TRAS LA VERDAD “DONALD TRUMP DOBLEGA A LÓPEZ OBRADOR “

09 Jun 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

Todo aquel que se precie de conocer un poco de política, sabe bien que Trump utilizó su misma estrategia para negociar, él la presume. Presiona a su contraparte, la amenaza y si caen en su juego, los doblega. Eso hizo con Andrés Manuel López Obrador y lo consiguió.

. El mismo Trump estaba contra la pared, en su país nadie estaba de acuerdo con la imposición de aranceles a los productos mexicanos que se exportan a los EUA, ellos saldrían perdiendo (los norteamericanos); las cámaras legislativas no estuvieron de acuerdo, los demócratas lo advirtieron y un grupo importante de republicanos advirtieron que bloquearían la decisión presidencial. Sin embargo, las bravuconerías de Trump, siguieron y no cedió; la presión para negociar. La amenaza se cernía sobre los empresarios mexicanos que exportan a los EUA; sin embargo (los empresarios) estos no hicieron un frente común con López Obrador, para evitar que el lunes próximo (mañana) iniciara la imposición del arancel del 5%. No hubo declaraciones conjuntas ¿Ellos sabrían que solo era una amenaza y no se cumpliría? Es la estrategia de Donald.

El tiempo se le vino encima al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y un simple twittee del presidente de los EUA, dio pauta a una respuesta “diplomática” del Presidente de México; mucho muy mal redactada, sin esencia diplomática alguna, preñada de dichos populares y frases históricas que en nada ayudaron; no olvidó su populista retórica, la que olímpicamente ignoró el Presidente de los EUA. Trump nunca dio respuesta a ese fallido documento. En la misiva, López Obrador, dijo Donald que enviaría una delegación de servidores públicos encabezada por el Secretario de Gobernación, entre ellos la Secretaria de Economía. Apresurados, en avión comercial, llegaron a Washington, ahí esperaron con desesperación franciscana hasta que los recibieron e iniciaron las ¿Negociaciones? Todo fue imposición de los funcionarios norteamericanos después de 3 largos días. La tensión cimbró la economía y puso nervioso a López Obrador. La tensión se evaporó cuando anunciaron la suscripción del acuerdo entre ambos países; los representantes de cada país se mostraron satisfechos; “Salimos con la dignidad intacta”, dijo Ebrard, lo cual es falso, los pusieron de rodillas. Ante el nerviosismo, alguien le sugirió a López Obrador, que organizara un mitin en la frontera entre ambos países y así lo hizo; el Presidente de la República, para sentirse arropado, lanzó una invitación abierta a los mexicanos, sin “discriminación”, no importaba si eran conservadores, “fifís”, prensa corrupta, la mafia del poder, los empresarios corruptos, los neoliberales; esta vez no hubo segregación alguna, sin diferencias, hasta miembros de las iglesias fueron invitados, a pesar de estar prohibida la participación de estos en actos políticos; López quería sentirse cobijado por toda la sociedad mexicana. Hubo quienes se negaron. Los primeros en despreciar la invitación, por asuntos meramente de carácter legal, fueron los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 12 gobernadores no asistieron. Muchos legisladores federales no llegaron. El acarreo estuvo tremendo: el acto era político. Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputaos, criticó el doble discurso del gobierno de la 4T.

La improvisada y desorganizada invitación, sin una verdadera razón de fondo, no tuvo el eco que esperaron los del gobierno de la 4T. Al mitin lo llamó Andrés Manuel: “Un acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos” ¿Defensa de la dignidad de México? ¿Amistad con el pueblo de los EUA? ¿En qué estará pensando López Obrador? El problema es con el gobierno de la 4T, por permisivo y tolerante con la invasión de centroamericanos a territorio nacional y promover el arribo masivo de indocumentados a los EUA. Ese es el problema de fondo, pero López Obrador, de inmediato pretendiendo sacar provecho de sus errores, convoca a todas las fuerzas políticas para que lo apoyen a él. Ahora no pudo culpar al pasado por los problemas que él ha originado; pero no lo reconoce. Terminada la tensión y firmado el acuerdo, el Presidente López Obrador, espetó: “A Donald Trump, no le levantará el puño cerrado, sino una mano abierta y franca” ¿Dónde quedaron las amenazas de cuando era candidato Andrés Manuel? Entonces decía que le respondería en el mismo tono, criticaba a Enrique Peña, por no dar respuestas a las amenazas que desde siempre ha vertido el presidente de los EUA. Hoy tuvo, una vez más, que “tragarse sus palabras” y aceptar las condiciones que le impusieron a su gobierno; obligaciones que, curiosamente no pasarán por el Senado de la República, para su aprobación.

A todo esto ¿Qué acordaron? Aquí los puntos medulares de la declaración conjunta de ambos países. Enfrentarán los retos comunes en materia de migración incluyendo la entrada de migrantes a Estados Unidos que violan la legislación estadounidense. Teniendo en cuenta el aumento significativo de migrantes a Estados Unidos, provenientes de Centroamérica a través de México, ambos países reconocieron la importancia fundamental de resolver rápidamente la emergencia humanitaria y la situación de seguridad prevalecientes. Los gobiernos de México y Estados Unidos trabajarán conjuntamente lo más pronto posible para alcanzar una solución duradera (acto de buena voluntad). Reforzamiento de las acciones para asegurar el cumplimiento de la Ley en México. Por lo tanto, México incrementará significativamente su esfuerzo de aplicación de la ley mexicana a fin de reducir la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio nacional, dando prioridad a la frontera sur. México tomará acciones decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales. Asimismo, México y Estados Unidos se comprometieron a fortalecer la relación bilateral, incluyendo el intercambio de acciones coordinadas a fin de proteger mejor y garantizar la seguridad en la frontera común.

De forma más puntual les comento. Se fortalecerá la cooperación bilateral para fomentar la integración, desarrollo e inversión en el Sur de México y Centroamérica. México ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la salud y educación a las personas migrantes en territorio nacional (ni los mexicanos han alcanzado estos beneficios). Se reforzará el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio, con prioridad en la frontera Sur salvaguardando los derechos humanos. Será permanente el diálogo bilateral y se comunicará los avances en un periodo de 90 días ¿Quién ganó o quién perdió con el leonino acuerdo? Y, sin embargo, Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, sin vergüenza alguna dijo: “Salimos con la dignidad intacta”. Fue temeraria la afirmación. La dignidad se las abollaron feamente ¡El gobierno de la 4T fue doblegado!

Héctor Parra Rodríguez


AMLO y el arancel de Trump.

09 Jun 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

La semana pasada escribía sobre el arancel progresivo que Trump pretendía imponer a todas las exportaciones mexicanas a partir de este lunes 10 de junio. Estuvo en mi mente y no encontré el momento en que lo escribía, el espacio de incluir la relación del arancel con la firma del TMEC, sólo hice referencia al TLCAN. El factor de la ratificación de la firma jugó una importancia de mucho peso en el proceso de las negociaciones. Mencioné en el artículo de la semana pasada la estrategia de Marcelo Ebrard de acudir a los líderes demócratas y así lo hizo, tuvo una amplia entrevista con Nancy Pelossi y con otros líderes en el Senado (fue auxiliado por Mario Delgado y los demás miembros de la comitiva) y en la Cámara de Representantes, con cámaras de comercio y con la prensa. Esto lo fortaleció enormemente antes de la llegada al Departamento de Estado.

Después de las amenazas reiteradas de Trump en las que manifestó que no quería diálogo sino acción, hizo de la negociación la mayor virtud para México. Marcelo Ebrard aplicó bien las lecciones de nuestro maestro, de Marcelo y mío, sobre la materia de negociación, Manuel Camacho Solís, quien insistía en sus clases en la necesidad de dos cosas: conocer perfectamente las necesidades de la contraparte y allegarse de la mayor información posible y definir los tiempos correctamente para ir introduciendo las nuestras. Está claro que Marcelo se tomó su tiempo para ir dosificando los embates estadounidenses: Primero sacó el tema jurídico: el arancel era contrario al TLC y a la OMC, documentos firmados y ratificados por ambos países y la posibilidad de que numerosas cámaras de comercio e industriales se lanzaran contra el arancel por ser perjudicadas de manera directa, lo cual afectaría a Trump directamente, para pasar al tema económico: la guerra comercial dañaría a ambos países y a la región de América del Norte. Ambos gobiernos y Canadá acababan de enviar a los respectivos legislativos el TMEC firmado el año pasado para ser ratificado. El arancel hacía inviable la firma. ¿Para qué ratificar un tratado de libre comercio con un arancel por delante? ¿Qué ofrecería Trump a sus electores a cambio? La amenaza se revertiría en su contra.

Tal vez estos aspectos no impactaron a la delegación norteamericana, entonces sacó de la manga el aspecto electoral: la represalia de México iría a los electores que Trump necesita para su reelección, comenzando con la cancelación de la compra del maíz, que pegaría a todo el medio Oeste, pero también les hizo ver que México compraría maíz de China y podría enviar a China soya y otros productos que actualmente compra el país asiático a Estados Unidos.

Les hizo ver que el principal flujo comercial entre ambos países está sumamente entrelazado (la Prueba de Johansen que expliqué en el artículo de la semana pasada) y que el grueso de las exportaciones manufactureras de México son precisamente repuestos automotrices, que encarecerían la producción de Estados Unidos, pues México no impondría aranceles en ese rubro y los vehículos de exportación mexicanos soportarían el arancel sobre el producto final, lo que los haría mucho más competitivos. El desempleo en la industria manufacturera sería mayor en los estados en que más requería el voto. El TLCAN hizo dependiente a México de Estados Unidos, pero también a la inversa. Millones de empleos estadounidenses dependen de México. Estados Unidos conserva su competitividad en el campo automotriz gracias a las importaciones que hace de nuestro país.

¿En qué cedimos? En el mayor control de la migración en la frontera Sur, que además es un clamor de la sociedad mexicana, sobre todo de los municipios fronterizos. Nuestra frontera Sur pedía a gritos una mayor presencia de la autoridad. El arancel es la excusa perfecta para hacerlo, se contará con seis mil efectivos de la Guardia Nacional con atribuciones para controlar la migración. Esto sin afectar los compromisos firmados apenas en diciembre de 2018, en Marrakech, dentro del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que por cierto no firma Estados Unidos. Con ello se satisface a Estados Unidos, pero también a muchos sectores de la sociedad mexicana.

Adicionalmente, Marcelo logró involucrar a Estados Unidos, al menos conceptualmente, en la necesidad de invertir en el Sudeste mexicano y en el triángulo norte centroamericano, para promover el desarrollo económico y social y elevar los estándares de vida, que llegan a niveles de hambruna, por las sequías recurrentes y la falta de empleo. Esta es la raíz de la emigración. Marcelo está perfectamente involucrado en esta área, no sólo porque su esposa es hondureña, sino principalmente porque comparte la visión de López Obrador de la necesidad de invertir en el Sur de México y Norte de Centroamérica, con lo que se logrará una mayor presencia mexicana frente a los intereses de Brasil y China en el área fronteriza mexicana. Por los menos les hizo saber del interés de Alemania y de China por sumarse a este esfuerzo mexicano de apoyar esta región. La Geopolítica abandonada por sexenios, después del fracasado Plan Puebla Panamá. No hay que olvidar que Centroamérica, la Capitanía General de Guatemala, formó parte del Primer Imperio mexicano de Agustín de Iturbide. Calderón y Peña Nieto guardaron en el clóset el Plan Puebla Panamá y perdieron todo el interés en Centroamérica.

Sacó a relucir Marcelo los ambiciosos proyectos de AMLO para el Istmo de Tehuantepec, ambicionado por Estados Unidos en el siglo XIX, sólo hay que recordar el Tratado Mac Lane- Ocampo, cuyo objetivo principal era el libre tránsito por el Istmo, además de otros sitios de la República. Pues China y otros países han mostrado mucho interés, por su gran importancia estratégica para no tener que pasar por el Canal de Panamá, con fuerte presencia norteamericana.

En la frontera Norte se cedió en la aceptación de México como tercer país seguro respetando los Derechos Humanos de los migrantes y ofreciéndoles oportunidades de empleo, con apoyo financiero de Estados Unidos. Aquí lo difícil es otorgar salud, empleo y lugares para la estancia durante el proceso de documentación del asilo norteamericano. Pero si consideramos que ambas franjas de los Estados de la frontera constituyen una economía común, es decir, son codependientes, interdependientes, la aportación de más mano de obra barata les beneficia en cuanto a la competitividad. El problema es para los campesinos mexicanos en la frontera, que tendrán una competencia que abarata su mano de obra, pero la región fronteriza se hace más competitiva como un todo.

Se logró desvincular el tráfico de drogas y el de armas en las negociaciones, lo cual queda como asignatura pendiente.

Ante una negociación tan asimétrica, como lo son las economías y el poder militar de ambas naciones, se puede considerar un verdadero logro la negociación, por eso el motivo de la celebración en Tijuana, que, por lo demás, López Obrador dijo un discurso lleno de historia y de buena voluntad hacia el pueblo estadounidense, donde destacó el papel de los mexicanos en la sociedad y en la economía.

En justicia, no se le pueden achacar al presidente mexicano los abusos de Trump, ni su estilo de gobernar, ni la irresponsabilidad que sería confrontarlo directamente, eso sería muy primitivo, el pensamiento estratégico, elaborado, estuvo de la parte mexicana, hasta lo agradeció el propio Trump. “El 10 de junio no habrá arancel y se preservó la dignidad”. Es la frase de Marcelo Ebrard que cierra este capítulo de una relación muy conflictiva y dispar entre México y Estados Unidos, quedan por delante muchos más.


Lupa Q / Cápsulas UAQ / Vistas 119 Letras chiquitas de junio

04 Jun 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

–No me abandones, alma, en mi último acto de vida.

–¿Quién ve el mundo al revés: los puros o los impuros?

Los silenciosos y los palabreros, cada quien a lo suyo.

¿Y el puto punto de encuentro, abrazo, combate y comunión?

La conciencia llega cuando los dones se acaban.

–Buenos sentimientos. Buenas palabras. Buenas acciones.

No puedo fallar cuando estoy bien concentrado y escribo desde adentro, aunque falle.

Eso es ser impecable: ponerse entero en la balanza, con errores y aciertos.

Vivir y hacer el día a día, mínimo e indispensable y esencial.

Alegría y penas. Como todo mortal en la Tierra, cargo con mi costal de alegrías y pecados, faltas y asistencias, un puño de circunstancias en la memoria. No he matado a nadie ni de amor ni de odio. Y he recibido más bienes que males.

Las tonterías son parte de la vida común, y yo no soy un prodigio.

Voy arando la vida chiquita entre las peleas de la historia.

–Soy humano, una criatura falible, con su fardo de pecado y de algunas cosas buenas. No me arrepiento de mi pasado ni me doy golpes de pecho. Lo único que puedo decir es que sigo amando a la vida. –Octavio, “El poeta en su tierra”, 1994.

Despierto. Silencio en casa. Me tallo los ojos y me asomo a la ventana. El aire fresco y el alboroto de los pájaros, el verde de los árboles y el canto ronco de los gallos. La dulce luz limpia del día pisando la calle mugrosa. Luz eterna conmigo y sin mí.

CARAS

Vendaval de noticias.

Silencio en casa.

Tus ojos de la vida.

CRUCERO

Estoy en el crucero.

70 años para llegar aquí.

No sé por dónde ir.

LETRAS CHIQUITAS

No puedo renegar de ellas.

Me han alimentado.

Gracias a estas bagatelas he sobrevivido y convivido con los otros.

Pataleando en la tablita de la vida y amarrado al hilo de luz.

+ Niki Lauda (1949-2019) + Corrió su vida a gran velocidad sin prisas. Su profesión era correr. No matarse. Sabía limitarse a sus limitaciones.

PODER, VIDA Y VERDAD

–Difunde Presidencia lista de empresas y periodistas que tuvieron contratos con gobierno de EPN. ¿Nada de La Jornada?

Sigue la guerra política por otros medios entre el Gobierno de AMLO y Letras Libres de Krauze (entre otros).

Esperemos que sea un combate crítico y democrático, nada sucio, sin reproducir lo que se condena. Pero…

Sigo queriendo a Enrique Krauze porque lo he leído y sus ideas, así como las diferencias, me han enriquecido.

¿Qué puedo decir de Obrador?

No todo lo que es verdad es toda la verdad, y menos la vida.


El arancel de Trump, entre la reelección y la geopolítica.

02 Jun 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

El argumento a que recurre Trump con frecuencia para conducir la política exterior estadounidense, referido a la amenaza a la seguridad nacional, ya sea el déficit en la balanza comercial, la inmigración, las drogas o la tecnología refleja una mirada unilateral muy limitada de los problemas, es la trampa de la mentira que él mismo se la cree.

En primer lugar, la imposición arbitraria de medidas arancelarias no se justifica legalmente, va contra tratados ratificados por el Congreso estadounidense: el de la Organización Mundial de Comercio y el TLCAN vigente. Los problemas de migración se resuelven con las leyes migratorias y los de comercio con las comerciales.

El verdadero problema es que Trump no resuelve los problemas con la ley en la mano. Eso implica que su política exterior en lugar de exhibir fortaleza muestra debilidad. Es decir, organizaciones de comercio estadounidenses o los estados afectados por esta guerra comercial, pueden acudir a los tribunales de Estados Unidos y cancelar el alza en los aranceles y México puede acudir a la OMS con argumentos suficientes para ganarle en esta disputa a Estados Unidos. Ahí es donde debe ir dirigido el trabajo de lobbying mexicano. Actuar en contra de la ley es debilidad, no fortaleza.

En lo económico, el alza de aranceles no sólo pega a México, pega de igual manera al consumidor estadounidense que tendrá que pagar más por los bienes importados, pero también al productor porque las dos economías están tan entrelazadas que lo que pase en una afecta a la otra.

El grado de integración de América del Norte se ha incrementado impresionantemente. De cada dólar que México exporta a EUA tiene un componente estadounidense de 40 centavos; para las exportaciones a Canadá es de 25 centavos y el agregado de las exportaciones de los tres países es de 35 %. China, en cambio, de cada dólar que exporta a EUA tiene 4% de insumos americanos. Es claramente un outsourcing, una tercerización pura. Esto se comprueba fácilmente con la prueba de Johansen que ha calculado meticulosamente Jaime Serra Puche que hace un estudio de la integración de las variables (Prueba de Johansen), en el que se ve con claridad que hay una gran integración de los ciclos económicos entre México y Estados Unidos. Existe una correlación altísima entre el PIB de Estados Unidos y el PIB de México, entre la producción manufacturera estadounidense y la producción manufacturera mexicana. Antes del TLCAN el grado de correlación era .21, ahora es de cerca del .85 por ciento. La integración regional que ha producido el TLCAN se resume en el desarrollo de las cadenas de la oferta, de los ciclos y de una muy importante convergencia macroeconómica. Tenemos un modelo de producción compartida, no sólo nos vendemos más, sino que hacemos cosas juntos. Esto es lo que no entiende Trump. La medida arancelaria es escupir para arriba.

Pedir que no caiga el escupitajo es pedir que no exista la ley de la gravedad, el arancel definitivamente pegará a los dos países por igual. Si exige que la industria estadounidense regrese a crear empleos en Estados Unidos va contra la historia y contra la esencia de la libre empresa, del capitalismo, una empresa no se va a ir donde los costos de producción son más altos y vende menos. Este proteccionismo primitivo que busca Trump electoralmente no es viable por lo menos en el corto plazo de su campaña electoral, no va a suceder.

¿Qué hay detrás de esta medida intempestiva y desesperada? En primer lugar, el impacto electoral que puede ser tan riesgoso para Trump que los demócratas harán lo posible para revertirlo. Marcelo Ebrard se fue antes de la cita con Pompeo no para esperar sentado en la embajada mexicana a que lo reciba el secretario de estado norteamericano, se fue para organizar el lobbying, para ver sus contactos con los demócratas, recuérdese que estuvo en el equipo de asesores de Hilary Clinton, para reunirse con las cámaras de comercio de los estados más afectados por los aranceles de Trump. La prensa estadounidense tiene un papel muy importante que desempeñar en la opinión pública de ese país.

Es necesario que los analistas económicos se centren en el hecho de que el déficit estadounidense no se debe al “robo de México o de China” de miles de millones de dólares, sino a la escasa competitividad estructural de los estadounidenses y la altísima propensión a importar. La deuda estadounidense es la más grande del mundo y se debe principalmente a que importan mucho más de lo que exportan, a que pueden pagar emitiendo dólares porque el Fondo Monetario Internacional está hecho para castigar a los demás países que tienen desequilibrios en su balanza de pagos, pero no a Estados Unidos, cuya moneda es la moneda de referencia internacional.

Aquí es donde entra la geopolítica. Rusia, China, Venezuela, Irán y muchos países de América, Europa y de Asia no están dispuestos en otorgarle esa confianza incondicional al dólar, están tratando de suplantar al dólar con otros medios internacionales de pago y están acumulando oro en grandes cantidades. Alemania se ha decidido por incrementar el comercio con Rusia y seguir con el trato económico con Irán. China y Rusia han acordado no utilizar el dólar en sus transacciones, el Euro está fortalecido por la economía comunitaria cada vez más alejada de Estados Unidos, Venezuela inventó una petromoneda virtual para su comercio con Rusia y Asia, Irán está siendo amenazado y la respuesta militar, si se da, afectará el precio del petróleo irremisiblemente.

Lo anterior significaría sólo una lección de geopolítica si ésta no estuviera en el centro de la relación de Estados Unidos con México. Nuestro país tiene un gobierno de izquierda, que reconoce a Maduro, se salió del TIAR y cambió su actitud en el Grupo de Lima y en la OEA con respecto a Venezuela, mantiene amplios lazos económicos con Cuba, ha ampliado sus relaciones con China y Rusia y acudió a Alemania cuando Estados Unidos no quiso siquiera ver el Plan de inversión en Centroamérica como esquema de la ONU para mitigar la emigración hacia México y Estados Unidos.

Se trata de una solución al problema migratorio de fondo, no con muros. Pero como esta visión no favorece a la campaña de Trump para la reelección, acude al garrote de los aranceles. Acude a los peores valores del estadounidense promedio, sin cultura, bravucón y pendenciero, a soluciones de poder sin ninguna consideración humanitaria, económica o legal, bueno sin siquiera ponderar qué es lo que más lo beneficiaría electoralmente. Se ha aferrado a lo que le sirvió a su elección en 2017 y repite lo mismo sin ningún cálculo de las nuevas circunstancias.

Trump está rodeado por funcionarios que alimentan esa visión narcisista, supremacista de la Doctrina Monroe, por personas ignorantes de la Economía, de la Historia y del Derecho. Tener el ejército más poderoso del mundo no es suficiente para ganar una elección y para dominar el mundo o una parte de él. No es lo mismo escupir aranceles que bombas, no puede usar el poder militar más que para amenazar, pero sólo eso y eso mismo diluye la amenaza.

Se ha mencionado también el interés de Alemania, Rusia y China de ocupar los vacíos que ha dejado Trump en México y en América Latina, para introducir las nuevas tecnologías del internet de las cosas y la 5G.

Lo cierto es que, en la guerra comercial de Trump con China, los chinos aplican la filosofía milenaria de Confucio, la paciencia y la prudencia como valores de largo plazo necesarios para tener una perspectiva más amplia que la inmediatez de la necesidad de Trump de reelegirse. Esta impaciencia trumpeana es una desventaja importante frente a empresas como Huawei, que tienen una visión global y de largo plazo, en contraste con la visión local y de corto plazo de Trump. Esa es la diferencia.

El asunto más grave es que estas acciones trumpeanas imprudentes e irracionales están levantando olas de nacionalismo muy peligrosas que pueden tener consecuencias fatales.

En China ya es muy mal visto usar celulares estadounidenses, lo mismo sucede en muchas otras partes del mundo con la empresa Huawei. Esto se puede extender peligrosamente a otras áreas y prender conflictos donde antes no los había.

En México se han hecho llamados nacionalistas para la defensa contra lo que se considera un ataque a México, no se analiza, no se ven los detalles, no se ve nada sino el odio y el odio ciega. Esto es lo más peligroso de una política indiscriminada contra un país y hablar de los mexicanos como violadores, ladrones y criminales, se recurre a la violencia verbal, sin medir las consecuencias fatales que se provocan. Si dice Trump que los mexicanos les robamos millones de dólares por el déficit comercial, acá se dice que los estadounidenses nos robaron más de la mitad de nuestro territorio en una guerra injusta. Por eso concuerdo con López Obrador que es deber principal de todo estadista el diálogo y la prudencia. Pero es mucho pedir de un presidente supremacista y narcisista como Trump.

Ante lo irracionalidad se requiere inteligencia, mucha inteligencia y prudencia. El costo de la reelección de Trump les va a salir muy caro a los estadounidenses en términos geopolíticos y en el prestigio que es tan importante en las relaciones internacionales como esencia de la diplomacia, no basta el poder militar para tener influencia. Trump está limitado por sus propios twitts, ahogado en su propia ideología, en su narcisismo entrópico.


ECONOMÍA SIN CERA N233 “CONSENSO DE WASHINGTON VS FORO DE SAO PABLO”.

28 May 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Economía, Internacional | Sin comentario »

Es la lucha permanente,

Izquierda contra derecha,

Y se divide la gente,

Y hasta se agranda la brecha,

Hay que ser inteligente,

Pa’ que no prenda la mecha.

La segunda Guerra mundial logró unir en sus aspectos bélicos a las potencias occidentales de tendencia liberal y capitalista contra la potencia soviética con ideología marxista-leninista y buscando quedarse con el botín que representaban los científicos que conocían los grandes avances que la Alemania nazi había logrado durante más de una década tomaron la capital del país germano y quedaron divididos, por un muro no solo Berlín sino toda Europa, surgiendo una tensión diplomática y militar conocida como la Guerra Fría. Este muro marcó la intolerancia de los regímenes del mundo y no fue sino hasta el 10 de noviembre de 1989 , en que los ciudadanos alemanes de ambos lados lo derribaron, se terminó la Guerra Fría y empezaron a eliminarse impuestos de importación y exportación para permitir la libre circulación de las mercancías; así en occidente se adoptó el llamado “Neoliberalismo” como ideología, mientras que la ideología del ESTE evolucionó hacia el “socialismo”, como una alternativa al “dejar hacer y dejar pasar” del liberalismo.

El término Consenso de Washington fue acuñado en 1989 por el economista John Williamson, quien estableció un paquete de reformas “estándar” para ser aplicadas en los países en desarrollo azotados por la crisis, con apoyo de las instituciones bajo la órbita de Washington D. C. como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de los EEUU, dentro de las que destacan: i) estabilización macroeconómica; ii) liberalización económica en comercio e inversión; iii) reducción del Estado, y iv) expansión de las fuerzas del mercado dentro de la economía interna.​

Por otro lado y con el objetivo de debatir sobre el escenario internacional a partir de la caída del Muro de Berlín, y las consecuencias al aplicar las reformas “estándar” en los países latinoamericanos sin tomar en cuenta las características propias de cada uno de ellos, el Partido de los Trabajadores de Brasil fundó un foro, no de países, sino de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, que se reunió por primera vez en São Paulo en 1990 y así lo ha venido haciendo año tras año hasta el 2018 en que se celebró en La Habana, Cuba (en 1991, 1998, 2009 y 2015, fue en la Ciudad de México). Los miembros latinoamericanos de este Foro tienen voz y voto y también asisten como invitados partidos y movimientos sociales de izquierda de Europa y Asia, los cuales tienen voz pero no voto, salvo el que les confieren al participar en comisiones especiales.

En el momento de su fundación en 1990 el único miembro que ejercía el poder ejecutivo era el Partido Comunista de Cuba. La elección del militar izquierdista Hugo Chávez en 1998 en Venezuela representó la llegada del siguiente gobierno de izquierda. Luego llegaron Lula da Silva del PT en 2002 en Brasil, Tabaré Vázquez del Frente Amplio en Uruguay en 2004, Evo Morales por el Movimiento al Socialismo en Bolivia en 2005, Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile en 2006, Rafael Correa por Alianza PAIS en Ecuador en 2006, Daniel Ortega por el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua en 2006, Fernando Lugo por la Alianza Patriótica para el Cambio en Paraguay en 2008, José Mujica por el Frente Amplio en Uruguay en 2009, Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador en 2009, Dilma Rousseff por el PT de Brasil en 2010, Ollanta Humala por el Partido Nacionalista de Perú en 2011, Nicolás Maduro del Partido Socialista Unido de Venezuela en 2013; Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile nuevamente en 2014 y Andrés Manuel López Obrador con Morena en 2018.

Los grupos de derecha de México siempre estuvieron en contra de que López Obrador llegara al poder y estaban en su derecho. Dirigentes del PT, del PRD y luego de Morena asistieron a diferentes reuniones del Foro de São Paulo, lo cual aunque fue muy criticado por esos grupos de derecha, no tiene nada de raro, son reuniones de organizaciones políticas de izquierda a plena luz del día, no son clandestinas ni van a conspirar, van a intercambiar puntos de vista y estrategias para alcanzar el poder, objetivo de toda organización política, lo raro hubiera sido ver ahí a dirigentes del PAN o del PRI.

Gilberto Lozano, fundador de una organización de la sociedad civil denominada “Congreso Nacional Ciudadano” ha venido promoviendo un libro titulado: “El Foro de São Paulo: una amenaza continental”, escrito por Alejandro Peña Esclusa en 2010, en el que critica estos foros y sus logros y advierte que constituyen una amenaza para toda américa latina. No he leído este libro y trataré de hacerlo para confirmar que forma parte de la lucha natural entre las eternas posiciones de derecha e izquierda, liberales contra conservadores, etc. La propaganda de unos para tratar de descalificar a los otros es natural, lo importante es que cada quien esté informado para ejercer su voto en el momento oportuno, en eso consiste la democracia, que lleguen al poder los candidatos y el Partido que obtengan más votos, para que desde el poder, apliquen políticas públicas acordes a la ideología de los triunfantes, coincidente con la de la mayoría que votó por ellos. Ahora resulta que los grupos de derecha en México exigen que el gobierno siga aplicando las recetas del Consenso de Washington, como si hubiera ganado su candidato y lo que debemos esperar es que se apliquen recomendaciones del Foro de São Paulo. ¿Usted qué opina?

memo_cas@yahoo.com


La anorexia nerviosa, un problema profundo de relación con el otro.

26 May 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

La anorexia es vista por numerosos terapeutas y pseudo-terapeutas como un problema de voluntad, de decisión, o de malos hábitos alimentarios. Promueven cursos, programación neurolingüística, programas alimentarios, fármacos y pláticas para enfrentar este problema, así como el control de peso, sin tomar en cuenta el inconsciente. No depende de la voluntad, ni de la conciencia, sino de la psicología profunda, de la psicodinamia.

En la clínica psicoanalítica con frecuencia encontramos casos de anorexia nerviosa, que es necesario atender con mucho cuidado e información.

André Green, al hablar sobre la pulsión de muerte, señala que la psicosomática del adulto nos ha hecho reencontrar ciertos cuadros clínicos que podrían evolucionar hacia la muerte por la desorganización esencial, agregando a estos casos, lo que él llama “el desorden de la auto-conservación”, es decir, las perturbaciones de la conducta alimentaria y la toxicomanía. Nos recuerda que la idea de la inhibición ocupa un lugar muy restringido en la obra de Freud, quien designa las cuatro funciones esenciales de la inhibición como la función sexual, la alimentación, la locomoción y el trabajo profesional. Sin embargo, se puede sobrevivir sin trabajo, sin trasladarse y sin sexualidad, pero no sin comer. Esa es la importancia de la inhibición alimentaria.

Freud, en Duelo y melancolía, dice que la melancolía implica la división de un yo entre una parte identificatoria con el objeto para reemplazar su pérdida y una parte que continúa obedeciendo a sus funciones tradicionales. Es decir, el yo puede dividirse con el fin de que una parte de él quede en el lugar del objeto perdido. Esto es una intuición capital y marca muy bien la regresión narcisista que descansa en el yo.

La fijación llamada oral-agresiva y la debilidad de su investidura hacen alusión a la manera en que puede ser retirada la libido en caso de decepción del objeto. Freud escribió: “ una fuerte fijación al objeto conlleva una débil investidura de éste” (1) . El melancólico no soporta que el objeto lo decepcione, que no se haya mostrado a la altura de la idealización de que fue objeto.

Esto se puede entender sobre cómo la agresión, si está dirigida contra alguien, antes de que sea dirigida contra el sujeto mismo, está en el deseo de alcanzar a los padres en un primer plano, con frecuencia al padre, para reprocharle su pasividad, su frialdad o su desinterés.

Para Lacan, la demanda, destinada en principio a pasar a un Otro , muchas veces no logra su meta y esto no sólo deja huellas, sino que establece un circuito insistente, justo por el hecho de no dejar de repetirse. Esta aportación de Lacan nos permite organizar el planteamiento de la anorexia sobre la base de una pregunta que incluye la relación con el Otro . El sujeto está enfermo por el no reconocimiento de su deseo cuando hace una anorexia o una bulimia (2).

Con la referencia lacaniana se puede nombrar el deseo en su articulación con la demanda del Otro . De ahí que Cecilia Piek insista en que es el deseo de lo que se trata cuando los anoréxicos se sacrifican para lograr lo que llaman la perfección y arriesgan la vida en el intento de articularse al otro, de entregar en él un lugar (3).

De las experiencias emocionales resulta una imagen inconsciente ligada a su historia, en donde el cuerpo pasa a ser un significante, regido e incluido en lo simbólico, lográndose un giro que inició del cuerpo de la necesidad, al sujeto que desea a través de su cuerpo. Como dice la psicoanalista Araceli Franco, hablamos ya, de un cuerpo subjetivado. El cuerpo es mediador entre el sujeto y el mundo, donde nuestras experiencias de la realidad dependen de la integridad del organismo.

La paradoja central de la anoréxica se inscribe de entrada en el cuerpo, en el que encuentra un modo de figuración y de materialización particularmente poderoso y eficaz. Dicha paradoja radica en el hecho de que la anoréxica no encuentra otro medio de salvaguardar su diferencia, su autonomía y su identidad, más que rechazando aquello que ansía y necesita, la comida. Cuanto más reprima el mundo imaginario y pulsional, más defensivamente sobre-inviste el sujeto su apariencia física. El trastorno alimentario le recuerda permanentemente al sujeto dónde están los límites y cuál es su poder sobre el objeto.

Este desorden nos remite a una constante mala aceptación de la sexualidad femenina, a una verdadera fobia de la transformación de un cuerpo infantil a un cuerpo de mujer donde no haya vientre, ni senos, ni glúteos. Son marcas de diferenciación sexuada: rechazo del sexo, rechazo de una relación con el otro sexuado, conflictos pre-genitales con la imagen maternal, rechazo de la vida.

La imagen corporal es la presentación imaginaria y simbólica del cuerpo, siendo justamente lo que le posibilitará amarrar lo real de la problemática de la anoréxica. El esquema corporal es la construcción de la re-presentación de dicha imagen. Por lo tanto, no hay duda de que sin imagen (presentación) no se constituye el esquema (re-presentación).

E. Levin refiere que repetir la misma representación ilimitadamente, no sólo empobrece el universo representacional sino que lleva al sujeto a gozar sin salida de ella (4).

Jessica Benjamin, en contraposición a la tesis de Freud sobre el modo en que las percepciones de la anatomía y el cuerpo llegan a figurar la diferencia sexual, en donde la diferencia tiene mayor significación que la igualdad, propone una nueva periodización de las fases de desarrollo temprano de los géneros: 1) la identificación genérica nominal; 2) la identificación temprana de las identificaciones en el contexto de la separación-individuación; 3) la fase sobreinclusiva edípica y 4) la fase edípica, para llegar a una concepción sobreinclusiva del desarrollo (5).

Concuerda con Freud en que la función del padre es determinante para la separación de la madre, del niño y de la niña, pero para J. Benjamin, los niños de ambos sexos continúan identificándose con ambos padres y el “padre del reacercamiento” es tan importante para las niñas y para los niños. La función del padre es diádica, no triádica, no rivaliza ni prohíbe como el padre edípico.

El amor identificatorio al padre tiene importancia para la niña en su esfuerzo por definirse como sujeto de deseo. Esta idea ejemplifica el carácter esencial de la identificación con la diferencia y es básica para entender la anorexia por la pérdida del ideal paterno. Sin embargo, este amor al “padre del reacercamiento” no es sólo, ni único paradigma de amor identificatorio, particularmente en el caso de las niñas. La niña adolescente desarrolla un tipo de amor por una mujer, que representa su ideal, una segunda madre.

Jessica Benjamin afirma que la asignación de igualdad y la diferencia debe ser inicialmente idéntica para ambos sexos. Ambos sexos son paralelos en su insistencia en serlo todo, en su elaboración de la complementariedad constituida en los opuestos contenidos en el interior del sí mismo y en su protesta contra los límites.

La complementariedad pasa a ser la preocupación edípica e introduce una distancia, tener más bien que ser, que implica una posible amenaza, por lo que la relación entre la representación ideal del sí mismo y la experiencia real del sí mismo es una tensión incómoda, gravada por prescripciones rígidas y contradictorias de complementariedad. El sí mismo repudia ese rol como una parte indeseada y se siente amenazado por él. Lo familiar puede encontrarse volviendo a la posición sobreinclusiva, en la cual todavía era posible usar el espacio transicional del juego comunicativo para conservar deseos negados por la realidad. “El bimorfismo genérico en sí sólo representa un polo; el otro polo es el polimorfismo de todos los individuos (6). Las tesis de J. Benjamin nos ofrecen un marco amplio para ir más allá del objeto perdido de Freud y de su énfasis en la diferencia, así como de la diferenciación sexuada de Green, para comprender de una manera holística el bimorfismo genérico y la tensión identificatoria de la anoréxica. Como dice F. Doltó, para cerrar nuestro trabajo, L a imagen   responde al deseo de ser y del Otro el espacio simbólico que lo potencializa (7).

El enfoque psicoanalítico parte de la singularidad y complejidad del sujeto, la anorexia nerviosa es tan compleja como el sujeto en su circunstancia individual, familiar y social. No se puede abordar con esquemas superficiales que excluyen al inconsciente de su radio de acción. Si no se enfoca la psicoterapia desde esta perspectiva psicodinámica es tratar el problema desde una visión tangencial, ajena al sujeto.

Gregorio Morales Avilés. Psicoanalista.

•  Freud, S. “Duelo y Melancolía”. Obras completas vol. XIV, Amorrortu, Argentina, 2008, p. 252
•  J. Lacan. Seminario del 4 de diciembre de 1957 . “Las Formaciones del Inconsciente”, p. 91.
•  Pieck, Cecilia. (2007). Anorexia y bulimia, La tiranía de la perfección . Fundap. UAQ. Pág. 39
•  Levin, E. (1995). La infancia en Escena . Nueva Visión, 2ª ed. Argentina, 1977. pp. 31
•  Benjamin, Jessica. Sujetos iguales, objetos de amor . Paidós, 2010, p. 83
•  Ibid. p. 108
•  Dolto, F. (1984), La imagen inconsciente del cuerpo . Paidós, Barcelona, 1986, p. 33


Las guerras de Trump

19 May 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

Hace poco más de un año el presidente Trump declaró que “LAS GUERRAS COMERCIALES SON BUENAS Y FÁCILES DE GANAR”. Esta declaración indica un grave y peligroso desconocimiento de Trump de la economía, de las relaciones internacionales y de la Historia. Tal vez el proteccionismo trumpeano obtenga una victoria de muy corto plazo, más en el plano electoral que en el económico, pero definitivamente será una derrota en el mediano y largo plazos. Las guerras ni son buenas, ni fáciles de ganar, no para Estados Unidos.

Ahora asegura el presidente estadounidense “ Estados Unidos se encuentra “justo donde quiere estar” respecto a China en el marco de la disputa comercial entre ambos países”. “Vamos a hacernos con  millones de dólares en aranceles sobre China . Los compradores de productos pueden hacerlos ellos mismos en Estados Unidos (que sería lo ideal), o comprarlos a países sin aranceles”, ha manifestado el magnate neoyorquino en su cuenta de Twitter.

Quien está pagando mayores precios por los miles de productos gravados arancelariamente es el consumidor estadounidense, esto puede revertir el voto que trata de ganar. Datos del gobierno estadounidense muestran que los consumidores ya están pagando más desde que se aplicó la primera ronda de aranceles durante el otoño de 2018.

No veo ventaja política a esta medida, que, por otra parte, pone en riego un sistema económico internacional creado por Estados Unidos para su provecho y beneficio.

La respuesta inmediata, desde hace un año, fue una condena mundial por las alzas en los aranceles al acero y al aluminio de 25 % y 10% respectivamente, así como reacciones puntuales de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio. El FMI dijo que las restricciones a esas importaciones no sólo perjudicarán a Estados Unidos, sino también a otras economías. En el caso de China Trump ha ido más lejos en la implantación de aranceles, está llevando a China a límites que no se conocen en Occidente. Además, esta guerra arancelaria ha puesto a temblar al mundo entero, no sólo a las bolsas en el ámbito financiero, sino sobre todo en el ámbito geopolítico.

Es inaudita la estupidez trumpeana, las guerras comerciales y no comerciales, ni son “buenas”, ni son “fáciles de ganar”. La incertidumbre que introduce la sola declaración provocó la caída inmediata de las bolsas de valores y advertencias de represalias de los principales socios comerciales de los estadounidenses. Nuevamente se advierte la pérdida de confianza como un factor clave del proceso económico internacional.

Esta distorsión de la “confianza” es lo que está haciendo temblar al dólar como sistema de referencia impuesto después de la Segunda Guerra Mundial sobre la idea de que Estados Unidos era una gran potencia militar y había la confianza de que se sostendría la conversión del dólar en oro en cualquier momento. En 1971 Richard Nixon se cobró esta confianza y decretó la no convertibilidad del dólar en oro y dejó a los bancos centrales del mundo llenos de dólares inconvertibles, a partir de entonces el sistema monetario funciona sobre la base de una confianza traspasada por el miedo. La pertenencia a este sistema monetario quedó condicionada por el miedo, ya no tanto por la confianza. La Guerra Fría en un mundo bipolar era rígida e implacable. Estados Unidos vende cara la falta de competitividad económica. Es el costo del miedo.

Gran parte de la riqueza estadounidense se ha debido a la emisión de dólares que han generado la gigantesca deuda de Estados Unidos. Ha comprado al mundo con dólares inconvertibles, con deuda, no con competitividad necesariamente. Este es el talón de Aquiles del sistema económico occidental, basado en la confianza en un país que la ha dilapidado y la ha traducido en miedo. Por eso se ha dado el lujo de tanto desperdicio económico en el gigantesco presupuesto militar de más de 700 mil millones de dólares anuales. La deuda se ha orientado hacia el crecimiento del miedo en la potencia militar norteamericana. Está claro el binomio confianza en el dólar-miedo a la potencia militar. Esto es lo que está haciendo Trump, castigo a los que no se alinean a su política exterior, por ejemplo, Irán o Venezuela, extorsión y sofocamiento económico con las amenazas económicas y militares. Estas son las cartas sobre la mesa de Trump en ambos casos.

Tanto Rusia, como China, Irán, Corea del Norte, Venezuela y otros países están tratando de evadir al dólar como moneda de referencia a través de otros mecanismos de intercambio y de pagos. China tiene más del 20 por ciento de bonos del Tesoro estadounidense, si los saca al mercado, el dólar se desploma. Trump está jugando un juego que no conoce bien y cuyas cartas maestras están en manos de los chinos. No sólo los bonos, sino una mayor competitividad que los Estados Unidos.

Está comprobado que el déficit comercial estadounidense nada tiene que ver con el TLCAN o con China, sino con la alta propensión a importar y con la pérdida de competitividad de Estados Unidos. Ésta se va a acrecentar con el proteccionismo que tanto impulsa Trump. Está pensando al revés. No sabe nada de Historia, ni de Economía.

Trump lleva directo a su país hacia la falta de competitividad, que es lo que ha provocado su enorme déficit comercial. Éste es una consecuencia directa de los aranceles. Su base electoral se equivoca al buscar un proteccionismo arancelario, lo que debería de solicitar es capacitación y cambios que los lleven a ser más competitivos, cambios en sus hábitos de consumo, cambios en sus modelos de producción. Para subsanar esta falta Trump recurre a la amenaza militar, el miedo para evadir la falta de competitividad.

El asunto es que la nueva guerra comercial “buena y fácil de ganar” se enfrenta a una nueva escalada armamentista y a movimientos geopolíticos provocativos e irresponsables, como es el caso de Irán, dueño del Estrecho de Ormuz por el que pasa más de una cuarta parte del petróleo de la región y a la presión sobre Venezuela. La guerra comercial se transforma en energética y en militar.

El regreso a la guerra fría y a las guerras comerciales del periodo de la entre-guerra no representan buenos augurios para el futuro. La incertidumbre que provoca un presidente ignorante, provocador y fanfarrón como Trump desencadena reacciones de defensa como las de Rusia, Irán, China, India, Corea del Norte o Venezuela y un rechazo mundial de todos los que buscamos la cordura, el progreso y la paz mundial.

El grupo de halcones del gabinete de Trump: Pompeo, Bolton, Rubio, Elliot Abahams y otros actores en el Congreso, no son precisamente visionarios, ni estudiosos de la Historia. Tienen, al contrario, una visión miope y roma de los procesos económicos, políticos y sociales de Asia. El fortalecimiento económico y militar de Rusia, China e India, así como de los países llamados “Tigres Asiáticos”, no deja lugar a dudas que, a diferencia de lo ocurrido a lo largo de la guerra fría, la reducción de los riegos y la resolución de los conflictos internacionales no serán acometidas, como hasta ahora, a partir de la aplicación de las costumbres y el derecho occidentales.

El mundo asiático ya no acepta la supuesta neutralidad de la visión jurídica sostenida por las potencias occidentales, que desde el siglo XIX consideran que la ley es una, universal y dictada por ellos. China, Rusia, India, Irán y muchos otros países asiáticos avanzan con una gran persistencia y terquedad no conocidas o valoradas por Occidente en toda su perspectiva histórica. Este es un asunto mucho más complejo que convendría abordar después, en su perspectiva histórica. La coyuntura de las guerras de Trump es una coyuntura temporal muy breve, que se puede perder en planos temporales muy reducidos, lo que hay que ponderar es que las culturas orientales son milenarias y están retomando su lugar en la historia con un empuje de siglos y milenios.

Trump podrá ganar las elecciones a un costo mundial impredecible, está amenazando y provocando a culturas milenarias y a países que tienen identidades bien definidas y poco comprendidas por el Tea Party de Estados Unidos. El supremacismo blanco, no alcanza a ver que el mundo oriental es de otros colores. El costo de esta ceguera será muy alto para todos.


LA IDEA DE DIOS DE BARUCH SPINOZA.

12 May 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

Dedicado a mi primo Juan Martín Morales Camarillo. Esta es la idea a la que se refiere Einstein.

•  Si hacemos un poco de historia, tendremos que ver a Baruch Espinoza o Spinoza (1632-1677) como un antiguo sefardí que huyó primero de España y luego de Portugal hacia los Países Bajos, donde supuestamente encontraría una mayor tolerancia, aunque no fue así, ya que dominaba en Amsterdam el grupo mayoritario judío conocido como Azkanazies (provenientes de Europa central, muy conservador de las tradiciones y doctrina judías) sobre el minoritario, al que pertenecía Spinoza, de los sefardíes provenientes de la península ibérica, más necesitados de adaptarse doctrinariamente a las costumbres del lugar a donde iban, de ahí surgieron los “judíos conversos”, que recurrieron a la conversión religiosa para salvar sus vidas.

El obstáculo principal de Espinoza no fueron las presiones de los grupos externos (fue excomulgado de la sinagoga y perseguido por la Inquisición), sino su padre. Al morir éste se liberó y empezó a publicar sus ideas verdaderamente revolucionarias. Es, junto con Descartes y Leibniz, uno de los iniciadores de la filosofía moderna.

•  Baruch Spinoza se basó en la filosofía de Descartes pero la transformó. René Descartes establecía tres sustancias: el pensamiento, la extensión y Dios que Spinoza reduce a una sola: sustancia divina infinita, que puede ser identificada indistintamente como la naturaleza o como Dios. Ambos términos los usaba Spinoza indistintamente, en latín, Deus sive natura, Dios o la naturaleza.

Para Spinoza, la substancia es la realidad, que es causa de sí misma y a la vez de todas las cosas; que existe por sí misma y es productora de toda la realidad; por tanto, la naturaleza es equivalente a Dios. Dios y el mundo, su producción, son entonces idénticos. Todos los objetos físicos son los «modos» de Dios contenidos en el atributo «extensión». Del mismo modo, todas las ideas son los «modos» de Dios contenidas en el atributo «pensamiento». Las cosas o modos son naturaleza naturada, mientras que la única substancia o Dios es naturaleza naturante. Las cosas o «modos» son finitas, mientras que Dios es de naturaleza infinita y existencia necesaria y eterna.

Este cambio tiene la ventaja, sobre la filosofía cartesiana, de borrar de un plumazo los problemas que presenta la filosofía de Descartes para explicar la posibilidad del conocimiento: dado que el pensamiento y la extensión son dos de los infinitos atributos de Dios, distintos e independientes el uno del otro (paralelismo de los atributos), ¿cómo se puede conocer el mundo? Descartes había resuelto este problema de una manera aparentemente gratuita, además de insatisfactoria, señalando la comunicación de éstas sustancias en algo físico: la glándula pineal.

Con Spinoza, pues, ya no existe este problema: se puede conocer el mundo porque el entendimiento, en tanto parte del entendimiento de Dios, (En esto sigue a la escolástica, “la luz de la razón”, dada por Dios) es una modificación o «modo» de la misma sustancia divina, entendimiento infinito de Dios, que «piensa» su objeto extenso o cuerpo, de modo que el entendimiento puro puede «aprehender» la realidad, porque el alma, o sea la idea del cuerpo, «replica» lo que afecta a este cuerpo. La unidad del alma y el cuerpo está justificada por la unidad de la sustancia infinita de la que son sus modificaciones finitas o modos. En este punto contradice a la escolástica y a Aristóteles que defendían la dualidad cuerpo y alma o espíritu y materia (tesis de hilemorfismo de Aristóteles).

¿De qué manera, pues, deben concebirse las relaciones entre Dios y el mundo, o sea, entre la sustancia y los modos? Parece claro que el proceso por el que los modos fluyen de la sustancia es un proceso de causalidad inmanente. Dios como causa es inmanente al mundo como efecto: Aquél es natura naturans, éste es natura naturata (Recuérdese que en el s. XVII los científicos y escritores escribían en latín). Se puede traducir como naturaleza naturante, es decir, que crea o produce cosas naturales (De ahí viene la idea de la creación continua) y naturaleza naturada, es decir naturaleza creada, producida (naturante-naturada: causa y efecto).

Pero, a la vez, abre un tremendo problema para explicar la cuestión de la libertad humana. La anterior distinción de Descartes en tres sustancias le permitió sustraer del determinismo mecanicista, al entendimiento, con lo cual el ser humano mantendría su libertad.

La idea del mecanicismo sostiene que todo lo que se mueve en el universo está determinado por leyes, con lo cual cualquier ente que esté dentro de él también estará sujeto a dichas leyes, incluido el ser humano. Descartes y Spinoza son mecanicistas, pero el primero salva el problema a través de su postulado de las tres sustancias: el mecanicismo (por tanto el determinismo, o ausencia de libertad, es la vieja cuestión escolástica del libre albedrío como cualidad esencial del hombre, en contraposición a la falta de libertad de los ángeles) sólo afecta a la sustancia extensa o mundo, pero no a la sustancia pensante o entendimiento.

Pero, al postular Spinoza una sola sustancia, ¿cómo es posible que exista la libertad humana, si todo está sometido a una inexorable regulación permanente? Spinoza acaba afirmando un determinismo (negación de la libertad humana) riguroso, aunque deja el resquicio de una definición poco alentadora y paradójica de libertad: la libertad humana aparece cuando el ser humano acepta que todo está determinado; la libertad no depende de la voluntad sino del entendimiento; el hombre se libera por medio del conocimiento intelectual.

Spinoza es monista, esto es, no cree en la existencia de un dualismo cuerpo-alma, materia y espíritu. Para Spinoza el hombre es cuerpo y mente, y todo en su conjunto es parte de una sustancia universal con infinitos modos e infinitos atributos, algo que da lugar a un «monismo neutral». La relación necesaria que une los modos a la sustancia no es concebida naturalísticamente, a modo de la emanación neoplatónica, sino geométricamente: todo modo brota de la sustancia, así como toda propiedad del triángulo brota de la esencia del triángulo. Proceso intemporal, donde la prioridad es sólo prioridad de naturaleza.

De hecho, no sólo el proceso de nuestro conocimiento es proceso geométrico, sino que el mismo proceso de la realidad, la misma causalidad ontológica se concibe como deducción matemática. Así se comprende que Espinoza haya podido enunciar el principio supremo del racionalismo absoluto: el orden y conexión de las ideas son idénticos al orden y conexión de las cosas. En la férrea necesidad sólo hay lugar para la conexión determinista. ¿Qué aplicación puede tener el finalismo en un mundo donde todas las conexiones son de tipo geométrico?

Espinoza es determinista, lo que implica que niega el libre albedrío: asegura que el hombre está determinado por leyes universales que lo condicionan mediante la ley de la preservación de la vida. Así, afirma que ser libre es regirse por la razón frente a la sumisión, por ejemplo, a la religión.

Se puede extender este trabajo a un debate más profundo de las tesis de Espinoza con respecto a la filosofía de Descartes, de Leibniz, contra la filosofía y la teología escolásticas, así como la influencia sobre Kant y la filosofía existencialista. Lo cierto es que el monismo de Espinoza, sí ha significado una revolución del pensamiento. El psicoanálisis de Freud, por ejemplo, concibe la pulsión (que no el instinto que es una respuesta propia de los animales) como una característica típicamente humana, que está constituida por una parte orgánica, material y una parte psíquica, mental. No somos cuerpo y alma, el alma está en cada célula del cuerpo, somos seres pulsionales.

Ser y pensamiento como unicidad es una de las tesis más claras de Heidegger, que a su vez retoma de Parménides, el filósofo griego que, junto con Heráclito se están reivindicando en la actualidad. Las ideas de Espinoza son retomadas en la actualidad, la realidad existe porque es pensada.


México y el “Affair Venezuela”.

05 May 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

La situación a que llegado la crisis venezolana representa un verdadero riesgo de convertirse en un volcán que afecte el hemisferio. Si analizamos la prensa desde la perspectiva de la nueva guerra fría que ha traído al escenario mundial Trump, es más que evidente que los aparatos de propaganda estadounidenses han funcionado y mantienen su influencia y su vigencia sobre los medios de comunicación hemisféricos, tal como se diseñaron desde la Segunda Guerra Mundial. En México la gran mayoría de reporteros y analistas parecen estar perfectamente alineados a esta campaña de guerra psicológica trumpeana.

Leer más »


ECONOMÍA SIN CERA N230 “LA INFLUENCIA DE LO FRANCÉS EN MI VIDA”.

02 May 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Cultura, Internacional | 1 Comentario »

Siempre tuve la ilusión,

De a París ir a estudiar,

Y me puse por misión,

Tiempo a Francia dedicar,

Se presentó la ocasión,

Y la supe aprovechar,

París y lo francés han estado muy vinculados a mi vida y por eso me impactó mucho ver, hace unos días, las imágenes del incendio espectacular que dañó gravemente la Catedral de Nuestra Señora, una de las catedrales góticas más antiguas del mundo, construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, en París, dedicada a la Virgen María.

Leer más »


EL JICOTE “CAMBIO DE HORARIO”

09 Abr 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

A mi amigo Jorge Preisser, un abrazo solidario en estos duros momentos.

Cada cambio de horario me sume en sesudas y bastante mamilas reflexiones sobre el tiempo. Se las comparto. La Oficina Internacional del Tiempo, con sede en París, bajo un acuerdo internacional y científico definió al segundo, como la unidad básica del tiempo, igual a 9,192,631,770 oscilaciones de un átomo de cesio. El cesio es un elemento metálico blanco azulado, tan sensible que se quema cuando se expone al aire y reacciona violentamente cuando se expone al agua. En el flirteo esta medida de tiempo no ha repercutido, los galanes siguen diciendo: “Señorita ¿Me permite un segundo?” A nadie he escuchado: “¿Señorita, me permite 9,192,631,770 oscilaciones de su átomo de cesio?”. Lo cual sería muy tardado e incluso podría prestarse a que una mujer ignorante lo acuse de acoso sexual.

Los parámetros de mi abuela, que antes me parecían de una gran urgencia, ahora están en completa bancarrota, no sólo por falta de precisión sino porque el elemento religioso ha sido desbordado en las medidas del tiempo. Ya no debemos ser más rápidos que un “amén”. El cocimiento de los alimentos ya no es por “credos” ni por “padre nuestros”. Y ante un horno de microondas nadie reza.

Las reflexiones filosóficas que nuestros antepasados ponían en los relojes son ingenuas ante los nuevos y velocísimos instrumentos de destrucción: balazos, rayos, descargas. No tiene ningún rigor temporal afirmar: “La muerte es segura; sólo la hora es incierta”; “Todas las horas hieren, la última mata”. Recuerdo que de adolescente circulaba un chiste que utilizaba el nombre de un detergente y nosotros adaptábamos el comercial: “Buenos días Señorita. Soy “Don Rápido”. Adiós Señora”,

Hay una paradoja, existe un gran reconocimiento al valor del tiempo y se avanza en la tecnología para hacerlo cada día más exacto, pero no hay nada más hermoso que la contemplación, la convivencia familiar, amistosa, la risa, el erotismo, el amor. Todas esas circunstancias donde nos damos cuenta de todo, menos del tiempo.


Reflexiones sobre un socialismo latinoamericano. Argentina como eslabón perdido de un futuro próspero.

30 Mar 19 | Edgar Herrera | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

Mario Roberto Santucho

“El escándalo de la Inquisición no hizo que los cristianos abandonaran los valores y las propuestas del Evangelio. Del mismo modo, el fracaso del socialismo en el este europeo no debe inducir a descartar el socialismo del horizonte de la historia humana”.

Frei Betto

Desde el aumento vertiginoso de los gobiernos derechistas -Bolsonaro, Macri, Trump- en tensa coexistencia con administraciones “izquierdistas” -Obrador, Morales, Maduro-, el continente americano vive nuevos tiempos violentos que, para los conocedores de la historia, mucho recuerda a la época de la Guerra Fría, la guerra entre las dos más grandes economías capitalistas: Estados Unidos y la Unión Soviética.

Leer más »