando la supuesta culpabilidad de Escamilla.
Concluyendo estas líneas, cabe preguntarse sí todos nosotros, como colaboradores y colaboradas de Diálogo Queretano, realmente estamos a la altura de nuestra época, si merecemos o no la responsabilidad de tener una pluma más o menos decente; si somos mediocres para esto, aceptémoslo; si somos visionarios, arriesgados, despiadados para destruir hasta la más injusta de las realidades sociales en Querétaro, México y el mundo, será necesaria una gran capacidad de sacrificio, consumirnos en esta apasionante y agotadora militancia del ser científico social.
“Viví en el monstruo y le conozco las entrañas; y mi honda es la de David.” José Martí.
Edgar Herrera


Felices fiestas navideñas.

14 Dic 19 | Diálogo Queretano | Clasificado en Editorial | Sin comentario »

A nuestros estimados seguidores y lectores del Blog Diálogo Queretano se les comunica que a partir de hoy inicia nuestra etapa vacacional decembrina.

Deseamos fervientemente que el resto de éste agónico diciembre sea propicio para reforzar los lazos familiares, disfrutar de la amistad y recobrar la esperanza en la solidaridad humana.


Agradecemos el favor de su atención y su permanente disposición al diálogo.


Atentamente
Blog Diálogo Queretano


EN DO MAYOR.

11 Nov 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Editorial, Nacional | Sin comentario »

(Segunda y última parte)

NUESTRA TRAGEDIA.

M.A QUEMAIN: ¿Son Norteamericanos, son Mexicanos, Son Mormones? ¿Cómo se identifican ellos, cómo se presentan?

REPORTERO: La mayoría de ellos tienen una doble nacionalidad, tanto tienen papeles en México y, regularmente, viven en México, es su país natal. Pero tienen oportunidad de viajar constantemente. Incluso muchas familias tienen negocios en aquel país, precisamente de lo mismo; esa economía que logran generar allá, o con el dinero que logran hacer allá lo invierten aquí en México. Allí es donde está el gran crecimiento que ellos han tenido económicamente que les ha permitido ser una fuente de empleos para los mismos Chihuahuenses.

B.CAMACHO: Por supuesto que es un tema que genera (por todo lo que ha significado estas terribles noticias recientes sobre esta familia) mucha expectativa por parte de quien en este momento nos escuchan. Preguntarte tal vez un poco más acerca de los conflictos, no solamente del significado político , del significado, respaldo o refrendo del respeto que puedan tener por parte de la sociedad Chihuahuense hacia esta familia de los LeBarón; sino también aquellas quejas que pueda haber dentro de la comunidad. Conocer un poco más cuáles han sido estos señalamientos puntuales respecto a, por ejemplo, los pozos de agua. Cómo se da esta dinámica, cómo han sido estos conflictos que no son evidentemente recientes. Esta comunidad lleva décadas, muchísimo tiempo, por lo menos un siglo allí asentadas, ¿Cómo entenderlo, cómo entender el reparto del agua, lo que significa el conflicto por el agua en una región y en un Estado como el de Chihuahua y esta región fronteriza con Sonora, Antonio.

REPORTERO: Precisamente Berenice, es una región, te decía, particularmente desértica. No es fácil encontrar algún pozo al que le puedan extraer agua constantemente; entonces al encontrarlo, al tener la oportunidad de hacerlo, la infraestructura necesaria para hacerlo ha sido el tema por años con diferentes comunidades, principalmente quienes pertenecen al Barzón y de personas particulares que no tienen una organización, pero son familias acaudaladas que tienen recursos necesarios, es donde ha estado el conflicto en cuestión. Han sido muchos los conflictos -como ya lo dices- cerca de un siglo ellos establecidos aquí. Como cerca de 1967, aproximadamente fue cuando comenzaron estos conflictos que ellos empezaron a hacer esta actividad , a crecer. Los conflictos también con la gente que ya estaba allí, pero que NO había explotado la tierra empezaron a suscitarse. Cuando ellos empezaron con la preparación de los pozos en diferentes ranchos, en municipios como San Buenaventura, también empezaron a sembrar diferentes cultivos, como son nogales. Ellos son importantes productores de nueces aquí en el Estado.

M.A QUEMAIN: Hay esta parte de división, unas redes sociales encendidas en el sentido de por qué no hubo una presencia activa del Gobernador o del Presidente. Y, por otra parte, la reserva de otros, esperando la vinculación de esta familia con aspectos del crimen organizado ¿Cómo resolverlo? Cómo se ve desde el periodismo y el conocimiento que se tiene en Chihuahua de esta frontera tan compleja entre Sonora-Chihuahua y los grupos que han crecido a la luz de la división entre el Cártel del Chapo Guzmán y el Cártel de Juárez y el Pacifico ¿Cómo se ve? Con pinzas, con miedo, cómo. La relación que han tenido con la prensa ha sido muy compleja, llena de amenazas y de desapariciones; recordemos todavía la desaparición en 2005 de uno de los periodistas jóvenes que empezaba en El Imparcial ¿no?

REPORTERO: Así es Miguel. La cuestión aquí, desde mi punto de vista muy personal que de alguna manera nos hace sentir a la gente, es la de una falta de toma de responsabilidad real, o de que cada quién asigne o se autoasigne su parte de responsabilidad. Hemos visto cómo el conflicto llega en un punto que, de por sí, la situación para el Gobierno Federal no estaba fácil por todo lo ocurrido en el estado de Sinaloa en días pasados y que explota la bomba al Presidente . Y si bien tiene que ver con la cuestión de seguridad, con la ineficacia que ha tenido hasta el momento la llegada de los elementos de la Guardia Nacional al Estado, también tiene que ver con el trabajo y con todo lo que al Gobierno Estatal aquí ya le correspondía. No es únicamente de la Federación. No le puedes exigir a un gobierno que tiene solo ocho meses que está en conformación. Independientemente de las promesas y de todo lo que Andrés Manuel López Obrador haya prometido al pueblo Mexicano, de acabar en un año con la violencia y de generar paz. Claro que no. Es imposible hacerlo. Su responsabilidad estaría en una ineficacia en la Guardia Nacional, en el tema de seguridad pero también -repito- el Estado desde siempre, desde que llegó al poder, ha sabido de los conflictos en esta región, pero no ha habido un real combate a los grupos del crimen organizado.

Como ya mencionaste , esta tierra se encuentra entre el Cartel de Juárez que domina toda la región norte y la mayoría de los cruces internacionales y es también algo de lo que más se disputa en el trasiego de la droga con el Cartel de Sinaloa que, si bien se encuentra presente en Juárez, también abarca esa región hacia abajo, pasando por Chihuahua, por el Estado de Sonora y hasta llegar a Sinaloa. Es una zona en conflicto constante entre ambos Carteles y hasta con unos grupos más pequeños ; pero desde siempre han estado en medio Los Mormones , los LeBarón en este caso, con como pueden ser otras personas , ciudadanos Chihuahuenses.

B. CAMACHO: Cómo entender también, Antonio, la relación de esta familia, de una familia de tanto tiempo, de tanto arraigo, de mucho respeto que ha generado así también tantos empleos y o prosperidad , como conflictos. ¿Cómo entender la relación que han tenido los LeBarón con los Gobiernos y con el Gobierno actual? . Desde 2009, tras el ataque de un grupo criminal que levanta a esta familia diciendo: “No vamos a pagar el rescate, no vamos a caer en esta extorsión” En fin, hay una historia con ataques de violencia que les han merecido una seguridad por parte del Estado local , del estado de Chihuahua. ¿Qué decir de esta relación con los gobernadores?

REPORTERO: Regularmente ha sido un conflicto constante. Cuando ocurre esta situación del secuestro que mencionas, ellos inician una cerrazón. Un intento de ya no dialogar , sino simplemente dedicarse a lo suyo y tratar de que no se metan con ellos. Si bien los conflictos en lo que va del último sexenio de Javier Corral no habían sido hasta este punto graves o fuertes, se habían mantenido tranquilas las cosas , se llegaron a encontrar los diferentes grupos , Los Barzones – en este caso- , con los Mormones , por diferentes cuestiones que principalmente tienen qué ver con el agua. Ya habían pasado en la administración de César Duarte, un conflicto muy fuerte, donde incluso llegaron a esta capital , allá al Palacio de Gobierno, con exigencia de justicia Los Barzonistas, diciendo que algunos líderes sociales habían sido asesinados y ellos les adjudicaban los crímenes a los Lideres; bueno, a los miembros de esta comunidad. Ha sido así este hecho constante , también lo que tiene que ver con la perforación de pozos , la Comisión Nacional del Agua, por mucho tiempo había intentado clausurar lo que ellos habían pues ya establecido al mencionar que se estaban cometiendo delitos porque no tenían el derecho para hacerlo. Pero ellos se han mantenido en la negativa de decir: “ es mi tierra y yo tengo el derecho de extraer sus beneficios” como en este caso es el agua.

M.A QUEMAIN : Habían sido también señalados por esta cuestión que Bavispe tenía; decía Cornelio Vega, el Presidente Municipal, que tenía 28 años de calma y que cuentan nada más con cuatro policías . A veces descansa uno y trabajan tres; a veces trabajan dos y descansan dos . O sea que nunca había sido necesaria una vigilancia más allá de este alcance que tenían estos y autoridades policíacas ¿esto es cierto? O Bavispe y esa zona sí habían reportado conflictos que por otros medios no había tenido la suficiente ayuda.

REPORTERO: Muy en particular Bavispe se encuentra en el municipio de Sonora, pero no es muy raro que en comunidades de regiones de aquí del Estado se cuente con 3 o 4 personas encargadas de la seguridad policiaca, pero que a veces les toca hacer labores de todo tipo en cuanto a seguridad, como que haya una o incluso no haya nadie. Tanto por la cuestión de que son comunidades tranquilas, donde regularmente no suceden cosas, como también cuando se tienen tomadas o están tomadas precisamente por grupos delincuenciales. En este caso lo que entiendo yo, allí en el municipio de Bavispe es que ellos, en La Mora, o los Mormones tenían establecidos ya muy bien su modo de vida, su modo de trabajo y ellos mismos se proporcionaban la seguridad necesaria. Incluso se ha sabido también que los Mormones siempre han estado bien armados. Han tenido oportunidad de adquirir armas en el país extranjero. Y ellos por su propia seguridad tenían sus esquemas de seguridad. Independientemente de que había, o no, esta situación con la seguridad de Bavispe. También hay que recordar que ellos hasta la llegada de AMLO tenían seguridad de parte del gobierno Mexicano del Estado Federal, pero esta ya se les había retirado. Había elementos de la policía Federal que constantemente vigilaban la zona y – a veces- estaban establecidos allí.

Ellos tienen también que son una Comunidad que cuando se les brinda la ayuda, el apoyo, tienden a ser muy colaborativos y de alguna manera cálidos en su recibimiento. Y, bueno, a quien llegue externo lo reciben de buena manera.

B.CAMACHO: Antonio Vargas, ya estamos a punto de despedirnos de esta conversación y , como comentario final y, por supuesto, siendo muy precavidos, muy cautelosos, muy responsables de lo que significa hablar ante micrófonos una situación como esta, quiero preguntarte nada más: ¿Cuál es el sentir con este acontecimiento terrible que tuvimos con la familia LeBarón, cuál el de la sociedad en Chihuahua con este tipo de acontecimientos, con este ambiente? ¿Qué, es lo que se está planteando? No me imagino vivir en la incertidumbre con la que se puede vivir en lugares remotos , en fin, y la lucha que dan muchas personas también ante el crimen organizado, ante actos terribles de violencia tan atroz ¿qué decir de la sociedad Chihuahuense, cómo responde ante estos hechos terribles hacía la familia LeBarón?

REPORTERO: Mira Berenice, realmente es una situación que a todos y en todo el país y aquí mismo en Chihuahua, en los diferentes municipios, nos ha impactado. Es una cuestión ya que haya vidas de inocentes en riesgo, de mujeres, de gente que ni la debe ni la teme. Pero también hay una sensación de que nadie quiere tomar lo que les toca de responsabilidad. De que se han estado pasando diferentes autoridades la pelotita y no asumen lo que ellos si tienen de responsabilidad, tanto en su actuar como en omisión. Es la percepción. Finalmente , si ya se atreven, si ya estos grupos tienen la saña y el valor de asesinar a sangre fría a estas personas ¿qué nos espera? Qué va a haber. Quién no va finalmente a llegar a salvar, pues definitivamente la respuesta es encontrarnos en nosotros. Nosotros mismos como comunidad debemos llegar a cuidarnos; pero ¡vaya! , también todo este contexto de la violencia en la región noroeste se enmarca en un contexto de violencia que no solamente se vive allí, sino que se ha vivido por mucho tiempo, por muchos años en Ciudad Juárez, aquí en la capital del Estado. Precisamente esta semana han sido de 30 muertos , solamente entre la capital y Juárez. Antenoche, allí en Juárez, en un operativo en el Cerezo de aquella región , era buen momento para realizar un operativo, se generó un contexto totalmente salido de control, de violencia. Incluso hizo que el Gobernador Javier Corral se le fueran un poco las palabras y molestarse con los medios de comunicación que han sido críticos en su mandato y decir que lo único que quieren es desvirtuar la información y quieren generar la alarma, y que son parte de la resistencia Duartista. La resistencia del Ex Gobernador César Duarte, por ese punto, por tratar de ser críticos.

La pregunta en si es fue que si en Chihuahua ya se había perdido el Estado de Derecho, entonces esa percepción , y allí quiero contestar esa pregunta, es un sentir que a lo mejor está relacionado , o muy influenciado, por todo lo que regularmente he realizado en los últimos días, es el buscar la nota, el buscar la declaración tanto de la representación Federal del Gobierno Federal de Chihuahua, como de las autoridades municipales, como – por supuesto- también de las Estatales. Entonces hemos visto este hermetismo, este cambio en las declaraciones, este cambio constante que es lo que finalmente terminamos reflejando a los lectores, a los oyentes. Y ellos, pues, terminan igual de confundidos que nosotros, incluso hasta más.

(FIN)

dialogoqueretano.com

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


EN DO MAYOR.

11 Nov 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Editorial, Nacional | Sin comentario »

(Primera de dos partes)

NUESTRA TRAGEDIA .

La lejanía geográfica que hay con entidades ubicadas al norte del país y que nos hacía pensar y sentir que todo lo que ocurriera tan lejos de las ciudades del centro nos era ajeno, hace tiempo terminó. Ya no hay distancia territorial, ni emocional entre unos y otros. Y no ha sido solamente la tecnología la que las ha acortado, no. Ha sido y es, sobre todo, la consciencia de compartir esta indefensión, esta zozobra ante la cruel realidad que rebasa nuestra comprensión humana. Son sentimientos experimentados por todos los habitante de este país.

Hace tiempo que todos compartimos esta sensación de abandono e indefensión ante los cruentos embates de la violencia .Aquí estamos, vulnerados, rotos, fragmentados. Compartiendo las zozobras y una sola certeza: se ha roto ya el eslabón que conecta lo más fiero, la parte del animal que se alimenta de carroña, con la parte humana que hemos creído estaba habitada, también, por una esencia espiritual.

¿Qué se rompió? ¿Cuándo? ¿Dónde y cuándo perdimos nuestra capacidad de apreciar las cosas sencillas de la vida, para sumergirnos en este fango que solo se puede entender ( si es que acaso se puede) desde la parte más infrahumana que se alimenta de lo escatológico? ¿Cuándo de manera tan vil y cobarde encubrimos nuestros miedos e ignorancia para no aceptar que estamos aterrados de que eso que ocurrió a la familia LeBarón está a la vuelta de cualquier sitio cercano a nosotros? ¿Cuándo la fiereza e insensibilidad se adentró en nosotros para sentenciar sin misericordia alguna juicios lapidarios sobre la supuesta culpabilidad de las mujeres y niños, víctimas de esta tragedia?¿Cuándo algunos se volvieron tan miserables que con tal de mantener en ascenso la cifra de seguidores en tuiter, o sintiéndose empoderados ya, lanzan frases como “ esos bueyes se lo tenían merecido…? ” ¿Cuándo nuestro pensamiento se obnubiló de tal manera que ya no vemos quién nos la debe, sino quién nos la paga? ¿Desde cuándo y por qué?

No diré más. Ni haré una cronología de los hechos que, por otro lado, han sido ya bastante abordado por diversos medios. En esta ocasión me permito compartir uno de los trabajos profesionales que, sobre este caso, hiciera el equipo del programa radiofónico “Primer Movimiento de Radio UNAM”. Los conductores de este espacio informativo, BERENICE CAMACHO y MIGUEL ANGEL QUEMAIN, entrevistaron al Reportero y Conductor de Radio Universidad de Chihuahua, ANTONIO VARGAS, quien habló sobre esta comunidad LeBarón y su historia con Chihuahua.

Al no poder compartir el podcast de esta entrevista ( pero que se puede consultar, si así lo desea usted lector) y por ser el punto de vista de un reportero de un espacio de análisis y objetividad y que conoce la realidad que se vive en el norte, su historia y los retos que, en todos sentidos, enfrentan Chihuahua y Sonora, comparto aquí de manera íntegra la esencia de la entrevista, trasmitida este jueves 7 de noviembre.

Antes de ello, aclaro que a fin de sintetizar, he quitado a preguntas de los conductores y respuestas del reportero solamente las comprensibles muletillas que solemos usar cuando hablamos. Por lo demás la transcripción va fielmente realizada del audio.

BERENICE CAMACHO: ¿Cómo podemos enmarcar, cuál es tu lectura que podemos tener respecto a esta familia LeBarón y lo que ha significado para Chihuahua en todo este sentido, en toda esta diversidad que significa un estado como ése, Antonio?

REPORTERO: Chihuahua como bien lo sabes es un estado que al igual que la mayoría de los estados del país tiene una diversidad inmensa, primero que nada de territorio , después de personas, de habitantes. Ya que es muy diferente, claro, la gente que habita los municipios del norte como la que habita hacia los municipios del sur o el noroeste. Debido muchas veces a la diversidad de clima, de ambiente y como lo mencionas ahí en donde los MORMONES actualmente radican que es en los límites que se encuentran entre Chihuahua y el Estado de Sonora, municipios como Galeana y del lado de Sonora, Bavispe , entre otros. Es una región que desde siempre se ha sabido que está en disputa. No solamente con grupos del crimen organizado, sino también con otros movimientos sociales como son los Barzonistas, quienes por años, por muchas generaciones han mantenido una disputa; principalmente por temas que tienen que ver con el agua, con la tierra y con todo lo que allí se puede llegar a producir, ya que son tierras muy fértiles, pero también muy complicadas por lo difícil de acceso que son.

M. A CAMAIN: Es un grupo muy hermético, ¿cómo llegó a las tierras mexicanas, cómo se establecieron? Y mucha gente los aprecia. Leía una entrevista del Presidente Municipal de Bavispe, señalando que entre la población hay como una sensación dividida frente a ellos; por una parte gratitud y respeto porque son una fuente de trabajo muy importante, por otra de reserva frente a costumbres que son distintas de los grupos predominantemente católicos en la región. ¿Cuál es el origen, cómo entender la presencia de este grupo en un contexto tan complejo como el de esa comunidad del noreste.

REPORTERO : Si mira, son cerca de dos generaciones ya, hablando de cerca de 30 años, en lo que ellos se establecieron por aquellas regiones, son unas diversificaciones de las colonias Menonitas que habitan más para la región de Cuauhtémoc. Ellos en cierto punto decidieron separarse de estas costumbres que tenían los Menonitas e inician su propio movimiento y todo lo que tiene qué ver precisamente por su modo de vida. En cierto momento muy cerrado, muy hermético en cuanto a sus costumbres, sus religiones; pero también abierto hacia otras cuestiones. Ellos por siempre han sido personas trabajadoras, personas de mucho esfuerzo que saben muy bien como es la tierra en ese lugar, cómo se debe trabajar. Y, por supuesto, han hecho crecer mucho la economía en esa región. Y han estado en disputa constante con varios grupos y también grupos delincuenciales que han intentado invadir su espacio y que han visto que ellos saben producir la tierra, entonces han dicho “Bueno ellos tienen tierra fértil, allí nos gustaría llegar e intervenir ¿no? ”. Ellos (la comunidad) se han negado por años y en ciertos momentos decidieron iniciar su propia, llamémosle así, autodefensas, sus propios esquemas de seguridad. Y ante la falta de capacidad que han tenido gobiernos anteriores de protegerlos, de garantizarles que pueden estar seguros y tranquilos en su lugar, decidieron, de alguna manera, enclaustrarse en su territorio y no permitir que haya una relación más allá que lo que tenga que ver con trabajo con el mundo exterior. Se han dedicado a vivir su religión, sus costumbres de una manera cerrada, pero también hasta cierto punto tranquila, hasta cierto punto de no molestar a nadie, dedicarse a lo suyo. Y – hay que decirlo-, han sido una fuente de ingresos, de empleo para personas que no pertenecen a su comunidad, pero que son de regiones de ranchos y de ciudades cercanas, y que allí encuentran un punto para laborar porque es mucho el trabajo que tiene el campo en Bavispe. Todo lo que ellos hacen, todo lo que realizan son una fuente de ingresos. Pero también ha habido denuncias a lo largo de los años y está esa parte donde se les ha satanizado, porque se ha dicho que son personas o grupo que, precisamente por esta extensión que han hecho de su territorio, de su legado, han cometido abusos en contra de quienes menos tienen, en contra de los más necesitados con el despojo de tierras o con la explotación de quienes trabajan con ellos. Pero en si son una comunidad respetada por la comunidad Chihuahuense, por las personas que habitan en Chihuahua y los demás municipios. Porque son personas trabajadoras y que regularmente no se meten con nadie, salvo los conflictos que, comento, han tenido con otros grupos sociales.

B. CAMACHO : También sería interesante que nos comentaras, Antonio, para quienes no conocen el Estado, para quienes no están habituados a un Estado con estas características ¿cómo ver, cómo entender, por ejemplo, la administración pública, en cuestión de salvaguardar la vida de las personas, la seguridad de las personas, de un Estado que , además, tiene comunidades distintas, algunas muy cerradas con una cultura muy arraigada, muy propia que generalmente no se comparte hacia afuera, hacía el exterior; sino que se acendra, se va yendo hacia la propia comunidad? . ¿Cómo entender la administración política del Estado en comunidades que son tan distantes en un territorio, comunidades distantes unos de los otros, en un territorio también de difícil acceso en muchos de sus lugares ¿Cómo entender esto? cómo se vive de esta manera la vida cotidiana en Chihuahua.

REPORTERO: Precisamente sobre esto que te decía, es un Estado muy grande, con mucha extensión que a veces tienen que recorrer cerca de dos horas en carro, en una unidad, para poder trasladarse a otros puntos. Y, hablando de esta región, la zona noroeste, es particularmente desértica, comparte mucho de los ambientes, de los climas del desierto del norte de México, como con el inicio de la Sierra Tarahumara. Se divide el territorio, o el ambiente, el clima que hay en la región. Pero es particularmente seco, desértico. Entonces, si no hay una buena capacidad, o un buen conocimiento de la tierra, de cómo se debe trabajar, no cualquiera puede utilizar las propiedades que tiene la tierra para poder sacarle algún fruto. Es donde ellos han sabido trabajarlo muy bien y al darse cuenta de eso y hacer crecer tanto la economía. Y hay que recordar que su particularidad también comparten una nacionalidad americana-estadounidense. Ellos siempre han tenido territorio, sus comunidades, tanto en el Sur de Estados Unidos como aquí en Chihuahua, en el norte. Entonces, así es como lo dices. Hay comunidades que tienen que recorrer dos horas para poder llegar de un punto a otro. Como en el caso de la Comunidad de “La Mora” en el municipio de Bavispe, Sonora, que para poder llegar a los pueblos que están en GALEANA ,( ya en el Estado de Chihuahua) , precisamente el traslado que la familia quería realizar; pero su objetivo general era llegar a Tucson, Estados Unidos.

(fin de primera parte)

dialogoqueretano.com


Una nueva creencia.

09 May 19 | Efraín Mendoza Zaragoza | Clasificado en Editorial, Nacional | 1 Comentario »

Nuestro tiempo ha engendrado una creencia funesta. Una nueva creencia vinculada a la hiperconexión. Casi un dogma. Un dogma fundacional de alguna nueva religión que avanza de modo incontenible. Es la creencia de que hay que reaccionar  a todo, hay que  opinar  de todo, hay que responder a todos, de inmediato y a todas horas.

Leer más »


La ausencia de políticas de salud mental en Querétaro. El caso de Claudia Mijangos.

28 Abr 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Editorial, Querétaro | Sin comentario »

En medio de una montaña de notas y videos sobre la Señora Claudia Mijangos, la gran mayoría de ellas carentes de la mínima información y decoro (donde lo satánico y paranormal ha sido la nota dominante), me encontré una joya, el artículo de mi amigo Héctor Parra en este espacio Diálogo Queretano. Héctor tuvo la valentía de enfrentar las Fake News , el linchamiento y el desprecio de la mayoría de las noticias que se refieren a la tragedia de una persona “enferma mentalmente”, así entre comillas, y de señalar esa falta de conocimiento y de humanidad con que fue tratado el caso de la Señora Claudia Mijangos, el sinsentido de 30 años de una vida humana encerrada en una celda de 2×2 m.

Leer más »


TRAS LA VERDAD “CLAUDIA MIJANGOS ARZATE INOCENTE”.

27 Abr 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Editorial, Querétaro | Sin comentario »

Aún recuerdo con absoluta claridad algunas de las conversaciones que sostuve con la señora Claudia Mijangos Arzate, cuando estuvo internada en el Centro de Readaptación Social, en el área de separos. Había sido acusada por el triple homicidio de sus pequeños hijos. Fue calificada por tan tremando horror de mil maneras; más nadie reparaba en su problema mental por el que sufría: la esquizofrenia.

Leer más »