Octavio Océano / Nuevo Repaso.

31 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 1 Comentario »

–Saber admirar y saber extender la mirada crítica. Crítica y fraternidad, fraternidad crítica. JF

Octavio Paz hace un recuento de su vida con Sari Bermúdez para Canal Once en 1993, cinco partes, 1 hora y 18 minutos y 15 segundos.
Octavio cumple 79 años y 1993 tal vez fue el último año pleno de gloria del poeta. Escribe y publica sus últimos ensayos La llama doble e Itinerario, un magnífico repaso de su vida, y al año siguiente su último libro: Vislumbres de la India. Se publican los cuatro primeros tomos de sus Obras Completas que sumarán quince.
En el ínter y después viene lo peor: su operación a corazón abierto, el estallido zapatista de 1994, sus 80 años opacados por la debacle del salinismo, el incendio de su departamento en 1996, su largo y dubitativo silencio, su larga y dolorosa enfermedad, hasta su fallecimiento el 19 de abril de 1998. El poeta nació en primavera, 31 de marzo de 1914, y murió en primavera. Tiempo cumplido, tiempo abierto, tiempo puro, tiempo enfebrecido, hasta nuestros días…

En la entrevista con Sari vemos a un Octavio lúcido, meticuloso y suelto, chispeante, como siempre, frente a una entrevistadora un poco de sociales.
El recuento es muy bueno, con la ausencia de algunos temas notables: su espinosa relación con su primera mujer Elena Garro y con su hija Helena Paz Garro; sus relaciones con el poder político y con los magnates del capital; su ruptura con Carlos Fuentes…
Imposible tocarlo todo.
Su recuento político nacional y con el gobierno de Carlos Salinas lo hizo con Julio Scherer en su conversación publicada en la Revista Proceso el 18 de octubre de 1993: “Octavio Paz, lo que creo, pienso y quiero / En vísperas de sus 80 años, Octavio Paz hace relación y recuento de su pensamiento: Salinas, modernización, TLC, democracia, el 68, el poder…”. Con dos magníficas entradas: una carta del propio Paz a Scherer, y un testimonio del periodista sobre el poeta (no recogido en libro alguno de Scherer que yo sepa).

De la entrevista de Octavio con Sari Bermúdez, me gustó especialmente la lectura de algunos poemas del poeta (mal lector de su poesía, pienso, o porque es mejor la voz íntima de cada lector) y la última parte de definiciones, que desconocía completamente. Me detengo en esta quinta parte y transcribo y edito las palabras de Octavio Paz, nuestro Premio Nobel de Literatura 1990:

Octavio Paz responde, a preguntas cortas, respuestas cortas, lo que piensa sobre…

Poesía
–Es el arte de ver, a través de las palabras, la otra cara de la realidad.

Ensayo
–Es como un paseo por la ciudad, sin prisas, te paras aquí, te paras allá, importa más el trayecto que el punto de llegada.

Democracia
–El pueblo es rey, pero es un rey miope. De modo que necesita anteojos. La democracia es un pueblo con anteojos.

Crítica
–Es una de mis lados flacos. (Risas). La crítica es el telescopio y el microscopio de la inteligencia.

Amor
–Nostalgia de la edad de oro. Para los enamorados cada día es el primer día del mundo.

Dios
–Una palabra muy grande. (Es imposible probar su existencia tanto como probar su inexistencia). Creo en la divinidad de lo que existe. Vivir es un milagro. Existir es un milagro. Eso es todo.

Teatro
–Camina siempre en la cuerda floja entre lo real y lo irreal.

Fama
–Es una… No hay nada detrás.

Palabras
–Alcé con las palabras y sus sombras / una casa ambulante de reflejos / una torre que anda, construcción de viento… / Soy la sombra que arrojan mis palabras.

Epílogo del programa de Sari Bermúdez, Canal Once, marzo de 1993, “Recuento de su vida”, Octavio Paz:
–No me propuse ser un escritor incómodo; si lo he sido, no me arrepiento.

Palabrero, Octavio Océano (con palabras de JEP):
–Comienza donde lo hallas por vez primera y luego te sale por todas partes.
–Tiempo cumplido, tiempo puro, tiempo abierto, tiempo enfebrecido…

Gracias a Alejandro González.
JFM
Q, Presidentes, México, mayo 2020.

Liga del programa de Canal Once en YouTube: https://youtu.be/jIs-ckUQs6g?t=190

Amistad
–La amistad es una correspondencia que requiere trato y tiempo.

RELACIONES ESPINOSAS

–La de Octavio Paz con Elena Garro y la hija de ambos, Helena Paz Garro. Si alguien está desentrañando esas relaciones, sin psicoanalizar, es el crítico y biógrafo Guillermo Sheridan, leyendo con microscopio y telescopio los documentos.

–La relación entre Octavio Paz y Julio Scherer García. Creo que no fue una relación íntima, como la de Paz con Fuentes y la de Scherer con García Márquez, pero sí entrañable y fructífera, dio buenos frutos. Y los malentendidos y equívocos de la vida, el carácter y la política, son inevitables. Pero “el valor del tiempo” va colocando el valor de las palabras y los silencios en su lugar. Entre Scherer y Paz me quedo con los tres.

–Julio Scherer García y Jacobo Zabludovsky. Scherer siempre escribió pestes de Zabludovsky. Hasta hoy no conozco una sola palabra de Zabludovsky sobre Scherer. Ambos sabían del valor de las palabras y del silencio. Scherer no fue ningún santo frente al poder. Pero tuvo el valor de escribir sus faltas. Zabludovsky fue un siervo del poder y conquistó su libertad en el año 2000. El hombre producto de sus circunstancias y el hombre que rompe y hace sus circunstancias. Sin renegar de su pasado ni hablar de más en su nuevo presente. Antípodas irreconciliables, Scherer y Zabludovsky sabían del valor de las palabras y del silencio. ¿Qué hay en las memorias íntimas del Güero (no publicadas)?

–¿Qué pasó exactamente en la ruptura, en el fondo y en la superficie, entre Octavio Paz y Carlos Fuentes? No lo sé. Entre Fuentes y Paz, me quedo con Krauze. Los textos de Enrique Krauze sobre Carlos Fuentes y Andrés Manuel López Obrador son de crítica de altura, literaria, política y democrática. Diferencias incluidas.

–Paz fue comentarista estrella de Zabludovsky en Televisa en los años 80. Buenos comentarios literarios y políticos, diferencias aparte. ¿Hubo trato y relación entre Zabludovsky y Paz? ¿Qué pensaban el uno del otro?

–Relaciones espinosas, ay, hay muchas… pero a veces son inevitables, necesarias, llenas de equívocos y malentendidos, como es la vida y la historia, pero si hay altura, llenas de frutos dulces y amargos.

–Voces propias y contrarias disputan y pelean en mi cabeza y en mis manos la palabra escrita en letras de luz.

–EMZ es con quien más dialogo y discuto en mi cabeza. Lo tengo siempre presente. Camión. ¿Cómo vas? Deseo que bien. Da señales de vida. Graxxx. El hombre producto de sus circunstancias y el hombre que rompe y hace sus circunstancias. Yo y los otros, las condiciones sociales y mi libertad.

–Perdón por mis desvaríos, que los provocó la entrevista de Sari con Paz en 1993, en los 79 años de Octavio, y la relectura de este librito de Scherer García, que apenas conocí el año pasado en México: Encuentro: Octavio Paz y Julio Scherer, FCE, México, 1914. Allí debió aparecer el siguiente texto de Scherer, y no está:


VINO EL REMOLINO Y NOS ALEVANTÓ.

12 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 1 Comentario »

Película de 1950, Juan Bustillo Oro (gracias a Eduardo Mejía)

–El bautizo de sangre bajo una palabra sagrada: “Revolución”.

–¡Viva Madero y muera el mal gobierno de Díaz!

–Jugando con lumbre y el deber moral, una familia desgarrada.

–La renuncia de Porfirio, el triunfo de Madero presidente, la decena trágica, Huerta el traidor y usurpador, crece la bola y se sale de cauce y sucede la revolufia en todo el territorio y en las familias…

–La bola, todos en la bola revuelta y todos contra todos, familiares y compadres y amigos en distintos bandos o cambiando de bando y peleando todos contra todos, es la bola que crece y crece…

–Villa y Carranza no caben en la misma revolución y sigue la trágica pelea entre mexicanos revolucionarios en distintos bandos, como antes entre maderistas y zapatistas, y luego entre villistas y obregonistas.

–Obregón derrota a Villa en Celaya y dos hermanos quedan en los bandos contrarios, en el derrotado y en el triunfador.

–Ah, bendito Dios que se encontraron antes de que…

–¡Libertad y Revolución! Y muertes, muertes, muertes, es la bola.

–“Haremos de cuenta que fuimos basura, llegó un remolino y nos alevantó… Y al mismo tiempo de andar en la altura, nos desapartó…”

–Unos por un lado, otros por otro, peleando hermanos contra hermanos, mexicanos revolucionarios en bandos revolucionarios contrarios, a todos los alevantó el viento y los separó… el remolino de la revolución… Y a todos se tragó la bola revolucionaria.

–¡Estamos vivos de milagro! ¡Así que vamos a darle vuelo a la hilacha!

–Y en la Casa de la Generala sucede la última desgracia.

–Lo demás es conocido… ¡Viva la Revolufia!

–El nuevo régimen, ah, reproducir lo peor del viejo régimen.

–Qué tarugada, fue el Diablo quien provocó todo esto.

–¿Cuándo despertará Dios, Mejía?

–Sepa la bola…

EXCELENTE joya cinematográfica mexicana, 1950.

–Gracias al guión de Juan Bustillo Oro y Mauricio Magdaleno.

Q, Presidentes, México, lunes 11 de mayo 2020.

–¿¿¿Repetiremos la historia, de otro modo lo mismo, bajo el gobierno legítimo y democrático de Andrés Manuel López Obrador, demócratas contra demócratas, revolucionarios contra neoliberales, liberales contra revolucionarios, mexicanos contra mexicanos???


ADIÓS Óscar

05 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | Sin comentario »

Por ti…
No hubo Bellas Artes, por ahora, pero sí la portada de La Jornada.
–Un hombre bueno, noble, recto… muy querido por todos, creo.

Los Caifanes y los Catrines
(A tres caídas de cinco)
+ En memoria de Óscar Chávez +

Julio Figueroa

No es imposible la relación, sin anular las diferencias, siempre presentes, hasta el estallido final. Ruptura y comunión. El arquitecto se queda pasmado en la calle, fuera del taxi, y la paloma lila se lleva con amor el caballito que le dio el Estilos.

Y de qué trata la mentada película de 1967. De puras jaladas: en el Géminis, en la glorieta de Diana la Cazadora, en la funeraria, en el Zócalo… Puras jaladas. Las jaladas de los chilangos ñeros y Caifanes que trabajan en Querétaro y regresan a la capirucha, su cantón, a echar desmadre, porque allá en Q son muy subdesarrollados, jajajajjaja, es decir, puras buenas conciencias, bien portados, como en Guanajuato, tierra de las Poquianchis, jajajaj.

Jaladas que son explosivas y liberadoras porque es el México de tiempos autoritarios de los regentes Ernesto P. Uruchurtu y Alfonso Corona del Rosal, y del presidente Gustavo Díaz Ordaz. Jaladas y carcajadas, poemas, albures y canciones un año antes de la fiesta del movimiento estudiantil del 68, antes de la represión brutal. La fiesta y liberación del cuerpo, la mente y la conciencia. Antes de la tragedia.

El acontecimiento central es el encuentro y la convivencia de una noche de jaladas entre una pareja de catrines y perfumados, Jaime y Paloma, y un cuarteto de Caifanes ñeros: el Gato, el Azteca, el Mazacote y el Estilos. Lo demás es lo de menos. Se trata de vivir intensamente y de escapar del hastío. Y la noche es larga. Y se vive a la puritita suerte. Fuera del mundo, tú y yo, lejos del mundo en otro mundo. A lo que salga y caiga con suerte. ¿Ahorita o mañana? Ahorita. Tú y yo fuera del mundo. Ahorita. El tiempo de la poesía, el amor y la vida es ahorita, y nunca más.

Todos se comen con los ojos a la paloma perfumada. Sus piernas, su perfume, su vestido. El ganón es el Estilos, porque es carita, tiene estilo y un plus: sabe cantar. Las canciones van haciendo la atmósfera de la trama.
–¿Por qué no nos aventamos un cachuchazo popular?, dice el Azteca.
–Jjajajjajajjajajajja.

La Paloma sabe decir No y es dueña de su libertad, de su vida y de sus decisiones. Mientras que su pareja, Jaime, es un catrín perfumado, estirado y tieso, casi un alfeñique, si no fuera por su nombre. El Mazacote es el humorista y sus carcajadas son contagiosas. El Azteca es un libidinoso, marragascapache, guerrero y florido en el verbo. El Estilos un tímido, suave y atento, que en un minuto de suerte busca y encuentra la comunión. El capitán Gato es la autoridad de los Caifanes, el que maneja. ¡Y un Santa Claus ebrio, estridente y herido de amor que esconde su nombre, Monsiváis! (Sergio Jiménez y Ernesto Gómez Cruz, grandes actores).

Y por ahí se va la trama jugando en serio, fuera y dentro del mundo, jugando a la vida y la muerte, hasta llegar al desencuentro final, la pelea entre el Catrín y los Caifanes, por una paloma libre.

MUGROSOS SIN NOMBRE

–Así son muy valientes, los cuatro contra uno.
–Si quieres uno contra uno.
–Es muy fácil ser bravo, cuando no se tiene nada que perder. Ustedes ni nombre tienen. Mazacote. Azteca. Gato. Estilos. Yo soy el arquitecto Jaime de Landa, yo sí tengo algo que perder. Ustedes, ¿qué tienen? Mugrosos sin nombre.
–¿Qué tenemos? Tenemos lo que a ti te falta. La suerte. (Güevos).
–Con una simple acusación mía los destruiría a todos. Una simple acusación.
–Una sola acusación… ¿Y de qué nos vas a acusar? De que no fuimos a la escuela. De que aprendimos a comer con las manoplas. De que nos la jugamos todos los días. De que olemos a sudor. De que cualquiera de nosotros tiene con que quitarte la vieja. (¿Y el soldadito allí parado?).

Los Caifanes ñeros y los Catrines perfumados. No es fácil la relación. Tampoco es imposible la comunión. Sin borrar las diferencias, siempre presentes. No obstante, todos son parte del mundo. Aunque vivan fuera del mundo, aparte, arriba o abajo, tú y yo, sin nombre, sin poder, en libertad, uno frente al otro, uno en el otro, con los pronombres y los cuerpos enlazados, y las almas comulgando.

Ibáñez y Fuentes en el guión cinematográfico, de La región más transparente a Los Caifanes y Las buenas conciencia, la fiesta de las jaladas en libertad frente al autoritarismo y la rigidez social, política y cultural. Los Caifanes y el movimiento estudiantil del 68. Antes de la violencia que cancela todo diálogo civil.

Lo importante no es lo que piensas hacer, sino lo que resulta. El mejor trabajo no es el que te cuesta más, sino el que haces. Y esa película resultó ser emblemática para toda una generación y una época. Cierra una época y abre otra. La tradición de la ruptura, diría Octavio. Cuando Paz y Fuentes eran amigos. Hasta que se atravesó la mirada del crítico e inauguró otra tradición de la ruptura, crítica y democrática.

Liga de la película, Los Caifanes, 1967: https://youtu.be/CQcO23ovcec

(Alucine prángana.- Andrés Garrido del Toral, cronista oficial de Q, David Álvarez, joven iconoclasta queretano, y una dama vestida de blanco e incógnita, en un bochito platicando y discutiendo de los Caifanes, los catrines, los ñeros, los perfumados, los rotos, los estirados, los cábulas, los malosos, los decentes, los bien portados y los nacos mexicanos, queretanos y anexos. ¿Qué resultaría? A dos de tres caídas. Y el palabrero al volante del auto estacionado, tomando nota, je).

–Desmadrosos… puras jaladas… 1967.
–Comunícame tu ardor, Caifán, antes de que…


Kirk Douglas, memoria.

16 Feb 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 1 Comentario »

1
La muerte de Kirk Douglas, con 103 años de edad, protagonista del Espartaco de la novela de Howard Fast en los años 60, remueve mis pasiones y recuerdos. Entonces vivía con Guadalupe en la esquina de Actopan y Monterrey, en la Colonia Roma, en México. Nunca pensé salir de la ciudad de México, nunca pensé en vivir en la ciudad de Querétaro. Hay cosas que simplemente suceden.
La película de Espartaco con Kirk Douglas me impactó y la he visto varias veces. Y en aquellos años me leí todo lo que pude del escritor estadounidense: Espartaco, Los inmigrantes y toda su saga, La pasión de Sacco y Vanzetti…
Fueron años apasionados y turbulentos, idealistas y desvergonzados, de rupturas y cambios personales. Vivir solos y crear nuevas familias con los amigos. De liberación sexual, política y económica. Queríamos todo y en realidad no sabíamos qué, al menos yo. Grandes pasiones y pobres actos, ingenuos e inútiles.
Los caminos que entonces se abrían confusamente hoy parecen claros y obvios. En primer lugar tener un cuarto propio, aunque fuera de azotea; un ingreso mínimo, trabajando en lo que fuera; y a partir de ahí toda la libertad posible: sexual, cultural, política, moral, desmadrosa.
Pasó el tiempo y sucedió lo que tenía que suceder. Unos tomaron camino dentro del sistema y otros fuera de la rueda, unos corrieron mundo y otros se tiraron al vicio. Así es esto de la vida, se gana y se pierde, se concentra en una cosa y se extravía en varias. Se acelera sin llegar a ninguna parte y se queda uno pasmado.
Y aquí estoy en la Edad Luz pensando en Kirk Douglas y su Espartaco de la película de Stanley Kubrick. Pensando en Ignacio Trelles, entrenador de la selección mexicana de futbol, del Toluca y del Cruz Azul, todavía vivo y con la misma edad del actor hollywoodense, que acaba de fallecer.

2
La película de Espartaco protagonizada por Kirk Douglas conmueve por las actuaciones, la acción de los gladiadores esclavos y la reflexión en torno a la libertad y el poder. Comenzaba el cine de Stanley Kubrick: Espartaco, 2001 odiseas del espacio, Naranja mecánica…
–Volveré y seré millones, dice el Espartaco derrotado.
Llegué a la universidad en los años 70 y los caminos, entonces un río revuelto y confuso de pasiones, atmósferas y sentidos, hoy aparece transparente: la revolución cubana y la guerrilla del Che Guevara, la docencia y la investigación académica, la literatura y el periodismo, la democracia y la política, el rock, el juego, el deporte y el desmadre.
Los laberintos del amor y la soledad.
La conciencia emocional y la conciencia crítica.
Sin renunciar a la primera (los Rolling, los Beatles, Bob Dylan, Janis Joplin), yo encontré la segunda en el profesor Enrique Ruiz García, en Octavio Paz, en José Emilio Pacheco. El pensamiento político y democrático, el ejercicio literario y periodístico. La mirada crítica y creativa. Luego vino la filosofía y la sabiduría con Eduardo Nicol y Las enseñanzas de don Juan de Carlos Castaneda.
Grandes maestros y un pésimo alumno que no llegó a ninguna parte y sigue pataleando y palabreando. Un mal modelo y un mal ejemplo de nada.
Bien decía Marx que la conciencia de las cosas llega tarde; primero suceden los hechos y luego los valoramos, si es que lo hacemos.
Pero esos maestros me salvaron de la llamada guerra sucia y la conciencia emocional política, me abrieron otros rumbos, me dieron nuevas visiones y direcciones, otro amor a la vida.
Ah, si entonces hubiera sabido lo que hoy creo saber; si hoy tuviera la energía que entonces tenía.

3
Nacidos en el mismo años, 1916, Kirk Douglas se le adelantó a Ignacio Trelles. De algunos años para acá venía siguiendo de lejos sus pasos en el tramo final de la vida. ¿Cómo viven? ¿Qué los mantiene con ánimo? ¿Cuál es el sentido de su existencia? ¿Qué hicieron y qué les faltó por hacer? ¿Para qué tanto ajetreo?
Preguntas inútiles cuyas respuestas cambian con el tiempo y con la gente. Preguntas cuyas respuestas nadie sabe. Preguntas cuyas respuestas sólo sirven a quien las busca.
Pero siempre es bueno salir de nosotros y vernos en la experiencia de los otros. El futbol y el cine, los deportes y los espectáculos. Las ideas, el examen y la crítica. El conocimiento y la sabiduría. Los vagabundos.
Vuelvo a mis nombres emblemáticos y los caminos que abrieron al recorrerlos de punta a punta. Enrique Ruiz García, Octavio Paz, José Emilio Pacheco, Nicol, Las enseñanzas de don Juan, el chamán yaqui, y el antropólogo Carlitos Castaneda. Elías Canetti… Cioran…
Grandes modelos y malos discípulos y peores críticos.
Queda uno vacío y temblando a la intemperie.
Nada de qué agarrarse, nada atrás, nada adelante.
Y sin embargo es bueno tener los más grandes modelos inalcanzables.
Humanos todos, monstruos del bien y del mal, con dones y defectos, virtudes, vicios y equivocaciones.
Nadie hace por uno lo que a uno le toca hacer, bien o mal.
Nadie puede hacer todo, siempre queda algo o mucho por hacer.
Hay que encontrar lo que uno puede y quiere hacer.
Entre más pronto mejor, ¿y luego? Tal vez sea mejor no acabar nunca.
–Ah, si hubiera empezado por donde estoy acabando, dice Ignacio Solares.
Bien, estoy acabando por donde debí empezar.


EL JICOTE “EL GUASÓN”

26 Nov 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Espectáculos | Sin comentario »

Hago una tregua a la saga de artículos sobre el tema de los diversos obstáculos que interpone el Presidente López Obrador para boicotear el diálogo democrático. Miles y miles de lectores, nada de que tres o cuatro, me han pedido que aborde el tema de la película El Guasón, soy muy facilito y además convenenciero, pues también aprovecho para promocionar mi libro: “La letra con humor entra”. Editorial Trillas, donde abordo el concepto general del humor y la risa como instrumentos de la educación. Respondo a la solicitud. La película es perturbadora, entre otras causas, porque es una transgresora de valores, pues presenta el mundo al revés, como tal vez anda. El primer ícono que destruye es la “carita feliz”, el rostro con la comisura de los labios hacia arriba representa la salud, la alegría; el relajamiento y el alivio a la tensión. El rostro de El Guasón es al contrario, el desquiciamiento, la tortura interna, la tensión. Al reír nuestro rostro se abre para mostrar los dientes, la parte más agresiva del cuerpo, la que muestran los animales cuando se sienten amenazados o se disponen a atacar. Los dientes, que pueden utilizarse para la manducación o para morder, en la risa los enmarcamos con un gesto amistoso. La risa con sus dientes expuestos, es un símbolo de concordia y de generosidad, El Guasón es ejemplo de que en la época actual todo es mentira, falso, el payaso que tiene como oficio hacer reír ahora es un asesino; su risa de espontánea simpatía y jovialidad en realidad es de odio y de agresión. Vivimos un mundo escenográfico, conservamos y promovemos el envase, pero el contenido se metamorfosea: es exactamente todo lo contrario. Shakespeare es un precursor en la descripción de la risa de El Guasón; “Hay sonrisas que hieren como puñales”. La risa del payaso es la risa como un problema cerebral pero regado por la incomprensión e insensibilidad de la sociedad. Y aquí está el aspecto cautivante de la personalidad de El Guasón, es verdugo y víctima; provoca terror y compasión. El humor tiene una ética, y lo bueno y lo malo no dependen exclusivamente de si el chiste provoca risa o no, sino que esta calificación también depende del respeto. No podemos soltar la carcajada ante la tristeza, la debilidad, la diferencia étnica, la elección de la sexualidad, la vejez, la pobreza y, por supuesto, la enfermedad. El capitalismo es indiferente a los demás, pero también aprovecha para medrar con sus deficiencias y miserias. El presentador del programa de televisión en el que aparece El Guasón, se burla de él, testimonio que nuestra sociedad no sólo consume cosas sino también personas y es capaz de todo con tal de vender un espectáculo. Ante la burla El Guasón es poseído por la ira, tal y como la define Aristóteles: “Es un apetito de venganza por causa de un desprecio manifestado contra uno mismo, sin que hubiera razón para tal desprecio. Acompaña al iracundo un cierto placer, porque ocupa su tiempo con el pensamiento de venganza”, En el individualismo capitalista el objetivo es ganar, enriquecerse. el individualismo postmodernista no tiene ideología ni prédica moral, la idea es vengarse, destruir; no dejar símbolo de riqueza o de superioridad social sin haber sido mancillado. La película se presta a tantos finales como espectadores, una cosa me parece que queda claro: El Guasón sobre vive y día a día gana adeptos.


La fidelidad en la pareja: ¿una ilusión?

07 Jul 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 2 Comentarios »

Recientemente un primo hermano me pidió que escribiera sobre la fidelidad en la pareja, lo hago con gusto ahora. Este tema parecería sencillo si nos referimos a él superficialmente. El diccionario define fidelidad como una cualidad moral para mantener promesas y lealtades, viene del latín: fides (fe, confianza), fidelis (fiel), se refiere a la voluntad, a una decisión y firmeza para cumplir principios, creencias, normas, leyes, costumbres, relaciones a lo largo del tiempo y a través de diferentes circunstancias.

Pero una pareja es tan compleja o más que el individuo, que la voluntad o los buenos deseos, va más allá de una obligación moral o legal, más allá de circunstancias externas o de la presión social.

Por tanto, no se aconseja atenerse a soluciones fáciles como el coaching, que enfoca el problema de una forma muy reducida, como lo hacen los “ Cursos de pareja ”, en los que se manejan consejos y consignas como: “Los pilares de la relación de pareja: escuchar el bien”, en donde se establecen consignas como: “ Conocer su modo de entender y expresar el amor mediante códigos románticos compartidos”; “ Entender la importancia de las conversaciones no sólo como modo de fortalecer la intimidad, sino como una manera de evitar incluso una infidelidad”; “ Abracadabra: cumple tus promesas: Aproximación al perdón: GPS de su relación; Contar con herramientas de comunicación más claras y asertivas; Aprender a expresar necesidades y a escuchar las de su pareja”, tan voluntaristas como inútiles.

Lo anterior suena definitivamente superficial, como si la fidelidad consistiera en entender bien su definición y querer seguir consejos. Si no es un asunto de inteligencia, ni de voluntad, entonces ¿Qué es la fidelidad?

Otro amigo, reconociendo la multiplicación de las tasas de divorcios, se pregunta sobre la posibilidad de la monogamia como característica del ser humano, me preguntaba: ¿Somos polígamos por naturaleza? ¿Se puede ser fiel siempre? Es difícil contestar estas preguntas, he leído artículos que hablan sobre una mayor inteligencia de la pareja fiel. Para profundizar en el tema creo que la mejor manera de hacerlo es plantear estas preguntas desde la perspectiva psicoanalítica.

Para empezar, existen circunstancias sociológicas que determinan de alguna manera la elección de pareja. La estrecha dependencia afectiva y cultural con relación al medio de origen que deja a algunos jóvenes a merced de sus familias de origen y de las normas sociales coercitivas.

De alguna manera, estos jóvenes sometidos a un medio, cuyas normas son muy compulsivas, corresponden bastante bien a las descripciones de los sociólogos, que han insistido sobre la homogamia geográfica y sociocultural , (Homogamia=valores semejantes de las familias; Heterogamia, distintos). El encuentro de su pareja es difícil y sólo es tolerado en condiciones raras, muy limitadas. Los que no estén preparados desde su infancia para expresar sus necesidades, deseos y temores, van mal avenidos a una relación de pareja estable. De aquí se deriva con frecuencia que se vean acogidos y por ende dependientes de la familia de origen.

Las normas morales rígidas empujan muchas veces a relaciones sexuales prematuras y el descuido les impone una obligación de casamiento. Esto es sociológico y estadístico, tiene excepciones y es poco explicativo para entender la infidelidad.

Ahora existe una mayor tolerancia, se van al antro, salen fuera con los novios y cuentan muchas veces con información distorsionada sobre el sexo, muchas veces sólo de sitios de pornografía. Pero esto no los prepara para la vida en pareja. Se dan estos dos extremos en la sociedad en que vivimos. Pero esto podría considerarse anecdótico o estadístico, lo importante es lo que hay detrás de la elección de pareja. El momento de la decisión mutua, cuando aparece el “nosotros” en lugar del yo. En otras palabras, hay que empezar a ver la expectativa inconsciente implícita en la elección de pareja.

En primer lugar, encontramos que la elección de pareja está referida a las imágenes parentales. Escogemos inconscientemente una pareja que de alguna manera refleje algún rasgo de algunos de nuestros padres.

El análisis de casos en la clínica, da cuenta de muchos pacientes en los que predomina el valor erógeno de la pulsión masoquista. Despiertan en el compañero pulsiones reprimidas. Por ejemplo, escogen a una pareja en oposición a un padre alcohólico, pero inconscientemente le formulan demandas que a la postre satisfacen con el alcoholismo no presente conscientemente en la elección de pareja. Para dejarlo más claro, buscan inconscientemente que su pareja sea alcohólico, como su padre.

Otros casos de la clínica se refieren a la bisexualidad psíquica. La imagen del padre del mismo sexo que representa disposiciones homosexuales latentes, relaciones que llegaron a repetir el modelo sadomasoquista paterno.

Hay casos en que el hombre elige características parentales protectoras en su mujer, sustitutivas del padre. La atracción inconsciente por una mujer protectora, que sustituye la ausencia de un padre protector en la infancia. La infidelidad puede presentarse con personas del mismo sexo.

Se presentan casos en la clínica que, al momento de la elección de pareja, el elemento más importante corresponde a la defensa contra la pulsión parcial aislada. Es decir, utiliza a su compañero para protegerse mejor de sus deseos edípicos no superados. No se da la separación del hombre con respecto a su madre, ésta sigue dominando la relación con el hijo y éste no puede separarse de la madre. Con frecuencia se llega a la infidelidad como respuesta compulsiva contra la madre, representada en la esposa, que ocupa un plano secundario, como salida a un deseo incestuoso reprimido.

En la clínica se observa que una pareja acude a consulta en virtud de una disfunción sexual atribuida a uno de los integrantes y es presentada por ambos como un hecho que afecta a uno solo de los dos. Los dos se convencen de que los problemas sexuales son sólo de uno, pero en la realidad se da un entrecruzamiento de los mecanismos recíprocos. Al principio uno de los dos mantenía latentes sus síntomas gracias a la elección de su pareja. Es esta debilidad común en este plano la que los atrajo, con la necesidad de parte de un miembro de la pareja de elegir a alguien más débil, para poder ocultar inconscientemente su propia debilidad sexual.

Un engranaje inicial ya muy organizado puede descubrirse al principio o mucho más tarde, pero no por eso está menos presente en la elección de pareja. En las crisis, una salida frecuente es la infidelidad, para demostrarse a si mismo la potencia sexual, reprimida en la relación de pareja.

Existe una amplia gama de mecanismos psíquicos inconscientes, como los descritos antes, que hacen sumamente complejo el asunto de la fidelidad en la pareja humana. ¿Hasta qué extremo pueden exigir el amor y el matrimonio que yo me entregue a mi pareja y hasta qué grado puedo continuar siendo yo mismo en una relación de pareja? ¿Hasta qué punto debemos limitarnos mutuamente y hasta dónde podemos fundirnos el uno con el otro?

¿Hasta qué extremo tengo opción a que mi pareja me cuide como una madre, para hacerlo, como una contraprestación equivalente y hasta dónde puedo y debo convertirme en salvador y ayuda de mi pareja y ser para él o ella como una madre que le ofrece todo inagotablemente? Existen casos, como Malcolm Lawry, abandonado al cuidado de sirvientes que siempre deseó a su madre y buscó en sus parejas a la madre deseada, si su pareja no respondía a esta demanda, pues buscó a otra que sí lo hiciera, esto obviamente iba más allá de la simple voluntad para cumplir con la norma o el deseo de una promesa.

¿Hasta qué punto, en la relación de pareja, puedo ser yo el jefe autónomo al que debe someterse pasivamente el compañero o compañera y hasta dónde puede uno entregarse a la dependencia del otro sin que éste abuse? ¿Tengo yo un derecho justificado a poseer al otro cónyuge totalmente y a controlar todos sus actos y pensamientos o debo concederle su campo propio de autonomía?

Se trata de una delimitación mutua y afirmación propia que, en muchos casos llega a una lucha por el poder en la relación. En algunos casos se presentan respuestas relacionadas con el sadismo-masoquismo en las parejas, sin límites claros a qué atenerse, como en la película “ La guerra de los Roses”.

Otras veces el mecanismo interno se plantea de la siguiente manera: “Yo puedo ser tan activo, tan autónomo y tan fuerte en esta relación, porque tú eres tan dependiente, pasivo y dócil. Y Al revés.

La resistencia común de los consortes se dirige a que no se permita poner a discusión la idea de que la relación se desharía si ambos se comportan con libertad y autonomía. La lucha por el poder, el sadomasoquismo y el juego de celos-infidelidad, sirven a la pareja como efecto final para asegurar la mutua unión y seguir relacionados el uno con el otro.

Muchas veces la introducción de un tercero en la relación da paso a una estabilidad que no existía antes. Esto puede representar alianza contra un tercero, ser amortiguador y vínculo de unión, llegando incluso a los triángulos amorosos, como factor de cohesión de la pareja.

La fidelidad o infidelidad en la pareja es un asunto sumamente complejo como para atenderse con coaching o terapias que no se adentren en el inconsciente. La infidelidad es sólo una de las salidas posibles a los conflictos que se generan en el transcurso de las crisis de la pareja y las crisis son múltiples, complejas y dolorosas como la vida misma.


Roma 12 / ROMA El juego de los premios

03 Mar 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Espectáculos, Internacional | Sin comentario »

Un juego. Lo dijo muy bien el crítico de cine Jorge Ayala Blanco: los premios son un juego. El cine es un juego. Que por supuesto hay que jugar. Por eso vamos al cine. Juegas o no juegas. Y punto. Un juego lleno de intereses múltiples: económicos, sociopolíticos, mediáticos. Trampas. Y más en la industria del cine que es enorme. No hay que enojarse.

Leer más »


Roma 11 Roma Roma Roma… ÁRBOL DE ABRAZOS Y FRUTOS DE AMOR

25 Feb 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | Sin comentario »

El proyecto fue real, se hizo realidad y la realidad es un sueño en los cuernos de la Luna.

–Claro, puedo hacerlo y hacerle un homenaje a mi mamá y ella se puede sentir orgullosa de todo el esfuerzo que ha hecho (su madre Margarita es empleada doméstica). Yo no comprendía por qué ella decía: es que ellos son mis hijos; y también ustedes son mis hijos, y yo los quiero.

Leer más »


Roma 10 / Yalitza es Roma ¿Qué es Roma? YALITZA es ROMA

25 Feb 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | Sin comentario »

¿Qué es Roma?

La joven maestra se formó en el casting

como no queriendo.

Con su rostro puro, sano, ingenuo, inocente.

Tal vez exagero, no demasiado.

Leer más »


Roma 9 Los caminos a Roma ¿Todos los caminos llevan a Roma?

24 Feb 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 1 Comentario »

AMISTAD Y CRÍTICA

JEP sobre Fernando Benítez y Carlos Fuentes en tiempos de Echeverría (¿como hoy otros nosotros en tiempos de Obrador y de Roma?):

–Para Fuentes no existe la envidia, enfermedad profesional de los practicantes de la literatura

Leer más »


Roma 8 Árbol de abrazos

23 Feb 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | 1 Comentario »

Problemas 2016-2019

–Vivir es tener pedos…

–Los de hoy, los de ayer y los que se acumulen…

–Vivir es picar y saltar piedras, darles la vuelta o hacerte a un lado para que no te aplasten.

Sólo por hoy / Nayeli H A

Mi felicidad son estos

momentos, un café y una

buena compañía, una rica

plática.

Q, enero 2019.

Leer más »


Roma 7 Roma y Corazón del tiempo / Petición a AMLO Corazón del tiempo

22 Feb 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Espectáculos | Sin comentario »

Bella película, suave y delicada.

Los adjetivos no son gratuitos: están en las vistas y las palabras.

“Corazón del tiempo”, estrenada en 2009, tras años de trabajo atrás.

Dejar al tiempo hablar. Y seguir tu camino con corazón.

–Uno tiene que saber qué te llama el corazón.

Para eso se necesita mucho silencio y ver con los ojos de adentro.

–¿Tiene corazón este camino?

Debes responder sin ambición y sin miedo.

Leer más »