El Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

24 Jun 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

​​

Tengo frente a mí magníficos estudios sobre la política exterior de México hacia América Central, comenzando con el trabajo de mi amigo Sergio Aguayo sobre El éxodo centroamericano , publicado por SEP Cultura en el 2000, que es un trabajo pionero que vincula la emigración con los factores económicos y sociales de la región; el libro coordinado por Raúl Benítez Manaut y Rafael Fernández de Castro sobre México y Centroamérica , publicado por el ITAM y Siglo XXI, del 2001, en donde se expresan visiones políticas, económicas, sociales y de política exterior hacia la región centroamericana. Escriben mis amigos Raúl Benítez y Lilia Bermúdez, ambos tratando sobre la redefinición estratégica de la relación de México con los países centroamericanos. Tengo a la mano el magnífico artículo de otro buen amigo, Marco Antonio Alcázar, “México y Centroamérica: La difícil confluencia”, editado por Guadalupe González y Olga Pellicer en el libro Los retos internacionales de México, Siglo XXI, en el que Marco hace una revisión muy brillante desde la separación de la Capitanía General de Guatemala del Primer Imperio en 1823, hasta 2010, pasando por los numerosos acuerdos, pactos y acciones entre México y la región centroamericana.

Todas estas investigaciones y otras más, realizadas por especialistas, nos dan cuenta de la escasa prioridad que México ha otorgado a la región centroamericana y también la gran importancia geoestratégica que tiene para nuestro país. Tan sólo hay que recordar que llegó un momento en que las reclamaciones de Guatemala sobre Chiapas y el Soconusco fueron de tal gravedad que este país acudió a Estados Unidos para enfrentar las negociaciones con México y una posible escalada militar.

Me tocó estar muy de cerca de la creación y los primeros años del Plan Puebla Panamá puesto en marcha por Vicente Fox, parecía buena idea, pero puso al frente a una persona, que era muy buen amigo mío, Florencio Salazar Adame, pero que no tenía la formación ni la experiencia para un programa de tal envergadura. Al final este programa se diluyó en la burocracia de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Vino después el Proyecto Mesoamérica y una política un tanto confusa de parte de la administración de Peña Nieto que han devenido en el abandono y el desinterés.

La conclusión que se deriva de los distintos estudios es que es necesario visualizar la relación de México con Centroamérica bajo la doble óptica del desarrollo y la seguridad; economía y sociedad.

Marco Antonio Alcázar concluye en la urgencia de superar la incapacidad manifiesta a lo largo del tiempo para otorgar un respaldo sólido y sostenido al proceso centroamericano de integración con el objeto de contribuir al desarrollo económico de la región y en consecuencia reducir la emigración, pero también para fortalecer un mercado significativo para los intereses económicos de México. Esto implica una profunda revaloración de la importancia geoestratégica de la región y esto lleva consigo también el compromiso de recursos financieros, técnicos y políticos que vayan más allá de los discursos y de las reuniones de segundo nivel.

Es necesario tener en consideración la presencia de los intereses de Venezuela, Brasil, Cuba, la Unión Europea y, sobre todo, de China, que compiten por tener influencia económica y política en el Istmo. México, por su desdén, estaba quedando al margen.

La coyuntura del acuerdo con Trump para contener la migración hacia el país del Norte y evitar la imposición de aranceles a todas las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos, es magnífica oportunidad para que México retome la iniciativa en la región con una visión de largo plazo. Este es marco del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica.

Este Plan, elaborado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de la ONU, en el que participan numerosas agencias del organismo mundial, es un plan de desarrollo integral para el Sur de México, Guatemala, Honduras y El Salvador y cuenta con el apoyo de la Unión Europea y diecinueve países con grados de participación diferentes, pero se podrán ir adhiriendo muchos más países y organizaciones internacionales. Es decir, se trata de una organización dinámica, de largo plazo y multidisciplinaria cuyo objetivo principal es crear oportunidades de desarrollo de la economía, de los indicadores del desarrollo humano, educación salud, bienestar, para crear fuentes de empleo y crear polos de desarrollo que eviten, entre otras consecuencias positivas, le emigración hacia Estados Unidos.

La principal virtud del Plan es que se ha arrancado ya, por lo menos con El Salvador, hay que recordar que el presidente de Honduras enfrenta una serie de manifestaciones sociales que cuestionan su legitimidad y Guatemala acaba de tener la primera vuelta de las elecciones presidenciales y en octubre tendrá la segunda, en espera de un triunfador. Sin embargo, ya se está arrancando con lo que hay.

El Plan es sumamente ambicioso, abarca desde el comercio, la industrialización, tecnología e innovación, pasando por la integración logística y energética, así como un gran impulso ambiental en la región, cambio climático, protección civil ante desastres, seguridad, desigualdad y pobreza, para concluir en un capítulo sobre la migración, en una visión muy amplia, compleja y profunda. Pero lo que se puede observar objetivamente es que ahora sí parece haber consonancia en las decisiones políticas del más alto nivel, hay una clara comprensión de la complejidad, de la historia y del sufrimiento de la región Sur de nuestro país y de Centroamérica, sobre todo del triángulo Norte de esta región: Guatemala, El Salvador y Honduras.

El Plan está enfocado en lo que no ve Estados Unidos. Ante la actitud de amenazas y sanciones que esgrime Trump, el Plan contempla apertura, inclusión, negociación, multilateralismo, buena fe y mucho entusiasmo. De ninguna manera es sólo hacer el trabajo de la guardia fronteriza de Estados Unidos, no es el muro trumpeano trasladado al Sur de nuestra patria. Se trata de un serio intento de dinamizar la economía, de crear infraestructura, de vincular hacia adentro y hacia afuera de la región, de crear oportunidades donde antes no había nada, con entusiasmo y dedicación, con una visión de largo plazo y un horizonte humanitario que antes no se tenía. Esta visión de la dimensión humana, es la clave del éxito, sin la participación de todos los interesados han fracasado los proyectos más ambiciosos, por eso ahora la clave está en la organización de la participación, en el desarrollo de las personas, no de las cosas.


Carlos y Tomás

20 Jun 19 | Efraín Mendoza Zaragoza | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

Gracias a don Hermenegildo Longoria, hubo que volver a Tomás Moro con motivo de una nueva presentación del libro Gobernar, de Gerard B. Wegemer, el miércoles 19 en el Centro Cívico, ante servidores públicos.

El estadista Moro era un jovencito cuando con Colón el mundo expandió su geografía y su economía. Y su pensamiento no se quedó en el Renacimiento. Gracias a que supo implicarse en las batallas políticas de su tiempo, sus reflexiones son profundas y guardan hoy extraordinaria vigencia.

Piensa Moro que la interpretación sensata del entorno está vinculada a otra fuente ineludible de comprensión del mundo, que es la historia. Esto me parece útil recordarlo a propósito de un dogma que se ha implantado en nuestro tiempo como una asombrosa patología, esto es, construir relatos como si el presente fuese autónomo. Como si este día no hubiera sido engendrado por el ayer inmenso y fuera, en cambio, una aparición mágica o producto de la generación espontánea.

Atormentados por el exceso de presente, algunos hablan del pasado con desprecio, incluso se regodean diciendo que todas las mañanas se resetean. Lo pasado ya pasó y a otra cosa mariposa, alegan. Por eso, valga la pena recordar una reflexión de Carlos Marx en El 18 brumario de Luis Bonaparte :

“Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre albedrío, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentra directamente, que existen y han sido legadas por el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”. Pensamiento de Tomás y Palabra de Carlos.

Ciudad de Querétaro, junio 20, 2019.


ECONOMÍA SIN CERA N235 “AGENDA 2030 PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE”

19 Jun 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Economía, Internacional | Sin comentario »

Hoy tenemos un embrollo,

Y el mundo es muy insensible,

Estamos en un gran hoyo,

Pero aún es reversible,

Hay que buscar desarrollo,

Que sea justo y sostenible.

El 25 de septiembre de 2015 más de 150 líderes mundiales asistieron a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Nueva York con el fin de aprobar la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”. El proceso para delinear la agenda fue dirigido por los Estados Miembros de la ONU, con una amplia participación de especialistas y de la sociedad civil, en “el proceso de consulta más abierto y transparente que la Organización jamás haya presenciado”. La agenda recibió numerosas aportaciones por parte del Grupo de Trabajo Abierto de la Asamblea General como el informe de un comité intergubernamental de expertos en financiamiento del desarrollo sostenible, las aportaciones en los diálogos de la Asamblea General sobre la facilitación de la tecnología, los resultados de las mesas de diálogo con organizaciones de la sociedad civil y con representantes del sector privado. Además, otro instrumento de enorme importancia fue la encuesta “My World”, con la opinión de miles de personas sobre los problemas fundamentales que debería abordar la agenda global de desarrollo, recabada vía internet, telefonía móvil e impresa. En agosto de 2015, más de 8 millones de personas de más de 190 países habían “votado” por sus principales prioridades para el Desarrollo.

El documento final fue adoptado por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas e incluye 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible y 169 metas y cada acción va dirigida a incidir en las causas estructurales de la pobreza, tienden a disminuir las desigualdades y generan oportunidades para mejorar la calidad de vida de la población en un marco de desarrollo sostenible. Es una plataforma de lanzamiento para la acción de la comunidad internacional en su conjunto: los gobiernos, los organismos de la sociedad civil, la academia y el sector privado, para que elaboren planes y programas que contengan los tres elementos del desarrollo sostenible: i) crecimiento económico; ii) inclusión social y iii) sostenibilidad ambiental.

Los 17 objetivos son: i) fin de la pobreza; ii) hambre cero; iii) salud y bienestar; iv) educación de calidad; v) igualdad de género; vi) agua limpia y saneamiento; vii) energía asequible y no contaminante; viii) trabajo decente y crecimiento económico; ix) industria, innovación, infraestructura; x) reducción de las desigualdades; xi) ciudades y comunidades sostenibles; xii) producción y consumo responsables; xiii) acciones benéficas para el clima; xiv) vida submarina; xv) vida de ecosistemas terrestres; xvi) paz, justicia e instituciones sólidas y por último, xvii) alianzas para lograr los objetivos. Este podía ser un nuevo marco de desarrollo para focalizar la cooperación de nuestro país en la programación de acciones con todos los países de la Organización y avanzar en la construcción de ciudadanía.

México participó activamente en la definición de la Agenda, no solo presentó propuestas puntuales para incorporar los principios de igualdad, inclusión social y económica, e impulsó que la universalidad, sustentabilidad y los derechos humanos fuesen los ejes rectores de la Agenda 2030, además de considerar como derechos básicos del ser humano no sólo la obtención de un salario sino también la alimentación, la educación, la salud, la seguridad social y los servicios básicos en la vivienda.

Esta agenda le viene muy bien a nuestro nuevo gobierno, mismo que invoca también una gran transformación, a escala nacional y de carácter anti-neoliberal, ya que podría adoptar estos objetivos y generar acciones de avanzada más allá de los límites de la agenda a 2030 y creo que en ese sentido van varias de las acciones adoptadas en los primeros meses de gestión para abatir la pobreza y dotar a los marginados de vías de salvación, la re-orientación de la política agropecuaria que había abandonado a su suerte a los pequeños productores y ahora sí propone apoyarlos; la orientación hacia la agroecología con apoyo de la FAO; la fijación del objetivo de soberanía alimentaria y prohibición de cultivos transgénicos: la reforestación de un millón de hectárea; nuevas universidades para atender a jóvenes de regiones remotas y marginadas; apoyo a universidades interculturales indígenas; compromiso presidencial de no privatizar el agua; utilizar el petróleo e iniciar en paralelo la transición hacia la energía solar y otras fuentes alternativas de energía, y darle conservación, mara mitigar el cambio climático, a 60 millones de hectáreas marinas y a 30 millones de hectáreas terrestres, acción que constituye un ejemplo mundial.

Esta Agenda 2030 es un claro ejemplo de que el modelo neo liberal fracasó y ya no se debe insistir en aplicar sus recetas. En este trabajo se incluyen objetivos más justos, más humanos, más racionales, como son: desarrollo sostenible, poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático sin que nadie quede rezagado para el 2030. ¿Usted qué opina?

memo_cas@yahoo.com


La perspectiva de género como un acto consciente de masas para la construcción del socialismo en México.

14 Jun 19 | Edgar Herrera | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

El socialismo económico sin la moral comunista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el comunismo pasa por alto los hechos de consciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria.

Ernesto Guevara

Esta semana se ha caracterizado por el dolor y la pérdida, pero también de una violencia de la miseria que es necesario tratar de comprender, y que está expresada en los secuestros y los asesinatos de jóvenes universitarios en manos de grupos criminales que, bajo la complicidad de las autoridades federales, operaron con fines de lucro teñidos de sangre; seres humanos de mi edad se han convertido en fines y no en medios de esa miseria económica que empuja a ciertos individuos al asesinato selectivo.

Naturalmente no podemos limitarnos al factor económico para tratar de teorizar sobre lo que sucede en nuestro entorno. También México destaca en las estadísticas internacionales como el primer lugar en feminicidios en América Latina, abuso sexual infantil y el segundo en mayor expresión homofobia. En otras palabras, existe una institucionalización del patriarcado que se expresa desde nuestras relaciones sociales, medios de comunicación amarillistas hasta políticos mediocres que se convierten en la voz cantante de mentalidades machistas, etcétera. Lo anterior se ha expresado incansablemente por las colectivas feministas a nivel mundial que han actuado justamente por la lucha de una nueva conciencia, que es la perspectiva de género.

México, al igual que muchas zonas del planeta, existen las condiciones para luchar por esa institucionalización de esa perspectiva de género. El feminismo como guía teórica y práctica, crítica, de esa realidad mexicana, ha luchado en casi todas sus variantes contra la institución de un Estado-Nación que se ha demostrado incoherente a estos tiempos modernos; su relación cómplice con la milenaria Iglesia se ha traducido en la lucha organizada y masiva, siempre consciente, por el derecho a decidir a una sexualidad libre, tanto para mujeres como para hombres.

Al otro lado del mundo, en Kurdistán, étnicamente consolidado en los actuales Turquía y Siria, el pueblo kurdo ha sostenido una lucha armada, inspirada por una dirección marxista, que no sólo combate día a día contra el capitalismo sino también contra el patriarcado. Las brigadas de mujeres han declarado dicha zona como libre del patriarcado desde hace tiempo. Alina Sánchez, argentina de nacimiento e internacionalista a corta edad, se convirtió el año pasado en su más elocuente mártir en la lucha contra los órdenes mundiales vigentes: el imperialismo y el patriarcado.

Tomando ambas experiencias, se ha destacado la importancia de la formación de la conciencia de perspectiva de género en las luchas sostenidas por las feministas, sea en su modalidad “pacífica” o armada. No obstante, en ambos casos siempre se ha manifestado la necesidad y la vigencia de una organización de masas, siempre consciente, para derribar el orden social actual.

Para los feminismos más conscientes, atemperados en años largos de victorias y derrotas parciales antes de alcanzar el triunfo definitivo, el Estado-Nación ya no tiene sentido de existir y, por tanto, en el caso mexicano, la Iglesia, los comportamientos sociales, las tradicionales autóctonas en las que aún prevalecen discriminación por un sexo por sobre la supremacía del otro, los partidos tradicionales, autonombrados progresistas, toda la realidad típicamente mexicana es objeto de lucha y crítica permanente de ese feminismo consciente.

Ese feminismo consciente, que se institucionalizado en décadas de lucha, tiene el potencial de convertirse en vanguardia revolucionaria de uno de varias vanguardias que han destacado en el mismo período de tiempo, entre ellos, la clase obrera, la organización indígena autónoma, los movimientos estudiantiles, etcétera, con la promesa de unificarlos en algo así como un frente nacional que rebase las viejas promesas de transición -un guiño al año 2000- y una Cuarta Transformación bien conocidas que se han burocratizado y desprestigiado en lo político o en lo políticamente mexicano.

Esos feminismos de vanguardia, desde hace mucho tiempo, nos han enseñado que lo personal también es político; que la política es el trabajo masivo y consciente de pueblos que tienen el potencial de decidir sobre sus propios destinos, destruyendo el mito histórico de la supremacía política de gobiernos y Estados progresistas y, al mismo tiempo, destrozando de la mente de millones de seres humanos la idea de que la política es un acto humano perteneciente a las élites. Desde la Comuna de París, al menos en la historiografía europea revolucionaria, lo anterior es una particular ley histórica que se construye desde la voluntad y la conciencia de hombres y mujeres, oprimidos, explotados y enajenados.

Desde términos guevaristas actualizados al caso mexicano, y en contra de la fabricación de asesinatos solitarios que crecen a la par de esa miseria económica y de esa cultura patriarcal, nos proponemos a la construcción de esa conciencia feminista que sirva de capital cultural no sólo a la lucha contra el capitalismo mexicano, sino también en la construcción de hombres y mujeres nuevos, con perspectiva de género, con la meta de la construcción consciente del comunismo, con el fin de luchar contra la miseria y contra la alienación de la condición humana, convertirla en una liberación humana de sus potencialidades sexuales y económicas más elementales.

Concluyendo, el feminismo consciente es la vanguardia revolucionaria con la responsabilidad de convertir esa conciencia socialista y de género en actos masivos, cada vez más profundos no sólo volcado al pueblo mexicano, sino también como referente para el resto de América Latina y, por tanto, al Tercer Mundo en su conjunto.

Retomando las preocupaciones guevaristas sobre las circunstancias propias de la transición a un socialismo predominantemente feminista, las relaciones entre la vanguardia y la teoría (género), entre las y los dirigentes con las masas, serán asuntos concretos a los que dicha vanguardia, acompañada y asesorada por el pueblo en su conjunto, se convierta en algo así como un hibrido histórico, y por tanto temporal, para que esa conciencia alcance derechos y responsabilidades entre la gran mayoría de ese pueblo que ha salido justamente de un capitalismo patriarcal.

Finalmente, que estas breves notas sirvan de inspiración a otros agentes y movimientos, así como un homenaje a la juventud que ha luchado y caído en tiempos de guerra y de paz, entre ellos, a Roberto Santucho y Norberto Hernández.

Igualmente es un homenaje al Comandante Ernesto Guevara y sus compañeros de lucha que, con el espíritu espartano de luchar y vivir, de luchar y morir, se han convertido en lo que la juventud debe ser, no un guerrillero obcecado en Bolivia en un movimiento armado sin masas o en un Ministro de Industrias que dependió, en su mayoría de tiempo, como dirigente atado a las promesas geopolíticas del mundo socialista para industrializar Cuba, sino en el ejemplo vivo, comunista, del revolucionario que los domingos dedicada largas jornadas de trabajo voluntario para la construcción de casas y escuelas, pero también en la construcción de esa conciencia socialista durante la transición de Cuba hacia el socialismo.

Edgar Herrera


ECONOMÍA SIN CERA N234 “ARANCELES Y OTRAS AMENAZAS”

13 Jun 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

TRUMP igual que sus votantes,

Es peleonero y racista,

AMLO no quiere usar guantes,

Se muestra muy pacifista,

Nos urgen ideas brillantes,

Soberanas y realistas.

¿En qué mundo estamos? En el mundo al revés que señalaba el gran escritor uruguayo Eduardo Galeano. Por un lado Trump, desde Washington, está en desacuerdo con las políticas del “Consenso de Washington”, promueve el proteccionismo, no respeta acuerdos de libre mercado, amenaza con imponer aranceles a sus importaciones, y por otro, nuestro Presidente, que llegó al poder al tercer intento, abanderando partidos de izquierda, crítico del neoliberalismo, ahora defiende el libre mercado y trata de evitar, a cualquier costo, que nos impongan aranceles a las importaciones procedentes de nuestro país.

El Presidente de Estados Unidos se sabe poderoso y le gusta demostrarlo, tratando de imponer sus puntos de vista a través de amenazas a otros países, lo que suele lograr, más con unos que con otros, según la correlación de fuerzas con cada uno de ellos. No es una persona con ideas extravagantes o locas como lo quieren catalogar, sus formas de ser y de pensar son representativas de un alto porcentaje de la población de su país, de gente que detesta todo lo que atente contra su estatus: los negros, los latinos, los migrantes, el libre mercado, los mercados emergentes con mano de obra barata. Su discurso beligerante contra esos componentes caen en tierra fértil, por eso ganó, y ahora, que va a buscar la reelección, va a intensificar sus ataques, siendo México uno de sus blancos preferidos, con el agravante de que ahora no sólo será un candidato a la Presidencia sino que será también el Presidente en funciones, de manera que sus amenazas las puede cumplir cuando se le antoje. Como este personaje prefiere la imposición al diálogo, no es un interlocutor confiable y no vale la pena llegar a acuerdos con él, ya que aunque la otra parte cumpla sus compromisos, él siempre podrá decir que fueron insuficientes.

Los procesos migratorios no son fenómenos nuevos; sin embargo, en las últimas décadas se han transformado, la era de la globalización hace que cualquier lugar de la tierra parezca alcanzable, sin importar distancias, diferencias culturales, sociales y económicas, la gente se va de un país a otro no por diversión ni por placer, sino en búsqueda de mejores oportunidades laborales, de una mejor forma de vida, por huir de las amenazas a sus vidas y en nuestro caso, muchos conciudadanos se han tenido que ir al “otro lado” por esas y otras motivaciones, al igual que muchos vecinos de Centroamérica, que se atreven atravesar nuestro país para intentar ingresar a EEUU. Trump propone construir un muro para evitar que entren los migrantes a su país mientras que AMLO prefiere atender las causas, por lo que ha propuesto un programa de desarrollo para el sur del país y para los países de Centroamérica, para crear empleos y buscar que esa gente pueda vivir con dignidad en su lugar de origen.

Hace unas semanas y argumentando que no hacemos la tarea para contener la migración de centroamericanos, Trump nos amenazó con imponer un arancel general del 5% a todas sus importaciones que procedan de México, tasa que podría llegar hasta el 25%, usando el tema comercial como palanca para presionar por una solución, según él, del conflicto migratorio, como si México fuera el responsable del mismo. Esta amenaza la hizo utilizando una facultad que le conceden sus leyes, de excepción por seguridad nacional, violando el tratado de libre comercio que tenemos con ellos y que aún está vigente y que prohíbe el establecimiento de aranceles.

Nuestro presidente envió una delegación a EEUU para dialogar sobre el asunto y se logró un “acuerdo” que permitió que los aranceles no entraran en vigor, que México tratara de disminuir el flujo de migrantes v que en 45 días se volvería a evaluar la situación y por lo que ya comentamos con anterioridad, es muy probable que Trump no quede satisfecho con los resultados e insista con su amenaza de poner aranceles y de convertirnos en un “tercer país seguro”, concepto que nació en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados firmado en Ginebra, Suiza, en 1951, por el cual ese tercer país debe darle las atenciones necesarias a las personas refugiadas cuando el país de destino no las recibió, ya que no se les puede regresar a su país de origen. Este acuerdo ha sido muy polémico sobre todo porque México aceptó cumplir ciertas metas migratorias a cambio de evitar los aranceles, yo coincido pero pienso que al menos se ganó un plazo de 45 días y no es poca cosa, no explotó la bomba pero puede explotar después, por lo que se debe aprovechar este tiempo para diseñar una estrategia sólida para enfrentar con dignidad e inteligencia el doble problema y no permitir que el señor Trump nos obligue a hacer todo lo que le convenga para lograr su reelección.

Usando la misma excusa de la seguridad nacional, Trump vetó a la empresa china Huawei, segunda mayor fabricante mundial de telefonía móvil, de seguro porque es la más avanzada en el desarrollo de la tecnología 5G, clave para la inteligencia artificial y la robotización de la sociedad. ¿Dónde quedó el libre mercado? Curiosamente, China cuenta con el 55% de las reservas mundiales de “Tierras Raras” (nombre común que se da a 17 elementos químicos fundamentales para producir celulares, baterías de autos eléctricos y muchas cosas más) y en el caso de Venezuela, donde aparentando preocupación por la falta de democracia y las condiciones de vida de su población, lo declara como peligro para la seguridad de EEUU. Curiosamente, este país hermano cuenta con las reservas petroleras más grandes del mundo (298.000 millones de barriles, según la Energy Information Administration; mismas que son mayores a las de las de Arabia Saudita, Rusia o Irán y ocho veces más grandes que las de Estados Unidos).

Todo esto me hace recordar un chiste que contaba uno de mis hijos cuando tenía 5 años: “Todos los días iba un elefante a tomar agua y a su paso rumbo al río aplastaba y mataba con sus patas a miles de hormigas. Las que se salvaron hicieron un plan para defenderse, al día siguiente cuando el elefante caminaba rumbo al río, salieron hormigas de todas partes y se le subieron hasta lograr cubrir todo su cuerpo. El elefante al sentirlas, las dejó acomodarse y después sacudió con fuerza su cuerpo y todas, salvo una que logró mantenerse en el cuello del elefante, cayeron al suelo. Al reponerse y ver que una de ellas no había caído le gritaron a coro: ¡AHORCALO!, ¡AHORCALO!

Volviendo al caso de México, llevo mucho tiempo insistiendo en la necesidad de avanzar hacia la autosuficiencia de alimentos y de energía. Imagínense a Trump publicando un twiter señalando que México no cumplió y siguen pasando migrantes por lo que nos dejara de vender alimentos básicos y/o gasolina. No tengo claro que debemos hacer pero creo que es una oportunidad histórica para redefinir nuestro rumbo y lo debiéramos hacer en un ambiente de unidad nacional. ¿Usted qué opina?

memo_cas@yahoo.com


“AQUELLOS TIEMPOS”.- ¿Relaciones entre México y Estados Unidos?…

13 Jun 19 | Mario Rodríguez Estrada | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

En realidad, a pesar de que históricamente han existido desde 1776, según algunos historiadores (Josefina Zoraida Vázquez, Lorenzo Meyer), otros como mi admirada Maestra Ängela Moyano Pahissa, desde 1819, no han sido del todo cordiales y parejas, pues desde la creación por los ingleses de la leyenda negra contra España, que data desde 1580, y con la sorprendente derrota por los elementos climáticos de la llamada Armada Invencible, estos se declararon “pueblo elegido de dios”…algo así como los modernos apostoles nombrados por el mismo personaje para encabezar la llamada iglesia de la “luz del mundo”.

Su locura fue compartida por los holandeses que desde entonces superaron el efectivo de sus armadas navieras, convirtiéndose en los “amos” del mundo…el mismo pensamiento privó entre los fundadores de las primeras colonias inglesas en el nuevo mundo en 1607,acabando con los dueños originales de aquellas tierras, desapareciéndolos como viles magos, pues eran el pueblo elegido y ellos podían hacer lo que quisieran con cualquiera que no fuera como ellos, solo hasta que surgió el deporte en los Estados Unidos, revivieron los antiguos nombres indios, como Jefes de Kansas City, Indios de Cleveland, etc.

Las cosas no cambiaron con la naciente población mexicana que surgida desde 1821, enviaron los “americans” representantes y socavadores de la paz interna mexicana, distinguiéndose sobremanera un tal Robert Poinsett, que no perdió nada de tiempo entrevistándose con Santa Anna, Esteban Austin, Zavala, Alpuche y Ramos Arizpe, insuflándoles la idea de “América para los americanos” que en 1823 el presidente en funciones Monroe, dictó como ley de observancia para la “seguridad de los “yunaits”…misma actitud que el espantoso Trump esgrime en la actualidad.

México nunca ha podido mantener relaciones amistosas y de igualdad con estos entes, pues tienen muy metida lo que ya hemos expuesto, de considerarse “pueblo elegido por su dios” para dominar el mundo, cosa que han logrado por sus miles de subterfugios, mentiras e imposiciones económicas a todos los pueblos de la tierra, y como no, con su vecino más cercano …el tal méxico.

Nos han robado territorio, nos han robado a Tomás Alva Edison, nacido en Zacatecas, y ahora nos quieren robar hasta a Andy García, nuevo Campeón de Boxeo de los pesos completos… nos han expoliado y mediante su fuerza nos han convertido en el patio trasero de su casa…nos culpan de su principal vicio…Las Drogas…y ahora hasta de los inmigrantes de todo el mundo…que atraidos por sus dólares quieren ganar como no lo pueden hacer en sus países de origen…¡Que lástima, “tan lejos de Marilyn Monroe y tan cerca del pelos de elote…Trump”…nuestra única solución es ponernos a solicitarle al señor del universo (o señora), mande unos de sus olímpicos rayos a ya saben quien.

Les saluda su viejo amigo de “aquellos tiempos”…Mario RE.

12 de junio del 2019.- Queretarín, México.-


TRAS LA VERDAD “DONALD TRUMP DOBLEGA A LÓPEZ OBRADOR “

09 Jun 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

Todo aquel que se precie de conocer un poco de política, sabe bien que Trump utilizó su misma estrategia para negociar, él la presume. Presiona a su contraparte, la amenaza y si caen en su juego, los doblega. Eso hizo con Andrés Manuel López Obrador y lo consiguió.

. El mismo Trump estaba contra la pared, en su país nadie estaba de acuerdo con la imposición de aranceles a los productos mexicanos que se exportan a los EUA, ellos saldrían perdiendo (los norteamericanos); las cámaras legislativas no estuvieron de acuerdo, los demócratas lo advirtieron y un grupo importante de republicanos advirtieron que bloquearían la decisión presidencial. Sin embargo, las bravuconerías de Trump, siguieron y no cedió; la presión para negociar. La amenaza se cernía sobre los empresarios mexicanos que exportan a los EUA; sin embargo (los empresarios) estos no hicieron un frente común con López Obrador, para evitar que el lunes próximo (mañana) iniciara la imposición del arancel del 5%. No hubo declaraciones conjuntas ¿Ellos sabrían que solo era una amenaza y no se cumpliría? Es la estrategia de Donald.

El tiempo se le vino encima al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y un simple twittee del presidente de los EUA, dio pauta a una respuesta “diplomática” del Presidente de México; mucho muy mal redactada, sin esencia diplomática alguna, preñada de dichos populares y frases históricas que en nada ayudaron; no olvidó su populista retórica, la que olímpicamente ignoró el Presidente de los EUA. Trump nunca dio respuesta a ese fallido documento. En la misiva, López Obrador, dijo Donald que enviaría una delegación de servidores públicos encabezada por el Secretario de Gobernación, entre ellos la Secretaria de Economía. Apresurados, en avión comercial, llegaron a Washington, ahí esperaron con desesperación franciscana hasta que los recibieron e iniciaron las ¿Negociaciones? Todo fue imposición de los funcionarios norteamericanos después de 3 largos días. La tensión cimbró la economía y puso nervioso a López Obrador. La tensión se evaporó cuando anunciaron la suscripción del acuerdo entre ambos países; los representantes de cada país se mostraron satisfechos; “Salimos con la dignidad intacta”, dijo Ebrard, lo cual es falso, los pusieron de rodillas. Ante el nerviosismo, alguien le sugirió a López Obrador, que organizara un mitin en la frontera entre ambos países y así lo hizo; el Presidente de la República, para sentirse arropado, lanzó una invitación abierta a los mexicanos, sin “discriminación”, no importaba si eran conservadores, “fifís”, prensa corrupta, la mafia del poder, los empresarios corruptos, los neoliberales; esta vez no hubo segregación alguna, sin diferencias, hasta miembros de las iglesias fueron invitados, a pesar de estar prohibida la participación de estos en actos políticos; López quería sentirse cobijado por toda la sociedad mexicana. Hubo quienes se negaron. Los primeros en despreciar la invitación, por asuntos meramente de carácter legal, fueron los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 12 gobernadores no asistieron. Muchos legisladores federales no llegaron. El acarreo estuvo tremendo: el acto era político. Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputaos, criticó el doble discurso del gobierno de la 4T.

La improvisada y desorganizada invitación, sin una verdadera razón de fondo, no tuvo el eco que esperaron los del gobierno de la 4T. Al mitin lo llamó Andrés Manuel: “Un acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos” ¿Defensa de la dignidad de México? ¿Amistad con el pueblo de los EUA? ¿En qué estará pensando López Obrador? El problema es con el gobierno de la 4T, por permisivo y tolerante con la invasión de centroamericanos a territorio nacional y promover el arribo masivo de indocumentados a los EUA. Ese es el problema de fondo, pero López Obrador, de inmediato pretendiendo sacar provecho de sus errores, convoca a todas las fuerzas políticas para que lo apoyen a él. Ahora no pudo culpar al pasado por los problemas que él ha originado; pero no lo reconoce. Terminada la tensión y firmado el acuerdo, el Presidente López Obrador, espetó: “A Donald Trump, no le levantará el puño cerrado, sino una mano abierta y franca” ¿Dónde quedaron las amenazas de cuando era candidato Andrés Manuel? Entonces decía que le respondería en el mismo tono, criticaba a Enrique Peña, por no dar respuestas a las amenazas que desde siempre ha vertido el presidente de los EUA. Hoy tuvo, una vez más, que “tragarse sus palabras” y aceptar las condiciones que le impusieron a su gobierno; obligaciones que, curiosamente no pasarán por el Senado de la República, para su aprobación.

A todo esto ¿Qué acordaron? Aquí los puntos medulares de la declaración conjunta de ambos países. Enfrentarán los retos comunes en materia de migración incluyendo la entrada de migrantes a Estados Unidos que violan la legislación estadounidense. Teniendo en cuenta el aumento significativo de migrantes a Estados Unidos, provenientes de Centroamérica a través de México, ambos países reconocieron la importancia fundamental de resolver rápidamente la emergencia humanitaria y la situación de seguridad prevalecientes. Los gobiernos de México y Estados Unidos trabajarán conjuntamente lo más pronto posible para alcanzar una solución duradera (acto de buena voluntad). Reforzamiento de las acciones para asegurar el cumplimiento de la Ley en México. Por lo tanto, México incrementará significativamente su esfuerzo de aplicación de la ley mexicana a fin de reducir la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio nacional, dando prioridad a la frontera sur. México tomará acciones decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales. Asimismo, México y Estados Unidos se comprometieron a fortalecer la relación bilateral, incluyendo el intercambio de acciones coordinadas a fin de proteger mejor y garantizar la seguridad en la frontera común.

De forma más puntual les comento. Se fortalecerá la cooperación bilateral para fomentar la integración, desarrollo e inversión en el Sur de México y Centroamérica. México ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la salud y educación a las personas migrantes en territorio nacional (ni los mexicanos han alcanzado estos beneficios). Se reforzará el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio, con prioridad en la frontera Sur salvaguardando los derechos humanos. Será permanente el diálogo bilateral y se comunicará los avances en un periodo de 90 días ¿Quién ganó o quién perdió con el leonino acuerdo? Y, sin embargo, Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, sin vergüenza alguna dijo: “Salimos con la dignidad intacta”. Fue temeraria la afirmación. La dignidad se las abollaron feamente ¡El gobierno de la 4T fue doblegado!

Héctor Parra Rodríguez


AMLO y el arancel de Trump.

09 Jun 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

La semana pasada escribía sobre el arancel progresivo que Trump pretendía imponer a todas las exportaciones mexicanas a partir de este lunes 10 de junio. Estuvo en mi mente y no encontré el momento en que lo escribía, el espacio de incluir la relación del arancel con la firma del TMEC, sólo hice referencia al TLCAN. El factor de la ratificación de la firma jugó una importancia de mucho peso en el proceso de las negociaciones. Mencioné en el artículo de la semana pasada la estrategia de Marcelo Ebrard de acudir a los líderes demócratas y así lo hizo, tuvo una amplia entrevista con Nancy Pelossi y con otros líderes en el Senado (fue auxiliado por Mario Delgado y los demás miembros de la comitiva) y en la Cámara de Representantes, con cámaras de comercio y con la prensa. Esto lo fortaleció enormemente antes de la llegada al Departamento de Estado.

Después de las amenazas reiteradas de Trump en las que manifestó que no quería diálogo sino acción, hizo de la negociación la mayor virtud para México. Marcelo Ebrard aplicó bien las lecciones de nuestro maestro, de Marcelo y mío, sobre la materia de negociación, Manuel Camacho Solís, quien insistía en sus clases en la necesidad de dos cosas: conocer perfectamente las necesidades de la contraparte y allegarse de la mayor información posible y definir los tiempos correctamente para ir introduciendo las nuestras. Está claro que Marcelo se tomó su tiempo para ir dosificando los embates estadounidenses: Primero sacó el tema jurídico: el arancel era contrario al TLC y a la OMC, documentos firmados y ratificados por ambos países y la posibilidad de que numerosas cámaras de comercio e industriales se lanzaran contra el arancel por ser perjudicadas de manera directa, lo cual afectaría a Trump directamente, para pasar al tema económico: la guerra comercial dañaría a ambos países y a la región de América del Norte. Ambos gobiernos y Canadá acababan de enviar a los respectivos legislativos el TMEC firmado el año pasado para ser ratificado. El arancel hacía inviable la firma. ¿Para qué ratificar un tratado de libre comercio con un arancel por delante? ¿Qué ofrecería Trump a sus electores a cambio? La amenaza se revertiría en su contra.

Tal vez estos aspectos no impactaron a la delegación norteamericana, entonces sacó de la manga el aspecto electoral: la represalia de México iría a los electores que Trump necesita para su reelección, comenzando con la cancelación de la compra del maíz, que pegaría a todo el medio Oeste, pero también les hizo ver que México compraría maíz de China y podría enviar a China soya y otros productos que actualmente compra el país asiático a Estados Unidos.

Les hizo ver que el principal flujo comercial entre ambos países está sumamente entrelazado (la Prueba de Johansen que expliqué en el artículo de la semana pasada) y que el grueso de las exportaciones manufactureras de México son precisamente repuestos automotrices, que encarecerían la producción de Estados Unidos, pues México no impondría aranceles en ese rubro y los vehículos de exportación mexicanos soportarían el arancel sobre el producto final, lo que los haría mucho más competitivos. El desempleo en la industria manufacturera sería mayor en los estados en que más requería el voto. El TLCAN hizo dependiente a México de Estados Unidos, pero también a la inversa. Millones de empleos estadounidenses dependen de México. Estados Unidos conserva su competitividad en el campo automotriz gracias a las importaciones que hace de nuestro país.

¿En qué cedimos? En el mayor control de la migración en la frontera Sur, que además es un clamor de la sociedad mexicana, sobre todo de los municipios fronterizos. Nuestra frontera Sur pedía a gritos una mayor presencia de la autoridad. El arancel es la excusa perfecta para hacerlo, se contará con seis mil efectivos de la Guardia Nacional con atribuciones para controlar la migración. Esto sin afectar los compromisos firmados apenas en diciembre de 2018, en Marrakech, dentro del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que por cierto no firma Estados Unidos. Con ello se satisface a Estados Unidos, pero también a muchos sectores de la sociedad mexicana.

Adicionalmente, Marcelo logró involucrar a Estados Unidos, al menos conceptualmente, en la necesidad de invertir en el Sudeste mexicano y en el triángulo norte centroamericano, para promover el desarrollo económico y social y elevar los estándares de vida, que llegan a niveles de hambruna, por las sequías recurrentes y la falta de empleo. Esta es la raíz de la emigración. Marcelo está perfectamente involucrado en esta área, no sólo porque su esposa es hondureña, sino principalmente porque comparte la visión de López Obrador de la necesidad de invertir en el Sur de México y Norte de Centroamérica, con lo que se logrará una mayor presencia mexicana frente a los intereses de Brasil y China en el área fronteriza mexicana. Por los menos les hizo saber del interés de Alemania y de China por sumarse a este esfuerzo mexicano de apoyar esta región. La Geopolítica abandonada por sexenios, después del fracasado Plan Puebla Panamá. No hay que olvidar que Centroamérica, la Capitanía General de Guatemala, formó parte del Primer Imperio mexicano de Agustín de Iturbide. Calderón y Peña Nieto guardaron en el clóset el Plan Puebla Panamá y perdieron todo el interés en Centroamérica.

Sacó a relucir Marcelo los ambiciosos proyectos de AMLO para el Istmo de Tehuantepec, ambicionado por Estados Unidos en el siglo XIX, sólo hay que recordar el Tratado Mac Lane- Ocampo, cuyo objetivo principal era el libre tránsito por el Istmo, además de otros sitios de la República. Pues China y otros países han mostrado mucho interés, por su gran importancia estratégica para no tener que pasar por el Canal de Panamá, con fuerte presencia norteamericana.

En la frontera Norte se cedió en la aceptación de México como tercer país seguro respetando los Derechos Humanos de los migrantes y ofreciéndoles oportunidades de empleo, con apoyo financiero de Estados Unidos. Aquí lo difícil es otorgar salud, empleo y lugares para la estancia durante el proceso de documentación del asilo norteamericano. Pero si consideramos que ambas franjas de los Estados de la frontera constituyen una economía común, es decir, son codependientes, interdependientes, la aportación de más mano de obra barata les beneficia en cuanto a la competitividad. El problema es para los campesinos mexicanos en la frontera, que tendrán una competencia que abarata su mano de obra, pero la región fronteriza se hace más competitiva como un todo.

Se logró desvincular el tráfico de drogas y el de armas en las negociaciones, lo cual queda como asignatura pendiente.

Ante una negociación tan asimétrica, como lo son las economías y el poder militar de ambas naciones, se puede considerar un verdadero logro la negociación, por eso el motivo de la celebración en Tijuana, que, por lo demás, López Obrador dijo un discurso lleno de historia y de buena voluntad hacia el pueblo estadounidense, donde destacó el papel de los mexicanos en la sociedad y en la economía.

En justicia, no se le pueden achacar al presidente mexicano los abusos de Trump, ni su estilo de gobernar, ni la irresponsabilidad que sería confrontarlo directamente, eso sería muy primitivo, el pensamiento estratégico, elaborado, estuvo de la parte mexicana, hasta lo agradeció el propio Trump. “El 10 de junio no habrá arancel y se preservó la dignidad”. Es la frase de Marcelo Ebrard que cierra este capítulo de una relación muy conflictiva y dispar entre México y Estados Unidos, quedan por delante muchos más.


Lupa Q / Cápsulas UAQ / Vistas 119 Letras chiquitas de junio

04 Jun 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

–No me abandones, alma, en mi último acto de vida.

–¿Quién ve el mundo al revés: los puros o los impuros?

Los silenciosos y los palabreros, cada quien a lo suyo.

¿Y el puto punto de encuentro, abrazo, combate y comunión?

La conciencia llega cuando los dones se acaban.

–Buenos sentimientos. Buenas palabras. Buenas acciones.

No puedo fallar cuando estoy bien concentrado y escribo desde adentro, aunque falle.

Eso es ser impecable: ponerse entero en la balanza, con errores y aciertos.

Vivir y hacer el día a día, mínimo e indispensable y esencial.

Alegría y penas. Como todo mortal en la Tierra, cargo con mi costal de alegrías y pecados, faltas y asistencias, un puño de circunstancias en la memoria. No he matado a nadie ni de amor ni de odio. Y he recibido más bienes que males.

Las tonterías son parte de la vida común, y yo no soy un prodigio.

Voy arando la vida chiquita entre las peleas de la historia.

–Soy humano, una criatura falible, con su fardo de pecado y de algunas cosas buenas. No me arrepiento de mi pasado ni me doy golpes de pecho. Lo único que puedo decir es que sigo amando a la vida. –Octavio, “El poeta en su tierra”, 1994.

Despierto. Silencio en casa. Me tallo los ojos y me asomo a la ventana. El aire fresco y el alboroto de los pájaros, el verde de los árboles y el canto ronco de los gallos. La dulce luz limpia del día pisando la calle mugrosa. Luz eterna conmigo y sin mí.

CARAS

Vendaval de noticias.

Silencio en casa.

Tus ojos de la vida.

CRUCERO

Estoy en el crucero.

70 años para llegar aquí.

No sé por dónde ir.

LETRAS CHIQUITAS

No puedo renegar de ellas.

Me han alimentado.

Gracias a estas bagatelas he sobrevivido y convivido con los otros.

Pataleando en la tablita de la vida y amarrado al hilo de luz.

+ Niki Lauda (1949-2019) + Corrió su vida a gran velocidad sin prisas. Su profesión era correr. No matarse. Sabía limitarse a sus limitaciones.

PODER, VIDA Y VERDAD

–Difunde Presidencia lista de empresas y periodistas que tuvieron contratos con gobierno de EPN. ¿Nada de La Jornada?

Sigue la guerra política por otros medios entre el Gobierno de AMLO y Letras Libres de Krauze (entre otros).

Esperemos que sea un combate crítico y democrático, nada sucio, sin reproducir lo que se condena. Pero…

Sigo queriendo a Enrique Krauze porque lo he leído y sus ideas, así como las diferencias, me han enriquecido.

¿Qué puedo decir de Obrador?

No todo lo que es verdad es toda la verdad, y menos la vida.


El arancel de Trump, entre la reelección y la geopolítica.

02 Jun 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin comentario »

El argumento a que recurre Trump con frecuencia para conducir la política exterior estadounidense, referido a la amenaza a la seguridad nacional, ya sea el déficit en la balanza comercial, la inmigración, las drogas o la tecnología refleja una mirada unilateral muy limitada de los problemas, es la trampa de la mentira que él mismo se la cree.

En primer lugar, la imposición arbitraria de medidas arancelarias no se justifica legalmente, va contra tratados ratificados por el Congreso estadounidense: el de la Organización Mundial de Comercio y el TLCAN vigente. Los problemas de migración se resuelven con las leyes migratorias y los de comercio con las comerciales.

El verdadero problema es que Trump no resuelve los problemas con la ley en la mano. Eso implica que su política exterior en lugar de exhibir fortaleza muestra debilidad. Es decir, organizaciones de comercio estadounidenses o los estados afectados por esta guerra comercial, pueden acudir a los tribunales de Estados Unidos y cancelar el alza en los aranceles y México puede acudir a la OMS con argumentos suficientes para ganarle en esta disputa a Estados Unidos. Ahí es donde debe ir dirigido el trabajo de lobbying mexicano. Actuar en contra de la ley es debilidad, no fortaleza.

En lo económico, el alza de aranceles no sólo pega a México, pega de igual manera al consumidor estadounidense que tendrá que pagar más por los bienes importados, pero también al productor porque las dos economías están tan entrelazadas que lo que pase en una afecta a la otra.

El grado de integración de América del Norte se ha incrementado impresionantemente. De cada dólar que México exporta a EUA tiene un componente estadounidense de 40 centavos; para las exportaciones a Canadá es de 25 centavos y el agregado de las exportaciones de los tres países es de 35 %. China, en cambio, de cada dólar que exporta a EUA tiene 4% de insumos americanos. Es claramente un outsourcing, una tercerización pura. Esto se comprueba fácilmente con la prueba de Johansen que ha calculado meticulosamente Jaime Serra Puche que hace un estudio de la integración de las variables (Prueba de Johansen), en el que se ve con claridad que hay una gran integración de los ciclos económicos entre México y Estados Unidos. Existe una correlación altísima entre el PIB de Estados Unidos y el PIB de México, entre la producción manufacturera estadounidense y la producción manufacturera mexicana. Antes del TLCAN el grado de correlación era .21, ahora es de cerca del .85 por ciento. La integración regional que ha producido el TLCAN se resume en el desarrollo de las cadenas de la oferta, de los ciclos y de una muy importante convergencia macroeconómica. Tenemos un modelo de producción compartida, no sólo nos vendemos más, sino que hacemos cosas juntos. Esto es lo que no entiende Trump. La medida arancelaria es escupir para arriba.

Pedir que no caiga el escupitajo es pedir que no exista la ley de la gravedad, el arancel definitivamente pegará a los dos países por igual. Si exige que la industria estadounidense regrese a crear empleos en Estados Unidos va contra la historia y contra la esencia de la libre empresa, del capitalismo, una empresa no se va a ir donde los costos de producción son más altos y vende menos. Este proteccionismo primitivo que busca Trump electoralmente no es viable por lo menos en el corto plazo de su campaña electoral, no va a suceder.

¿Qué hay detrás de esta medida intempestiva y desesperada? En primer lugar, el impacto electoral que puede ser tan riesgoso para Trump que los demócratas harán lo posible para revertirlo. Marcelo Ebrard se fue antes de la cita con Pompeo no para esperar sentado en la embajada mexicana a que lo reciba el secretario de estado norteamericano, se fue para organizar el lobbying, para ver sus contactos con los demócratas, recuérdese que estuvo en el equipo de asesores de Hilary Clinton, para reunirse con las cámaras de comercio de los estados más afectados por los aranceles de Trump. La prensa estadounidense tiene un papel muy importante que desempeñar en la opinión pública de ese país.

Es necesario que los analistas económicos se centren en el hecho de que el déficit estadounidense no se debe al “robo de México o de China” de miles de millones de dólares, sino a la escasa competitividad estructural de los estadounidenses y la altísima propensión a importar. La deuda estadounidense es la más grande del mundo y se debe principalmente a que importan mucho más de lo que exportan, a que pueden pagar emitiendo dólares porque el Fondo Monetario Internacional está hecho para castigar a los demás países que tienen desequilibrios en su balanza de pagos, pero no a Estados Unidos, cuya moneda es la moneda de referencia internacional.

Aquí es donde entra la geopolítica. Rusia, China, Venezuela, Irán y muchos países de América, Europa y de Asia no están dispuestos en otorgarle esa confianza incondicional al dólar, están tratando de suplantar al dólar con otros medios internacionales de pago y están acumulando oro en grandes cantidades. Alemania se ha decidido por incrementar el comercio con Rusia y seguir con el trato económico con Irán. China y Rusia han acordado no utilizar el dólar en sus transacciones, el Euro está fortalecido por la economía comunitaria cada vez más alejada de Estados Unidos, Venezuela inventó una petromoneda virtual para su comercio con Rusia y Asia, Irán está siendo amenazado y la respuesta militar, si se da, afectará el precio del petróleo irremisiblemente.

Lo anterior significaría sólo una lección de geopolítica si ésta no estuviera en el centro de la relación de Estados Unidos con México. Nuestro país tiene un gobierno de izquierda, que reconoce a Maduro, se salió del TIAR y cambió su actitud en el Grupo de Lima y en la OEA con respecto a Venezuela, mantiene amplios lazos económicos con Cuba, ha ampliado sus relaciones con China y Rusia y acudió a Alemania cuando Estados Unidos no quiso siquiera ver el Plan de inversión en Centroamérica como esquema de la ONU para mitigar la emigración hacia México y Estados Unidos.

Se trata de una solución al problema migratorio de fondo, no con muros. Pero como esta visión no favorece a la campaña de Trump para la reelección, acude al garrote de los aranceles. Acude a los peores valores del estadounidense promedio, sin cultura, bravucón y pendenciero, a soluciones de poder sin ninguna consideración humanitaria, económica o legal, bueno sin siquiera ponderar qué es lo que más lo beneficiaría electoralmente. Se ha aferrado a lo que le sirvió a su elección en 2017 y repite lo mismo sin ningún cálculo de las nuevas circunstancias.

Trump está rodeado por funcionarios que alimentan esa visión narcisista, supremacista de la Doctrina Monroe, por personas ignorantes de la Economía, de la Historia y del Derecho. Tener el ejército más poderoso del mundo no es suficiente para ganar una elección y para dominar el mundo o una parte de él. No es lo mismo escupir aranceles que bombas, no puede usar el poder militar más que para amenazar, pero sólo eso y eso mismo diluye la amenaza.

Se ha mencionado también el interés de Alemania, Rusia y China de ocupar los vacíos que ha dejado Trump en México y en América Latina, para introducir las nuevas tecnologías del internet de las cosas y la 5G.

Lo cierto es que, en la guerra comercial de Trump con China, los chinos aplican la filosofía milenaria de Confucio, la paciencia y la prudencia como valores de largo plazo necesarios para tener una perspectiva más amplia que la inmediatez de la necesidad de Trump de reelegirse. Esta impaciencia trumpeana es una desventaja importante frente a empresas como Huawei, que tienen una visión global y de largo plazo, en contraste con la visión local y de corto plazo de Trump. Esa es la diferencia.

El asunto más grave es que estas acciones trumpeanas imprudentes e irracionales están levantando olas de nacionalismo muy peligrosas que pueden tener consecuencias fatales.

En China ya es muy mal visto usar celulares estadounidenses, lo mismo sucede en muchas otras partes del mundo con la empresa Huawei. Esto se puede extender peligrosamente a otras áreas y prender conflictos donde antes no los había.

En México se han hecho llamados nacionalistas para la defensa contra lo que se considera un ataque a México, no se analiza, no se ven los detalles, no se ve nada sino el odio y el odio ciega. Esto es lo más peligroso de una política indiscriminada contra un país y hablar de los mexicanos como violadores, ladrones y criminales, se recurre a la violencia verbal, sin medir las consecuencias fatales que se provocan. Si dice Trump que los mexicanos les robamos millones de dólares por el déficit comercial, acá se dice que los estadounidenses nos robaron más de la mitad de nuestro territorio en una guerra injusta. Por eso concuerdo con López Obrador que es deber principal de todo estadista el diálogo y la prudencia. Pero es mucho pedir de un presidente supremacista y narcisista como Trump.

Ante lo irracionalidad se requiere inteligencia, mucha inteligencia y prudencia. El costo de la reelección de Trump les va a salir muy caro a los estadounidenses en términos geopolíticos y en el prestigio que es tan importante en las relaciones internacionales como esencia de la diplomacia, no basta el poder militar para tener influencia. Trump está limitado por sus propios twitts, ahogado en su propia ideología, en su narcisismo entrópico.


ECONOMÍA SIN CERA N233 “CONSENSO DE WASHINGTON VS FORO DE SAO PABLO”.

28 May 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Economía, Internacional | Sin comentario »

Es la lucha permanente,

Izquierda contra derecha,

Y se divide la gente,

Y hasta se agranda la brecha,

Hay que ser inteligente,

Pa’ que no prenda la mecha.

La segunda Guerra mundial logró unir en sus aspectos bélicos a las potencias occidentales de tendencia liberal y capitalista contra la potencia soviética con ideología marxista-leninista y buscando quedarse con el botín que representaban los científicos que conocían los grandes avances que la Alemania nazi había logrado durante más de una década tomaron la capital del país germano y quedaron divididos, por un muro no solo Berlín sino toda Europa, surgiendo una tensión diplomática y militar conocida como la Guerra Fría. Este muro marcó la intolerancia de los regímenes del mundo y no fue sino hasta el 10 de noviembre de 1989 , en que los ciudadanos alemanes de ambos lados lo derribaron, se terminó la Guerra Fría y empezaron a eliminarse impuestos de importación y exportación para permitir la libre circulación de las mercancías; así en occidente se adoptó el llamado “Neoliberalismo” como ideología, mientras que la ideología del ESTE evolucionó hacia el “socialismo”, como una alternativa al “dejar hacer y dejar pasar” del liberalismo.

El término Consenso de Washington fue acuñado en 1989 por el economista John Williamson, quien estableció un paquete de reformas “estándar” para ser aplicadas en los países en desarrollo azotados por la crisis, con apoyo de las instituciones bajo la órbita de Washington D. C. como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de los EEUU, dentro de las que destacan: i) estabilización macroeconómica; ii) liberalización económica en comercio e inversión; iii) reducción del Estado, y iv) expansión de las fuerzas del mercado dentro de la economía interna.​

Por otro lado y con el objetivo de debatir sobre el escenario internacional a partir de la caída del Muro de Berlín, y las consecuencias al aplicar las reformas “estándar” en los países latinoamericanos sin tomar en cuenta las características propias de cada uno de ellos, el Partido de los Trabajadores de Brasil fundó un foro, no de países, sino de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, que se reunió por primera vez en São Paulo en 1990 y así lo ha venido haciendo año tras año hasta el 2018 en que se celebró en La Habana, Cuba (en 1991, 1998, 2009 y 2015, fue en la Ciudad de México). Los miembros latinoamericanos de este Foro tienen voz y voto y también asisten como invitados partidos y movimientos sociales de izquierda de Europa y Asia, los cuales tienen voz pero no voto, salvo el que les confieren al participar en comisiones especiales.

En el momento de su fundación en 1990 el único miembro que ejercía el poder ejecutivo era el Partido Comunista de Cuba. La elección del militar izquierdista Hugo Chávez en 1998 en Venezuela representó la llegada del siguiente gobierno de izquierda. Luego llegaron Lula da Silva del PT en 2002 en Brasil, Tabaré Vázquez del Frente Amplio en Uruguay en 2004, Evo Morales por el Movimiento al Socialismo en Bolivia en 2005, Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile en 2006, Rafael Correa por Alianza PAIS en Ecuador en 2006, Daniel Ortega por el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua en 2006, Fernando Lugo por la Alianza Patriótica para el Cambio en Paraguay en 2008, José Mujica por el Frente Amplio en Uruguay en 2009, Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador en 2009, Dilma Rousseff por el PT de Brasil en 2010, Ollanta Humala por el Partido Nacionalista de Perú en 2011, Nicolás Maduro del Partido Socialista Unido de Venezuela en 2013; Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile nuevamente en 2014 y Andrés Manuel López Obrador con Morena en 2018.

Los grupos de derecha de México siempre estuvieron en contra de que López Obrador llegara al poder y estaban en su derecho. Dirigentes del PT, del PRD y luego de Morena asistieron a diferentes reuniones del Foro de São Paulo, lo cual aunque fue muy criticado por esos grupos de derecha, no tiene nada de raro, son reuniones de organizaciones políticas de izquierda a plena luz del día, no son clandestinas ni van a conspirar, van a intercambiar puntos de vista y estrategias para alcanzar el poder, objetivo de toda organización política, lo raro hubiera sido ver ahí a dirigentes del PAN o del PRI.

Gilberto Lozano, fundador de una organización de la sociedad civil denominada “Congreso Nacional Ciudadano” ha venido promoviendo un libro titulado: “El Foro de São Paulo: una amenaza continental”, escrito por Alejandro Peña Esclusa en 2010, en el que critica estos foros y sus logros y advierte que constituyen una amenaza para toda américa latina. No he leído este libro y trataré de hacerlo para confirmar que forma parte de la lucha natural entre las eternas posiciones de derecha e izquierda, liberales contra conservadores, etc. La propaganda de unos para tratar de descalificar a los otros es natural, lo importante es que cada quien esté informado para ejercer su voto en el momento oportuno, en eso consiste la democracia, que lleguen al poder los candidatos y el Partido que obtengan más votos, para que desde el poder, apliquen políticas públicas acordes a la ideología de los triunfantes, coincidente con la de la mayoría que votó por ellos. Ahora resulta que los grupos de derecha en México exigen que el gobierno siga aplicando las recetas del Consenso de Washington, como si hubiera ganado su candidato y lo que debemos esperar es que se apliquen recomendaciones del Foro de São Paulo. ¿Usted qué opina?

memo_cas@yahoo.com


La anorexia nerviosa, un problema profundo de relación con el otro.

26 May 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

La anorexia es vista por numerosos terapeutas y pseudo-terapeutas como un problema de voluntad, de decisión, o de malos hábitos alimentarios. Promueven cursos, programación neurolingüística, programas alimentarios, fármacos y pláticas para enfrentar este problema, así como el control de peso, sin tomar en cuenta el inconsciente. No depende de la voluntad, ni de la conciencia, sino de la psicología profunda, de la psicodinamia.

En la clínica psicoanalítica con frecuencia encontramos casos de anorexia nerviosa, que es necesario atender con mucho cuidado e información.

André Green, al hablar sobre la pulsión de muerte, señala que la psicosomática del adulto nos ha hecho reencontrar ciertos cuadros clínicos que podrían evolucionar hacia la muerte por la desorganización esencial, agregando a estos casos, lo que él llama “el desorden de la auto-conservación”, es decir, las perturbaciones de la conducta alimentaria y la toxicomanía. Nos recuerda que la idea de la inhibición ocupa un lugar muy restringido en la obra de Freud, quien designa las cuatro funciones esenciales de la inhibición como la función sexual, la alimentación, la locomoción y el trabajo profesional. Sin embargo, se puede sobrevivir sin trabajo, sin trasladarse y sin sexualidad, pero no sin comer. Esa es la importancia de la inhibición alimentaria.

Freud, en Duelo y melancolía, dice que la melancolía implica la división de un yo entre una parte identificatoria con el objeto para reemplazar su pérdida y una parte que continúa obedeciendo a sus funciones tradicionales. Es decir, el yo puede dividirse con el fin de que una parte de él quede en el lugar del objeto perdido. Esto es una intuición capital y marca muy bien la regresión narcisista que descansa en el yo.

La fijación llamada oral-agresiva y la debilidad de su investidura hacen alusión a la manera en que puede ser retirada la libido en caso de decepción del objeto. Freud escribió: “ una fuerte fijación al objeto conlleva una débil investidura de éste” (1) . El melancólico no soporta que el objeto lo decepcione, que no se haya mostrado a la altura de la idealización de que fue objeto.

Esto se puede entender sobre cómo la agresión, si está dirigida contra alguien, antes de que sea dirigida contra el sujeto mismo, está en el deseo de alcanzar a los padres en un primer plano, con frecuencia al padre, para reprocharle su pasividad, su frialdad o su desinterés.

Para Lacan, la demanda, destinada en principio a pasar a un Otro , muchas veces no logra su meta y esto no sólo deja huellas, sino que establece un circuito insistente, justo por el hecho de no dejar de repetirse. Esta aportación de Lacan nos permite organizar el planteamiento de la anorexia sobre la base de una pregunta que incluye la relación con el Otro . El sujeto está enfermo por el no reconocimiento de su deseo cuando hace una anorexia o una bulimia (2).

Con la referencia lacaniana se puede nombrar el deseo en su articulación con la demanda del Otro . De ahí que Cecilia Piek insista en que es el deseo de lo que se trata cuando los anoréxicos se sacrifican para lograr lo que llaman la perfección y arriesgan la vida en el intento de articularse al otro, de entregar en él un lugar (3).

De las experiencias emocionales resulta una imagen inconsciente ligada a su historia, en donde el cuerpo pasa a ser un significante, regido e incluido en lo simbólico, lográndose un giro que inició del cuerpo de la necesidad, al sujeto que desea a través de su cuerpo. Como dice la psicoanalista Araceli Franco, hablamos ya, de un cuerpo subjetivado. El cuerpo es mediador entre el sujeto y el mundo, donde nuestras experiencias de la realidad dependen de la integridad del organismo.

La paradoja central de la anoréxica se inscribe de entrada en el cuerpo, en el que encuentra un modo de figuración y de materialización particularmente poderoso y eficaz. Dicha paradoja radica en el hecho de que la anoréxica no encuentra otro medio de salvaguardar su diferencia, su autonomía y su identidad, más que rechazando aquello que ansía y necesita, la comida. Cuanto más reprima el mundo imaginario y pulsional, más defensivamente sobre-inviste el sujeto su apariencia física. El trastorno alimentario le recuerda permanentemente al sujeto dónde están los límites y cuál es su poder sobre el objeto.

Este desorden nos remite a una constante mala aceptación de la sexualidad femenina, a una verdadera fobia de la transformación de un cuerpo infantil a un cuerpo de mujer donde no haya vientre, ni senos, ni glúteos. Son marcas de diferenciación sexuada: rechazo del sexo, rechazo de una relación con el otro sexuado, conflictos pre-genitales con la imagen maternal, rechazo de la vida.

La imagen corporal es la presentación imaginaria y simbólica del cuerpo, siendo justamente lo que le posibilitará amarrar lo real de la problemática de la anoréxica. El esquema corporal es la construcción de la re-presentación de dicha imagen. Por lo tanto, no hay duda de que sin imagen (presentación) no se constituye el esquema (re-presentación).

E. Levin refiere que repetir la misma representación ilimitadamente, no sólo empobrece el universo representacional sino que lleva al sujeto a gozar sin salida de ella (4).

Jessica Benjamin, en contraposición a la tesis de Freud sobre el modo en que las percepciones de la anatomía y el cuerpo llegan a figurar la diferencia sexual, en donde la diferencia tiene mayor significación que la igualdad, propone una nueva periodización de las fases de desarrollo temprano de los géneros: 1) la identificación genérica nominal; 2) la identificación temprana de las identificaciones en el contexto de la separación-individuación; 3) la fase sobreinclusiva edípica y 4) la fase edípica, para llegar a una concepción sobreinclusiva del desarrollo (5).

Concuerda con Freud en que la función del padre es determinante para la separación de la madre, del niño y de la niña, pero para J. Benjamin, los niños de ambos sexos continúan identificándose con ambos padres y el “padre del reacercamiento” es tan importante para las niñas y para los niños. La función del padre es diádica, no triádica, no rivaliza ni prohíbe como el padre edípico.

El amor identificatorio al padre tiene importancia para la niña en su esfuerzo por definirse como sujeto de deseo. Esta idea ejemplifica el carácter esencial de la identificación con la diferencia y es básica para entender la anorexia por la pérdida del ideal paterno. Sin embargo, este amor al “padre del reacercamiento” no es sólo, ni único paradigma de amor identificatorio, particularmente en el caso de las niñas. La niña adolescente desarrolla un tipo de amor por una mujer, que representa su ideal, una segunda madre.

Jessica Benjamin afirma que la asignación de igualdad y la diferencia debe ser inicialmente idéntica para ambos sexos. Ambos sexos son paralelos en su insistencia en serlo todo, en su elaboración de la complementariedad constituida en los opuestos contenidos en el interior del sí mismo y en su protesta contra los límites.

La complementariedad pasa a ser la preocupación edípica e introduce una distancia, tener más bien que ser, que implica una posible amenaza, por lo que la relación entre la representación ideal del sí mismo y la experiencia real del sí mismo es una tensión incómoda, gravada por prescripciones rígidas y contradictorias de complementariedad. El sí mismo repudia ese rol como una parte indeseada y se siente amenazado por él. Lo familiar puede encontrarse volviendo a la posición sobreinclusiva, en la cual todavía era posible usar el espacio transicional del juego comunicativo para conservar deseos negados por la realidad. “El bimorfismo genérico en sí sólo representa un polo; el otro polo es el polimorfismo de todos los individuos (6). Las tesis de J. Benjamin nos ofrecen un marco amplio para ir más allá del objeto perdido de Freud y de su énfasis en la diferencia, así como de la diferenciación sexuada de Green, para comprender de una manera holística el bimorfismo genérico y la tensión identificatoria de la anoréxica. Como dice F. Doltó, para cerrar nuestro trabajo, L a imagen   responde al deseo de ser y del Otro el espacio simbólico que lo potencializa (7).

El enfoque psicoanalítico parte de la singularidad y complejidad del sujeto, la anorexia nerviosa es tan compleja como el sujeto en su circunstancia individual, familiar y social. No se puede abordar con esquemas superficiales que excluyen al inconsciente de su radio de acción. Si no se enfoca la psicoterapia desde esta perspectiva psicodinámica es tratar el problema desde una visión tangencial, ajena al sujeto.

Gregorio Morales Avilés. Psicoanalista.

•  Freud, S. “Duelo y Melancolía”. Obras completas vol. XIV, Amorrortu, Argentina, 2008, p. 252
•  J. Lacan. Seminario del 4 de diciembre de 1957 . “Las Formaciones del Inconsciente”, p. 91.
•  Pieck, Cecilia. (2007). Anorexia y bulimia, La tiranía de la perfección . Fundap. UAQ. Pág. 39
•  Levin, E. (1995). La infancia en Escena . Nueva Visión, 2ª ed. Argentina, 1977. pp. 31
•  Benjamin, Jessica. Sujetos iguales, objetos de amor . Paidós, 2010, p. 83
•  Ibid. p. 108
•  Dolto, F. (1984), La imagen inconsciente del cuerpo . Paidós, Barcelona, 1986, p. 33