Cambio de régimen político

|




DEBATE-PRESIDENCIAL_2018

No necesitamos esperar al resultado de las elecciones para avizorar un cambio radical en nuestro régimen político. Anteriormente teníamos un pluripartidismo con un partido mayoritario. Los representantes de todos los partidos estaban aglutinados y votaban en forma disciplinada. Los ciudadanos sabíamos a qué atenernos en las líneas políticas de los partidos. Estas elecciones han sido el entierro de las ideologías, en los frentes electorales hay partidos de dulce, chile y manteca. Esto significa que en el Congreso los diputados y senadores no votarán en bloque. En nuestra democracia la mayoría de las iniciativas legislativas provienen del Ejecutivo, quien enfrentará la división del Congreso y hasta dentro de su propio frente que lo apoyó. La dispersión será lo común y corriente. El país, sin consensos claros, debe aprestarse a vivir en una constante crisis política.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario