EL JICOTE “RESPUESTA A UN LECTOR”

19 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Queretanidad | Sin comentario »

Siempre agradezco cuando los amables lectores me envían un comentario, no importa si es para cubrirme de improperios. Reconstruyo la escena: el lector ocupa su valioso tiempo para leer mi texto; lo piensa; le provoca una gran indignación y hasta un poco de náusea; se dirige a la computadora; reflexiona las palabras más contundentes, las más hirientes, las más ponzoñosas; revisa el diccionario; lee satisfecho lo que escribió; se cae bien y se estimula su auto estima: lo envía. Todo lo anterior me hace sentir que cumplo con una de las misiones de un editorialista: provocar, hacer pensar, investigar y actuar al lector, sin importar que coincidamos en nuestras posiciones. Lo prefiero al resignado tedio dedicado a pasar saliva y bilis en silencio.
Algunos de los lectores se quejan de que no contesto y, efectivamente, casi no respondo, porque ni ante las sensaciones ni los adjetivos hay defensa. ¿Qué puedo responder cuando me escriben que soy un prianista amargado? ¿Chayotero? ¿Qué estoy celoso porque un discípulo me superó? Las redes sociales están invadidas de francotiradores que con un párrafo denigratorio pretenden borrar tres cuartillas en las que procuro dar argumentos y avalarlos, cuando es posible, con estadísticas o hechos. Independientemente a quién le asista la razón, no es equivalente el esfuerzo.
Ahora sí voy a responder al amable lector José Fabio Espinosa, que expone tesis y argumentos. Algo excepcional entre los adherentes de la 4T, que son más apóstoles que simpatizantes, los apóstoles manejan dogmas, los simpatizante la lógica y la realidad, con los primeros no hay nada qué hacer pero con los segundos se puede dialogar. Por ejemplo, Don Fabio afirma que: “La sociedad civil es un término indefinible y muy manoseado por los malos analistas”. Entre otros “malos analistas” está Maquiavelo, que bosqueja el tema. También manosearon a la sociedad civil Hegel, Marx, Tocqueville, quien le atribuye una de las causas del florecimiento de la democracia en Estados Unidos. No le sigo con más nombres porque me vería medio mamón, acá entre nos sí lo soy pero procuro disimularlo. Pero ¡Qué ganas de ser mal analista! El término de sociedad civil está de moda entre los escritores modernos por la crisis de los partidos políticos, la gente prefiere formar una asociación a integrarse a un partido.
Don Fabio afirma que no hay una definición de la sociedad civil, sobran definiciones, le propongo la siguiente: “Es una comunidad de ciudadanos dedicados a la defensa de sus libertades económicas, civiles y políticas; cuya organización y relaciones internas están separadas del Estado”.
Afirma Don Fabio que “reprueba a las encapuchadas, vandálicas”. Pues quiero decirlo que el Presidente no tanto. Las redes sociales están cubiertas de pruebas de que esas encapuchadas bajaron de vehículos oficiales y hasta de un camión proveniente de Morena de Tabasco. La persona que tiró la bomba molotov está plenamente identificada con nombre y hasta dirección. ¿Sabe Usted de alguna investigación? Yo no. Estimado Don Fabio, gracias por leerme y realizar todo el proceso, sueño de un editorialista. Reciba un saludo respetuoso. Como decimos los queretanos: Por Dios que sí.


EL JICOTE “LOS CELOS”

17 Mar 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »


Una amable lectora me reclama que en la serie del suicidio no hice mención al suicidio por celos. Efectivamente, pero no creo que ese tipo de suicidio tenga una especial incidencia, en ese caso se ubicaría en la mentalidad del suicida que actúa bajo el concepto: “para mí la muerte, para ti la culpa”. Casi ya no existe ese tipo de martirologio, la vertiente que he leído es que el homicida mata por celos y luego se suicida, y ocurre principalmente con los hombres celosos. Este tipo de acontecimientos me parece que irán a la baja, pues una corriente del feminismo rechaza los celos, en los que no ve nada positivo ni romántico. Antes de reflexionar al respecto vale reconocer que palmariamente no tengo estudios académicos de psicología y que en mis hipótesis y pesquisas sólo tengo como muestra de investigación a mí mismo, muestra poco representativa. Dicho esto, manifiesto mi oposición a la idea de que los celos no tienen nada positivo ni romántico. En primer lugar los celos son totalmente normales, todos tememos perder a la persona amada y obviamente deseamos conservarla cerca de nosotros. Nunca la sentimos ni segura ni garantizada. Es facilismo amar al enemigo, lo tenemos identificado, no lo deseamos, nos importa poco que se vaya o que se quede, aunque lo ideal es que se vaya. Lo duro es amar al amante consciente de que en la relación puede estar en todo, menos en misa. El peligro se agudiza pues no somos seres terminados, concluidos y estamos en un permanente devenir y cambio; cotidianamente está a prueba el amor, las expectativas que tiene cada uno. Los celos recíprocos son un espacio de negociación de cada pareja.
Los celos, como el colesterol, pueden haber celos buenos y malos. Además son diferentes en todas las personas. En general los celos nos mantienen alertas y curiosos a la evolución de la pareja, ¿Qué hace? ¿Con quién comparte su cotidianeidad? ¿ A quién admira? No creo que a ninguna relación le haga daño este interés, este misterio, ¿por qué no decirlo? este sufrimiento. ¡Qué alivio después de que comprobamos que nuestras sospechas eran falsas! Qué sosiego tan maravilloso que hace renacer el amor y aumenta la dicha de que el amante siga a nuestro lado. Para los que preferimos la exclusividad, los que no somos indiferentes a que alguien nos acompañe en un mismo corazón, exorcizar el demonio que todo lo quiere compartir, es ver la vida de colores. Y si en la tormenta hubo relámpagos y centellas la reconciliación es volver a ver el sol con una intensidad casi olvidada. Mi convicción es que en una relación sentimental todo, menos el aburrimiento.
Los celos en extremo son un infierno, no descansan, no duermen; pasado, presente y futuro concentrados en observar sombras, en hacer suposiciones. El gusto por darse no es gozoso sino una tiranía que mata la espontaneidad. No soy libre, estoy secuestrado; no me abandono por placer sino por amenaza. Los celos en extremo terminan con los grandes y pequeños placeres del amor y todo tiene un tono de desesperación y asfixia.
Escribía San Agustín que cada quien es como es su amor, agregaría, cada quien es también como son sus celos. Cuando se sienten celos, antes de ver al amante, veámonos a nosotros mismos. Ayuda a la comprensión y a la tolerancia.


El ascenso de las nuevas masculinidades. La revolución secreta del feminismo.

12 Mar 20 | Edgar Herrera | Clasificado en Cultura, Internacional | Sin comentario »

A Thomas Sankara (1949-1987) y al pueblo de Burkina Faso,
la patria de los hombres íntegros.

El pasado 11 de marzo de 2020, Harvey Weinstein, el más poderoso productor de Hollywood, fue sentenciado a 23 años de prisión por los cargos de acoso, abuso y violación de hasta cien mujeres afectadas a lo largo de tres décadas.
La lucha que comenzó el movimiento MeToo en octubre de 2017 no ha concluido, pues aún existe esa cultura machista que fomenta y reinventa las masculinidades caracterizadas por el dominio, el poder y la violencia. En el contexto de una álgida movilización feminista en México y Querétaro, resulta crucial remitirnos a las masculinidades como objeto de reflexión y como experiencia vital propia, a nosotros que hemos sido leídos y tratados con cuerpos de hombres a lo largo de nuestras vidas y épocas.
El estudio de las masculinidades se consolida en la década de los setenta, como elemento integrante y consecuencia directa de la revolución sexual de los años sesenta. Este hito cultural sigue vigente y somos testigos directos de la creciente necesidad de establecer un orden social democrático entre los géneros existentes en la humanidad, no sólo hombres y mujeres sino también visibilizar a los homosexuales, las lesbianas, las y los bisexuales, las y los transgéneros, etcétera. Al mismo tiempo, se intenta demostrar las múltiples formas en que estas expresiones de género se traducen en períodos de la vida humana que no siempre son reconocidos dignamente, como son la tercera edad, la infancia y la juventud.
Si Simone de Beauvoir en El Segundo Sexo nos advertía que lo personal es político, lo que implicaba que cualquier cuestión social era digna de ser reflexionada y discutida públicamente, esto significaba la apertura y la visibilización de las mujeres en la esfera privada, pero también el cuestionamiento del papel de los hombres en la esfera pública y, por ende, el modelo de masculinidad que se reproducía a través de las generaciones en diferentes contextos culturales y temporales.
Desde entonces, fue posible cuestionar esa falsa dicotomía entre la esfera pública y la privada, entre las relaciones desiguales o equitativas entre los sexos que se traducía en un orden social específico. En México, la situación de la UNAM como institución académica de primer orden no sólo en el país sino también para América Latina, y la forma en que dicha institución atraviesa una crisis orgánica desde la perspectiva de género, resulta en un fenómeno sintomático que habla de la cultura machista y la crisis sistemática que atraviesa a la región y al continente.
Las relaciones tóxicas de las parejas se constituyen en los referentes simbólicos de un modelo violento de masculinidad que se reproduce en conductas machistas concretas, desde los celos, la prohibición de mantener sanas relaciones con amigos y familiares, hasta la posesión, vigilancia y dominación total de la vida de las mujeres, sin dejar de lado los episodios violentos que escalan hasta el feminicidio. Esta es la romantización del amor tóxico que se consume cada 14 de febrero y, tristemente, se institucionaliza esta cultura machista desde nuestras relaciones sociales como hombres violentos y mujeres sumisas.
¿Qué podemos hacer para estar a la altura de nuestra época? ¿Cómo convertirnos, cada uno de nosotros como hombres, en resúmenes vivientes de esa cultura de género que se vislumbra cada vez más cercana y cada vez más nuestra? Afortunadamente existen los colectivos (la otra bandita en Querétaro) que trabajan las nuevas masculinidades e instituciones históricamente machistas como el ejército (el caso del Centro de Intervención para Hombres en República Dominicana) que atraviesan el desconocido campo de los hombres nuevos construidos desde la perspectiva de género.
¿Podríamos intentar algo así desde el espacio disponible en Diálogo Queretano y cambiar el triste curso de las apologías sin sentido que nos conducen a los mismos callejones sin salida? Hasta ahora, hemos visto contenidos realmente reivindicativos de la situación de las mujeres queretanas y mexicanas, y ojalá persista este periodismo militante todos los días en que se lucha, pero aún domina un silencio absoluto de la responsabilidad de los hombres para fundar esa cultura de género como proponía Marcela Lagarde en su texto Identidad de género y derechos humanos.
En este texto, la autora se refiere a ese paradigma de la cultura de género entre hombres y mujeres, caracterizado por la sororidad (la alianza política entre mujeres), la solidaridad (entre hombres y mujeres) y la mismidad, entendida como la satisfacción de las necesidades y deseos vitales de cada ser humano, de cada hombre y cada mujer.
En México, aún estamos huérfanos de esta cultura de género. Miles de años de patriarcado han penetrado secretamente en nuestras identidades de seres humanos, atraviesan los espacios más recónditos de nuestra autonomía como especie y deforman nuestra percepción y nuestra relación con la naturaleza. Es hora de ajustar cuentas a nivel individual, pero también a nivel histórico.


Carta a Obrador

12 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Señor Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador:

Si frente a la puerta de Palacio Nacional se pueden lanzar bombas y no hay detenidos ni responsables, sino impunidad, ¿qué seguridad social contra la violencia podemos esperar los ciudadanos que vivimos lejos del centro?

¿Hemos pasado de la profunda corrupción del país y del poder a la violencia atroz en sus narices y la misma impunidad por la ineficiencia de la seguridad y la justicia del Estado?

Deje usted de acusar de todo a los conservadores, y detenga y someta al imperio estricto de la ley a los culpables de la violencia, la corrupción y la impunidad, sean conservadores, revolucionarios, narcos, humanistas u obradoristas.

Atentamente,
Ciudadano Julio Figueroa.
Qro. Qro., Colonia Presidentes, México, jueves 12 de marzo 2020.
juliofime@hotmail.com
–En el sexenio del patriarca, ¿cuál es la función ciudadana?


Indignación femenina EN EL SEXENIO DEL PATRIARCA

10 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

Chingos y chingos y más chingos de mujeres en el centro de QQQ. Plaza de la Constitución abarrotada. Protesta femenina de la Edad Luz.

Contra la indolencia y el calor, la comida en la panza o en el plato, el sueño, la comodidad en casa y la diversión en el cine… la conciencia femenina ciudadana.

Chingos y chingos y más chingos de mujeres en la calle. Protestando en libertad. Manifestándose sin la tutela de los hombres. Contra el machismo del patriarcado. Contra el autoritarismo. Contra los feminicidios y la falta de seguridad social que es responsabilidad del Gobierno y del Estado. Contra la impunidad. Contra la violencia de género. Contra el hartazgo. Por la igualdad de derechos civiles. Por la justicia. Por la libertad crítica femenina. Por sus ovarios…

–¡Cacerolazo! ¡Batucada! ¡Tambores! ¡Cantos! ¡Consignas! ¡Gritos! ¡Mentadas! ¡Risas! ¡Carteles! ¡Pintas! ¡Entusiasmo! ¡Ánimo! ¡Enjundia! ¡Rabia! ¡Coraje! ¡Silencio! ¡Ingenuidad! ¡Pasmo! ¡Sorpresa! ¡Frescura! ¡Espontaneidad! ¡Lucha! ¡Comunión! ¡Auuulliiidooos! El estreno de su virginidad, rabia y madurez. El 68 femenino y la sensibilidad femenina.

–La virginidad no se pierde; como la libertad es una conquista.

–¿Aullidos? ¡¿Aullidos africanos?! No, es QQQ. ¿Cómo describirlo? ¡Es una vibración femenina de voz y manos al viento que crece y crece hasta taladrar los oídos y las conciencias! ¡Es un viento sonoro inmemorial!

–¡Somos el grito de las que ya no están! / México Lindo y Feminicida. / Mujer, amiga, escucha, esta es tu lucha. / Yo sí te quiero. / Yo sí te creo. / No más acoso. / No más al pozo. / Va a caer, va a caer, patriarcado se va a caer. / Únete mujer, y seremos más. / No seas indiferente, nos están matando. / Todas las mujeres, Todos los días, Todos los derechos.

La fiesta de los gritos y la libertad de protestar. Presencia y voz crítica, rebelde, ovarios bien puestos. ¿Cómo no pensar en el 68 femenino? Las mujeres están en la calle. No se quedan en la casa. Son parte del mundo.

–¿Cómo hacer que la indignación, protesta, manifestación de libertad, igualdad y crítica femenina no se pierda y perdure y tenga consecuencias positivas en la historia de México? ¿Qué sigue después de la fiesta?

Chingos y chingos y más chingos de mujeres en la calle, en la plaza, en libertad colectiva. Se concentraron en la Plaza Constitución, bajaron por Juárez hacia Zaragoza, caminaron hacia el Tanque y luego la fila se extendió bellamente desde el Tanque hasta Corregidora, y desde Zaragoza hasta el centro, y abarrotaron y desbordaron la Plaza Constitución entre Corregidora y Juárez. Una marcha totalmente pacífica, fiestera, hedonista, liberadora, femenina, ciudadana, política y humana en el mejor sentido.

Los aullidos femeninos, por llamarles de algún modo, la vibración de las voces y las manos sobre la boca y al viento, el puño en alto, fue lo más emotivo, siento. El 68 africano QQQ. En la selva feminicida, violenta, machista, patriarcal, castrante, represiva, hombruna… ¿Exagero?

–Mujer, hermana, amiga, si te pegan no te aman. / No más acoso, no más al pozo. / Sí a los roles de canela, no a los roles de género. / ¡La que no brinque es macho! / Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente. / Yo sí te creo, yo sí te creo. / Somos el grito de las que ya no están. / No somos histéricas, somos históricas. / ¡Vivas nos queremos! / Calladita No te ves más bonita. / Se va a caer, se va a caer, lo vamos a tirar… / Con falda o pantalón, respétame cabrón. / No es no. No es no. No es no.

En la esquina de Zaragoza y Corregidora, justo al doblar hacia el centro, pude subirme a la base de un poste y ver frente a frente el río de ojos que igual me veía, rostros, cuerpos, manos, los gritos en libertad de las mujeres enraizados en la sociedad abierta y subiendo al cielo. Las otras nosotras. Las reconozco y me veo en ellas.

Y en un momento se pararon y guardaron silencio por unos segundos. Y luego vino el clamor y creció y creció el aullido de la vibración de la voz y las manos y el viento de los siglos. Su marcha femenina viene de muy lejos y sin duda camina hacia adelante. ¿Hasta dónde llegarán? ¿Qué quieren? ¿De qué tenemos miedo?

Las otras nosotras nos miran y nos cuestionan. Se miran y se reconocen. Son ojos porque nos ven. Son voces en libertad que interrogan al mundo. No están solas. Son chingos y chingos, y son chingonas. ¿Partirán el mundo en dos o crearán otra sociedad, otras relaciones, otro amor, otra comunión?

Vi niños y perros, bebés en brazos y en carriolas, muchas mujeres jóvenes, radicales y fresas, fifís y politizadas, ultras, libres y vivas, las dignas mujeres maduras, poca gente de la izquierda tradicional, mucho menos obradoristas… No se vaya a enojar papá Obrador.

Registro la indignación y la fiesta femenina en Querétaro en el segundo año de gobierno del sexenio del patriarca.

Abrió la marcha con una vagina y un feminismo para todas. ¡Amiga, hermana, aquí está tu manada! Sin hombres. ¿Estarían vivas sin hombres? ¡Somos hixas del Antisistema! ¡No más la comodidad de nuestro silencio! ¡Muera el machismo con el patriarcado! ¿Les duelen más las pintas que las muertas? Culeros. ¿De qué tienen miedo?
(Q, México, domingo 8 de marzo 2020).

LUNES 9 DE MARZO 2020 / #UnDíaSinNosotras

Las Brujas del Mar y otras Brujas Mexicanas.

La lucha de las mujeres no es una guerra contra los hombres.
El enemigo identificado no somos los hombres.
Es una lucha de siglos contra el extraño poder creado por todos y todas: el machismo, el autoritarismo, la violencia, la impunidad, la cosificación de las personas, la división del trabajo y del placer, el poder patriarcal, la fuerza del macho, la desigualdad civil, la inequidad, la explotación, la mordaza, el silencio, la escoba, los hijos y la cocina.

No hacer absolutos de una parte del todo. Ni contra el machismo ni contra el feminismo.

–¿Cómo unificar las diversas violencias contra unas y otros, en vez de excluirnos unos a otras? (Sicilia).

–¿Cómo hacer que la justa y saludable indignación femenina no se pierda y perdure? (Krauze).

–¡No queremos un pinche cachito de avión sino justicia, igualdad, derechos, equidad, seguridad… no mame presidente patriarca! (Las Brujas del Mar y Chingos de Brujas Mexicanas).

–En el sexenio del patriarca, ¿hemos pasado del patrimonialismo al patriarcado del poder? (Palabrero).

Multiplicar. ¿Sumar o restar? ¿Sólo sabes restar y no sumar? Jesús multiplicó los peces y los panes. Y el vino nunca faltó.

–Dicen que la violencia es partera de la historia. Y es cierto. Lo que no dicen es que frecuentemente es mala partera: hijos nonatos deformes, que mueren pronto o se convierten en monstruos. (Camín).

Violencia. Entiendo la violencia pero cada vez me asusta más. Reproducir de otro modo lo mismo que se condena no crea otra realidad sino acaba haciendo lo peor. Vean la historia. Si en verdad queremos fines superiores, hay que buscar y encontrar medios mejores, no los peores.

–Luchar contra los otros es luchar contra nosotros.

Perdón por los rollos a botepronto.

En el Jardín del Centro de QQQ

Comercio bastante normal en el centro, digamos al 70-80 por ciento. Pero sí hay menos gente y autos en tránsito, al mediodía.

Qué tranquilidad en el Jardín Zenea QQQ. Disfruto mi presencia, jajaja. Como en los años 70-80, supongo. Calma chicha de viejitos, niños jugando, turistas internacionales y locales. Pocos autos alrededor. Los paseantes y pasantes parecen de un tiempo suspendido. Sin prisas.

Escucho más el alboroto de los pájaros que el rudo tráfico de los autos.

Una hora exquisita. Impensable. Gracias a las mujeres y su santa ira.

–Qué silencio, ¿Es así el mundo? (Cernuda).
–Sí. Ruidoso y silencioso, escandaloso e indolente. Es así.
–Mala idea, palabrero, ¿qué haces aquí?
–Exponer una idea, una palabra, una mirada.
–¿Para qué? Guarda tu pellejo y tu ridículo.
–Cierto, para nada, aquí estoy.
–El nueve nadie se mueve.
–Al nueve la colita se le mueve.
–¿Dónde estás, qué haces?
–Nada. Ver, pensar, sentir, palabrear. Nada.
–¿Cuál es tu espejo?
–Uno roto.
–¿Y tu sueño?
–Una pesadilla.
–Estás jodido.
–No, estoy bien, en lo que cabe.
–¿Dónde andas palabrero?
–Pajareando.
–Jjajjajjajjjajajja.
–Cuatro campanadas, terminó la manda.
–Vámonos.
(…)

–¿Qué es ser esquirol? Ay, lo soy, lamentable.
–Piden respeto y son violentas e insultan y pintarrajean todo.
–¡¿Tú también, palabrero, esquirol?!
–Huevón, ponte a trabajar, con todo respeto.
–El nueve… La colita se mueve… 69 jajajaja.

–Lo inaudito: sigue sin entender que no entiende (Obrador). Lástima.
–No es un demócrata.
–Es un patriarca en su sexenio.
–El nueve bar mítico de los 80 en la CDMX.
–¿???!!!!!!?????
–Nos lleva al desastre.
–No lo sé. Los otros no fueron muy buenos. Por eso perdieron.
–Concéntrate en el presente. Echarle la culpa al pasado no lo exime de nada. No sabe gobernar, priva en su mente limitada más ideología que ideas.
–Crea un video-texto con tu crítica a Obrador.
–Por eso es un autócrata, vive en la cárcel de sus ideas. Es profundamente conservador, vive anclado en el pasado.
–Bien, escribe todo eso y hazlo público. El pasado es presente.
–Lo comparto con quien me interesa escucharme.
–Nos hace falta mucha opinión crítica pública. Hacer público lo que es de interés público.
–Saludos Julio con respeto y diálogo.
–Igualmente estimado Edgard.
–¿Cómo te fue? Platícame…
–Todo tranquilo…
–Graxxx.
–Voy a casa…

–¿Y los cronistas QQQ? ¿Los narradores, novelistas, poetas, artistas, intelectuales, académicos registrando los hechos vivos?
–No nos vimos, pero seguro por ahí andaban; ya los veremos cuando nos den sus trabajos y puntos de vista.
–¿Nos darán refritos de lo que leyeron y no de lo que vieron?

–La protesta cuando se institucionaliza y tiene permiso, pierde su filo y su brillo. Es lo que trataron de hacer tanto el gobierno del patriarca como la clase empresarial y política de oposición.
–Es parte del juego político democrático.

–Las jóvenes hicieron historia. ¿Qué sigue? ¿Los cachitos del avión?
–Un día con ellas en la calle. ¿Y luego?
–¡Ni un día sin nosotras! ¡Ni una más! ¡Somos millones!
(Q, lunes 9 de marzo 2020).
–Chin, con muchos problemas con la compu y el internet.


EN DO MAYOR.

10 Mar 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

ESAS DE LA PAÑOLETA VERDE…

Ni las amenazas de un posible contagio masivo del Coronavirus, ni la irrupción del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez y su llamado grabado en un video que circuló en medios impresos y digitales a decir NO al Paro del 9 de Marzo, detuvieron la unificada presencia de miles y miles de mujeres en las calles de esta capital y en las del interior de la república. Fue apoteósico. El obsoleto y simplista mensaje del Cardenal se perdió entre el barullo de la marcha y se terminó por diluir en las calles semi desiertas de este lunes.

¿Escucharía desde la comodidad de su confortable casa de allá de Guadalajara, los poderosos gritos unificados de mujeres lanzando consignas mientras se dirigían a los puntos de encuentros de la marcha de este 8M y luego el estruendo del silencio de las calles semivacías del 9M ? ¿Vivirá todavía en su pequeño paraíso terrenal rodeado de perros y fauna doméstica y exótica en donde cabía “hasta un changuito, que vive en una jaula de metal desde que osó morderle la nariz a la madre Carmen, quien administra la casa”?, según refirió el reportaje publicado por la Revista Quién, a la que el Cardenal Juan Sandoval Iñiguez concediera una entrevista en el 2008.

Quizá mientras nadaba de un lado a otro en su espaciosa alberca de 8×5 de su residencia, buscando refrescarse del agobiante calor del mediodía , Sandoval Iñiguez recibió el informe de la multitudinaria presencia de miles de mujeres a esa marcha y la rotunda respuesta al Paro Nacional que intentó sabotear a través de un video con el símbolo del #No Paro del 9M en el que hace un llamado a no unirse , argumentando entre las principales razones:
1) No solamente las mujeres son maltratadas. Estadísticas arrojan que el 88 por ciento de los asesinatos son de varones, solamente el 12 por ciento para mujeres.
2) Las organizadoras, y es la razón principal de esta jornada del día 9 y los días que preceden de desorden, son las del pañuelo verde, partidarias y promotoras del aborto, organizadas y pagadas desde fuera. Ya desde allí la Jornada está viciada en su raíz.
Eso dijo, abundando luego en lo que él cree sobre el aborto y sin reconocer la grave crisis de feminicidios que motivaron estas acciones y, antes bien, citando entre la tercera razón que todo esto tiene como objetivo querer enfrentar a los hombres y a las mujeres “ allí está – dijo- la dialéctica del marxismo. Hegel la enfrentó en las ideas, pero Marx la trajo a la práctica , enfrentar a los opuestos para borrar las diferencias. ..”

El domingo quizá mientras el Cardenal, próximo a cumplir 87 años de edad, nadaba en su espaciosa piscina llena de aguas de su pretendida pureza, en el país cientos de voces femeninas refrescaban con su canto los aires de México. ¿Se enteró que las mujeres con esos dones que tenemos de ser Hadas, Brujas, Hechiceras, Magas, salimos todas de nuestras falsas fortalezas construidas con falacias machistas, unificadas en un canto de esperanza , desafío y exigencia para que la violencia pare?
¿Escuchó los cantos? ¿Se santiguó al saber que uno de los estribillos bien templados de las jóvenes mujeres fue el de :

“¡Somos muy malas
y podemos ser peores.
Y si no te gusta
te jodes, te jodes!? ”

Consumatum est, Cardenal.

Y QUE DIOS LO PERDONE…

Acaso el Cardenal, uno de los más misóginos, ignora que la historia de maltratos acumulados, la violencia de los últimos años y su escalada mantiene la memoria fresca de varias de nosotras sobre sus reiteradas afrentas que salen de esa lengua que serpentea antes de soltar el veneno de su misoginia contra las mujeres. Acaso ignore también que lo que a algunas se les llega a olvidar, otras mujeres de prodigiosa memoria recuerdan las polémicas que ha protagonizado con sus declaraciones de denuestos. Porque, para él, lo que nos sucede a las mujeres es nuestra culpa, por lo tanto hay que estar calladitas, serviciales, inmóviles, omisas y sumisas. Estar, pero en modo sombra. Agachar la cabeza ante el dominio machista . Si Cardenal , como usted quiera Cardenal, Mea culpa Cardenal. ¿Así Cardenal? Para servirle Cardenal. Suyo es el reino, poder y la gloria, Cardenal.
Nacido en Yahualica, en los altos de Jalisco en 1933, Sandoval Iñiguez, ultra entre los ultras, no ha tenido reparos en decir que el aumento de atentados contra la mujer son resultado de la “ imprudencia femenina…Las mujeres no deben andar provocando, por eso hay muchas violadas”.” Sus declaraciones durante una entrevista concedida a un canal de la Universidad de Guadalajara, en 2017, causaron escozor. Y no han sido las únicas en los que su talante autoritario y extremista queda expuesto.
Sandoval Iñiguez insiste siempre en estar en el centro de las controversias. Sobre su llamado al boicot de este martes, Bernardo Barranco escribe en su artículo de ayer lunes para Milenio diario : “ Cardenal Sandoval Iñiguez se lanza contra las mujeres”: “ A los sectores de la izquierda, les llama: “los hijos de las tinieblas”. Sandoval Iñiguez es un hombre poderoso en Jalisco. No ha dejado gobernar a su sucesor Francisco Robles Ortega. Es intolerante frente a otras Iglesias, burlonamente les dice: “Se necesita no tener madre para ser protestante”. Frente a los partidarios de la Teología de la Liberación, respetada por el actual Papa Francisco, decreta que: “Por ahí quedan ‘grupillos’, pero ya no, ya no los calienta ni el sol”. De manera recurrente culpabiliza a las mujeres por provocadoras que desatan maltrato y feminicidios. Explica así su acoso: “las mujeres no deben de andar por ahí incitando, por eso hay muchas violadas” Recibió duras críticas de los colectivos feministas. A los homosexuales los llama “maricas” y estableció que “las desviaciones de algunas personas no deben servir para condenarlas, pero tampoco para presumirlas; que las mantengan más bien en secreto”. Frederic Martel, autor del libro Sodoma, se dijo sorprendido de que más de un tercio de la fastuosa biblioteca personal de Sandoval Iñiguez está dedicada a temas de homosexualidad. Se pregunta: ¿Será que el cardenal se esconde en el closet del confesionario? ¿A qué juega Sandoval, cardenal en retiro, que se enfrenta a sus hermanos obispos de la CEM por manifestar su apoyo contra los feminicidios? ”, concluye el articulo del experto en el tema.
LIBRES NO VALIENTES (CONSUMATUM EST ).
¿A qué juega el profunda e inocultablemente homofóbico Cardenal?, pregunto. ¿A qué juega? ¿Escondidillas de qué o de quién? ¿De su propio yo que teme enfrentar? Allá él. Porque las mujeres no jugamos a nada. Nuestra vida es la que está en juego. En realidad, siempre ha estado en juego, pero nunca manifestada de esta forma tan brutal e inmisericorde de los últimos tiempos.
“Queremos ser libres no valientes”, decía uno de los letreros de la marcha. Libres de esta oscuridad que personajes como el Cardenal y el patriarcado han decidido , enfrentándonos a una división y enemistad entre nosotras mismas. ¿Acaso los casos aberrantes de abusos y violencia hacia la mujer no han nacido desde el mismo seno familiar donde hemos terminado por replicar los privilegios hacia los hijos varones y matar en las hijas mujeres cualquier acto emancipador? ¿No es al colonialismo y su sistema patriarcal a quien debemos este opresor sentimiento de culpa que nos divide y causante de la poca empatía que antes mostramos unas con otras? Demasiado alta la cuota que tenemos que pagar las mujeres y que personajes como el Cardenal insisten en perpetuar.
Pero estamos despertando ya de esta pesadilla que nos tenía paralizadas. Hemos decidido recuperar nuestra dignidad que otros tantos personajes como él nos hicieron olvidar . Hoy nos queremos libres para escuchar y ordenar la esencia de la sabiduría femenina que nos habita y que ha sido acallada por el distorsionado dominio patriarcal machista que ha lastimado las voluntades, hasta matar la voz de la vida. Porque el centro de esta violencia se ha gestado allí, en la misma Iglesia y ha hecho coyuntura con el poder representado en el sistema político, empresarial. En todos los órdenes institucionales. La violencia no está en lo femenino. Está en la construcción de ese machismo que ha deformado lo masculino y se ensaña con lo femenino. Por eso y más queremos y debemos construir otra forma de relacionarnos, más equitativa, más respetuosa. Más equilibrada donde lo masculino y femenino se replanteen desde la consciencia nuevos caminos para transitar en adelante.
¿A que juega entonces el Cardenal y las voces de ultraconservadores que lo apoyan? Porque nosotros este domingo 8 y lunes 9 de marzo del 2020 jugamos muy en serio a VIVIR. A vivir sin ser violentadas en ningún espacio de la vida íntima o pública. Y el paso ya se dio Y fue vigoroso, firme, portentoso. Enorme. CONSUMATUM EST, CARDENAL. CONSUMATUM EST.
Zaragozacisneros.jovita@gmail.com
Dialogoqueretano.com
Cifras oficiales arrojan alrededor de 80 mil mujeres en la marcha de este domingo 8 de marzo. Niniane y yo preguntamos: ¿cifras oficiales a modo para minimizar su impacto? ¡Por favor! Más, muchísimas más. ¿lo doble? Y quizá triple.


TRAS LA VERDAD ¡NO SE CONFUNDAN!

09 Mar 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

No es lo mismo feminismo que protección y derechos igualitarios a las mujeres. Es fácil caer en el engaño del “feminismo”, que se trata de un movimiento que algunos califican despectivamente como “feminazi”, por la violencia que encierra, promotora de la política denominada “progresista”, que pugna, entre otros, por el derecho al aborto indiscriminado. Por eso personajes como el Obispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, promueve ante su feligresía un no rotundo al movimiento de los pañuelos verdes, inmiscuidos en el “El Nueve, nadie se mueve”. El movimiento de mañana nada tiene que ver con la promoción del aborto, nada. Tiene una connotación mucho más amplia, nada que ver con la promoción de derechos progresistas.

Lo cierto y por eso millones de mujeres y hombres apoyan el movimiento que se llevará a cabo, que conlleva el repudio a la violencia y la irresponsabilidad de un gobierno federal inepto que hace caso omiso a la extrema violencia que sufren muchas mujeres, la inseguridad pública, la disminución de derechos, la eliminación de la cultura del patriarcado; vamos, que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ha hecho caso omiso a esa serie de violencias, ejerce una política de Estado de, dejar hacer, dejar pasar, olvidándose de proteger y ayudar a las mujeres; en lugar de ello, de un plumazo desapareció muchos programas de apoyo a las féminas. La semana pasada dejó en claro el Presidente de la República, que no es gobierno feminista, más bien se dijo humanista. Pero, ese humanismo no se ve reflejado en el apoyo a las mujeres con programas y presupuestos que desvelen ese propósito humanista a las y los hombres de bien. En contrario a lo dicho por López Obrador, su grupo de mujeres incrustadas en el gabinete, dijeron que el gobierno de la 4T, es feminista ¡Cuidado, no se confundan!

Bien sabido es que, los gobiernos de izquierda presumen ser progresistas, por eso el gobierno del DF, hoy de la Ciudad de México, siempre ha ido a la cabeza en la creación de derechos progresistas, como el aborto gratuito a cargo del Estado, los matrimonios entre personas del mismo sexo, la adopción de menores entre matrimonios de personas del mismo sexo, entre otros. De ahí que gobiernos de derecha o de centro no apoyen sendas políticas y se resistan a reformar sus leyes, creando derechos “innovadores” de carácter progresista. El feminismo encierra esos “derechos”.

Sin embargo, la conmemoración del día internacional de la mujer, que concitó a miles y miles de mujeres en la capital de muchos Estados, se dieron cita algunas corrientes de féminas distintas, desde grupos de conservadoras como de grupos progresistas de los pañuelos verdes y las totalmente independientes, mas no las unió el objetivo de impulsar como derecho plasmado en la legislación el aborto, claro que no, es mucho más significativo el día internacional de la mujer, tiene, incluso su origen en casos como aquel acto repugnable en donde fueron encerradas obreras para que murieran en un incendio, acto tolerado por empresarios y autoridades de su tiempo; quienes piensen que fue en ´pro del aborto, están tremendamente equivocados o equivocadas, no se confundan. De ahí que no tenga la razón el Obispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval, quien promovió el no apoyo a las marchas de este día y a los “brazos caídos” de mañana en el movimiento de “El Nueve, nadie se mueve”. En este segundo caso, incluso muchos grupos denominados conservadores apoyan el movimiento; pero, por otras razones mucho muy distintas. El Obispo se radicaliza creyendo que el movimiento es en pro del aborto, de las mujeres de los pañuelos verdes, suposición falsa. Si así fuese, poco apoyo hubiese tenido, sin embargo la respuesta en pro del movimiento ha sido todo un éxito.

El movimiento va encaminado a fustigar pacíficamente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, principalmente porque en más de un año de gobierno lopista, ha puesto en práctica la política de los “brazos caídos”; ese sí, ha dejado en el desamparo a las mujeres.

Circula por redes sociales una pequeña videoconferencia del español Agustín Laje, quien de manera clara hace la disección de los movimientos “progresistas” en su país, en Argentina y en México, relacionadas medidas progresistas, con la violencia y las enormes diferencias que existen entre estos 3 países. Por supuesto el movimiento de las feministas de los pañuelos verdes, por aquello de las confusiones, féminas que promueven de forma violenta, agresiva divisiones entre hombre y mujeres, cuyos objetivos son, entre otros, el aborto indiscriminado consagrado en la ley, con cargo al Estado. Y es que, el supuesto fundamento de la violencia por cuestiones de feminicidios o femicidios, nada tienen que ver, considerando que la mayor violencia en el caso de la privación de la vida, es mucho más grave en contra de los hombres, porcentualmente hablando; refiere el conferencista las enormes diferencias en la comisión de esos delitos entre los 3 países, resaltando México como país ultra violento y el Estado mexicano no tiene políticas de Estado que conlleven la contención de la violencia, así como evitar la impunidad, a la cual lastimosamente se refiere, México, país en donde reina la impunidad y la delincuencia hace de las suyas; ese es el problema, advierte.

Por eso hay que diferenciar y no caer en la confusión, nada de apoyo a quienes promueven políticas “progresistas”, nada de división entre géneros, por el contrario hay que resaltar la necesidad de la coexistencia entre ambos, se necesitan y se complementan, deben apoyarse mutuamente, sin detrimento de derechos, sin regateos de derechos hacia las mujeres. El gran problema es el gobierno de López Obrador, quien, incluso ha generado división y odio, lo que ha sido aprovechado por las llamadas “feminazis” y la delincuencia se ha desbordado, creciendo sin parangón los delitos de feminicidio y homicidios. Por eso en necesario no caer en confusiones. Todos los extremos son malos.

Apoyo total a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, sí; apoyo al movimiento de “El Nueve, nadie se mueve”, sí. Mas nada de pro aborto, nada por el estilo; son dos cosas totalmente diferentes, el movimiento de mañana nada tiene que ver, no hay conexión alguna. La exigencia, sin entrar en políticas de partido, es que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, genere políticas de apoyo, incluso proteccionistas, hacia las mujeres; combatir de frente la violencia y no con burlas de abrazos a la delincuencia. Que regrese los programas sociales que arbitrariamente eliminó (la CNDH dictó recomendación en ese sentido y el humanista se burló) por supuesta corrupción que nunca ha probado, todo por generar “políticas sociales” denominadas “dinero en mano” cuyo objetivo es de carácter eminentemente electoral, busca el voto para las elecciones en favor de su partido; dejando, a contrario sensu, en total desprotección a mujeres que requieren el apoyo del Estado, quien a su vez, está obligado a darlo y López Obrador lo regatea. Así es la enorme diferencia. Esa política del feminsmo, de pretender (incluso), cambiar el lenguaje para deformarlo y en todo haya artículos femeninos y masculinos, como jóvenes y jóvanas, miembros y miembras, gabinete y gabineta; eso es el aberrante extremo al que no debe llegar México, en el cual grupos de extrema izquierda pretenden derrumbar instituciones milenarias a cambio de una nueva cultura de enfrentamiento entre géneros, eso no debe permitirse ¡Qué no se confundan!

Héctor Parra Rodríguez


La degradación

08 Mar 20 | Augusto Isla | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Entrevistado en “Financiero Bloomberg”, Epigmenio Ibarra, el conocido fundador de Argos, empresa de comunicación televisiva, se quejaba amargamente del linchamiento que en redes sociales, sufre el señor que ocupa Palacio Nacional, por quien, dicho sea de paso, se desvive. Como si el mandamás, no lo provocara con su cotidiana agresividad matutina. No obstante, Ibarra no deja de considerar al tabasqueño estridente como un ‘fenómeno comunicacional extraordinario’. ¿En qué consiste lo extraordinario? Solo Dios sabe. Pues que ni siquiera resulta original. Ya hace años, Chávez, el dictador venezolano gritaba ante la turba. “Yo no me pertenezco, soy del pueblo. Amor con amor se paga…”. ¿No ha dicho lo mismo exactamente el mexicano, líder de MORENA, gemelo retórico de quien, en su momento, se creyó el heredero de Simón Bolívar? Paso por alto su descarado plagio. Lo preocupante es que, día con día, la mente del “Mesías tropical”, como le llamó Enrique Krauze, se degrada hasta el punto de que en cualquier situación frustrante o traumática –crítica mediática, protestas callejeras– no deja de asomarse al pasado inmediato arrojando sobre este culpas, las tenga o no. Simplemente se trata de lanzar escupitajos a una realidad que no sigue el curso de sus expectativas narcisistas. Se trata de una fijación que se mantiene inalterable, de una insistencia que no tiene más término que su retiro o su muerte. Una fijación asociada a una vuelta a la infancia que va del ‘fuchi guácala’ para interpelar el crimen organizado, al ‘fuchi caca’ en plena consumación de un infantilismo patético.
¿Habrá advertido el presidente lo que esto significa? ¿O pensará que es gracioso? ¿Eso es lo extraordinario como afirma el lisonjero Epigmenio Ibarra, la indiferencia ante la violencia contra la mujer? Y mientras esto ocurre, los padres de los niños con cáncer padecen el desabasto de medicamentos, al igual que las mujeres con cáncer de mama, las que han perdido el refugio para huir de la violencia intrafamiliar. El machismo de ese hombre será su ruina.
¿Qué hacer en esta crisis política? ¿Abandonarse al escarnio, a la burla de quienes ya le apodan “El cacas”? ¿O resistir tales despropósitos solidarizándonos con los dolientes? Opto por lo segundo. A fin de cuentas, la historia juzgará a este hombre incorregible que, creyendo hacer el bien, nos condena al abismo, verdadero destino de la mal llamada 4T.
* * *
Un día le pregunté a Hugo Gutiérrez Vega, amigo y maestro, simpatizante del tabasqueño, qué era lo que más le dolía de esta humanidad. “Los niños y las mujeres”, respondió. ¿Qué estará pensando de todo esto?


Igualdad de derechos y no a la violencia.  José Woldenberg.

04 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

El Universal, 3-Marzo-2020
https://www.eluniversal.com.mx/opinion/jose-woldenberg/igualdad-de-derechos-y-no-la-violencia

Todo parece indicar que la marcha programada para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, será masiva y maciza, y el paro del día siguiente tendrá un impacto que ni las promotoras originales soñaron. Ello se debe al justo reclamo para que cese el hostigamiento, el acoso, el maltrato y la violencia contra las mujeres y a la respuesta insensible del Presidente que se convirtió en un aguijón que multiplicó el enojo.

El potente movimiento feminista de hoy se asienta en los avances alcanzados por sus predecesoras y los disparadores de lo que estamos viviendo, aquí y en buena parte del mundo, tiene que ver con dos graves y sensibles temas: el abuso sexual en sus muy distintas modalidades y en particular con la violencia criminal contra las mujeres.

Lo primero tiene que ver con una cultura machista que asigna roles no solo diferenciados a hombres y mujeres, sino que subraya la subordinación de las segundas a los primeros. Ello se ha estado carcomiendo paulatinamente gracias a la incorporación de las mujeres al trabajo asalariado, al incremento de la escolaridad femenil y a la revolución que supuso el uso de métodos anticonceptivos que logró escindir el placer de la reproducción. Esos procesos son el piso firme sobre el que se levanta la exigencia de un trato digno, entre iguales, en todo aquello que tiene que ver con la sexualidad.

La violencia física, como forma específica, que supone desde agresiones recurrentes hasta asesinatos nefandos, ha sido entre nosotros el disparador de la rabia y la movilización de miles de mujeres que de manera estricta y contunde claman por un “ya basta” con sentido de emergencia. No sabemos si ese tipo de violencia se ha incrementado (porque en el pasado se le escondía más que ahora, con vergüenza y furia, porque buena parte se producía en el seno de las familias, supuestamente un espacio de cobijo y protección), pero lo cierto es que hoy tiene una mayor visibilidad y una mucho menor tolerancia social. Esos dos nuevos fenómenos (la visibilidad y la intolerancia ante la violencia) posibilitan dar un vuelco epocal en esa materia.

Las movilizaciones actuales son herederas legítimas del feminismo primero que reivindicó la igualdad entre hombres y mujeres, de las luchas de las sufragistas que lograron el voto y los derechos políticos, de quienes plantearon que no podían darse exclusiones de la educación por adscripción de género, de aquellas que idearon y batallaron por estancias infantiles, de quienes diseñaron las “cuotas de género” para abrir espacios antes vedados. Es decir, la ola que presenciamos está montada en los documentados avances del movimiento feminista del siglo XX que puede observarse en la evolución de la matrícula universitaria o en los cargos públicos que ocupan (en 1900 las mujeres solo podían votar en un país: Nueva Zelanda, S. Pinker, En defensa de la ilustración) o en el porcentaje de mujeres que laboran en las distintas ramas de producción y servicios. Se trata de un largo y azaroso proceso, demasiado lento quizá, inconcluso, que ha vendido igualando condiciones desde las cuales hoy la exigencia de las mujeres multiplica su voz.

Y hasta donde alcanzo a ver, en dos grandes campos se están forjando magnos consensos que pueden ser la plataforma para robustecer relaciones de equidad y trato justo: la igualdad de derechos y la intolerancia absoluta contra la violencia. Solo desde el machismo inercial y caricaturesco o desde la excentricidad extrema se pueden escuchar voces contrarias a esas prescripciones. Por supuesto una cosa es aceptarlas y reivindicarlas de manera retórica y otra hacerlas realidad, pero el acuerdo en lo básico puede generar políticas, programas, disposiciones normativas y por supuesto cambios culturales que los hagan realidad. De hecho, está sucediendo.

Otro campo es el de los derechos sexuales y reproductivos donde persisten abismales diferencias, y en el que habrá que seguir dando la pelea para asentar que la decisión de las mujeres debe primar sobre imposiciones y prejuicios de todo tipo.

Profesor de la UNAM

Woldenberg, la mirada del sociólogo de la UNAM sobre el paro femenino

La mirada del sociólogo de la UNAM busca generar un saber o conocimiento que permita entender el complejo fenómeno social y a partir de ahí tratar de revertirlo, como ha venido sucediendo.
El sociólogo intelectual no hace la guerra ideológica entre los bandos, trata de entender y explicar los hechos sociales, con más o menos fortuna.
Y genera otra actitud crítica y abre horizontes.
–Igualdad civil y contra la violencia de género.
Pienso, cordialmente. Q, Presidentes, 4-III-2020.

La voz del sociólogo de la UAQ, Mendoza Zaragoza: “Conversos”, La Política y la Ciencia… Liga: https://youtu.be/jxC5o3nwFus


EN DO MAYOR.

03 Mar 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

DEL #Me Too México a #UN DÍA SIN MUJERES, PARO NACIONAL.
Y así les fue aquel mediados de marzo del 2019, cuando las mujeres que vieron el programa se encargaron de que sus reclamos volaran en las alas del pajarito azul de tuiter y llegaran al destinatario: Leo Zuckerman, quien junto a Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín, Javier Tello, abordaron temas extremadamente sensibles para la mujer, como si de dar una noticia más de la semana se tratara. ¿Por qué se atrevían a hablar de delicados asuntos para la mujer, sin tener entre sus invitados a ninguna figura femenina? Cuál “sesudos” conocedores esos hombres que analizan cuestiones políticas, de finanzas y algunas que otra pinceladas de cultura, quisieron definir en una hora un complejo movimiento que ha tomado su propio impulso en los últimos años. Los reclamos fueron precisos : “No intenten definirnos desde su óptica y desde sus privilegios del poder machista… Si es un debate entre hombres hablen de su derecho a hacerse la vasectomía…hablen sobre su machismo…hablen de los acosos que hay al interior de su empresa…”.
Y es que ¡Ah… nada mejor que presumir nuestra buena vista, mostrando lo que está lejos de nosotros para escamotear u omitir lo que está adentro!

Calladitos, sin más, ante ese reclamo en las redes sociales que les demandaron a abordar de forma abierta algunas de las prácticas que había -¿ o debo decir aún hay? – al interior de la empresa, llevó a televisa a poner sus barbas a remojar. Porque gracias a ese movimiento del #MeTooMéxico que, con todo y sus excesos y confusiones, fue determinante para abrir foro a las miles de voces femeninas que hoy se manifiestan y exponen lo que antes permaneció oculto: “la empresa televisa invitaba a sus actrices a cenas para tener relaciones sexuales con publicistas y las promocionaba en un catálogo a sus ejecutivos a cambio de grandes sumas de dinero”. Silencio de la empresa. Silencio de todos. Y a partir de entonces, sea por convencimiento o conveniencia , han venido abriendo mesas de debate , ahora si invitando a mujeres. Hoy se abren con tiento y cuidado a lo que nunca antes pasó por su mente abordar. Hoy si hablan y muestran interés por saber hacía dónde vamos las mujeres con este movimiento. Hoy se interesan por las cifras de muertas. Se interesan por los feminicidios.
Sea genuino o no este interés; sea por fines de rentabilidad que les da abordar el tema, de todos modos, enhorabuena su abordaje. Si esto sirve para resignificar el sentido y responsabilidad que la empresa tiene con el porcentaje de la población que todavía nutre su criterio y se orienta con los programas televisivos , pues bienvenidos. Hay una deuda con la población: regular sus programas de concursos infantiles. Ver a niños rodeados de adultos y de estrellas que, ante sus pequeños ojos toman por modelos a seguir, es de cuestionarse. Bienvenido el cambio para que también las madres de esos niños reflexionen en la utilización que hacen de sus propios hijos. Y sirva de reflexión también para las mujeres que aceptan ese tramposo juego de la imagen perfecta, sometiéndose a verdaderos y tortuosos tratamientos estéticos, con tal de figurar en escenarios que demandan determinados estereotipos .
¿Y TV Azteca de Salinas Pliego qué dice a esto?¿Qué dice sobre este movimiento de mujeres? ¿Cuál ha sido o es su pronunciamiento? ¿Qué dice el hombre que , como buen empresario oportunista , cuidadoso de su imagen de “ buen samaritano” llena los activos de su empresa con contenidos vulgares dirigidos a las masas. Programas montados con personajes que pasan por comunes y corrientes, pero que, en realidad, son contratados para que participen en ellos. ¿Qué le dice a Salinas Pliego su buena conciencia?
RESISTENCIA FEMENINA, EL GRAN RETO.
Sea lo que sea, a este movimiento femenino ya nada lo para. Porque el reclamo es justo y , sobre todo, necesario. Los limites del horror han rebasado toda comprensión de lo humano. Las vidas, el sufrimiento que está cobrando la impunidad, el sistema asentado sobre el patriarcal machismo, tiene que detener su impulso salvaje y depredador.
Pasado este día del gran Paro Nacional ya nos tocará a las mujeres reflexionar y estructurar propuestas concretas. Por hoy, tenemos que poner un alto a los secuestros y feminicidios. Una exigencia a las autoridades para que no permanezca esa opacidad , esa indiferencia hasta hoy mostrada. Vendrán luego los acomodos, las leyes que apliquen la equidad, la implementación de programas a través de políticas públicas que den garantías y reconozcan nuestros derechos y justas demandas. Vendrán luego los acomodos de una nueva forma de relacionarnos como sociedad, sin anularnos unos a otros. Vendrá eso y más.
Por hoy, el que muchos hombres estén dispuestos a reflexionar, a debatir , sobre el machismo y sus afectaciones (tanto para hombres y mujeres) habla de un gran paso. ¿El reto?: No desistir las mujeres en esta ruptura de inercias que ha cobrado tantas víctimas, ¿no es así , Niniane?
CON TODO RESPETO SEÑOR PRESIDENTE.
Ya podrá decir el Presidente todo lo que quiera y mande de este movimiento. Ya nos podrá decir conservadoras, neoliberales y hasta machuchonas (como dicen en su tierra) ,pero que no nos “cuque” ¿verdad, Niniane?. Porque las mujeres estamos dolidas y muy enojadas. Y, en el caso de mi tierra, también tenemos nuestros dichos. Que se deje de mitotes, de mojigangadas. Que no sea tan calilludo o visionudo y se comporte con seriedad. Que deje de quitarnos méritos y capacidad de decisión a las mujeres de esta convocatoria del día 9 de marzo, surgida desde la parte más profunda de nuestro dolor acumulado y transformado hoy en indignación. Ya podrá decir lo que se le ocurra. Pero para que vea que hay quienes de buena Fe nos preocupamos por él, ojalá que algunos de sus cercanos le aconseje que cuide su salud y no ande comiendo a tajo y destajo. Se entiende que nuestra comida mexicana es una verdadera y suculenta tentación, pero a nuestra edad tenemos que cuidar índices de colesterol, triglicéridos. Y eso de ser jambado no ayuda a la salud. Con todo respeto.
Y que le recuerden que no somos tontas. Muchas mujeres coincidimos con él en una cosa que señala: que una gran parte de conservadores y derechosos se están subiendo a este movimiento del día 9 . Pero, ¿acaso él y los suyos no engañaron a todos con tal de conseguir el voto que les llevó dónde hoy están? ¿No prometieron el oro y el moro a sus votantes? ¿Nada le dice que Carmen Aristegui, Jesusa Rodríguez, Olga Sánchez Cordero entre otras mujeres de su partido y gabinete apoyan este movimiento? O ¿acaso también las toma como parte de una conspiración? Mal le viste estarse quejando y echando culpas, pero allá él. En todo caso, a nosotros las mujeres, nos favorece que se sumen a este movimiento todos, sean del partido o filiación política que sean. Porque independientemente de los intereses que tengan quienes hoy nos apoyan, hay en el fondo un reconocimiento a esta grave situación de asesinatos de mujeres. Y ese es la esencia que nos debe interesar.
Bienvenidas las voces masculinas que se suman y se pronuncian. Voces como la del respetable analista y académico Agustín Basave, quien en su columna en Proceso alude a la crisis de violencia y feminicidios. Comparto el párrafo : “ En unos cuantos días una madre es asesinada por un exesposo golpeador, una mujer es internada por algún imbécil en una cárcel de hombres y es violada, una joven es desollada por su novio y una niña de siete años es torturada y muerta. La infame constante de los feminicidios es la indefensión. Hombres que violentan mujeres aprovechando su fuerza y, peor aún, una cultura propicia y una estructura de poder solapadora. ¿No es eso una excrecencia machista que debemos combatir? No, por supuesto que no todos los hombres la producimos y menos­ lo somos, pero demasiados mexicanos la toleran. Todos debemos exigir el fin de semejante masacre. Y el presidente no puede escudarse en lo malo del pasado ajeno y lo bueno del propio. Cuando se esgrime como autoindulgencia, la biografía se agota” (Fin de la cita)
Bienvenidas también las voces como la del viejo experimentado político, don Diego Fernández de Cevallos, quien en su columna de Milenio, bajo el titulo de : “Malditas sirenas neoliberales y golpistas”, escribe: “ El “YA BASTA” de las mujeres denuncia la depravación que las ha convertido en objetos de odio, placer, tortura y muerte. Su dignidad, derechos y libertades están reconocidos y garantizados solamente en las leyes. En la vida diaria se les persigue con la más cobarde felonía. Por eso, gobernados y gobernantes debemos apoyar el grito de “un día sin nosotras”, y lograr soluciones prontas y efectivas que les permitan nacer, vivir y morir en paz. Sin eso, que es lo mínimo que merecen, México seguirá siendo un infierno para todos. La salud pública exige el respeto a la mujer, nonata, niña y adulta, de cualquier color, credo y posición social. La responsabilidad de acabar con esa depravación es de todos, y nadie está exento de corregir sus errores, por lo que resulta imperativo lograr UN MÉXICO SIN MENTIRAS, empezando porque usted, Presidente, deje atrás su narrativa —tan falsa como tramposa— que usa para eludir sus responsabilidades culpando de todo al “neoliberalismo”, que según sus palabras ya desterró. Se requieren soluciones de HOY para los problemas de HOY. ..” (fin de la cita)
Sobre este último apartado de don Diego Fernández de Cevallos no dudo que lo suyo, amén de su interés en el tema, una de sus hábiles jugada de carambola política. Pero, me quedo con su afortunado manifestación de señalamientos hacia lo que está sucediendo. Si el Presidente cree otra cosa, que le reclame a él . Por nuestra parte, Niniane y yo le decimos al que funge hoy como Presidente solamente de sus afines, que si él y sus corifeos no nos van a ayudar, no nos estorben. Porque las mujeres hemos despertado ya. Reclamamos nuestro lugar y demandamos el respeto que merecemos.
Dicho esto CON TODO RESPETO al señor Presidente.

dialogoqueretano.com

zaragozacisneros.jovita@gmail,com


Femenino-Masculino-Ciudadano

01 Mar 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin comentario »

Domingo primero de marzo. El espacio se mueve y el tiempo avanza inexorablemente.

Por supuesto que existen fuertes intereses económicos, políticos, sociales, históricos, de clase en el poder.

Huelga Sexual
LISÍSTRATA no se mueve ni el nueve / Aristófanes (año 411 a. C.)
Interpretación de Julio Hubard / Laberinto 872, 29-II-2020
Liga: https://www.milenio.com/cultura/laberinto/lisistrata-no-se-mueve-bichos-y-parientes?fbclid=IwAR3cUVhrObGo66p2dNPtXL9Y_m9Me2LC-jwn55bGb9h_JugQNPuGL6XLdGQ

–El plan: todas las mujeres de Gracia unidas para acabar con la violencia y la guerra entre Esparta y Atenas. Confiscan todos los dineros y los bienes que pudieran intercambiarse y los meten al templo de Atenas, en Acrópolis. Sin dinero ni comercio, la guerra se vuelve imposible; pero esa no es la parte más eficaz del plan: la genialidad de Lisístrata consiste en convencer a las mujeres de que, hasta que no firmen la paz, ningún hombre ha de hallar a alguna dispuesta a tener relaciones sexuales… Y por supuesto, la guerra se acaba.
Lisístrata: –Desatar el ejército / Deshacer el ejército.
–¿Cómo cambiar la enemistad por amistad?
–Cogiendo a los hombres, “si no de la mano, del palo”.
–La violencia y su organización, la guerra, ha sido el eje más persistente de la historia humana.
–En el mundo de los guerreros, las mujeres son objetos.
(Es la cosificación femenina por el macho y el sistema imperante).
Palabrero:
–Si las mujeres hacen la guerra, su guerra, sin duda legítima, ya estamos listos: entre dos guerras de todos contra todos, en la cual el otro es el enemigo identificado.
(Con mis saludos fraternos y mi agradecimiento a Julio Hubard, a quien siempre leo en Laberinto. Gracias). Q, domingo 1-III-2020.
–Que ni las putas van a trabajar el 9 de marzo. ¿Y las buenas esposas en casa? Perdón. Cordialmente.
–Huelga sexual pacífica un día, una semana, un mes…

La Jornada 26 y 27-II-2020, y Proceso 2261, 1-III-2020.

–¿El presidente activista López Obrador todavía cree que una vez dictadas sus órdenes mañaneras sobre esto y lo otro, éstas se cumplen sin contratiempos como él las pensó, las ordenó y quizá las soñó? Tal vez al activista político le falta aprender la política productiva en la práctica. Entre el decir las cosas y hacerlas como se planearon, hay un buen trecho de imponderables.

DIÁLOGO QUERETANO / SOLIDARIDAD
Femenina-Masculina-Ciudadana
Contra la Violencia de Género
Túyoélnosotros…

–¿Cómo expresar nuestra solidaridad femenina-masculina-ciudadana?
–¿Cómo participar y no quedarnos de simples espectadores?
–¿Podremos encontrarnos cara a cara con los otros diferentes?
–¿Cómo generar empatía y ganarse la voluntad de los otros nosotros?
–El paisaje que vemos es el mundo que hacemos.

De RLV:
–Estimado Julio, respecto a tus preguntas, te doy las respuestas que encuentro para mí. (No son respuestas a cada pregunta. No van en orden).
1. Asumiendo el compromiso personal de no ser candil de la calle y oscuridad en casa. Es decir, vivir cada encuentro con el cercano desde la legitimidad de él o la interlocutora.
2. La empatía tiene más probabilidades de generarse en la otra persona si escuchamos primero. El peor daño que nos estamos haciendo es creernos poseedores de la verdad y actuar en consecuencia.
3. Comparto contigo que el paisaje que vemos es el resultado del mundo que hemos creado. ¿Y cómo cambiarlo? La forma más concreta que he encontrado y que está ligada a la primera respuesta es que mi mundo cambia cuando cambio mi manera de interactuar con quien tengo frente a mí. ¿Y cómo cambio? Tres pasos: Identificando qué quiero conservar de esa relación, dejando de hacer lo que empeora las cosas y tercero, teniendo claro qué tipo de milagro quiero ayudar a construir.
4. Dejar de competir para colaborar e identificar lo diferente como valioso y complementario.
–Si después de #UnDíaSinNosotras mi conducta sigue igual, si sólo expreso mi entusiasmo y no cambio mi forma de actuar, no será un fracaso de ellas, será un gran fracaso personal que pone en evidencia mi propia insensibilidad e incapacidad de legitimar lo diferente.
Feliz domingo. (1-III-2020).

Estimado Rodolfo Loyola Vera:
–Gracias por enriquecer el diálogo colectivo abierto.
–Por supuesto que una parte del problema es personal, pero la otra parte fundamental es colectiva, social, política, histórica.
–¿Qué hacer en el ámbito socio-cultural frente a la gran problemática histórica del patriarcado, el machismo, la violencia de género, los feminicidios, las desigualdades e injusticias civiles, la libertad de los grandes monstruos económicos que anulan nuestras pequeñas libertades personales, la cosificación de las personas que hace el sistema?
–No lo sé.
–¿Qué nos podrá decir Edmundo en sus Jicotes que vienen? ¿Y Augusto Isla?
–¿Qué nos dicen los otros nosotros, amigos, conocidos y adversarios?
–¿Qué dicen las mujeres de #UnDíaSinNosotras?
–Por supuesto hay grandes intereses trasnacionales y culturales que sostienen estructuras, sistemas, modelos y creencias.
–¿Qué hacer frente al problema macro?
–¿Y la insensibilidad de Obrador, para achacar todo a sus enemigos identificados?
–No politizo la problemática. Sé que es política, económica y personal.
–¿Ya escucharon el audio sobre el tema de EMZ?
–Duro contra la Iglesia, el PAN y Tecate. Bien. ¿Ninguna mirada crítica hacia la insensibilidad del gobierno de AMLO?
Con mis saludos cordiales, Rodolfo y estimados todos.
Julio F.
Q, Presidentes, domingo 1-III-2020.
–Desde el viernes con un fuerte catarro en casa.

De Efraín Mendoza, La Política y la Ciencia, “Conversos”:
Liga: https://youtu.be/jxC5o3nwFus


SOLIDARIDADFemenina-Masculina-CiudadanaContra la Violencia de Género.

29 Feb 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin comentario »

“Los dos se desnudaron y se amaron, / porque las desnudeces enlazadas / saltan el tiempo y son invulnerables, / amar es desnudarse de los nombres…”
–Octavio Paz, “Piedra de sol”.

¿Cómo trascender la cultura patriarcal-machista?

Que acaso comienza en el amanecer de los tiempos, en nuestro caso, con la herencia indígena, española, católica, las cuatro transformaciones…
En la infancia, en la casa, la escuela, los medios de comunicación, la calle…

Estimados amigos ciudadanos todos:

Extiendo la invitación a solidarizarnos sin aspavientos con la protesta convocada por #UnDíaSinNosotras. / #IgualdadCivilLibertadCrítica / #ContraLaViolenciaDeGénero. Y otras luchas ciudadanas.

¿Cómo expresar nuestra solidaridad femenina-masculina-ciudadana?
¿Cómo participar y no quedarnos de simples espectadores?
¿Podremos encontrarnos cara a cara con los otros diferentes?

¿Es posible acordar un punto y una hora de encuentro el próximo lunes 9 de marzo 2020, para saludarnos y conversar, fecha que puede ser un parteaguas en la historia nacional del machismo interno? ¿En el jardín Zenea, en torno a la fuente, a las 12 del día?

Yo estaré allí, haciendo el ridículo, para expresar mi solidaridad. Por si alguien quiere ir a platicar. Gracias por su atención y sus críticas.

Se trata de una solidaridad personal y/o colectiva abierta y no cerrada, ciudadana y no partidista, femenina-masculina y no machista-feminista.
Con todo respeto, romper simulaciones e inercias, odios y partidismos.
¿Podremos encontrarnos, vernos la cara y platicar en el jardín?
¿Cómo generar empatía y ganarse la voluntad de los otros distintos?

Atentamente, Julio Figueroa.
Qro. Qro., febrero-marzo 2020.
juliofime@hotmail.com / Cel. 442-205-04-04.

CUSTODIA / Octavio Paz, “Ladera este”

SOLIDARIDAD CIUDADANA ABIERTA
#UnDíaSinNosotras / #IgualdadCivilLibertadCrítica / #ContraLaViolenciaDeGénero #Túyoélnosotros…
Qro. Qro., México, lunes 9 de marzo de 2020.

Personalmente expreso mi solidaridad ciudadana y extiendo mis saludos cordiales a los amigos y conocidos de todos los colores. Gracias por sus críticas y su atención:

Teresa García Gasca, Gilberto Herrera Ruiz, Rodolfo Loyola Vera, Martha Gloria Morales Garza, Blanca Gutiérrez Grageda, Marcela Ávila Eggleton, Luis Alberto Fernández García, Efraín Mendoza Zaragoza, Andrés Garrido del Toral, José Antonio Gurrea Colín, Rocío Ruiz, Cecilia Figueroa Velázquez, Juan Antonio Isla Estrada, Guadalupe Zárate Miguel, Augusto Isla Estrada, Edmundo González Llaca, Jovita Zaragoza Cisneros, Ana María Arias Servín, Arturo Marcial Padrón, Víctor López Jaramillo, Luis Durán, Germán Espino, Alejandra Lugosi, Sonia Medellín Vega, Mimí Garduño, Karina Seco, María Contreras, Carmen Gómez, Alicia Colchado, Bruna Pedemonte Sánchez, Gisela Sánchez, Alejandra Martínez Galán, Yalul Cruz Muñoz, Hernando Lozada, Adriana Rangel, Blanca León, Ignacio Loyola Vera, Sigifredo Soltero Alvídrez, Enrique Botello Montes, Augusto García Ramírez, Juan José Arreola, Alejandro Guillén, Ulises Murillo, Octavio Vado Grajales, Yolanda Elías Calles, Josefina Meza Espinoza, Virginia Rodríguez Rosales, Elizabeth Rangel, Arnulfo Moya, Jaime Mendoza Zaragoza, Laura Bárcenas, Patricia del Hoyo, Lourdes Fuentes Campuzano, Mónica Ezcurra Carrasco, Rodolfo Paulín, Francisco Ríos Agreda, Agustín Escobar Ledesma, Lourdes Prieto, Jessica Alkazar, Yez Montero, Cristian Martín Padilla, Carlos Campos, Mónica Zárate, Gilda Iliana Ríos Hinojosa, Carmen Consolación González Loyola, Nallely Hinojosa, Ari Santander, Esmeralda Cruz, Olga Cabañas, Rosa Alicia Tarín, Alejandra Henkel Tarín, Eugenia Rosa Zárate, Blanca Aguiñaga Melendez, Martha Rodríguez, Karol Zoe, Pao Moskeira, Paula Muñoz Inclán, Gonzalo Ruiz Posada, Pamela Siurob, Janet Ordoñez, Narda, Kyria, Jesús Flores, Richard Moon, Antonio Fosado, Andrés Estévez, Eric Pacheco, Sergio Arturo Venegas Alarcón, Alfredo Rodríguez, Marco Antonio Lara, Joaquín Córdova, Olin Olita de Mar, Karla Vázquez, Guadalupe Segovia Roldán, Maricruz Ocampo Guerrero… (Perdón por los nombres conocidos que olvido involuntariamente).

Sumar coincidencias y no restar diferencias (sin olvidar éstas, claro).
El primer enemigo está dentro de nosotros mismos.
¿Podremos encontrarnos con los otros nosotros?

La violencia de género y los feminicidios nos afectan a todos. Y el machismo igual se extiende en todos los ámbitos de la sociedad: la casa, la escuela, el trabajo, la calle, los medios de comunicación, el poder. Y los responsables somos todos: túyoélnosotros. Unos más, otros menos, según el poder. ¿Cómo trascendernos?

Qro. Qro., México, febrero-marzo 2020.