Caso El Colorado. ¿Inocente o culpable o montaje del poder? Parte 19

|




 

Peritaje forense del arma y la herida

242

Leyendo estas noches al señor de la Montaña, su enorme casa de citas, lo pensé y debo decirlo a la luz del día: agradezco al gobierno de Q el humilde salario que proporciona a este humilde palabrero.

243

¿Cómo servir a la comunidad donde vivimos desde distintas posiciones y funciones individuales y sociales? ¿Cuál es el denominador común que nos une a unos y a otros? ¿En qué punto nos separamos y en qué punto nos encontramos?

244

Dice el señor de la Montaña, en su primer libro de citas y ensayos sobre sí mismo, que por diversos medios se llega al mismo fin. ¿Cuál es el fin de todos? El fin… pero antes, en la diversidad está la personalidad. Y la pluralidad es riqueza.

245

Peritaje forense privado presentado ayer ante el Juez Sexto de Primera Instancia Penal por la defensa de José Miguel Urbina Franco. Según el análisis convincente del doctor Horacio Valero Cervantes (médico especialista en medicina legal con número de cédula 5771280 y especialista en criminalística con número de cédula 5771279), el arma punzocortante presentada por la Procuraduría del Estado en el caso del Tortillas no corresponde a la herida producida en el finado Cristian Shair Bringas Pérez. El dictamen ya es parte del expediente.

246

Dicho brutalmente por este palabrero. Conclusión ciudadana: el arma hechiza de la procuraduría hechiza no corresponde a la herida mortal del finado, cuya muerte es la única real y verdadera en esta realidad hechiza.

247

¿Todo el país es hechizo? ¿Vivimos una realidad hechiza? ¿La vida misma es hechiza?

248

Hechos, funcionarios, políticos y ciudadanos auténticos y hechizos vamos todos los días hacia el mismo fin: el fin de los días y la hora suprema de la vida en la verdad, el error y el engaño, diría en alguno de sus personales ensayos el señor de la Montaña: Michel de Montaigne.

249

No hay más pruebas contra el inculpado que la confesional bajo coacción en una detención y actuación ilegal.

250

El juez decide y la sociedad observa.

251

Yo no creo en el señor de arriba que dicen que lo ve y lo sabe todo; pero sí creo en la conciencia lúcida y dubitativa que trata de saber lo que sucede en el interior del hombre y alumbra los pasos.

252

No me preocupa decir lo que me ocupa: de todos modos he de morir. El francés de la Montaña me sostiene en su casa de citas.

253- Michel de Montaigne (1533-1592): –Todos los días van hacia la muerte y el último llega a ella… Príncipes y mendigos. Hay que quitar las máscaras a las personas y a las cosas… Dice Cicerón que filosofar es prepararse a morir. ¡Cuántos modos sorpresivos tiene la muerte! La muerte alcanza lo mismo al fugitivo y cobarde que al valiente. Puesto que es incierto el lugar en que la muerte nos espera, esperémosla en todas partes. Hemos venido a la Tierra para trabajar; ojalá que la muerte me sorprenda trabajando.

254-

La casa de citas del señor de la Montaña.

Julio Figueroa.

Qro. Qro., jueves 21-III-2013.

juliofime@hotmail.com

www.dialogoqueretano.com.mx










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario